You are on page 1of 3

EL NIÑO COMO SUJETO POLÍTICO Y SU LUGAR EN EL ORDEN

SOCIAL: UN SISTEMA DE ACCIÓN SOCIAL DESDE LA FAMILIA.

NUCLEO EL NIÑO Y
FAMILIAR SU ROL

Construccion de
la participacion Sujeto Politico
del niño.

Para poder concebir al infante como un sujeto político y su participación


en la sociedad, se debe de hacer una retro inspección al verdadero
núcleo de la sociedad: La familia.

Por ello se debe de destacar el rol que juega la familia en la educación de


los niños.

La sociedad ha sufrido una evolución en los últimos tiempos que ha


repercutido de forma directa en la familia y la escuela. Tanto es así que
uno de los temas más destacados respecto a la educación en estos días es
la colaboración entre ambas.
El papel de la familia ha ido evolucionando con la incorporación de la
mujer al mundo laboral y con otros cambios de diversa índole, sobre todo
política y económica. Esta ha pasado de ser la encargada única y
exclusiva de la formación de los hijos e hijas, a delegar en la escuela parte
de esta tarea.

La familia como primer ámbito educativo necesita reflexionar sobre sus


pautas educativas y tomar conciencia de su papel en la educación de sus
hijos e hijas. La realidad actual se le escapa, y esto repercute en la vida del
niño y la niña, lo cual conlleva a su vez problemas escolares y familiares
que surgen a diario: desinterés, falta de motivación, dependencia, bajo
rendimiento, fracaso escolar, violencia, etc., y no se pueden achacar a la
sociedad en abstracto, a la familia, a la escuela o al alumnado, de
manera independiente, sino que la interacción de todos ellos es la que
propicia esta situación.

El documento nos habla en primera instancia acerca de las 3


concepciones que se tiene sobre el concepto de familia. La de Pierre
Bourdieu (1994), quien asume la familia como una estructura concebida,
resguardada y conservada socialmente. En segundo lugar a Salvador
Minuchin citado por Rodriguez (2006, p. 13), como un sistema en el que el
papel de cada miembro determina el funcionamiento de éste y en el que
la labor formadora prima, respecto a las habilidades y actitudes de los
integrantes frente a sistemas más grandes y complejos. Y por último la
mirada de la Convención sobre los Derechos del Niño (ONU, 1989), la
UNESCO (UNESCO, 2004) y la CEPAL (Arriagada & Aranda, 2004), que
asume la familia como unión de preceptos comunes a muchas sociedades
para su reconocimiento y asistencia.
Estas “miradas” son planteadas de diferentes formas pero siempre con el
mismo enfoque: La formación del Niño y su rol de participación.

También nos hace mención a la familia como primer modelo de orden


social ya que se deben de coordinar y regular los actos que hacen los
individuos dentro de este sistema. Como todo sistema de orden, la familia
se acata a un riguroso sistema de jerarquías para establecer relaciones
sociales y políticas en donde es necesario contar con la autoridad de un
líder para regular la convivencia.

La familia se contempla también como un sistema de acción social donde


desde primera instancia se construye la subjetivación política del niño. Este
sistema está basado en relaciones de dos tipos: entre diferentes individuos,
y entre los individuos y el ambiente que habitan y que los rodea.