You are on page 1of 3

Analgésicos y antiinflamatorios naturales

Muchas personas sufren de dolor crónico debido a que padecen enfermedades crónicas. Lo más común es
tomar medicación analgésica y antiinflamatoria para aliviar este síntoma.
Pero los medicamentos comerciales para el dolor pueden generar acostumbramiento u otros efectos adversos si
se usan en forma frecuente.

Una alternativa es utilizar analgésicos y antiinflamatorios naturales para poder tratar dolores:
Sauce
Ingrediente: Hojas de sauce.
Elaboración y empleo: Las infusiones de esta planta presentan un notable poder analgésico (contiene salicina,
parecida al ácido acetilsalicílico de la aspirina), en particular para hacer frente a dolores articulares, reumáticos, e
incluso es útil frente a la fiebre. Puede utilizarse en forma de infusión para beber o para realizar friegas sobre la zona
lesionada con la ayuda de una gasa.

Jengibre
Ingrediente: Raíz de jengibre.
Elaboración y empleo: 1 o 2 cucharaditas de jengibre fresco en una infusión caliente, ayudan a calmar el dolor.
Puede realizar el te de jengibre con un toque de pimienta negra y miel para endulzar, y posteriormente reposar.

Hárpago
Ingrediente: Tubérculos o parte de las raíces de esta planta.
Elaboración y empleo: Los tubérculos del hárpago contienen sustancias con notables efectos antiinflamatorios,
analgésicos y espasmoliticos (relajan los músculos lisos que duelen en los cólicos). Generalmente, suelen realizarse
infusiones con esta planta que luego se aplican localmente sobre la zona afectada (piel, articulaciones, músculos…).

Manzanilla
Ingrediente: Hojas y flores secas de manzanilla.
Elaboración y empleo: Tomada en infusión, la manzanilla es un buen analgésico para los dolores en general, y
particularmente para los dolores de cabeza y algunas neuralgias o irritaciones de nervios. También la infusión puede
utilizarse sobre la piel para tratar lesiones locales (posee un cierto efecto antiséptico, contra los gérmenes). Su aceite
esencial usado en fricciones, resulta muy útil en el caso de lumbagos, tortícolis, y dolores reumáticos.

Romero
Ingrediente: Hojas de romero.
Elaboración y empleo: El romero se caracteriza por sus efectos antiinflamatorios, utilizándose sobre todo de forma
local. Con sus hojas realizamos infusiones, que se aplican con la ayuda de una compresa sobre los músculos y
articulaciones, calmando el dolor (espalda, cuello, hombros…). Es un buen antirreumático, resultando muy útil su
aplicación en fricciones, en forma de alcohol de romero.

Otras Plantas Antiinflamatorias


Árnica
Se usa para trata la hinchazón e inflamación producida por golpes y torceduras entre otros. Sus propiedades
antiinflamatorias se deben especialmente a la presencia de helenalina y dihidrohelenalina en esta hierba. Tan pronto
se produce un golpe, se debe aplicar, sobre la zona afectada, paños empapados enárnica con lo cual no sólo se
contrarrestan el dolor y la inflamación sino también la posible aparición de un hematoma.

Cúrcuma
Esta especia india contiene curcumina la cual posee propiedades antiinflamatorias según han mostrado varios
estudios clínicos. Sin embargo, los beneficios de la cúrcuma se aprecian sólo pasados un par de meses. Si se toma en
unión de bromelina (potente enzima antiinflamatoria que se encuentra en la piña) se logra un eficaz remedio natural
que combate el dolor agudo producido por el síndrome del túnel carpiano o la artritis.

Pimienta cayena
Contiene “capsaicina”, ingrediente que aporta el sabor picante a este tipo de pimienta, el cual posee reconocidos
efectos antiinflamatorios.

Regaliz
Contiene glicirricina y ácido glicirricínico los cuales presentan una actividad antiinflamatoria y protectora contra los
tumores. Se toma la raíz cortada o en polvo.

La amapola, manzanilla, melisa, pasiflora, el tilo y la valeriana tienen además acción antiespasmódica, por lo que
se utilizan en caso de dolores acompañados de espasmos.