You are on page 1of 9

UNIVERSIDAD ABIERTA PARA ADULTOS

ESCUELA DE PSICOLOGÍA
CARRERA DE:

PSICOLOGIA CLINICA

TEMA: TAREA III


___________________________________________________________________

PRESENTADO POR:

NICOLE OGANDO

_____________________________________________________________

MATRÍCULA:

12-0396
_______________________

ASIGNATURA:

EVALUACIÓN DE LA INTELIGENCIA

_______________________________________________

FACILITADOR (A):

KANIA PIMENTEL
_______________________________________________

Santiago de los Caballeros


República Dominicana
Febrero 2018
INTRODUCCIÓN

En la siguiente asignación se trabajara con los test TONI 2 y BAT 7 que no son más que
test de evaluación de la inteligencia, cada uno con sus particularidades como por ejemplo
el test TONI 2 el cual tiene como apreciación la capacidad para resolver problemas,
eliminando en la mayor medida posible la influencia del lenguaje y de las habilidades
motrices mientras que el BAT 7 es una batería ideada para la evaluación de aptitudes
cognitivas en un amplio rango de edades.
1-REDACCIÓN DE UN INFORME DE LECTURA DEL TEST TONI 2 DONDE
ESTÉN PRESENTES LOS SIGUIENTES ELEMENTOS:
·Nombre de la prueba: TONI 2 – Test de Inteligencia No Verbal – Apreciación de la
habilidad cognitiva sin influencia del lenguaje.
-Nombre Original: TONI-2 – Test of Non verbal Intelligence
·Autor: Linda Brown / Rita J. Sherbenou / Susan K. Johnsen
·Objetivo de la prueba: apreciación de la capacidad para resolver problemas, eliminando
en la mayor medida posible la influencia del lenguaje y de las habilidades motrices.
·Población a que se aplica: Sujetos en edades comprendidas de 5-85 años.
·Concepciones teóricas: El TONI-2 es un medida de la capacidad para resolver
problemas con figuras abstractas, exenta de la influencia del lenguaje. Se diseñó para ser
utilizado con sujetos de edades comprendidas entre 5-85 años de edad. Existen dos formas
equivalentes A y B; cada una de ellas está formada por 55 elementos ordenados por
dificultad creciente.

Jensen (1,980) indica algunas normas y dimensione que deben cumplir los test libres de
influencias culturas o de lenguaje:
a) Deben ser medidas de tipo manipulativo que puedan sustituir a las de papel y lápiz.
b) Las instrucciones se transmitirán por medio de mímica y no de forma oral o escrita.
c) Deben incluir algunos ejemplos previos de práctica.
d) No deben tener tiempo limitado
e) En lugar de estar formados por dibujos concretos o fragmentos de lectura, el contenido
de los elementos debe ser de tipo abstracto.
f) Para contestar al test se requerirá razonamiento o capacidad para resolver problemas,
sin que sea necesario tener que recordar ninguna información específica.
g) Los problemas deben ser nuevos, para evitar contaminación por el recuerdo de una
información aprendida previamente.

Al construir el TONI, primera versión, se procuró que cumpliera todas estas normas. A
pesar de la amplia utilización de los test de inteligencia y de que se puede disponer de
muchos instrumentos cuya validez ha sido comprobada teórica y empíricamente, se
observa una necesidad creciente de instrumentos de este tipo que no estén excesivamente
afectados por factores lingüísticos, motrices o culturales.
El lenguaje y las habilidades motoras son componentes importantes de las medidas de la
inteligencia que se utilizan habitualmente. Sin embargo, hay muchos sujetos para quienes
estas medidas simplemente no son adecuadas. Personas que no son capaces de leer o
escribir, que tienen dañadas o deterioradas sus habilidades verbales, que tienen diferentes
raíces lingüísticas o que por otras razones requieren que en la aplicación del test no influya
su capacidad para oír, hablar, leer, escribir o dar respuestas motoras significativas.

Una buena proporción de los sujetos a quienes se evalúa en escuelas, clínicas y hospitales
están comprendidos en alguna de estas categorías. En ellas se incluyen afásicos, personas
que no hablan el mismo idioma, sujetos que tienen dificultades de aprendizaje, sordos o
individuos que han sufrido traumas neurológicos severos, lesiones en la cabeza, golpes,
parálisis cerebral y otros similares. Se han construido muy pocos test que no tengan tanta
carga cultural. Ciertamente ningún test puede estar completamente libre de la influencia
de la cultura pues la propia aplicación de pruebas lleva consigo una importante carga
cultural.

Sin embargo en la actualidad el número de personas de diversas culturas tanto en los


centros de trabajo como en la escuela va en aumento y esto hace que sea necesario
disponer de medidas para apreciar la capacidad intelectual que dependan lo menos posible
de la influencia de aspectos específicos del lenguaje, minimizado de este modo el sesgo
respecto a sujetos de minorías étnicas, o distinto nivel socio-económico o lingüístico
(sattler, 1,998)

El TONI-2 es una prueba muy especializada, de rápida corrección y aplicación. Su


contenido pertenece a campos muy limitados para que su forma de aplicación suponga
las menores restricciones posibles, en los aspectos lingüísticos y motrices, para los sujetos
a quienes se aplica. En las primeras etapas del desarrollo de la prueba hubo muchas
deliberaciones para llegar a decisiones definitivas que representan algunas ventajas e
inconvenientes para los usuarios del TONI-2.

El TONI-2 está libre de influencia del lenguaje y la reducida necesidad de una respuesta
motora por lo tanto hace que sea el instrumento ideal para aplicar a sujetos difíciles de
examinar. Entre este tipo de sujetos cabe mencionar los que han contraído o desarrollado
algún tipo de afasia y otros problemas severos del lenguaje; los sordos o lo que tienen
dificultades auditivas; los que no tienen un suficiente dominio del idioma (no son capaces
de leerlo y escribirlo) y los que, a causa de parálisis cerebral, lesiones de cabeza o golpes
tienen dificultades del lenguaje y la motricidad.

·Aplicación: individual o colectiva a grupos muy pequeños.


No es un test de tiempo limitado y el tiempo aproximadamente es de 20 minutos. La aplicación
está prácticamente libre de la influencia del lenguaje; no hay que escuchar largas explicaciones,
ni hablar, ni leer, ni escribir para aplicar o responder al test.
El examinador dará las instrucciones por medio de gestos o con indicaciones verbales muy breves.
El sujeto indicará la respuesta señalándola motriz mente. La prueba concluye cuando el sujeto
conteste el elemento A55 o B55, o hasta que haya dado cinco respuestas erróneas consecutivas.
¿Dónde se inicia? Para determinar por cual figura se debe iniciar la prueba, según la edad del
sujeto, se utiliza los siguientes criterios:

EDAD ELEMENTO

5-7 - A1 ó B1
8-9 - A4 ó B4
10-12 - A8 ó B8
13-17 - A12 ó B12
18-20 - A17 ó B17
20 ó más - A22 ó B22

·Corrección: El TONI-2 es una prueba muy especializada, de rápida corrección y


aplicación. Su contenido pertenece a campos muy limitados para que su forma de
aplicación suponga las menores restricciones posibles, en los aspectos lingüísticos y
motrices, para los sujetos a quienes se aplica. En las primeras etapas del desarrollo de la
prueba hubo muchas deliberaciones para llegar a decisiones definitivas que representan
algunas ventajas e inconvenientes para los usuarios del TONI-2.
·Interpretación: Las puntuaciones directas se pueden transformar en CI o en percentiles.

2. ELABORA LA FICHA TÉCNICA DE ESCALA DE BAT-7


Nombre del test: BAT-7. Batería de Aptitudes de TEA
Autor: David Arribas, Pablo Santamaría, Fernando Sánchez-Sánchez e Irene Fernández-
Pinto
Abreviado:
BAT-7
Año de publicación:
2013
Procedencia:
TEA Ediciones
Significación:
Evaluación psicométrica de las principales aptitudes del sistema cognitivo y estimación
de la inteligencia en términos de capacidad general, inteligencia fluida e inteligencia
cristalizada.
Tipo de aplicación:
Individual y colectiva
Rango de aplicación:
Desde escolares de 1º de Educación secundaria (ESO) hasta adultos (de 12 a 49 años).-
Nivel E (Elemental). Escolares del 1º a 2º de ESO (de 12 a 14 años). Adultos con grado
de formación básico-Nivel M (Medio): Escolares de 3º a 4º de ESO (14 a 16 años).
Duración:
97 minutos de trabajo efectivo, 2 horas y 15 minutos, aproximadamente la aplicación
completa incluidas las instrucciones y la distribución del material. Cada test puede
aplicarse aisladamente en un tiempo que oscila entre los 8 y los 20 minutos.
Variable(s): Aptitudes cognitivas y estimación del nivel de inteligencia
Área de aplicación: Psicología clínica, Psicología educativa, Neuropsicología,
Psicología del trabajo y las organizaciones, Psicología forense, Psicología del tráfico,
Psicología del deporte.
Soporte: Papel y Lápiz, Informatizada.
Adaptaciones o Baremos:
Normas españolas: Baremos en percentiles por curso o nivel de formación para las
puntuaciones de aptitud. Baremos en CI (M = 100, DE = 15) por edad para los índices de
inteligencia en tramos de un año desde los 12 a los 18 años y tramos de 10 años desde los
19 hasta los 49 años.

3. DISEÑA UN MAPA MENTAL CON LAS VARIABLES CON CADA UNA DE


LAS VARIABLES QUE MIDE EL BAT-7, ADEMÁS DEFINE LOS
SIGUIENTES CONCEPTOS:
-Capacidad general: Capacidad mental que permite comprender y relacionar ideas
complejas, trabajar eficientemente con contenidos abstractos y verbales, extraer
conclusiones lógicas, resolver problemas novedosos y aprender con rapidez.
-Inteligencia fluida: Capacidad para razonar inductiva y deductivamente con los
problemas abstractos y formales que requieran el uso del lenguaje interno para generar y
poner a prueba hipótesis e identificar la solución correcta.
-Inteligencia cristalizada: Capacidad para aplicar los conocimientos y habilidades
adquiridos culturalmente a la resolución de problemas relacionados con materiales y
procesos verbales.
-Validez y fiabilidad de los resultados de BAT-7:
En el manual de la prueba se presentan estudios destinados a aportar evidencias de validez
desde las tres fuentes más habituales: contenido, relaciones con otras variables y
estructura interna de la prueba. Desde el punto de vista del contenido el trabajo se ha
realizado, como es habitual, en la fase inicial de construcción de la prueba a través de la
definición operativa de las variables a medir, de la configuración del tipo de ítem a
emplear, el tiempo necesario de aplicación, instrucciones de aplicación, etc. Además se
empleó el juicio de cinco expertos respecto a algunos aspectos de interés. Las evidencias
basadas en relaciones con otras variables se abordaron con dos tipos de estudios, unos de
naturaleza correlacional y otros basados en las diferencias entre grupos de interés. En los
estudios correlacionales, los destinados a comprobar la relación con otros tests de
aptitudes, los resultados están en la línea de lo previsto, siendo el tamaño de las muestras
empleadas (universitarios) de 62 y 64 sujetos. Los tests empleados como criterio son con
conocidas y buenas propiedades psicométricas. Dentro de los estudios correlacionales se
aborda también la validez concurrente de la batería, en este caso con una muestra
numerosa, tomando como criterio el rendimiento académico de los sujetos, operativizado
mediante su nota global en el curso. En los tres niveles del BAT-7 se mostraron resultados
muy buenos. En las comparaciones entre grupos se realizaron cuatro estudios. En el
primero se toma como variable independiente la edad y como variables dependientes los
tres índices de inteligencia. En el segundo, la variable independiente fue el nivel de
estudios y las variables dependientes los índices de inteligencia. En el tercero como
variables independientes se tomaron la lengua (español vs otras) y el país de procedencia
(España vs otros) y como 13 variables dependientes el rendimiento en los tests. En todos
los casos los resultados apuntan a encontrar diferencias en las líneas hipotetizadas. En el
cuarto estudio se indagó sobre si los diferentes estilos atencionales (derivados a partir de
la combinación de las puntuaciones en A y CON) producen diferencias en el rendimiento
en el resto los tests, encontrándose que efectivamente se producen diferencias. Respecto
a la estructura interna de la batería, además del estudio de la unidimensionalidad de cada
uno de los tests realizado en la fase de construcción de la prueba, se procede a realizar un
estudio basado en Análisis Factorial Confirmatorio para comprobar la adecuación de la
prueba a un modelo derivado de la Teoría CHC, circunstancia que se constata, y
posteriormente se pone a prueba la invarianza del modelo en los tres niveles de dificultad
(E, M y S), hallándose invarianza configural pero no métrica. Por último, se somete a
estudio la medida en que los índices derivados de la batería aproximan los factores
latentes propugnados en el modelo siendo los resultados positivos.
FIABILIDAD: El estudio de la fiabilidad de las puntuaciones obtenidas mediante el
BAT-7 se ha abordado desde diferentes perspectivas. En primer lugar se estudia la
fiabilidad como consistencia interna para lo cual se hace uso del coeficiente alfa de
Cronbach para las puntuaciones en los tests individuales y la fórmula de fiabilidad de un
test compuesto para las puntuaciones BAT-Total y de los índices de inteligencia. Estos
coeficientes fueron calculados para la mayoría de los grupos empleados en la
construcción de los baremos de la prueba, alcanzándose valores elevados (entre 0,56 –
este valor es un caso especial pues se obtiene cuando la prueba se aplica el cuadernillo M
a sujetos de 2º de la ESO, cuando realmente les corresponde el cuadernillo E, descontando
este el valor más bajo de alfa es 0,63 (test M en adultos)- y 0,96, especialmente en las
puntuaciones BAT-Total e índices de inteligencia. Así 15 mismo se explora la
consistencia interna empleando dos coeficientes ordinales basados en los análisis
factoriales confirmatorios realizados sobre la puntuaciones de la batería: el coeficiente
alfa ordinal y el coeficiente omega ordinal. De nuevo los valores obtenidos para los
coeficientes son elevados (entre 0,70 y 0,97). En segundo lugar se aportan los errores
típicos de medida que permiten al usuario la construcción de intervalos de confianza en
torno a las puntuaciones directas obtenidas por los evaluados, siendo este procedimiento
más informativo que la estimación puntual, especialmente cuando se trata de tomar
decisiones a partir de las puntuaciones en la prueba. Por último, también se aborda la
fiabilidad desde la perspectiva de la TRI a través de las funciones de información de los
tests en los tres niveles. De forma general el patrón encontrado es que los tests resultan
más informativos para valores medios de la escala de Theta y son poco informativos para
valores extremos (digamos por debajo de -2 y por encima de -2). Por otro lado este patrón
es el esperable en una prueba diseñada para poblaciones generales siendo, normalmente,
necesarias pruebas más específicas para evaluar poblaciones extremas en el rasgo. En
términos generales puede decirse que la prueba presenta valores buenos-muy buenos de
los indicadores de fiabilidad empleados.
CONCLUSIÓN

El TONI-2 es un medida de la capacidad para resolver problemas con figuras abstractas,


exenta de la influencia del lenguaje. Se diseñó para ser utilizado con sujetos de edades
comprendidas entre 5-85 años de edad. Existen dos formas equivalentes A y B; cada una
de ellas está formada por 55 elementos ordenados por dificultad creciente.
Es una prueba muy especializada, de rápida corrección y aplicación. Su contenido
pertenece a campos muy limitados para que su forma de aplicación suponga las menores
restricciones posibles, en los aspectos lingüísticos y motrices, para los sujetos a quienes
se aplica. En las primeras etapas del desarrollo de la prueba hubo muchas deliberaciones
para llegar a decisiones definitivas que representan algunas ventajas e inconvenientes
para los usuarios del TONI-2.

El BAT-7 es una batería ideada para la evaluación de aptitudes cognitivas en un amplio


rango de edades (de 12 a 49 años) basada en los postulados sobre la estructura de la
inteligencia de la Teoría CHC (Cattell-Horn-Carroll). Con la finalidad de ser
máximamente discriminativa en todos los niveles de aplicación, los siete tests que
componen la batería se agrupan en tres cuadernillos con niveles de dificultad creciente.

Es una prueba muy adecuada para la evaluación de aptitudes cognitivas en población


general permitiendo la detección de fortalezas y debilidades en aptitudes específicas y
también valoraciones más genéricas a través de los índices de inteligencia. Su ámbito de
aplicación, siempre referido a poblaciones “no especiales”, es amplio resultando
inmediatos el educativo y laboral pero también con posibilidades de instrumento de
“screening” en el ámbito clínico o neuropsicológico.