You are on page 1of 3

Administración de medicamento vía ótica

Concepto
Es la aplicación de un medicamento por instilación a través del conducto auditivo externo.

Objetivo
Lograr la absorción del medicamento y ejercer una acción local.

Procedimiento

1. Colocar al paciente en posición Fowler flexionando la cabeza hacia


el lado contrario al oído dañado, o bien recostado, descansando la
cabeza hacia el lado sano.
2. Tomar el pabellón auricular con los dedos índice y pulgar y tirar de
él hacia arriba y hacia atrás para exponer el canal auditivo, si se
trata de un paciente pediátrico proyectarlo hacia abajo y hacia
atrás.
3. Tomar con la otra mano el frasco que contiene el medicamento y
presionarlo para que salga el medicamento. Instilar la cantidad de
gotas prescritas, dirigiéndolas hacia la superficie lateral del canal
auditivo. Evitar tocar el oído con el frasco del medicamento para
impedir que pueda contaminarse.
4. Sujetar el pabellón auricular hasta que el medicamento se haya
introducido por completo.
5. Mantener al paciente en esa posición durante unos minutos a fin de
que el medicamento llegue a todas las zonas del canal auditivo.
(No utilizar gasas o torundas como tapón, ya que absorbería el
medicamento). Las vías oftálmicas y ótica
6. Observar si existe alguna reacción adversa en el paciente, ofrecen una acción local.
informarle que si presenta alguna reacción llame por el timbre.
Dejarlo cómodo y tranquilo

7. Desechar material (gasas) de acuerdo a lo establecido en la NOM


087-ECOL 1995.
8. Lavarse las manos (antes de atender a otro paciente como una
medida de seguridad para prevenir y controlar las infecciones
intrahospitalarias).
9. Registrar en el expediente clínico el medicamento administrado
hora, fecha y si hubo reacciones especiales en el paciente.

Consideraciones especiales

 Las gotas administradas en el conducto auditivo externo deben La aplicación de medicamento


por vía nasal requiere que el
estar a temperatura corporal: 37�C, ya que el tímpano es muy paciente tenga la cabeza hacia
sensible al frío. atrás para que entren
 Evitar administrar más de 3 gotas en cada oído. correctamente las gotas.
 Los lavados óticos para la extracción de tapones de cerumen, deben
ser realizados por personal experto y jamás introducir instrumentos
punzantes en el conducto auditivo, ya que pueden perforar el
tímpano
Administración de medicamentos por vía nasal
Concepto
Es la aplicación de un medicamento en forma de gotas o aerosol a través de los orificios nasales.

Objetivo
Lograr la absorción del medicamento y ejercer una acción local.

Procedimiento

1. Colocar al paciente con el cuello en hiperextensión.


2. Limpiar los orificios nasales con un hisopo.
3. Presionar suavemente la punta de la nariz y colocar el frasco o gotero en el orificio nasal,
evitando que toque la nariz, y así impedir que pueda contaminarse.
4. Dirigir la punta del frasco o gotero hacia la línea media del cornete superior, para que el
medicamento penetre a la parte posterior de la nariz y no a la garganta.
5. Instilar el medicamento, pidiendo al paciente que respire por la boca y no por la nariz, para
disminuir la sensación de estornudo, con lo cual podría impulsar el medicamento hacia los senos
paranasales.
6. Mantener al paciente en hiperextensión por cinco minutos una vez administrado el
medicamento.
7. Observar si existe alguna reacción adversa en el paciente, informarle que si presenta alguna
reacción llame por el timbre. Dejarlo cómodo y tranquilo.
8. Desechar material (gasas) de acuerdo a lo establecido en NOM 087-ECOL-1995.
9. Lavarse las manos (antes de atender a otro paciente como una medida de seguridad para
prevenir y controlar las infecciones intrahospitalarias).
10. Registrar en el expediente clínico el medicamento administrado hora, fecha y si hubo reacciones
especiales en el paciente

Administración de medicamento vía cutánea


Concepto
Es la aplicación de un fármaco directamente sobre la piel.

Objetivo
Lograr la absorción del medicamento y ejercer una acción local.

Procedimiento

1. Colocar al paciente en la posición correcta y cómoda de acuerdo al área en la cual se va a


administrar el medicamento.
2. Observar la piel del paciente y revisar si existen restos de medicamento de aplicaciones previas,
así como la evolución del paciente.
3. Realizar la asepsia con solución antiséptica siguiendo las reglas básicas (consultar el apartado
sobre curación de heridas en este manual). De acuerdo a las indicaciones médicas, aplicar
posteriormente solución para irrigación.
4. Calzarse los guantes.
5. Aplicar directamente sobre la piel del paciente.
6. Observar si existe alguna reacción adversa en el paciente, informarle que si presenta alguna
reacción llame por el timbre. Dejarlo cómodo y tranquilo.
7. Desechar material (gasas y guantes) de acuerdo a lo establecido en la NOM 087-ECOL-1995.
8. Lavarse las manos (antes de atender a otro paciente como una medida de seguridad para
prevenir y controlar las infecciones intrahospitalarias).
9. Registrar en el expediente clínico el medicamento administrado hora, fecha y si hubo reacciones
especiales en el paciente.