You are on page 1of 2

GENEALOGÍA COLOMBIANA VOLUMEN I I JULIO CÉSAR GARCÍA VÁSQUEZ

1. Álvaro Uribe Vélez y su parentesco con con Fabio Ochoa


Restrepo y Otros

1.3 La Mafia busca el Poder

En 1977 se empezó a organizar “El Cartel de Medellín”, en ese momento solo


participaban los Ochoa y Pablo Escobar cada uno con los suyos. Este grupo
mafioso involucro como propósito y fundamento, algo más que una
organización mafiosa para enriquecerse al margen de la ley; está
organización estaba orientada por un proyecto político amplio, no solamente
para llegar al Congreso . De ese grupo debería salir el Presidente de la
República y una vez se tomaran el poder, la voluntad no era soltarlo, claras
expresiones de esto, estampó Fabio Ochoa Restrepo en la dedicación que le
puso de los dos lujosos tomos de su libro “Mi Vida en el Mundo de los
Caballos”, publicado en 1988, cuando escribió: “Para mi gran amigo Gonzalo,
El Mexicano, el hombre más berraco que tiene este país. Debía ser
presidente de por vida”. Mas adelante vuelve a tomar la pluma Fabio Ochoa
Restrepo para escribir “Alberto Uribe debía ser el Mi nistro de Agricultura de
por vida… su hijo Álvaro es otro exponente de talla presidencial y Santiago ni
se diga”.

En el libro “Mi Confesión Carlos Castaño Revela su Secretos” en el capítulo II,


expresa: “Los narcotraficantes siempre soñaron con el poder y Pablo siempre
quiso la presidencia. Ya no iba a ser presidente de Colombia pero si iba a
tener uno de él.”

Figura en el libro “Los Señores de la Guerra”, escrito por Gonzalo Duncan:

Pág. 265:
“Atrás quedaron los sueños de ESCOBAR de convertirse en pres idente de la
República y de los delirios alcohólicos de EL MEJICANO en que gritaba “a
mí o me matan o soy presidente de este país” (Castillo 1992). Había
quedado claro que en Colombia no existía la posibilidad de instaurar un
poder central alrededor de una figura visible directamente vinculada con el
contrabando de drogas. El camino al poder nacional, tanto en lo relativo a lo
político como a lo económico, dependía de la conquista de los espacios
locales para lo cual era indispensable garantizar dos factore s de dominio:
suficientes ingresos por narcotráfico para competir con los demás aspirantes
al poder y un aparato armado capaz de proteger el capital acumulado con el
negocio.”

En 1974, Álvaro Uribe Vélez (de talla presidencial según Fabio Ochoa
Restrepo), era un joven de apenas 22 años, estudiante de derecho y su
padre (que debería ser Ministro de Agricultura de por vida según Fabio Ochoa
Restrepo), era muy, pero muy cercano de Fabio Ochoa Restrepo, la cabeza
del Clan Ochoa, que con sus tres hijos hombre s Jorge Luis, Juan David y
Fabio, incluyendo a sus cuatro hijas mujeres Ángela, Martha Nieves, María,
Cristina y Fresia, buscaban continuar viviendo con las facilidades económicas
que les habían preparado sus antepasados, pero siendo Fabio Ochoa
Restrepo mas buena vida que juicioso trabajado r, la familia pasaba
dificultades económicas, entonces buscaron el dinero con la única diferencia
que no lo planeaban realizar por el camino licito, sino por el fácil que se les
apareció, cuando conocieron el enriquecimi ento enorme que con el trafico de

209
GENEALOGÍA COLOMBIANA VOLUMEN I I JULIO CÉSAR GARCÍA VÁSQUEZ

cocaína hacia los Estados Unidos, habían logrado previamente sus familiares
Fabio Restrepo Ochoa y Hernando Restrepo Ochoa.
Para 1980 la Revista For bes ya los clasificaba como la sexta familia más rica
del mundo.

Alberto Uribe Sierra, en 1974 mucho más pobre que Fabio Ochoa Restrepo ,
seguía paso a paso las iniciativas de su maestro Fabio.

210