You are on page 1of 1

Protocolo Colleman

Infiltración de la zona donante:
Mediante una jeringa con una aguja de insulina, se inyecta una pequeña cantidad de Lidocaina. Con una hoja
de bisturí del nº 11, se efectúa una incisión de unos 3 mm por el pliegue del ombligo. Conectando una jeringa
de 20 cc a la cánula, se procede a la infiltración con una solución de suero Ringer que facilita la extracción,
asegurando la vitalidad del tejido graso extraído.

Extracción del tejido graso mediante aspiración con jeringa:
Se introduce la cánula de aspiración Coleman, por la misma incisión y efectuamos la aspiración manera
uniforme, lenta con la jeringa de 10 cc. Debe repetirse esta maniobra hasta conseguir extraer el número de
jeringas que sean necesarias.

Centrifugado:

Se introducirá los cuerpos de las jeringas de 10cc (sin los émbolos), con sus respectivos tapones Luer-Lock, en
los tubos estériles de la centrifugadora.Se centrifuga 3000rpm por 3min. Se separara en 3 niveles, solo se
conserva el del medio. Se coloca la grasa centrifugada a jeringas de 1cc

Anestesia local de la zona receptora:
Se coloca la anestesia a una distancia de la zona a tratar, para evitar que la deformación de los tejidos
producida por la infiltración anestésica,a través incisiones de 1mm se introducice las Cánulas de
Lipoestructura. El material graso a injertar debe ser inyectado durante el movimiento de salida de la cánula. no
deben inyectarse más de 0,1 ml El tejido graso purificado puede ser depositado en el tejido muscular o en el
panículo graso subcutáneo, a cualquier nivel o profundidad.