You are on page 1of 4

ANTIVALORES

El camino de los antivalores es a todas luces equivocado porque no solo nos deshumaniza y nos

degrada, sino que nos hace merecedores del desprecio, la desconfianza y el rechazo por parte de
nuestros semejantes, cuando no del castigo por parte de la sociedad.

Estos son algunos de los antivalores morales:

 Esclavitud

 Deshonestidad

 Guerra

 Altanería o soberbia

 Intolerancia social

 Divisionismo

 Desigualdad o no correspondencia justa y exacta

 Injusticia

 Ignorancia
 Corrupción

A continuación se define cada uno de ellos

Esclavitud: La esclavitud es una forma de sometimiento del hombre por el hombre que se practicó
desde la antigüedad y para vergüenza del hombre. Sin embargo, lo anterior no es del todo cierto.

Deshonestidad: La deshonestidad no tendría ningún papel en un mundo en que imperara la realidad

y estuviera habitado por seres humanos plenamente conscientes. Desgraciadamente, debemos de

convivir con la deshonestidad. Los humanos, abrigamos una variedad de tendencias e impulsos que

no armonizan espontáneamente con la razón. Debido a esto, en asuntos laborales, de trabajo o bien

familiar conlleva a la desconfianza en todos los puntos que le compete; creando una fuerte traba
con quienes interacciona.

Guerra: Muchos dicen que la Guerra es la continuación de la diplomacia llevada de otra forma.

Luego, la Guerra es una de las más viejas formas de relación entre estados. Supone el

enfrentamiento organizado de grupos humanos armados, con el propósito de controlar recursos

naturales o humanos (la esclavización) y se producen por causas no bien conocidas entre las que
suelen estar las culturales, mantenimiento o cambio de relaciones de poder, dirimir disputas
económicas o territoriales… (estas guerras también pueden ser guerras civiles).

Altanería o soberbia: La soberbia (del latín superbiam) u orgullo consiste en una estima exagerada

de sí mismo, o amor propio indebido, que busca la atención y el honor. Para la Iglesia Católica

encabeza la lista de los siete pecados capitales que escribiera Santo Tomás de Aquino. La causa por

la que la soberbia ocupa este lugar tan principal se debe a que fue la pasión que provocó la rebelión

y caída del cielo del ángel Lucifer. Sin embargo conviene no olvidar la connotación positiva, que, ya

en su origen latino, posee esta palabra; puesto que la calificación de un acto como soberbio puede

ser sinónimo de óptimo o de bella factura. También, se toma como persona que se conduce de
manera prepotente o, incluso, grosera.

Intolerancia social: Es aquella donde el individuo quiere que solo su opinión sea escuchada y no
acepta las ideas de los demás.

Divisionismo: Napoleón dijo: …”divide y vencerás…”. En nuestra sociedad ¿Cuántas veces no nos

dividimos? ¿Y quién vence? La Anarquía. En otras sociedades se trata un conjunto de ideas aportadas

por diferentes posiciones ideológicas. Pero una vez tomada una idea todos se vuelcan para que
funcione; ganando todos de esta forma.

Desigualdad o no correspondencia justa y exacta: Podría ser lo referido a una situación en la que no

todas las personas y ciudadanos de una misma sociedad, comunidad o país, tienen iguales derechos
y obligaciones.

Injusticia: La definición sería algo difícil de establecer, pues se debe ver el contexto en que se aplica

la definición. Pero en el más amplio concepto sería “El incumplimiento de un pacto”. Las leyes,

códigos y/o reglamentos son pacto entre los Hombres para poder convivir y el no cumplimiento de
ellos le llamamos injusticia.

Ignorancia: La ignorancia es la ausencia de conocimiento. Se refiere a un “estado de permanecer

ignorante” o desinformado. Ejemplo: “Pepe perdió el debate a su ignorancia (ausencia de


conocimiento) sobre la materia.”

Corrupción.- En términos generales, la corrupción política es el mal uso público (gubernamental)

del poder para conseguir una ventaja ilegítima, generalmente secreta y privada. El término opuesto

a corrupción política es transparencia. Por esta razón se puede hablar del nivel de corrupción o
transparencia de un Estado.
Todos los tipos de gobierno son susceptibles a la corrupción política. Las formas de corrupción

varían, pero las más comunes son el uso ilegítimo de información privilegiada, el tráfico de

influencias, el pucherazo, el patrocinio, sobornos, extorsiones, influencias, fraudes, malversación, la

prevaricación, el caciquismo, el compadrazgo, la cooptación, el nepotismo y la impunidad. La

corrupción facilita a menudo otro tipo de hechos criminales como el tráfico de drogas, el lavado de

dinero y la prostitución ilegal; aunque no se restringe a estos crímenes organizados, y no siempre


apoya o protege otros crímenes.

El concepto de corrupción difiere dependiendo del país o la jurisdicción. Lo cierto es que algunas

prácticas políticas pueden ser legales en un lugar e ilegales en otros. En algunos países, la policía y

los fiscales deben mantener la discreción sobre a quién arrestan y acusan, y la línea entre discreción

y corrupción puede ser difícil de dibujar. En países con fuertes intereses de grupos políticos, las
prácticas de corrupción se dan con más facilidad.

La corrupción política es una realidad mundial; su nivel de tolerancia o de combate evidencia la

madurez política de cada país. Por esta misma razón existen entidades nacionales e internacionales,
oficiales y privadas, con la misión de supervisar el nivel de corrupción administrativa internacional.

Delincuencia.- El fenómeno social constituido por el conjunto de las infracciones, contra las normas

fundamentales de convivencia, producidas en un tiempo y lugar determinados. Fenómeno individual

y socio-político, que afecta a toda la sociedad, cuya prevención, control y tratamiento requiere de la
cooperación de la comunidad al mismo tiempo que un adecuado sistema penal.

Una adicción.- Es un estado psicofísico causado por la interacción de un organismo vivo con un

fármaco, caracterizado por la modificación del comportamiento y otras reacciones, generalmente a


causa de un impulso irreprimible por consumir una droga en forma continua o periódica, a fin de

experimentar sus efectos psíquicos y, en ocasiones, para aliviar el malestar producido por la
privación de éste, es decir, el llamado síndrome de abstinencia.

Prostitución.- Se define como el acto de participar en actividades sexuales a cambio de dinero o

bienes. Aunque esta actividad es llevada a cabo por miembros de ambos sexos, es más a menudo

por las mujeres, pero también se aplica a los hombres en el contexto de la prostitución tanto

heterosexual como homosexual, travesti y transexual. El término genérico empleado para referirse a

quien la ejerce es prostituto (ta). La prostitución es la “actividad a la que se dedica quien mantiene

relaciones sexuales con otras personas, a cambio de dinero”,[] aunque suele considerarse del mismo
modo cualquier otro tipo de retribución.
Ilegalidad.- Se describe como ilegal a todo aquello que sea contrario o que no respete la ley

establecida por el hombre. El calificativo de ilegal puede aplicarse a elementos o productos pero

también a situaciones en las que la presencia de actos ilícitos tiene lugar. No se usa, al contrario,

para describir a la persona que lleva adelante el acto de ilegalidad ya que en ese caso no es ella si

no su acción la que queda por fuera de la ley. Sin embargo, sí es recurrente para describir a aquellas

personas que, por no contar con las documentaciones requeridas por ley, son entonces descriptas

como ilegales (en el caso de los inmigrantes ilegales donde la calificación es aplicada sobre la
persona).