You are on page 1of 8

DESTINO : Valparaíso

MATERIA Y CÓDIGO : Precario, inc. 2° art. 2195 CC. (P17)

PROCEDIMIENTO : Sumario

DEMANDANTE : IGOR OMAR ALDAY SAAVEDRA

C.I. : 16.753.809-6

DOMICILIO : Esmeralda N° 973, of. 502, Valparaíso

ABOGADO PATRICINANTE Y

APODERADO : FELIPE ANDRÉS REYES VALLEJOS

CÉDULA DE IDENTIDAD : 16.788.423-7

DOMICILIO : Esmeralda N° 973, of. 502, Valparaíso

DEMANDADO 1 : RODRIGO ANTONIO SILVA VALENZUELA

C.I. : 15.080.418-3

DOMICILIO : Calle 18 N° 250, Cerro Monjas, Valparaíso

DEMANDADO 2 : NIEVES WERNER MARTINEZ

C.I. : 16.107.570-1

DOMICILIO : Calle Lorena N° 118, Cerro Cárcel, Valparaíso

_____________________________________________________________________________

EN LO PRINCIPAL: Deduce acción de precario. PRIMER OTROSI: Acompaña


documentos en la forma que indica. SEGUNDO OTROSÍ: Personería. TERCER
OTROSÍ: Se tenga presente patrocinio y poder.

S. J. L. EN LO CIVIL DE VALPARAÍSO

IGOR OMAR ALDAY SAAVEDRA, chileno, trabajador independiente,


cédula de identidad N° 16.753.809-6, domiciliado para estos efectos en calle
Esmeralda N° 973, oficina 502, Valparaíso; en representación convencional
según se acreditará de doña IRMA SANDRA SAAVEDRA MARTÍNEZ, chilena,
trabajadora independiente, cédula de identidad N° 8.412.217-3, domiciliada en
calle Bernardo Vera N° 795, Cerro San Juan de Dios, Valparaíso, a S.S.,
respetuosamente digo:

Que, en virtud de la representación que invisto, y sobre la base de lo


dispuesto en los artículo 2195 del Código Civil y 680 y siguientes del Código de
Procedimiento Civil, vengo en este acto en deducir ACCIÓN DE PRECARIO EN
PROCEDIMIENTO SUMARIO en contra de don RODRIGO ANTONIO SILVA
VALENZUELA, desconozco nacionalidad y profesión u oficio, cédula nacional de
identidad N° 15.080.418-3, domiciliado en calle 18 N° 250, Cerro Monjas,
Valparaíso, en contra de doña NIEVES WERNER MARTINEZ, desconozco
nacionalidad y profesión u oficio, cédula nacional de identidad N° 16.107.570-
1, domiciliada en calle Lorena N° 118, Cerro Cárcel, Valparaíso, y en contra de
todos los demás ocupantes del mismo predio, a fin de que se tenga por
interpuesta la presente demanda y se declare judicialmente la obligación de
restitución inmediata de dicho inmueble, condenándose a los demandados,
por tanto, a la desocupación total y completa de todo morador, con expresa
condenación en costas; en razón de los antecedentes de hechos y
fundamentos de derecho que a continuación paso a exponer:

I. LOS HECHOS.-

1.- Mediante escritura pública de adjudicación de fecha 26 de junio de 2001,


suscrita ante el Notario de Valparaíso don Nazael Riquelme Espinoza, mi
representada adquirió la propiedad de un sitio eriazo, ubicado en calle Lorena,
ex calle Lo Venegas, N° 118, Cerro Cárcel, Valparaíso, Rol de avalúo N° 3229-
016, e inscrito a fojas 2865 vuelta, N° 4007, del Registro de Propiedad del año
2001, del Conservador de Bienes Raíces de Valparaíso.

2.- Debido a la lejanía del terreno, ubicado en la cúspide del Cerro Cárcel, este
no cuenta con conexión de agua potable, alcantarillado y electricidad. Por lo
mismo, este permaneció desocupado y sin uso definido. Legítimamente
esperamos al comprador correcto y el momento oportuno para vender, habida
cuenta que el Código Civil en su artículo 582 define propiedad o dominio como
aquel derecho real en una cosa corporal, para gozar y disponer de él
arbitrariamente; no siendo contra la ley o contra derecho ajeno. Por lo mismo,
en el terreno fue enhiesto un letrero anunciando su venta.

3.- Con fecha 20 de octubre del año 2016, al ir pasando por la aledaña avenida
Carlos Pezoa Veliz, nos percatamos de la ocupación del terreno de mí
representada antes mencionado por al menos 10 individuos agrupados en 5
casas de material ligero tipo media agua. En una primera reacción, al día
siguiente mi representada se dirigí a interponer una constancia en Carabineros
de Chile, en la tenencia Florida, siendo derivados a otro sector acusando que
la denuncia no pertenecía a ellos, sino a la comisaria de Cordillera. Hablamos
con el Mayor a cargo de la tenencia y le explicamos lo ocurrido, y nos dijeron
que ellos no podían hacer nada al respecto mientras no haya una orden de un
Juez. Nos recomendaron dos cosas, primero que no fuéramos al lugar y
tampoco establecer dialogo alguno con los participantes de la toma, y lo
segundo ir a la fiscalía de Valparaíso para interponer una denuncia y recibir
asesoramiento de la problemática.

4.- Mi representada asistió a la fiscalía de Valparaíso a exponer lo acontecido,


ese mismo día en informaciones. Me enviaron a hablar con un abogado, él nos
expuso que la toma de nuestro terreno no es un delito, y que para la fiscalía no
tiene las competencias para poder llevar a cabo una denuncia. Nos hizo la
distinción además de dos conceptos totalmente distinto para este abogado
como es el caso de la usurpación y la toma de un terreno, definió usurpación
como la apropiación indebida de un lugar o sitio pero con moradores
propietarios presentes en el lugar. Además de la crítica hacia nosotros de no
mantener el terreno cercado, cosa que estaba fuera de nuestro alcance por
problemas económicos, y que de todos modos habíamos levantado un letrero
ofreciendo en venta al terreno, no encontramos el fundamento ni diferencia de
conceptos que este abogado nos expuso ese día, nos recomendó ir a la oficina
Jurídica Civil de la Corporación de Asistencia Judicial de Valparaíso, ubicado
en la calle Prat no 772, 4° piso. Así mi representada solicitó una hora de atención
la cual quedo fijada para el día 22 de febrero del año 2017.

5.- El día 22 de febrero, mi representada asistió a la reunión solicitada, le expuse


a la abogada lo acontecido, se llevó toda la documentación pertinente nótese
escritura, pago de contribuciones al día y fotos impresas de la toma del terreno.
La abogada señaló que al respecto no podía hacer nada por lo que nuestro
petitorio fue rechazado, ya que esa corporación era para personas que no
podían pagar por un abogado. La única solución que me recomendó la
abogada, es hacer una demanda judicial para solucionar la problemática.

6.- Incrédula antes tal situación, mi representada se dirigió a la Municipalidad de


Valparaíso, específicamente al Dirección de Obras Municipales (DOM), en la
cual señalaron que no podían hacer nada al respecto, incluso ante nuestra
pregunta en el departamento de cobranza para congelar el pago de
contribuciones.

7.- Ante los hechos ocurridos y no tener más respuesta ni solución alguna de
parte de los entes fiscalizadores y municipales, mi representada se dirigió a
CHILQUINTA y ESVAL para realizar una solicitud y orden de no otorgar medidores
en caso que en un futuro próximo deseen urbanizar el terreno.

8.- El día 29 de septiembre, mi el suscrito representante Igor Alday se apersonó


en el terreno para verificar el estado del mismo. Allí constataron la existencia de
al menos 4 viviendas de material ligero de reciente construcción, siendo
repelidos verbalmente por los ocupantes.

9.- Acto seguido, concurrimos a la Comisaría de Cerro Florida N° 8 de Valparaíso,


denunciando los hechos, cursándose un parte N° 1412 para Fiscalía Local de
Valparaíso.
10.- Con fecha 16 de octubre de 2017 mi representada interpuse denuncia
penal por delito de usurpación ante la Fiscalía Local de Valparaíso, haciendo
responsables a todos aquellos que fueran habidos en la referida propiedad, la
que está numerada bajo el RUC N° 1700971109-0, a cargo del fiscal adjunto
JAVIER PABLO CARRASCO SARMIENTO.

11.- De las primeras medidas de investigación se solicitó el control de identidad


de quienes moraban ilegítimamente allí, siendo identificado el señor RODRIGO
ANTONIO SILVA VALENZUELA, cédula nacional de identidad N° 15.080.418-3, y la
señora NIEVES WERNER MARTINEZ, cédula nacional de identidad N° 16.107.570-
1.

12.- Debido a la situación expuesta, que se hace cada vez más insostenible, es
que mi representada decidió interponer la presente demanda, a fin de obtener
la restitución del inmueble de que es dueña exclusiva.

II. EL DERECHO.-

A. Aproximación general.

1.- Como es sabido el inciso 2° del artículo 2195 del Código Civil prescribe que
“Constituye también precario la tenencia de una cosa ajena, sin previo contrato
y por ignorancia o mera tolerancia del dueño”, construcción legal en cuyos
supuestos se encuadran los hechos de autos. Es precisamente a raíz de la
regulación anterior que los autores (ver por todos Halabi, Fuad - Saffirio, Carlos. “La
Acción de Precario ante la Doctrina y la Jurisprudencia”. Editorial Jurídica Conosur. Págs.
92-93) dogmatizan los requisitos para que prospere la acción de precario en los

siguientes: a) La tenencia de una cosa ajena (o, lo que es igual, la tenencia de


una cosa por alguien que no sea su propietario); b) Que dicha tenencia sea sin
previo contrato y por ignorancia o mera tolerancia del dueño; y c) Que quien
acciona sea dueño de la cosa reclamada. Analizaremos nuestro caso siguiendo
la estructura dada por estos requisitos.

B. La tenencia de una cosa ajena. El objeto material del presente litigio.

1.- Según se ha mencionado, el objeto material del presente litigio es el inmueble


ubicado en calle Lorena, ex calle Lo Venegas, N° 118, Cerro Cárcel, Valparaíso,
Rol de avalúo N° 3229-016, e inscrito a fojas 2865 vuelta, N° 4007, del Registro de
Propiedad del año 2001, del Conservador de Bienes Raíces de Valparaíso, a
nombre de mi representada doña IRMA SANDRA SAAVEDRA MARTÍNEZ. Es del
caso, como ya se refirió, que el citado inmueble se encuentra ilegalmente
ocupado por el demandado y otros ocupantes ilegales, por la ignorancia de
este hecho por parte de mi representada.

C. Tenencia sin previo contrato y por ignorancia o mera tolerancia del dueño.

1.- Nada fuera de lo común, pensamos, ocurre en el caso de marras, pues como
es bien sabido por S.S., generalmente al presentarse un conflicto de esta
naturaleza, esto es, una ocupación ilegal de estas características, claramente
no están precedidas de título o contrato alguno que justifique una tenencia
legítima, explicándose su ocupación por la ignorancia o mera tolerancia del
dueño del inmueble. En nuestro caso, ignorancia, la cual culmina gracias a la
observación personal de esta parte.

2.- En efecto, según lo ha hecho ver la jurisprudencia reciente, el quid o lo


característico del precario es que constituye una simple situación fáctica ajena
a toda relación contractual o acuerdo entre el tenedor de la cosa y su dueño.
La tenencia que lo configura está desprovista absolutamente de todo
antecedente jurídico, explicándose sólo en la ignorancia o mera tolerancia del
dueño, según reza la parte final del artículo 2195 del Código Civil (Véase en este
sentido la SCS, Cuarta Sala, de 1 de julio de 2015, ROL 23118-2014).
D. Quien acciona debe ser dueño de la cosa reclamada. Legitimación activa.

1.- Por último, y en cuanto a este requisito, la jurisprudencia se ha pronunciado


en general señalando que el precario es una simple situación de hecho, que
como tal deberá ser acreditada, correspondiendo la carga probatoria al dueño
de la cosa cuya restitución se pretende. Se ha resuelto así que si en el juicio de
precario, el demandante alega que es dueño del inmueble y afirma que el
demandado que lo ocupa lo hace por su mera tolerancia o ignorancia, y aquel
prueba su dominio, sin que el demandado acredite que su ocupación sea a un
título distinto del de la ignorancia o mera tolerancia del dueño, la acción debe
ser acogida (SCS, Primera Sala, 23 de noviembre de 2004, Rol 3705-2003).

2.- Es del caso, según se ha dicho, que la referida propiedad se encuentra


inscrita a nombre de mi representada a fojas 2865 vuelta, N° 4007, del Registro
de Propiedad del año 2001, del Conservador de Bienes Raíces de Valparaíso.

POR TANTO, en atención a los expuesto, y lo dispuesto en los artículos


artículo 2195 del Código Civil, 680 y siguientes del Código de Procedimiento Civil,
y demás normas legales pertinentes y aplicables,

RUEGO A S.S., se sirva tener por interpuesta acción de precario en contra


de don RODRIGO ANTONIO SILVA VALENZUELA y doña NIEVES WERNER MARTINEZ,
ya individualizado, y en contra de todos los demás ocupantes del predio sublite,
darle tramitación de conformidad a las reglas del procedimiento sumario; y, en
definitiva, condenarles a la devolución del inmueble objeto de la presente
demanda, dentro de tercero día de ejecutoriada la sentencia; o en el plazo que
S.S., tenga a bien en fijar, bajo apercibimiento de lanzarlo, con todos los demás
ocupantes, mediante el uso de la fuerza pública, con costas.
PRIMER OTROSÍ: Ruego a S.S., se sirva tener por acompañados los siguientes
documentos, con citación.

1) Set fotográfico de la propiedad sublite.


2) Copia simple de certificado de dominio vigente de la propiedad sublite.
3) Copia simple de certificado de número de fecha 29 de agosto de 2017,
de la propiedad sublite.
4) Copia simple de certificado de avalúo fiscal.

SEGUNDO OTROSÍ: Solicito a S.S., tener presente que mi personería para actuar
procesalmente en representación de doña IRMA SANDRA SAAVEDRA MARTÍNEZ,
consta en el Mandato General otorgado ante el notario público de esta ciudad
don ALEJANDRO SEPÚLVEDA VALENZUELA, y anotado en el repertorio N°
1.435/2017, cuya copia autorizada se acompaña en el presente libelo.

TERCER OTROSÍ: Ruego a S.S., se sirva tener presente que vengo en designar
como abogado patrocinante y confiero poder a don FELIPE ANDRÉS REYES
VALLEJOS, cédula nacional de identidad N° 16.788.423-7, domiciliado en calle
Esmeralda N° 973, oficina 502, Valparaíso, con las facultades de ambos incisos
del artículo séptimo del Código de Procedimiento Civil, las que declaro conocer
y doy expresamente por reproducidas en esta presentación.