You are on page 1of 24

-1-

SECRETARIO : Dr. Juan Pillpe


EXPEDIENTE : 621-2012
CUADERNO : PRINCIPAL
Fundamento del recurso de apelación.

SEÑOR JUEZ DEL PRIMER JUZGADO ESPECIALIZADO EN LO


PENAL DE - AYACUCHO.
JACK JOSEPH DIBURGA CUBA,
abogado defensor de ZOHAR MUCHA
LAPA, refiriéndonos al proceso seguido
en su contra por el presunto delito de
tentativa de homicidio, en el supuesto
agravio de Paulina Bendezú Rodríguez, a
usted atentamente decimos:

I. PETITORIO:

Que, dentro del término de ley y de conformidad a lo establecido por el


artículo 139º inciso 04) de la Constitución Política del Estado que
reconoce la pluralidad de instancias, CUMPLO CON FUNDAMENTAR
EL RECURSO DE APELACIÓN INTERPUESTO CONTRA LA
RESOLUCIÓN N/S (SENTENCIA) DE FECHA DIECISIETE DE
DICIEMBRE DEL AÑO 2013, EN EL CUAL SE CONDENA A MI
PATROCINADO ZOHAR MUCHA LAPA A CUATRO AÑOS DE PENA
PRIVATIVA DE LIBERTAD CON EJECUCIÓN SUSPENDIDA, POR
RESULTAR AUTOR Y RESPONSABLE DE LA COMISIÓN DEL
DELITO CONTRA LA VIDA, EL CUERPO Y LA SALUD EN LA
MODALIDAD DE HOMICIDIO EN GRADO DE TENTATIVA, EN
AGRAVIO DE PAULINA BENDEZÚ RODRÍGUEZ para que el
Superior Jerárquico con mejor estudio de autos reexamine dicha
Resolución, LA REVOQUE Y REFORMÁNDOLA ABSUELVA A MI
PATROCINADO DE LA ACUSACIÓN FISCAL; pedido que lo
fundamento en mérito a las siguientes consideraciones:
-2-

II. ENUMERACIÓN DE LOS AGRAVIOS QUE CAUSA


LA RESOLUCIÓN RECURRIDA.

Que, la Resolución recurrida vulnera el principio de legalidad, del


debido proceso, de Verdad material y de imparcialidad, de presunción
de Inocencia y sobre todo de la fundamentación adecuada de la
sentencia condenatoria, por cuanto el Juez de la causa no ha actuado
con respeto a la Constitución, la ley y el derecho, emitiendo una
sentencia basada en subjetivismos, además no ha compulsado
adecuadamente y en forma conjunta los medios probatorios que obran
en el expediente, más por el contrario ha señalado hechos que
solamente han servido para darle apariencia de motivación a la
sentencia condenatoria, olvidando que su participación en los
procesos judiciales es haciendo el rol de un TERCERO IMPARCIAL 1,
quien tiene que valorar los hechos y las pruebas en forma objetiva y no
desde el punto de vista de los sujetos procesales, en este caso, desde
la perspectiva de la víctima (o supuesta víctima), pretendiendo en todo
momento justificar una sentencia condenatoria, basado en medios
probatorios que han sido cuestionados durante el proceso (PROPIO
DEL SISTEMA INQUISITIVO) y sobre todo en ausencia de pruebas
sustanciales que hubieran servido para emitir una sentencia arreglada
a ley.

La resolución impugnada es deficiente en su motivación y


fundamentación. No existe argumentación razonable que explique los
motivos que tuvo el Señor Juez para dictar una sentencia
condenatoria, pese a la inexistencia de medios probatorios idóneos que
nunca han determinado de manera irrefutable e incuestionable que mi
patrocinado haya COMETIDO EL DELITO POR CUAL FUE SENTENCIADO,

1
“El sustantivo imparcial refiere, directamente, por su origen etimológico (in-partial), a aquel que no es
parte en un asunto que debe decidir, esto es, que lo ataca sin interés personal alguno. Por otra parte, el
concepto refiere, semánticamente, a la ausencia de prejuicios a favor o en contra de las personas o de la
materia acerca de las cuales debe decidir”. MAIER, Julio B. J. Derecho Procesal Penal. Fundamentos. Tomo
I, 2 ed., Editores del Puerto s.r.l., Buenos Aires, Argentina, 1996, pp. 739-740.
-3-

demostrándose con ello una evidente parcialización, cuya única forma


de resarcimiento es declarando nula la sentencia y absolviendo a mi
patrocinado de la acusación fiscal.

Asimismo en la sentencia impugnada, se advierte que el Señor Juez de


la causa ha olvidado valorar las pruebas en forma individual y conjunta
aportadas al proceso, limitándose únicamente a valorar las pruebas de
cargo, más no así las pruebas de descargo, lo cual vulnera el derecho
de defensa.

III. FUNDAMENTO DE LOS AGRAVIOS

a. Tipo penal imputado a mi patrocinado.

Señor Juez, conforme se tiene del auto apertorio de instrucción se


atribuye a mi patrocinado la supuesta comisión del delito contra la vida
el cuerpo el cuerpo y la salud en la modalidad de homicidio en grado de
tentativa, para lo cual nuestro código penal ha tipificado la supuesta
conducta de mi patrocinado en el artículo 106º, el cual indica lo
siguiente:
“El que mata a otro será reprimido con pena
privativa de libertad no menor de seis ni mayor
de veinte años.”

Calificación que se ha teniendo en consideración la imputación


realizada por al supuesta agraviada, quien ha manifestado que mi
patrocinado, la habría llamado al interior de su domicilio con la excusa
de entregarle pañales para el hijo que tienen en común, es así que en
el interior del domicilio empiezan una discusión, por lo que la supuesta
agraviada tratando de defenderse coge un palo el cual es quitado por
mi patrocinado con el cual intentó victimarla estrangulándola por el
cuello, que de no haber sido por la intervención oportuna del hermano
-4-

de mi patrocinado (DAN MUCHA PÉREZ) se hubiera consumado el


hecho delictivo.

Configurado de esta manera estamos frente al tipo penal descrito, sin


embargo la teoría del caso (declaración de la supuesta agraviada –
único elemento), es tomado como cierto en contraposición a todo los
demás elementos de descargo como, declaraciones testimoniales,
videos, incoherentes declaraciones de la agraviada y SOBRE TODO LA
NO REALIZACIÓN DE DILIGENCIAS INDISPENSABLES
SOLICITADAS Y NO REALIZADAS POR DEFICIENTES
INTERPRETACIONES LEGALES (RECONSTRUCCIÓN DE LOS
HECHOS, RATIFICACIÓN DE PERITOS) , han conducido al Señor
Juez de la causa a “tomar por cierto” las imputaciones calumniosas
realizadas por la supuesta agraviada, ya que para la ejecución del
delito, este atraviesa diferentes fases o etapas a saber:

b. Recorrido del delito (Iter criminis) y tentativa

Señor Juez, conforme lo ha establecido el código penal, así como la


doctrina y la basta jurisprudencia ha quedado claramente establecido
que el delito tiene un “recorrido” o “camino”, consistente en actos
preparatorios y en actos de ejecución, siendo el caso que los actos
preparatorios, constituyen un estado previo a la ejecución del delito y
que en tanto se desarrollan en el ámbito privado, al interior de la
esfera de organización del ciudadano, se encuentra fuera del ámbito de
lo punible y que al ser ineficaces por sí mismos para obtener la
consumación delictiva, se ha establecido como regla general LA
IMPUNIDAD EN ESTA ETAPA DEL ITER CRIMINIS2; mientras tanto los
actos de ejecución implican la utilización concreta de los medios
elegidos con la finalidad de crear las condiciones necesarias para
alcanzar el objetivo delictivo deseado3; cuando estos actos de

2
JAKOBS, Derecho Penal, Pàg. 419
3
BACIGALUPO ZAPATER, Derecho Penal, Pág 438
-5-

ejecución no llegan a consumar el delito por causas ajenas a la


voluntad del autor, se produce la llamada tentativa, que según el
artículo 16º del Código Penal, la tentativa es punible, en cuyo caso el
Juez la reprimirá disminuyendo prudencialmente la pena prevista para
el delito consumado.

Señor Juez, requiriendo además para que esta tentativa sea punible
que la acción desplegada por el sujeto activo sea DOLOSA, es
decir con pleno y absoluto conocimiento de lo que está ejecutando o
de lo que está haciendo, Señor Juez, en el caso que nos convoca, ha
quedado fehacientemente demostrado (con el video adjuntando al
expediente, las declaraciones testimoniales, la inspección judicial) que
la supuesta agraviada ingresó rauda y violentamente al interior
del domicilio de mi patrocinado al enterarse de que éste se
encontraba con su pareja actual (CINTHYA POCCORPACHI), (y
no como refiere la supuesta agraviada que fue llamada por mi
patrocinado) quien al hallarse muy al interior (TERCER PATIO)
cogió un palo de escoba con el cual agredió físicamente a mi
patrocinado, ante el hecho los demás presentes (hermanos y
pareja de mi patrocinado) le refirieron a mi patrocinado no
realizar ninguna acción, por cuanto la agraviada estaría
buscando un pretexto para denunciarlo, por ello, el hermano DAN
MUCHA PÉREZ, saca a la supuesta agraviada cargándola del interior
del inmueble en vista que esta persona no quería retirarse, pues es de
advertirse del video que vociferando groserías pretende quedarse en
el interior del inmueble y continuar agrediendo a mi patrocinado quien
no reaccionaba, por no dar motivos (PUES TAMBIÉN ES ILÓGICO
QUE UNA AGRAVIADA DE INTENTO DE HOMICIDIO SE AFERRE A
QUEDARSE JUNTO AL SUPUESTO HOMICIDA ), no conforme con
ello la supuesta agraviada procede a agredirle a DAN MUCHA PEREZ
(QUIEN LA SACABA CARGÁNDOLA) rompiéndole el polo y arañándole el
pecho, por que no quería salir del interior del domicilio, (CONFORME SE
ADVIERTE DE LAS FOTOGRAFÍAS); bajo este contexto, NO SE
-6-

EVIDENCIA que mi patrocinado le haya causado lesión alguna (pues


si la imputación fuera cierto, otra sería la actitud de la supuesta
agraviada quien hubiera tratado de huir de su agresor y no como
demuestra los videos resistirse a salir del interior) tampoco se
evidencia que mi patrocinado haya ideado o planificado causar la
muerte de la supuesta agraviada, ya que los hechos se han producido
de manera TOTALMENTE CIRCUNSTANCIAL, (ingreso violento al
domicilio) por lo que mal hace el representante del Ministerio Público
en narrar hechos parcializados que solamente benefician a la supuesta
agraviada, dejando de lado los medios de prueba de descargo que se
han ofrecido en todas las etapas del proceso. Quedando además en
evidencia que mi patrocinado NO HA DESPLEGADO NINGÚN HECHO
DOLOSO, siendo como se reitera totalmente circunstancial, sin ánimo
de querer lesionar ni mucho menos privar de la vida a la supuesta
agraviada.

c. Actuación probatoria durante la instrucción

Señor Juez, durante la instrucción no se han actuado pruebas


indispensables para desvirtuar la inocencia de mi patrocinado pese a
haberse requerido insistentemente (pues es deber del juez y del
representante del Ministerio Público desvirtuar la inocencia y
acreditar el delito utilizando los medios probatorios y no con
simples imputaciones de parte o presunciones parcializadas); es
así que no se han actuado los siguiente:

1. NO EXISTE PERENNIZACIÓN DE LAS SUPUESTAS LESIONES


EN LA SUPUESTA AGRAVIADA, siendo este un requisito del
protocolo de pericias médico legales, los cuales permiten certificar
la existencia real de las lesiones y evitar otorgamiento de
certificados de favor, y además permiten exámenes post facto, y al
no existir de acuerdo a lo solicitado y estando la respuesta
mediante oficio, no se ha cumplido con este procedimiento el mismo
-7-

que le resta valor de veracidad a dicho documento. Señor Juez, si


bien es cierto se han introducido “fotografías” (impresas en papel
bond), estas no hacen referencia a la fecha en que se habrían
producido, ya que fueron insertadas al proceso, pasado meses, por
lo que resulta inaudito que aún presente las lesiones que aparecen
en las “fotografías”; por lo que el Juzgador debería haber optado
por valorar otras pruebas, que corroboren este hecho y no
solamente tomar por VERDAD ABSOLUTA LA VERSIÓN DE LA
SUPUESTA AGRAVIADA.

2. NO EXISTE SEGUNDA EVALUACIÓN MEDICO LEGAL, pese a


haberlo requerido, esto de acuerdo a lo esgrimido anteriormente
pues no nos consta las supuestas lesiones, ya que de los videos,
fotografías y otros (examen biológico de palo de escoba) no se
evidencia lesión alguna a la supuesta agraviada, más por el
contrario ella grita, se resiste a salir del domicilio, lo mismo que no
son conductas típicas de víctimas de intento de homicidio, quienes
por salvar sus vidas huyen de la escena, no se resisten a quedarse
en ella a viva fuerza e incluso pretende volver al domicilio
pateando la puerta e intentando romperla tal como se evidencia de
los videos y tal como el propio representante del Ministerio Público
narra en su acusación.

3. NO SE REALIZÓ LA RECONSTRUCCIÓN DE LOS HECHOS, no


obstante al pedido reiterativo de la defensa, es más habiendo sido
declarado el pedido improcedente bajo el argumento de que
solamente se realiza esta diligencia cuando el procesado reconoce el
delito, argumento que ha sido cuestionado pues esta diligencia sirve
para verificar las coherencias y veracidad de las declaraciones sin
importar si son del agraviado, procesado incluso de testigos, y
asimismo verificar el camino del delito midiendo tiempos, y
posibilidades de realización o no de los supuestos hechos
(ejemplo: en la declaración de la supuesta agraviada señala que mi
-8-

patrocinado le habría cogido del cuello con el antebrazo derecho y


la agraviada tratando de defenderse cogió un palo de escoba :
verificar si este hecho es posible puesto que se supone que al tomar
del cuello inmoviliza y así inmovilizada es capaz de recoger un palo
de escoba desde el suelo para defenderse; asimismo otro hecho es
acreditar como y por que se resiste a salir del interior del inmueble
la supuesta agraviada si por el contrario debió huir de ahí, así como
señala en certificado médico legal que perdió la conciencia, si esto
era posible y en que momento si de los videos se advierte que se
resiste a viva fuerza a salir del inmueble, entre otros analizables
solo con esta diligencia ) y pese a lo explicado al señor Juez de
estos hechos mediante escrito de pedido de realización de la
diligencia, así como reconsideración fue declarado improcedente
(con el cual se intuye que el señor Juez esta convencido desde ese
momento de la inocencia de mi patrocinado y no requiere de
mayores elementos para su determinación), pues de lo contrario
esta diligencia de suma importancia y facultado por la norma legal
se hubiera llevado a cabo, no esperando otra determinación de la
negativa del Juez.

4. NO SE LLEVÓ A CABO LA RATIFICACIÓN PERICIAL:

Siendo esta diligencia de suma importancia, por cuanto la defensa


ha cuestionado el certificado médico legal, sin embargo las tachas
correspondientes se interponen siempre en cuando se conoce el
contenido (cuando los médicos explican el significado de sus
dictámenes)hecho que no ocurrido en el presente caso negándonos
la posibilidad de interrogar a los peritos sobre deficiencias
advertidas en el certificado médico, tales como exámenes auxiliares
para determinar intento de estrangulamiento, así como explique los
motivos sus atribuciones para calificar un delito (por ejemplo: las
lesiones pueden ser de otra naturaleza como arañones, picazón,
alergias y otros ya que no determina profundidad de supuestas
-9-

lesiones y no existe perennización, el cual no constituye intento de


estrangulamiento), siendo únicamente las autoridades que
administran justicia quienes pueden calificar el delito, pues lo
médicos no han realizado la investigación y están señalando en sus
conclusiones medico legales hechos no objetivizados, debiendo
limitarse a señalara objetivamente las lesiones.

d. Valoración del certificado médico

Señor Juez, un documento será nulo cuando carezca de un requisito


esencial para su validez. El documento nulo no es capaz de producir
efectos jurídicos, por consiguiente carece de eficacia probatoria, y de
acuerdo a lo establecido en el artículo 161, del Código de
procedimientos penales, “Los peritos serán dos y el juez
instructor deberá nombrar de preferencia a especialistas donde
los hubiere, y, entre éstos, a quienes se hallen sirviendo al
Estado”; en el presente caso el certificado médico legal Nº 007750-L,
documento materia de tacha se encuentra suscrito por un solo perito
médico (Médico Carla Delsi Cruz Salas) QUIEN DICHO SEA DE PASO
NO CUENTA CON LA ESPECIALIDAD DE MÉDICO LEGISTA, pese a
la obligación estipulada en la norma antes acotada, la misma que
conlleva a su nulidad, siendo esta una causal establecida en la ley,
además de ello su importancia radica en que no existe fundamento
alguno para que un solo medico realice el peritaje, pese a la existencia
de varios profesionales en el Instituto de Medicina Legal de la sede del
Departamento (siendo tal vez razonable la suscripción por un
solo médico solo en zonas alejadas, donde efectivamente no
existen mayor cantidad de profesionales), siendo esta evaluación
de dos peritos médicos obligatoria, por cuanto incluso puede existir
discrepancias (y no simple formalismo castigado con la nulidad, donde
uno evalúa y el otro profesional solo suscribe), las mismas que serán
sometidas a debate pericial de acuerdo a las reglas del Código de
procedimientos penales; por lo que estar suscrita solo por un
-10-

profesional se restringe dichos actos procesales importantes para el


esclarecimiento de los supuestos hechos delictivos.

Señor Juez, asimismo de acuerdo a lo establecido por el artículo 168 y


167 del Código de Procedimientos Penales4, es obligatorio el examen
de los peritos (médicos, en el presente caso) para el juez instructor,
facultando la asistencia a dicha diligencia al inculpado, su defensor, el
Ministerio Público y la parte civil y cualquiera de ellos puede solicitar
del juez instructor que exija la aclaración de algún punto, en mérito
del cual hemos solicitado nuestra intervención en dicha diligencia
debido a que existe imprecisión, falencias en la consignación de las
supuestas lesiones, no permitiendo establecer fehacientemente dichas
supuestas lesiones, por cuanto no ha precisado lesiones en otras partes
del cuerpo (signos de defensa), no ha señalado la profundidad de las
lesiones, no ha señalado los signos característicos en caso de
estrangulamiento, los cuales hacen del certificado médico legal
impertinente para probar los supuestos hechos narrados pro la
supuesta agraviada, quien además con múltiples contradicciones ha
desvirtuado el propio certificado médico legal (ha señalado que ha
perdió la conciencia: cuando en el video aparece resistiéndose
férreamente a salir del domicilio; señala haber sido supuestamente
estrangulada con palo de escoba, sin embargo los diámetros del palo
estándar de escoba superan el diámetro de las lesiones consignados
en el certificado médico legal (5.5*2.2) , así como la ubicación de las
lesiones (cara anterior izquierdo de cuello), no concuerda con lo
declarado por la supuesta agraviada, así como la reacción dolorosa en
mama derecha que refiere la agraviada en el certificado médico legal,

4
Artículo 168.- El examen de los peritos es obligatorio para el juez instructor. A la diligencia podrán
concurrir el inculpado, su defensor, el Ministerio Público y la parte civil. Cualquiera de ellos puede solicitar
del juez instructor que exija la aclaración de algún punto.
Artículo 167.- Los peritos entregarán personalmente, sus dictámenes al juez instructor, quien, en ese
mismo acto, les tomará juramento o promesa de decir la verdad y los examinará como si fuesen testigos,
preguntándoles si ellos son autores del dictamen que se presentan, si han procedido imparcialmente en el
examen y en la información que suscriben, y todas las circunstancias que juzgue necesario aclarar y que se
deriven ya de los hechos que se conocen por la instrucción ya de los que resulten de los dictámenes. Si
hubiera contradicción en los dictámenes, el juez abrirá un debate, en que cada uno de los peritos exponga
los motivos que tiene para opinar como lo hace, debiendo el juez exigirles que redacten, en síntesis, los
argumentos expuestos. Los peritos no pueden negarse a dar las explicaciones que el juez les pida. Deberán
llevarse a esta diligencia las personas o cosas materia del dictamen pericial, siempre que sea posible.
-11-

no concuerda con su declaración en proceso, siendo presumiblemente


atribuida este dolor si fuera cierto a otros males ajenos a los supuestos
hechos materia de investigación, los mismos que serán corroborados
con documentos).

Señor Juez como puede advertir existen muchos cuestionamientos al


contenido del certificado médico legal, por lo que se recurrió a un
informe médico respecto al certificado médico, elaborado por perito de
parte, obteniendo como conclusión de que EL CERTIFICADO MEDICO
LEGAL Nº 007750-L, documento materia de tacha, NO ES IDÓNEO
PARA SUSTENTAR UNA CONCLUSIÓN DE INTENTO DE
ESTRAGULAMIENTO U OTRAS LESIONES OCASIONADO POR
TERCEROS. Esto entre otras conclusiones, motivos suficientes para
descartar como prueba este medio probatorio

Señor Juez, Por si fuera poco de acuerdo a lo establecido por la


DIRECTIVA GENERAL Nº 009-2011-MP-FN-GG (Normas para la
perennización fotográfica y filmación de la labor forense y su
cadena de custodia en el Instituto de Medicina Legal y Ciencias
Forenses), es obligatorio la perennización de las lesiones (vistas
fotográficas o filmación), para efectos de ser confrontadas en otros
reconocimientos médicos posteriores y acreditar la veracidad de dichas
lesiones, en el presente caso señor juez, el recurrente y el
Representante del Ministerio Público en todo momento desde la
investigación preliminar hemos solicitado dicha perennización de las
supuestas lesiones, por cuanto el recurrente seguro de no haberle
inferido lesión alguna, solicite dicha perennización ante la fiscalía
inmediatamente para desvirtuar las imputaciones calumniosas de la
supuesta agraviada, OBTENIENDO COMO RESPUESTA DEL
INSTITUTO DE MEDICINA LEGAL MEDIANTE OFICIO LA NO
EXISTENCIA DE DICHAS FOTOGRAFÍAS, no explicando el motivo de
su omisión en el presente caso.
-12-

CUARTO: Señor Juez, como puede advertir son defectos


insubsanables, los esgrimidos líneas arriba, (peritaje por un solo
médico, informe pericial incompleto, insuficiente y sin explicación,
perennización inexistente de las supuestas lesiones, falta de exámenes
complementarios para determinar las lesiones (ecografía de partes
blandas – profundidad de lesiones, desgarros; exámenes para
determinar odinofagia que refiere, exámenes para determinar otras
complicaciones internas, pues como ha narrado la supuesta agraviada
incluso habría perdido la conciencia, así como para determinar otras
lesiones, que incluso determinarían una autolesión), entre otras),
generando la nulidad del Certificado Médico legal Nº 007750-L,
además se presenta el informe médico de parte, debidamente
suscrito por profesional médico, cuestionando el valor probatorio del
certificado médico,

Finalmente Señor Juez, el certificado médico materia de


cuestionamiento, señala en una de sus conclusiones “intento de
estrangulación”, sin embargo esta aseveración se encuentra fuera de
contexto, ya que por norma (Resolución administrativa Nº 307-200
SE-TP-CEMP Manual De Procedimientos de la Unidad Médico Legal),

LOS PERITOS SOLAMENTE PUEDEN


PRONUNCIARSE SOBRE HECHOS Y SIGNOS
PERCEPTIBLES QUE PUDIERA OBJETIVAR; siendo

en el presente caso que el perito que suscribe el examen médico ha


realizado una calificación MÁS ALLÁ DE LAS FACULTADES QUE SE LE
ESTÁ PERMITIDO, pues en todo caso corresponde al Juzgado realizar
esta valoración y no a los médicos, por tratarse de hechos de
EXCLUSIVO PRONUNCIAMIENTO JURISDICCIONAL.
-13-

Siendo así el certificado médico ha perdido valor probatorio, el cual no


ha sido ratificado, demostrándose no solo su falta de idoneidad sino
no certificando su autenticidad, por lo que este aspecto, HA
OBVIADO EL SEÑOR JUEZ DE LA CAUSA.

e. Incriminación de la supuesta agraviada

Señor Juez, el fiscal de la causa sin mayor detenimiento procede a


afirmar que las pruebas para su acusación son la coherente
imputación de la agraviada, por la que solicita se le imponga la pena
de 06 años y una reparación civil de tres mil nuevos soles, acusación
con la que no estamos de acuerdo puesto que se ha demostrado con
suficiencia en el transcurso del proceso que la imputación carece de
coherencia lógica así como es contradictoria con las demás pruebas
aportadas y las actuadas de oficio, la misma que señalaremos en los
siguientes puntos, con lo que se está contradiciendo en todo los
extremos a la acusación fiscal, debiendo ser absuelto nuestro
patrocinado, no obstante la carga de la prueba le corresponde al
Ministerio Público, con apoyo de la parte agraviada, sin embargo en el
presente caso se debe precisar que no existen pruebas de cargo, sino
mas bien abundantes pruebas de descargo, por lo que el Suscrito fiscal
sin mayor análisis pretende acusar a mi patrocinado sin tomar en
cuenta los deberes y responsabilidades funcionales.

Siendo así es necesario tener presente para que una incriminación sea
tomada en cuenta debe reunir los siguientes elementos:

1. Persistencia en la incriminación: La incriminación de la


supuesta agraviada no es persistente en el tiempo, así como no
existe uniformidad, pues va relatando hechos incoherentes en
cuanto al desarrollo. Actitud, motivación y otros:
Pues señala en su denuncia por acta que.
-14-

- “Se alteró y tomando un palo de escoba le ahorcó” y en su


declaración preliminar señala que le tomo de los brazos y le
ahorcó con el antebrazo derecho, y para defenderse la
supuesta agraviada tomó un palo de escoba el cual le fue
arrebatado y con ello le ahorcó”.
- Asimismo fue sacado a viva fuerza, cuando su actitud
debió ser huir de la zona, sin embargo se resistió a salir.
- Señala que la discusión por que no retiro la demanda de
alimentos, cuando este proceso culminó en conciliación y
el procesado estaba al día con sus pagos por alimentos.

2. Corroborada con otros medios periféricos: No existe otros


medios probatorios que corroboren la incriminación, siendo el
certificado médico legal insuficientes por estas consideraciones:
i. Por haberse pronunciado sobre el tipo penal el
médico legista
ii. Por no existir perennización.
iii. Por las medidas de las supuestas lesiones 5.5 *
2.2, los cuales no representan a un forcejeo y
defensa en intento de estrangulamiento,
iv. La firma de un solo médico legista,
v. Falta de especialización del profesional que
evalua.

No habiéndose desarrollado diligencias indispensables solicitadas,


la instrucción no ha cumplido con su finalidad.

3. Desprovista de otros fines (venganza, reproche, animus


de perjuicio)
Señor Juez es de advertirse el ánimo de venganza de la
supuesta agraviada para con el procesado, por cuanto mi
patrocinado tiene una nueva relación sentimental, estando a la
fecha casado, el cual ha generado resentimiento en la supuesta
-15-

agraviada; asimismo las amenazas contra el procesado han sido


reiterativos de denunciarlo pro cualquier hecho, incluso en
presencia de familiares, por lo que incluso su hermana TABITA
MUCHA PÉREZ le señalaba a mi patrocinado a que no haga nada
por que estaba buscando un pretexto para denunciarlo.

Con ello esta acreditado el animo de venganza, careciendo de


credibilidad la imputación.

f. De las únicas pruebas de cargo que acusan a mi


patrocinado y que éstas son contradictorias siendo
desvirtuadas.

1. Simple imputación de la supuesta agraviada, y su


incoherencia.
 Denuncia.
La supuesta agraviada interpone denuncia por acta señalando
que el día 16 de setiembre de de 2011 a horas 12: 30
cuando fue a pagar un dinero a la vecina, salió el procesado
para hacerla ingresar a su casa y reclamarle que estaba
cansado de ella y por que le seguía provocando pese a que ya
tenia otra mujer y por que no había retirado la demanda de
alimentos, donde se pudieron a discutir momentos en el que
denunciado le ofendió diciéndole que se había aprovechado de
él y que eso nunca le iba a perdonar, seguidamente se alteró
y cogiendo un palo de escoba le aplastó contra su pecho,
ahorcándole con un palo hacia el cuerpo de él ...esto en
presencia de su actual pareja de quien desconoce su nombre,
y hasta que se asfixiara momentos en que ingresó de la calle
su hermano DAN MUCHA PEREZ, quien al ver los hechos la
jaló y la sacó afuera, mientras que su hermana TABITA abrió
la puerta diciéndole ahora si vótale ya…
-16-

 Declaración de la supuesta agraviada, señala a fojas


21 – 22, señala de manera contradictoria respecto a los
supuestos hechos que la tomo de los brazos intentando
ahorcarla con su antebrazo derecho, por lo que en su
defensa tomó un palo de escoba … y Dan Mucha Pérez a
viva fuerza le sacó del domicilio.

Siendo evidente las contradicciones de la imputación ésta


ha perdido la credibilidad no siendo prueba de cargo;
puesto que no cumple con la lógica de una escena de
estrangulamiento, así como los supuestos hechos no son
coherentes, puesto que refiere en la denuncia que “se
alteró y tomando un palo de escoba le ahorcó” y en
su declaración preliminar señala que le tomo de los
brazos y le ahorcó con el antebrazo derecho, y para
defenderse la supuesta agraviada tomó un palo de
escoba el cual le fue arrebatado y con ello le ahorcó”

Como se advierte no podría la supuesta agraviada coger


un palo de escoba para defenderse si fue tomado de los
brazos e inmovilizada con un antebrazo (incoherente e
ilógica); asimismo señala que fue sacada a viva fuerza,
como es posible si supuestamente perdió la conciencia, y
así como sus resistencia a salir del domicilio, entre otros
hechos, incoherentes.

g. De la suficiencia probatoria (pruebas de descargo) de la


inocencia de mi patrocinado.

1. de la declaración coherente de mi patrocinado


Mi patrocinado de manera coherente y lógica tanto a nivel pre
jurisdiccional como a nivel de su preventiva ha manifestado no ser
el autor de los hechos que se le imputa, refiriendo que fue la
-17-

supuesta agraviada quien ingreso de manera violenta a su domicilio


aprovechando que la puerta estaba entreabierta, para proceder a
agredidle con un palo de escoba al procesado quien no hizo nada
frente a ello, por sugerencia de su hermanas y pareja, para que su
hermano pueda retirarlo del domicilio cargándola a viva fuerza, por
que la supuesta agraviada se resistía a salir.

- Declaración de Testigos: Quienes corroboran las declaraciones


de mi patrocinado, por ser testigos presenciales, refiriendo que
fueron ellos los agraviados de los insultos y las lesiones
- Acta de inspección judicial, con el que se acredita las
dimensiones del espacio, zona habitada, y otros que restan
credibilidad a las imputaciones.
- Certificado de examen de biología forense, donde se
acredita que el palo de escoba no tiene restos de tejidos,
acreditando no haber sido utilizado en contra de la supuesta
agraviada.
- La propia declaración de la supuesta agraviada, lo cual es
coherente e ilógica, tal como se acredita en los demás ítems.
- Falta de realización de diligencias importantes para el proceso
pese al requerimiento reiterativo de la defensa (SEGUNDO
RECONOCIMIENTO MÉDICO LEGAL, RATIFICACIÓN PERICIAL,
FALTA DE PERENNIZACIÓN, RECONSTRUCCIÓN DE LOS HECHOS,
VALIDACIÓN DE TESTIMONIO, Y Otros.)

h. VULNERACIÓN A LA GARANTÍA DE
IMPARCIALIDAD Y OBJETIVIDAD DEL JUZGADOR.

Señores Magistrados, una de las principales características del proceso


penal lo constituye el hecho de que las funciones de acusación y
enjuiciamiento están divididas en órganos separados, siendo esencial
entonces dentro de esta tesitura la idea de separación de las funciones
de investigación y de enjuiciamiento por parte del Juez. En el caso del
-18-

juez, dentro de los rasgos que resalta su identidad están la


probidad y la rectitud, mismas que sólo pueden ser alcanzadas a
través de dicha separación, garantizándose de esta manera la
necesaria imparcialidad. De acuerdo al modelo penal, que nuestro
sistema acoge se distingue claramente quien acusa y quien juzga,
caracterizándose éste último por su imparcialidad, algo que sólo puede
asegurarse si se le desvincula de la investigación5.

La imparcialidad del Juez conforma un “desinterés subjetivo”6;


es decir, una apatía de dicha autoridad frente al resultado del
proceso, que le permite encontrar el punto de equilibrio justo7
para decidir el caso, con base en las pruebas y argumentaciones que
le ofrecen a éste las partes adversas8.

ESTA POSICIÓN DE NEUTRALIDAD IMPLICA UN COMPROMISO


DE RESPETO HACIA LAS PARTES, POR LO QUE CREAR
DESAJUSTES DURANTE EL PROCESO QUE INCLINEN LA
BALANZA A FAVOR O EN CONTRA DEL IMPUTADO RESULTARÍA
UNA GRAVE VIOLACIÓN A ESTA RESPONSABILIDAD Y
DESNATURALIZARÍA LA ESENCIA DEL ROL DEL JUEZ, parte
imparcial de una tríada de intereses contrapuestos, a quien

5
“La exigencia expresa de “imparcialidad” ha permitido redescubrir que su principal (y verdadera) misión
no es la de investigar ni la de perseguir el delito, sino la de juzgar acerca de él, por lo que no se admiten (o
no debe admitirse) como funciones del juez penal las de investigar de oficio, intervenir en la preparación o
formulación de la acusación, o procurar por su propia iniciativa los datos probatorios sobre el caso a fin de
obtener el conocimiento necesario para basar su decisión sobre el fundamento de aquella”. CAFFERATA
NORES, José I. Proceso Penal y Derechos Humanos. Editores del Puerto s.r.l., Buenos Aires, Argentina,
2000, pp. .31-32. En este sentido, la Real Academia Española define “Imparcialidad” de la siguiente
manera: “Falta de designio anticipado o de prevención a favor o en contra de alguien o de algo, que
permite juzgar o proceder con rectitud”. Real Academia Española. Diccionario de la Lengua Española.
Tomo II, 22 ed., Madrid, España, 2001, p. 1252.
6
MONTERO AROCA, Juan. Sobre la Imparcialidad del Juez y la Incompatibilidad de Funciones Procesales.
Tiran lo Blanch, Valencia, España, 1999, pp. 186 y sts.
7
El autor argentino J. I. CAFFERATA NORES señala que “La imparcialidad es la condición de tercero
desinteresado del juzgador, es decir, la de no ser parte, ni tener prejuicios a favor o en contra, ni estar
involucrado con los intereses del acusado ni del acusador o de la víctima, ni comprometido con sus
posiciones, ni vinculado personalmente con estos (es el “tercero en discordia”). Se manifestará en la
actitud de mantener durante todo el proceso la misma neutralidad respecto de la hipótesis acusatoria que
respecto de la hipótesis defensiva (sin colaborar con alguna) hasta el momento de elaborar la sentencia...”.
Op cit., p. 33.
8
“Imparcial debe ser el juez, que es uno, por encima de los contendientes; pero los abogados están hechos
para ser parciales, no sólo porque la verdad se alcanza más fácilmente escalándola desde dos partes, sino
porque la parcialidad del uno es el impulso que engendra el contraimpulso del adversario, el empuje que
exita la reacción del contrario, y que, a través de una serie de oscilaciones casi pendulares, de un extremo
al otro, permite el juez hallar lo justo en el punto de equilibrio”. CALAMANDREI, Piero. Elogio de los
Jueces. Librería “El Foro”, Buenos Aires, Argentina, 1997, p. 128.
-19-

corresponde develar la verdad con base en los medios de prueba que


las partes han ofrecido y debatido. Se trata de resguardar la
imparcialidad objetiva y subjetiva9; en el caso que nos convoca, se
extrae de la lectura de los fundamentos de la sentencia condenatoria
un hecho evidente de parcialización por parte del juzgador, QUIEN
TOMA COMO VERDAD ABSOLUTA E INCUESTIONABLE LA
VERSIÓN BRINDADA POR LA SUPUESTA AGRAVIADA,
considerando a la versión de mí patrocinado (declaración
uniforme y coherente) como “MEROS ARGUMENTOS DE
DEFENSA”. SI SE TRATARA DE UNA POSICIÓN IMPARCIAL, EL
JUZGADOR HUBIERA CONSIDERADO COMO VÁLIDOS LAS
DECLARACIONES DE AMBAS PARTES (para no atentar contra el
principio de la presunción de inocencia) y dejar como equiparadas
ambas versiones para ser confirmadas o negadas con otros medios de
prueba validos.

Señor Juez, como se puede observar, la sentencia materia del presente


recurso carece de objetividad y la vez de imparcialidad, pues EL
JUZGADOR HA SIDO PARCIAL AL MOMENTO DE ANALIZAR DE
LOS HECHOS Y LAS PRUEBAS QUE CORROBORAN LAS
VERSIONES, LIMITÁNDOSE A VALORAR SOLO LAS PRUEBAS DE
CARGO y a justificar a como de lugar la sentencia condenatoria.

Señor Juez, es tal la importancia que reviste la imparcialidad del juez


en el proceso, que incluso, a nivel de la normativa supranacional, se
encuentra contemplada expresamente como una garantía judicial.
Específicamente hacen referencia a dicha garantía los artículos 8.1
(Convención Americana de Derechos Humanos), 14.1 del
Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos; y 10 de la
Declaración Universal de Derechos Humanos. No obstante lo anterior,
curiosamente se ha olvidado estos preceptos para justificar la
sentencia condenatoria, en perjuicio de mi patrocinado.

9
Al respecto, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos ha dicho que “La imparcialidad supone
que el tribunal o juez no tiene opiniones preconcebidas sobre el caso sub judice, y se compone de
elementos subjetivos y objetivos. La imparcialidad subjetiva del juez en el caso concreto se presume
mientras no se prueba lo contrario. A diferencia, la imparcialidad objetiva requiere que el tribunal o juez
ofrezca las suficientes garantías que eliminen cualquier duda acerca de la imparcialidad observada en el
proceso”. (Informe No. 5 / 96, caso 10.970).
-20-

Señores Magistrados, en consecuencia se producido una vulneración y


olvido en la aplicación de principios rectores que inspiran el proceso
penal, demostrándose en el caso práctico que nos convoca la ausencia
total de las prácticas de imparcialidad y objetividad que debe
caracterizar a todo magistrado, al momento de emitir sus fallos.

i. PROSCRIPCIÓN DE RESPONSABILIDAD PENAL


OBJETIVA.

“La pena requiere de la responsabilidad penal del autor. Queda


proscrita toda forma de responsabilidad objetiva” el imperativo es
establecer la responsabilidad penal del autor para facilitar la imposición
de la pena, proscribiendo por consiguiente toda forma de
responsabilidad por el resultado, esto es, responsabilidad objetiva,
siendo también la base del principio de responsabilidad o de
culpabilidad también conocido por la máxima “nulla poena sine culpa”
10

Señor Juez, conforme se evidencia, en todo lo actuado durante la


instrucción, no se ha podido recabar prueba plena, suficiente y sobre
todo OBJETIVA, que conlleve a concluir que mi patrocinado haya
cometido el ilícito penal por el cual fue injustamente sentenciado; sin
embargo, el Señor Juez ha interiorizado que el certificado médico legal
que no guarda relación con los hechos descritos, es el medio probatorio
idóneo para Juzgar a mi patrocinado, sin embargo, no ha descrito cual
ha sido la conducta dolosa o culposa que habría desplegado mi
patrocinado, juzgando únicamente por el resultado, el cual nuestra
legislación ha desterrado este tipo de prácticas.

j. INAPLICACIÓN DE PRINCIPIOS UNIVERSALES


DEL DERECHO.

10
http://blog.pucp.edu.pe/item/24235/limites-a-la-funcion-punitiva-estatal
-21-

Señores magistrados, en el presente caso y estando a las


consideraciones previas descritas en el presente documento así como
teniendo en cuenta las pruebas insuficientes obrantes en autos; La
juzgadora, ha preferido simplificar su labor judicial, reproduciendo en
la sentencia los fundamentos del Dictamen Fiscal, quien por el
contrario debería haber realizado un exhaustivo análisis de los hechos,
compulsado adecuadamente los medios de prueba incorporados
durante el proceso Y SOBRE TODO LAS PRUEBAS QUE NO SE HAN
PRACTICADO; dejando entrever que ha OLVIDADO POR COMPLETO
LOS PRINCIPIOS UNIVERSALES RECOGIDAS EN LAS MÁXIMAS
CONOCIDAS COMO “INDUBIO PRO REO”, “INSUFICIENCIA
PROBATORIA QUE CONDUCEN A LA ABSOLUCIÓN DEL ACUSADO”,
ENTRE OTROS, pero que simplemente no los ha querido mencionar,
por razones que solo el Señor Juez conoce; pero que necesariamente
tenía que haberlos tomado en consideración; pero que los ha olvidado.

k. NECESIDAD DE ACTIVIDAD PROBATORIA


SUFICIENTE.

Señor Juez, para emitir una sentencia condenatoria debe existir prueba
suficiente, en el presente caso, las únicas pruebas que aparentemente
incriminan a mi patrocinado, son pruebas débiles, incoherentes,
cargadas de venganza y rencor, sin embargo, también es una garantía
corroborar con otros medios de prueba la sola versión de la supuesta
agraviada (SIMPLE IMPUTACIÓN) tienen que ser corroborados con otro
medio de prueba, pues de lo contrario estaríamos cayendo en
subjetivismos, situación ésta que el Juzgador no ha tomado en
consideración, procediendo a emitir la sentencia basada en hechos
nada objetivos, tomando como verdad absoluta un deficiente
certificado médico.
-22-

IV. FUNDAMENTACIÓN JURÍDICA

- En nuestro ordenamiento la prueba se rige por el sistema de la libre


valoración razonada. En virtud de ello es que el juzgador tiene
libertad para evaluar los medios probatorios sin que estos tengan
asignado un valor predeterminado. Desde luego, ello no significa
que la actividad probatoria se sustraiga del control de la jurisdicción
constitucional. Aquella debe ser realizada de acuerdo con los
principios que la informan. Entre dichos principios, un lugar especial
es el que ocupa la necesidad de la debida motivación, la que deberá
quedar plasmada en la sentencia de manera suficiente. . (STC Exp.
N° 1934-2003-HC/TC (publicada en www.tc.gob.pe JUAN ROBERTO
YUJRA MAMANI SENTENCIA DEL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL LA
VALORACIÓN LIBRE DE LA PRUEBA ¿Sustrae la actividad probatoria
del juez del control de la jurisdicción constitucional?)
- Al no existir en autos elementos de juicio suficientes que conlleven
a la convicción de la responsabilidad del encausado y en todo caso,
hay que considerar que ha surgido una situación de razonable duda,
la misma que le favorece, por lo que debe estarse al principio de
indubio pro reo, absolviéndosele. (El proceso Penal en su
Jurisprudencia – Diálogo con la Jurisprudencia 2008 Pg. 397)
 Debe absolverse por duda razonable si la imputación formulada es
negada uniformemente por el acusado. En materia penal la duda
favorece al reo ( Exp. Nº 427-87 Corte sup. De Justicia de Lima P.
355, El proceso Penal en su Jurisprudencia – Diálogo con la
Jurisprudencia 2008 Pg. 397)
 Si bien se ha llegado a establecer la ocurrencia del hecho
denunciado, sin embargo, no se ha probado, fehacientemente la
responsabilidad del acusado; así, existiendo una férrea negativa por
parte del acusado que no ha sido desacreditada con suficientes
elementos probatorios sino únicamente con la sindicación por parte
de la agraviada en sede policial sin presencia del Representante del
Ministerio Público, surge una duda razonable que en materia penal
-23-

favorece al imputado en estricta aplicación del principio universal del


indubio pro reo consagrado por nuestra Constitución Política. (EXP.
Nº 735-99 CORTE SUPERIOR DE JUSTICIA DE LIMA SALA DE
APELACIONES PARA PROCESOS SUMARIOS CON REOS EN CÁRCEL
E.P. LURIGANCHO DD. BÁSCONES GÓMEZ
VELÁSQUEZ SENTENCIA. APLICACIÓN DEL PRINCIPIO DEL INDUBIO
PRO REO)
 Son supuestos para la expedición de una sentencia absolutoria la
insuficiencia probatoria, que es incapaz de desvirtuar la presunción
de inocencia o la invocación del principio del indubio pro reo cuando
existe duda razonable respecto a la responsabilidad penal del
procesado; que el primer supuesto está referido al derecho
fundamental que crea a favor de los ciudadanos el derecho a ser
considerados inocentes mientras no se presente prueba suficiente
para destruir dicha presunción; mientras que el segundo supuesto
se dirige al juzgador como una norma de interpretación para
establecer que en aquellos casos en los que se ha desarrollado una
actividad probatoria normal si las pruebas dejaren duda en su ánimo
deberá, por humanidad y por justicia, absolver al procesado; que
asimismo dichos principios no pueden ser invocados en forma
conjunta a favor de un encausado sino que su invocación debe
hacerse de manera alternativa, ello en razón que la insuficiencia
probatoria, por ser tal, es inocua para destruir la presunción de
inocencia y por ende, generar duda en el juzgador precisamente por
la inexistencia de pruebas. (Expediente : 2547-99 Fecha :
07 de octubre de 1999 )
POR LO EXPUESTO:

Solicito se sirva tener presente lo expuesto y admitir el presente


recurso de apelación a fin de que el superior en grado lo examine y
proceda a revocar la resolución Impugnada y reformándola absuelva a
mi patrocinado de la acusación fiscal.
Ayacucho, 18 de octubre de 2013
-24-