You are on page 1of 5

 07/03/2018 - 16:01 Ι Clarin.

com Ι Autos

Industria

Los chinos quieren a Mercedes-


Benz
BAIC reforzó su alianza con la marca alemana, que ahora tiene a Geely
como su mayor accionista.

Ejecutivos de Mercedes-Benz y de BAIC, su socia china, al inaugurar la producción del Clase C en el país asiático.

Las relaciones entre Mercedes-Benz y las empresas chinas fueron noticias


en los últimos días en el mundo automotor. Por un lado BAIC, su socio
histórico en el gigante asiático, reforzó el vínculo con la marca de la
estrella. Pero casi en simultáneo, otra compañía oriental, Geely, se convirtió
en la mayor tenedora de acciones del conglomerado automotor alemán.
Mercedes-Benz y BAIC acaban de sellar un acuerdo por el que ambas
empresas se comprometen a invertir 1.550 millones de euros en una
nueva fábrica para producir autos eléctricos en China.

Primer acuerdo rmado el año entre Daimler y BAIC pasado para la fabricación de baterías para autos eléctricos.

Ambos fabricantes, que son socios desde hace años, ya habían anunciado
en 2017 una inversión de cerca de 700 millones de euros para producir
autos eléctricos (EV) y baterías en el país asiático.

Mirá también
Las joyas que brillan en el Salón del Automóvil de Ginebra

BAIC y Daimler sorprendieron ahora con un nuevo anuncio: decidieron


construir una nueva fábrica en Beijing con una inversión de 1.550 millones
de euros para fabricar la gama EQ de Mercedes, la familia de vehículos
eléctricos de la marca alemana.
Mirá también
Un auto eléctrico gasta casi 10 veces menos que uno naftero

Al mismo tiempo BAIC es uno de los mayores constructores de vehículos


eléctricos del mundo y es número 1 de ventas de modelos con este tipo de
propulsión en China, el mayor mercado del planeta. De hecho, la empresa
que recién empezó a vender el año pasado a nuestro mercado, ya ofrece en
su gama un SUV eléctrico, el EX260.

Ejecutivos alemanes y chinos conmemorando el décimo aniversario de la planta de Fuzhou.

Mirá también
Los autos voladores toman impulso y los primeros ya se entregarán el
año que viene

Pero la empresa alemana también fue noticia por razones distintas con otro
fabricante chino. Más precisamente con Geely, que desde la semana
pasada se convirtió en el mayor inversionista del Grupo Daimler, dueña
de Mercedes-Benz, entre otras compañías.

Mirá también
Eligieron el Auto del Año en Europa y llega en julio a la Argentina

Geely, que ya es propietaria del constructor sueco Volvo y de la compañía


inglesa London Taxi Company, constructora de los tradicionales taxis
londinense, invirtió un total de US$ 9.000 millones en la operación,
adquiriendo un 9,7 % de participación accionaria.

Por temor a que las empresas chinas podrían tener demasiada influencia
en las economías europeas, el gobierno alemán intervino en el debate.
Según informó la BBC, el gobierno alemán declaró que no bloquearía la
compra del paquete accionario de Daimler, pero al mismo tiempo, la
ministra de Economía, Brigitte Zypries, dijo que deberían “tener un ojo
atento”.

Mirá también
Los siete autos de marcas chinas más baratos del país

“Alemania es una economía abierta que da la bienvenida a las inversiones”,


comentó Zypries en una entrevista al periódico alemán Handelsblatt. Pero
advirtió que esa apertura “no debería ser utilizada como puerta de entrada
para favorecer los intereses de las políticas industriales de otros países”.
PUBLICIDAD