You are on page 1of 4

MOCIÓN DEL GRUPO PODEMOS PARA IMPLEMENTAR MEDIDAS PARA

GARANTIZAR LA MOVILIDAD Y LA SEGURIDAD DE LAS MUJERES EN LOS
DIFERENTES MEDIOS DE TRANSPORTES EN LA ISLA DE TENERIFE

(Para ser debatida en el Pleno del Cabildo de Tenerife a celebrar el 2 de marzo de 2018)

0. Justificación de motivos

La ONU, en la IV Conferencia Mundial de 1995, reafirmó que la violencia contra las mujeres es un obstáculo
para lograr los objetivos de igualdad, desarrollo y paz, además de que menoscaba el disfrute de los
derechos humanos y las libertades fundamentales y es también un obstáculo para el desarrollo. Atentar
contra la integridad de las mujeres —sea cual sea el tipo de violencia utilizado— significa socavar las bases
mismas de la democracia y destruir todo proyecto de futuro de nuestra sociedad.

La violencia contra las mujeres, que ha recorrido la historia y que aún en la actualidad ensombrece nuestro
estado del bienestar, ha de tener sus días contados. Nadie puede hoy poner en duda la necesidad de que
todas y cada una de las piezas que componen nuestra sociedad ha de movilizarse para acabar con ella.
Erradicar la violencia es, fundamentalmente, una cuestión de justicia. De la misma manera que nada puede
justificar una agresión, tampoco nada ha de impedirnos actuar contra la violencia de género.

Un informe elaborado por el Instituto Vasco de la Mujer-Emakunde revela que la sensación de seguridad de
las mujeres es del 79% frente al 89% de los hombres. Esta circunstancia puede provocar que limiten sus
movimientos en el transporte público colectivo y dado que el uso cotidiano del taxi es inasumible por
motivos económicos.

En Moción queremos destacar la importancia de que los y las profesionales del sector de la movilidad en
nuestra isla (taxistas, conductores y conductoras de guaguas, personal del tranvía), que están en la calle
desarrollando su trabajando las 24 horas del día, al ser un sector al que una parte de víctimas de violencia
de género acceden como primer recurso para sus desplazamientos o al salir de sus casas para para
garantizar su seguridad y ponerse a buen resguardo de sus agresores.

La intervención con el colectivo de profesionales de la movilidad, a través del desarrollo de un protocolo
específico de sensibilización y formación y de nuevas medidas de prestación del servicio, tendrá como
finalidad ayudar a evitar las agresiones, así como detectar y asesorar en materia de violencia de género a las
víctimas que utilicen el transporte público o privado en sus desplazamientos (a casas de familiares, servicios
sociales, centros sociosanitarios, hospitales o cuerpos de seguridad) para así garantizar su seguridad física,
emocional y jurídica.

Remarcar que tanto el sector del transporte colectivo como el del taxi son sectores fuertemente
masculinizados, de ahí la importancia de promover su implicación en la lucha contra la violencia de género
porque con ello transmitimos el mensaje de que terminar con la violencia hacia las mujeres no sólo es una

1
cuestión que concierne a las mujeres, sino que implica de manera necesaria e imprescindible a los varones
para poder construir una sociedad más justa e igualitaria.

1. El transporte colectivo

Desde nuestro Grupo queremos destacar la iniciativa pionera desarrollada en algunas ciudades de Francia y
que empieza a tener eco en algunas ciudades del Estado español a la hora de poner en marcha medidas en
los transportes públicos para luchar contra las situaciones de acoso a las mujeres.

El ejemplo concreto es la norma que el Ayuntamiento de Nantes aplica desde hace meses y que permite
que las mujeres se bajen de los autobuses nocturnos fuera de las paradas reglamentarias. La medida ha
sido copiada en Burdeos y la región parisina y en España ya ha sido aprobada en las tres capitales vascas
(Bilbao, San Sebastián y Vitoria), Terrassa y Vigo. Barcelona ha anunciado que estudia los planes ya
implantados en otras ciudades para poner en marcha el suyo.

Los transportes públicos colectivos van a aportar así su granito de arena en la lucha contra la violencia
machista para implantar el servicio a la hora de detenerse a demanda para mejorar la seguridad de las
mujeres. La parada a demanda tiene como objetivo prioritario mejorar la seguridad de las mujeres y reducir
el riesgo de poder sufrir una agresión sexual, bien porque las paradas están demasiado lejos de sus casas o
porque hayan sido situadas en zonas con poca iluminación.

Con la activación de dicho servicio aumentamos la seguridad, desde una perspectiva de género, a la vez que
atendemos a una de las demandas que, de manera reiterada, se viene produciendo por muchas mujeres
que usan este servicio y que, tras bajarse de la guagua urbana, tienen que desplazarse con miedo para
llegar a sus domicilios.

Es una medida de coste cero que mejora el servicio del transporte público y que va a permitir que los y las
usuarias puedan solicitar bajarse entre dos paradas. Eso les facilitará apearse en una zona más cercana a su
destino, reduciendo el riesgo de agresiones.

Esta medida resultará además beneficiosa para otro tipo de usuarios con movilidad reducida, pero sin
olvidar que la iniciativa está destinada sobre todo a luchar contra la violencia machista para así evitar las
agresiones sexuales a las mujeres durante los trayectos nocturnos.

2. El sector del Taxi

Por otra parte, los y las taxistas tienen una función social que hay que reivindicar, ya que son agentes con
una participación muy directa en la vida comunitaria. Es el primer recurso que muchas víctimas utilizan al
salir de sus casas. No hay que olvidar que el taxi es un servicio de 24 horas en la calle y son en alguna
medida los ojos de la sociedad ante los hechos que suceden de forma cotidiana.

Debemos de reseñar la campaña en contra de la violencia de género que en agosto de 2013 se desarrolló en
la provincia de Málaga con la participación de unos 4.000 profesionales del sector del taxi, con la
coordinación del Instituto Andaluz de la Mujer, la Federación Andaluza de Autónomos del Taxi y Asociación

2
Unificada Malagueña de Autónomos del Taxi entre otras. Dicha campaña consistió en poner pegatinas
grandes en las puertas de los vehículos y tarjetas para colgar del retrovisor. Bajo el título “Ante la violencia
no estás sola” incluyendo toda la información y consejos contra la violencia de género: espacios donde
denunciar, juzgados, Instituto de la Mujer, etc. Además, el colectivo de taxistas recibió una formación en
materia de violencia de género para detectar a posibles víctimas con la finalidad de poder alertar a la policía
cuando las lleven a bordo.

Desde el Grupo Podemos en el Cabildo de Tenerife valoramos de forma positiva esta iniciativa por su trabajo
en profundidad con un colectivo de gran visibilidad pública como son los y las taxistas.

Entendemos que estas propuestas se deben extender a otras profesiones y sectores de la movilidad
igualmente significativos en la lucha por la igualdad.

Por ello consideramos necesario impulsar un programa formativo destinado a preparar y sensibilizar al
personal de guaguas, taxis y tranvías en materia de violencia de género. Entre los objetivos de la formación
estará adiestrar a estos y estas profesionales en habilidades de detección precoz e intervención ante estos
casos, desarrollándose diversas acciones a través de cursos, talleres, jornadas, mesas redondas y
encuentros insulares.

Es preciso destacar que los ayuntamientos de la isla son fundamentales a la hora de colaborar en la
formación en el sector del taxi y con ello obtener información de primera mano en materia de asistencia a
víctimas de violencia de género. Sería positivo que dicha formación fuera un programa específico a la hora
de renovar el carnet dentro del sector, insertado dentro de una formación más amplia que a día de hoy ya
reciben.

Las propuestas anteriormente expuestas vienen en la línea de algunas de las medidas que contiene el Pacto
contra la violencia de género aprobadas por el Gobierno de España el pasado mes de septiembre, entre
dichas medidas a desarrollar destacan mejoras en la asistencia y protección de las víctimas, medidas
para la sensibilización y la educación, y la formación de los profesionales que intervienen en estos
casos.

Es por ello que consideramos que, desde las Unidad Insular de Mujer y Transporte del Cabildo de Tenerife,
en colaboración con los ayuntamientos de Tenerife, se debería de impulsar esta intervención específica en
el sector de los y las profesionales de la movilidad en nuestra Isla.

Por todas las razones expuestas, el Pleno del Cabildo Insular de Tenerife adopta los siguientes ACUERDOS:

1. Impulsar desde la Unidad Insular de la Mujer del Cabildo de Tenerife en colaboración con los
ayuntamientos y sectores del transporte público y privado medidas destinadas a garantizar la
movilidad y la seguridad de las mujeres en la isla de Tenerife.

3
2. Desarrollar un proyecto de intervención en materia de violencia de género destinado a formar y
sensibilizar a los profesionales del sector del transporte de la isla (guagua, taxis y tranvía);
implementando para ello un protocolo de intervención que ayude a detectar y asesorar a las
víctimas de violencia de género para así garantizar su seguridad física, emocional y jurídica.

3. Promover una campaña contra la violencia machista en el sector de la movilidad consistente en una
pegatina grande en las puertas de los vehículos, tarjetas informativas para colgar del retrovisor,
folleto con teléfonos de asistencia, así como toda la información necesaria para su correcta
atención.

4. Impulsar la mejora en la iluminación de todas aquellas paradas de guaguas y de taxis que así lo
requieran destinadas a garantizar la seguridad de las mujeres.

5. Activar el servicio de paradas a demanda en los trayectos nocturnos de los distintos servicios de
guaguas destinadas a mejorar la seguridad de las mujeres y así reducir el riesgo de sufrir una
agresión sexual.

6. Impulsar el desarrollo de estudios con perspectiva de género que ayude a mejorar la movilidad de
las mujeres en la isla de Tenerife.

7. Estudiar el poder aumentar la frecuencia en horario nocturno de aquellas líneas de transporte
público que ayude a reducir el tiempo de espera en las paradas para así garantizar una mayor
seguridad entre el colectivo de mujeres.

En Tenerife, a 26 de febrero de 2018.

Fernando Sabaté Bel
Portavoz de Podemos en el Cabildo de Tenerife

4