You are on page 1of 7

Angélica Paredes

Prof. Oliva

SPAN 301

25 de octubre de 2017

Los retos encontrados por los inmigrantes mexicanos al regresar a su país

Para muchos inmigrantes mexicanos que radican en los Estados Unidos, el hecho de que

Donald Trump ganara como presidente implica incertidumbre. Ahora más que nunca, los

inmigrantes indocumentados enfrentan un futuro incierto. Pues cabe la posibilidad de que tengan

que regresar a su país de origen. El haber abandonado su país e invertido su juventud y fuerzas

en un país extranjero genera desventajas cuando estos regresan a su país natal. Los mexicanos

inmigrantes que retornan a su país después de estar viviendo [ o “después de haber estado

viviendo”] en el extranjero enfrentan obstáculos para incorporarse a la sociedad.

Actualmente, familias enteras están en riesgo de ser forzados a retornar en a su país de

origen. Esto incluye a estudiantes universitarios indocumentados[ falta puntuación] a los que sus

padres los trajeron a los Estados Unidos desde pequeños. Estudios han comprobado que ellos

también se topan con obstáculos cuando se tratan de integrarse en las universidades mexicanas.

“En México poco se sabe acerca de los estudiantes universitarios transnacionales, ya que es un

fenómeno emergente en el país; son prácticamente invisibles en el sistema educativo mexicano,

porque es escaso el conocimiento sobre sus experiencias migratorias. Como Zúñiga (2008)

encontró [afirma/comenta], no existen sistemas de apoyo educativo formales o

institucionalizados para amortiguar la transición hacia el sistema educativo mexicano.” Aunque


tengan la intención de continuar con los estudios universitarios, les es casi imposible ya que el

gobierno mexicano no está preparado para recibir y apoyar a estos jóvenes.

Una vez que regresan a su país de origen, los inmigrantes tienen dificultad para encontrar

empleo en el lugar que una vez fue su hogar. “Los retornados sufren para encontrar empleos

estables y remunerativos, pues la mitad de los que logran conseguir trabajo a su regreso (70% del

total) lo hacen en el sector informal y ganan hasta un salario mínimo, y de ellos el 80% no

cuentan con seguro social (Garduño, 2012)”. Los inmigrantes que pueden encontrar empleo,

tienen que trabajar en oficios que pagan el salario mínimo. Como resultado, no alcanzan a

solventar las necesidades básicas. Además, viven con la esperanza de no enfermarse porque no

tiene los recursos necesarios para poder acudir a un doctor en caso de una enfermedad.

Por lo general, la mayoría de los inmigrantes que retornan a su país de origen no lo hacen

voluntariamente. Este factor afecta en la preparación del individuo para así integrarse a la

sociedad. Por ejemplo, si es deportado no está preparado económicamente ni psicológicamente

para enfrentar esta etapa en su país de nacimiento. “Ahora ya no se trata de una acción planeada

mediante acumulación de ahorros, sino a menudo precipitada por el despido o la deportación; por

lo tanto, los migrantes no regresan en condiciones favorables que les permitan instalarse como

trabajadores por cuenta propia, o como jubilados, pues son personas en plena edad productiva

desplazadas por el relevo laboral a edades más tempranas en el mercado de trabajo secundario de

Estados Unidos (Rivera, 2011)”. Sin dinero y sin apoyo del gobierno mexicano los inmigrantes

tienen pocas posibilidades de reintegrarse a la sociedad. Irónicamente, la razón por la que

muchos mexicanos deciden dejar el país de origen es para poder mejorar su economía entonces

invierten lo más preciado que tienen en el país extranjero, su juventud. Desgraciadamente,

cuando regresan no son tan jóvenes y muchas de ocasiones, su situación económica no es mejor.
En conclusión, los inmigrantes mexicanos una vez más se enfrentan a la asimilación

cultural ya que el haber vivido en los Estados Unidos por tanto tiempo los desconecta de la

sociedad mexicana. Como consecuencia, una vez que regresan a su país de origen tiene dificultad

al tratar de integrarse a la sociedad.

Fuentes:

Mestries, Francis. “Los migrantes de retorno ante un futuro incierto.” Sociológica (México), UAM,

Unidad Azcapotzalco, División de Ciencias Sociales y Humanidades,

www.scielo.org.mx/scielo.php?pid=S0187-01732013000100006&script=sci_arttext

Ana, Cortez Román Nolvia, et al. “Estudiantes migrantes de retorno en México: Estrategias

emprendidas para acceder a una educación universitaria.” Revista mexicana

de investigación educativa, Consejo Mexicano de Investigación Educativa

A.C., www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1405-66662015000400008.
Muy buen trabajo con las correcciones

Nota:A

Para muchos inmigrantes mexicanos que radican en los Estados Unidos, el hecho de que

Donald Trump ganara como presidente implica incertidumbre. Ahora más que nunca, los

inmigrantes indocumentados enfrentan un futuro incierto. Pues cabe la posibilidad de que tengan

que regresar a su país de origen. El haber abandonado su país e invertido su juventud y fuerzas

en un país extranjero genera desventajas cuando estos regresan a su país natal. Los mexicanos

inmigrantes que retornan a su país después de haber estado viviendo en el extranjero enfrentan

obstáculos para incorporarse a la sociedad.

Actualmente, hay familias enteras están en riesgo de ser forzadas a retornar a su país de

origen. Esto incluye a estudiantes universitarios indocumentados; a los que sus padres los

trajeron a los Estados Unidos desde pequeños. Varios estudios han comprobado que ellos

también se topan con obstáculos cuando intentan integrarse en las universidades mexicanas.

“En México poco se sabe acerca de los estudiantes universitarios

transnacionales, ya que es un fenómeno emergente en el país; son

prácticamente invisibles en el sistema educativo mexicano, porque

es escaso el conocimiento sobre sus experiencias

migratorias. Como Zúñiga (2008), no existen sistemas de apoyo

educativo formales o institucionalizados para amortiguar la

transición hacia el sistema educativo mexicano.”

Como consecuencia, aunque tengan la intención de continuar con los estudios universitarios, les

es casi imposible ya que el gobierno mexicano no está preparado para recibir y apoyar a estos

jóvenes.
Una vez que regresan a su país de origen, los inmigrantes tienen dificultad para encontrar

empleo en el lugar que una vez fue su hogar. “Los retornados sufren para encontrar empleos

estables y remunerativos, pues la mitad de los que logran conseguir trabajo a su regreso (70% del

total) lo hacen en el sector informal y ganan hasta un salario mínimo, y de ellos el 80% no

cuentan con seguro social (Garduño, 2012)”. Los inmigrantes que pueden encontrar empleo,

tienen que trabajar en oficios que pagan el salario mínimo. Como resultado, no alcanzan a

solventar las necesidades básicas. Además, viven con la esperanza de no enfermarse porque no

tiene los recursos necesarios para poder acudir a un doctor en caso de una enfermedad.

Por lo general, la mayoría de los inmigrantes que retornan a su país de origen no lo hacen

voluntariamente. Este factor afecta en la preparación del individuo para así integrarse a la

sociedad. Por ejemplo, si es deportado no está preparado económicamente ni psicológicamente

para enfrentar esta etapa en su país de nacimiento. “Ahora ya no se trata de una acción planeada

mediante acumulación de ahorros, sino a menudo precipitada por el despido o la deportación; por

lo tanto, los migrantes no regresan en condiciones favorables que les permitan instalarse como

trabajadores por cuenta propia, o como jubilados, pues son personas en plena edad productiva

desplazadas por el relevo laboral a edades más tempranas en el mercado de trabajo secundario de

Estados Unidos (Rivera, 2011)”. Sin dinero y sin apoyo del gobierno mexicano los inmigrantes

tienen pocas posibilidades de reintegrarse a la sociedad. Irónicamente, la razón por la que

muchos mexicanos deciden dejar el país de origen es para poder mejorar su economía entonces

invierten lo más preciado que tienen en el país extranjero, su juventud. Desgraciadamente,

cuando regresan no son tan jóvenes y muchas de ocasiones, su situación económica no es mejor.

En conclusión, los inmigrantes mexicanos una vez más se enfrentan a la asimilación

cultural ya que el haber vivido en los Estados Unidos por tanto tiempo los desconecta de la
sociedad mexicana. Como consecuencia, una vez que regresan a su país de origen tiene dificultad

al tratar de integrarse a la sociedad.


Fuentes:

Mestries, Francis. “Los migrantes de retorno ante un futuro incierto.” Sociológica (México), UAM,

Unidad Azcapotzalco, División de Ciencias Sociales y Humanidades,

www.scielo.org.mx/scielo.php?pid=S0187-01732013000100006&script=sci_arttext

Ana, Cortez Román Nolvia, et al. “Estudiantes migrantes de retorno en México: Estrategias

emprendidas para acceder a una educación universitaria.” Revista mexicana

de investigación educativa, Consejo Mexicano de Investigación Educativa

A.C., www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1405-66662015000400008.