You are on page 1of 5

> HELIO PIÑÓN, CATEDRÁTICO DE PROYECTOS DE ARQUITEC-

TURA DE LA UNIVERSITAT POLITÈCNICA DE CATALUNYA


Doctor en Arquitectura desde 1976 por la Escola Tècnica Superior d'Arquitectura de Bar-
celona (ETSAB), es Catedrático de Proyectos de Arquitectura desde 1979. Es autor de
más de una docena de libros cuyo centro de gravedad teórico es el sentido estético y la
vigencia de la arquitectura moderna. Entre ellos, Reflexión histórica de la arquitectura
moderna, Arquitectura de las neovanguardias, Arquitectura moderna en Barcelona 1951-
1976, Curso básico de proyectos, El proyecto como (re)construcción y Teoria del proyec-
to. Imparte regularmente cursos de postgrado en escuelas de arquitectura
latinoamericanas. Es Profesor Extraordinario de la Escuela de Arquitectura de la Univer-
sidad de Navarra, miembro numerario de la Real Academia de Doctores y Miembro Fun-
dador de la revista Arquitectura Bis. Desarrolla su actividad profesional e investigadora en
la Universitat Politècnica de Catalunya, en la que ocupó el cargo de vicerrector de Pro-
gramas Culturales entre los años 1998 y 2002. El año 1999 fundó, junto a Nicanor Gar-
cía, el Laboratorio de Arquitectura ETSAB.

¿Cuál es el panorama general de la Investiga-


ción en Arquitectura en España? ¿Cuáles son los
principales inconvenientes con los que se
encuentra un investigador a la hora de realizar su
labor? ¿Hay suficientes investigadores en el
campo de la Arquitectura en nuestro país?
¿Cómo se podría incentivar la investigación en
esta área?

La cuestión previa para responder a esta pregun-


ta es definir qué se entiende por investigación en
Arquitectura, para lo cual es necesario esclarecer la
propia noción de Arquitectura: en efecto, por Arqui-
tectura puede entenderse una práctica artística basa-
da en una actividad técnica, pero también
-probablemente de un modo más razonable- se
puede considerar una práctica técnica que puede
devenir actividad artística, si se afronta en determina-
das condiciones y con determinados propósitos. La
propia ambigüedad que plantea la definición ya es un Helio Piñón Pallares.
escollo a la hora de definir lo que podría entenderse
como investigación en Arquitectura. la idea anacrónica de ciudad con que actúan los plani-
ficadores, contribuye, aún más si cabe, al papel secun-
Probablemente, la dimensión de la Arquitectura que dario que adquiere la técnica en la Arquitectura de la
determina en mayor medida su imagen social es la que que se habla en los medios de comunicación.
la relaciona con la práctica artística, lo que suele provo-
car que las cuestiones técnicas pasen a un segundo Dicho esto, se pueden establecer tres ámbitos en
plano. Por otra parte, la inercia de los modos de vida y los que cabría situar sendas actividades investigado-

1 >
ras a propósito de la Arquitectura: el de la técnica, en tectos cuyo perfil no se asocia con el de un investiga-
el sentido amplio del término, desde la construcción dor típico; unos trabajos financiados -naturalmente-
al control climático; el de la historia, entendiendo por con recursos propios, sin el apoyo de ayudas econó-
ello la profundización en la arquitectura del pasado, micas, afrontados con el solo propósito de progresar
tratando de relacionar la práctica del proyecto con las en el conocimiento, por tanto, en la práctica y en la
condiciones sociales y culturales de su tiempo , y el docencia.
de la estética, que trataría de identificar los sistemas
de principios y criterios que han regido la gran arqui-
tectura del pasado y rigen la del presente. ... El ámbito de la Arqui-
tectura es uno de aquellos en
El ámbito de la Arquitectura es uno de aquellos en
los que la actividad investiga-
los que la actividad investigadora se debería desarro-
llar como práctica paralela al ejercicio de la profesión
dora debería desarrollarse
y la docencia. La figura del investigador puro tiene un paralela al ejercicio de la pro-
campo muy limitado, en el ámbito de la arquitectura: fesión y la docencia
el tipo de preguntas que tratará de responder son en
muchos casos académicas, sin relación con los pro-
blemas reales que tiene en la actualidad, tanto la No sé si es suficiente o no la investigación de
práctica de la arquitectura, como el uso social de la Arquitectura en España, pero estoy convencido de
misma. No obstante, la mayor facilidad para evaluar a que no abarca los ámbitos que podrían contribuir a
los investigadores que podemos denominar académi- mejorar, si no la Arquitectura real -siempre determina-
cos. Hacer un estudio sobre los fundamentos estere- da por factores no siempre controlables por los arqui-
ométricos de la cantería de la catedral de Leon -por tectos-, sí que la capacidad profesional para
poner un caso- resultará sin duda del mayor interés acometerla. No quiero simplificar la situación, cargan-
científico, pero, probablemente contribuirá más al do las tintas de la mediocridad de la arquitectura -
progreso -o mejor, regeneración- de la arquitectura para usar un calificativo benévolo- a las condiciones
centrar el trabajo en una Sistematización tipológica y de una promoción inculta y codiciosa: una parte
constructiva de las viviendas de protección oficial, en importante de la regresión que ha experimentado la
determinadas situaciones culturales y geográficas. La Arquitectura durante las últimas décadas estriba en la
primera propuesta gozaría del beneplácito de cual- incompetencia de los arquitectos, en unos casos, y
quier comisión de las encargadas de distribuir ayudas en la desorientación de sus objetivos, en otros.
a la investigación, mientras que la segunda sería pro-
bablemente descartada por innecesaria y -probable- Un ejemplo, en una práctica correspondiente a
mente- por voluntarista. otro campo -cuyo valor siempre se ha de considerar
meramente analógico-, puede aclarar lo dicho hasta
Con demasiada frecuencia se asocia investiga- ahora: si entre los médicos se hubiese extendido la
ción a innovación: no dudo que en la tecnología tal conciencia de que la excelencia de su práctica reside
vinculación es correcta, pero en el dominio de la en que el enfermo consiga tener, al final, la piel rosa-
arquitectura -como en el de la literatura o la música- da y los ojos azules -por hablar de dos condiciones
investigar no presupone necesariamente innovar, inverosímiles, por lo extravagantes-, de nada serviría
sino profundizar en la constitución y el sentido de invertir cantidades cuantiosas en lograr una vacuna
determinadas obras consideradas de calidad, de contra la Hepatitis C; sería mejor invertir en dar crite-
modo que el análisis proporcione criterios para con- rios a los profesionales de la medicina para que fue-
cebir, proyectar y construir otras que, si se atienen a ran capaces de reorientar su estrategia profesional
sus condiciones peculiares, conseguirán resultados hacia los problemas en los que la medicina puede
necesariamente renovados. A mi juicio, la mejor ofrecer soluciones efectivas. No creo que sea muy
investigación en Arquitectura la llevan a cabo arqui- distinto de cifrar la salud en el tono de la piel situar el

2 >
valor de un edificio en su condición de parecido con diferentes aspectos de la modernidad artística, en
un "iceberg varado" o cualquier otra fantasía similar. general, y arquitectónica, en particular, y el práctico,
centrado en la actividad de proyecto desarrollada en
Si existiera un antes y un después en la inves- el Laboratorio de Arquitectura ETSAB UPC, centro de
tigación en Arquitectura en nuestro país, ¿qué producción de arquitectura que funde con el arquitec-
momento cree usted que lo marcaría? to Nicanor García, en 1999.

En mi caso, tal momento lo marcó la proclamación Según se desprende del programa Ingenio
y el éxito de prensa y público del posmodernismo, en 2010, la tendencia es alcanzar el 2% del PIB en
1979. A partir de entonces, tuve la conciencia clara de inversiones I+D+i para el 2010. ¿Cree usted que
que se había que profundizar en el estudio de la mejorará la inversión en I+D+i en particular en
arquitectura moderna, convencido de que no pasaría áreas afines a la Arquitectura?
una década sin que volviese a interesar a los secto-
res más responsables de la profesión y los elementos Probablemente, un incremento de la investigación
más lúcidos de la docencia. Así lo escribí en mi Refle- en general provoque una mejora en la correspondien-
xión histórica de la arquitectura moderna (1981) y así te a la arquitectura, aunque el problema no reside
sucedió poco después. solo -a mi juicio- en la carencia de medios, sino -como
he dicho antes- en los criterios a la hora de seleccio-
De todos modos se trata, como se ve, de una cir- nar los temas y objetivos de los correspondientes tra-
cunstancia personal: desconozco si en nuestro país bajos y el perfil de los autores de la investigación.
se ha producido una inflexión en lo relativo a investi-
gación en arquitectura y, en caso afirmativo, cuando
tuvo lugar esa circunstancia. Mi impresión es que, en ... Mi impresión es que,
general, la investigación sobre Arquitectura es esca- en general, la investigación
sa y mal orientada.
sobre Arquitectura es escasa y
¿Cuál es la investigación que ha llevado a está mal orientada
cabo su equipo de la que se siente más orgullo-
so, ya sea de una manera personal, o por la com-
plicación que haya conllevado? Un reciente informe de la OCDE, sobre la situa-
ción de la investigación española, -a mi juicio-
La actividad investigadora en la que llevo com- señala como grandes debilidades de los recursos
prometido desde hace veinticinco años es elaborar financieros y la escasa colaboración entre univer-
una teoría de la modernidad arquitectónica que, en sidad y empresa, ¿cómo afecta esto a la investi-
vez de negar los valores de los edificios que constitu- gación en Arquitectura?
yen la modernidad real, los incorpore en un sistema
coherente, es decir, el estudio de los fundamentos Me temo que cuando se detecta una falta de
teóricos y el reconocimiento de los criterios de pro- comunicación entre los agentes investigadores y los
yecto de las obras de la arquitectura moderna capa- productivos se está reconociendo una patología muy
ces de desmentir las simplificaciones y falsedades extendida en la investigación, responsable sin duda
que anidan en las explicaciones canónicas en que de cierta "mala prensa" que la investigación tiene en
nos hemos formado lo arquitectos de mi generación t algunos ámbitos: me refiero a su tendencia a profun-
siguientes. dizar en cuestiones inútiles a corto -y, en ocasiones,
a largo- plazo. A este especto, no estoy convencido
Ese proyecto se desarrolla en dos frentes: el teó- de que sea la empresa -o solamente la empresa-
rico, vinculado a una serie de cursos de doctorado quien tenga que definir la estrategia. Por esa vía
impartidos durante esos años, centrados sobre los podría llegarse a la paradoja de que la empresa deci-

3 >
de unas líneas de investigación financiadas con fon- bles: la dificultad real es conseguir que los adminis-
dos públicos, es decir, dispondría de un departamen- tradores públicos -en cualquiera de sus niveles-, con-
to de I+D a cuenta del estado. fíen a la arquitectura la mejora de los escenarios de
la convivencia, no la limiten a sus aspectos más publi-
Desconozco las relaciones entre las empresas citarios, aunque ello suponga una merma en la cota
constructoras y los investigadores sobre técnicas de de notoriedad de ciertos alcaldes.
la construcción, pero estoy convencido de que cual-
quier programa concebido en esas condiciones -en la La reforma de la LOU, ¿en qué forma puede
mayoría e los casos- iría más encaminado a aumen- afectar a la investigación en Arquitectura en parti-
tar los beneficios de las empresas que a mejorar la cular y a la investigación en general?
calidad de vida de sus clientes; convicción que no
deriva de una desconfianza innata en los empresa- La incidencia de los cambios legales en la activi-
rios de la construcción, sino en el conocimiento del dad suele resultar limitada, sobre todo porque no
funcionamiento de tales instituciones, tras la expe- resulta tan fácil modificar los recursos humanos: todo
riencia de más de cuarenta años de ejercicio profe- lo que sea racionalizar y simplificar las estructuras del
sional. profesorado parece sensato, pero, en el caso de la
Arquitectura -ignoro si se repite en otras actividades-
la profesionalización del investigador puede resultar
... La mejora de la inves- pernicioso, por razones que he avanzado más arriba.
tigación exige un aumento de
La investigación se asocia, acaso por la naturale-
recursos, por una parte, y un za del propio término que la define, con la tarea del
cambio de mentalidad en los detective -"hacer diligencias para descubrir algo",
administradores de tales dice el diccionario-, es decir, con alguien que dispone
recursos de un encargo y una información previa. A mi juicio,
tendría que relacionarse con la de un buscador de
respuestas -research, recherche, ricerca, recerca, se
Desde la convicción de que el interés general no le llama, en otros idiomas- o soluciones a problemas
está en contra de ninguno de los intereses particula- no siempre tan explícitos como una infidelidad o un
res que engloba, creo que los investigadores en espionaje industrial. Como he señalado antes, la
arquitectura tienen que escuchar a las empresas identificación del ámbito de la búsqueda es acaso la
constructoras -no faltaría más- pero también a otros operación más importante del investigador -o de
agentes sociales, como asociaciones de consumido- quien financia el estudio-, lo que aconseja trabajar a
res, y representantes de la administración compro- partir de una conciencia real de los problemas; una
metidos de un modo responsable en la mejora de la conciencia que difícilmente tendrá un profesional de
calidad de vida de los ciudadanos, aspecto en el que la búsqueda
la arquitectura -es decir, la construcción del entorno
artificial- tiene algo que aportar. La mejora de la investigación exige un aumento de
recursos, por una parte, y un cambio de mentalidad
En definitiva, la relación de los investigadores en en los administradores de tales recursos, por otra, lo
Arquitectura con las empresas constructivas -como que debería determinar un cambio sustancial en el
acabo de señalar- no es más que una parte del pro- perfil del investigador sobre Arquitectura, de modo
blema: probablemente la más fácil de resolver. La que la actividad esencial de su trabajo no debería ser
que plantea más dificultades es conseguir que la tanto el "hacer diligencias para descubrir", cuanto
empresa encargada de hacer "el otro encargo" lo "crear las condiciones para encontrar"; no tanto su
haga. Un encargo capaz de orientar la investigación disposición para afrontar pacientemente cualquier
hacia el aumento del decoro en los espacios habita- tema, como su capacidad para identificar los asuntos

4 >
que conviene profundizar. En definitiva, su labor no cua -por tanto discutible, para algunos- en la mejora
debería orientarse tanto a innovar, a toda costa, inmediata de la docencia, respecto a la trascendencia
cuanto satisfacer la patología -o la limitación- previa- del segundo para el progreso de la salud pública, y la
mente detectada, aunque ello supusiera -como ocu- mejora personal de las afectadas.
rre a menudo, en Arquitectura- adoptar criterios que
mostraron su solvencia en el pasado, por lo que la El único modo de superar los prejuicios que hay
innovación estribaría en un evidente progreso hacia en la base de tal discriminación positiva de lo "clara-
el pasado. mente objetivable", lo "inmediatamente útil" o de lo
"urgente", es la consideración de lo arquitectónico
¿Considera que programas como ICREA y dentro del apartado de "desarrollo social y cultural",
CONSOLIDER son el camino a seguir en la políti- con la convicción de su incidencia decisiva en ese
ca científica que se tiene que llevar a cabo? ámbito, lo que supondría modificar substancialmente
¿Cómo se podría fomentar la investigación en los criterios con que se orienta dicha sección.
Arquitectura? ¿Qué tipo de planes se deberían
impulsar? Quiero señalar que no me parece adecuado iden-
tificar, sin más, la investigación con la práctica correc-
Los institutos de investigación de cualquier ámbi- ta del proyecto, menos aún, si el criterio de calidad
to territorial tenderán a centrarse en la técnica y la viene determinado por los galardones en concursos
tecnología, como parecerá razonable a la mayoría: de arquitectura o frecuencia de su publicación en las
quien sería partidario de conceder una ayuda para "revistas gráficas de actualidad". No cabe duda de
estudiar la sistematización de los centros escolares que un proyecto de arquitectura puede ser un traba-
de enseñanza secundaria, ante la posibilidad de utili- jo de investigación de primera línea, pero habría que
zar tales recursos para apoyar la investigación sobre deslindar con precisión en que situaciones se da esa
el cáncer de mama, por poner un caso. No solo por circunstancia y en que otras se trata simplemente de
la posibilidad de mayor objetividad al evaluar las pro- una actuación profesional competente, que encontra-
puestas en un caso y otro, sino por la incidencia obli- rá reconocimiento en otros ámbitos de la sociedad.

5 >