You are on page 1of 3

La teoría de los universos paralelos habla sobre la existencia de universos

complementarios al nuestro, universos que no somos capaces de ver pero que comparten
espacio y tiempo con nosotros. La teoría ha sido desarrollada por muchos científicos pero
aún nada ha podido ser comprobado. Sin embargo, hoy vamos a exponer algunos de los
puntos centrales para poder entender un poco más de qué va esto.

A través de una conferencia ofrecida por Brian Greene en los clásicos seminarios TED,
intentaremos explicar los fundamentos más claros de esta teoría, el por qué de la misma,
sus limitaciones y sus posibles avances.

Observación del universo


Todas las teorías sobre el origen del universo y sus comportamientos nacen de la
observación del mismo. De la misma manera debemos decir que la investigación sobre los
universos múltiples tiene sus raíces aquí.

Hoy en día sabemos, gracias a los estudios astronómicos, que el universo se encuentra en
expansión y que sigue una conducta de expansión acelerada provocada por una materia a la
cual los científicos llaman "materia oscura". Esta materia oscura está presente en todo el
universo y es la que hace que se expanda.

Más allá de los átomos: la teoría de cuerdas


La teoría de las cuerdas es una nueva (o no tan nueva) teoría descrita para explicar la
composición total del universo. Hasta hace no mucho tiempo se hablaba de átomos como
los compuestos esenciales del universo. Más adelante se habló de partículas subatómicas,
pero esta teoría habla de la creencia de algo más allá de estos compuestos: las cuerdas.

La teoría de las cuerdas dice que el componente inicial del universo es una suerte de
cuerda. Esta cuerda que vibra como la de un violín es la generadora de todo lo demás. Para
entenderlo de una manera sencilla, se dice que la unión de estos diferentes tipos de cuerdas
generan un tipo de molécula u otra, y de esta manera la composición del universo.

Por otra parte esta teoría no es del todo aceptada, a causa de ciertas incongruencias internas.
Sin embargo, la teoría de los universos paralelos la trae a colación ya que dice contar con
las respuestas a estas preguntas sin resolver.

En nuestro mundo existen tres dimensiones aparentes: alto, ancho y profundidad. La teoría
de los universos múltiples dice que estas pequeñas cuerdas cuentan con más dimensiones
pero que por tratarse de elementos tan pequeños somos incapaces de detectarlas.

La forma y el movimiento de estas cuerdas determinan todo lo que existe en el universo,


todas las propiedades de los elementos y sus fuerzas. Sin embargo, desconocer la forma de
estas cuerdas nos limita bastante. La teoría de los universos paralelos dice que si
conocemos la forma de aquellas dimensiones presentes en estas cuerdas podríamos calcular
datos significantivos para entender el universo como la cantidad de materia oscura.

La materia oscura y los universos paralelos


El problema principal de los científicos, dice Brian Greene, es que se han dedicado a
intentar entender e investigar el número de materia oscura presente en nuestro universo,
sin darse cuenta de que no existe una explicación, ya que no existe un único número para la
materia oscura.

Para explicarnos mejor vamos a volver a la teoría de las cuerdas. Como no conocemos la
forma de la dimensión de estas cuerdas no podemos hacer lecturas sobre las mismas, sin
embargo sabemos que nuestro universo cuenta con ese número de materia oscura. Otros
universos determinados por las mismas cuerdas cuentan con otro número de materia
oscura, por esta razón no existe ninguna explicación científica de por qué "ese" número
para nuestra materia oscura y no otro.

La razón es que "ese" número es el que permite a nuestra forma de vida pertenecer a este
universo y no otro y por eso estamos aquí.

En el caso de que pensemos en otros universos como posibles albergadores de nuestra


forma de vida podemos decir que si su número de materia oscura es más elevado tendrá una
aceleración tan rápida que las galaxias como las conocemos no podrían formarse. Lo cual
no quita la posibilidad de otras formas de vida, pero nunca una como la nuestra.

En caso de que el número de materia oscura fuera menor que el de nuestro universo, se
retroatraería nuevamente a su centro por falta de fuerza y se cerraría sin tampoco poder
formar galaxias.

Teoría de la Inflación Cósmica


Pero qué hace que todo esto cierre y que debamos creer en la teoría de universos paralelos.
Bueno, la respuesta se encuentra detrás de la teoría de la Inflación Cósmica.

Si regresamos al inicio del universo, más exactamente al momento del Big Bang, la teoría
dice que este fenómeno no fue algo que durase un solo momento, ya que esta cantidad de
energía no puede explotar toda al mismo tiempo. La teoría de la Inflación Cósmica dice
que sucesivos Big Bangs tuvieron lugar gracias a esta cantidad de energía y de esta manera
se crearon diferentes universos.

Para ser más claros, digamos que unas explosiones detrás de otras crearon varios universos
y estos universos se encuentran flotando en una suerte de piscina unos con otros. Hoy en
día podemos observar la fuerza con la que fue creado nuestro universo gracias a una
lectura del mismo, donde podemos encontrar una marca de la expansión.

Cada uno de los otros universos creados en estos sucesivos Big Bangs cuenta con sus
propias cualidades y propiedades como la materia oscura. Sin embargo, todos ellos se
encuentran en esta piscina, así que la teoría dice que un posible contacto entre
los diferentes universos puede ser posible.

Una vez más debemos volver a la teoría de las cuerdas, ya que aquí encontraremos el
fundamento a las diferentes formas de las diferentes dimensiones de estas cuerdas. Cada
universo contará con cuerdas de diferentes formas creando a su vez diferentes universos.

Nosotros, la raza humana, nos encontramos en este universo y no en otro simplemente


porque nuestro universo cuenta con las características necesarias para albergar nuestra
forma de vida, como ya hemos dicho antes.

Entonces, no es necesario preguntar "qué es ese número", sino preguntarse "por qué ese
número", y la respuesta es muy sencilla, como también dijimos antes: es este universo y no
otro porque este nos ofreció los elementos y las condiciones necesarias para desarrollar un
tipo de vida como la nuestra.

Por último, Brian Greene dice que gracias a la continua expansión de nuestro universo,
llegará un momento en que el tamaño del mismo ya sea ilimitado, por lo menos para que
nuestra especie lo pueda detectar. En ese momento los investigadores serán incapaces de
leer estas huellas energéticas hechas por el Big Bang o por una posible colisión de
universo.

Esto nos lleva al problema de qué ocurrirá entonces: esos futuros investigadores podrían
leer las cosas escritas hoy en día sin lograr comprobarlas o limitarse a pensar que el
universo es uno e ilimitado gracias a lo revelado por su propia experiencia.

Esto nos dice que tal vez debamos ver más allá de nuestro propio horizonte para entender
qué sucede y cómo nos rodea. Por esta razón también debemos abrir los ojos a teorías como
las de los universos múltiples, ya que a pesar de no estar presentes pueden estar más allá
de lo que podamos percibir.