You are on page 1of 2

LA FELICIDAD ES UNA TAREA INTERIOR

John Powell
Resumen

2.- Debemos asumir la responsabilidad total de nuestra vida


A) Total responsabilidad de los actos: de respuestas emocionales, en todas las situaciones de la
vida.
• Sin embargo, la tendencia de la mayoría es a culpar. El crecimiento comienza donde
termina la inculpación. La responsabilidad es convertirse en dueño de sí mismo.
• ¿Qué es eso de "responsabilidad total”?
◦ Aceptemos que no somos completamente libres. Estamos programados desde la
infancia.
◦ Hemos practicado diferentes hábitos que disminuyen nuestra libertad de elección. 
◦ Algunas veces nos controla la inercia.
◦ La responsabilidad total no implica plena libertad.
◦ Responsabilidad total = Hay algo en mí que determina mis acciones y respuestas.
Lo externo puede estimular, pero no determinar.
• El Análisis Transaccional nos enseña que podemos decidir si el Padre, el Adulto o el
Niño, es quien toma el control.

B) Total responsabilidad de nuestras emociones o sentimientos:


•  Como adultos responsables podemos sentirlas en forma total y libre, y entonces decidir
cómo podemos expresarlas constructiva y maduramente.
•  La emoción es una percepción (mente) que da por resultado una reacción física (cuerpo).
Aunque no soy libre de controlar mi reacción, la percepción puede ser errónea,
distorsionada, etc. Si cuestiono y tal vez cambio mi percepción, mi respuesta emocional
también cambia.

C) Total responsabilidad en todas las situaciones de al vida:


•  ¿Ha notado alguna vez cómo reaccionan distintas personas ante un mismo individuo o
situación?
• La repetición se convierte en hábito y luego se hacen automáticos. Se oprime el botón y
se obtiene la respuesta. En este nivel culpamos a los otros o a las circunstancias.
• El inculpado se maneja por el mecanismo de proyección. El “dueño de sí” se pregunta:
¿Qué hay en mí?, ¿por qué hice…?, ¿qué percepción, actitud o hábito provocó…?. La
ganancia perdurable es saber lo que provoca nuestras reacciones.
• El inculpado pone una barrera de racionalización y proyección, entre él y la realidad. Lo
mismo que le sucede a un alcohólico. Es una nube de defensa del ego.
• “Estoy seguro que las dos piernas sobre las que debemos caminar por la vida son: la
aceptación gozosa de uno mismo, apreciación de la singularidad humana, y, la voluntad
de asumir la total responsabilidad de cada paso y tropiezo a lo largo del camino.

Práctica:
A) Escriba una carta de disculpa a todos sus inculpados favoritos (personas, grupos, situaciones,
cosas). Dígales que siente haberlos hecho sus chivos expiatorios. Acepte que fue un error
trasladarles la responsabilidad de sus respuestas. Asegúreles que de ahora en adelante usted va a
ser dueño.

B) Haga una lista de personas, situaciones y cosas difíciles, que probablemente vuelvan a
presentarse en su vida.
Con la técnica de la imaginación positiva, trate de visualizarse en su mente, como dueño, como
adulto, no como inculpador.

C) Recuerde y registre quiénes son buenos modelos de personas responsables de su vida.