You are on page 1of 7

UNIVERSIDAD NACIONAL DE CAJAMARCA

FACULTAD DE INGENIERIA
Escuela Académico Profesional de Ingeniería Civil

CARGA CRÍTICA DE EULER- DEFORMACION DEBIDO A COMPRESION EN COLUMNAS

En el análisis lineal de estructuras a un aumento de las cargas exteriores corresponde un aumento


proporcional de las deformaciones y de los esfuerzos internos, con lo que es posible ir aumentando las
cargas, y todas las soluciones obtenidas son válidas (hasta alcanzar los límites del material).

Sin embargo, la experiencia demuestra que existen unos valores de las cargas para los cuales la
estructura se deforma de una manera excesiva, mucho mayor que lo que correspondería para dichas
cargas en el rango lineal, y al producirse estas deformaciones excesivas se anula la capacidad de la
estructura para soportar las fuerzas exteriores, provocando su colapso, todo ello sin que se supere el
límite elástico del material. Estos valores de las cargas que provocan el colapso de la estructura se
denominan cargas críticas de pandeo o de colapso. Se dice también que la estructura es inestable para
dicho valor de las cargas, pues experimenta un crecimiento sin límite de las deformaciones, aún sin un
aumento de las cargas exteriores.

El estudio de la estabilidad estructural trata por lo tanto de determinar los valores de las cargas críticas
que provocan el colapso por grandes deformaciones. Para este estudio es necesario suponer que las
deformaciones no son pequeñas, y en consecuencia la posición deformada de la estructura no puede
confundirse con la posición sin deformar. Por lo tanto las ecuaciones de equilibrio se deben plantear
ahora en la posición deformada, y no en la inicial.

Considérese el sistema mostrado en la figura siguiente, en el que la barra se supone infinitamente rígida,
y por lo tanto sólo el muelle de torsión acumula energía. Un análisis de primer orden, planteando el
equilibrio en la posición indeformada, indica que la barra está sometida a una compresión de valor P y
que el resorte está descargado. Sin embargo, si se plantea el equilibrio en la posición deformada se
obtiene que el resorte tiene un par de valor PLsinθ.

Esta ecuación se satisface de dos formas. Si θ=0 cualquier valor de P la satisface, lo cual corresponde con
la solución del análisis de primer orden, que permite cualquier valor de P. También se cumple la
ecuación de equilibrio anterior si el valor de P es:

Mecánica de Solidos II Ing. Miguel Mosqueira Moreno


UNIVERSIDAD NACIONAL DE CAJAMARCA
FACULTAD DE INGENIERIA
Escuela Académico Profesional de Ingeniería Civil

Esta es la relación entre la carga axial P y el giro θ en cualquier posición de equilibrio, y en ella se
observa que para θ=0 la carga vale P=k/L. Esto indica que k/L es un valor crítico de la carga, que hace
pasar a la barra de la situación inicial θ=0 a una situación en la que la barra comienza a girar y el muelle
empieza a tener esfuerzo. Este valor de la carga se denomina punto de bifurcación del equilibrio, y en él
se pasa de la solución de primer orden a la de segundo.

La figura siguiente muestra la representación gráfica del comportamiento del sistema. Para valores de la
carga inferiores a k/L, el giro es nulo θ=0. Al alcanzarse dicho valor crítico k/L, se produce el colapso, y la
barra comienza a girar. A partir de ese valor de la carga, el comportamiento es el indicado por el análisis
de segundo orden.

Para estudiar la estabilidad del sistema se calcula la derivada segunda del potencial:

Para la solución de primer orden, con θ=0, es decir con P<k/L, su valor es:

Se observa que si P<k/L la derivada segunda de Π es positiva y el equilibrio es estable. Por lo tanto en
toda la solución de primer orden el sistema es estable. Para la solución post-colapso (P>k/L), se sustituye
el valor de la carga crítica en la derivada del potencial:

Mecánica de Solidos II Ing. Miguel Mosqueira Moreno


UNIVERSIDAD NACIONAL DE CAJAMARCA
FACULTAD DE INGENIERIA
Escuela Académico Profesional de Ingeniería Civil

Esta magnitud es siempre positiva, por lo que el equilibrio es también estable en el comportamiento
post-colapso.

1. ECUACION DE EQUILIBRIO DE LA VIGA COLUMNA:

En el estudio de la estabilidad, se suelen denominar vigas columna a aquellos elementos estructurales


cargados simultáneamente con fuerzas axiales y transversales, mientras que se reserva la denominación
de columnas para los que están cargados únicamente en dirección axial. Para mayor generalidad se
efectúa el estudio de la viga columna, y posteriormente se particulariza para la columna.
Se considera un elemento diferencial de la viga columna, de longitud ds, que en la situación deformada
está girado un ángulo ϕ respecto de la horizontal. Sobre él actúan la fuerza exterior q(x), que se supone
está distribuida sobre el eje horizontal, y las fuerzas interiores: el esfuerzo axial N, el esfuerzo cortante
Q y el momento flector M. Al considerarse el elemento en su posición deformada, las fuerzas N y Q
están giradas un ángulo ϕ respecto a su posición original.

Planteando el equilibrio estático del elemento diferencial, se obtiene la siguiente ecuación diferencial:

Representa una proporción entre la carga axial aplicada y la rigidez a flexión de la viga, es decir su
oposición a la flexión lateral.
La solución general de la ecuación diferencial es:

Los cuatro primeros términos corresponden a la solución general de la ecuación homogénea (con q=0), y
el último es una solución particular cualquiera de la ecuación completa, que hay que hallar en cada caso,
dependiendo del tipo de carga aplicada q.

Mecánica de Solidos II Ing. Miguel Mosqueira Moreno


UNIVERSIDAD NACIONAL DE CAJAMARCA
FACULTAD DE INGENIERIA
Escuela Académico Profesional de Ingeniería Civil

2. COLUMNA RECTA ARTICULADA EN AMBOS EXREMOS:


Se trata de estudiar la estabilidad de una columna perfectamente recta, sin ninguna carga transversal.
Está articulada en sus dos extremos y en uno de ellos existe posibilidad de movimiento axial, para
permitir la compresión de la columna.

Al no haber ninguna fuerza transversal, la solución particular no es necesaria y por lo tanto la deformada
corresponde únicamente a la solución general de la ecuación homogénea:

Las constantes B y D resultan ser nulas, mientras que para determinar A y C se debe resolver el sistema:

Se trata de un sistema de dos ecuaciones homogéneo. Su solución trivial es A=C=0, que unida al hecho
de que también B y D son nulas, implica que la deformada de la viga es toda ella nula v=0, por lo que
esta solución no tiene interés. Para que exista una solución distinta de la trivial es necesario que el
determinante de la matriz sea nulo. Este determinante vale:

Pero como siempre es k≠0, se debe cumplir que sinkl=0. Las soluciones de esta ecuación son
k0k≠sin0kL=n=nπ/L con n=1,2,3,..∞, que corresponden a los siguientes valores de la carga:

Para todos estos valores de la constante de integración C es nula, y la A no está definida, por lo que la
deformada que adopta la columna en cada uno de ellos es:

Dónde: An no está definida.

Mecánica de Solidos II Ing. Miguel Mosqueira Moreno


UNIVERSIDAD NACIONAL DE CAJAMARCA
FACULTAD DE INGENIERIA
Escuela Académico Profesional de Ingeniería Civil

Los valores de corresponden a posiciones de la columna en las que su deformada no está determinada
por las ecuaciones de equilibrio y las condiciones de contorno: se trata de posiciones de inestabilidad,
en las que la deformación se produce sin incremento de la carga. La de mayor interés es la primera, que
corresponde a un valor:

2.1. CARGA CRITICA DE EULER:


Al menor de los valores críticos de la carga axial se le denomina carga crítica de Euler para la columna, y
se designa como PE:

Cuando la carga axial coincide con este valor, se produce el colapso de la columna por pandeo lateral: la
columna abandona su configuración recta y aparecen deformaciones laterales de flexión. La deformada
que adopta la columna es:

que es denominado primer modo de pandeo de la columna. Representa la forma en la que la columna
colapsa cuando la carga axial llega a su valor crítico, es decir la forma en que la columna abandona su
configuración recta. Para este modo de pandeo se conoce su forma, que es senoidal con una longitud de
onda igual al doble de la longitud de la viga, pero no se conoce su amplitud.
Al alcanzarse el valor de la carga crítica de Euler, se produce una bifurcación del equilibrio, que pasa de
ser estable cuando P<PE, a ser indiferente justo cuando P=PE. Si la carga axial sigue aumentando, con
valores PE<P<P2 el equilibrio es inestable, pero la columna se mantiene recta. Al alcanzarse la segunda
carga crítica P=P2 se produce un nuevo colapso que corresponde a una nueva bifurcación del equilibrio.
La forma en que la columna abandona el equilibrio en este segundo colapso es nuevamente una ley
senoidal con una longitud de onda de valor L.

Mecánica de Solidos II Ing. Miguel Mosqueira Moreno


UNIVERSIDAD NACIONAL DE CAJAMARCA
FACULTAD DE INGENIERIA
Escuela Académico Profesional de Ingeniería Civil

La deformada obtenida para cada carga crítica corresponde únicamente a la forma que adopta la
columna al comenzar la bifurcación, es decir la forma que adopta justo en el instante de producirse el
pandeo. No corresponde a la forma en la que queda la columna deformada tras producirse el pandeo,
pues para determinar ésta es necesario aplicar la teoría de grandes deformaciones, en particular debe
tenerse en cuenta la expresión exacta de la curvatura, no siendo válido sustituirla por la derivada
segunda de la deformación.
Como resumen del análisis de estabilidad efectuado puede decirse que:
• Para valores de la carga axial distintos de los valores críticos la columna se mantiene recta, sin
deformación lateral. Si la carga es inferior al valor de la carga crítica inferior, o de Euler, el equilibrio
es estable, y si la carga es superior a ella el equilibrio es inestable.
• Cuando la carga axial adopta el valor de una de las cargas críticas, se produce una brusca bifurcación
del equilibrio que lleva al colapso por deformación lateral excesiva.

2.2. ESBELTEZ
Se define la esbeltez de la columna λ como una magnitud adimensional igual al cociente entre su
longitud y el radio de giro de su sección:

Siendo r el radio de giro de la sección recta de la columna:

La carga crítica de Euler puede ponerse en función de la esbeltez como:

2.3. TENSION CRITICA DE EULER:


Se define la tensión crítica de Euler como la tensión nominal de compresión que existe en la
columna cuando se alcanza la carga crítica de Euler:

Esta expresión indica cuál es la tensión de compresión máxima que puede existir en la columna justo
antes de producirse el pandeo. Se observa que depende de la inversa de la esbeltez de la pieza, pero
no depende de la resistencia del material, sino únicamente de su módulo de elasticidad. Representa
por lo tanto un límite superior a la tensión nominal de compresión admisible, límite que no puede
aumentarse mejorando la resistencia del material.

Mecánica de Solidos II Ing. Miguel Mosqueira Moreno


UNIVERSIDAD NACIONAL DE CAJAMARCA
FACULTAD DE INGENIERIA
Escuela Académico Profesional de Ingeniería Civil

En todo caso la tensión crítica de Euler tiene como valor límite al límite de proporcionalidad del
material, es decir la tensión a partir de la cual deja de cumplirse la proporcionalidad entre tensión y
deformación unitaria. Al alcanzarse este límite deja de ser válida la hipótesis de material lineal y por
lo tanto todo lo deducido, siendo necesario aplicar la teoría del pandeo inelástico, que se explica
más adelante.
Se define la esbeltez límite de proporcionalidad λPR como aquella esbeltez para la cual la tensión
crítica de Euler σE alcanza la tensión límite de proporcionalidad del material σPR. Su valor se obtiene
sustituyendo este límite de proporcionalidad del material en la fórmula de la tensión crítica de
Euler:

La relación (15) entre la esbeltez y la tensión crítica de Euler se denomina habitualmente hipérbola
de Euler, y se representa en la figura siguiente para valores típicos de estructuras de acero (E=200
GPa), en el rango de esbeltez 0 a 250. En ella se ha indicado asimismo la esbeltez límite, para un
límite de proporcionalidad de 250 MPa.

Mecánica de Solidos II Ing. Miguel Mosqueira Moreno