You are on page 1of 7

Resumen realizado en el marco de la Oficina Jurídica por los Derechos Sociales

promovida por ATD Cuarto Mundo España

Interpretación del Comité Europeo de Derechos Sociales sobre:

DECISIÓN DE FONDO

Adopción: 5 de diciembre de 2007
Notificación: 4 de febrero de 2008
Publicación: 5 de junio de 2008

Presentada por: Movimiento Internacional ATD Cuarto Mundo.

Estado parte contra: Francia

Reclamación colectiva nº 33/2006

Alegaciones que sostiene ATD Cuarto Mundo que no respetan en ciertas
disposiciones de la legislación francesa o en la práctica no se adoptan y por
tanto la situación en Francia viola o está en contra de los artículos 16, 30 y 31
de la Carta Social Europea Revisada (en adelante, CSEr), solo o en
combinación con el Artículo E (cláusula de no discriminación).

ATD Cuarto Mundo aporta información práctica detallada y datos estadísticos
así como situaciones particulares de personas y familias de entidades locales
que tienen dificultades para que se les reconozcan derechos fundamentales.

Como cuestión preliminar de su análisis, deja constancia el Comité Europeo de
Derechos Sociales (en adelante, CEDS), que no es competente para tratar
directamente situaciones individuales o para dar cualquier apreciación o
medida cautelar al Gobierno Francés con respecto a ellos, al tratarse de un
procedimiento de naturaleza colectiva, y por tanto proceden a llevar a cabo una
valoración de situaciones de carácter general.

El carácter de la Reclamación para el CEDS versará sobre:

■ oferta insuficiente en cuanto a construcción de viviendas sociales en Francia.
■ ofertas de viviendas sociales en Francia poco asequibles, en particular para
colectivos más necesitados.
■ el procedimiento, forma o modalidades de asignar viviendas sociales a los
más necesitados.
■ fondos o soportes para el mantenimiento de la vivienda social.
■ remedios puestos en caso de demoras en las asignaciones de viviendas
sociales que tardan demasiado tiempo.
■ procedimientos para evitar la prevención de los desalojos y procesos una vez
se han producido éstos.
Resumen realizado en el marco de la Oficina Jurídica por los Derechos Sociales
promovida por ATD Cuarto Mundo España

FUENTES internacionales en las que se inspira el CEDS en su interpretación
del contenido de los derechos reconocidos en la Carta para esta Reclamación,
destacando que se hace eco de la idea de sistema global de derechos
humanos:

- Convenio Europeo de Derechos Humanos.

- Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales
de Naciones Unidas de 1966. En particular el Art. 11 Derecho a la
vivienda como parte del derecho a un nivel de vida adecuado (que
incluya alimentación, vestido, vivienda adecuada).

- Observaciones generales nº 4 (sobre vivienda) y 7 (sobre desalojos
forzosos) del Comité de Derechos Económicos, Sociales y
Culturales de Naciones Unidas.

- Acción desempeñada por el Relator especial de Naciones Unidas
sobre el derecho a una vivienda adecuada.

FUENTES propias de otras Decisiones de Fondo del CEDS y Conclusiones.

- Decisión de Fondo 4 de noviembre de 2003, Reclamación nº
13/2002, Autisme Europa contra Francia.

- Directrices sobre el acceso a la vivienda para los grupos vulnerables,
Comité de Ministros en su 995 ª reunión, punto 11 líneas de las
Directrices.

- Conclusiones 2003: Suecia, Francia.

- Declaración de Interpretación sobre el artículo 30.

- Conclusiones 2005: Noruega, Eslovenia.

► INTERPRETACIÓN (“jurisprudencia”) que efectúa el CEDS sobre el fondo
de la cuestión.

* Hay que mencionar que la interpretación (“sentencia”) dictada consecuencia
de este Reclamación está catalogada en la Base de Datos del Consejo de
Europa con un nivel de importancia 1, por el sentido, aclaración, concreción y
creación de “jurisprudencia” en cuanto a los artículos que examina y
obligaciones que compete a los Estados parte.
Resumen realizado en el marco de la Oficina Jurídica por los Derechos Sociales
promovida por ATD Cuarto Mundo España

A) Art. 31: Tras escuchar en audiencia y recibir las informaciones y
comunicaciones escritas de la organización reclamante y del Gobierno, en
primer lugar efectúa una interpretación del artículo 31 de la CSEr “Todos
tienen derecho a la vivienda”.

El alcance en cuanto a este derecho recuerda el CEDS, es que los Derechos
reconocidos en la CSE son derechos que deben tomar forma concreta y
efectiva, no sólo tomar forma teórica.

Establece una interpretación formulando una serie de obligaciones en cuanto al
derecho a la vivienda, por considerar que son esenciales para su observancia.
Por ello los Estados parte tienen la obligación de:

-Poner en marcha medios económicos, normativos, operacionales
capaces de avanzar realmente en los objetivos fijados en la Carta.
-Mantener estadísticas dignas para comparar necesidades, medios y
resultados.
-Verificar la efectividad de las estrategias adoptadas.
-Definir etapas y no posponer indefinidamente las interpretaciones.
-Prestar atención al impacto que sus decisiones tienen en todas las
categorías de persona involucradas, en particular en los más
vulnerables.

Así el CEDS sostiene que conforme al Art. 31 de la CSEr debe ser interpretado
en el sentido de la obligación que tienen los Estados partes no es solo de tomar
medidas e iniciativas jurídicas, sino también de dedicar recursos y organizar los
procedimientos para permitir el pleno ejercicio de los derechos reconocidos en
la Carta.

Deben esforzarse los Estados por lograr los objetivos en un plazo razonable a
costa de un progreso cuantificable y en cuanto a las estadísticas, solo tienen
sentido si permiten comparar los medios identificados con los resultados
obtenidos. Las estadísticas deben ser un requisito previo para el diseño e
implantación de una política de vivienda efectiva. A este respecto el CEDS
observa que el Gobierno no proporciona información estadística relevante, ni
parece se haga un control periódico de la efectividad de las estrategias
adoptadas.

También establece el CEDS que no se pueden posponer indefinidamente el
plazo de ejecución que las autoridades públicas se han fijado.

Es importante que las autoridades públicas estén particularmente atentos al
impacto de las decisiones que hayan tomado sobre grupos cuya vulnerabilidad
es mayor, especialmente en este caso las familias y las personas en situación
de exclusión o de la pobreza (R nº 13/2002 Autisme contra Francis).
Resumen realizado en el marco de la Oficina Jurídica por los Derechos Sociales
promovida por ATD Cuarto Mundo España

Art. 31.2: Sobre procedimientos de expulsión-desalojos y su implementación.

Sobre el desalojo recuerda su propia jurisprudencia en el sentido de que el
desalojo consiste en la privación de la vivienda ocupada por razones
relacionadas con la insolvencia o la ocupación ilícita (Conclusiones 2013,
Suecia). El Comité DESC destaca que el desarrollo de un proceso con las
debidas garantías es un aspecto esencial en relación a la ejecución de los
desalojos y esto guarda una relación directa con muchos de los derechos
reconocidos en los pactos internacionales de derechos humanos.

La protección jurídica de las personas objeto de amenaza de expulsión incluye:
la búsqueda de alternativas al desalojo, establecer un plazo razonable de
preaviso antes, la ley también debe prohibir el desalojo por la noche o durante
el invierno, establecer recursos legales, proporcional asistencia legal a quienes
necesiten una reparación legal y una ayuda económica a aquellos que no
dispongan de recursos. En suma, las garantías procesales son importantes en
la ejecución de los desahucios.

El CEDS observa que el sistema francés no proporciona garantías a las
personas que han sido desalojadas, para ser reubicadas, incluso cuando las
viviendas que se ven obligadas a abandonar no cumplen las condiciones
mínimas de habitabilidad, alargándose el tiempo.

Declara el CEDS que observa la falta de existencia de medidas financieras
para prevenir los desalojos.

También la escasa coordinación entre todos los actores involucrados en el
enfoque preventivo.

Por ello, concluye que había violación del Art. 31.2 de la CSEr por la aplicación
insatisfactoria de la legislación sobre prevención de los desalojos y por la falta
de mecanismos para proponer soluciones de reasentamiento a las familias
expulsadas.

Art. 31.3: Oferta de vivienda social a un precio asequible, y los
procedimientos para asignar viviendas a las personas más pobres.

El CEDS recuerda su jurisprudencia de lo que supone una vivienda asequible,
es decir, cuando el que la ocupa puede cubrir costos iniciales (garantía, alquiler
adelantado), la renta actual y otros costes (mantenimiento, administración),
durante un largo periodo de tiempo mientras se mantiene un nivel de vida
mínimo (Conclusiones 2003, Suecia), siendo los Estados los responsables de
tomar medidas para promover la construcción de vivienda sociales.

Aprecia el CEDS que no se ha establecido en Francia un mecanismo claro de
intervención para garantizar que se dé prioridad a la provisión de viviendas
Resumen realizado en el marco de la Oficina Jurídica por los Derechos Sociales
promovida por ATD Cuarto Mundo España

para los más desfavorecidos y que se incluya en programa la evaluación de las
necesidades de los más desfavorecidos.

La implementación de la política llevada no es en sí misma un paso suficiente y
los mecanismos de intervención existentes no garantizan la prioridad correcta a
los más desfavorecidos, en el sentido de que muy pocos hogares pobres
consiguen viviendas sociales y el tiempo promedio de espera es demasiado
largo.

Considera el CEDS que conceptos como “combinación social” que sirve de
base para rechazar la vivienda social, conduce a resultados discrecionales por
parte del que lo aplica.

El recurso legal encargado de examinar las solicitudes de espera se ha creado
en pocos municipios y no es suficientemente eficaz.

Tampoco se aplica en la práctica la competencia que tienen los Preceptos de
asignar una cuota de vivienda social a personas que la ley considerada
prioritarias.

El CEDS también sostiene las disfunciones del sistema de asignación de
viviendas sociales, por falta de transparencia en el procedimiento de
asignación.

Concluye que hay violación del Art. 31.3 de la CSEr.

B) Sobre Violación Art. 31 CSEr en combinación con el Art. E en razón de
discriminación.

Recuerda el CEDS que los desalojos de los romaníes y nómadas deben estar
justificados y llevados a cabo en condiciones que respeten la dignidad de las
personas afectadas, como ciudadanos del estado donde viven.

El CEDS toma nota de un informe en el que las prácticas discriminatorias en el
acceso a la vivienda se basan en la nacionalidad u origen de los solicitantes.

Toma nota de otra fuente sobre expulsiones y reacciones desproporcionadas
de las autoridades francesas a rumaníes de un barrio marginal donde vivían y
desplazadas con gran brutalidad, y concluye que no se han tenido en cuenta
las necesidades específicas, por lo que no han tenido en cuenta la situación de
vivienda de los viajeros.

Concluye que hay violación del Art. 31.3 de la CSEr combinada con el art. E.
Resumen realizado en el marco de la Oficina Jurídica por los Derechos Sociales
promovida por ATD Cuarto Mundo España

C) Sobre Violación del Art. 16 CSEr o en combinación con el Art. E

Art. E CSEr se pronuncia en el sentido siguiente:

“El disfrute de los derechos reconocidos en esta Carta debe garantizarse sin
distinción de ningún tipo, incluida la raza, el color, el sexo, el idioma, la religión,
la opinión política o cualquier otra opinión, extracción nacional u origen, social,
salud, pertenencia a una minoría nacional, nacimiento o cualquier otra
situación”.

El CEDS considera, con respecto a la reclamación de ATD Cuarto Mundo, que
su examen se considera superfluo después de la consideración sobre el Art.
31.

D) Sobre violación del Art. 30 de la CSEr

El CEDS considera que vivir en una situación de pobreza o exclusión social
socava contra la dignidad del ser humano. La pobreza se refiere al estado de
privación debido a la falta de recursos (Conclusiones 2005, Observación
interpretativa sobre el artículo 30).

Por su interés e importancia y por haberse inspirado el CEDS en las
Observaciones interpretativas al desarrollo del artículo 30 de la CSEr llevado a
cabo en el procedimientos de informes-conclusiones de 2003 es interesante la
clarificación que el CEDS hace en el sentido de que “vivir en situaciones de
pobreza y exclusión socava la dignidad del ser humano, y que se requiere que
los Estados Partes implementen el derecho a la protección contra la pobreza y
exclusión social a través de medidas para promover el acceso a los derechos
sociales fundamentales, incluido el empleo, la vivienda, la formación, la
educación, la cultura y la asistencia social y médica y las medidas en cuestión
no solo deberían centrarse en el fortalecimiento del acceso a los servicios
sociales, sino también en la “supervisión y aplicación, mejorando los
procedimientos en torno a los beneficios y servicios, así como a su gestión,
para proporcionar mejor información sobre los derechos sociales y los
beneficios y servicios relacionados, eliminar las barreras psicológicas y
socioculturales para acceder a los derechos y, de ser necesario, enfocarse de
manera muy precisa en los grupos y regiones más vulnerables”.

En suma el CEDS destaca que el acceso a los derechos sociales
fundamentales se examina en términos de la efectividad de las políticas,
medidas y acciones tomadas (Conclusiones 2005, Noruega).

Uno de los elementos principales de la estrategia para combatir la pobreza y la
exclusión social debe ser la provisión de recursos suficientes.

El CEDS en sus conclusiones además supervisa los métodos de definición
utilizados a nivel nacional, así como los principales datos disponibles.
Resumen realizado en el marco de la Oficina Jurídica por los Derechos Sociales
promovida por ATD Cuarto Mundo España

En suma concluye el CEDS que de las conclusiones del artículo 31 resulta
claro que la política de vivienda para los más pobres es inadecuada. Toma
nota de la falta de un enfoque coordinado para promover el acceso efectivo a
la vivienda para las personas en situación de exclusión social o pobreza, y
dicha situación constituye una violación del artículo 30.

E) Sobre Violación del Art. 30 CSEr o en combinación con el Art. E

Alegaciones de ATD Cuarto Mundo de que a las personas que viven en la
pobreza y que no son titulares de una cédula de identidad nacional, se les
niega su acceso a ella por falta de dirección y el efecto que conlleva que hace
difícil acceder a otros derechos sociales.

Concluye el CEDS por las razones expuestas en la conclusión del artículo 30
sobre la política de vivienda para los más pobres es inadecuada, y por la falta
de un enfoque coordinado para promover el acceso efectivo a la vivienda para
las personas en situación de exclusión social o pobreza o en situación de
riesgo, constituye una violación del artículo 30 CSEr tomada conjuntamente
con el Artículo E.

 Finalmente, por su importancia reproducimos algunos párrafos de la
Observación General núm. 4 del Comité de derechos económicos,
sociales y culturales de Naciones Unidas sobre vivienda, fuente de
inspiración del CEDS.

“El derecho humano a una vivienda adecuada es un derecho
fundamental que constituye la base para el disfrute de todos los derechos
económicos, sociales y culturales y está vinculado en su integridad a otros
derechos humanos.

El derecho a la vivienda se debe garantizar a todos, sean cuales fueren
sus ingresos o su acceso a recursos económicos.

Los Estados partes deben tomar todas las medidas que sean necesarias
para lograr la plena realización de este derecho, hasta el máximo de sus
recursos disponibles”.

Se introduce el derecho a la vivienda en el escenario del “derecho a vivir, en
seguridad, paz y dignidad, en alguna parte”.