You are on page 1of 2

ESTRATEGIA DE INCA KOLA

Teniendo en consideración que aún se está trabajando para llegar a algunas zonas alejadas.
Siguiendo con las variables de segmentación, a pesar de que se dice que en teoría, IncaKola emplea un
marketing masivo, se puede apreciar que utiliza la segmentación demográfica en algunas estaciones del
año. Por ejemplo, en verano IncaKola de recarga de propagandas publicitarias en donde aparecen
jóvenes en la playa por lo cual nos daría a entender que la marca se enfoca en vender a jóvenes entre
18 y 25 años aproximadamente, según lo que se puede apreciar, de ocupación estudiantes, de facciones
caucásicas y de un nivel socio económico medio a alto. En invierno y otoño Incakola se enfoca más a la
familia con miembros de todas las edades pero también de un nivel socioeconómico medio y alto, con
características entre caucásicos y trigueños[3].
Por otro lado, continuando con las variables de segmentación. Podemos apreciar que, sus últimas
campañas publicitarias destacan un enfoque más psicográfico, enfocándose en los progresistas y las
modernas pues resaltan la creatividad del peruano, las ganas de salir adelante y que con esto todo es
posible, factores con los cuales los progresistas y modernas se sentirían identificado. Además, con el
nuevo lanzamiento de IncaKola Zero vemos como también la marca se va adaptando a las nuevas
necesidades del mercado.
Sin embargo, manteniendo su sabor tradicional y siempre vinculado con la comida típica peruana. Es por
eso que también se puede apreciar un enfoque hacia los adaptados y las conservadoras. Finalmente, la
última variable es la segmentación conductual la cual se basa en el conocimiento de la actitud, uso o
respuesta frente a un producto, en este caso tenemos IncaKola como se mencionó antes crea un
estereotipo perfecto de un peruano luchador, creativo, feliz lo cual crearía un actitud hacia el producto
positiva a todos aquellos que se quieran sentir identificados; además, aporta beneficios como su
variante IncaKola Zero para aquellos que quieran verse mejor. Asimismo, hay un factor importante que
se debe recalcar, IncaKola abastece primero a la bodegas, pues, según los estudios de Ipsos Apoyo, la
conducta de los peruanos es comprar sobre todo en las bodegas[4]y; además, estas deben
estar abastecidas con botellas de tres litros ya que esas se venden más pues la conducta del peruano
promedio es comprarlas para los almuerzos familiares[5]. Este último factor está relacionado con la tasa
de utilización del producto. Según unas encuestas el peruano promedio no consume tanta gaseosa
como su países vecinos[6], pero la fomentación de publicidades como las de IncaKola la cual enlaza los
platos de comida con la marca ha hecho que este consumo aumente incluso dándole un enfoque más
saludable como es su ultimo comercial promocionando la versión cero azúcar de la bebida.

Podemos concluir que es a pesar de que IncaKola hace campañas en donde su mercado meta son todos
los peruanos y por lo tanto hace un marketing masivo, esto en la realidad no es del todo cierto, pues
esta compañía se enfoca en diferentes factores más que en otros y usa todas las variables de
segmentación en un mayor o menor grado enfocándose a la familia o la juventud dependiendo de la
estación, pero siempre dando un estereotipo de superación y creativo para los progresistas y las
modernas; manteniendo su enlace con lo nacional y las costumbres como la comida para los adaptados
y conservadoras. Es así que Incakola publicita un marketing masivo pero realiza un marketing por
segmentación amplia.
Coca-Cola, un producto global que sabe del mercado local

La estrategia de la multinacional se define con los socios locales.


Coca-Cola Servicios de Colombia, la filial local de la estadounidense The Coca-Cola Company,
es la ganadora de la categoría a la Mejor Estrategia de Mercado, luego del sondeo contratado
por Portafolio.
El reconocimiento se suma a los muchos que ha recibido a nivel local por su innovación y la
inigualable receta de la gaseosa.
El gerente para la región andina de Coca-Cola, Ricardo Cortés Izquierdo, dice que la fase de
llevar los productos al consumidor es una labor que requiere consistencia tanto en los
mensajes como en la calidad, para lograr permanecer en el tiempo.
Considera que los mensajes asociados a la promoción de la marca van cargados, entre otros,
de optimismo, reunión familiar y apego a la tradición. También considera que Coca-Cola ha
sido una marca vanguardista porque, por ejemplo, dio un rol protagónico a la mujer y los
afrodescendientes en tiempos de discriminación.
“Claro que si no se renuevan esos mensajes u otras etapas de la estrategia de mercado, como
los envases, la distribución, la atención al cliente, no permanece el producto”, explica.
Agrega que las decisiones tanto de publicidad y estrategia para mejorar la posición de los
productos se consensúan con los embotelladores locales, que en el caso de Colombia el más
grande es Indega, filial de la mexicana Coca-Cola Femsa.
En su opinión, cada mercado tiene sus particularidades y los franquiciados o socios de negocios
son los que están más en conexión directa con el consumidor en tiendas y otros puntos de
venta. Como ejemplo de estrategia local, Cortés cita el desarrollo los sabores de mora y lulo de
la marca Vallefrut, que sólo fueron diseñados para Colombia como parte de Jugos del Valle.
Respecto a las inversiones para soportar la marca y la estrategia de mercadeo en Colombia,
afirma que destinan unos 120 millones de dólares anuales, entre otros, a difusiones en medios
masivos, producción de comerciales e incentivos a los clientes y distribuidores para que
compren los productos.
En su concepto, estos recursos deben estar dirigidos en primer lugar a desarrollo del producto.
Paralelamente, considera que la publicidad debe transmitir emocionalmente las cualidades y
también elaborarse de manera responsable y con respeto a las normas ambientales y de la
sociedad.
Las oportunidades están en los consumidores jóvenes
Por su parte, el presidente mundial de mercadeo de The Coca-Cola Company, Joe Tripode, dijo
recientemente en una exposición en Atlanta, acerca de los retos en este frente, que existen
1.000 millones de jóvenes que consumen productos de esa marca, lo que representa el 18 por
ciento del total de sus consumidores. Sin embargo, el 47 por ciento de ellos no toma bebidas
refrescantes, por lo que es el gran nicho de oportunidades no sólo para Coca -Cola sino para
las demás empresas de ese sector. Sostuvo también que adicional a los mensajes optimistas, la
clave del éxito en el mercado está en ofrecer productos cada vez más saludables, que
satisfagan necesidades y con precio justo. Todo ello, sostuvo, sin dejar de lado interacción con
las comunidades y los propios consumidores.