El monstruo en el armario o el otro diferente

:
La política del miedo en EE.UU. y su influencia en la niñez/juventud Iván Castiblanco Ramírez 2005 En Bowling For Columbine, Michael Moore presenta lo que a su parecer es una explicación de la causa de las matanzas realizadas por estudiantes con armas de fuego en escuelas de Estados Unidos. Lo que para algunos es un enigma, para Moore guarda una estrecha relación con una tradición armamentista fundada en estructuras sociales y políticas de exclusión y desigualdad. Un cuestionamiento que surge a partir de este documental es saber si los niños/jóvenes1 son más susceptibles de ser influenciados por la trama de códigos estructurados en las relaciones cotidianas y en los medios de comunicación masiva, basados en una cultura del miedo que busca el mantenimiento de un orden social al servicio del consumo. La intensión de este texto es indagar sobre las estructuras de exclusión y desigualdad en Estados Unidos, cómo estas se ven reflejadas tanto en el lenguaje de los medios de comunicación observados en el documental como en el lenguaje cotidiano, fenómeno que está acompañado de un debilitamiento del núcleo familiar, para posteriormente encontrar pistas sobre cómo esas estructuras se encuentran en el repertorio de narrativas en el que niños/jóvenes se hallan inmersos y que, por lo tanto, pueden fomentar la inculcación de habitus que tiendan a reproducir estas estructuras en ellos. Finalmente pretendo apostar que este tipo de estructuras ha servido para construir una cultura política del miedo. La exclusión y desigualdad son las principales causas de la inestabilidad social, lo cual es utilizado por el gobierno para justificar la industria armamentista en pro de la supuesta búsqueda de seguridad para los ciudadanos. Siendo EE.UU. el país más
1

Utilizo niños/jóvenes siguiendo a Germán Muñoz, quién la define como una etapa difícil de separar en niñez y juventud.

1

entendiendo las representaciones sociales como formas de conocimiento socialmente elaborado que posibilitan la construcción de una realidad compartida para un grupo social. en la que se asegura que el ciudadano debe protegerse a través del uso de la fuerza. María Luz. siendo observable una mayor exclusión y desigualdad en las comunidades negras. convirtiendo la venta de armas y de artículos para la seguridad en un negocio muy lucrativo (se puede ver en el documental la facilidad con que se pueden comprar municiones en las tiendas estadounidenses). el desarrollo individual y colectivo. es la relación que Moore encuentra entre el Ku Klux Klan y la NRA (National Rifle Association). mediante la cual legitiman las estructuras de poder a la vez que fortalecen la construcción del imaginario del “sueño americano”. ya que. Madrid. Un aspecto que vale la pena destacar. José y Morán. encontrándose por debajo de la línea de pobreza. 2002. La construcción de una ciudadanía activa entre los jóvenes. La tensión creada por estas condiciones de exclusión y desigualdad. quienes construyen para su propio beneficio una política de consumo. se crean representaciones sociales en las que se estigmatiza a los pobres como causantes de la inseguridad y la violencia. Este proceso es aprovechado para utilizar un discurso que apoya la construcción de una política del miedo. con la cual devela una trama 2 Benedicto. y median en el aprendizaje. crea un ambiente propicio para fomentar la idea de la seguridad como garantía de la libertad. indígenas y de inmigrantes. así como en la definición de identidades individuales y colectivas2. un gran número de sus pobladores no cuentan con las mínimas condiciones de subsistencia materiales.rico del mundo. Instituto de la Juventud. que funcionan como sistemas de interpretación que organizan conductas y comunicación. implementando el ideal de bienestar en la consecución de bienes materiales para el beneficio individual. A esto se suma que la acumulación de riqueza es el principal objetivo de los empresarios y políticos. en lugar de crear una política social y económica que tienda a la disminución de la brecha de desigualdad. Estas estructuras generan amplias brechas entre los diferentes grupos sociales. que en el caso de las últimas es agravada en gran mayoría por su condición de ilegalidad. 2 .

En este paradigma se sustenta la idea de que lo principal es garantizar el derecho al consumo y la propiedad privada. Se crean así. 2002. El ciudadano/consumidor tiene derecho a defenderse. en este lenguaje no hay espacio para la alteridad3. cómo los blancos crearon los suburbios para alejarse de los negros y los inmigrantes). 3 Skliar. y el Estado. es la del ciudadano/consumidor. sino por la asociación errónea con sus características étnicas y culturales. el monstruo es el otro diferente. 3 . creando formas de referirse a los otros relacionadas con las clases sociales y la manera como están distribuidos los asentamientos de unas y otras (Se observa en el documental. y estos medios se le brindan a través de la industria armamentista y de seguridad. reflejan las estructuras de exclusión y desigualdad y la política armamentista. y en lugar de mostrarlo como víctima del sistema social inequitativo. Este uso del lenguaje influye en la vida cotidiana. para los niños/jóvenes el monstruo ya no está debajo de la cama o en el armario. justificando cualquier acción encaminada a la protección de estos derechos. y la creación del otro agresor del derecho a la propiedad y el consumo. como garante de este derecho. El lenguaje utilizado en los medios de comunicación y en los diferentes espacios cotidianos. hasta los seriados y comedias. es decir se le tiene miedo porque es el otro y no porque es el malo. Los medios invisibilizan al “otro excluido”. pasando por los noticieros. crean lo que Skliar llama la imagen del otro maléfico. tiene la obligación de brindarle los medios necesarios para su protección. es decir el “deber ser” se convierte en un “deber tener”.Miño y Dávila Editores. desde la publicidad. que estaría inclinado hacia las conductas indebidas e ilegales no por su condición de pobreza. representaciones sociales que permiten normalizar el lenguaje de exclusión y desaparición del otro diferente. Carlos. como paradigma del ideal de bienestar. ¿Y si el otro no estuviera ahí? Notas para una pedagogía (improbable) de la diferencia. Escuela Marina Vilte CTERA . Buenos Aires.de manejo de los hilos de poder para mantener excluidos a grupos poblacionales considerados étnicamente inferiores. La definición de ciudadano que se maneja en los medios.

91-95 Por narrativas se entienden “. radio. el cambio de residencia que normalmente acompaña la separación y la menor cantidad de tiempo que un solo padre/madre le dedica a los hijos debido a que debe trabajar mas tiempo para mantener el hogar. Psicología Educativa. Esta situación es agravada por el elevado número de divorcios: los conflictos previos a la separación. la lucha legal por conservar la custodia de los hijos y la repartición de bienes. Anita E. lo cual ha generado que tengan un mayor acceso al lenguaje de los adultos. creando unos microsistemas sociales cargados de representaciones e imaginarios sobre “el otro”. S. Internet). referida usualmente al ámbito literario. El repertorio de narrativas5 en el que niños/jóvenes se encuentran inmersos está atravesado por las estructuras de exclusión y desigualdad. sobre todo los de clase medía y baja.. Vale la pena mencionar que especialmente en los High Schools se reproducen las estructuras de poder del mundo de los adultos. etc. barrio. 1999. 4 . muchos niños/jóvenes deben permanecer solos en sus casas. lo que fomenta la inculcación de las mismas y su posterior reproducción. México. lo que hace que la mayor parte del día sean “cuidados” por la televisión. Prentice Hall Hispanoamerica. escuela.Debido al creciente debilitamiento del núcleo familiar. generado por la necesidad de que tanto madres como padres encuentren empleo. estrategias y convenciones que gobiernan la organización de un relato (de ficción o real) en una secuencia. 6... La niñez/juventud es una etapa donde los sujetos están asimilando y aprendiendo los conocimientos y comporta4 5 Woolfolk. pp. México. octubre de 2003. Los niños/jóvenes son receptores tanto de las narrativas que se encuentran en las prácticas cotidianas de los espacios en los que se mueven (familia. Cuaderno No.) hasta el lenguaje codificado en los medios masivos de comunicación (TV..los artificios.”. son circunstancias que suelen venir acompañadas del uso de un lenguaje cargado de emociones negativas que pueden incrementar la sensación de soledad en los niños/jóvenes4. 7 edición.A. provocando que los niños/jóvenes hagan uso de este tipo de lenguaje sin comprender realmente el significado del mismo. Tomado de: Instituto Federal Electoral. “Estudio sobre lo Cívico y lo Político en las Narrativas Culturales de los Jóvenes Mexicanos”.

Alfredo. esto sumado a la apropiación del lenguaje y conductas adultas por parte de niños/jóvenes que no tienen una conciencia completa del significado de las mismas. núm. mostrarían la configuración de una cultura política del miedo. sobre los asuntos que realmente están causando la inestabilidad social en Estados Unidos. apoyado en un modelo de 6 Echegollen. La implementación de esta cultura política le permite a la clase dominante mantener su hegemonía y distraer la atención de los ciudadanos. debido a que son ellos los que se encuentran mayormente influenciados por los factores anteriormente presentados. basada en la legitimación de las estructuras de exclusión y desigualdad. Ante este panorama es posible entender por qué es a través de los niños/jóvenes que se evidencian las debilidades de este sistema. 7. 5 . así como la configuración de una familia cada vez más fragmentada que aumenta la sensación de soledad e inseguridad de los niños/jóvenes. entendiendo cultura política como el contexto compuesto por las tensiones generadas entre los imaginarios colectivos y las propiedades estructurales del campo de lo político inculcados en los actores sociales6. la familia y los medios. apoyada en la inculcación de dichas estructuras del lenguaje de exclusión y desaparición del otro diferente y la mediación de dicho lenguaje entre los medios masivos y la vida cotidiana.mientos que les son llevados a través de la escuela. Cultura e imaginarios políticos en América Latina”. julio-septiembre 1988. vol. La política del consumo y el miedo. Esta condición de aprendices hace que niños/jóvenes de alguna manera sean pasivos receptores de las estructuras sociales. Metapolítica. 495-511. haciéndolos más vulnerables al contenido violento y a la política del miedo. permite la construcción del imaginario del otro maléfico para fomentar el negocio de la seguridad. pero no tienen la posibilidad de comprender los constantes cambios que observan a su alrededor y cuya única alternativa es asumir el modelo de ciudadano/consumidor. pp. puede mostrar un precedente de las posibles causas de la exacerbación de los comportamientos violentos y discriminatorios. 2. Lo que se puede observar es la conformación de un sistema de habitus que promueven la reproducción de dichas estructuras.

núm. Cuaderno No. 6. Cultura Mediática/Intersecciones. Estudio sobre lo Cívico y lo Político en las Narrativas Culturales de los Jóvenes Mexicanos. Martha Cecilia y otros. Maria B. Fuentes Moore. Herrera. Escuela Marina Vilte CTERA . 91-95 6 . 2000. La Construcción de Cultura Política en Colombia. 2002. 7 edición. pp. María Luz. – Colombia.educación que no les da herramientas para comprender su realidad próxima y parece enfatizar las representaciones de exclusión y discriminación del otro diferente. Cultura e Imaginarios Políticos en América Latina. Skliar. José y Morán. Woolfolk. UPN. Psicología Educativa. México. Instituto de la Juventud.. 2002. Huergo. Buenos Aires. Cultura Escolar. 2002. 495-511. Documental “Bowling for Columbine”. julio-septiembre 1988. 1999. Madrid. Benedicto.Miño y Dávila Editores. Anita E. Carlos. octubre de 2003. pp. La construcción de una ciudadanía activa entre los jóvenes. enero de 2005. Metapolítica. México. Bogotá D. 2. Michael. S. Proyectos Hegemónicos y Resistencias Culturales. Prentice Hall Hispanoamerica.C.C. Jorge A. ¿Y si el otro no estuviera ahí? Notas para una pedagogía (improbable) de la diferencia. vol. Instituto Federal Electoral. Bogotá D.A. Universidad Pedagógica Nacional. Alfredo. Echegollén Guzmán. y Fernandez.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful