You are on page 1of 4

Tratamientos térmicos

Introducción:
Los tratamientos térmicos son una herramienta muy utilizada para la obtención de
propiedades mecánicas adecuadas necesarias en determinados procesos de producción.
Este laboratorio realizado con el fin de conocer y relacionarse con los ensayos de
tratamientos térmicos realizados sobre las piezas metálicas, y así, estar en capacidad de
medir las propiedades obtenidas al realizar este proceso tales como cambios de dureza del
material y efectos sobre el material, entre otros.

De igual forma también tiene por objetivo desarrollar habilidades para manejar los
instrumentos requeridos en la práctica tales como el durómetro y el horno para el
calentamiento de las piezas.

Objetivos

Objetivo general
- Conocer la influencia de algunos tratamientos térmicos sobre la dureza del acero.

Objetivos específicos
- Evaluar los cambios de dureza sobre lo aceros con un tratamientos térmico de
temple tanto en agua como en aceite, sal, agua con sal.
- Evaluar los cambios de dureza del acero cuando se someten a un tratamiento
térmico de normalizado.
- Comparar el efecto de los diferentes tratamientos térmicos sobre cada tipo de acero.

Marco teórico
El temple de los aceros es un tratamiento térmico que consiste en calentar el acero a una
temperatura por encima del punto crítico 𝐴𝑐3 superior y luego enfriarlo bruscamente en un
medio liquido o gaseoso y a veces por contacto con otro sólido. El efecto del temple causa
que las propiedades mecánicas cambien, de la siguiente manera:

- Aumenta la carga de rotura por tracción, el límite elástico y la dureza.


- Disminuye el alargamiento, la estricción y la resilencia.

Con el temple las propiedades físicas varían en la siguiente forma:

- Aumenta la densidad, es decir, los aceros aumentan su volumen.


- La resistividad del acero aumenta.
- La sonoridad del acero disminuye luego del temple.
- Los aceros templados son más resistentes a ciertos ácidos que los recocidos.
Los factores de temple son:
Los elementos que intervienen en la constitución del acero actúan en distinta forma sobre la
velocidad de enfriamiento. Así por ejemplo, cuando mayor es el contenido de carbono, tanto
mayor será la duración del enfriamiento. El Mn, Cr, etc. Producen el mismo efecto que un
aumento de la velocidad de enfriamiento y para ciertas proporciones; esta acción es tan
notable que los aceros templan al aire, construyendo estos los aceros denominados
autotemplantes.

Temperatura del temple


Varia con el acero y su valor está determinado por aquel para el cual el acero alcanza el
estado de máxima capacidad de temple y la estructura más fina. La temperatura de temple
de los aceros al carbono es de 30 a 50º por encima del punto 𝐴𝑐3.

Velocidad de enfriamiento
Existe una velocidad crítica de temple que conduce a un aumento de la dureza y la
estructura martensitica. Se puede variar la velocidad de enfriamiento, modificando la
naturaleza del baño de enfriamiento o su temperatura, o bien modificando la temperatura
de temple, en vita de que un aumento de esta significa aumentar la velocidad de
enfriamiento. Este último método no es el más adecuado, pues se logra un aumento
exagerado del tamaño de grano y de la fragilidad del acero.

Los factores que influyen sobre la velocidad de enfriamiento son:

- El baño de temple, que actúa por su volumen, calor especifico y temperatura.


- La composición química del acero.
- La masa y dimensiones de la pieza
- La temperatura de temple

Equipo y material a emplear


- Probetas de acero
- Horno eléctrico de mufla, pinzas, baños templantes.

Implementos
Guantes de asbesto, pinzas largas, careta.

Procedimiento
Para el tratamiento térmico de la probeta de acera se colocan en la mufla a 900º C y se
mantienen a esta temperatura por espacio de 30 min., para luego enfriarlas en los
respectivos medios templantes; es decir, una de ellas en agua a 20º C, la otra en aceite a la
misma temperatura y la tercera en aire a la misma temperatura en lo posible.

Luego las muestras deben ser desbastadas, pulidas y atacadas, procediéndose luego a medir
las durezas de cada una de ellas, así como conocer la estructura y textura de ellas.

Cuestionario
1. ¿Cuánto tiempo se debe dejar una pieza austenizando de acuerdo a su espesor?

Cuanto más espesor tenga la pieza más hay que aumentar el ciclo de duración del proceso
de calentamiento y de enfriamiento.

2. ¿Cuáles son los factores a tener en cuenta en un temple?

El cambio de propiedades físicas y mecánicas

3. ¿Cuáles son las tres etapas generales en todo tratamiento térmico?

El primero, consiste en el destemple, a fin de mejorar la condición física del acero y aliviar
las tensiones que tal vez se hayan originado en el metal con los procedimientos de laminado
y forjadura. Esto usualmente se hace calentando el metal hasta que adquiere un color rojo
mate y dejándolo enfriar después gradualmente. El próximo paso estriba en calentar el
metal a temperaturas comprendidas dentro de la gama crítica en la que se producen
cambios en el contenido de carbono. Observe en la tabla de la derecha que estas
temperaturas varían con el contenido de carbono del metal. También observe la relación de
la temperatura y el color, como se expresa en la tabla central. Cuando no se dispone de un
horno equipado con pirómetro, hay que depender de la interpretación del color que
adquiere el metal, para determinar cuándo debe enfriarse en el baño endurecedor, que
usualmente es de agua fría o aceite, lo que depende del
grado de dureza deseado y de otros factores. El paso final
del método consiste en templar el acero a la dureza y
tenacidad deseadas para la tarea que se va a realizar.
Esto, a menudo, se denomina regulación del temple, y se hace recalentando y enfriando el
metal en aceite o agua, mediante el método de colores.

4. El éxito de una limpieza templada depende de

5. ¿Qué medios de temple se utilizan?

Endurecimiento del acero


Temple y revenido: bonificado
Recocido
Recocido de homogeneización
Recocido de regeneración
Recocido de globalización
Recocido de suscritico
Cementado
Carbonización por empaquetado
Carbonización en baño líquido
Carbonización con gas
Carburado, cianurado y nitrurado