You are on page 1of 3

INTRODUCCIÓN

La pobreza en Paraguay se mantiene relativamen- te alta con respecto al promedio latinoamericano, no obstante
presenta una sistemática tendencia a la reducción. Esta tendencia –lenta durante la pri- mera década del siglo XXI– se
aceleró entre 2011 y 2013, llamando la atención de la comunidad aca- démica y poniendo en el centro del debate a las
razones del cambio de ritmo en la tendencia.

El sector rural concentra históricamente la mayor incidencia de la pobreza, especialmente la extre- ma. En 2013, el
23,8% de la población total se en- contraba en situación de pobreza. Esta cifra dis- minuye al 17,0% en el sector urbano,
pero se eleva al 33,8% en las áreas rurales. La pobreza extrema afecta al 10,1%, y se concentra nuevamente en el área
rural donde se ubica poco más del 70% de la población que sufre este problema. No obstante su importante
reducción en los últimos años, en el campo se ubica no solo la mayor pobreza de in- greso, sino también allí los
indicadores sociales y económicos presentan peores resultados.

Los datos relevados en esta investigación mues- tran que la reducción de la pobreza registrada a ni- vel nacional tiene
variaciones con respecto a hom- bres y mujeres. Los datos indican que la reciente (2011-2013) reducción de la pobreza
fue mayor en los hogares con jefatura masculina, pudiendo así iniciarse un proceso de feminización de la pobreza de
ingreso, sobre todo en el sector rural. En este sector, el 32,3% de los hogares con jefatura mascu- lina autodeclarada se
encuentran en situación de pobreza frente al 38,5% de los hogares con jefatura femenina autodeclarada y el 37,3% de los
hogares con jefatura femenina económica.

El documento analiza la pobreza de ingreso en el último año de la Encuesta de Hogares -2013- des- de un enfoque de
género, con un particular énfasis en la situación del trabajo. El mercado laboral ad- quiere relevancia al tratarse de
pobreza de ingreso, ya que la fuerza de trabajo es el factor de produc- ción, principal cuando no único, con que cuenta
la mayoría de las personas, especialmente las que se encuentran en situación de pobreza. La mayor parte de los ingresos
se deriva del trabajo remu- nerado. Las características del empleo inciden de manera directa en los riesgos de caer en la
pobreza y en la posibilidad de movilidad social.

El estudio de la pobreza de ingreso a partir del mercado laboral da cuenta de los obstáculos que enfrentan las personas
adultas y, en este caso, es- pecíficamente las mujeres. El acceso a un trabajo remunerado de calidad es el medio para
construir una trayectoria laboral que garantice una vida dig- na no sólo en la etapa productiva, sino también en la vejez a
partir de su inclusión en un sistema de seguridad social.

Al analizar el trabajo, el presente estudio también intenta construir algunas hipótesis acerca del tra- bajo doméstico no
remunerado y de cuidado rea- lizado al interior de los hogares a partir del análisis de algunas variables de las encuestas
de hogares. La mayor limitación en este sentido es la ausen- cia de encuestas de uso del tiempo. Paraguay es uno de los
pocos países de América Latina que no cuenta con este instrumento, fundamental para entender uno de los obstáculos
principales para la autonomía de las mujeres.

El objetivo de este trabajo es explorar la situación de pobreza actual en el Paraguay desde un enfo- que de género con el
fin de presentar hipótesis que permitan profundizar el análisis en futuras inves- tigaciones. El trabajo se divide en cuatro
capítulos. El primero presenta brevemente el marco concep- tual a partir del cual se analiza la información es- tadística
presentada en los dos siguientes capítu- los. Estos capítulos, utilizando principalmente la última encuesta de hogares
(2013) y la Encuesta de Ingreso y Gasto (2013), exploran los factores asociados a la pobreza de ingreso, particularmen-
te los relativos al mercado laboral, y sus posibles efectos diferenciados entre hombres y mujeres.