You are on page 1of 2

¿Qué dificultades se evidencian actualmente frente al manejo de los avances

tecnológicos con relación a la formación del niño?

El fácil acceso a las nuevas tecnologías es una de las grandes dificultades que se
presentan a diario ya que cualquier persona así sea de estrato bajo tienen acceso
a lo más mínimo que puede ser un teléfono celular, poniendo a los niños en contacto
directo y constantemente para que tengan acceso a internet y a juegos que se
pueden volver adictos. La falta de presencia constante de los padres de familia
también se vuelve una dificultad ya que los niños mantienen mucho tiempo solos
frente a una computadora, una Tablet o un teléfono celular esto provoca que se
vuelvan adictos a la tecnología, se vuelvan más impulsivos, desobedientes y
empiecen a tener bajas notas en sus estudios. El uso frecuente de estas tecnologías
fomenta el aislamiento y deteriora las habilidades sociales, generando grandes
problemas si no se lleva una correcta supervisión.

A nivel de salud se evidencia que al ser tan adictos a los juegos y pasar tanto tiempo
al frente de una computadora se crean hábitos de sedentarismo y este es un gran
factor que propicia la obesidad, un problema fácil de prevenir con mucho ejercicio y
evitando estar mucho tiempo sentados.

El aislamiento social es otro factor en el cual se ve reflejado el acceso continuo de


las tecnologías ya que los niños dejan de hacer actividades de juegos más
cotidianos, como por ejemplo de relacionarse con más niños y compartir actividades
lúdicas de recreación y de creatividad.
¿Qué estrategias pedagógicas se pueden implementar para evitar la
ludopatía infantil?

Los padres de familia deben establecer horarios determinados para los accesos a
internet.

Controlar el uso del celular ya que éstos traen gran oferta de juegos y es esto lo que
más llama la atención de los niños.

Fomentar en los niños el juego, el deporte, la recreación, actividades en donde el


niño este al aire libre, pueda explorar y compartir con más niños.

La lúdica es un método muy eficaz para evitar la ludopatía ya que con ella se
plantean diversas actividades en donde se trabajan la dimensión corporal, socio
afectiva, cognitiva, comunicativa. Con la práctica de ésta los niños no estarán tan
pendientes de la tecnología, y si van a estarán más concentrados en actividades
más prácticas y didácticas.

Hay que educar con responsabilidad dejar que los hijos realicen tareas en el hogar
en donde puedan ver el verdadero valor de las cosas y que sean conscientes del
esfuerzo que los padres hacen para que ellos lo tengan todo y así mismo se ganen
sus cosas por sus propios méritos.