You are on page 1of 12

VINCULOS SOLIDARIOS ENTRE ORGANIZACIONES DE MUJERES

Ayuda en Acción 2008

Editorial
sistimos a momentos de crisis en el mundo, crisis que se refleja en agonía del planeta, en un desplazamiento de la dignidad y los derechos humanos por el mercado, y el incremento cada vez más de las inequidades, la desigualdad y la exclusión.

A

Asistimos a un mundo en donde las mujeres cada vez más aportamos al desarrollo y a las cuentas nacionales de cada país mediante las incontables acciones desde el ámbito productivo y reproductivo. Pero también asistimos a un mundo que ensancha la brecha entre ricos y pobres, entre el norte y el sur, entre hombres y mujeres, entre el planeta y los seres humanos. Pero por qué no decir que también a este mundo asistimos las mujeres de Galicia en España y las mujeres de Nicaragua, para decir que somos una en la diversidad, una debatiéndonos en retos y esperanzas para hacer del mundo un lugar mas humano, más armónico con el planeta, pero sobre todo un mundo que reconoce a las mujeres en su sentido más real, el de seres humanos, el de sujetos políticos, económicos y socioculturales. Y aquí iniciamos este camino juntas para recobrar el lugar que en la historia nos corresponde, donde las fronteras y relaciones de subordinación entre hombres y mujeres y entre norte y el sur se desvanecen para dar paso a otras de auténtica: igualdad, solidaridad y sobre todo de libertad.

Vínculos solidarios entre organizaciones de mujeres
Lasdemujeres protagonizan y participan cada vez con mayor intensidad y capacidad propuesta en los procesos de desarrollo que viven sus respectivos países. Más allá del espacio familiar y comunitario, en el que desde siempre han desempeñado un papel relevante, las mujeres están buscando Creemos que las mujeres españolas pueden compartir una identidad común con estas mujeres, muchos de sus sueños, de sus dificultades y retos, el esfuerzo por abrirse espacio en la sociedad que les rodea, por hacer llegar su propia visión del mundo. Es por esta razón que vemos a las mujeres españotes que faciliten la mutua comprensión y respeto, crear oportunidades de aprendizaje compartido, promover alianzas para que las mujeres se expresen con voz propia y generen propuestas hacia la construcción de un mundo más justo. A través del establecimiento a mediano/largo plazo de Vínculos Solidarios se pretende fomentar el conocimiento mutuo entre mujeres y asociaciones de sociedades diferentes, establecer relaciones de reciprocidad, respeto, responsabilidad, solidaridad y afinidad en vista de perseguir fines comunes, siendo los principales: la transformación de situaciones de injusticia, el cambio de las causas estructurales de la desigualdad entre hombres y mujeres y la búsqueda de una relación de igualdad a través del acercamiento cultural y el conocimiento mutuo. Esta relación solidaria de tú a tú se fundamentará en tres principios: Principio ético: cada una de las partes que componen el vínculo construirán y consolidarán su relación exclusivamente en términos de igualdad y equidad. Respeto cultural: el vínculo se construirá mediante el diálogo y el intercambio con objeto de acercar formas culturales diferentes y lograr el conocimiento y reconocimiento mutuo. Construcción de ciudadanía: como fruto de esta relación, cada mujer incrementará su capacidad para reafirmarse como ciudadana de su respectivo país capaz de exigir derechos y cumplir con las obligaciones correspondientes. ¿Cómo desarrollar los Vínculos Solidarios entre organizaciones de mujeres? Cada vínculo se concretará según la forma que establezcan las organizaciones que se comprometan en establecer esta relación. Las organizaciones implicadas acordarán el plan de trabajo conjunto así como los objetivos a perseguir.

activamente conquistar y ocupar, en términos de igualdad con los hombres, los espacios públicos, los espacios de poder donde se adoptan las decisiones que van a repercutir en su futuro. Este esfuerzo y esta lucha constante no están suficientemente reconocidos. Es un reto ofrecer una imagen de estas mujeres que responda a toda su realidad, que muestre su situación de desventaja, sí, pero que ofrezca también su imagen de trabajadoras y luchadoras sin tregua. Es un reto, también, ofrecerles la oportunidad de que se puedan expresar con voz propia, contar desde sí mismas, sus expectativas y propuestas. En esta labor transformadora, queremos asumir el reto de abrir espacios a las mujeres de América Latina y África para que se expresen con voz propia.

las como aliadas para trabajar de manera conjunta en los objetivos para promover la igualdad de género que nos hemos propuesto. Trabajamos en España y en los países en desarrollo para lograr “que las mujeres y los hombres puedan disfrutar de los mismos derechos económicos, sociales, culturales, civiles y políticos en todos los aspectos del desarrollo humano; el mismo nivel de respeto; las mismas oportunidades de elección; autonomía y capacidades para desarrollar los resultados de estas opciones”. ¿Qué son los Vínculos Solidarios? La promoción del vínculo solidario entre mujeres de España y de América Latina y África tiene como objetivo establecer puen-

1

Algunas propuestas para trabajar los Vínculos: Análisis de oportunidades y experiencias: ¿Cuales son nuestros puntos fuertes, nuestras potencialidades? ¿Qué dificultades encontramos, como podemos solucionarlas? ¿Qué quisiéramos cambiar y como lo haríamos? ¿Qué nos gustaría compartir con las mujeres de la otra organización? Etc. Intercambios Viajes de mujeres de América Latina y África a España y viceversa; para conocer experiencias, conocimientos, cultura… Comunicaciones para mantener un contacto regular. Formación / capacitación Compartir conocimientos y aprendizajes. Buscar apoyo externo de organizaciones, instituciones públicas y/o empresas, para reforzar un trabajo concreto a través de formaciones o capacitaciones. Comunicación Favorecer la visibilidad de las mujeres en los medios de comunicación. Apoyar iniciativas para desarrollar la comunicación. Campañas de sensibilización e incidencia Participación en campañas de sensibilización e incidencia. Promoción de acciones orientadas a la movilización social en torno a temas que hayan identificado como de interés propio.

Búsqueda de financiación por parte de las propias organizaciones Presentación por parte de las organizaciones de mujeres de proyectos de financiación a organismos públicos y/o empresas que apoyen este tipo de actividades. ¿Qué pedimos a las organizaciones de mujeres? A las de América Latina y África: Expresar en primera persona ante la sociedad española, sus inquietudes, sueños, retos y expectativas. Dar a conocer en España y en sus países de origen, la situación de las mujeres, los avances, retrocesos, obstáculos y retos ante la promoción de la igualdad de género. Dar a conocer y apoyar proyectos y acciones encaminados a promover la igualdad de género. Realizar proyectos compartidos para sensibilizar y recabar apoyo en campañas de sensibilización e incidencia política con el fin de apoyar a la igualdad de género. Promover la educación y capacitación de las mujeres. Fortalecer la autoestima de las mujeres Promover el empoderamiento individual y colectivo de las mujeres, el ejercicio de sus Derechos como ciudadanas y su intervención en el ámbito de lo público. A las de España: Dar a conocer en los distintos espacios la situación de las mujeres en España, los avan-

ces, retrocesos, obstáculos y retos ante la promoción de la igualdad de género Abrir espacios en España a las mujeres de América Latina y África, para que puedan expresar en primera persona sus inquietudes, sueños, retos y expectativas. Apoyar proyectos encaminados a promover la igualdad de género. Realizar proyectos compartidos para sensibilizar y recabar apoyo en campañas de sensibilización e incidencia política en apoyo a la igualdad de género. Promover la educación y capacitación. ¿Cuál es el papel de este proyecto*? Facilitar el acceso de las mujeres de América Latina y África a espacios públicos en los que puedan expresarse en primera persona. Difundir el trabajo de las mujeres a través de la educación para el desarrollo, las campañas de sensibilización y los foros que tiene a su disposición y ante los públicos a quienes dirige sus mensajes. Apoyo técnico y/o financiero para la realización de los proyectos y programas definidos. Apoyo a la realización de actividades formativas y de capacitación técnica, orientadas a aumentar las capacidades y el empoderamiento individual y colectivo de las mujeres. Favorecer el fortalecimiento de una identidad común entre mujeres de todos los continentes.

2

Cuando los sueños se hacen realidad
or marzo era, por marzo, allá por el año 2004, cuando entre ilusionadas y soñadoras, dos esforzadas mujeres y un aguerrido zagal se hicieron carretera adelante y, adentrándose en el apasionante mundo de las mujeres de estas hermosas tierras, desde Arteixo hasta Verín, dieron en hablar por primera vez de los vínculos entre mujeres de España y América. Fue un viaje enriquecedor y motivante que puso los cimientos para este proyecto que hoy celebramos como una realidad. Como tantas veces sucede, cuando las personas nos damos el tiempo y el espacio para conversar y saber en qué andamos cada uno, la iniciativa fue el fruto de sumar experiencias y buscar la manera de poner en relación unas cosas con otras. Mercedes César, por aquel entonces Directora de Ayuda en

P

Acción Nicaragua, Jose Manuel Pérez, a la sazón delegado primerizo de Ayuda en Acción en Galicia y yo, que estaba ya a cargo del departamento de sensibilización de AeA, nos pusimos de acuerdo para tratar de perfilar un proyecto que era la suma de varias iniciativas. Por un lado, en Nicaragua se estaba haciendo un lindo trabajo de fortalecimiento y reconocimiento de las mujeres nicaragüenses que, además de tener un papel de liderazgo en el desarrollo de sus comunidades, se daban a la tarea de reivindicar igualdad de derechos y oportunidades y participar de forma creciente en la vida política, económica y social. Por otra parte, en Galicia la delegación de AeA no dejaba de ensalzar la excelente labor de varios grupos de mujeres con quienes realizaban actividades de forma conjunta en varias localidades gallegas, destacando la personalidad y la capacidad creativa de estas mujeres fuertes y luchadoras. Por mi parte, y dada mi trayectoria profesional, muy centrada en el trabajo sobre mujeres y derechos humanos, andaba por entonces viendo la manera de apoyar desde España la labor que mujeres como las nicas desarrollaban en sus respectivos países. Y así, desde tareas aparentemente tan distintas, llegamos a la feliz idea de proponer a las mujeres de Galicia el establecer un vínculo con organizaciones de mujeres de Nicaragua, para intercambiar experiencias, para conocer sus respectivas historias de vida y ver qué de común había en sus luchas y enriquecer su relación con la diversidad de mundos, de vivencias y de identidades culturales. Nunca olvidaré aquel viaje. Visitamos varias organizaciones, que nos acogieron con los brazos abiertos, con curiosidad y con mucha calidez. Fue realmente motivador constatar la facilidad con la que todas esas mujeres se

ilusionaban con nosotros y se hacían eco de una idea que al principio nos parecía un poco loca y difícil. En cada localidad, con cada grupo, el entusiasmo fue creciendo, entre risas, entre historias de vida que nos fueron compartiendo. Lo que empezó como una idea fue convirtiéndose poco a poco en algo mucho más profundo. Quedé impresionada por cada una de las mujeres que conocí en aquel viaje. Cada una de ellas era una historia de trabajo, de ilusión, de lucha y de creatividad para enfrentar la adversidad. Las ganas de impulsar ese proyecto crecieron tras aquel primer viaje a Galicia. Un año después, en noviembre de 2005, regresamos. Pero esta vez nos acompañaban tres mujeres nicas. Anduvieron varios días por estas lindas tierras gallegas, contando con voz propia sus luchas, compartiendo sus historias de vida, sus logros y sus dificultades, abriendo sus corazones y pintando el paisaje y las costumbres de su hermoso país. Hablaron en coloquios y conferencias, en radios y televisión, y quisieron dar a conocer su realidad en primera persona. Pero ese viaje les sorprendió con algo menos esperado. Compartimos un fin de semana juntas en Carballiño en el que varias mujeres gallegas contaron sus propias historias de vida, mujeres con mucha historia que nos recordaron la dura vida de aquellas gallegas de la posguerra que tuvieron que enfrentar el hambre, la soledad, la dureza de unas condiciones materiales y una realidad que negaba a las mujeres una igualdad bien merecida. Mujeres jóvenes que ensayaban formas nuevas para viejos problemas, mujeres emprendedoras que habían desarrollado las iniciativas más insospechadas para sacar adelante a sus familias y para crecer como mujeres. Bellas historias, todas ellas, aderezadas en la noche con canciones gallegas y nicaragüenses. Fue un fin de semana intenso, donde conocimos la comida de la tierra, donde recitamos el conxuro a la luz del fuego de una riquísima queimada que entusiasmó a las mujeres nicas. Hicimos un breve recorrido para conocer personalmente algunas de las iniciativas empresariales y acudimos juntas en la noche del 25 de noviembre a un acto organizado por el Ayto. de Carballiño para recordar a las mujeres maltratadas que habían muerto a manos de sus parejas, bajo una llovizna dulce que parecía cubrir de lágrimas las velas con las que fuimos nombrando a todas y cada una de las mujeres asesinadas. Un viaje en el que nuestras queridas amigas nicaragüenses vieron caer la nieve por vez primera en su vida. Siempre recordaré sus rostros, pegados a los cristales, ante esos copos leves, brillantes, perezosos, que acudieron inesperados como un regalo del cielo para alegrar sus recuerdos. ¡Cuánta alegría, cuántas lagrimas furtivas también regaron nuestros ojos, conmovidas por la energía que nos unió en esas horas de compartir vidas, sueños, ilusiones y experiencias!. Hoy, cuatro años después de que todo empezara, contemplo con alegría cómo mujeres y hombres, instituciones y organizaciones de todo tipo en Galicia y en Nicaragua se solidarizan con el objetivo de lograr la igualdad de mujeres y hombres y hacen un homenaje a esas mujeres fuertes que a ambos lados del océano han hecho y siguen haciendo posible que la vida sea un lugar más cálido y más amable.

Esther Pino Dtora. De Sensibilización y Políticas de Cooperación Fundación Ayuda en Acción

3

Testimonio de las mujeres de Macuelizo-Nueva Segovia
NICARAGUA Sandra Cáceres. Coordinadora y Fundadora de Grupos de Autoayuda. Mujeres sobrevivientes de violencia intrafamiliar. Sandra, pobladora y lideresa de la comunidad El Amatillo, Municipio de Macuelizo, Departamento de Nueva Segovia, Nicaragua. Relata brevemente la vivencia de las mujeres de esta la comunidad. coordinadora por todo el grupo de mujeres (siempre apoyadas por Fundemuni) para ser facilitadora del grupo de autoapoyo en la comunidad y dar seguimiento a las mujeres a su proceso. Buscamos una alternativa aprendiendo de otras Como grupos de autoayuda, no sabíamos lo que era un banco comunitario. Sabíamos de quito nos hacemos préstamos para que vaya creciendo, con el 10% mensual. El capital actualmente es de C$ 2,500.00 y prestamos a las mismas mujeres. Actividades para la sostenibilidad Realizamos rifas, les prestamos a las mujeres para que horneen (hacer pan), para pequeños negocios (comprar productos y revender en la comunidad). Para la soste-

Como nos organizamos? Por medio de capacitaciones que imparte FUNDEMUNI, organización de mujeres de Nueva Segovia. Nos han apoyado y tenemos conocimientos, así integramos un grupo de autoayuda. Somos mujeres sobrevivientes de violencia. Desde este grupo nos hemos empoderado y aprendido a ser líderes. Al inicio éramos 11, ahora somos 23 mujeres. Fui elegida como

la experiencia de las mujeres de Ococona, otra comunidad de Macuelizo, que es otro grupo de mujeres que se formaron con ayuda de otras organizaciones. Al grupo nuestro llegó esa iniciativa y formamos lo que hoy llamamos Banquito Comunitario donde estamos las 22 mujeres organizadas. Nos propusimos una cota de 10 córdobas mensual como ahorro y tener un fondo. En ese ban-

nibilidad necesitamos capacitarnos para que la comunidad se desarrolle, porque tenemos la idea de formar un grupo más grande para el funcionamiento del banquito. Estamos capacitadas en desarrollo personal. Lo aprendimos en los grupos de autoayuda. Tenemos autoestima, porque tenemos un banquito comunitario de mujeres. Necesitamos capacitación sobre crédito

4

porque fue una alternativa que nos llegó. No estamos capacitadas en como manejar dinero, y controlar mejor porque ya C$ 1,000.00 se manejan, pero más se necesita un apoyo en esto. Contamos con las capacidades y potencialidades nuestras que le dan fortaleza al banquito. Tenemos un Comité, pero necesitamos que permanezcamos en el banquito, porque ninguna se ha retirado hasta el momento. Como fortaleza es que nos identifican como lideresas, como un banquito que está reconocido en la comunidad, que ya ven un cambio en las mujeres. Tenemos la idea de solicitar apoyo al Gobierno Municipal y que gestione fondos para este banquito que existe y lo manejemos las mujeres, y así nosotras presentar iniciativas económicas a este gobierno. Más adelante pensamos solicitar a organismos que nos apoyen en la gestión, para que crezca el banquito y nosotras. Necesitamos de este apoyo, porque este banquito no crece mucho porque somos pocas y tenemos pocos recursos. Como debilidad tenemos que no contamos con un lugar propio donde realizar nuestras reuniones como mujeres organizadas, aunque si tenemos nuestras casas. Finalmente pensamos y creemos que ha mejorado la situación de las mujeres porque en mi comunidad este grupo de mujeres somos ejemplo para el resto de mujeres que sufren violencia, siendo todas jefas de hogar, donde ha cambiado la vida de las 22 mujeres organizadas, teniendo cambios en nuestra actitud. También es parte del sostenimiento seguir apoyando a las mujeres que sufren violencia haciéndoles visitas y brindándoles consejería. Estamos formando otro grupo de mujeres porque la comunidad nos ve como ejemplo y luego animarlas a que se asocien al banquito. María Inés Sandoval Coordinadora de la Comisión Económica y Productiva CDM Macuelizo, Departamento de Nueva Segovia Relata como se organizo la iniciativa económica a favor de las mujeres rurales de Macuelizo. El Colectivo de Mujeres nació por la iniciativa de la Comisión Económica, que a la vez es una de las comisiones del Comité de Des-

arrollo Municipal, la cual yo coordino. Nació por iniciativa de un proyecto de plan semilla que vino por parte del Gobierno Local y que estaba fracasando. Como Comisión Económica tuvimos que incidir y pedir esa oportunidad de manejar ese pequeño proyecto. De ahí nació que organizamos un grupo de 7 mujeres, comenzando a trabajar con un préstamo de C$ 300.00 a un interés del 6%. Viendo que este interés era muy poco y no íbamos a crecer, lo aumentamos al 10%, siendo el capital de C$ 3,000.00, comenzando con ese pequeño préstamo. Fue aumentando el grupo y hace 2 años, por iniciativa mía, por parte de la Comisión Económica Productiva, siendo directiva de la Cooperativa Municipios Unidos, tuve que incidir con el Gerente de la Cooperativa y pedir un pequeño financiamiento para aumentar el grupo con los préstamos y de esa manera seguir creciendo con el número de mujeres. Somos 42: éstas no precisamente están con el sentido de préstamo sino que estamos empoderadas. Hay mujeres de 7 comunidades. Se integran de 1 a 2 mujeres de cada comunidad que están empoderadas y capacitadas en el aspecto de los derechos de las mujeres, que eso es importante: al poder

salir del trabajo diario de la casa, vamos aprendiendo por medio de las capacitaciones y adquiriendo conocimientos y estar en el ámbito público. Hoy estamos capacitadas y empoderadas para poder decidir, ¿qué vamos hacer, para qué necesitamos el préstamo, qué es lo que queremos? Una de las visiones más amplia del Colectivo de Mujeres, no es quedarnos como un colectivo, nuestra visión es formar una cooperativa de mujeres con su personería jurídica porque con ella seremos capaces de gestionar proyectos para hacer sostenible este colectivo. Teníamos que en los 2 años de funcionar ya se integraron más mujeres al banquito comunitario, que lo estamos manejando el mismo colectivo de mujeres. Hace años se formó como CDM en general, donde se involucraron hombres y mujeres de todas las comisiones de las comunidades. Ahora decimos que hemos formado un banco comunitario pero es colectivo, formado por nosotras mismas, teniendo una directiva. Por medio de las capacitaciones nos hemos dado cuenta y hemos conocido que con el hecho de ser mujer no es que vamos a estar metidas en la casa, ya

5

tomamos la decisión de participar porque está formada una directiva y somos 42 mujeres organizadas. La potencialidad de tener una directiva es importante, porque se comenzó a participar con miedo, ahora se ha vencido esto. Nos hemos integrado a las actividades políticas. Las mujeres ya no dicen “no” cuando se nos ofrece un cargo de dirección en la directiva. Las mujeres estamos participando activamente. El capital semilla fue de C$ 3,000.00 y el actual es de C$ 8,000.00 y con esfuerzo. Aunque hemos tenido algunos tropiezos o atrasos en los pagos pero es comprensible por la situación económica . Con los vínculos solidarios referente a la visita de mujeres de Galicia, España, estamos animadas de sus experiencias y seguimos compartiendo las experiencias de cómo nació este colectivo y que estamos agradecidas, porque este espacio nació por medio de un vínculo, comenzando con Ayuda en Acción y ahora que estamos bastante involucradas y empoderadas con las capacitaciones que nos brinda Fundemuni. Por ejemplo, la mayoría de las mujeres del colectivo están integradas en la Red de Mujeres contra la Violencia. Los grupos de autoayuda, hemos despertado y nos damos cuenta que son

muchos los derechos que tenemos las mujeres y que no los conocíamos Nuestra experiencia ha impactado en nuestra vida. El trabajo compartido hizo que la mujer se levantase y se fuera a las reuniones: si es de 4 horas la reunión, ella dejó los quehaceres de la casa y voy a la reunión. Porqué? Es que se ha crecido así?, porque los grupos de autoayuda han sido pieza clave para nuestro empoderamiento. Pasamos a formar una Red de Mujeres contra la Violencia que ha ayudado bastante para las mujeres que han tenido problemas en sus casas, buscan a las otras mujeres que están más capacitadas para que les orienten o las refieran. Hemos pasado de lo doméstico a lo organizativo, vienen las mujeres de las comunidades que se quieren integrar, que si las aceptamos, que quieren participar, les ha gustado la organización que tenemos para tener oportunidades. Lo que esperamos alcanzar para ser más fuertes y sostenibles Para fortalecer la organización y lograr mayor sostenibilidad nuestro propósito es formar una gran cooperativa de mujeres con su personería jurídica. Tenemos que mantener ese vínculo principal-

mente con las organizaciones que nos invitan a las capacitaciones, como Fundemuni, la Cooperativa, entre otras. Es algo importante que nació en este municipio y que cuenta con nuestra incidencia, es que en la cooperativa Municipios Unidos ha empezado a tomar en cuenta a las mujeres, porque desde que estamos organizadas, estamos siendo parte de las comisiones de género y hay un vínculo con estos organismos. Las políticas con enfoque de género es parte de la sostenibilidad. Eso ayudó a despertar y desde ahí nació esto, porque recuerdo que cuando estábamos trabajando para formar este comité, se invitó a mujeres de todas las comunidades de Macuelizo, participando bastante y algunas era su primera participación en esa política municipal con equidad de genero, que encierra demandas en lo económico, salud, educación, crédito, entre otras. Las mujeres comenzamos a señalar los problemas que tenían en la comunidad, comenzaron a despertar y darse cuenta que no sólo el hombre tenía derecho de involucrarse en el trabajo. De ahí nació la iniciativa de participar, invitándose unas a otras, hoy en todas las organizaciones, en el CDM, tenemos mujeres en cargos importantes.

6

Federación Provincial de Mulleres Rurais de Ourense
a Federación Provincial de Ourense nace en año 1998 Lpromocióndedecoordinar aruralMulleres RuraisdedeMM.RR para9 luchareldespués,por con el fin 12 Asociaciones juntas la la mujer en todos los ámbitos. Hoy, años ya son 60 las asociaciones integradas, y aproximadamente unas 6.000 mujeres forman parte de nuestro colectivo, y seguimos trabajando en la misma línea. El objetivo con el que la Federación comenzó su andadura inicial, sigue siendo el mismo en la actualidad que hace nueve años: “Alcanzar la igualdad real de la mujer del rural fomentando su participación en los diferentes ámbitos: social, laboral, económico, político, y en general en todos aquellos que abarcan la vida de las mujeres”. FEMURO conoce de primera mano las necesidades de la población rural (aislamiento de la población, falta de formación e información, dificultades de acceso al empleo y a los servicios sociales, desigualdades entre hombres y mujeres, tasa de paro femenina mayor que la masculina…), todo esto genera Establecimos vínculos con mujeres de diferentes puntos de la geografía mostrando nuestras experiencias y recogiendo las vivencias de otras provincias, comunidades autónomas y países. A través de las actividades englobadas en los tres puntos anteriores, allegamos a los pueblos de la geografía ourensana, multitud de recursos formativos, informativos y participativos de los que carece el medio rural en la actualidad y que favorecen el asentamiento y la mejora de nuestros pueblos. “Nuestro viaje a Nicaragua con AeA supuso conocer de primera mano la realidad cotidiana de las mujeres rurales. Unas mujeres admirables en todos los aspectos pues a pesar de los problemas y dificultades que tienen que superar cada día (económicos, sanitarios, de infraestructuras… a los que hay que añadir en numerosos casos, machismo, malos tratos, analfabetismo, etc.) saben enfrentarlos con alegría y sin perder la solución pensando en un futuro mejor para ellas y sus familias. Deberían servirnos de ejemplo a las mujeres españolas que no sabemos apreciar lo

una baja calidad de vida en nuestros pueblos; analizadas todas estas necesidades encamina sus proyectos a paliar estas y otras carencias. La Federación Provincial de Mulleres Rurais de Ourense, con sede en Laza, y centro de trabajo situado en la Comarca de Verín, lleva años trabajando con y por el medio rural, desarrollando actividades numerosas y muy diversas, dirigidas a mejorar la calidad de vida de las mujeres, en particular, y de la población del medio rural, en general. Tres son las grandes líneas de actuación: Información y asesoramiento. Informamos a las asociaciones federadas y a la Población Rural en General (particularmente a las mujeres) sobre diferentes cuestiones. Intentamos resolver todos los problemas que llegan a nuestra oficina, bien sea directamente o bien derivando a otros servicios existentes en la comarca de que se trate. Formación y fomento del empleo. Impartimos en colaboración con diferentes organismos públicos y privados cursos formativos y diferentes actividades con el fin de promover el acceso al empleo entre mujeres del medio rural. Promoción de la participación social de la mujer. Durante todos estos años de trabajo se pusieron en marcha diferentes programas y mecanismos con el fin de promover la participación social.

que tenemos. Vivimos en un mundo de un consumismo exagerado despilfarrando recursos sin darnos cuenta que al otro lado del Atlántico en países hermanos viven seres humanos a los que le falta lo más necesario.

Fue una visita muy enriquecedora de la que aprendimos mucho y de la que a pesar de las diferencias económicas que separan a nuestros pueblos, en lo básico los problemas de las mujeres son iguales en todas partes (machismo, violencia doméstica, escasa participación en la toma de decisiones) y no se sabe apreciar la contribución de la mujer a la vida económica y social”.

7

Una mirada de mujer hacia el futuro
L
a Mujer Kukrahilleña es una mujer luchadora que la vimos durante años en los inmensos plantíos de caña luchando para sacar adelante a su familia y hoy la vemos en las plantaciones de la palma africana. Kukra Hill se ha caracterizado por ser un municipio donde impera el machismo y donde las oportunidades son específicamente para los hombres dejando a la mujer en los espacios que la sociedad les ha asignado como propio de la Mujer ( hogar) y viéndonos como seres que no hemos logrado ganar estos espacios. En el 2006 se forma el primer grupo de mujeres de iniciativa propia, mujeres que comparten un mismo fin y el deseo de poder llegar hasta los espacios que por el hecho de ser mujer se nos ha negado. Otros de nuestros grandes lazos que compartimos en este proyecto, es el de poder aportar a nuestro municipio y mejorar la calidad de vida de la Mujer Kukrahilleña y sus familias.

NUESTRA MISIÓN
Promover los derechos de la Mujer a través de la inserción de la misma en el desarrollo intelectual, Social y Económico de la Mujer Kukrahilleña en los espacios públicos y privados del municipio.

CÓMO ESTAMOS ORGANIZADAS
• NUESTRA MÁXIMA AUTORIDAD DENTRO DE LA ASOCIACIÓN ESTA REPRESENTADA POR LA ASAMBLEA GENERAL QUIENES LA CONSTITUYEN 16 MUJERES DE LA SOCIEDAD CIVIL • UNA JUNTA DIRECTIVA ELEGIDA DENTRO DEL SENO DE SUS MIEMBRAS. • COMISIONES DE TRABAJOS

LOGROS OBTENIDOS DESDE NUESTRA CONSTITUCIÓN COMO GRUPO LOCAL
Desde nuestra constitución hemos caminado poco a poco. Logramos llevar nuestra iniciativa hasta el Honorable Consejo Municipal logrando que nos reconocieran a través de una resolución del Consejo Municipal como una Organización local. Hemos logrado coor dinar con el Organismo no Gubernamental Ayuda en Acción el apoyo para nuestro grupo de mujeres en cuanto a capacitación se refiere. Unos de nuestro grandes logros ha sido que la sociedad kukrahilleña nos reconozcan como mujeres organizadas y aunque el inicio fue duro en la actualidad hemos logrado que nos vean como mujeres luchadoras con miras de superación, y el reconocimiento no sólo lo hemos logrado a nivel de municipio sino a nivel internacional logrando un financiamiento de parte del FONDO GLOBAL DE LA MUJER, para la legalización de nuestra Organización y hoy en día trabajamos por nuestra personería jurídica. La Empresa Palma Africana ha sido una más que ha creído en nuestra Organización logrando es-

tablecer una relación de cooperación siendo ésta una de nuestra mas grandes aliadas en nuestro crecimiento como organización.

QUE HEMOS HECHO EN EL MUNCIPIO
No hemos logrado mucho en nuestro municipio. Hemos tratado de mejorar las condiciones de vida de las mujeres trabajadoras del campo a través de diagnósticos de trato laboral realizados y presentados a la gerencia de la empresa con el fin de que se escuchen y se mejoren las condiciones de vida de las trabajadoras del campo. Luchamos contra las injusticias hacia nuestra niñez. La explotación infantil se ha convertido en un modo vivendi para nuestra sociedad, negándosele a nuestros niños el derecho a la educación, la recreación, en fin toda una vida de infancia, por lo que nuestra organización llegamos hasta los niños y sus padres logrando sacar a los niños del trabajo en la calle e incorporando a los padres en los trabajos que sus hijos realizaban dentro de los terrenos de la Palma en donde los niños sacaban chatarra para Vender. “Somos capaces de crear nuestras propias oportunidades dentro de la sociedad “ COOPERATIVA DE MUJERES KUKRAHILLEÑAS FORMADORAS DEL MAÑANA

QUE QUEREMOS COMO MUJER KUKRAHILLEÑA
Queremos una organización que contribuya a mejorar la calidad de vida de las mujeres Kukrahilleñas. Aspiramos a un municipio con un bajo índice de desempleo, donde la mujer al igual que el hombre represente un pilar importante en la economía familiar, donde el acceso a las oportunidades tanto sociales, económicas y políticas sean para ambos, sin discriminación alguna, y donde las mujeres seamos partes dentro de los procesos de nuestro municipio.

8

“un referente para mi…
"un referente para mi, al que recurro cuantas veces en el día a día intenta hacer hueco el desánimo"
Mercedes González, Ayuda en Acción.

Fue mi primer viaje a un proyecto. La verdad es que después de años de voluntariado en cooperación sentía la necesidad de pisar el terreno y ver directamente nuestro trabajo en los países. Así que cuando me propusieron viajar a Nicaragua acompañando a las mujeres de Femuro no lo dudé. Han transcurrido ya seis meses desde nuestro viaje y cada día lo recuerdo y me alegro más de haber participado en la experiencia. Conocimos dos realidades muy distintas dentro del país. Nuestra primera visita fue a la región de Kukra en la costa caribeña. Largo trayecto desde Managua, a veces interrumpido por la crecida del río en épocas de lluvia y pudimos ver como llegaba no solo a la carretera sino también a las viviendas próximas. Pero las dificultades se nos olvidaron cuando llegamos a Kukra y nos reciben un grupo de mujeres que esperan compartir con nosotras sus experiencias, inquietudes, el poco tiempo libre que les deja su larga jornada laboral y ademas su riquísima comida, en la fiesta de despedida que nos ofrecieron. Fue poco el tiempo que pudimos estar con ellas en Kukra, pero creo que lo aprovechamos bien, y ahora lo que toca es, aunque sea en la distancia y a pesar de las dificultades de comunicación, seguir avanzando juntas. Viajo de regreso a Managua y al dia siguiente salimos hacia Ocotal, en el departamento de Nueva Segovia. Nos recibieron los compañeros y compañeras de AeA y Fundemuni, con una fiesta de bienvenida que nos dio la oportunidad de conocer a las personas que allí colaboran y acercarnos a su trabajo y a la realidad de la zona. Al día siguiente, 25 de noviembre, tuvimos la gran suerte de poder celebrar en Mozonte el día internacional contra la violencia de género. Creo que los testimonios escuchados, las emociones vividas, no las voy a olvidar nunca. Las visitas realizadas los días posteriores a las diferentes comunidades, San Pablo, Mozonte, Antigua, Dipilto, Ococona, ..., las vivencias compartidas con todas las mujeres, su fuerza, su generosidad, su capacidad de lucha y también su alegría, su optimismo, son desde entonces un referente para mi, al que recurro cuantas veces en el día a día intenta hacer hueco el desánimo. Querría nombraros a todas, pero seguro que se me olvidaría algún nombre. Gracias por todo, por lo bien que hicisteis que nos sintiéramos entre vosotras. Gracias también a mis estupendas compañeras de viaje. Que este vínculo siga fortaleciéndose porque aún nos quedan muchas cosas por hacer juntas.

9

Encuentros

10