You are on page 1of 1

La imagen en Movimiento.

La palabra “movimiento” tiene múltiples definiciones y significados.


Decido quedarme con la idea de movimiento como una alteración, una
inquietud. En este caso la alteración de la imagen permite generar un nuevo
movimiento, una nueva inquietud que se desarrolla en un tiempo y un espacio
y la cual lleva consigo una intención significante en su relato.
En el enorme espectro que encontramos en los medios audiovisuales, el
movimiento ha sido utilizado y representado de diversas maneras y formas a
través del tiempo. Desde la fotografía se intentó (y se logró) en un comienzo
lograr la imagen en movimiento, como Eadweard Muybridge quien comienza a
descomponer los movimientos fotográficos en muchos cuadros y el
movimiento comienza a ser su objeto de estudio.
Al observar la diversidad de géneros y formas de abordar la imagen en
movimiento me parece interesante tomar como objeto, o disparador, el cine
de animación.
Lo particular de la animación, a diferencia del cine de imagen real, es que se
producen imágenes que crean la impresión de un movimiento real a partir de
elementos no reales. Es decir, que realmente los movimientos que
observamos en el cine de animación son la ilusión de un movimiento al que
estamos familiarizados (a través de tradiciones culturales preexistentes) y
están recreados de manera que los observemos como reales. De esta manera,
quien realiza un relato de animación, tiene amplias posibilidades y
potencialidades expresivas que seguramente la imagen real no permita, o por
lo menos no en el mismo nivel.
Dentro del cine de animación me parece interesante analizar y tener en
cuenta la técnica del Stop motion, que tiene como pionero a Ladislaw
Starewicz. Esta técnica permite representar un movimiento de otra forma,
uno puede manipular ese movimiento y de esta manera generar diferentes
tensiones dentro del relato. Otro importante artista a tener en cuenta en el
tema es Jan Svankmajer, quien logra a través de esta técnica (como así
también con el pixilation, donde los humanos cumplen el rol de marionetas)
no sólo modificar los movimientos para generar determinadas situaciones, sino
para llevar al relato hacia el surrealismo y con una fuerte inclinación hacia lo
absurdo. La utilización de las fotografías que esta técnica requiere está
totalmente librada a la intención del artista, ya que cada movimiento
requerirá mayor o menor cantidad de cuadros (en este caso fotografías) para
mantener el movimiento, y sobre todo la intención del movimiento. El recurso
de utilizar menos cantidad de fotografías en determinado movimiento, y
mayor cantidad en otro, permite remarcar gestos, situaciones e intenciones
que el movimiento real difícilmente podría igualar.
No hay que dejar de lado la importancia del sonido en relación a la imagen en
movimiento. El sonido posibilita aumentar la impresión de la realidad o del
mundo creado (en el caso de la animación), como así también generar una
continuidad sonora y conseguir unidad en el relato. Es más que probable
encontrar que es muy difícil prescindir del sonido en un relato con imagen en
movimiento.
En definitiva todos los recursos que hacen y completan a una pieza audiovisual
son factores necesarios para lograr el relato y la impresión deseada en un
sujeto receptor que será contemporáneo a la proyección del mensaje.

Alina Najlis
Medios Expresivos I – Cátedra Campos

Related Interests