You are on page 1of 5

LA ETICA Y SU IMPORTANCIA EN LA CONTADURÍA PÚBLICA

ALEJANDRO LLORENTE DUQUE

ÉTICA Y AXIOLOGÍA

CARLOS ORLANDO ZAPATA GARCÍA

UNIVERSIDAD CATÓLICA LUIS AMIGÓ

MEDELLÍN

2017
LA ETICA Y SU IMPORTANCIA EN LA CONTADURÍA PÚBLICA

A través de la historia de la humanidad, la sociedad ha tratado de darle al hombre unas

normas para que se mantenga por el buen camino y que su vida en sociedad sea agradable.

Estas normas pueden ser de tipo moral, legal o religioso y sirven como guía para saber lo

que está bien y lo que está mal. Algunos las cumplen por el temor a Dios, otros por el

miedo a las sanciones legales y algunos porque simplemente tienen la firme creencia en

hacer lo correcto. Valdría la pena preguntarse ¿cuántos seguirían siendo buenos si no

existiesen dichas normas? el comportamiento de las personas debe partir de la firme

creencia en hacer lo correcto y no en la obligación de cumplir algo por el miedo al castigo.

En la contaduría pública, a través del código ético del contador público, se trata de darle al

mismo unas bases para su comportamiento desde el punto de visto legal, pero al final del

día es la persona quién decide acatar o no dicho reglamento y eso está marcado en gran

parte por su calidad como persona y sus fundamentos éticos. En ese sentido la ética cumple

un papel muy importante en la Contaduría Pública y es darle al contador las herramientas

para que actué con base en una firme creencia y no en el miedo o en la obligación de

cumplir unas reglas.

Para nadie es un secreto que en los últimos años la profesión de contador se ha visto

envuelta en muchos escándalos de corrupción que poco a poco han ido degradando un poco

el status de la misma. Y si bien este tipo de comportamientos se pueden extender a muchas

otras profesiones, en la Contaduría Pública tiene una especial gravedad porque el Contador

debe dar fe pública, lo que implica unas responsabilidad muy grande porque la confianza de

muchas partes interesadas esta puesta en la firma de una persona y eso termina afectando
positiva o negativamente a una sociedad porque el contador tiene una responsabilidad

social. En ese sentido Quirós, Bustamante y Pineda (2007) plantean:

La Contabilidad cumple, o al menos así debería serlo, por su naturaleza social, unas

importantes funciones de articulación de la información contable de las unidades

microsociales y microeconómicas con la información general de planificación del

desarrollo. En este sentido se plantea que la información contable debe incluir entre

sus objetivos, el de “contribuir a la evaluación del beneficio o impacto social que la

actividad económica de un ente represente para la comunidad”, además de ayudar a

la conformación de la estadística nacional (p.6)

En este sentido podemos ver como es necesario garantizar que el Contador Público se

tenga que ajustar a unos principios y leyes porque sus actos, buenos o malos, pueden

afectar a una sociedad de muchas maneras. De una forma u otra el código de ética del

contador público, desde un aspecto legal, intenta eso y lo podemos ver claramente en el

artículo 37 de la ley 43 de 1990, donde se plantea que el contador se debe ajustar a ciertos

principios como lo son el de integridad, objetividad, independencia, responsabilidad,

confidencialidad, observaciones de las disposiciones normativas, competencia y

actualización profesional, difusión y colaboración y respeto entre colegas. Todos esos

principios orientados a garantizar que el contador tenga un desempeño profesional y ético

en el ejercicio de su profesión.

Igualmente, si bien existen unos principios y leyes que el contador debe cumplir, hemos

visto como a través de los años son muchos los casos de corrupción y malas prácticas que

se han ido presentando y es precisamente porque el hecho de que exista algo escrito, no
garantiza su cumplimiento, porque al final, eso depende de cada persona y su Ética. Y es

precisamente ahí donde la Ética tiene una gran importancia en la Contaduría Pública porque

es a partir de la Ética, desde un punto de vista moral, que se puede intentar darle a cada

profesional unos fundamentos que le den ciertas bases en el ejercicio de su profesión, para

que su comportamiento sea algo más libre y con la voluntad de hacer algo por convicción,

porque sus principios éticos le dicen que esto es lo correcto, independiente de las reglas

establecidas, que así debe actuar, porque en últimas, todos desean ser felices y el fin último

de la ética es darle las pautas al hombre para que se dirigida hacia su felicidad, tal y como

lo plantea Rodríguez (2010):

La ética, entonces, refiere al acto perfecto en cuanto conviene al hombre como

hombre y en cuanto lo conduce o no a realizar su último fin. Lo éticamente bueno

depende de la relación con el fin último del hombre. El fin último del hombre es el

deseo natural de ser feliz, es el bien perfecto. (p.2)

Por último, solo queda decir que la profesión de Contador Público se ha ido deteriorando y

perdiendo credibilidad en nuestro ejercicio de dar fe pública. Por ahí se dice que las

acciones hablan más fuerte que las palabras y eso es lo que pasado en años recientes. Los

diferentes escándalos nacionales e internacionales se han encargado de dejar en evidencia

el mal actuar de los contadores públicos, siempre tratando de sacar ventaja en todo tipo de

situaciones y en parte porque carecen de unos fundamentos éticos que no le permiten actuar

buscando el bienestar general y el de sí mismo, porque al final del día, todos buscan lo

mismo, ser felices y es más fácil ser feliz cuando se tiene la tranquilidad de que se hicieron

bien las cosas.


BIBLIOGRAFÍA

-Quirós, E., Bustamante, H., y Pineda, J. Aspectos Básicos de la Regulación en los

Procesos de Reconocimiento y Revelación de la información contable. 2007. Medellín.

Pág. 6.

-Ética como disciplina, de Ángel Rodríguez Luño; Manual de ética, de Alejandro Vigo

-Ley 43 de 1990; Artículo 37