You are on page 1of 6

UNIVERSIDAD AUTONOMA DE CIUDAD JUAREZ.

ERICKA JAQUELINE ZAMORA CONTRERAS

170537

PRINCIPIOS BASICOS DE ADMINISTRACION.

COMO GANAR
AMIGOS E
INFLUIR SOBRE
LAS PERSONAS.
ENSAYO.
En el presente se hablará acerca de las técnicas fundamentales que Dale Carnegie les dio a
las relaciones humanas para llegar al éxito, y que algunos de los empresarios más grandes
del mundo, utilizaron dichas técnicas para llegar a alcanzar la fama y el éxito que hoy en día
tienen. En el plasmo las técnicas fundamentales para llegar acercarnos al prójimo, que si
ponemos en práctica tal y como el libro lo describe se llega a lograr con éxito, y los resultados
de ello son los testimonios de los famosos empresarios que están en la cima de las personas
más exitosas del mundo. Basándose en algunas reglas Carnegie se dirige hacia el lector
mencionando que el seguimiento de ellas es importante para la construcción de las relaciones
humanas, y fundamental. La primera de estas es la regla: “No critique, no condene ni se
queje” dando testimonios del por qué hacer esto es malo ya que afecta a la construcción de
una relación humana, si se dan críticas o quejas negativas es base a ello que se fomentara su
vínculo con dicha persona, por eso es importante seguir cada una de estas reglas con
disciplina. La regla numero dos: “Demuestre aprecio honrado y sincero” la base de toda
relación es ser sincero, sin adulaciones falsas si no es lo que queremos recibir a cambio,
debemos analizar qué es lo que a nosotros nos gustaría que nos demostraran para poder tratar
a una persona de esa manera siempre con honestidad, ya que en algún momento la verdad
siempre llega a salir de su escondite. En la regla número tres: “Despierte en los demás un
deseo vehemente” es analizar que le gusta a la otra persona, que le gustaría, sus intereses para
poder despertar ese deseo, en lugar de pensar en lo que a nosotros nos gustaría que la otra
persona hiciera por nosotros, o que nos dijera, debe ser lo contrario al principio de toda
relación de sebe analizar este punto, desde nuestra perspectiva pensar en lo que nos gustaría
que nos hablaran, para así poder llegar a la regla número tres. En la segunda parte del libro
de Carnegie nos habla de cómo poder agradarle a los demás, y también nos da una serie de
reglas que se pueden relacionar con las reglas anteriores, la primera de ellas es: “Interésese
sinceramente por los demás” la sinceridad es un valor que demuestra la personalidad de la
persona, es una base fundamental para cualquier relación humana, es lo que todo ser humano
desea del prójimo interés sincero, así se puede llegar a agradar a los demás, y ayuda a
construir vínculos con la persona. La regla número dos de la segunda parte es “Sonría”
¿Simplemente sonreír? Si así es, una sonrisa puede cambiarlo todo, una persona que tuvo un
mal día no sonríe constantemente por lo cual puede mostrar actitudes negativas o perjudicial
al momento de relacionarse con otra persona en la vida cotidiana, en cambio al ver a una
persona que sonríe muestra actitudes positivas, te hacen querer sonreír, y muestra que tiene
optimismo, y que debe ser una persona simpática al momento de relacionarse con una persona
ayudara este factor. La regla número tres de esta parte es: “Recuerde que, para toda persona,
su nombre es el sonido más dulce y primordial en cualquier idioma” memorizar el nombre
de toda persona que conocemos a veces no es una tarea fácil, pero es un gesto que toda
persona aprecia al momento de volver a encontrar a una persona y recordar su nombre, le
muestra la importancia que usted le da a la relación o a su vínculo con ella. La regla número
cuatro es: “Sea un buen oyente. Anime a los demás que hablen de sí mismos” esta regla es
muy importante con ella, se puede forjar cualquier tipo de relación humana, a todos los
humanos nos interesa que nos escuchen, nos importa hablar de nosotros mismos, y que
alguien se sienta interesado en oír lo que tenemos que decir. La regla número cinco: “Hable
siempre de lo que interese a los demás” se debe instruir de lo que la otra persona quiere, de
lo que le interesa para poder hablar sobre eso, y que el tema de conversación sea
animadamente, establecer un vínculo sincero con la persona es el objetivo. La regla número
seis: “Haga que la otra persona se sienta importante, y hágalo sinceramente” bien dicen que
cuando hacemos las cosas sinceramente, o de corazón nos hace sentir mejor con nosotros
mismos, y ayuda a nuestro desarrollo como persona, hacer que la otra persona se sienta
importante en nuestra vida o incluso solo importante nos ayuda a fomentar ese vínculo o
relación que tenemos con ella, así es como se llegan a hacer “amigos del alma” o “mejores
amigos” en nuestra época “best friends” (mejores amigos en español). La siguiente parte es
las técnicas que Carnegie plasmo en reglas para que los demás piensen como uno mismo. La
primera regla es: “La única forma de salir ganando una discusión es evitándola” bien sabemos
que las relaciones humanas tienen sus subidas y bajadas como una montaña rusa, siempre
habrá cosas en las que no todos pensemos de la misma manera, la discusión son palabras
negativas que se hacen entre dos personas o más la finalidad es que uno tenga la razón, o
darle la razón así es como se gana una discusión, pero también evitándola que es la manera
más viable, ya que las discusiones son negativas, destruyen las relaciones humanas, o solo
las llegan a afectar. La segunda regla es: “Demuestre respeto por las opiniones ajenas” el
respeto es un valor que muestra la educación que tiene la persona, se debe considerar que no
todas las personas pensamos igual, por lo que no necesariamente el prójimo debe pensar igual
que usted, se debe solo respetar la opinión ajena del prójimo, si nosotros queremos respeto
tenemos que dar para recibir. La regla número tres: “Si usted está equivocado admítalo rápido
y enfáticamente” para las personas es difícil ver un error cuando el que lo cometió fue la
misma persona, por ello si usted analizo y se dio cuenta de un error, es mejor admitirlo, y
pedir disculpas, el orgullo es un factor que nos puede impedir admitir el error no se vea
comprometido con él, es más favorable admitir el error nos habla de la madurez que tiene
como persona, y al admitir el error usted llegara a crecer como persona. La regla número
cuatro de esta parte es: “Empiece de forma amigable” siempre es bueno ver una cara
amigable, o una actitud positiva de esta manera el prójimo sabrá que usted es una persona
optimista, y positiva en la vida todos necesitamos a una persona que sea optimista para
recordarnos por qué seguimos avanzando, porque la vida no se acaba cuando un ser cercano
fallece, o cuando se termina una relación amorosa, esas personas son las que ayudan a dar un
empujón a las personas, y se forjar una relación bastante unida. La regla número cinco:
“Consiga que la otra persona diga que si inmediatamente” para que esto se pueda lograr la
persona debe conocer lo que la persona necesita, sus problemas, hacerle preguntas puede
ayudar a lograr esto, alentar a mostrar las ideas es una forma que puede funcionar a que se
consiga está el sí. La regla número seis: “Permita que la otra persona sea la que más hable”
a los seres humanos nos encanta ser escuchados, y algunos hablamos hasta por los codos, así
que, si usted quiere que una relación se construya con buena estructura sin poder derrumbarse
con simples discusiones o caídas, conceda la palabra y solo escuche lo que la otra persona
tiene que decir, ayudara favorablemente. La regla número siete: “Permita que la otra persona
sienta que la idea es de ella” a pesar de algunas cosas a los seres humanos nos gusta que nos
traten como personas inteligentes, si la otra persona dio una idea, y usted el desarrollo de
mejor manera siempre recuérdele que la idea fue de ella, o hágale pensar eso en dado caso
sea contrario ya que le hará sentirse importante y útil. ¿A qué ser humano no le gusta sentirse
útil? A ninguno, todos alguna vez lo hemos pensando, o lo hemos sentido. La regla número
ocho: “Tratar de ver desde el punto de vista de la otra persona” es importante que como
decían en épocas anteriores “nos pongamos en los zapatos de la otra persona” por lo tanto
nos podemos dar cuenta cómo piensa la otra persona, porque le surgió esa idea, o porque
tiene ese tipo de pensamiento, es favorable para la incrementar su vínculo. La regla número
nueve: “Muestre simpatía por las ideas y deseos de la otra persona” el ver siempre una actitud
positiva por las ideas o los intereses que tenga otra persona los alienta a proyectar esas ideas
o esos deseos, así es como gente exitosa está en la cima, gracias a que una persona mostro
simpatía por su idea, ayuda a que ella la desarrolle, esto ha ayudado al desarrollo de
tecnología, a innovaciones en las empresas en lo que lo relaciono desde mi punto de vista
seria en el ámbito empresarial, y en el desarrollo de la tecnología globalmente. La regla
número diez: “Apele a los motivos más nobles” por lo general la gente tiene dos razones para
hacer una cosa, una razón que parece buena y digna, y la otra verdadera razón es necesario
dar a conocerlas, hablando sinceramente la gente se entiende, o por lo menos tratan de
entender, apelar a esos motivos, es una buena manera. La regla número once: “Dramatice sus
ideas” el éxito del mensaje se cifra en la forma en que se presenta una idea y en la capacidad
para atraer la atención de las personas, no son suficientes solo palabras hay que demostrar
con gestos y actos nuestras ideas para intentar plasmarlas. La regla número doce: “Lance con
tacto, un reto amable” los retos nos ayudan a el desarrollo en el crecimiento de persona,
lanzar un reto amable con tacto es una buena manera de fijar metas para ambas personas en
su relación ya que se ayudan mutuamente a superar esos retos, y los hace sentir de una buena
manera. La siguiente parte y última parte es para ser un líder e influir sobre los otros. La
primera regla de esta parte es: “Empiece con un elogio y un aprecio sincero” a las personas
nos gusta que nos elogien, y más si lo hacen de manera sincera, una persona que te elogia es
a la que inmediatamente vas a tratar de hacer lo que ella planee o tratar de también caerle
bien ya que ese tipo de persona es el que cada humano necesita en su círculo social. La
segunda regla es: “Llame indirectamente la atención sobre los errores de los demás” de
alguna manera es mejor corregir a una persona indirectamente que hacerlo directamente ya
que se puede mal interpretar de mala manera por lo que indirectamente solo le ayudaras a
que admite su error, y le ayudes a la persona de forma favorable. La tercera regla es: “Hable
de sus propios errores antes de criticar a los demás” es ayudar a admitir los errores a la otra
persona cuando aceptamos los nuestros y lo demostramos así el prójimo tendrá la valentía
para aceptar los de él. La cuarta regla es: “Haga preguntas en vez de dar órdenes” a los seres
humanos nos gusta ser cuestionados, en vez de que nos den órdenes, al darnos ordenes nos
hacen sentir como inferiores a la persona que nos dio órdenes, es mejor hacer preguntas en
vez de dar órdenes. No es lo mismo a ¿Puedes traerme este papeleo para el viernes a mi
oficina, por favor?, a “Tráeme este papeleo el viernes sin ninguna excusa” la manera en la
que nos comunicamos también dice como somos. La quinta regla es: “Permita que la otra
persona salve su propio prestigio” para algunas personas el prestigio es importante, lo que
piensen de la persona, y lo que el piense de uno mismo, dejar que la persona se dé cuenta de
lo que ella vale, y sus cualidades habla de lo bien que usted intenta forjar su vínculo con esa
persona, y es lo que un líder debe lograr. La sexta regla es: “Elogie el más pequeño proceso,
y además el progreso” al reducir las críticas y aumentar el elogio se refuerza lo bueno que la
gente hace, y se disminuye las cosas que le salen mal, es una manera positiva de forjar una
relación. La séptima regla es: “Atribuya a la otra persona una buena reputación para que se
interese en mantenerla” darle a la gente una reputación buena es como darle un oso a un niño
querrá mantenerlo por siempre por lo tanto darle eso ayuda a que quiera mantenerlo de esa
manera. La octava regla es: “Aliente a la otra persona. Haga que los errores parezcan fáciles
de corregir” alentar a una persona es animar a una persona para eso tienes que sacar tiempo
para escucharla, empatizar con la situación que atraviesa, y ayudarle para que vea las cosas
desde una perspectiva diferente en este caso hacer que los errores parezcan fáciles de corregir.
La novena regla y ultima es: “Procura que la otra persona se sienta satisfecha de hacer lo que
usted quiere” mostrarle los intereses que ella puede obtener o que juntos pueden obtener de
ello hará que la persona se sienta satisfecha al sugerirle el hacer algo, y cuando lo llegue a
hacer. La conclusión es que el testimonio de personas que está plasmado en el libro en
distintas épocas, y lugares de todo el mundo es una manera que constituye que tiene que
comprender del uno del otro los beneficios que se otorgan en el libro ponerlos en práctica
con sinceridad y mesura seguramente mejorarían las relaciones personales y, en
consecuencia, ayudarían al progreso de las instituciones, las organizaciones, y en todo el
ámbito que tengan incluido las relaciones humanas.

Bibliografía: Dale Carnegie “COMO GANAR AMIGOS E


INFLUIR SOBRE LAS PERSONAS” (1936)