You are on page 1of 3

Psicodiagnostico en el área forense

Violencia

Consideramos la violencia en sus múltiples manifestaciones, como un observable fenomenológico
que tiene expresión en diferentes niveles. Y contextos

En los vínculos familiares, entre sujetos de conjunto social, etc.

Tanto como concepto, como fenómeno la pensamos como una construcción vincular y social,
multi determinada. Por lo tanto es importante concebirla no como “la violencia”, sino considerar
“violencias”, con orígenes y efectos diferentes.

Dos acepciones del concepto

1 como fuerza que se le hace a una cosa para sacarla de su estado, modo o situación natural.

2 como ejercicio de poder mediante la fuerza implicando diferencias mecánicas. En el lenguaje
cotidiano, refiere a irracionalidad, brutalidad y destructividad.

Violencia primaria: es una acción necesaria desde las instancias parentales, que deben imponer al
recién nacido su particulares interpretaciones de la realidad.

En este sentido es lo que nos caracteriza a los seres humanos: poder ofrecer y que el otro
construya un complejo sistema de representaciones que se vaya apropiando de las palabras, de los
significantes que ponen nombre a esas imágenes. Este proceso jamás podríamos hacerlo solos. .
de ese modo al sujeto se le transmiten valores, lo prohibido y lo permitido, las creencias,
tradiciones esta transmisión es posible, en tanto los adultos que toman a su cargo la crianza de los
hijos, forman parte de un conjunto y a interiorizado y hecho propios alguno de los ideales de esa
cultura.

La vincularidad en que nos constituimos y construimos implica asi mismo movimientos de ligazón y
al mismo tiempo la capacidad, la potencia, la tendencia a la desligazón. Estos dos movimientos
primarios a la conjunción y al disyunción, en su combinatoria dialéctica, son necesarios para la vida
en el mundo humano ya que nos permiten identificarnos y simultáneamente diferenciarnos y
separarnos de los otros. Su desarticulación y el predominio de lo destructivo, es lo que pervierte
esta alianza necesaria.

Las relaciones de poder, como la sexualidad son constitutivas del sujeto, por haber nacido desde
relaciones de asimetría. La sexualidad es a la perversión, las relaciones de poder lo son a la
violencia de poder.

¿Qué nos amenaza del otro? a) El surgimiento de las diferencias . Esta ineludible zona de insatisfacción. reprimir. 2) La fragilidad de nuestro cuerpo u su caducidad 3) El vínculo con los otros Las instituciones y en especial la familia. Implosivas y expulsivas D) Sobre adaptaciones alienantes Ante la amenaza de perder la coherencia de la propia identidad. el predominio de las leyes de mercado han hecho perder el valor implícito en la necesidad de acotar el goce en aras de una convivencia en sociedad. de la subjetividad. Si se altera nuestro sistema de refuerzo psíquico las apoyaturas. Renunciar. Sin saberlo exigimos del vínculo de pareja y más tarde a los hijos el resarcimiento de las deudas de la vida acumuladas en el trayecto anterior.Freud destaco tres fuentes de sufrimiento: 1) La hiperpotencia de la naturaleza.. Al formarse la pareja que dará lugar a una nueva familia le demandaremos al otro que nos ame. Se puede perder el equilibrio narcisista. de propiciar una comunidad de la renuncia pulsional. puede surgir el intento de borrar la del otro. Por consiguiente se forman vacíos de apuntalamiento familiar y social que generan: A) Fragilidad en las identidades B) Mayor vulnerabilidad C) Predisposición a respuestas extremas. los referentes identificatorios provenientes del conjunto social. esto puede generar violencia. Violencias existieron siempre se nos dirá. derrumbarse. A pesar de ello vemos que luego estas mismas instituciones generan nuevos malestares y sufrimientos. La declinación de los estados naciones. se construyeron en un intento de mitigar estos sufrimientos. para sostener la propia. Si estas expectativas y demandas están exclusivamente dirigidas a la pareja o a los hijos siempre quedaran parcialmente insatisfechas. el dominio total. Parecen derrumbarse las prohibiciones y los valores a ella anudados y surge una mayor exigencia de rendimiento con menor oferta de posibilidades. o muy radicales el trabajo psíquico para asimilarlos no se realiza eficazmente. Las condiciones socio históricas a las que asistimos hoy han fragmentado el laso social. si los cambios son muy rápidos. acotar el goce total. que nos contenga que nos de placer. el poder omnipotente de uno sobre otros para mitigar el penar en la convivencia. de no ser reconocida como un ideal imposible crea el campo propicio para el malestar y la violencia. pero la violencia de cada época son diferentes y an tenido diferentes fines o al menos diferentes explicaciones. Hay una congruencia entre nuestro funcionamiento psíquico.

Si lo que se evalúa es un abuso de poder y una violencia cuasideliverada y repetitiva. Para poderlo avalar en un lugar de poder que necesita preservar para que sea el otro y no su propio yo el que experimente su propio sufrimiento. cuando el mal es encarnado por alguien. la vi direccionalidad que todo vínculo implica queda anulado. La violencia. no posee los recursos para defenderse de esta irrupción. El abuso de poder se da cuando el otro que lo padece. entra en juego la responsabilidad y la imputabilidad. de ejercicio de la fuerza. b) La autonomía del otro c) La no incondicionalidad del ser amado d) Que el otro ponga en evidencia algo nuestro indeseado que nos haga sentir impotentes o en falta. En una relación donde se ha establecido una relación de asimetría jerárquica se necesita que el otro este ahí para seguir existiendo como objeto de goce mortífero. Lo característico de la condición humana es que la podemos perder. El que se ubica en una familia en un lugar de poder. que podemos detectar en los vínculos familiares. El otro de la pareja generalmente la mujer se somete no solo por temor sino por la idealización que le produce la creencia en la realidad de su compañero y desde donde lo abala en su omnipote3ncia a quien se ha asociado en la búsqueda de ese amparo al que se aliena. puede arrasar con las subjetividades y por lo tanto con lo específicamente humano. Quien indiscrimina al otro y no lo reconoce como otro. sino la cualidad de la misma y los efectos psíquicos y somático que produce. puede sincurscribirce al vínculo de pareja y no ejercerse con los hijos de manera directa. está igualmente indiscriminado y fallido en sus propias posibilidades de sostener su subjetividad. Estas situaciones pueden producirse en el contexto de un vínculo pasional ya sea directamente en la pareja o por desplazamiento en quien lo represente. . Ejemplo un hijo que se lo identifica con el ex cónyuge odiado. ilusiona estar a salvo de la violencia padecida y es su forma de obturar y negar que el mismo la padece desde otro lugar. Esto se pierde cuando perdemos la propia palabra. la posibilidad de elección y decisión Refiriéndonos más específicamente a las diversas formas de violencia. Entonces es también su modo de negar la propia inermidad y de no experimentar la angustia Justifican o defienden su accionar o inducen al otro a culpabilizarse por su explosión. Para que se configure una modalidad relacional violenta. no importa el grado solamente.