You are on page 1of 2

¿ES LA TECNOLOGÍA DE LA EDUCACIÓN REALMENTE VIABLE EN

NUESTRO PAÍS?

Durante no muchos años hemos sido testigos de cómo la tecnología
ha abundado nuestras vidas de una manera extraordinaria donde
todo o casi todo lo que acostumbrábamos a hacer, (no sólo en
nuestros hogares, también en las aulas de clase) ha sido
reemplazado muchas veces por máquinas o aparatos tecnológicos con
el propósito de simplificar nuestras vidas, lo cual, a mi parecer, nos
ha vuelto perezosos, no sólo en el aspecto físico, sino, en el aspecto
mental. Es bueno que por un momento nos detuviéramos a pensar si
es realmente bueno querer llenar de tanta tecnología nuestras vidas
en especial en el ámbito académico que a fin de cuentas, lo que nos
interesa a nosotros los futuros docentes, es poder satisfactoriamente
transmitir y construir conocimiento.

Recordemos, cómo hace tan sólo unos años atrás, todo lo que
nuestros padres tenían que hacer para poder investigar o realizar una
consulta que se les había sido asignada a modo de deber escolar o
tarea. Ellos no tenían a su alcance infinidad de enciclopedias, textos
investigativos o de análisis en la palma de su mano y por ende,
tenían que movilizarse hasta su biblioteca más cercana y allí,
encontrar el libro correspondiente a lo que querían consultar y leer…
leer por un tiempo bastante largo para poder realizar su tarea. Hoy
en día, todo esto ha sido tan simplificado gracias a la existencia los
aparatos electrónicos en nuestros hogares y el fácil acceso a internet
banda ancha en nuestras vidas, que los estudiantes ya no se esmeran
demasiado por realmente aprender. Cabe anotar que no estoy en
contra del avance de la tecnología, al contario, soy amante a la
evolución que ésta ha logrado en nuestras vidas; en lo que no estoy
de acuerdo es en que ya casi no leemos y si leemos, son resúmenes
de no más de 10 páginas.

En nuestro país, el gobierno ha hecho algunos intentos para poder
integrar las nuevas tecnologías a las aulas escolares, que en mi
opinión, han sido esfuerzos insuficientes y nos han dejado “a medias”
en el camino del uso y la apropiación de éstas en las instituciones
educativas, pretendiendo que los docentes hagan esfuerzos sobre-
humanos para modelar estudiantes que sean aptos para el mal
llamado “desarrollo”. Muchos de los docentes no están calificados o
capacitados para integrar éstas tecnologías en sus prácticas docentes

. se está quedando solo en las intenciones y no ha puesto “manos a la obra” como debe ser.y los que lo están. ¿Es realmente viable la tecnología de la educación en nuestro país? O ¿Están realmente las instituciones educativas. incluyendo todo el equipo de personal. no hay suficientes recursos tecnológicos para lograr tal fin. no pueden integrarlas a los planteles porque la historia se repite en todas las instituciones. no obstante. Colombia tiene las muy buenas intenciones de lograr un progreso en la educación. En conclusión. se está quedando corta. listas para el implemento de las tecnologías en las aulas de clase? ¿Somos conscientes del impacto positivo que estas tecnologías pueden traer a nuestro proceso de aprendizaje? En mi opinión. son muchas las cosas que se pueden mejorar en nuestra vida académica que están estrechamente relacionadas con la apropiación y el buen uso de las tecnologías.