You are on page 1of 3

ANALISIS JURISPRUDENCIAL

STC 15666 – 2017

I. IDENTIFICACIÓN DE PROVIDENCIA
Corporación: Tribunal Superior del Distrito Judicial de Bogotá
Número de Sentencia: STC15666-2017
Magistrado Ponente: Margarita Cabello Blanco
Fecha: 28 de Septiembre de dos mil diecisiete (2017)

II. HECHOS RELEVANTES


1. Los Señores: Plinio León Saldaña Lozada y María Ofelia González Rubiano instauran una
acción de tutela para la protección de sus derechos fundamentales al debido proceso,
igualdad, defensa y “Derechos de la tercera edad” Presuntamente vulnerados dentro del
juicio ejecutivo hipotecario que les inicio Recibanc S.A.S.
2. Argumentan, como sustento de su reclamo, lo siguiente: Que en desarrollo de la actividad
económica que ejercen «transporte público de carga por carretera», solicitaron a la
empresa Servimos S.A., representada por Jorge Mauricio Velásquez Benítez, un préstamo
por la suma de $288.470.000, el cual fue respaldado en veintidós (22) cheques.
3. Que además de «estos cheques se giraron y se pagaron 10 cheques más, por la suma de
$15.996.700 que le fue girado como un abono a los intereses a una empresa de SERVIMOS
S.A., por la suma de $15.996.700 a nombre de la sociedad INTERCREDIT exigidos por la
organización SERVIMOS S.A.».
4. Afirman, que con posterioridad la citada organización los citó y les hizo firmar un contrato
donde «se convertía en acreedor hipotecario y mediante contrato de mutuo con hipoteca
abierta en cuantía indeterminada, se constituyeron en deudores de esta organización a la
que habían girado los 22 cheques… más los 10 cheques girados y pagados a INTERCREDIT…
en donde además se les entregó un pagaré en blanco…».
5. Relevan que «la empresa … SERVIMOS S.A. … llenó sin ninguna autorización los ESPACIOS
EN BLANCO DEL PAGARÉ ENTREGADO EL DÍA 12 DE MARZO DE 2012 CUANDO SE FIRMÓ LA
ESCRITURA No. 512 EN LA NOTARÍA 50, HIPOTECA ABIERTA SIN LÍMITE DE CUANTÍA POR
$5.000.000, dándole vicios de legalidad con el endoso que le hicieron a RECIBANC S.A.S.,»,
siendo esta última la que promovió el juicio que nos ocupa, pretendiendo el pago de
$134.825
.500, cantidad contenida en el «pagaré suscrito con espacios en blanco», con fecha 24 de
noviembre de 2014, cuando el tiempo de entrega del mismo data del 12 de marzo de 2012.
6. El a-quo recriminado dictó sentencia el 16 de marzo de 2017, acogiendo las pretensiones
de la demanda; razón por lo interpuso recurso de apelación, empero el ad-quem enjuiciado
en audiencia celebrada el 22 de junio siguiente confirmó el fallo de primer grado.
7. Reprochan que «olímpicamente el señor juez de primera instancia, rechazó el dictamen
pericial donde el perito GERMAN PEÑA, hacía el análisis de las fechas del pagaré, de la
escritura y de las sumas que se hayan liquidado arbitrariamente por parte del ejecutante a
través de la empresa denominada RECIBANC y no aceptó dicho dictamen que fue aportado
en su debida oportunidad procesal arguyendo que el perito no había acreditado su
idoneidad no siendo esto cierto, pues el perito anexó su hoja de vida y su experiencia en los
aspectos contables y actuariales. Es por ello que solicito que la corporación corrija la falencia
en que incurrió tanto el juez de primera instancia como el Tribunal Superior de Bogotá» (fls.
59-65).

III. ASPECTO JURIDICO CONSIDERADO


Acción de tutela, que busca la protección constitucional de los derechos fundamentales
como son: Debido proceso, igualdad, “Defensa” y “Derechos de la tercera edad”.

IV. PARTES
 Sujeto Activo: Plinio León Saldaña Lozada y María Ofelia González Rubiano.
 Sujeto Pasivo: SERVIMOS S.A.S.

V. PROBLEMA JURIDICO
¿Es jurídicamente viable que los señores; Plinio Saldaña y María Gonzáles (Sujeto Activo)
puedan incoar acción de tutela contra SERVIMOS S.A.S (Sujeto Pasivo) para defender los
derechos de Debido proceso, igualdad, “Defensa” y “Derechos de la tercera edad”?
VI. TESIS
En este caso la Jurisprudencia sostiene, en principio, que este amparo no es el mecanismo
más idóneo para censurar decisiones que han sido de índole judicial, y que, sólo
excepcionalmente puede acudirse a esta herramienta, en los casos que el funcionario
adopte una determinación basada en: Desviación de los procedimientos legales, sin
decisiones razonables apoyadas en caprichos o en subjetividades. Además puede ser bajo
los supuestos de que el afectado concurra dentro de un término razonable a formular la
queja, y de que “No dispongas de medios ordinarios y efectivos para lograrlo”.
En cuanto a lo dicho por la corte: La justicia constitucional, no es el mecanismo idóneo
para la defensa de este tipo de decisiones, esta es, procedente en la medida que no se
haya tenido la oportunidad judicial de resguardar el derecho, a través, de otra
herramienta judicial. Y se reitera que cuando las partes dejan de utilizar las herramientas
previstas por la ley, para cada caso en particular quedaran sujetas a las consecuencias de
las decisiones fruto de su propia desinformación.

VII. ANALISIS CRÍTICO


La decisión de la corte es la más acertada puesto que, en primer lugar se encuentra un grave
error por la parte demandante y es que no utiliza el mecanismo correspondiente para la
protección de sus derechos, lo que, causa un deslindamiento en cuanto a las pretensiones
hechas por estos. Y en un segundo plano algunos de los medios probatorios, resultaban
confusos y generaban discordancia en cuanto a los testimonios dados en este proceso lo
que demuestra una inclinación de la balanza hacía SERVIMOS S.A.S; Por último y no menos
importante se puede evidenciar un desconocimiento de la norma lo que lleva a un error
garrafal a una de las partes, por tal motivo, es aceptable cada una de las aclaraciones
hechas por la Corte respecto al tema tratado.