You are on page 1of 2

LA MUERTE DE CRISTO a. Murió para Llevar Nuestros Pecados (v.

24a)

La forma que Pedro escribe es interesante:

TEXTO 1 Pedro 2:24 i. “llevó” – literalmente, ‘levantó y cargó’


(en Lucas 24:51, “llevado arriba”).
ii. “sobre el madero”
Introducción
Hace pensar en como los animales sacrificados en
El mundo ha visto demasiadas muertes… el AT fueron levantados y colocados sobre el altar.

- la dos guerras mundiales (10 M y 50 M La cruz se volvió un altar, sobre el cual Cristo
respectivamente) colocó nuestros pecados. PERO lo hizo “en su
- los nazis (6 M de judíos) cuerpo”. ¿Qué significa eso?
- el terrorismo en el Perú (25,000)

Algunas muertes dramáticas (Torres Gemelas)… i. Él asumió la culpa de nuestros pecados. ¿Cómo
Otras muertes, sin sentido (atropellado por un se habrá sentido con tanto pecado? ¡La carga de
borracho)… conciencia! ¡El sentimiento de culpabilidad!
En algunos casos, muertes para salvar a otros…
ii. Él asumió la maldición de Dios. Deut 21:23;
…misionera que se identificó como Gel 3:13. ¿Qué significa esto? Difícil entender – a
norteamericana, y murió al lado de una lo menos, una separación de Dios.
colega
iii. Él asumió la consecuencia penal – la muerte
PERO la muerte de Cristo es la más conocida de física, y el castigo de Dios (Rom 6:23). Habiendo
todo tiempo. ¡Una muerte extraña! sufrido, entregó Su vida a la muerte.

i. Por ser la muerte de un hombre


bueno… TODO ESTO SE DIO “en su cuerpo”. Dios no
ii. Por ser una muerte tan inhumana… pudo poner el pecado sobre el altar. ¡Hacía falta un
(Satanás obrando en la mente de Sus cuerpo para hacerlo! El pecado tenía que ser
enemigos) encarnado, para poder ser castigado.
iii. Por ser la muerte de DIOS…entregó Su
vida, no lo mataron. ¡Qué muerte!

Enfrentamos dos preguntas importantes:


b. Murió para Sanarnos Espiritualmente (v.24c)
- ¿Por qué murió Cristo? ¿Para qué?
- ¿Qué implicancias tiene Su muerte para Interesante que no dice, “heridas” (en plural); sino
nosotros? “herida”. Pedro está citando Is 53:5, que dice,
“llaga”. Propiamente dicho – era la marca de un
golpe.
1. EL PROPÓSITO DE LA MUERTE DE
CRISTO La sanidad de la cual Pedro habla es sanidad
espiritual (del pecado); estábamos enfermos
La Biblia da varias respuestas a esa pregunta…pero espiritualmente: síntomas/causa. El verbo es
nos centraremos en lo que Pedro dice en este verso. aoristo; indica algo hecho en un momento dado.
Hay dos frases que debemos notar:
“Aquí tenemos una nueva y extraña manera de
“quien llevó él mismo nuestros pecados en sanar; el doctor sufre el dolor de la enfermedad,
su cuerpo sobre el madero” para que el enfermo sea sanado” (Teodoret)

“por cuya herida fuisteis sanados” Es como si se operara al médico, para que el
paciente sea curado.
2. LAS IMPLICANCIAS DE LA MUERTE DE
CRISTO

Pedro enfatiza dos cosas:

a. Debemos Apartarnos de los Pecados

Pedro usa una palabra extraña: “estar muertos” –


significa ‘estar fuera’; tiene el sentido de ‘irse’.

Se usan de los muertos, que ‘se han ido’ de


nosotros. La idea fundamental es ‘estar separados
de’; ‘hacer una distancia’.

Lo que Pedro dice es que, a la luz de los


sufrimientos y la muerte de Cristo, debemos
separarnos totalmente del pecado.

Ver el argumento de Pedro en 1 Ped 1:14-16, 18-19.

Si Cristo pagó un precio tan alto para salvarnos


del pecado y sus consecuencias, ¿cómo podemos
seguir viviendo con el pecado?

PERO – no basta con no cometer pecado, hay que:

b. Debemos Vivir a la Justicia

Para entender esto, veamos Rom 6:19, 22. “servir


a la justicia” significa ‘servir a Dios’; hacer Su
voluntad.

Aquí estaba una de las luchas de los creyentes a


quienes Pedro escribe – antes vivían satisfaciendo
sus deseos carnales (1 Ped 1:14; 2:11; 4:1-3).

“Ahora”, dice Pedro, “a la luz de la muerte de


Cristo como pueden seguir viviendo así”.

Testimonio de Pablo (Gal 6:14).

Conclusión

¿Tiene sentido la muerte de Cristo? ¡No si la


usamos solo para golpearnos el pecho una vez
más, y luego seguir viviendo como antes!

¿Qué pensó el Señor de Su muerte? Is 53:11

“el fruto de la aflicción” es nuestra santidad de


vida, y entrega a Su servicio.