You are on page 1of 112

Índice

Desafíos y problemas de la seguridad energética 1

- Hay que hablar seriamente de la energía: liderazgo político y reflexión global


por Felipe González 2

- El Club de Madrid y la energía


por Ricardo Lagos 5

- La energía debe impulsar un desarrollo sostenible y democrático


Declaración final de la VI Asamblea General del Club de Madrid 9

Prospectiva de generación eléctrica a 2030: interconexiones internacionales


por Pedro Rivero Torre 11

El Sistema Gasista Español: papel y relevancia de las conexiones internacionales con Europa
por Antonio Llardén Carratala 19

MEDGAZ: Seguridad y diversificación energética para España y Europa


por Pedro Miró Roig 22

50 años de Butano, ante el futuro de los GLP


por Ramón de Luis Serrano 24

La regulación de las infraestructuras energéticas


por Fabrizio Hernández Pampaloni 27

El reto del poder energético: Occidente y Rusia


por Pablo Benavides Salas 32

Seguridad energética con alta dependencia externa: las estrategias de Japón y Corea del Sur
por Pablo Bustelo 37

Pacto de Estado por la energía nuclear


por Iñaki Garay Zabala 57

Ética y estética de la energía


por Jordi Dolader i Clara 60

La gestión y control del riesgo operacional en la industria energética


por Alberto Amores González 63
Las energías del mar: una alternativa de futuro 72

- La energía del mar, ¿ficción o realidad?


por Roberto Legaz Poignon 73

- El nuevo reto del sector eólico: instalaciones marinas


por Félix Avia Aranda 77

El mercado europeo de garantías de origen en la propuesta de Directiva de Renovables


por Gonzalo Sáenz de Miera 84

Los biocarburantes y el impuesto especial sobre hidrocarburos a la luz de las ultimas propuestas de la Comisión Europea
por Guillermo G. Ruiz Zapatero 93
Desafíos y problemas
de la seguridad energética
El pasado mes de noviembre se reunieron, en la capital española, los miembros del Club de Madrid, todos ellos ex
Jefes de Estado y de Gobierno, de más de 40 países.
En los debates, centrados en los desafíos y problemas de la seguridad energética, la geopolítica o la gestión del
poder, se profundizó vivamente en el análisis de la situación interdependiente del sistema energético y de la nece-
sidad -como nos recuerda en su artículo el que fue Presidente del Gobierno español, Felipe González-, de un lide-
razgo político y una reflexión global. Sólo así se podrán encontrar soluciones basadas en el diálogo, la cooperación,
los acuerdos regionales e interregionales, tanto en materia de comercio como de integración de infraestructuras.

Cuadernos de Energía quiere reflejar adecuadamente las conclusiones del debate, a través de la publicación de la
Declaración Final, así como la visión personal de dos importantes líderes, de Europa y América Latina, como Felipe
González y Ricardo Lagos, en las que manifiestan su convencimiento de que la energía será un escenario de enor-
me importancia en los próximos 30 años.

Club Español de la Energía

Cuadernos de Energía 1
Hay que hablar seriamente de la energía: liderazgo político y reflexión global

Hay que hablar seriamente


de la energía: liderazgo
político y reflexión global
Felipe González
Fue Presidente del Gobierno de España

H ace unos meses se reunió, en la


capital española, la Conferencia
Anual del Club de Madrid, con la energía
Es, también, de capacidad de producción,
de inversiones que lleguen a tiempo para
evitar la crisis.
Club de Madrid, debemos constatar que,
salvo alguna rara excepción, los países
con grandes reservas de energías fósiles
como cuestión básica del debate. En descubiertas en los últimos 80 años, no
parte había sido la consecuencia de una Hablamos de energías no renovables. Si han conseguido transformar esta variable
propuesta mía basada en la preocupación estimamos la realidad de una crisis de estratégica clave en verdadero desarrollo
sobre las consecuencias de la crisis de oferta, mas allá de los precios, debemos económico y social para sus sociedades.
oferta y sus consecuencias. considerar que las tensiones internaciona- El mal uso de esta riqueza, su concentra-
les van a seguir aumentando. ción en pocas manos, han priorizado el
La energía es un tema prioritario, para el enriquecimiento de unos pocos sobre el
desarrollo de los pueblos, para la paz La energía es imprescindible para el desa- desarrollo de los pueblos productores.
mundial y para el efecto sobre el calenta- rrollo y podría ser un factor decisivo en
miento global. Antes de que el barril de los procesos de integración regional. La democratización es el único mecanis-
petróleo estuviera en los precios que está Deberíamos analizar el desafío en su mo que puede contribuir a aumentar la
ahora1, cuando se cotizaba a poco más de dimensión internacional, en su perspecti- transparencia, y, por tanto, la exigencia a
20 dólares (aunque eran dólares más res- va regional, en su impacto para el desa- los gobernantes de que respondan a la
petables que los actuales) ya estaba claro rrollo y en el agravamiento del calenta- necesidad del desarrollo económico y
que se nos avecinaba esa crisis de oferta. miento global. El mix de energías renova- social. No encuentro otro camino, por-
bles y el de no renovables, el ahorro que, cuando se pide a las compañías
La OPEP tiende a decir que el cuello de energético, la investigación de nuevas internacionales, que sean rigurosas desde
botella del petróleo está en el refino, lo fuentes deben estar en el paquete. el punto de vista de la transparencia de
cual sólo es cierto a corto plazo. Si se las cuentas o de la lucha contra la corrup-
mira con un poco más de horizonte, la Como se propone hablar de energía y ción, creo que se hace un esfuerzo inútil,
crisis de oferta no es exclusiva del refino. democracia, por ser esta el origen del porque estas compiten por recursos

1
NdR 109 dólares barril, en el momento de redactar este artículo.

2 Cuadernos de Energía
Hay que hablar seriamente de la energía: liderazgo político y reflexión global

escasos y de gran valor estratégico y tien- rrollo propio y para la integración. Falta, Si hablamos, además, en términos de lide-
den a aceptar las condiciones de los paí- evidentemente, la capacidad inversora, razgo, la seguridad del suministro de la
ses productores, incluso las poco transpa- que haga realidad este potencial de desa- energía necesaria para el desarrollo de los
rentes. rrollo indiscutible, que, junto a otros pueblos - con más de 2.000 millones de
muchos casos, permitirían una América personas sin energía eléctrica básica-, es
Estamos, seguramente, ante uno de los Latina más rica y solidaria. el problema número uno del presente y
desafíos más graves de nuestra era, junto futuro.
a los flujos migratorios, el agua o los pro- En África puede ser que existan otros
blemas de identidad cultural, para conse- desafíos y, como modelo de integración Una cuestión vital, porque no se trata
guir una cierta armonía internacional en regional, se está muy lejos de la madurez solamente de disponibilidad de recursos
el esfuerzo por la paz y en desarrollo de latinoamericana, pero se pueden contem- energéticos, o de transporte y utilización
los pueblos. plar proyectos e iniciativas que pongan en de la energía; tenemos, además, proble-
valor su capacidad: hidroeléctrica, con el mas de impacto ambiental, a veces dra-
Pero es un desafío al que podemos “Gran Inga”, en el río Congo, o de hidro- máticos, cuyas consecuencias pueden
encontrar respuestas. Por ejemplo, una carburos, como el gasoducto Nigeria, medirse en términos económicos no solo
región como América Latina tiene exce- Níger, Mali y Argelia, con interconexión medioambientales.
dentes energéticos, renovables y no reno- hacia Europa. Esta Europa que puede
vables, pero le falta inversión y gestión considerar al continente como algo dis- Tendríamos que fomentar un mix energé-
para desarrollar y optimizar toda su capa- tinto de una amenaza migratoria y com- tico capaz de disminuir la presión medio-
cidad. En este espacio hay grandes pro- prometerse en su desarrollo. ambiental del uso desmesurado de los
ductores de energía, con poco nivel de combustibles fósiles.Y aquí nos encontra-
desarrollo y algunos países más consumi- Otro de los grandes problemas a resolver mos con un escollo del que nunca quere-
dores y con un razonable nivel de desa- es el desarrollo de las energías renova- mos hablar abiertamente y que es delica-
rrollo. Sin embargo, la energía disponible bles. ¿Qué mix energético necesitamos do por muchas razones: el de la energía
en América Latina no está sirviendo ni para garantizar el suministro de la deman- nuclear.
para un mayor desarrollo de los que la da actual y de la futura? A veces, tengo la
tienen, ni para la integración y el desarro- sensación de que no llegamos a tiempo ● Debo confesarles que, hace 25 años,
llo regional. de dar una respuesta adecuada, porque, paré el programa nuclear en España,
aunque se invirtiera todo lo que se nece- porque no estaba seguro de cuáles
Necesitamos aproximarnos regionalmen- sita, la madurez en el proceso de inversio- eran las condiciones tecnológicas para
te al problema energético, profundizar en nes es larga, que el incremento creciente avanzar en esa dirección, y no estaba
el diálogo entre los países y en el debate de la demanda mundial, especialmente, en nada seguro de qué consecuencias
constructivo. Lo debemos hacer en los los grandes países emergentes, no nos va tendrían los efectos radiactivos de los
foros internacionales, pero necesitamos a permitir una oferta suficiente. residuos nucleares en un horizonte de
conseguir asentarlo regionalmente en miles de años.
Latinoamérica. Se puede comprobar que Estados Unidos y Europa consumen hoy
en el hemisferio sur americano existe más de la mitad de las energías disponi- ● Creo poder decir hoy que se ha avan-
petróleo y gas de sobra - y no hablo, bles; Japón, añadiría un 16 por ciento, y zado tecnológicamente lo suficiente en
ahora, de las renovables- para el abasteci- China, cuando su producto interior bruto ambos campos como para afrontar
miento regional y para una relevancia alcance la media mundial, supondría un 26 ese problema. Si no lo queremos
internacional en el comercio energético. o 27 por ciento del consumo global. ¿Y el hacer o pretendemos resolver las
No se trata de plantear una discusión en resto del mundo? Resulta lógico que ese grandes incertidumbres del mix ener-
términos ideológicos. Son países que tie- resto del mundo no pueda soportar una gético de otra manera, el problema se
nen condiciones para ser energéticamen- distribución de esa naturaleza. Por tanto, nos planteará sin grandes dilaciones
te relevantes y el debate debe centrarse creo que éste es uno de los primeros con toda claridad. La energía nuclear
en términos de proyectos para el desa- problemas para los responsables políticos. está en la mesa del debate y de la

Cuadernos de Energía 3
Hay que hablar seriamente de la energía: liderazgo político y reflexión global

acción. No se debe tratar solo en giendo en el mundo como fenómeno de mundial, y los serios problemas para el
forma de tensiones con Irán o con necesaria implantación, para usos civiles. medio ambiente que plantea el consumo
otros países. Está el caso de China, que Es un hecho imparable, como también es actual y previsible.
creo que tiene programadas 20 ó 22 imparable el que sería mucho mejor con-
centrales nucleares. Nadie se lo ha ducir el proceso con una gobernanza Debemos, también, superar contradiccio-
reprochado, ni se lo va a reprochar. El razonable que ir a rastras sin retorno nes. En lugar preeminente está el terminar
debate nuclear, a escala mundial, está posible. con el uso de la energía como un arma
desequilibrado. Se trata de un debate para la relevancia política o la influencia
en el se mezclan necesidades energéti- Pero hay otros debates que merecen ser internacional, en lugar de convertirla en
cas y preocupación por la proliferación contrastados. Por ejemplo, si en Brasil factor de progreso de los pueblos, de
de armas de destrucción masiva, en el están produciendo etanol con caña de todos los pueblos. Porque, además, no es
que, paradójicamente, llevan la voz azúcar, o, en otros lugares, se fabrica bio- cierto, al menos yo no lo creo, que haya
cantante las potencias nucleares que diesel con palma africana, mucho menos escasez de recursos: si hay, en cambio,
no están dispuestas a limitar su propia contaminante que las energías fósiles, escasez de inversiones en cuanto a las no
proliferación armamentística. renovable y generador de empleo, no es renovables - tanto en producción como
posible que no se sepan afrontar los cho- en refino -, y respecto al estimulo - fiscal,
● Es muy difícil, por lo tanto, que los paí- ques asimétricos que se producirán inevi- también - de las energías alternativas, y la
ses que desean tener energía nuclear - tablemente con la producción agraria. Si innovación y el desarrollo de las energías
sea o no sea armamentística su inten- es necesario ese biocarburante, como así renovables, todas las renovables.
ción - se dejen guiar por los buenos lo parece, debemos resolver la cuestión,
consejos de los que tienen ya armas porque no puede ser una maldición para La última conclusión a la que quiero llegar
nucleares y no están dispuestos a asu- los más pobres de la tierra que el uso en esta introducción, es que los proble-
mir compromisos de reducción de agroenergético produzca un rebote en el mas energéticos no se resolverán
dicho armamento o de su potencia uso agroalimentario y eso incremente aún mediante intervenciones militares, por
nuclear. Todas las nuevas polémicas más la pobreza. muy sofisticadas que sean. No queda más
entre Estados Unidos y Rusia, son, ade- alternativa que intentar una política de
más, otro buen ejemplo de esta refle- Sugiero que el tema de los biocarburan- cooperación y de dialogo regional e inter-
xión. tes no se abandone y creo que uno de nacional, que eviten auténticos dislates,
los foros podría ser el Club de Madrid. Se como el que regiones como América
● Por tanto, lo que propongo es que se trata de mantener un debate constructi- Latina, que le sobra energía de todo tipo,
hable seriamente de la energía nuclear, vo, que invite, desde una perspectiva tenga que salir a comprarla fuera de la
del enriquecimiento de uranio y de regional, a responsables políticos, a pode- propia zona, porque en la región no hay
todas sus derivaciones. Que el debate res públicos y privados, a productores y acuerdos de desarrollo o integración,
sea independiente de los intereses de técnicos energéticos, a expertos agrarios como los puede haber en Europa.
las potencias nucleares. El diálogo y del petróleo, a profundizar en esos
debería estar centrado en las organiza- aspectos a mi juicio ineludibles de la ener- El reto de la energía nos va a acompañar
ciones internacionales. La Agencia gía. Por ejemplo, sobre el I+D y los bio- durante los próximos 30 años, como uno
Internacional de la Energía, aunque carburantes de segunda generación. de los mayores desafíos que enfrentamos,
algo desfasadas respecto a las respues- sea por razones de insuficiencia de oferta
tas que necesitamos, sería el foro Hay que resolver el conflicto entre el y, por tanto, de tensiones internacionales
imprescindible para afrontarlo. paradigma de la energía como variable añadidas, sea por razones de impacto
estratégica imprescindible para el desa- ambiental. Todo ello exige centrar en
La energía nuclear, por muy cuestionada rrollo, para la integración regional e, inclu- estas cuestiones parte del liderazgo polí-
que esté, es una realidad que está emer- so, para la convivencia en paz a escala tico y de la reflexión global. ■

4 Cuadernos de Energía
El Club de Madrid y la energía

El Club de Madrid
y la energía
Ricardo Lagos
Fue Presidente de Chile
Presidente del Club de Madrid

E l compromiso del Club de Madrid es


colaborar al fortalecimiento de una
democracia efectiva, que además de res-
paz y la seguridad entre las naciones y un
medio ambiente más limpio.
parencia y supone la rendición de cuentas
de los gobernantes a los gobernados. Sus
decisiones más que una imposición aspi-
petar la libertad política y los derechos Desde que decidimos centrar nuestra ran a ser el resultado de acuerdos
esenciales de la persona humana ofrezca atención en estos asuntos han pasado amplios e incluso consensos. La democra-
soluciones concretas a la gente. Para con- casi dos años y hemos celebrado no sólo cia ha sido el marco político de nuestros
tribuir a lograr estos objetivos, el Club de grandes conferencias internacionales, que debates. Consecuente con ello, nuestra
Madrid tiene, como su recurso más valio- han contado con la participación activa Conferencia Anual de octubre de 2006,
so, la experiencia de sus Miembros y la de nuestros Miembros, sino también des- con que iniciamos nuestro trabajo, se
aportación que pueden hacer a la agenda plegado un gran activismo como organi- celebró bajo el título de “Energía y Lide-
global. zación y a través de decenas de ex jefes razgo Democrático”.
de Estado y de gobierno que, en nombre
En los últimos encuentros estimamos que del Club o a título individual, han contri- Pobreza y energía
uno de los temas más importantes con buido con su influencia y su liderazgo a
que se enfrenta la Humanidad, hoy y por crear conciencia de la urgencia de los Un tema central de nuestras preocupa-
las próximas décadas, es el de la energía. problemas energéticos y a aportar ideas ciones ha sido el de la energía y la pobre-
Si se logran soluciones adecuadas mejora- o sugerir soluciones prácticas para enca- za. El año pasado, en Santander, el Club
rá la calidad de vida de miles de millones rarlos. de Madrid organizó un encuentro sobre
hombres y mujeres y -no es una frase los problemas de la energía y la pobreza
grandilocuente- será posible la propia Pero antes de inventariar nuestras áreas como un modo de reforzar la preocupa-
supervivencia del planeta. La energía es el de preocupación principal es bueno decir ción mundial por unos 2.000 millones de
fundamento, el requisito necesario, para la que todas ellas han sido enfrentadas personas que sólo tienen acceso a la
obtención de metas tan importantes desde la perspectiva de la democracia, energía que pueden obtener de fuentes
como la reducción de la pobreza, mejor que no tenemos dudas es el sistema más tradicionales como la leña o el estiércol.
educación, salud, vivienda, seguridad en la eficaz para identificar los problemas y sus Estas personas, que representan un cuar-
vejez… A nivel global, la calidad de las soluciones ya que permite la representa- to de la población mundial, se cuentan
políticas energéticas es clave para lograr la ción de variados intereses, asegura trans- entre los pobres de los pobres y lo son,

Cuadernos de Energía 5
El Club de Madrid y la energía

de modo muy importante, porque care- compatibilizar fines que aparecen como ciones del Club de Madrid. Buscando
cen de electricidad, keroseno, diesel o gas. alternativos o contrapuestos. cumplir este objetivo podemos señalar
La Humanidad necesita comprometerse con orgullo el esfuerzo que conjuntamen-
en un gigantesco esfuerzo por facilitarles Hasta hace una década, y aunque no exis- te hemos realizado el Club de Madrid y la
formas de energía moderna, mejorando tiera conciencia de ello o no fuera motivo Fundación de las Naciones Unidas, para
la calidad de sus vidas. Es necesario, en de escándalo, existía una contradicción impulsar la iniciativa llamada “Liderazgo
esta materia, impulsar de modo decisivo entre el desarrollo económico y el objeti- Global para la Acción Climática”, que está
transferencias de recursos y de tecnologí- vo de tener un medio ambiente sano, encabezada por seis ex jefes de Estado,
as desde los países ricos hacia los más libre de las amenazas de un cambio cli- siete ex jefes de gobierno y 12 represen-
atrasados de modo que puedan acceder mático que pusiera en peligro la propia tantes de gobiernos, sector privado y
a energías más limpias, no contaminantes, supervivencia del planeta. sociedad civil. Todos ellos, en conjunto,
renovables y a bajo precio. Nuestra preo- representan a más de veinte países.
cupación por los temas de energía y Ciertamente el progreso económico y la
pobreza continuará en el 2008 con reu- reducción de la pobreza no son posibles La afirmación fundamental de la iniciativa
niones regionales en África, América lati- sin un aumento del consumo de energía. LGAC, es que es posible armonizar, por
na y Asia en las que esperamos lograr la En tal sentido el incremento de la deman- una parte, el crecimiento económico y la
activa colaboración de las instituciones da de combustibles debe ser visto como reducción de la pobreza y, por otra,
intergubernamentales. un bien. Si afirmamos que todos los pue- lograr ambiciosas reducciones de las emi-
blos tienen derecho a aumentar su desa- siones globales de gases de efecto inver-
Obviamente diferencias tan grandes en rrollo económico, es inevitable asumir nadero.
cuanto a oportunidades contradicen la que tienen derecho a consumir montos
idea esencial de un régimen democrático. crecientes de energía. Sin embargo, tam- Las propuestas que en la citada iniciativa
Es por esta razón que los Miembros del bién es cierto que la composición de la se formulan pueden alcanzarse, ya que
Club de Madrid hemos planteado consi- actual matriz energética, en la que predo- suponen costos que no son imposibles
derar la energía como un bien público, al minan los combustibles fósiles, ha condu- de asumir, pero el requisito esencial para
que tengan derecho las personas cual- cido a una situación insostenible. Las pro- que puedan ser llevadas a cabo es una
quiera sea su condición social o el lugar en yecciones apuntan a realidades peligrosas. enorme voluntad política, una gran capa-
que vivan. Sin asegurar el acceso de esos En las próximas décadas la demanda de cidad de liderazgo.
sectores a la energía moderna no será energía crecerá en un 50% y el mayor
posible alcanzar las metas que la Humani- impulso procederá del crecimiento eco- El cambio climático es un problema global
dad se propuso el año 2000, en la Cum- nómico de naciones emergentes. A su en el sentido que a todos nos afecta. La
bre del Milenio de las Naciones Unidas, y vez, durante las próximas dos décadas nación que más contamina en el mundo
que se refieren a la erradicación de la por lo menos, los combustibles fósiles será tan afectada como una pequeña
miseria, del analfabetismo y a impedir la continuarán aportando alrededor del 80 comunidad ubicada en el Ártico que
continua degradación del medio ambiente. por ciento del suministro. En este marco, prácticamente no emite una solo molécu-
la comunidad científica ha llegado al preo- la de dióxido de carbono. Como es sabi-
Si seguimos al ritmo actual, dado el creci- cupante consenso de que es el hombre, do, los actuales habitantes del planeta
miento de la población, el año 2030 con sus actividades de variado tipo, no estamos pagando por las contaminacio-
1.600 millones de seres humanos no ten- sólo económicas, quien está cambiando nes que ocasionamos hoy, pero también
drán acceso a la energía eléctrica. peligrosamente el clima mundial cuyas por la contaminación que se produjo
consecuencias serán devastadoras para la hace cien y más años, desde la primera
Desarrollo económico y cambio Humanidad. revolución industrial. Y lo que es muy
obvio, pero muy injusto también, es que
climático
Contribuir a resolver este dilema entre nuestras emisiones de hoy las pagarán,
Se ha dicho que una de las funciones más crecimiento económico y cambio climáti- por cien y más años, no sólo nuestros
nobles de la política consiste en tratar de co ha sido una de las mayores preocupa- hijos sino nuestros nietos y bisnietos.

6 Cuadernos de Energía
El Club de Madrid y la energía

Derivado de lo anterior, para hacer frente Energía: geopolítica y poder objetivo de política nacional el camino no
a este problema no es posible una políti- Para encarar los problemas de la energía es la autarquía sino la cooperación entre
ca nacional. Es una amenaza global que es necesaria una enorme aportación de productores y consumidores sobre la
exige como respuesta una política global. la ciencia y de la técnica. Pero a la vez de base de reglas claras y mercados transpa-
Resolver la crisis climática, sostiene la la política. La dimensión política de los rentes. Asimismo, los Estados buscan
LGAC, requerirá la cooperación interna- problemas energéticos es crucial y lo es incrementar esa seguridad a través de
cional a todos los niveles: bilateral, regio- cada vez más en la medida en que los una doble diversificación: de su matriz
nal y global y debe incluir a todos los paí- recursos energéticos se hacen más esca- energética para no depender de una sola
ses, todos los sectores, todas las fuentes y sos, los precios del petróleo más caros y fuente de energía sino de varias; y de pro-
sumideros y comprender tanto la mitiga- los abastecimientos más inseguros. Refle- veedores de diversos países y regiones.
ción como la adaptación. jo de esto es una nueva terminología que
empieza a ser corriente en la prensa y en Sin embargo este camino no es fácil. En
● Ésta no es una confrontación que los análisis especializados. Me refiero a primer lugar por el hecho de que un por-
podamos evitar o postergar. Está ahí; palabras o frases como “petropolítica”, centaje elevado de las reservas de petró-
delante de nosotros. Hoy, los costos de “geopolítica de la energía”,“petrodólares”, leo y gas se encuentran en países afecta-
abordar los riesgos del cambio climáti- “diplomacia del petróleo”. Es por esta dos por graves problemas de inestabilidad
co son elevados pero perfectamente razón que en noviembre del año pasado, política, falta de transparencia y que a la
posibles de asumir, estimándose, según hace apenas seis meses, el Club de vez son democracias imperfectas. Estas
el Informe Stern, en un uno por ciento Madrid dedicó su Conferencia Anual al naciones suelen ser un trágico ejemplo de
del producto mundial bruto, es decir tema “Democratizando la Energía: Geo- la llamada “maldición de los recursos
unos 470 mil millones de dólares política y Poder”, procurando, de ese naturales” que se manifiesta en la crea-
anuales, cifra que será cada vez más modo, centrar la atención en las dimen- ción de Estados rentistas por la riqueza
elevada en la medida en que no actue- siones políticas y geopolíticas de la actual petrolera, con escaso o nulo desarrollo
mos prontamente. situación del sector. Fue la ocasión para de otros sectores productivos y cuyos
discutir en profundidad estos temas, para gobernantes saquean las arcas fiscales
Tenemos que lograr un compromiso de lo que fue esencial la experiencia de tanto con propósitos de corrupción
todas las naciones, y de todas las genera- nuestros Miembros pertenecientes a como para alimentar políticas populistas
ciones que hoy convivimos para entregar gobiernos de distintas orientaciones y carentes de racionalidad económica.
este mundo a las que nos sucedan como ubicados en diversas latitudes y regiones.
máximo con la misma cantidad de dióxi- A ello hay que añadir la participación de Los Miembros del Club de Madrid han
do de carbono en la atmósfera o, para un número destacado de expertos del expresado su preocupación por estos
ser precisos, con la misma cantidad de más alto nivel. Junto a la discusión de fenómenos, han llamado la atención sobre
gases de efecto invernadero que existe asuntos generales nos concentramos la necesidad de reforzar los esfuerzos
en la actualidad. también en el análisis de los problemas internacionales para luchar contra la
específicos de las diversas regiones, para corrupción y promover la democracia y
Quiénes nos sucedan recibirán un mundo lo cual se constituyeron grupos de traba- la transparencia. Han condenado también
con mayor educación, con mejor ciencia, jo que estudiaron la situación en las Amé- el intento de algunos Estados de usar los
con mejores servicios de salud que el que ricas, África y Eurasia. suministros de petróleo y de gas como
nosotros recibimos. Pero esto no basta: una forma de ejercer presiones políticas
hay algo que es esencial y que de no cum- Un tema central de debate ha sido el de sobre otras naciones. Estos esfuerzos son
plirse desvalorizaría todos los logros ante- la seguridad energética, que plantea como indispensables si se considera que en el
riores. Debemos entregarles un mundo objetivos fundamentales asegurar un flujo futuro existirán bloques regionales de dis-
con una naturaleza como la que recibi- seguro y continuo, no interrumpido, de la tintos países en donde la energía eléctrica
mos. Bali fue el primer paso para avanzar energía necesaria para el funcionamiento se desplazará de uno a otro lugar en fun-
hacia un acuerdo post 2012 que es cuan- y desarrollo de un país a un precio razo- ción del aporte que a dicha red hagan las
do expira el actual protocolo de Kyoto. nable. En la búsqueda de este importante energías limpias o renovables.

Cuadernos de Energía 7
El Club de Madrid y la energía

Las energías limpias y el debate cuarenta años de duración ¿Cuánto dura- chos nucleares. El avance en este campo
nuclear rá el presente ciclo? Algunos sostienen permitirá tener un debate mucho más
que será por lo menos de 25 años. Si ello civilizado y racional que el que ahora pre-
Para evitar el aumento indiscriminado de es así podrían crearse mecanismos finan- senciamos en la mayor parte de los
las emisiones será necesario avanzar hacia cieros que garanticen un piso y un techo países.
una sociedad que aproveche mucho más para los precios de los combustibles fósi-
las fuentes actuales de energía. Hoy Esta- les que hagan rentable la inversión en Los avances que en estas materias han
dos Unidos tiene un consumo per capita energías renovables. supuesto los trabajos del Club de Madrid
energético que es el doble del de la han sido significativos. Sus contribuciones
Unión Europea. Esto significa que no Con todo, la actual matriz energética han permitido introducir mayor racionali-
necesariamente hay un solo modelo para deberá evolucionar hacia fuentes no con- dad a los debates y confiamos en que se
la utilización energética y que es posible taminantes. Sin embargo, será muy difícil pueda lograr un acuerdo sustantivo en
avanzar rápidamente en este campo alcanzar porcentajes superiores al 20% de materia de cambio climático post 2012
como señala la Agencia Internacional de energía limpia en un periodo no mayor que incluya tanto transferencias tecnológi-
la Energía. de 10 o 12 años. cas de países ricos a pobres como recur-
sos financieros del ámbito público y priva-
Paradójicamente las energías limpias o Por lo tanto, será necesario junto con do internacional. El mundo se halla hoy
renovables son hoy día económicamente ahorrar energía, seguir intensificando los ante el mayor reto que ha tenido a nivel
más competitivas como resultado de los avances tecnológicos que nos permitan planetario y que requiere por ello un
elevados precios de los combustibles fósi- utilizar combustibles fósiles que disminu- esfuerzo que hasta ahora nunca el ser
les. Según muchos autores estos precios yan sus actuales niveles de contaminación. humano ha intentado: dar una respuesta
elevados, consecuencia del aumento de global que obligue a las diversas naciones
su demanda por parte de los nuevos paí- Son precisamente estos avances tecnoló- de la tierra. Esto significa entender que un
ses emergentes de rápido crecimiento, gicos los que permiten pensar que a futu- bien público global como es el clima tiene
están aquí para quedarse ya que estamos ro las limitaciones que presenta para que ser abordado más allá de la sobera-
frente a una tendencia a largo plazo. muchos la energía nuclear podrían ser nía de cada una de las naciones. Esto y no
Muchos comparan esta tendencia con la superadas. Este es un tema, en todos los otra cosa significa el que todos los países
que vivió el sistema económico mundial a países, altamente controversial conse- convengan en un esfuerzo común pero
finales del siglo XIX y comienzos de XX cuencia, por una parte, de la mayor o con diferentes responsabilidades en la dis-
como consecuencia de la rápida expan- menor seguridad que presentan los reac- minución de las emisiones en la tierra. En
sión económica de Estados Unidos y tores nucleares y por la otra, del destino esta tarea el Club de Madrid comprome-
algunos países europeos. Ese ciclo tuvo contaminante que tienen hoy los deshe- te todos sus esfuerzos. ■

8 Cuadernos de Energía
La energía debe impulsar un desarrollo sostenible y democrático

La energía debe
impulsar un desarrollo
sostenible y democrático
Declaración final
de la VI Asamblea General
del Club de Madrid

N osotros, los Miembros del Club de


Madrid, ex Jefes de Estado y de
Gobierno democráticos de más de 40
conocidas que, aprovechadas correcta-
mente, pueden ampliar el acceso a los
bienes y servicios públicos. Entre éstos se
acabar con el status quo. Se trata de un
reto determinante para nuestra época,
que exigirá actuaciones drásticas y soste-
países, nos hemos reunido en Madrid incluye el derecho al agua y al aire limpio, nidas a lo largo de varias décadas.
para debatir los desafíos y problemas que a la educación, a la sanidad, a los alimentos
observamos en materia de seguridad y a la vivienda, así como a la participación El sistema global de energía es eminente-
energética, geopolítica y poder, y la rela- en el gobierno de nuestros países. Vista mente interdependiente, y todas las
ción entre estos factores, el desarrollo así, la energía está en el corazón mismo naciones deben implicarse en una gestión
sostenible y la democracia. de nuestras sociedades e inextricable- responsable de dicho recurso. La crecien-
mente unida a nuestra misma humanidad. te demanda de energía para alimentar el
Guiados por nuestra experiencia como crecimiento económico, especialmente en
dirigentes políticos electos, y el aporte de Pero también es cierto que la senda y el las economías emergentes de China e
eminentes expertos gubernamentales, de ritmo actual de consumo energético son India, junto con el hecho de que la oferta
organismos internacionales y de la socie- insostenibles. Este precioso recurso, en se concentra en una docena de países no
dad civil, hemos abordado la indispensa- todas sus formas, debe ahora ser gestio- democráticos, está impulsando la búsque-
ble cuestión de cómo la energía puede nado de manera diferente para luchar da de fuentes diversificadas de energía y
dar mejor respuesta a las apremiante contra la pobreza, minimizar los conflictos, de suministro.
necesidades básicas de la sociedad. proteger el medioambiente y crear opor-
tunidades económicas. Sin embargo, a corto y medio plazo
Así, hemos llegado a la conclusión de que seguiremos dependiendo enormemente
ello debe hacerse respetando la demo- Según la Agencia Internacional de la Ener- de los combustibles fósiles, cada vez más
cracia y los derechos humanos y prote- gía, en el año 2030, de no desarrollarse costosos, y responsables de transferencias
giendo la salud del planeta para las futuras significativas, nuevas políticas, seguirá masivas de fondos de países consumido-
generaciones. Vivimos en un nuevo siglo habiendo 1.400 millones de personas sin res a países productores. Más importante
lleno de oportunidades hasta ahora des- acceso a la electricidad. Por ello debemos aún, la quema de recursos no renovables

Cuadernos de Energía 9
La energía debe impulsar un desarrollo sostenible y democrático

a los niveles actuales nos está conducien- cuado de los fondos y rentas procedentes ductores y consumidores, ya sea a través
do hacia una catástrofe medioambiental. de la energía, junto con un mayor nivel de de canales ya existentes (como el Foro
cooperación para el desarrollo, podrían Internacional de la Energía) o mediante el
Esta realidad obliga a los dirigentes y líde- ayudar a estos países a cumplir con sus establecimiento de nuevos mecanismos.
res políticos a emprender reformas políti- obligaciones a tenor de los Objetivos de Es necesario un mayor esfuerzo para
cas que fomenten la eficiencia energética Desarrollo del Milenio, reduciendo la lograr una “agenda de energía para el
y el desarrollo de nuevas tecnologías de pobreza en un 50% en el año 2015. desarrollo”, con referencias nacionales,
captura y secuestro de carbono. Exige asi- regionales e internacionales. Alentamos
mismo un mayor esfuerzo de investiga- Proyectos como la Iniciativa por la Trans- asimismo a la Agencia Internacional de la
ción, desarrollo y utilización de fuentes de parencia de las Industrias Extractivas Energía a que establezca vínculos más
energía renovables, tales como la energía (EITI) merecen todo nuestro apoyo, y fuertes con los nuevos centros de deman-
solar, eólica, hidráulica y geotérmica. En lo deberían ampliarse para abarcar sectores da energética, tales como China e India.
relativo a los bio-combustibles, los dirigen- más allá del petróleo y el gas. La goberna-
tes políticos deben actuar con cautela, bilidad democrática basada en un estado Tal y como declaramos en nuestra pro-
teniendo en cuenta la enorme variedad de derecho atraerá naturalmente las tan puesta de un Marco para el Acuerdo
de opciones económicas - y ecológica- necesarias inversiones, tanto nacionales sobre el Cambio Climático Post 2012, la
mente sostenibles y los riesgos asociados como extranjeras, estabilizando a su vez prioridad de la comunidad internacional
a la interrupción del suministro de alimen- los mercados de energía. Los gobiernos debiera ser la firma de un acuerdo inter-
tos y la subida de los precios de produc- nacionales tienen que conciliar sus intere- nacional que regule las emisiones de gases
tos básicos. El carácter interdependiente ses energéticos y medioambientales y invernadero, comenzando por avances
de nuestro sistema de energía (tanto el diseñar una estrategia unificada que concretos en las próximas negociaciones
actual como el futuro) hace necesario garantice tanto la seguridad energética de las partes contratantes del tratado de
que los líderes políticos miren más allá de como la medioambiental. Naciones Unidas sobre el Clima que se
sus intereses nacionales a corto plazo, celebrarán en Bali el próximo mes de
para intentar encontrar soluciones basa- Existe también una acuciante necesidad diciembre. Si somos incapaces de llegar a
das en un diálogo amplio, la cooperación, de cerrar la brecha en materia de recur- un acuerdo exhaustivo que ponga precio
los acuerdos regionales e internacionales sos humanos e infraestructura, especial- al CO2, fracasaremos ante nosotros mis-
y, en cuando sea apropiado, en la integra- mente en continentes ricos en recursos mos y ante las generaciones venideras.
ción de la infraestructura energética. naturales como África, Latinoamérica y
Asia, para poder así ampliar los servicios Tal y como concluimos en nuestra reu-
El creciente control estatal de la oferta energéticos, especialmente hacia los nión del año pasado, no tenemos más
energética está dando lugar a una nueva pobres. En este sentido incluimos también remedio que reconocer (a tenor de la
dinámica de poder, que algunos gobiernos el uso de energía solar para refrigerar, realidad actual, tanto climática como
utilizan para ejercer una presión indebida calentar y cocinar en zonas rurales. A nivel energética) que la humanidad ha llegado
sobre sus vecinos, sofocando el desarrollo regional e internacional, la gobernanza del a un punto de inflexión. Para crear una
democrático en sus propios países y más sector energético debe ser objeto de una nueva visión energética que permita la
allá de sus fronteras. Existe también el profunda reforma. Aunque la liberalización supervivencia de nuestro planeta es esen-
recurrente problema de la corrupción y de los mercados energéticos es impor- cial que nos dediquemos a alentar el
la malversación de fondos nacionales para tante, ésta no es suficiente para garantizar desarrollo democrático. El Club de
el lucro personal. Este abuso del control una adecuada oferta de petróleo y gas ni Madrid seguirá dedicando todo su tiempo
estatal de la energía resulta inaceptable. para resolver el problema del cambio cli- y recursos a la consecución de este obje-
mático de aquí a los próximos años. tivo fundamental, y sobre la base de las
Para atender estos problemas, la comuni- ideas y sugerencias suscitadas durante la
dad internacional y los dirigentes políticos El desarrollo de una hoja de ruta que conferencia de este año elaborará una
deben redoblar sus esfuerzos y apoyar ayude a anticipar la evolución de la oferta agenda de medidas concretas que contri-
una mayor transparencia y responsabili- y la demanda de energía, requerirá una buyan a la consecución de tan noble
dad en el sector de la energía. El uso ade- relación más sólida y estable entre pro- objetivo. ■

10 Cuadernos de Energía
Prospectiva de generación eléctrica a 2030: interconexiones internacionales

Prospectiva de generación
eléctrica a 2030:
interconexiones internacionales
Pedro Rivero Torre (*)
Presidente de UNESA

Con el análisis que a continuación se sintetiza, realizado en UNESA recientemente, se ha pretendido poner
a disposición de los agentes interesados una primera reflexión sobre las posibilidades
y alternativas que se vislumbran para satisfacer la demanda en el horizonte del año 2030.
Este ejercicio de "Prospectiva de Generación Eléctrica a 2030" tiene por finalidad plantear distintas
alternativas de generación, en ese horizonte, para el Sistema peninsular español desde la perspectiva actual,
es decir, teniendo en cuenta las tecnologías de generación hoy conocidas y su posible evolución,
así como las necesidades energéticas de los próximos años y su extrapolación en el largo plazo
con el fin de avanzar en la definición de algunos escenarios.

A este respecto debe tenerse muy


presente que las inversiones en
generación eléctrica son de elevada cuan-
Energías Renovables (PER) 2005-10, la
planificación indicativa de los Planes de
Redes 2005-11 y 2008-16, la Estrategia
continuación se resumen las hipótesis
manejadas y los resultados más relevantes
del análisis realizado1:
tía y con plazos de recuperación de las Española de Ahorro y Eficiencia Energéti-
mismas muy largos, por lo que las decisio- ca (E4), desarrollada mediante planes de Demanda e hipótesis
nes que se tomen hoy y en los próximos acción plurianuales.También se han tenido
de equipamiento
años van a condicionar en gran medida en cuenta en el análisis los objetivos que
las características del parque generador para el horizonte 2020 pueden acordarse Se ha establecido una senda de creci-
disponible en el futuro, y sin ninguna duda en el seno de la UE en relación con el miento de la demanda que ya internaliza
en el 2030. En este sentido, hay que ahorro y eficiencia energética, la penetra- algunas medidas de ahorro y eficiencia en
recordar que existen planes de distinta ción de energías renovables y la reduc- el uso final de la electricidad consecuencia
naturaleza y grado de compromiso a ción de la emisión de gases de efecto de políticas auspiciadas por la UE por una
corto y medio plazo que deben ser con- invernadero y cuyas asignaciones entre parte, y por otra tiene en cuenta la varia-
siderados, como pueden ser el Plan de países están pendientes de ratificación. A ción de la población y un incremento

(*)
Con la Colaboración de la Dirección de Recursos, Medio Ambiente y Planificación Indicativa de UNESA.
1
Puede accederse al documento completo a través de la web de UNESA: www.unesa.es.

Cuadernos de Energía 11
Prospectiva de generación eléctrica a 2030: interconexiones internacionales

Gráfico 1. Índice de crecimiento de la demanda

moderado del PIB a largo plazo, así como cionalmente a este equipo se han incor- Este equipo inicial se complementa en
la evolución histórica de los últimos años: porado en todas las alternativas de equi- cada uno de los equipamientos analizados
(Cuadro 1). Este crecimiento de la pamiento que se analizan las siguientes con los equipos específicos que se deta-
demanda puede parecer moderado res- potencias: llan más adelante. Hay que señalar que
pecto al de los últimos años (4.8% en con las hipótesis mencionadas se produci-
1996-2007), pero resulta todavía un cre- ● Hidráulica regulada + bombeo: incre- rá una desaparición del equipo de fuel/gas
cimiento bastante importante, especial- mento de 300 MW en 2018 y 400 convencional antes de 2020 y el equipo
mente respecto a los que se contemplan MW en 2019. térmico de carbón ira finalizando su vida
en diversos análisis de otros países y útil a lo largo de la década de los veinte.
zonas geográficas, como se pone de ● Eólica terrestre adicional al PER: 1.000
manifiesto en el Gráfico 1. En cuanto al MW por año desde 2012 a 2020
Definición de escenarios
equipo generador común a todos los
casos se ha considerado también el exis- ● Eólica marina: 500 MW anuales a par- y de equipamientos
tente actualmente incrementado con el tir de 2021.
que está en construcción y planificado en Se han definido dos escenarios de utiliza-
el medio plazo, de acuerdo con las previ- ● Solar fotovoltáica: 100 MW anuales ción del equipo de combustibles fósiles.
siones de la planificación indicativa. Adi- desde 2012 hasta 2030. En uno de ellos, (Gas Prioritario) se parte

Cuadro 1
Incremento Anual
2005 2020 2025 2030 2005-20 2020-30
Demanda (TWh bc) 253,4 362,3 394,1 428,8 2,4% 1,7%
Punta de demanda (MW bc) 43.100 62.753 67.271 72.113 2,5% 1,4%

12 Cuadernos de Energía
Prospectiva de generación eléctrica a 2030: interconexiones internacionales

de la premisa de que el coste variable del tiene su origen en la lógica del antiguo gradas, que conducía a dimensionar el
equipo de gas (coste combustible+coste modelo de la industria eléctrica, basado equipo generador con criterios de auto-
del CO2) es inferior al del equipo de car- en el suministro territorial en exclusividad, suficiencia a largo plazo, reservando a
bón. En el otro (Carbón Prioritario) se servido por empresas verticalmente inte- estas conexiones un papel de fiabilidad y
admite que sucede al revés y, por tanto,
se despachan preferentemente, con crite- Cuadro 2
rios de mercado, las centrales de carbón Escenario Carbón Escenario Gas
(Cuadro 2). Prioritario Prioritario
Precio del gas (€/MWh pcs) 20 12
Se han considerado cuatro posibles equi-
pamientos de nueva potencia de base, Precio del carbón ($/tec) 70 70
más uno adicional mixto, para satisfacer la Precio del CO2 (€/t) 20 30
demanda eléctrica y la punta de potencia
anteriormente indicadas (Cuadro 3).
Gráfico 2. Equipamientos analizados
Potencias instaladas en 2030 (MW netos)
En todos los Casos se considera, además
de las adiciones de equipo que se citan, la
incorporación de centrales de punta que
sean necesarias para mantener un índice
de cobertura adecuado. Aunque la expe-
riencia de los últimos años ha puesto de
manifiesto que se viene produciendo un
ligero apuntamiento de la curva de carga,
se ha supuesto que a largo plazo se
tomarán medidas para disminuir progresi-
vamente este fenómeno.

La participación de las energías renova-


bles alcanza un mínimo del 35% de la
producción durante la década 2020-30,
salvo en el caso de Máxima penetración
de Renovables, en el que se eleva hasta el
50% en 2030. Por tanto, se asume una
importante penetración de estas tecnolo- Cuadro 3
gías renovables debido a sus característi-
cas de fuentes de energía no emisoras y Casos Equipo
autóctonas, aunque intermitentes, con lo Caso Base Equipo fijo
cual se hace preciso incorporar una ele-
vada potencia de apoyo para garantizar la Caso Nuclear Equipo fijo+ 6.500 MW de nueva Nuclear
cobertura de la demanda (Gráficos 2 y Caso incorporación de Carbón Equipo fijo+ 6.500 MW de nuevas CT
3). con captura y almacenamiento Carbón con captura
Caso Máxima penetración de Energías Equipo fijo + 27.000 MW Renovables
Interconexiones internacionales Renovables adicionales (Eólica y Solar )

La actual insuficiencia de capacidad de Caso Mixto Equipo fijo +2.900 MW Nucleares


algunas interconexiones internacionales + 3.900 MW de Carbón con captura

Cuadernos de Energía 13
Prospectiva de generación eléctrica a 2030: interconexiones internacionales

Gráfico 3. Equipamientos analizados. Balances de Generación en 2030


con los distintos equipamientos y escenarios de costes de combustibles

garantía de suministro, con algunas excep- Gráfico 4. Capacidad de Importación


ciones a nivel europeo. El cambio a un (como % de la Potencia punta demandada)
modelo basado en la apertura de los
mercados con el consiguiente crecimien-
to de las transacciones internacionales
pone en evidencia la debilidad de tales
interconexiones.

Prueba de ello es el acuerdo logrado por


el Consejo Europeo de Barcelona en
2002 de fijar como objetivo alcanzar una
capacidad de interconexión del 10%
(definida en principio como capacidad de
importación/capacidad instalada). No obs-
tante lo anterior, en el ejercicio de pros-
pectiva, tal y como es habitual en estos
análisis, se ha realizado la cobertura de la
demanda mediante medios de genera-
ción propios, y por tanto, sin tener en Fuente: REE

14 Cuadernos de Energía
Prospectiva de generación eléctrica a 2030: interconexiones internacionales

cuenta la capacidad que puedan suminis- y portugués entre Guillena (España) y bio que deberá supeditarse a unas ade-
trar las interconexiones referidas. Sotavento (Portugal). Con ello la capa- cuadas condiciones de operación en fun-
cidad de interconexión alcanzaría los ción del mallado del sistema norteafri-
Como mayor handicap para la realización 3.000 MW y posibilitaría la integración cano.
de estas interconexiones hay que señalar de los mercados español y portugués
los aspectos medioambientales y sociales en un genuino mercado ibérico. Interconexión con Argelia
ligados a la ejecución de obras lineales,
que en la práctica suponen un freno a Interconexión con Francia Actualmente, existen propuestas para
estas infraestructuras y al propio desarro- realizar un proyecto a largo plazo de
llo equilibrado del Mercado Interior cuyo La interconexión España-Francia supone interconexión con Argelia mediante cable
soporte es una red verdaderamente un objetivo de gran interés, por cuanto (en corriente continua) de unos 200 km
europea. Por otra parte, la voluntad de constituye un importante activo para la que llegaría a las costas de Almería y que
desarrollar en el largo plazo un mercado calidad y seguridad del sistema español al posibilitaría:
euromediterráneo de la energía que se aumentar el acceso al sistema europeo,
solape con el mercado europeo, incorpo- permitiendo los intercambios comerciales ● La conexión con la zona de excedente
rando mercados con elevadas tasas de actualmente condicionados por frecuen- energético argelino (1.200÷2.000 MW)
crecimiento, sitúa a España en un lugar tes congestiones.
privilegiado de cara a ese objetivo futuro ● El refuerzo del anillo eléctrico medite-
al que contribuye significativamente la ● En el corto plazo la principal acción es rráneo
interconexión con Marruecos y su recien- la interconexión por Cataluña con un
te ampliación. En el horizonte de planifica- nuevo doble circuito de 400 kV. La Costes de la generación
ción indicativa y a más largo plazo, se con- Comisión Europea ha nombrado un
templan las siguientes actuaciones en lo coordinador para la determinación de En relación con los costes de generación
relativo a interconexiones internacionales: una solución idónea. La última pro- de las distintas tecnologías y la determina-
puesta presenta un trazado parcial- ción de las características técnicas y eco-
Interconexión con Portugal mente subterráneo, aunque aún restan nómicas del parque generador que se
algunas incertidumbres. podría incorporar en las distintas opcio-
● Mediante el reciente refuerzo del eje nes de equipamiento, se ha recurrido a
del Tajo y la ampliación a 400 KV de la ● A más largo plazo, se considera un una revisión bibliográfica de diversas
conexión Aldeadávila-Frontera portu- nuevo mallado de la red de 400 kV a publicaciones de fuentes solventes2. En
guesa se alcanzan los 1.800 MW de través de Navarra, de 400 kV con primer lugar, hay que señalar que existe
capacidad a corto plazo. doble circuito. Complementará a la ya un amplio abanico de valores en muchas
planificada interconexión por Cataluña, de estas tecnologías, especialmente para
● Norte: Para incrementar la capacidad y permitirá alcanzar el objetivo de aquellas que están en fase de desarrollo o
de interconexión y la seguridad de 4.000 MW de intercambio a largo de demostración. En segundo lugar hay
operación, se malla la red de 400 kV plazo. que señalar que se han internalizado
de ambos sistemas en la zona del río todos los costes que se imputan a las dis-
Miño mediante un nuevo eje de 400 ● La interconexión con Andorra (actual- tintas tecnologías. En el caso de la energía
kV. El tramo español será construido mente un doble circuito de 110 kV) se nuclear se ha internalizado el coste de
con doble circuito pero inicialmente se aumentará de tensión a 220 kV. desmantelamiento y de almacenamiento
instalará uno. de los residuos que, en nuestro caso,
Interconexión con Marruecos supone un coste por kWh que se provi-
● Sur: Para incrementar la capacidad de siona en ENRESA.
interconexión, y dotarla de mayor La reciente puesta en servicio del segun-
seguridad de operación, se mallará la do circuito de interconexión aporta una Para la producción con gas natural, se ha
red de 400 kV de los sistemas español mayor fiabilidad y capacidad de intercam- internalizado en el coste variable las tari-

2
Estudios de VGB Powertech, IEA Clean Coal Center, Agencia Internacional de la Energía, NEA/OCDE,Vatenfall.

Cuadernos de Energía 15
Prospectiva de generación eléctrica a 2030: interconexiones internacionales

fas de acceso, transporte y almacena- Gráfico 5. Costes totales tecnologías de generación


miento del gas.

En el caso del carbón se han incorporado


los costes del transporte hasta parque de
central. Para las centrales con captura y
almacenamiento de CO2, se ha incorpo-
rado la repercusión por kWh que puede
suponer tal proceso de transporte y
almacenamiento.

En aquellas tecnologías emisoras de dióxi-


do de carbono a la atmósfera, se ha con-
siderado el coste de emisión de CO2
como un coste variable, adicional al del
combustible, que se valora en función del
escenario a 20 ó 30 Euros/t CO2, es
decir, se ha internalizado el coste de emi-
sión. Para las tecnologías renovables, aun- Gráfico 6. Emisiones de CO2.Valor medio anual de la década 2020-30
que se dispone de diversas estimaciones
de su estructura de costes y algunos se
recogen en la siguiente tabla, las diversas
características que presenta su retribu-
ción, han aconsejado hacer una hipótesis
de precio de venta de la energía produci-
da al sistema a un nivel similar al que exis-
te en la actualidad en condiciones medias
de mercado, hidraulicidad, eolicidad, etc, y
constante en términos reales.

En el gráfico 5 se recogen los costes tota-


les del kWh en moneda constante resul-
tantes para diversas tecnologías de posi-
ble implantación, descompuestos en coste
de capital, O&M y costes variables de
combustible y de CO2 valorado a coste
de oportunidad.
● Nivel de emisiones de CO2. En el gráfico 6 se recogen las emisiones
Resultados obtenidos de dióxido de carbono resultantes para el
● Nivel de inversiones necesarias. período 2020-30 en los distintos equipa-
Con el fin de presentar sintéticamente mientos y escenarios de costes de com-
algunos de los resultados a que conducen ● Grado de dependencia exterior de los bustible analizados. Hay que señalar que
los escenarios y casos analizados, se han combustibles fósiles. en prácticamente todos los casos se pro-
seleccionado algunos indicadores senci- duce una reducción importante de emi-
llos, entre los que cabe destacar los ● Diferencia de costes respecto al caso siones con respecto a los niveles actuales
siguientes: base. de emisión de la generación peninsular

16 Cuadernos de Energía
Prospectiva de generación eléctrica a 2030: interconexiones internacionales

Gráfico 7. Inversiones acumuladas en generación


A la hora de comparar el coste de los
distintos escenarios, sólo se han tenido en
cuenta los costes de generación, que
incluyen, además de la inversión y mante-
nimiento, los costes variables de combus-
tible y de emisión de gases de efecto
invernadero y residuos nucleares así
como el coste de la captura, transporte y
almacenamiento de CO2 y los que pue-
dan ser necesarios en el sistema gasista,
que se han trasladado al coste de com-
bustible como peajes; pero no los de
otras actividades eléctricas como son los
de incremento de las interconexiones
internacionales, transporte y distribución.

Finalmente, no se ha pretendido calcular


un valor absoluto de coste, ya que siendo
tantas las variables de prospección, eco-
(unos 94 Millones de t CO2 en 2007) y de Máximo aprovechamiento de las ener- nómicas, materias primas y combustibles,
en muchos casos también se reducen con gías renovables y Nuclear, seguido por el pocas son las probabilidades de poder
respecto a 1990. caso mixto Nuclear-Carbón con Captura. acertar, pero sí poder estimar en los dos
supuestos de coste de los combustibles
Por otra parte, se ha analizado el volu- Únicamente en el caso base siendo prio- fósiles (gas natural más competitivo que
men de inversiones en medios de gene- ritario el gas natural, se mantendría un el carbón y viceversa), los costes diferen-
ración que precisaría cada hipótesis de nivel de dependencia de la generación ciales, con respecto al escenario de
equipamiento, obteniéndose las sendas de similar al de 2006 (51%) (Gráfico 8). menor coste que resulta en cada uno de
inversión y el importe acumulado que
figuran en el Gráfico 7. Gráfico 8. Dependencia energética

Se observa que el equipamiento que pre-


cisa de un menor nivel de inversiones es
el Caso Base o de máximo aprovecha-
miento del equipo generador existente a
corto plazo, lógicamente.

El que precisa un mayor nivel de inversio-


nes es el de Máxima Penetración de
energías renovables. En un nivel interme-
dio se sitúan el caso nuclear y el de car-
bón con captura y, lógicamente el caso
mixto Nuclear-Carbón con captura.

En cuanto a dependencia energética, tam-


bién se obtiene una reducción significati-
va, que es máxima en los equipamientos

Cuadernos de Energía 17
Prospectiva de generación eléctrica a 2030: interconexiones internacionales

ellos. En definitiva, se estimó también la Gráfico 9. Diferencia de costes totales acumulados 2020-30*
(Combustibles + O&M + Coste de CO2 + Costes de capital+
diferencia de costes totales de la genera-
Retribución del Régimen Especial)
ción acumulados para el período 2020-30
con respecto al caso de menor coste, que
ha resultado ser el caso nuclear.

El equipamiento que da lugar a un mayor


coste es el de máxima penetración de
energías renovables, del orden de 20.000-
22.000 Millones de euros superior al caso
nuclear, mientras que el resto de equipa-
mientos dan lugar a costes en el rango
5.000-12.000 Millones de euros superior
al coste del caso nuclear para el período
analizado (Gráfico 9). ■

Conclusiones

n el presente ejercicio se ha tratado de analizar para la década de 2020-30 diversos equipamientos en dos escenarios de
E costes de combustibles, en ambos casos relativamente extremos, con el fin de evaluar las diferencias para diversos pará-
metros -emisiones de CO2, costes, inversiones, dependencia energética- y acotar las posibles variaciones de los mismos en
el largo plazo. Con independencia de que en el conjunto de parámetros e hipótesis que se han manejado se acierte en
mayor o menor grado en el largo plazo, el análisis de los resultados globales del ejercicio pone fundamentalmente de mani-
fiesto que para lograr un sistema eléctrico robusto, esto es, fiable y sostenible cualesquiera que sean las circunstancias en los
mercados energéticos, hay que tener en cuenta las siguientes consideraciones:
● Durante las dos próximas décadas es fundamental para el sistema eléctrico español mantener el parque nuclear existen-
te en la actualidad, tanto desde los puntos de vista de emisiones de gases de efecto invernadero, de reducción de la
dependencia energética, de laminación de los costes del sistema y de las necesidades de inversión.
● También es fundamental incorporar a largo plazo tecnologías de base que garanticen su disponibilidad, que contribuyan a
reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y que presenten costes relativamente estables. En este sentido, las
posibilidades son: nuevas centrales nucleares y centrales de carbón limpio con captura y almacenamiento. Ambas tecnolo-
gías no debieran considerarse alternativas, sino complementarias entre sí y con el equipamiento de gas natural disponible
● De la misma forma y desde los puntos de vista de emisiones de gases de efecto invernadero y de reducción de la depen-
dencia energética, es importante continuar en la senda de introducción de una mayor cuota de energías renovables para
generación eléctrica. Una mayor o menor penetración debiera depender de la capacidad de estas tecnologías para redu-
cir sus costes y de que se avance en la integración técnica de las mismas en el sistema.
● Por último, son fundamentales políticas de demanda dirigidas tanto a conseguir un uso eficiente de la energía como el apla-
namiento relativo de la curva de carga. Para ello las políticas de correcta formación de los precios y de información al
público en materia de ahorro, eficiencia y racionalidad en el uso de la energía son aspectos ineludibles.
Dicho de otra forma, la clave para obtener un sistema eléctrico robusto y sostenible pasa por su diversificación, tanto de
fuentes de energía primaria incluida su diversificación geográfica en cuanto a orígenes, como tecnológica, como de emplaza-
mientos, así como una red de transporte y distribución lo suficientemente mallada e interconectada.

18 Cuadernos de Energía
El Sistema Gasista Español: papel y relevancia de las conexiones internacionales

El Sistema Gasista Español:


papel y relevancia de las
conexiones internacionales
con Europa
Antonio Llardén Carratala
Presidente de ENAGAS

L a Península Ibérica, considerando en términos energéticos su relación con el resto de los países
de la Europa continental, históricamente siempre se ha encontrado aislada, debido a la reducidísima
capacidad de interconexión física de las redes gasistas y eléctricas existente con nuestros vecinos del norte.
Fruto de esta historia de aislamiento y escasa conectividad con la importante red gasista de la Europa
continental, el sistema gasista español ha sabido ingeniárselas en su desarrollo hasta alcanzar su configuración
actual, convirtiendo “la necesidad” de su aislamiento en “la virtud” de su autosuficiencia y autoabastecimiento.
Así, como respuesta a esta baja capacidad de interconexión por gasoducto con el resto de Europa
a través de nuestro vecino del norte, el sistema gasista español ha basado fundamentalmente
el desarrollo de su capacidad de aprovisionamiento en el GNL.

E spaña dispone actualmente de seis


plantas de regasificación operativas:
Barcelona desde 1969, Huelva desde
ción que se ubicará en el puerto de El
Musel, en Gijón.
de hoy, y lo seguirá haciendo en el futuro,
la seguridad de suministro del sistema
gasista, incrementar el nivel de diversifica-
1988, Cartagena desde 1989, Bilbao Considerando además la existencia de ción de nuestros aprovisionamientos (ele-
desde 2003, Sagunto desde 2006 y una planta de regasificación adicional en mento esencial en un sistema como el
Mugardos, en las proximidades de Ferrol, Sines, al sur de Lisboa, se observa que en nuestro que tiene una dependencia exte-
desde el año pasado; estando además la Península Ibérica existen tantas instala- rior prácticamente absoluta en sus apro-
prevista en la Planificación Obligatoria de ciones de regasificación como en el resto visionamientos), así como posibilitar el
redes la construcción por parte de Ena- de los países de la Unión Europea. Este fortísimo crecimiento de la demanda
gas de una séptima planta de Regasifica- hecho ha permitido garantizar hasta el día experimentado durante los últimos años,

Cuadernos de Energía 19
El Sistema Gasista Español: papel y relevancia de las conexiones internacionales

que se ha más que duplicado durante el lados de la frontera, lo que les aporta- La puesta en operación de la primera
periodo 2000-2007 como consecuencia ría una mayor flexibilidad operativa. conexión internacional con Francia por
de la espectacular implantación a partir gasoducto, que atraviesa el Pirineo nava-
del año 2002 de centrales de generación ● Facilitará la creación de un centro de rro a través del puerto de Larrau, data
eléctrica de ciclo combinado. A finales de comercio de gas, o “hub”, para la del año 1993. Esta conexión ha permitido
2007 había una potencia instalada próxi- región suroeste europea, que podría desde su entrada en operación vehicular
ma a 21.000 MW, con 53 grupos en ope- establecerse y desarrollarse en nuestro hacia España, un volumen aproximado de
ración de potencia unitaria aproximada sistema gasista. 2,7 bcm/año de gas natural procedente
de 400 MW. de Noruega. Más recientemente, a finales
Interconexiones con Francia del año 2005, se puso en marcha una
Es decir, con la apuesta decidida por el segunda conexión internacional con Fran-
aprovisionamiento en forma de GNL y Han sido muchas las dificultades con las cia a través de Irún, cuya capacidad actual
con la configuración alcanzada, el Sistema que las compañías que hemos tratado de está limitada a aproximadamente unos
Gasista Español se ha mostrado como promover y desarrollar nuevas capacida- 0,2 bcm/año en el sentido España-Francia
claramente autosuficiente para garantizar des de interconexión energética con al interconectarse en el lado francés con
su correcto funcionamiento y seguridad Francia hemos tenido que enfrentarnos y la red para el suministro a la demanda
de suministro. lograr resolver para culminar con éxito el local allí existente.
complicadísimo proceso necesario para
No obstante, el desarrollo de capacidad su desarrollo. Si comparamos la capacidad física de las
adicional de interconexión con la red conexiones con Francia con la demanda
gasista europea podrá aportar importan- En un primer término, la propia orografía de gas en España en el año 2007, que se
tes ventajas adicionales para nuestro sis- del área fronteriza, con la cordillera Pire- situó por encima de los 35 bcm, observa-
tema: naica ejerciendo de majestuosa barrera mos que la capacidad existente se sitúa
natural entre ambos países, ha invitado en en el sentido Norte-Sur en torno a un
● Incrementará nuestra seguridad de muchas ocasiones a desistir en el desa- 7,5% de la demanda total anual y, en
suministro y la de los países europeos, rrollo de infraestructuras de intercone- aproximadamente un 0,6%, en el sentido
permitiendo el flujo de gas del norte xión que requerían un alto nivel de exi- Sur-Norte, capacidades que se muestran
de África a través de España y Francia gencia técnica en su desarrollo y un ele- como claramente insuficientes respecto a
al centro de Europa así, como el gas vado volumen de inversión. lo deseable para cualquier sistema ener-
procedente de los importantes yaci- gético.
mientos de Rusia o Noruega hasta Adicionalmente, razones de tipo más
nuestro país. estratégico o político en las relaciones De hecho, la Unión Europea recomienda
entre ambos países, tampoco han facilita- como nivel mínimo requerido para las
● Posibilitará el desarrollo de actividades do históricamente su desarrollo. interconexiones de los sistemas eléctricos
comerciales transnacionales por parte de los distintos países un 10% de su capa-
de las compañías comercializadoras, lo Por el contrario, el desarrollo de infraes- cidad de producción instalada.
que se traducirá en un incremento de tructuras de interconexión gasista duran-
la competencia y, en consecuencia, en te la década de los noventa entre España Iniciativa “South Gas Regional
una mejora de los servicios y en una y Portugal, con el desarrollo de infraes-
Initiative”
reducción de costes para el consumi- tructuras de transporte de alta capacidad
dor final. por parte de sociedades de capital mixto Ante la imposibilidad de impulsar y con-
entre Enagas y Transgas, en aquel momen- trolar un proceso de “interconexión glo-
● Permitirá la utilización por las compañí- to única compañía transportista portu- bal” en el seno de la Unión Europea para
as comercializadoras de las distintas guesa, ha permitido alcanzar unos niveles el desarrollo del mercado interior de la
infraestructuras de regasificación y satisfactorios en la capacidad de interco- energía, la Comisión Europea ha puesto
almacenamiento existentes a ambos nexión entre ambos países. en marcha, a través del organismo euro-

20 Cuadernos de Energía
El Sistema Gasista Español: papel y relevancia de las conexiones internacionales

peo de reguladores energéticos bles nuevas infraestructuras junto con un de flujo, con lo que se alcanzaría un valor
(ERGEG), una serie de iniciativas regiona- calendario para su ejecución. próximo al 20% respecto a la demanda
les que tratan de potenciar el desarrollo y prevista para dicho año. A pesar de este
puesta en operación de nuevas capacida- Si se desarrollasen la totalidad de las importante incremento de capacidad, no
des de interconexión entre las diferentes infraestructuras previstas en ambos paí- es suficiente un desarrollo de las interco-
áreas regionales europeas. ses, se incrementaría la capacidad de la nexiones que permita unir exclusivamen-
conexión de Larrau hasta alcanzar unos 5 te las redes a ambos lados de la frontera,
Dentro de esta iniciativa, el sistema gasis- bcm/año en ambos sentidos, así como la lo realmente necesario es el desarrollo de
ta español, junto con Francia y Portugal de Irún hasta aproximadamente 1,5 infraestructuras de tránsito a través de
ha quedado enclavado en la denominada bcm/año. ambos sistemas gasistas que permitan el
“South Gas Regional Initiative (SGRI)”, flujo de gas desde el sur de nuestro siste-
cuyo desarrollo está siendo coordinado Además, dicho estudio incluye la cons- ma gasista hasta el norte del sistema fran-
por la Comisión Nacional de Energía, trucción de una nueva conexión con cés y viceversa.
contando con la participación de todos Francia por Cataluña, denominada como
los agentes involucrados en los respecti- proyecto “Midcat”, que aportaría adicio- Con las infraestructuras recogidas en el
vos mercados gasistas: organismos regula- nalmente entre 6 y 7 bcm/año. documento de Planificación Obligatoria
dores, compañías transportistas, comer- 2005-2011, el Sistema Gasista español
cializadoras, grandes consumidores, etc. Con todas estas infraestructuras en fun- permitirá el flujo de gas desde el sur
cionamiento, la capacidad total de inter- (gasoducto del Magreb, nueva conexión
Los trabajos de este grupo se iniciaron a conexión puramente transfronteriza internacional con Argelia a través del
finales del año 2006, definiéndose los entre Francia y España podría situarse en “Medgaz” o la planta de Regasificación de
posibles desarrollos de la capacidad de el horizonte del año 2015 en torno a los Huelva) hasta los puntos de intercone-
interconexión existente, así como posi- 11 ó 12 bcm/año, en función del sentido xión con Francia: Larrau, Irún y Midcat. ■

Conclusiones

P ara el desarrollo de auténticas conexiones transeuropeas, que transcurran a lo largo de Francia y España y que ayuden al
desarrollo del mercado interior de la energía e incrementen la seguridad de suministro y la competitividad del mercado
gasista europeo, es imprescindible que exista una voluntad firme de todos los agentes con presencia en ambos sistemas
(gobiernos, organismos reguladores, compañías transportistas, comercializadoras, etc.) para el desarrollo de las nuevas infra-
estructuras y capacidades requeridas.
En España, todas las inversiones necesarias han sido aprobadas por el Gobierno dentro de la vigente Planificación de Redes
2005-2011, estando también recogidas en el borrador de la nueva Planificación 2008-2016, está decidida su construcción y
se encuentran en desarrollo (unas en fase de tramitación, otras en construcción y algunas ya en operación), mientras que en
el lado francés la mayoría de las infraestructuras requeridas se encuentran todavía pendientes de la toma de decisión para
su construcción. Para facilitar y agilizar la toma de decisión en el lado francés, se está poniendo en marcha el desarrollo de
un procedimiento de “Open Season” a fin de que se pregunte al mercado sobre sus necesidades de interconexión y permi-
ta así a las compañías transportistas francesas la toma de decisión para acometer la realización de las infraestructuras defini-
das en el plan de desarrollo definido dentro de la citada “iniciativa SGRI”. Esperamos, y en la medida de nuestras posibilida-
des colaboraremos activamente, para que este procedimiento de consulta se lleve a cabo con la mayor celeridad y de la
manera más exitosa posible.
En cualquier caso, podemos afirmar que, gracias a la configuración alcanzada por el sistema gasista en los últimos años, y con
independencia del grado de desarrollo que se alcance en el medio plazo de las deseadas nuevas capacidades de conexión
internacional con el conjunto de la Unión Europea a través de Francia, la seguridad de suministro y de abastecimiento del sis-
tema gasista español estará plenamente garantizada.

Cuadernos de Energía 21
MEDGAZ: Seguridad y diversificación energética para España y Europa

MEDGAZ: Seguridad
y diversificación energética
para España y Europa
Pedro Miró Roig
Presidente de MEDGAZ

E l proyecto que acercará gas natural a


Europa está a punto de ver la luz.
MEDGAZ, el gasoducto Argelia-Europa
El mercado gasista español es aquel que,
dentro de los grandes países comunita-
rios, ha despertado un mayor interés. Su
punto más cercano a un país-Argelia-que
produce 90 bcm de gas al año y que
cuenta con unas reservas probadas de
vía España, fue concebido en 2001 para demanda está creciendo a un ritmo 4.500 bcm. El objetivo ahora (tanto de
dar satisfacción a la creciente demanda medio aproximado del 10% anual duran- España como de Europa) es poder acer-
europea de gas natural y tiene prevista su te los últimos cinco años. En el año 2007 car ese gas de una forma más segura y
puesta en funcionamiento a mediados de hay 6 millones de hogares españoles ali- económica.
2009. En total, 7 años de gestación para mentándose de gas natural y el 25% de la
acercar al mercado 8 bcm1 anuales de un producción eléctrica es a base de este MEDGAZ, que enlazará directamente los
hidrocarburo que se ha convertido ya en hidrocarburo limpio.Todo indica que esta yacimientos de gas argelinos con España,
una fuente de energía imprescindible para tendencia seguirá al alza. Según la Planifi- es la mejor respuesta a este objetivo por-
todos. cación Energética del Ministerio de Indus- que es la vía más corta y directa de apro-
tria, está previsto que el consumo de gas visionamiento al sur de Europa. No atra-
Si en los años sesenta el gas natural toda- natural en España modere sus tasas de viesa terceros países, lo que representa
vía no tenía la relevancia que posterior- crecimiento pero, aún así, alcance 44 bcm notables ventajas económicas y operacio-
mente ha adquirido, hoy supone una en el año 2011. Esto en un país que ha nales. El atractivo de MEDGAZ ha sido
cuarta parte de la energía primaria utiliza- sido bautizado como “isla energética” por resaltado en repetidas ocasiones por
da en Europa.Ya no es la energía del futu- su escasez de producción propia y de organismos internacionales de reconoci-
ro, sino la del presente. Es el hidrocarburo conexiones internacionales. do prestigio como el Observatorio Medi-
más limpio y eficiente que existe. De ahí, terráneo de la Energía (OME), Wood
la gran apuesta europea por el gas natural Pero España suple la falta de materia Mackenzie y Goldman Sachs.
para producir electricidad. En concreto, el prima nacional con su posición más que
30% del consumo en Europa correspon- privilegiada entre el mercado europeo y Por otra parte, MEDGAZ contribuye a
de a centrales de ciclo combinado. los yacimientos del Magreb. Somos el mantener un equilibrio razonable entre

1
Bcm: billion cubic meter

22 Cuadernos de Energía
MEDGAZ: Seguridad y diversificación energética para España y Europa

gas natural por gasoducto (GN) y gas 16 bcm/año si la demanda global lo enlazará con el gasoducto Almería-Alba-
natural licuado (GNL). Hoy, el GNL-que requiere. El refuerzo de las conexiones cete, de ENAGAS, para integrarse en el
se transporta en barco desde su lugar de existentes entre Francia y España, junto sistema gasista español. Es la primera vez
origen hasta las plantas de regasificación con la creación de otras nuevas, impulsa- en España que se tiende un gasoducto en
del país destino donde se procede a su ría la realización de esa ampliación. Esa aguas tan profundas.
transformación en estado gaseoso- es la visión europea de MEDGAZ ha sido res-
vía principal de suministro de gas natural paldada por la Comisión Europea al con- MEDGAZ obtuvo todos los permisos
al mercado español. Se trata de un medio siderarlo "Proyecto de interés común administrativos a finales de 2006. El pisto-
de transporte que permite una gran flexi- dentro de las redes transeuropeas en el letazo de salida se dio en 2007 con la
bilidad. Sin embargo, conlleva una serie sector de la energía" (Decisión 1229- adjudicación de los contratos de cons-
riesgos técnicos y económicos que el 2003/CE). trucción. MEDGAZ acaba de cumplir su
transporte por gasoducto no presenta. El primer gran hito de la fase de construc-
gas por tubo es más barato y siempre Un cordón umbilical gasista ción con la recepción en el puerto de
llega a su destino, independientemente de Almería de la totalidad de la tubería que,
entre Argelia y España
las condiciones climatológicas adversas, fabricada en Japón y revestida en Malasia,
además de no estar sometido a arbitraje Con una profundidad máxima de 2.165 conformará el gasoducto submarino. De
(desvío a otros mercados). metros, MEDGAZ partirá de la costa acuerdo con la planificación prevista, en el
argelina de Beni Saf (a unos 100 km. de año en curso se concentran las principa-
La entrada en funcionamiento de MED- Orán) y desembocará en la playa alme- les actividades para la construcción del
GAZ supondrá un punto más de entrada riense de El Perdigal. En total, 210 kilóme- gasoducto. Esto nos permitirá su puesta
de gas al mercado español y, por exten- tros tendidos sobre el lecho mediterrá- en servicio durante la segunda mitad de
sión, al europeo. El diseño del gasoducto neo. El proyecto incluye una Estación de 2009 en cumplimiento con los compro-
entre Argelia y Almería prevé una segun- Compresión en el lado argelino y una Ter- misos adquiridos con las autoridades y los
da fase que duplique la capacidad hasta minal de Recepción en Almería, donde accionistas de MEDGAZ. ■

Cuadernos de Energía 23
50 años de Butano, ante el futuro de los GLP

50 años de Butano,
ante el futuro
de los GLP
Ramón de Luis Serrano
Consejero Delegado REPSOL BUTANO

H ace 50 años se produjo, después de la llegada de la energía eléctrica, la gran revolución


energética española del siglo XX: la llegada a los hogares, los centros de trabajo y el comercio
la popular “bombona” de gas butano.
El nacimiento de Butano, permitió a España traspasar realmente el umbral del desarrollo y se iniciaba
entre los españoles un nuevo paradigma de bienestar y de lo que entonces podía
considerarse la eficiencia energética.
Con “el butano” se creaba un modelo de vida social y económica y, paulatinamente, en las casas
se empezaba a hablar de confort, desde el sanitario al de calor o la de calidad gastronómica.
Los 50 años del gas butano - y del propano - son pues el recuerdo de un hito y de un proceso que, desde ahora,
se convierte en el reto del futuro de los Gases Licuados del Petróleo (GLP) para el nuevo siglo.
Ramón de Luis, Consejero Delegado de Repsol Butano, nos ofrece la reflexión y el conocimiento
de muchos años en el sector energético, y, concretamente, gasista, para otear el horizonte
de este importante segmento de la energía.

P ara analizar la posible evolución del


mercado mundial de los GLP hay que
estudiar tanto la proyección esperada de
crecimiento para una energía limpia y res-
petuosa con el medioambiente como son
los GLP.
los 218 millones de toneladas. En cuanto
a la oferta y su posible evolución hay que
considerar el doble origen de los GLP. Por
la oferta y demanda de producto, como una parte es un producto del refino del
el posible escenario de precios, además El mercado mundial de los GLP presenta petróleo, de donde proviene su denomi-
de otros elementos de creciente impor- históricamente un crecimiento constante, nación: gases licuados del petróleo. Por
tancia en la sociedad actual como es la en torno al 1,7% anual desde el año otra parte, y cada vez en mayor medida,
lucha contra el cambio climático, que 2000. En 2007 la producción alcanzó los los GLP son unos productos asociados a
ofrece importantes oportunidades de 223 millones de toneladas y el consumo la explotación de pozos de gas natural. En

24 Cuadernos de Energía
50 años de Butano, ante el futuro de los GLP

ambos casos son un producto secundario con lo que es probable que los escena- Europa) alcanzó los 47 millones de tone-
del flujo principal de energía de cada pro- rios de importantes producciones extra ladas, un 50% del consumo total de la
ceso. de GLP ligado al gas natural se demoren zona (superior al 60% en Norteamérica).
en el tiempo. El GLP consumido por la industria petro-
En la extracción de gas natural se obtiene química en Occidente ha crecido en los
fundamentalmente metano, pero también En los países emergentes asiáticos, el últimos años a tasas interanuales del 1,3
hidrocarburos con moléculas de hasta volumen de GLP asociado a refinerías ha % (4,4% en Europa).
cinco átomos de carbono. Los condensa- crecido a un ritmo anual del 4% desde el
dos en la extracción forman una “sopa” año 2000 y se prevé un comportamiento Esa demanda petroquímica de GLP se
que contiene desde propano hasta gaso- similar en los próximos años. Ese GLP compone de una demanda “base”, y otra
linas, cuya separación y explotación local, unos 41 millones de toneladas en “ocasional”, con un peso relativo en los
comercial añaden rentabilidad a la pro- 2006, se destina al consumo interno, sin últimos años del 80% y 20%, respectiva-
ducción de gas natural, bien in situ, o bien llegar a cubrir la demanda interna. mente. Ese consumo petroquímico “oca-
en la zona portuaria donde se licua el gas sional” se produce cuando los precios de
natural para su transporte vía marítima en Por otra parte, podría aventurarse un la nafta superan los del GLP, haciendo
grandes buques metaneros. posible cambio cualitativo significativo; el económicamente rentable utilizar el gas
posicionamiento geográfico de la oferta como alternativa a las naftas en la alimen-
En numerosas ocasiones, la lejanía de los podría desplazarse cada vez más desde tación de crackers de etileno. Si bien
yacimientos de gas natural de los merca- las refinerías (ubicadas cerca del consu- cuantitativamente no son grandes canti-
dos hace poco rentable la explotación del mo) a los campos de gas natural (normal- dades de gas empleadas en esta alternati-
GLP asociado, realizándose la reinyección mente alejadas del potencial consumo). va (10-12 millones de toneladas anuales),
en el pozo o el venteo. La primera prácti- Paradójicamente, el principal competidor sí se produce en momentos de menor
ca provoca el paulatino empobrecimiento en mercados maduros del GLP, el gas demanda tradicional de GLP y tiene su
de la producción en metano del yaci- natural, podría con su crecimiento fomen- efecto en los precios del gas.
miento, incidiendo en su rentabilidad eco- tar la disponibilidad futura de mayores
nómica. La segunda plantea importantes cantidades de GLP para su uso en merca- Por otra parte y como ocurre con el
problemas medioambientales que poco a dos en desarrollo o en usos no tradicio- resto de recursos naturales (energía y
poco van siendo vigilados y perseguidos, nales. materias primas) la demanda de los paí-
obligando a buscar una salida más ecoló- ses emergentes ha sido creciente en los
gica mediante la comercialización directa En lo referente a la demanda, se prevé últimos años y constituye la mayor opor-
del GLP. Las previsiones largamente anun- una evolución diferente, tanto en volúme- tunidad de crecimiento de la demanda de
ciadas de puesta en producción de nue- nes como en usos, en los países desarro- GLP en los próximos años. El crecimiento
vos campos de gas natural, principalmen- llados y en los emergentes. de la demanda de GLP en Asia y África,
te en Oriente Medio y también en algu- desde el año 2000, ha sido del 4,2%
nos países del África Occidental, vaticinan En mercados maduros se está producien- anual. No obstante, la demanda de estos
un importante crecimiento de la oferta do un doble efecto. Por un lado el merca- países emergentes, y fundamentalmente
de GLP ligado a pozos de gas natural, que do tradicional del GLP va menguando de China e India, está condicionada al
se calculan en incrementos sobre la pro- lentamente a favor de otras alternativas precio del GLP. A los actuales precios es
ducción de 2006 en unos 20 millones de energéticas. Ello a pesar de la aparición de muy improbable un crecimiento de la
toneladas anuales para el año 2010 y nuevos uso del GLP y su extensión en demanda de estos países, vía importación
hasta en 30 millones de toneladas anuales sectores como el pequeño comercio, de GLP. No hay que olvidar, por último, el
en 2012. agroindustrial o automoción. Por otro fuerte crecimiento esperado de la
lado existe una creciente demanda de demanda de GLP en Oriente Medio por
Bien es cierto, por otro lado, que son fre- GLP por la industria petroquímica. En la construcción de importantes complejos
cuentes los retrasos en la puesta en ope- 2006 la demanda de GLP para la indus- petroquímicos en la zona, que podrían
ración de estos campos de gas natural, tria petroquímica Occidental (EEUU, absorber el 40% de la producción extra

Cuadernos de Energía 25
50 años de Butano, ante el futuro de los GLP

de GLP en los nuevos campos de gas mundial de GLP y el segundo mayor plazo. Normalmente tienen una volatili-
natural, limitando enormemente el peso exportador, siendo Estados Unidos su dad superior al crudo, debido al marcado
de la oferta adicional de GLP en esta principal destino, con un % del total de su carácter estacional de su uso tradicional y
zona del mundo. exportación. Es, por tanto, un importante la imperfección general de sus mercados.
actor en el mercado internacional, que se
Parece claro que el precio, como en casi ve afectado por los precios de los pro- ¿Cuál es entonces el futuro del mercado
todos los mercados, marcará la tendencia. ductores alternativos (Mar del Norte, del GLP? ¿Existe algún nicho por explotar
Arabia) y de la demanda petroquímica en en los mercados desarrollados o sólo le
Los marcadores internacionales de los Estados Unidos. queda como gran opción el paulatino
precios FOB del GLP son varios, que se acceso de los países en vías de desarrollo
agrupan en tres dominios geográficos, en En la Europa del Este no existe un marca- a esta forma de energía? Las oportunida-
función del origen del producto: América, dor de referencia, ni es un mercado tan des del GLP pueden venir por potenciar
Europa y Asia Menor. claramente constituido como los anterio- su uso en el sector del transporte, donde
res. La enorme producción de las ex el GLP constituye una excelente alternati-
Para el continente americano se utiliza la repúblicas soviéticas se ve dificultado en va a los carburantes líquidos tanto en
referencia Mont Belvieu (MB). Es un mar- su comercialización por las importantes prestaciones técnicas como en reducción
cador diario, con buena liquidez y que se distancias y la escasez de puertos maríti- de emisiones contaminantes.
ve muy afectado por el mayoritario uso mos. El transporte en ferrocarril se cons-
petroquímico del GLP en EEUU (62% del tituye en el medio más utilizado para Por otra parte, tanto en mercados en
consumo total), lo que le convierte en el hacer llegar el GLP a los países de la desarrollo como en maduros la constante
marcador de precio menos estacional. Europa del Este (desde Bielorrusia y Polo- mejora en seguridad, productividad y ser-
nia en el norte hasta Rumania en el sur). vicio al cliente ofrecen numerosas opor-
En Europa se engloban tres zonas geográ- tunidades de desarrollo del sector, ofre-
ficas productoras diferentes: Mar del En Oriente Medio Saudi ARAMCO publi- ciendo un futuro lleno de retos y posibili-
Norte, Mediterráneo y Europa del Este. ca mensualmente el marcador FOB CP dades que empresas como Repsol
(Contract Price), que cada vez más se uti- Butano aprovecharán para seguir marcan-
En el Mar del Norte se utilizan varios liza como referencia de precios FOB para do el camino como líder del sector.
indicadores de precio. Se trata de una los países asiáticos. En los últimos tiem-
zona geográfica con suficientes actores y pos se incrementan las presiones sobre En 2007 celebramos el cincuentenario de
número de transacciones como para Saudi ARAMCO para mejorar los meca- Repsol Butano, que está presente en
crear un mercado transparente y con nismos de formación del precio CP, que mercados de diez países, con más de 17
notable liquidez. La referencia principal de incide directamente en la potencial millones de clientes, y donde espera
la zona es quizá el CIF ARA, constituido demanda de GLP de los países asiáticos. poder seguir aportando energía y solu-
como referencia FOB cuando se trata en ciones a un futuro que, aunque incierto
realidad de un precio CIF del GLP del Aunque los diferentes marcadores difie- en su devenir, ofrecerá sin duda buenas
Mar del Norte transportado a la zona ran en su valor, su evolución temporal es oportunidades y posibilidades para una
Amsterdam - Rotterdam - Amberes muy paralela y a su vez está altamente energía limpia, disponible y siempre
(ARA). En la Europa Mediterránea domi- correlacionada con el precio del crudo. actual.
na la producción argelina, donde la Sólo algunos desequilibrios temporales y
empresa pública Sonatrach publica men- estacionales provocan algunas divergen- En los mercado maduros, las oportunida-
sualmente una referencia FOB de precios cias puntuales entre ellos que rápidamen- des del sector se centrarán cada vez más
de GLP (SH). Este indicador no cuenta te corrige el mercado (arbitraje). en la microsegmentación del mercado, de
con mercados derivados por su falta de manera que a cada segmento de clientes,
liquidez. Otros productores de la zona Los precios del GLP vienen marcados por la industria de los GLP le ofrezcan solu-
(Libia, Egipto) suelen asociar los precios los precios del crudo y no parece, a la ciones adaptadas a sus necesidades en
de sus exportaciones a ese marcador. vista de las previsiones de oferta y cuanto a servicio, seguridad, disponibilidad
Argelia es el tercer mayor productor demanda, que vaya a cambiar en el medio y tipo de envase. ■

26 Cuadernos de Energía
La regulación de las infraestructuras energéticas

La regulación
de las infraestructuras
energéticas
Fabrizio Hernández Pampaloni
Director Asociado NERA

E n los últimos años, se ha venido afian-


zando un cambio significativo en la
evolución previsible de los mercados
inversiones en redes de transporte y en
mejorar la coordinación entre operado-
res de sistemas, tras un periodo en el que
nizativo y del marco regulatorio en el que
se desarrollan las infraestructuras energé-
ticas ha vuelto a ser un tema prioritario
energéticos, cambios que no se han limi- el esfuerzo inversor ha resultado insufi- en la agenda de gobiernos y reguladores.
tado a una sola parte del mundo energé- ciente. En el sector el gas, el aumento del Aunque en algunos casos la contribución
tico. En el mercado del petróleo diversos consumo requiere adecuar las infraes- gubernamental a la financiación de dichas
factores políticos y económicos han impli- tructuras de transporte nacionales para inversiones se traduce en una participa-
cado un aumento sustancial de los pre- acomodar dicho aumento sin reducir la ción directa del sector público, en la
cios desde 2004; por el lado de la deman- seguridad del suministro. Además, la mayoría de los casos se trata de facilitar la
da, se ha producido un crecimiento mayor reducción de la producción en las princi- iniciativa privada en los negocios de infra-
de lo esperado en la mayoría de las eco- pales economías desarrolladas producto- estructuras.
nomías desarrolladas, especialmente Esta- ras de gas y el aumento de las necesida-
dos Unidos, China e India; por el lado de des de importación de países producto- Estas prioridades han sido puestas de
la oferta, tras años de escasa inversión, se res que se encuentran lejos de los manifiesto por la Comisión Europea a
ha reducido el exceso de oferta significa- principales centros de consumo ha exa- partir de la dinámica iniciada por el “Libro
tivamente. Por otro lado, las tensiones cerbado la necesidad de invertir en inter- Verde sobre una estrategia europea para
geopolíticas han sensibilizado a muchos conexiones internacionales. una energía sostenible, competitiva y
países de la dependencia creciente de un segura de marzo” de 2006, afirmando la
número reducido de productores. Como consecuencia de la liberalización necesidad de inversión en infraestructuras
de los sectores, la mayor atención a la y de una “separación más clara entre la
El sector eléctrico también ha sufrido en seguridad del suministro y de la necesidad gestión de las redes de gas y de electricidad
los últimos años interrupciones de sumi- de adecuar la dimensión y calidad de las y las actividades de producción o de distri-
nistro (en Estados Unidos, Italia o Reino infraestructuras a las características de la bución” para fomentar un mercado inte-
Unido) que han ilustrado la necesidad de demanda, la definición del esquema orga- rior de la energía:

Cuadernos de Energía 27
La regulación de las infraestructuras energéticas

“Es preciso adoptar una reglamentación Modelo merchant o de El valor de esta congestión puede medir-
eficaz a escala comunitaria. Se trata, en contractualización de los derechos se como la
particular, de armonizar los poderes y la de propiedad
independencia de los reguladores de la Comunicación de la Comisión al Consejo
energía, de reforzar su cooperación, de Esta transferencia de riesgos puede Europeo y al Parlamento Europeo, de 10
obligarles a considerar el objetivo comu- implementarse a través de contratos a de enero de 2007, “Una política energé-
nitario de realización del mercado inte- largo plazo. La definición de los derechos tica para Europa”.
rior de la energía y de definir a escala de propiedad y la contractualización de la
comunitaria los aspectos reglamentarios capacidad a largo plazo es una manera de diferencia entre los precios mayoristas de
y técnicos, así como las normas comunes dividir la propiedad de una infraestructu- la electricidad en dos mercados o “nodos”
de seguridad necesarias para el comer- ra entre numerosos usuarios y, por tanto, del sistema y constituye la señal económi-
cio transfronterizo.” un mecanismo que puede promover la ca que informa a los potenciales inverso-
competencia en el suministro energético res del ingreso que podrían recibir a cam-
Invertir en activos específicos de larga aguas abajo. Los beneficios de los contra- bio de los costes de inversión y opera-
duración, como las infraestructuras ener- tos a largo plazo como mecanismo para ción. Este modelo conduce a una solución
géticas, es un negocio de riesgo. Con promover un entorno estable de inver- eficiente desde el punto de vista económi-
anterioridad a los procesos de liberaliza- sión que incentive la eficiencia han sido co, es decir a un nivel óptimo de inversión
ción de los mercados energéticos, los ampliamente reconocidos, por ejemplo, en capacidad, sólo bajo una serie de
propietarios de infraestructuras en Euro- en la experiencia norteamericana de la supuestos específicos, como son la exis-
pa veían asegurada la recuperación de sus industria del gas natural donde la mayor tencia de precios nodales que reflejen
inversiones a través de la regulación, parte de la capacidad, por ejemplo en adecuadamente el valor de la electricidad
generalmente la regulación de un mono- gasoductos interestatales o en capacidad en distintos puntos de la red (y que los
polio verticalmente integrado que se de almacenamiento subterráneo, se asig- mecanismos de determinación de dichos
beneficiaba de un mercado cautivo. na a través de contratos a largo plazo. precios estén carentes de trabas adminis-
Como resultado de la liberalización de los trativas), que puedan definirse los dere-
segmentos de producción y comercializa- Este modelo de organización descansa en chos de propiedad y que no existan eco-
ción, las empresas verticalmente integra- la definición de derechos de propiedad nomías de escala ni costes hundidos de
das han sido obligadas a separar sus acti- descentralizados, la libre entrada de agen- forma significativa. Estos supuestos no sue-
vidades y han perdido sus mercados cau- tes y la existencia de precios de mercado len verificarse en la práctica de los siste-
tivos. Al mismo tiempo los mercados que permitan señalizar la escasez de mas eléctricos, para los que no resulta fácil
energéticos se han ido integrando cada capacidad. La remuneración de las inver- definir la capacidad, ni las inversiones impli-
vez más y se han vuelto más competi- siones en capacidad incremental se reali- can aumentos lineales en la capacidad de
tivos. za contractualizando dicha capacidad, de las redes. Ello ha limitado la aplicación de
forma que los usuarios recompensen al este modelo al sector eléctrico puesto
Este nuevo contexto ha tendido a expo- inversor por el valor de dicha capacidad. que el resultado podría llevar a un nivel de
ner a las empresas de infraestructuras En el caso de las redes de transporte inversión inferior al óptimo y a que los
energéticas a un creciente riesgo de mer- eléctrico el inversor recibe derechos de operadores no inviertan para así no per-
cado que, potencialmente, puede llegar a propiedad (se suele hablar de Derechos der las rentas derivadas de la congestión.
empeorar las perspectivas de recupera- Financieros de Transmisión o FTRs, finan-
ción de las inversiones realizadas. Por ello, cial transmission rights, en terminología En los mercados de gas, este tipo de con-
la capacidad de transferir dichos riesgos anglosajona) que permiten percibir los tractualización se ha llevado a cabo para
de los titulares de las infraestructuras a ingresos derivados de las congestiones de la capacidad de transporte en muchos
los usuarios de las mismas permitiría ase- red que se producirían en ausencia de gasoductos en EEUU y en conexiones
gurar la recuperación de la inversión y dicha inversión (pero que precisamente internacionales, en los que la definición de
fomentar el desarrollo adecuado de las dejan de producirse como consecuencia los derechos de propiedad sobre la capa-
infraestructuras. de haber invertido). cidad construida y vendida a determina-

28 Cuadernos de Energía
La regulación de las infraestructuras energéticas

dos agentes, permite formalizar contratos xión a la red (generalmente hasta un cier- presentan características de monopolio
a largo plazo que aseguren que el inver- to límite de proximidad de la propia red) natural, y que, por tanto, es socialmente
sor recupere los costes de la inversión y y el derecho de percibir una remunera- preferible que se realicen por una única
pueda financiar la misma. La definición ción regulada por el desarrollo de la acti- empresa, impliquen un resultado similar al
adecuada de estos derechos permite, vidad. En estos casos es el mecanismo de que se obtendría en un mercado sujeto a
además “repartir” la propiedad de la regulación el que debe configurar un una dinámica competitiva. Aunque los
capacidad entre muchos usuarios por lo entorno de estabilidad y certeza para la mecanismos específicos de funcionamien-
que permite que ésta sea negociada con recuperación de las inversiones. to pueden variar en función del modelo
posterioridad en mercados secundarios y escogido, una regulación adecuada y com-
no suponga una barrera a la entrada de En algunos casos, la protección de los patible con el fomento de la inversión
otros agentes. Este sistema otorga un ele- usuarios a través de la libertad de acceso requiere ser consistente con los objetivos
vado grado de certeza a las inversiones y a las redes se ha intentado compatibilizar de eficiencia económica, tanto a corto
ha sido empleado en la industria nortea- con un régimen negociado de condicio- como a largo plazo.
mericana durante décadas. Asimismo, la nes de acceso (como por ejemplo en el
Unión Europea ha revitalizado la posibili- caso del acceso a las redes de hidrocar- La eficiencia económica suele distinguir
dad de estructurar la organización y finan- buros líquidos en España). Incluso en entre la eficiencia asignativa (es decir que
ciación de grandes infraestructuras ener- estos casos, sin embargo, el régimen los precios o tarifas por la utilización de
géticas a través de contratos suscritos negociado impone condiciones regulato- las redes no se alejen significativa y per-
entre los inversores y los usuarios (a tra- rias de publicidad de precio y de no dis- manentemente de los costes de proveer
vés, por ejemplo, de la posibilidad de soli- criminación en el trato a los usuarios. el servicio) y la eficiencia productiva (es
citar exenciones al acceso de terceros a decir que la inversión y operación de
las redes para grandes infraestructuras o Las propiedades del modelo de “com- infraestructuras se realice al mínimo
interconexiones). mon carrier” descansan en el diseño e coste). Aunque a corto plazo estos dos
implementación de mecanismos regulato- objetivos están parcialmente en contra-
Modelo ”common carrier” rios que aseguren la recuperación de los dicción (si las empresas sólo percibieran
costes necesarios para el desarrollo de la sus costes incurridos tendrían pocos
Sin embargo, en muchos casos (la Unión actividad a la vez que se minimizan las incentivos a mejorar la gestión y por tanto
Europea es un buen ejemplo), los regula- rentas de posición para los operadores de reducir sus costes), a largo plazo el
dores parecen mantener reservas sobre que puedan derivarse de su superior fomento de redes energéticas al mínimo
los contratos a largo plazo para evitar conocimiento de los costes de la acti- coste exige atraer las inversiones necesa-
que éstos puedan constituirse en barreras vidad. rias para que la capacidad esté adecuada-
a la entrada de nuevos agentes en activi- mente dimensionada. Para que ello ocu-
dades liberalizadas, por lo que la forma de Es necesario, por tanto, un diseño regula- rra, existen tres requisitos básicos que el
organizar el acceso de terceros a dichas torio efectivo que tenga adecuadamente marco retributivo y regulatorio debe veri-
infraestructuras ha tendido a basarse en en cuenta la necesidad de atraer capital ficar: a) proporcionar una perspectiva
mayor medida en contratos de corto privado a la vez que las potenciales inefi- razonable de recuperar los costes incurri-
plazo. Para la gran mayoría de inversiones ciencias que resulten de la existencia de dos prudentemente por parte de las
en redes sigue vigente un modelo regula- información asimétrica y/o de la interfe- empresas titulares de redes; b) inducir a
do de funcionamiento del tipo common rencia política en los procesos de planifi- las empresas a una gestión eficiente de la
carrier, especialmente en redes interco- cación y realización de inversiones. actividad, y c) permitir transferir las ganan-
nectadas y malladas, como es el caso de cias de eficiencia a los consumidores.
la mayoría de las redes de transporte de Cómo la regulación favorece
electricidad y gas en los países europeos. Criterios de definición de costes
el clima inversor

En este modelo, el operador tiene la obli- El papel de la regulación en general es el En primer lugar, la regulación debe incen-
gación de atender las peticiones de cone- de asegurar que aquellas actividades que tivar a los inversores a comprometer fon-

Cuadernos de Energía 29
La regulación de las infraestructuras energéticas

dos en inversiones de largo plazo a través reconocer, sin embargo, que existe una conseguir reducciones de costes, y, por
de los mercados de capitales, en compe- tensión inevitable entre distintos objetivos otra, se trasladan dichos ahorros periódi-
tencia con otros sectores. Si no fuera así, de eficiencia. Alcanzar permanentemente camente a las tarifas finales que pagan los
las empresas sustituirán inversiones con la eficiencia asignativa (con precios iguales usuarios del servicio.
gastos operativos, aún cuando invertir en a costes) implica un escaso incentivo a
nuevos activos resultase eficiente, y no reducir costes por parte de las empresas. Los instrumentos básicos para alcanzar
serán capaces de proporcionar un servi- Así, si los ahorros de costes alcanzados se este equilibrio dinámico son la definición
cio fiable al menor coste. trasladasen inmediatamente a menores adecuada de los ingresos a lo largo del
tarifas, las empresas no percibirían benefi- periodo y el reajuste de la senda de
Por tanto, el nivel de ingresos regulados cio alguno derivado de una mejor y más ingresos a una remuneración adecuada a
debe ser definido de forma que las eficiente gestión y no se esforzarían por los costes previstos de las empresas. Ello
empresas dispongan de una oportunidad reducir sus costes. Por el contrario, si las requiere: 1) asegurar que los costes incu-
razonable de recuperar los costes pru- empresas se apropiaran de la totalidad rridos que no se reconozcan se determi-
dentemente incurridos. El criterio de pru- del beneficio derivado de sus mejoras en nen de forma objetiva y justificada; 2)
dencia en la definición de los costes a la gestión, los precios y tarifas pagadas por garantizar la recuperación de los costes
reconocer implica que el regulador sólo los usuarios serían permanentemente adicionales derivados de obligaciones
debería desautorizar aquellos costes que superiores a los costes necesarios para impuestas a las empresas; 3) reconocer
puede demostrar, en base a información proveer el servicio regulado y, en conse- que los ingresos derivados de los meca-
objetiva, que responden a una gestión cuencia, se desincentivaría el uso de estos nismos de incentivos reconocidos pasen
imprudente de la actividad. De esta servicios respecto del nivel óptimo, lo que de un periodo regulatorio al siguiente; 4)
forma, los ingresos permitidos deben redundaría en una reducción del bienes- reconocer todos aquellos costes no pre-
basarse en los costes reales de cada tar social. decibles y fuera del control de las empre-
empresa, incluyendo un rendimiento sas; 5) actualizar los costes reconocidos
sobre el capital invertido que sea habitual Consecuencia de ello es que en la mayo- en función de factores inductores de cos-
o “normal” para esa actividad. Ello difiere ría de los sistemas regulatorios modernos tes que reflejen adecuadamente la reali-
de otros criterios de reconocimiento de se observa alguna modalidad retributiva dad de la actividad; y 6) establecer proce-
costes, como el criterio de eficiencia, que que sigue esquemas de incentivos ligados dimientos objetivos y transparentes para
supondría reconocer sólo los costes efi- a costes. En estos sistemas, los regulado- llevar a cabo las revisiones regulatorias.
cientes, es decir, los más bajos posibles res procuran buscar un equilibrio entre
para la actividad en cuestión. Este criterio las propiedades de eficiencia productiva y Incentivos a la calidad
llevaría implícito el reconocimiento de de eficiencia asignativa. Para alcanzar estos
una tasa de retribución del capital que objetivos, la remuneración de las empre- Finalmente, un sistema regulatorio basado
reflejara, no el rendimiento medio de este sas tiende a fijarse de acuerdo con una en los costes observados y en proporcio-
tipo de inversiones, sino un rendimiento senda predeterminada a lo largo de un nar incentivos a las empresas requiere ser
superior a la media, que es el que obten- periodo regulatorio de duración pre-esta- complementado con una regulación del
drían las empresas con menores costes blecida (generalmente 4 o 5 años) de nivel de calidad del servicio ofrecido,
(así como aquellas empresas que resulten forma que los ahorros de costes alcanza- tanto técnica como comercial. En efecto,
relativamente menos eficientes tenderían dos por la empresa a lo largo de dicho con una regulación por incentivos, las
a obtener una rentabilidad inferior a la periodo redundan en una mayor rentabi- empresas pueden aumentar sus benefi-
media del sector). lidad de las inversiones. Al final de cada cios a través de reducciones en la calidad
periodo regulatorio se reajusta la senda del producto. Para evitarlo, es preciso
Fomento de la eficiencia de ingresos para el nuevo periodo, inclu- establecer incentivos específicamente
yendo la información más reciente sobre encaminados a mantener y/o aumentar la
En segundo lugar, el marco regulatorio los ahorros de costes alcanzables por las calidad de servicio. Para que dichos meca-
debe fomentar una gestión eficiente. El empresas. De esta forma se logra, por nismos induzcan un nivel socialmente
diseño de un marco retributivo debe una parte, incentivar a las empresas a óptimo de calidad es preciso que los

30 Cuadernos de Energía
La regulación de las infraestructuras energéticas

incentivos tengan en cuenta, por una tificada el marco en el que se desarrollan apelación de las decisiones regulatorias
parte, la valoración que los usuarios reali- las actividades contribuye a crear confu- rápidos y efectivos.
zan de la calidad y, por otra, los costes de sión entre los agentes, a retraer inversio-
mejorar la calidad para las empresas. nes y, en última instancia, a aumentar las Finalmente, la práctica regulatoria requie-
tarifas a través de un aumento de la tasa re que todo el proceso de determinación
Las instituciones regulatorias de retribución necesaria para atraer ca- y/o revisión de los ingresos regulados sea
pital. objetivo y consistente en el tiempo, de
y la estabilidad
forma que los compromisos regulatorios
Resulta ciertamente difícil atraer capital Uno de los principales métodos para ase- sean creíbles y los ingresos futuros sean
para la financiación de las infraestructuras gurar que las decisiones regulatorias predecibles.
cuando la recuperación de las inversiones resulten legítimas y predecibles es que
realizadas depende casi exclusivamente éstas se sometan a procedimientos clara- Ello, a su vez, sugiere que la bondad de un
de una decisión regulatoria. De hecho, la mente definidos. Ello se consigue con un sistema regulatorio estará íntimamente
capacidad de las empresas de infraestruc- proceso regulatorio transparente y abier- ligada a la existencia de procedimientos
turas para atraer capital depende en gran to a la discusión de las partes interesadas. regulatorios bien definidos, metodologías
medida de si las decisiones regulatorias La transparencia exige además que: 1) los objetivas, predecibles y transparentes, uti-
son predecibles y de que no sean percibi- reguladores tomen decisiones sobre la lización de fuentes de datos objetivas y
das como arbitrarias. Toda decisión que base de información disponible pública- de los precedentes disponibles, de forma
implique desautorizar costes que habían mente; 2) las partes afectadas por las que los procedimientos regulatorios sean
sido previamente autorizados o que decisiones regulatorias sean escuchadas; consistentes en el tiempo y predecibles
modifique de forma impredecible e injus- 3) existan procedimientos judiciales de para agentes, inversores y usuarios. ■

Conclusiones

L a política energética y el marco regulatorio deben ofrecer a los inversores la confianza de que sus inversiones en activos
con una vida económica útil dilatada ofrecerán un rendimiento adecuado a lo largo de la misma. Los cambios regulato-
rios que generan incertidumbre acerca de la rentabilidad de las inversiones realizadas no contribuyen a crear un clima inver-
sor adecuado. Allí donde no resulte posible o deseable que los usuarios de las infraestructuras financien directamente a los
inversores y que éstos compitan entre sí, la estabilidad del marco regulatorio es esencial para que los proveedores de capi-
tal adopten una perspectiva de largo plazo a la hora de planificar y ejecutar sus inversiones así como de operar y mantener
la capacidad con un nivel de fiabilidad consistente con los objetivos de calidad y seguridad de suministro energético.
La consecución de un entorno regulatorio que facilite la inversión, en la práctica, requiere diseñar mecanismos regulatorios
que sean estables en el tiempo y doten de seguridad a las empresas. Ello requiere definir con precisión algunas característi-
cas del marco regulatorio y, especialmente, el criterio de definición costes a recuperar a través del marco retributivo, las posi-
bilidades de recurrir las decisiones regulatorias, el fomento de una gestión que promueva decisiones eficientes y un estándar
de calidad de servicio adecuado.

Cuadernos de Energía 31
El reto del poder energético: Occidente y Rusia

El reto del
poder energético:
Occidente y Rusia
Pablo Benavides Salas
Embajador de España
Antiguo Director General de Energía de la Comisión Europea

E l lunes 31 de marzo murió en Moscú


a la edad de 97 años Nikolai Baibakov
quien siguiendo órdenes de Stalin super-
oleoducto bajo las nevadas estepas que
circundaban San Petersburgo durante el
asedio de la ciudad.
y, por qué no decirlo, bélicos en la socie-
dad en que vivimos.

visó la producción petrolífera soviética Mientras en Bucarest se reunían los más


durante la Segunda Guerra mundial. Posteriormente y durante dos décadas altos responsables de la OTAN y, dos días
fue una figura prominente del Gosplan más tarde, los Presidentes Bush y Putin, se
Curiosamente la noticia de su muerte hasta que Gorbachov lo licenció en 1985. reunían en Sochi al borde del Mar Negro
que hubiera pasado desapercibida la dio a Corrían, sin duda, otros vientos, se impo- muy cerca de los terminales de petróleo
conocer la Compañía rusa Gazprom. El nían otras políticas y, sobre todo, no se y gas que desembocan en ese mar, para
propio Baibakov recordaba en una entre- ejecuta a quienes no tienen éxito en lo debatir si la Alianza Atlántica podría y
vista, en 1998, que fue convocado por el que emprenden. debería expandirse hacia el Este, la guerra
dictador ruso en 1942 con instrucciones sorda de enfrentamientos en la geoestra-
severísimas de Stalin de evitar que las tro- Pero las bases del problema, con las enor- tegia de la energía continuaba.
pas nazis se apoderaran de los yacimien- mes diferencias que supone una situación
tos de Bakú y, una vez expulsadas aque- bélica como la Segunda Guerra Mundial, Si tuviéramos que resumir la situación,
llas, de poner y mantener en explotación continúan siendo muy similares. Las pre- limitándonos por supuesto a la zona
los pozos. misas del “Big Game” - lo han leído más europea, diríamos que Europa y Rusia se
de una vez en esta misma sección de enfrentan en un juego harto sofisticado
El fracaso en alguna de las dos misiones Cuadernos de Energía - siguen presentes: en torno a unas cuantas premisas: Europa
que le eran “confiadas” suponía su conde- reservas, campos de petróleo y gas, nece- necesita de recursos energéticos que
na a muerte. Stalin no se andaba con sidades de consumo, rutas; en una palabra Rusia le facilita en unos porcentajes altos
contemplaciones como todo el mundo seguridad de abastecimiento que es y (36% del gas que consume y 20% de su
sabe y Baibakov no sólo cumplió ambos seguirá siendo determinante en los gran- crudo) pero desearía que una mayor
compromisos sino que hizo construir un des movimientos empresariales, políticos diversificación en el origen de sus impor-

32 Cuadernos de Energía
El reto del poder energético: Occidente y Rusia

taciones le permitiera desasirse de esa actividades de generación/ producción, antes que dividir la empresa pasarían por
presión que la atenaza. Al propio tiempo, transporte y distribución de la electrici- encima de su cadáver.
y por razones no del todo ajenas a Rusia, dad y el gas, el conocido como “unbund-
desea llegar a instaurar un genuino mer- ling”. Las empresas, según esta regla En lo que se refiere a la electricidad, Rusia
cado interior comunitario en uno de los habrán de separar estas tres actividades arrastra un contencioso de varios años
pocos sectores en los que no lo ha logra- para evitar favorecerse por su posición con la Unión. Su gran compañía eléctrica,
do hasta el momento, el energético. dominante en detrimento de los consu- la RAO-UES, desearía poder vender sus
midores. El tema está abierto desde que excedentes en el mercado europeo. En
Para alcanzar ese mínimo de independen- se lanzó el primer paquete de medidas a los años de bajada del consumo interior
cia otro factor fundamental es el de las finales de los años noventa. Y han sido derivada de la gran crisis económica rusa,
rutas por las que se encamina el crudo y muy pocos los avances realizados hasta esos excedentes eran importantes y su
el gas ruso - el oro negro y oro azul ahora pese a la tenacidad de la Comisión entrada libre en el mercado europeo
rusos, como los ha llamado algún comen- Europea que se estrella contra la posición hubiera constituido un problema múltiple:
tarista- a los mercados consumidores inamovible de un grupo de ocho países los precios no respondían a los de una
europeos. Rusia, obviamente y aún reco- liderados por Francia y Alemania. economía de mercado y la electricidad
nociendo la interdependencia de su rela- importada procedería en buena parte de
ción abastecedor-consumidor, pugna por ¿Y qué hace Rusia en este guerra interna las centrales nucleares tan temidas y
crear una red tupida de intereses y rutas de la Unión Europea? La explicación es denostadas por Occidente.
que le eviten la asfixia y puede paradóji- sencilla: si las empresas europeas se han
camente terminar, a su vez, por rodear y de someter a esta disciplina del “unbund- Luego, “dumping” y además nuclear. La
ahogar a la Unión Europea e, incluso, ling” con más motivo las de países terce- UCTE no ha dejado, por otra parte, de
penetrar, cual caballo de Troya en el tejido ros, y en concreto el más temido, Rusia, insistir en la dificultad técnica de una
del sector energético europeo. Analice- tendrán que seguir las mismas normas de conexión sincrónica entre los sistemas
mos cada uno de esos elementos y la conducta para evitar ser tratadas más europeos: el de la UCTE y el exsoviético
situación tal y como se presenta actual- favorablemente que las propias empresas de IPS/UPS. Con esta interconexión se
mente. europeas. constituiría un gigantesco sistema unitario
que abarcaría de Lisboa a Vladivostok. La
El Mercado Interior Europeo Por supuesto, la disposición se aplica tanto UCTE sigue estudiando las posibilidades
al mercado de la electricidad como al del de una interconexión futura con escaso
y Rusia
gas, algo mucho más complejo si se tienen entusiasmo y, en todo caso, sometiéndola
El Consejo de Ministros está en estos días en cuenta las características de este últi- a la exigencia insoslayable de no poner en
y desde hace meses inmerso en la discu- mo en el que dominan figuras como los peligro la estabilidad del sistema europeo.
sión de las propuestas de la Comisión contratos a largo plazo, las cláusulas “take Pero, entretanto, se olvida que en los paí-
para constituir un genuino mercado inte- or pay” y en el que el gas licuado, de ses bálticos, otrora miembros de la Unión
rior de la electricidad y el gas, en ese ter- comercialización más flexible, representa Soviética y hoy de la Unión Europea, el
cer intento, el llamado el “tercer paquete aun una proporción muy reducida del sistema de transmisión eléctrica continúa
de la política energética europea”. De abastecimiento gasista mundial. siendo el que los soviéticos instalaron y
manera posiblemente demasiado optimis- que RAO es accionista importante de las
ta dada la marcha de los debates, la Presi- De aquí que en los medios comunitarios compañías de electricidad de esos países.
dencia y la Comisión esperan que antes se conozca ya al artículo correspondiente Por lo tanto, la frontera divisoria de los
del verano quede aprobado el conjunto de la Directiva debatida como la “cláusula mercados eléctricos comunitario y ruso
de medidas que podrían en marcha defi- Gazprom”. deja a los países bálticos fuera del prime-
nitivamente ese mercado interior. ro. Bruselas busca una salida a esta situa-
Y es que Gazprom ya respondió hace ción derivada de la ampliación de la
El punto de mayor dificultad por el meses por boca de Alexander Medvedev, Unión, no prevista en los Tratados y ahora
momento es el de la segregación de las su Director ejecutivo, que afirmó que en contradicción flagrante con la Directi-

Cuadernos de Energía 33
El reto del poder energético: Occidente y Rusia

va en discusión. Si difícil es en materia cionar a los bálticos han llegado a esta entre la Unión y Rusia. El acuerdo actual
eléctrica hacer aceptar a Rusia la segrega- situación como resultado de su altísima vive un período de prórroga puesto que
ción de actividades, esta se me antoja dependencia del abastecimiento de gas en diciembre pasado caducaba su vigen-
prácticamente imposible en el mercado ruso? En este cerco ruso se incluyen, por cia. Los obstáculos puestos por la Polonia
del gas por las razones ya dichas. Gaz- supuesto, los países vecinos. Bielorrusia, de los hermanos Kaczinsky han demora-
prom no se dividirá.Y ello aun contando Moldavia, Serbia, Suiza,Turquía y Ucrania do el comienzo de las negociaciones de
con que el “unbundling” sea finalmente figuran asimismo entre aquellos cuyas un nuevo Acuerdo. El cambio originado
aceptado por los Estados miembros de la empresas gasistas tienen participación de en las elecciones polacas ha facilitado un
Unión Europea en el sector del gas. La Gazprom en su capital en proporciones deshielo de las relaciones con Rusia y
política de la gran empresa rusa ha ido que alcanzan también en algún caso el ahora esas negociaciones podrían iniciar-
más allá. No se ha contentado con recha- 100%. se rápidamente.
zar la posibilidad de aplicar la norma
comunitaria - que todavía no lo es - sino Solamente entre enero de este año y Uno de los capítulos necesitados impe-
que ha emprendido durante los últimos hasta la fecha de hoy, Gazprom ha entra- riosamente de mejoras es el relativo a la
dos años una línea de acción agresiva de do en empresas del sector del gas en energía. El “Diálogo” que se institucionali-
compra de activos en las empresas euro- Austria, Serbia, Grecia, Bulgaria, Bielorrusia zó desde el año 2000 ha logrado posible-
peas. La lista de las empresas “participa- y Ucrania. Cada viaje del Presidente ruso, mente una relación más fluida entre las
das” por Gazprom es impresionante. Putin, se ha saldado con la firma de con- dos partes pero no ha servido para supe-
España es la excepción a la regla de la tratos de compra de parte de empresas rar los obstáculos fundamentales de esas
presencia de intereses gasistas rusos en de esos países. Los inmensos recursos relaciones energéticas. Los Estados bálti-
las empresas europeas. financieros, la disponibilidad de gas, la cos, heridos por la interrupción de más
dependencia histórica de esos mercados de dos años del oleoducto “Druzhba”
Prácticamente todos los países miembros e, incluso, la imagen de proveedor fiable (Amistad), por las dos crisis de Ucrania y
de la Unión tienen ya en proporciones que se tiene de Rusia en ellos, pese a las Bielorrusia y por el acuerdo de construir
diferentes a Gazprom en el capital de sus críticas frecuentes que se le dirigen, han el gaseoducto “Nordstream” a través del
empresas y en ciertos casos hasta el llevado a establecer unas relaciones que Mar Báltico que evitaría el transito por los
100% del valor de aquellas: Alemania, van bastante más allá de lo puramente territorios de aquellos y de Polonia,
Austria, Bulgaria, Estonia, Finlandia, Francia, comercial. siguen reticentes a iniciar las negociacio-
Grecia, Hungría, Italia, Letonia, Lituania, Paí- nes y desconfían de Rusia. Quizás con
ses Bajos, Reino Unido y Rumanía tienen El mercado interior europeo del gas y la cierta razón puesto que Alexander Med-
ya sus empresas gasistas penetradas por cláusula de reciprocidad o no discrimina- vedev acaba de descartar en Moscú que
Gazprom en los sectores más diversos: ción están minados de antemano por la el “Nordstream” vaya a disponer de
producción, almacenamiento, transporte, política llevada a cabo por Gazprom apo- ramales subsidiarios destinados a abaste-
distribución y comercialización, ingeniería, yada por el Estado ruso. Putin será susti- cer de gas a los mercados bálticos o pola-
petroquímica, servicios técnicos y hasta tuido por Dmitry Medvedev pero la cos. Las espadas siguen en alto y la
servicios bancarios. Más de cuarenta alianza con el “otro” Medvedev, Alexan- incomprensión entre estos antiguos alia-
empresas de estos países tienen capital der, al frente de la compañía gasista, segui- dos soviéticos está en la vida política cuo-
de Gazprom y de ellas al menos siete son rá tan firme como ahora. Pienso que, si tidiana de esos países.
propiedad de la empresa rusa al 100 %. fuera necesario se hará uso de la autori-
zación que la cláusula prevé pero la polí- Recientemente, el 2 de abril, la Duma
Y las preguntas que cabe hacerse ahora tica rusa no va a tomar otros derroteros. rusa aprobaba en tercera lectura una ley
son relativamente sencillas: ¿cómo puede esperada desde 2005 sobre las inversio-
deshacerse ahora una maraña semejante En las próximas semanas el Consejo de nes extranjeras en 42 sectores sensibles
de intereses creados? ¿se es consciente Ministros de la Unión Europea aprobará estratégicos entre los cuales se halla, por
de que países como Bulgaria, Hungría, el mandato de negociación de un nuevo supuesto, la energía, el extractivo y el
Rumanía o la propia Austria por no men- Acuerdo de Asociación y Cooperación nuclear. Toda inversión extranjera que

34 Cuadernos de Energía
El reto del poder energético: Occidente y Rusia

supere el 50% del capital de una empresa vos socios de la Unión Europea como punto de propugnar la disminución de las
rusa en esos sectores habrá de ser auto- Polonia y los bálticos, no ceja en su acusa- compras de gas a Rusia, la segunda reco-
rizada por una comisión presidida por el ción de que Rusia utiliza los recursos nocía mayoritariamente la alta fiabilidad
Primer Ministro -que no será otro verosí- energéticos para presionar políticamente de Gazprom como abastecedor que a lo
milmente que Putin después de la toma a los países que dependen de ellos. Las largo de cuarenta años no ha fallado. Mi
de posesión del nuevo Presidente - y si la dos crisis de 2006 y 2007 que se saldaron experiencia personal a la que en alguna
inversión es de una empresa estatal sin ruptura de abastecimiento fueron ocasión me he referido en estas líneas es
extranjera el umbral se rebaja a 25% o para esos países críticos un clarinazo de que el entonces Presidente de Rührgas,
incluso al 5% tratándose de sectores aviso para desconfiar de Rusia. todavía no absorbida por E.On, me subra-
especialmente sensibles. No es este un yaba enfáticamente hace unos años que
buen comienzo para las negociaciones del Cualquier otra iniciativa como la de la jamás los rusos habían fallado en sus
próximo Acuerdo que pretende incluir las construcción del gaseoducto báltico es un compromisos incluso en los inviernos más
normas de conducta establecidas en la motivo de enfrentamiento en el seno de crudos y a costa de su propio abasteci-
Carta de la Energía y su Protocolo de la Unión. No es mi intención volver a ana- miento interior. ¿Dónde, pues, se halla la
tránsito que la Duma nunca llegó a rati- lizar esas crisis cuya lectura difiere radical- verdad?
ficar. mente según la fuente de información
que se desee utilizar. Medvedev indicaba Rusia mantiene que las condiciones espe-
A ese propósito, el Director General de hace unos días que el culpable en el caso ciales de precios en que se abastecía a
Gazprom, Alexander Medvedev, declara- ucraniano no fue otro que “Naftogaz”, la sus antiguos aliados y asociados no pue-
ba también en el mismo acto al que me compañía ucraniana que desvió en los den seguir manteniéndose y que se impo-
refiero anteriormente que la Carta es un tres días de duración de la crisis 9 millo- ne un actualización más acorde con las
“documento abortado y que está muer- nes de metros cúbicos destinados a Euro- condiciones del mercado internacional
ta” por lo que sería necesario negociar pa, y que, frente a los tres días que duró del gas, tanto más cuanto que a partir de
nuevos términos de relaciones energéti- el conflicto ucraniano, la suspensión de los 2011 los precios interiores rusos se aline-
cas entre una Unión Europea a la que cri- suministros iraníes a Turquía tardó tres arán con los internacionales. ¿ No es esto,
ticó paradójicamente su falta de política semanas en restablecerse sin que se precisamente, lo que durante los largos
energética y su incoherencia rayana en la pusiera el grito en el cielo. años de “Diálogo” había exigido la Unión
esquizofrenia. Con estos puntos de parti- Europea para evitar las condiciones de
da me parece cuando menos optimista la Lo cierto es que la interrupción del gas dumping en las que trabaja la industria
visión de algunos que pretenden firmar el iraní pasó casi en silencio y que nunca se rusa utilizadora de gas?
nuevo Acuerdo antes del verano. Siento llegó a hablar de crisis en el caso irano-
la tentación de recordarles, como nego- turco pese a la gravedad de los datos y al El abastecimiento ruso a Europa exige
ciador que fui del Acuerdo actual, que su hecho de que Irán cortaba el suministro ahora a Gazprom un complicado juego
negociación nos llevó dos años intensos y por necesidades de abastecimiento de su de compras en los mercados de los paí-
su ratificación otros cuatro. mercado interior. ses de la CEI, como Turkmenistán, a pre-
cios favorables para poder mantener pre-
¿Quién politiza la energía? La paradoja es que, en la situación actual, cios y cantidades a sus otros clientes.
es Rusia la que acusa de politización del Pero, ¿cuánto tiempo durará este juego?
Las acusaciones de politización del uso de sector energético a Europa. Dos encues- No creo que mucho dado que al más
la energía nos están llevando a posiciones tas recientes, una realizada en Estados alto nivel los responsables políticos de
kafkianas: por una parte Europa que es Unidos y en Europa para el “Financial esos países centroasiáticos han anunciado
arrastrada en estos momentos por la Times” y otra en los Países Bajos entre su intención de subir los precios de su gas
influencia de Estados Unidos que mantie- setecientos empresarios daban resultados en la misma línea de los rusos y para
ne un pulso político en todos los terrenos diametralmente opuestos. En tanto que la cualquiera que sea el comprador. ¿Qué
con la nueva Rusia emergente y está con- primera resaltaba la desconfianza del ciu- país va a renunciar a los beneficios del
dicionada en buena medida por los nue- dadano hacia el abastecedor ruso hasta el maná gasista en la coyuntura actual?

Cuadernos de Energía 35
El reto del poder energético: Occidente y Rusia

La interminable batalla continúa, como es habitual, debatiéndose tantes con Turkmenistán que cortan la
de las rutas entre intereses contrapuestos. Su línea de hierba bajo los pies a los compradores
acción ha sido inmediata y se ha traduci- europeos. Para Rusia, Europa debe tener
Desde finales del pasado siglo XX y, en do en visitas de estado a los países direc- claro que su abastecimiento de gas sola-
concreto desde que en mayo de 1999 se tamente implicados en el proyecto y en la mente podrá ser cubierto por ella misma,
reunió por primera vez en Moscú el G-8 firma de contratos con sus principales Qatar e Irán.
en ese nuevo formato que incluye a Rusia compañías. Como se señala a comienzo
para hablar de la energía, el tema de las de estas líneas, Gazprom ha firmado con- Pero en este punto es donde nos encon-
rutas del petróleo y del gas no ha dejado tratos de abastecimiento e incluso de tramos con el verdadero problema de la
de estar presente en las relaciones entre adquisición de estructuras de almacena- fiabilidad del abastecimiento de gas ruso.
Rusia y Europa. No se trata solamente de miento y transporte en Bulgaria en la que Rusia que acumula ya unas reservas
asegurar el abastecimiento de crudo y de se Rusia apoya el ramal Burgas -Alexan- monetarias superiores al medio billón de
gas diversificándolo en toda la medida drópolis que interesa a los búlgaros y que dólares y dispone de más de 150.000
posible para escapar a la dependencia de sería una prolongación del South Stream millones en un fondo soberano proce-
Rusia, sino conseguir que lo que se logre que favorece a Rusia y que Bulgaria apoya dente de sus ingresos por exportación de
en esta línea mediante abastecimiento a su vez. El South Stream sería el proyec- hidrocarburos, arrastra, sin embargo, un
procedente de Asia Central o, inclusive un to que atravesaría el Mar Muerto doblan- gigantesco déficit estructural de inversio-
día, de Irán no se pierda porque el tránsi- do la capacidad del ya existente “Bue nes en el sector.
to haya de realizarse a través únicamente Stream” y devaluando en la misma medi-
de territorio ruso. Estados Unidos, una da el gaseoducto “Nabucco”. El incremento de la producción en el sec-
vez más, jugó ya en Moscú y ha seguido tor que era del 9% hace seis años ha des-
jugando e influyendo para lograr no sola- Otro tanto ha hecho Gazprom en Hun- cendido a un 2% en 2007 y las necesida-
mente la diversificación de orígenes sino gría a la que muestra el señuelo de con- des de inversión son cada vez mayores y
de rutas. El oleoducto “B T C” (Bakú-Tiflis vertirla en un centro de distribución de más costosas dadas las dificultades de
- Ceyhan) es uno de los frutos de esos gas (“hub”) en Europa, en Serbia en la explotación de los nuevos yacimientos
esfuerzos. El proyecto estrella que la que ha adquirido el 51% de la compañía (Sakhalin 2, Schtokman, Kovykta,Yamal), la
Unión Europea ha incluido entre los cua- monopolio nacional NIS y hasta en Aus- complejidad de los proyectos, la carestía
tro proyectos prioritarios - uno de ellos tria en donde ha llegado a un acuerdo de la ingeniería internacional y las reticen-
es la interconexión transpirenaica hispa- con la sociedad estatal OMV sobre alma- cias de las compañías a invertir en Rusia
no-francesa - es el gaseoducto “Nabucco” cenamiento de gas en Baumgarten. Si en el actual clima de inseguridad jurídica.
que partiendo de la costa turca atravesa- estas maniobras son “política energética” Esas necesidades se cifran en cantidades
rá Bulgaria, Rumania, Hungría y Austria, un estaríamos de acuerdo, con la salvedad de que algunos calculan en más de 600.000
tubo de 3.300 kilómetros llamado a que se trata de respuestas a otras manio- millones de dólares. En estas circunstan-
transportar 31.000 millones de metros bras de signo inverso pero de igual natu- cias no es tanto la utilización política del
cúbicos de gas. El gas procedería de los raleza por parte de Europa. En pocas uso de los recursos energéticos rusos
yacimientos azeríes y turkmenos en este palabras, algunos comentaristas opinan cuanto la no posibilidad de su utilización
último caso atravesando el Caspio y los que “Nabucco” nace lastrado por la incer- si las inversiones necesarias no se realizan
países del Sur del Cáucaso. tidumbre tanto desde el punto de vista a tiempo lo que debe preocupar a Euro-
de la demanda ya que los contratos a pa. Sin olvidar que la economía rusa se
El proyecto obviamente ha suscitado largo plazo firmados por Gazprom se encuentra en un momento de despegue
inmediatamente la hostilidad de Gazprom anticiparán ocupando el mercado como con un incremento importante de nece-
que lo tilda de “artificial” y basado en de la oferta de gas, dudosa en cuanto que sidades nacionales de energía al tiempo
unas premisas de abastecimiento de paí- se ignora en realidad la capacidad de que otros competidores como el merca-
ses con capacidades sin duda importantes suministro de los yacimientos azeríes y do japonés, coreano o chino podrían suc-
pero inciertas. Gazprom no ha dudado turkmenos. Sin olvidar que Gazprom ha cionar parte de los recursos disponi-
en anticiparse a la política europea que firmado ya una serie de contratos impor- bles. ■

36 Cuadernos de Energía
Seguridad energética con alta dependencia externa: las estrategias de Japón y Corea del Sur

Seguridad energética
con alta dependencia
externa: las estrategias
de Japón y Corea del Sur
Pablo Bustelo
Investigador principal Asia-Pacífico del Real Instituto Elcano

A demás de China, en Asia nororiental hay otros grandes consumidores de energía: Japón
y Corea del Sur. Esas economías, que pertenecen a la OCDE, son altamente dependientes
de las importaciones (que suponen más del 80% del consumo interno en los dos casos),
especialmente de petróleo y gas natural, y su seguridad energética se ha visto sujeta a importantes
amenazas en los últimos años. Este documento de trabajo aborda brevemente la situación
y las previsiones energéticas de los dos países. Analiza seguidamente las respuestas estratégicas
de Tokio y Seúl ante el deterioro (percibido o real) de su seguridad energética, destacando
los puntos fuertes y las debilidades de cada enfoque. Finalmente, el trabajo enumera algunas
de las enseñanzas que otros países muy dependientes de las importaciones de energía
pueden extraer de la experiencia de Japón y Corea del Sur.

L a seguridad energética en Asia orien-


tal tiene importancia no sólo para el
desarrollo económico de una región lla-
Japón, la India y Corea del Sur) se ven
abocados a dar un fuerte impulso a su
consumo de gas natural, en forma de de
cialistas se ha concentrado sobre todo en
el caso de China, fenómeno comprensible
dado el muy fuerte aumento de la
mada a ser el centro del mundo en el gas natural licuado (GNL) o transportado demanda de energía en el gigante asiático.
siglo XXI sino también para la situación por gasoducto, tal cosa tendría sin duda El interés por China ha desplazado un
energética en otras partes del mundo. un efecto considerable sobre la disponibi- tanto los análisis sobre los otros grandes
Por ejemplo, si los principales países asiá- lidad y los precios del gas en Europa. En consumidores de Asia oriental, que son
ticos consumidores de energía (China, los últimos años la atención de los espe- Japón y Corea del Sur, economías, como

(*) Análisis publicado por el Real Instituto Elcano, www.realinstitutoelcano.org

Cuadernos de Energía 37
Seguridad energética con alta dependencia externa: las estrategias de Japón y Corea del Sur

es bien sabido, de gran importancia y que caso de China, como consecuencia del Según los índices de inseguridad energéti-
pertenecen a la OCDE. Japón y Corea fuerte aumento de su demanda2, hay dos ca elaborados por APERC (2007) para el
del Sur ocupan puestos destacados entre países en la región (Japón y Corea del año 2004, Japón y Corea del Sur tienen
los principales consumidores e importa- Sur) en los que los asuntos de seguridad un grado de diversificación energética
dores de energía del mundo: baste seña- energética son al menos tan serios como relativamente elevado y están haciendo
lar, por el momento, que Japón es el ter- en China. esfuerzos apreciables para adentrarse en
cer consumidor mundial de petróleo y los combustibles no basados en el carbo-
que Japón y Corea del Sur ocupan las Japón ocupó en 2006 el cuarto puesto no. Sin embargo, tienen una muy elevada
dos primeras posiciones del mundo en mundial en consumo de energía (detrás dependencia de las importaciones netas
importaciones de carbón y GNL. de EEUU, China y Rusia), el tercero en de energía, ponderada por el peso de
consumo de petróleo (detrás de EEUU y cada fuente en el consumo total (aunque
Dada su importancia como consumidores China), el cuarto en carbón (detrás de aproximadamente similar a la de EEUU);
e importadores de energía, la seguridad China, EEUU y la India) y el sexto en gas una muy alta dependencia de las impor-
energética, especialmente en lo que afec- natural y energía nuclear. Por su parte, taciones de petróleo, ponderada por el
ta a la suficiencia, fiabilidad y seguridad de Corea del Sur, de menor peso demográfi- peso del petróleo en el consumo de
los suministros externos, así como a los co y renta per cápita, es también un energía primaria (76% en Corea del Sur y
precios de las compras al exterior, es un importante consumidor de energía (el 69% en Japón); y una altísima dependen-
aspecto cada vez más esencial de su décimo de energía primaria, el séptimo en cia con respecto a las importaciones de
estrategia de desarrollo económico. petróleo y el sexto en energía nuclear). petróleo desde Oriente Medio (80% en
Japón y 76% en Corea del Sur).
Este trabajo tiene dos objetivos. En primer Las importaciones netas de energía supo-
lugar, se propone analizar el alcance y las nen más del 80% del consumo en Japón En la Tabla 1.1 figuran los valores del índi-
implicaciones de la elevada dependencia y Corea del Sur, una proporción mayor ce de inseguridad energética propuesto
externa de Japón y Corea del Sur. En que la de España y muy superior a las de por Wu y Morrisson (2007), que se refie-
segundo lugar, intenta analizar las perspec- Alemania o Francia. Además, Japón y re únicamente al petróleo3.
tivas a corto y medio plazo de esa depen- Corea del Sur carecen de recursos de
dencia y de las estrategias de los dos paí- petróleo, gas natural y carbón, de manera Las conclusiones principales de los valores
ses para hacer frente a tal situación. que importan prácticamente todo lo que que toman esos índices en Japón y Corea
necesitan (a diferencia de China que tiene del Sur son que esos dos países son muy
La seguridad energética en Asia una apreciable producción de carbón, una dependientes de las importaciones de
considerable producción de petróleo y energía, de las importaciones del petróleo
nororiental: una visión panorámica
que incluso abastece hasta ahora sus y del abastecimiento de petróleo de
La seguridad energética es un asunto par- necesidades de gas natural con produc- Oriente Medio. Las previsiones para 2015
ticularmente importante en Asia noro- ción propia). Japón es el segundo mayor del índice sintético de inseguridad en
riental, a la vista de que en esa región hay importador de petróleo (detrás de petróleo de Wu y Morrisson (2007)
grandes consumidores mundiales y dada EEUU), mientras que Corea del Sur sugieren que la inseguridad de Japón y
la alta dependencia con respecto a las ocupa la quinta posición, por delante de Corea del Sur se mantendrá muy alta
importaciones, especialmente de petróleo Francia y India. Japón y Corea son los dos (pese a un ligero descenso en los dos
y gas natural1. Aunque en los últimos años mayores importadores mundiales de casos), esto es, muy superior al índice pre-
los especialistas han insistido mucho en el GNL y de carbón. visto para Europa (que se mantendrá

1
Véanse los estudios generales sobre seguridad energética en Asia en Isbell (2006), Pardesi et al. (2006), CRS (2007), Bubalo y Thirlwell (2007), Harris y Naugh-
ton (2007), Niquet (2007),Wesley (2007),Wu et al. (2007) y Cole (2008).
2
En España, véanse, entre otros trabajos, Bustelo (2005) y Palazuelos y García (2007).
3
El índice es una síntesis de tres indicadores primarios: importaciones netas de petróleo en relación al consumo de petróleo, que se pondera al 40%; consumo
de petróleo en relación al consumo de energía primaria, que se pondera al 35%; e importaciones desde Oriente Medio en las importaciones totales de petróleo,
ponderado al 25%. Como es obvio, se trata de un índice discutible, a la vista de los indicadores primarios y las ponderaciones que utiliza.Véase una comparación
internacional de indicadores algo más sofisticados en APERC (2007), pero sólo para los países y territorios miembros de APEC.

38 Cuadernos de Energía
Seguridad energética con alta dependencia externa: las estrategias de Japón y Corea del Sur

Tabla 1.1. Índice de inseguridad energética dad, la intensidad energética de Japón es


(petróleo), 1995, 2005 y 2015p menor que la de Alemania y Francia y
sustancialmente inferior a la de EEUU.
1995 2005 2015p Como señaló el primer ministro Fukuda
Japón 77,8 76,7 75,5 en la reunión de Davos del World Econo-
mic Forum (enero de 2008), el consumo
Corea del Sur 82,5 76,3 75,2
de energía en el sector industrial se ha
Europa 46,6 46,0 46,2 mantenido constante desde hace 30
años, pese a que el PIB se ha duplicado,
EEUU 38,9 41,6 42,1
mientras que las emisiones de CO2 por
China 12,9 35,8 45,2 unidad de PIB son de las más bajas del
India 47,9 56,3 59,3 mundo (Fukuda, 2008). Además, el país se
propone realizar importantes inversiones
Nota: a mayor índice, mayor inseguridad.
Fuente:Wu y Morrisson (2007), cuadro 1, p. 208. en fuentes alternativas de energía, que
podrían ser prometedoras (como, por
ejemplo, en los automóviles eléctricos e
híbridos), lo que haría de Japón un incu-
prácticamente constante), para EEUU seguridad energética internacional bador fundamental de técnicas innovado-
(que crecerá ligeramente) y para China y (aumento de los riesgos geopolíticos en ras para el futuro de la humanidad. Por
la India (que crecerán considerablemente). las principales regiones productoras, fuer- añadidura, dada su alto nivel de desarrollo
te incremento de la demanda de China y y su importante cooperación con otros
La estrategia de seguridad la India, nacionalismo energético en algu- países de Asia, la capacidad que tiene
nos países, etc.). Ese contexto ha llevado Japón para difundir en su entorno geo-
energética de Japón:
a las autoridades japoneses a poner en gráfico los progresos energéticos es muy
la sombra de China
marcha políticas decididas para aumentar elevada.
El sistema energético en Japón tiene dos la intervención gubernamental en los
características principales4: en primer lugar, mercados internos y externos y para Producción y consumo de energía
el país es un muy importante consumidor incrementar la seguridad energética del
de energía, como se señaló anteriormen- país, aspectos que podrían aumentar la La producción de energía primaria ascen-
te5; en segundo término, es fuertemente rivalidad de Japón con China y Corea del dió a 99,7 millones de toneladas de equi-
dependiente del exterior. Las importacio- Sur. valente de petróleo (mtep) en 2005
nes netas de energía representaron el (para un consumo cinco veces mayor), de
81,2% del consumo de energía primaria Pero Japón no es sólo un gran consumi- los que 79,4 mtep fueron de origen
en 2005, una proporción que figura entre dor e importador de energía. Es igual- nuclear. En otras palabras, el 75% de la
las más altas del mundo y que apenas ha mente, en varios aspectos, un país que, en producción de energía procedía en 2005
disminuido desde 1990 (de hecho, ha su desarrollo energético, puede inspirar a de la energía nuclear, pues los recursos en
aumentado algo desde 2001)6. otros7. Por ejemplo, en los últimos años su combustibles minerales fósiles (carbón,
consumo de petróleo ha descendido en petróleo y gas natural) son prácticamente
En los últimos años, Japón ha tenido que valor absoluto y su consumo per cápita inexistentes, mientras que la energía
hacer frente a crecientes desafíos a la de energía se ha reducido. En la actuali- hidráulica y otras renovables son muy

4
Véase una visión general del sector energético en Japón en EIA (2006).
5
Con todo, Japón efectuó en 2006 el 4,8% del consumo mundial de energía, pero esa proporción fue notablemente inferior a su peso en el producto bruto
mundial, que alcanzó el 10,3% en 2005 (y el 7,04% en paridad de poder adquisitivo), según las nuevas estimaciones del Banco Mundial.Véase Banco Mundial, The
2005 International Comparison Program - Preliminary Results,Washington DC, 2007.
6
En 2004, según los Energy Balances of OECD Countries, fue del 81,9%, un porcentaje similar al de Corea del Sur (82,1%) y mayor que el de España (77,1%) y,
claro está, que los de Alemania (60,9%), Francia (50,1%) y EEUU (29,4%).
7
Véanse, por ejemplo, 'Japan's Energy Conservation Obsession', International Herald Tribune, 7/I/2007, y “Japan's Energy Wisdom”, International Herald Tribune,
28/III/2007.

Cuadernos de Energía 39
Seguridad energética con alta dependencia externa: las estrategias de Japón y Corea del Sur

escasas. Por tanto, la producción de ener- Japón el tercer consumidor mundial ción del petróleo ha descendido, en
gía primaria en Japón es muy pequeña, (detrás de EEUU y China), con una cuota beneficio del carbón y del gas natural,
especialmente en comparación con otros del 4,8% del total mundial (Tabla 2.1). mientras que la parte de la energía nucle-
países avanzados, como Alemania (134,5 ar se ha mantenido constante. Otra
mtep), Francia (136,9 mtep) o el Reino La distribución del CEP por tipo de ener- característica destacada de Japón es que
Unido (204,3 mtep), según datos de la gía indica que el petróleo sigue siendo la la energía hidroeléctrica y las energías
AIE (2007a y 2007b). fuente de energía principal (con 47% del renovables suponen apenas el 6% del
CEP en 2005), seguida del carbón (22%), CEP, una proporción que no ha variado
En cuanto al consumo de energía prima- del gas natural (14%) y de la energía apenas desde 1990 (Tabla 2.2).
ria (CEP), fue en 2006, según los datos de nuclear (11%). Según datos del IEEJ
BP (2007), de 520,3 mtep, lo que hace de (Kanekiyo, 2007), desde 1990 la propor- Otro aspecto destacable de la estructura
por tipos de energía es que Japón (al igual
que Corea del Sur) depende mucho del
Tabla 2.1. Principales consumidores de energía petróleo. Con el 45% en 2006 (47% en
primaria en 2006 (mtep y % del total mundial)
Corea), la proporción es más alta que en
China (21%) o la India (28%), que siguen
Ranking País mtep % total mundial
dependiendo mucho todavía del carbón,
1 EEUU 2.326 21,4 pero también que en Alemania (38%) o
2 China 1.698 15,6 EEUU (40%), donde el peso relativo del
gas natural es apreciablemente mayor,
3 Rusia 705 6,5 según datos de BP (2007).
4 Japón 520 4,8
La evolución en los últimos años del CEP
5 India 423 3,9
ha mostrado un crecimiento relativamen-
6 Alemania 329 3,0 te alto en los años ochenta (con una tasa
de crecimiento anual medio del 2,0%) e
7 Canadá 322 3,0
incluso en los noventa (1,4%). Pero en los
8 Francia 263 2,4 años 2000, esa expansión se ha hecho
9 Reino Unido 227 2,1 mucho más lenta (0,5% en 2000-2006).
Es más, como se señalará más adelante, el
10 Corea del Sur 226 2,1 consumo de petróleo ha disminuido
Fuente: BP desde 1996, cuando alcanzó un máximo
de 5,81 millones de barriles al día (mbd).
Tabla 2.2. Japón: Consumo de energía primaria En 2006 ese consumo fue de 5,16 mbd.
por tipo de energía (en % del total), 1973, 1990 y 2005 A efectos de comparación, el consumo
de petróleo en EEUU pasó de 18,30 mbd
1973 1990 2005 en 1996 a 20,58 mbd en 2006.

Petróleo 77 57 47
En la Tabla 2.3 figura la distribución secto-
Carbón 15 17 22 rial del consumo de energía final. Se apre-
cia que los sectores principales son el
Gas natural 2 10 14
industrial, con 40%, y el comercial-resi-
Nuclear 1 10 11 dencial, con 33%. Destaca la importante
Hidro-geotérmica 4 4 4 caída del sector transporte (y también del
industrial) desde los años ochenta del
Nuevas energías 1 2 2 siglo pasado, y el aumento de la propor-
Fuente: AIE, APERC e IEEJ. ción del sector comercial-residencial.

40 Cuadernos de Energía
Seguridad energética con alta dependencia externa: las estrategias de Japón y Corea del Sur

Tabla 2.3. Japón: consumo de energía final pasado y previsto del CEP en Japón con
por sectores (en % del total), 1973, 1980, 2002 y 2005 respecto a China y la India.

1973 1980 2002 2005 En la Tabla 2.4 se observa también que el


consumo de petróleo en Japón se ha
Transporte 16,4 55,4 27,4 26,5
reducido desde 1990 y que lo seguirá
Comercial/residencial 18,1 21,4 31,6 33,1 haciendo en los próximos decenios. Las
previsiones del IEEJ sobre la distribución
Industrial 65,5 52,9 41,1 40,4
del CEP por tipos de energía (véase
Fuente: AIE, APERC e IEEJ. Kanekiyo, 2007a y 2007b) indican que el
petróleo seguirá viendo disminuir su peso
relativo, en beneficio del gas natural y de
En comparación con otros países desa- Las previsiones de la AIE (2007c) sugieren la energía nuclear, mientras que la pro-
rrollados, el peso relativo del sector que el CEP pasará de 530 mtep en 2005 porción del carbón se mantendrá cons-
industrial es relativamente alto (40%, fren- a 589 mtep en 2015 y a 601 mtep en tante (Tabla 2.5). Es de destacar igualmen-
te al 22% de media en la OCDE), ya que 2030, con tasas de crecimiento anual te que la energía hidroeléctrica, geotérmi-
Japón mantiene todavía una industria medio del 1,1% en 2005-2015 (práctica- ca y las nuevas energías no verán apenas
importante y que, pese a las mejoras de mente igual al del período 1990-2005) y aumentar su peso, ya que pasarán del 6%
eficiencia, consume grandes cantidades de de apenas el 0,1% en 2015-2030. Es de en 2005 al 7% en 2030, tras alcanzar un
energía. destacar el mucho menor crecimiento máximo del 9% en 2010.

Tabla 2.4. Previsiones de consumo de energía primaria y de petróleo, 2015 y 2030,


con datos de 1990 y 2005 (mtep y tasas de crecimiento anual medio en %)

TCAM (%) TCAM (%) TCAM (%)


Cep 1990 2005 2015 2030 1990-2005 2005-2015 2015-2030

Japón 444 530 589 601 1,2 1,1 0,1


China 874 1.742 2.851 3.819 4,7 5,0 2,0
India 320 537 770 1.299 3,5 3,7 3,5
OCDE 4.518 5.542 6.180 6.800 1,4 1,1 0,6
Mundo 8.755 11.429 14.361 17.721 1,8 2,3 1,4

TCAM (%) TCAM (%) TCAM (%)


Cep 1990 2005 2015 2030 1990-2005 2005-2015 2015-2030
Japón 253 249 238 211 -0,1 -0,5 -0,8
China 116 327 543 808 7,2 5,2 2,7
India 63 129 188 328 4,9 3,8 3,8
OCDE 1.893 2.247 2.385 2.478 1,1 0,6 0,3
Mundo 3.261 4.000 4.720 5.585 1,4 1,7 1,1
Fuente: AIE, 2007.

Cuadernos de Energía 41
Seguridad energética con alta dependencia externa: las estrategias de Japón y Corea del Sur

Tabla 2.5. Japón: previsiones de consumo de energía El porcentaje de las importaciones de


primaria por tipo de energía (en % del total), 2010 y 2030 petróleo que procede de Oriente Medio
es muy alto en Japón, en comparación
2005 2010 2030 con el 47% de China, el 24% de Europa y
el 17% de EEUU. Es además probable
Petróleo 47 44 37
que la dependencia con respecto a las
Carbón 22 18 18 importaciones de petróleo desde Orien-
Gas natural 14 14 18 te Medio aumente en los próximos años,
pese a los intentos del gobierno por
Nuclear 11 15 20 fomentar los suministros desde otras
Hidro-geotérmica 4 4 2 zonas (Rusia, Asia central, África, etc.) y
por propiciar un mayor uso de gas natural
Nuevas energías 2 5 5
y de energía nuclear (Hosoe, 2005).
Fuente: IEEJ.
En la Tabla 2.8, también destacan varios
hechos significativos: unas importaciones
desde Oriente Medio bastante diversifica-
En cuanto al consumo de energía final registrado únicamente un ligero descenso das por países; un peso de Irak práctica-
por sectores (Tabla 2.6), se aprecia que desde 1990. Esas importaciones no tie- mente nulo; el peso ya bastante aprecia-
las proporciones se mantendrán práctica- nen en cuenta las importaciones para la ble de África (especialmente de Sudán) y
mente inalteradas en los próximos dece- industria nuclear. Si se las incluye, la el muy reciente incremento de la parte
nios. Así, según el APERC (2006), en 2030 dependencia con respecto a las importa- de Rusia (3,5% en 2007), llamada segura-
el peso de la industria será del 39%, por ciones pasaría al 96% (METI, 2007). mente a aumentar mucho en los próxi-
delante del sector comercial-residencial mos años.
(34%) y del transporte (26%). En lo que se refiere a las importaciones
de crudo (4,19 mbd en 2006), conviene En lo que atañe a los derivados del
Importaciones de energía destacar dos hechos: han disminuido en petróleo (Tabla 2.9), según los datos de la
valor absoluto desde 1997, cuando alcan- AIE para 2004, Oriente Medio supone el
Las importaciones netas de energía han zaron un máximo de 4,59 mbd; y la 46% de los suministros, seguido de Asia
pasado de 303,2 mtep en 1980 a 430,7 mayor parte (87%) procede de Oriente (31%, incluyendo un 12% de Corea del
mtep en 2005. Esa última cifra supone el Medio, región en la que destacan, como Sur y un 8% de Indonesia) y EEUU (8%).
81,2% del consumo, una proporción que principales suministradores, Arabia Saudí, Esas proporciones se han mantenido más
ha aumentado desde 2001 y que ha EAU, Irán y Qatar (Tabla 2.8). o menos estables en los últimos años.

Tabla 2.6. Japón: previsiones de consumo de energía final


por sectores (mtep y % del total), 2010, 2020 y 2030

2002 % 2010 % 2020 % 2030 %

Industria 141,6 41,1 147,4 39,7 152,4 39,0 156,6 39,4


Transporte 94,4 27,4 102,8 27,7 104,9 26,8 104,4 26,3
Res/com 108,8 31,6 121,5 32,7 133,4 34,1 136,5 34,3
Total 344,8 100,0 371,7 100,0 390,7 100,0 397,5 100,0
Fuente: APERC.

42 Cuadernos de Energía
Seguridad energética con alta dependencia externa: las estrategias de Japón y Corea del Sur

Tabla 2.7. Japón: Producción, consumo e importaciones netas


de energía primaria, 1980-2005 (miles de tep y % del consumo)

1980 1985 1990 1995 2000 2001 2002 2003 2004 2005

Producción 43.281 66.747 76.817 100.414 107.373 106.161 98.670 85.457 96.758 99.792
Consumo 346.526 364.903 445.966 502.449 528.936 520.836 521.652 516.106 533.201 530.463
Mnetas 303.245 298.156 369.149 402.035 421.563 414.675 422.982 430.649 436.443 430.671
Mn/Cep (%) 87,5 81,7 82,8 80,0 79,7 79,6 81,1 83,4 81,9 81,2
Fuente: AIE.

En cuanto a las importaciones de gas oeste del Lago Baikal y la costa del Pacífi- oleoducto no tuviera ese recorrido, sino
natural, destacan los siguientes proveedo- co (Lee y Lee, 2006; Itoh, 2007). Inicial- que vinculara Angarsk con Daqing
res: Indonesia (27%), Malasia (23%), Aus- mente, en 2003, China consiguió que el (China). Pero la diplomacia japonesa pudo
tralia (15%), Qatar (12%), Brunei (11%) y
EAU (9%), según datos del METI para
2004 (Christoffels, 2007, p. 11). Está pre- Tabla 2.8. Japón: importaciones de crudo
visto aumentar la proporción de Oriente por regiones y países de origen, 2000-2007 (en %)
Medio, Rusia y Australia. Hasta la fecha las
importaciones son de GNL (transporta- 2000 2004 2006 2007
do por barco) pero está debatiéndose la Oriente Medio 87,9 88,9 89,2 86,7
posibilidad de construir un gasoducto
desde Sajalín, en la costa del Pacífico de Arabia Saudí 24,2 24,5 30,0 26,9
Rusia (Akasura et al., 2007). EAU 25,5 25,3 25,4 24,5
Irán 12,8 15,0 11,5 12,1
Finalmente, en las importaciones de ura-
nio, destacan Australia (33%) y Canadá Qatar 9,6 9,3 10,2 10,4
(27%). La proporción de Kazajistán es Irak 1,4 2,2 1,0 1,0
todavía muy escasa (1%), pero existen
planes para aumentarla apreciablemente Rusia - 0,7 0,7 3,5
(Masaki, 2007). Asia central - - - 0,2
Asia sudoriental sd 5,3 4,4 4,7
Japón está empezando a importar canti-
dades ya apreciables de petróleo y gas Indonesia 4,8 3,5 2,8 3,0
desde Rusia. Está previsto que en el futu-
África 0,7 4,2 4,4 3,6
ro crezcan mucho las importaciones de
crudo ruso procedente de Sajalín y de Angola - - 0,8 0,2
Siberia, así como de gas natural, desde no Guinea - 0,1 0,3 0,5
sólo Sajalín sino también del campo de
Kovykta, cerca de Irkutsk, si se superan los Sudán - 1,8 2,6 2,5
problemas para la construcción de un Australia 1,4 0,6 0,8 1,0
gasoducto hasta el Pacífico (Ahn y Jones,
China 2,2 0,2 0,4 0,1
2008; Masaki, 2008).Está en proyecto el
oleoducto Taishet-Skovorodino-Najodka, Total 100,0 100,0 100,0 100,0
para relacionar las fuentes de petróleo al Fuente: AIE y METI.

Cuadernos de Energía 43
Seguridad energética con alta dependencia externa: las estrategias de Japón y Corea del Sur

más y en 2005 Rusia anunció que cons- Tabla 2.9. Japón: importaciones de derivados
truiría el trayecto Taishet-Skovorodino y del petróleo, por regiones y países de origen, 1996-2004 (en %)
desde allí un primer ramal hasta Daqing
(para abastecer a China y un segundo 1996 2000 2004
ramal hasta Najodka (para abastecer a
Japón y Corea). Oriente Medio 44,8 44,1 46,0
Arabia Saudí 18,4 16,1 17,6
Un gasoducto submarino entre Sajalín y
EAU 10,3 15,0 13,6
Japón podría incrementar mucho las
exportaciones de gas de Rusia, pero no Kuwait 10,7 9,4 8,4
ha pasado, hasta ahora, de la fase de dis- Qatar 2,2 2,0 4,4
cusión. Como es sabido, Rusia tiene dos
proyectos distintos en Sajalín: Sajalín 1, en Asia 31,4 35,9 31,2
el que participa ExxonMobil, que exporta Corea del Sur 11,9 21,1 12,0
petróleo a Asia oriental8 y suministra gas
Indonesia 7,8 4,8 8,4
natural al resto de Rusia, sin que se des-
carte exportar gas; y Sajalín 2, en el que Singapur 5,6 3,2 3,7
participan, además de Gazprom, las
India 1,0 1,9 2,8
empresas Shell, Mitsubishi y Mitsui, que
exporta gas a Japón, Corea y EEUU. EEUU 9,1 7,3 8,3
Antigua URSS 0,8 0,6 1,7
Las estrategias para garantizar
Resto 13,9 12,1 12,8
el suministro
Total 100,0 100,0 100,0
Formas
Fuente: AIE.

Antes de 2006 se dieron pasos importan-


tes para diversificar fuentes de energía y National Energy Strategy (NNES) (véase el Esos desafíos son generales (que afectan
suministradores, así como para crear una texto completo en METI, 2006, y un resu- a todos los grandes países consumidores)
reserva estratégica de petróleo y para men en Hughes, 2006; Masaki, 2006a, y y particulares (específicos de Japón). Los
invertir en recursos, mediante la explora- ECCJ, 2007). Finalmente, en marzo de desafíos generales son bien conocidos:
ción y el desarrollo de campos de petró- 2007, la Dieta aprobó definitivamente la toma de conciencia del carácter finito de
leo y gas, en el extranjero (Hosoe, 2005; Ley Básica de Energía, sobre la base de la los combustibles minerales fósiles; aumen-
Yokobori, 2006; PAJ, 2007). Más reciente- NNES. to de los riesgos geopolíticos en las prin-
mente, el informe coordinado por el cipales zonas productoras (terrorismo,
Japan Forum on International Relations El análisis que subyace en la nueva estra- nacionalización, restricciones a la inversión
(JFIR), también conocido como las “27 tegia energética de Japón se basa en la extranjera, etc.);9 agotamiento de las
recomendaciones”, fue entregado al pri- toma en consideración de los desafíos reservas de petróleo y gas en EEUU y la
mer ministro Koizumi en mayo de 2006 crecientes a la seguridad energética del UE; fuerte aumento pasado y potencial
(véase el texto completo en JFIR, 2006, y país que han surgido en los últimos años y de la demanda de China y la India; inver-
un resumen en Toichi, 2006). En junio de que han sido destacados por numerosos siones globales previsiblemente insuficien-
2006, el Ministerio de Economía, Comer- especialistas (véanse, por ejemplo, Evans, tes; y aumento de precios, que se man-
cio e Industria (METI) publicó la New 2006, Christoffels, 2007, y Jain, 2007). tendrá previsiblemente a medio plazo.

8
Sajalín-1 va a ser cada vez más importante en el aprovisionamiento de crudo de Japón.Véase “Nippon Oil Buys Crude from Sakhalin-1 Under Long Term Con-
tract”, Bloomberg, 19/II/2008.
9
El hoy antiguo ministro de Asuntos Exteriores,Taro Aso, señaló en un artículo de principios de 2007 que el principal riesgo a la seguridad energética mundial
era la “incertidumbre geopolítica en Oriente Medio y otras zonas productoras de energía” (Aso, 2007, p. 37).

44 Cuadernos de Energía
Seguridad energética con alta dependencia externa: las estrategias de Japón y Corea del Sur

Los desafíos particulares de Japón son (Aso, 2007, p. 37). En quinto lugar, la polí- va en los mercados, de manera que se
diversos. En primer lugar, el aumento de tica exterior de Japón, alineada con la de creen vínculos estratégicos entre las
la demanda de China10 tiene y tendrá EEUU, ha llevado a contratiempos en Irán empresas energéticas y las instituciones
serias repercusiones en Japón, a la vista (Pontius, 2006; Masaki, 2006b) y podría gubernamentales, con el fin de propiciar
de la cercanía geográfica y de la rivalidad agudizar la rivalidad con China. En sexto una mayor seguridad en el suministro de
histórica entre los dos países. En segundo lugar, las regulaciones internacionales recursos (es una estrategia que contrasta
lugar, en los últimos años se ha acelerado sobre energía nuclear (el régimen de no con la más liberal de los años noventa).
la pugna con China y la India por los proliferación) y cambio climático (el pro- En segundo lugar, un fortalecimiento de la
recursos de petróleo y gas de Oriente tocolo de Kioto) suponen desafíos adicio- “diplomacia de los recursos” (resource
Medio11 y Rusia, así como la pugna con nales para países que han optado por la diplomacy): asistencia económica, ayuda
China y Corea del Sur por los recursos energía nuclear y que siguen dependien- técnica, soft power, tanto en países pro-
en Asia central12. En ese contexto hay que do mucho de los combustibles minerales ductores como en países consumidores
entender las dificultades para solucionar fósiles. En séptimo lugar, el acercamiento competidores de Japón (por ejemplo,
los contenciosos territoriales en el Mar de Japón a suministradores no tradiciona- asistencia para la diversificación y el aho-
del Este de China (Mar del Este para los les, como los de Asia central, África o rro energéticos en China), para reducir la
coreanos o Mar de Japón para los japo- América Latina, supone un alargamiento competencia en la demanda internacional
neses), como son las islas Diaoyu o Sen- considerable de las cadenas de suminis- de petróleo y gas. En tercer lugar, un
kaku y los islotes Tokto o Takeshima tro. Finalmente, en octavo lugar, preocupa aumento de la capacidad de respuesta en
(Lynch, 2007). En tercer lugar, el aumento especialmente en Japón la alta proporción caso de emergencia (con una ampliación
previsible de la dependencia con respec- de energía transportada por los llamados de las reservas estratégicas de petróleo y
to a Oriente Medio (APERC, 2006, p. 4; chokepoints (los estrechos de Hormuz, gas).
APERC, 2007, p. 66) es especialmente Malaca y Singapur), susceptibles de verse
preocupante puesto que en esa región afectados por el terrorismo o por un Los objetivos concretos de la NNES se
han aumentado mucho los riesgos geo- conflicto a gran escala (por ejemplo, entre pueden enumerar de la siguiente manera:
políticos, haciendo que se convierta en EEUU e Irán), como señala Watkins
potencialmente muy inestable, especial- (2006). Para Taro Aso, la inseguridad en a. Diversificación de las fuentes de ener-
mente por la situación en Irak y Afganis- los estrechos es el tercer mayor desafío a gía hacia la energía nuclear, el gas natu-
tán y por el enfrentamiento de EEUU y la seguridad energética internacional en ral y las energías renovables, para lo
de algunos países de la UE con Irán. En general y de Japón en particular: es nece- cual el Gobierno se propone disminuir
cuarto lugar, al igual que en otras zonas saria “una mayor cooperación internacio- la parte del petróleo en el CEP del
productoras, se ha producido un crecien- nal para fortalecer la seguridad y la diver- 47% en 2005 al 40% en 2030 y la
te nacionalismo energético en Rusia13. Ese sidad de las rutas de transporte de ener- parte del petróleo en el consumo del
fenómeno ha causado una grave inquie- gía. Los estrechos de Malaca, Singapur y sector transporte del 100% al 80%,
tud en Japón: para Taro Aso, el segundo Hormuz son particularmente importan- mediante la introducción del bio-eta-
mayor riesgo para la seguridad energética tes” (Aso, 2007, p. 37). nol y de automóviles eléctricos, así
internacional es el que se debe al hecho como aumentar la parte de la electrici-
de que “el nacionalismo en recursos Sobre la base del análisis anterior, los dad de origen nuclear en la electrici-
[energéticos] ha resurgido a lo largo del objetivos generales de la NNES de 2006 dad total del 30% al 40% entre esas
mundo como consecuencia de los altos son los tres siguientes. En primer lugar, dos fechas. Igualmente, el Gobierno
precios del petróleo y otros minerales” una intervención gubernamental más acti- quiere fortalecer la posición dominan-

10
Y, aunque en menor medida, también de otros países de Asia oriental e incluso de la India.
11
Es además previsible un aumento, en los próximos años, de la dependencia de la demanda de Asia meridional y oriental con respecto a Oriente Medio.
12
Especialmente, al menos por ahora, de petróleo y uranio y no tanto de gas (Masaki, 2007), aunque la situación puede cambiar una vez que esté construido el
gasoducto entre Turkmenistán y China, acordado por los dos países en 2007.
13
En lo que afecta a Asia oriental, ese nacionalismo se dejó notar en el caso de Sajalín-2, con presencia inicial de Mitsui y luego también de Shell y Mitsubishi,
empresas que fueron obligadas a vender una participación mayoritaria a Gazprom en diciembre de 2006, de manera que es la empresa rusa la que controla desde
entonces las exportaciones de GNL a Japón.Véase Christoffels (2007, pp. 44 y ss.).

Cuadernos de Energía 45
Seguridad energética con alta dependencia externa: las estrategias de Japón y Corea del Sur

te de Japón en el mercado de GNL, CMNUCC14. Por tanto, para cumplir sus me del APERC, “a pesar de la caída de la
que se ha visto reducida en los últimos compromisos en la lucha contra el cam- parte del petróleo en el consumo de
años (Christoffels, 2007, pp. 51 y ss.). bio climático, Japón debe acelerar la energía primaria, se espera que la depen-
reconversión de su sector energético dencia con respecto a Oriente Medio
b. Diversificación geográfica de suminis- hacia la energía nuclear, la hidroeléctrica y aumente, al caer las importaciones desde
tradores: desde Oriente Medio hacia las energías renovables. países de Asia, como Indonesia y Malasia”
Rusia, Asia central, África (Libia o Nige- (APERC, 2006, p. 42).
ria), Australia, América Latina, Canadá, Además, los proyectos en energía nuclear,
etc., siendo de “importancia estratégi- que son considerables (hay 55 reactores La alta dependencia de Oriente Medio y
ca” el proyecto de oleoducto Siberia- en operación y están previstos 13 más la perspectiva de que se mantenga o
costa del Pacífico. para 2030), están en cierta medida estan- incluso aumente en los próximos años es
cados ante los problemas técnicos que especialmente grave, a la vista sobre todo
c. Una reducción sustancial de la intensi- plantean y la posición de una opinión que la proporción de petróleo controlado
dad energética, con un aumento del pública bastante reacia. En julio de 2007, por empresas japonesas es muy baja (15%
30% en el PIB generado por unidad de la central nuclear de Kashiwazaki (en la en 2005), pese a los repetidos intentos
CEP entre 2005 y 2030. prefectura de Niigata), la mayor del por aumentar las inversiones en el extran-
mundo, con siete reactores, fue afectada jero (Mitchell y Lahn, 2007; Lahn, 2007).
d. La ampliación de los stocks de petró- por un terremoto de 6,8 grados en la
leo y gas. escala de Richter y tuvo que ser cerrada Aunque los vínculos con Rusia son cre-
indefinidamente. La resistencia de los cientes y prometedores (Koyama, 2007) y
e. Un mayor control directo de recursos gobiernos locales a la construcción de pueden anunciar una reorientación de las
en el extranjero. El Gobierno pretende nuevas centrales ha frenado la expansión importaciones hacia ese país, se ven difi-
aumentar la parte del llamado equity oil del programa nuclear, que pretende cultados por problemas financieros y téc-
(petróleo controlado por empresas aumentar la parte de la electricidad de nicos (el alto coste y la complejidad del
nacionales) del 15% de las importacio- origen nuclear hasta el 40% de la electri- oleoducto previsto entre Siberia oriental
nes de crudo en 2005 al 40% en 2030. cidad total en 2030. y la costa rusa del Pacífico) y también por
el contencioso de las islas Kuriles (Territo-
Requisitos y exigencias Las dificultades para aumentar la propor- rios del Norte para los japoneses), como
ción de la energía hidroeléctrica y, sobre señala Buscynski (2006).
A primera vista, la nueva estrategia ener- todo, las energías renovables (como la
gética de Japón parece sensata. Sin energía eólica) son considerables. Falta Además, un aprovechamiento óptimo de
embargo, los objetivos que se plantea voluntad política y las iniciativas son muy los recursos rusos exigiría la colaboración
pueden parecer extremadamente modes- escasas, como demuestra una previsión de empresas de Japón, China y Corea del
tos, si bien no serán fáciles de alcanzar. de que esas energías apenas aumentarán Sur, así como la eventual implicación de
su peso en el CEP durante los próximos las grandes empresas del petróleo de
La diversificación hacia fuentes distintas decenios. EEUU, puesto que exportar petróleo y
del petróleo y el carbón debe acelerarse GNL a la costa oeste de EEUU entra
sustancialmente para cumplir los compro- En lo que atañe al segundo gran objetivo, dentro de los intereses estratégicos de
misos contraídos por Japón con arreglo al la diversificación geográfica de las impor- Rusia (Atsumi, 2007, p. 42). Sin embargo,
Protocolo de Kioto. Según el Protocolo, taciones de energía, conviene destacar, en el interés por colaborar entre empresas
Japón debe disminuir en un 6% sus emi- primer término, que está siendo extrema- asiáticas es hasta la fecha muy escaso
siones de gases de efecto invernadero en damente lenta en petróleo, como se (Choo, 2006) y está por ver que las com-
2008-2012 con respecto a 1990. Sin señaló anteriormente (véase de nuevo la pañías estadounidenses decidan invertir
embargo, ese cumplimiento parece difícil, Tabla 2.8). Es más, no cabe descartar que masivamente en la exportación de hidro-
ya que en 1990-2005 la emisión de esos aumente la dependencia con respecto a carburos desde el Extremo Oriente ruso.
gases aumentó el 7% según datos de la Oriente Medio. En palabras de un infor- En cuanto a la reducción de la intensidad

14
UNFCCC, National Greenhouse Gas Inventory Data for the Period 1990-2005, FCCC/SBI/2007/30, 24/X/2007.

46 Cuadernos de Energía
Seguridad energética con alta dependencia externa: las estrategias de Japón y Corea del Sur

energética que se prevé, siendo muy Alemania. El consumo 5 de electricidad más estrechamente con economías
necesaria, no parece fácil que se consiga, a creció mucho más en Japón (21,8%) que emergentes no miembros [de la OCDE],
la vista de los precedentes. La mejora que en EEUU (11,9%) o Alemania (10,4%). como China e India, para fortalecer su sis-
se consiguió entre 1973 y 1990 no conti- También se observa en la Tabla 2.10 que tema de reservas de petróleo” (Aso,
nuó en 1990-2005. Smil (2007) señala el comportamiento de Corea del Sur fue 2007, pp. 37 y 38).
que hay dos factores que explican ese sustancialmente peor que el de Japón.
cambio de tendencia: un aumento de la En lo que atañe al control de recursos en
intensidad energética en la industria, espe- En lo que se refiere a las reservas estraté- el extranjero, conviene recordar que la
cialmente en metal-mecánica y cerámica, y gicas de petróleo y gas, resulta curioso parte de las importaciones efectuada por
un aumento del 45% en el consumo per que el Gobierno japonés insista, más que empresas japonesas es de apenas el 15%.
cápita de electricidad residencial, debido a en la ampliación de esas reservas, en la Aumentar esa proporción resulta urgen-
un mayor gasto de los hogares en apara- posibilidad de recurrir al mecanismo de te, pero puede que no sea fácil, a la vista
tos eléctricos y electrónicos. Así, mientras emergencia de la AIE y en la importancia de los contratiempos que ha tenido
que en EEUU la intensidad energética dis- de los stocks de otros países consumido- Japón en años recientes en algunas de sus
minuyó el 12%, en Japón aumentó el 3%. res, como China y la India. En palabras del inversiones en el extranjero15.
La elasticidad del CEP con respecto al PIB, antiguo ministro Aso, “a medida que
que fue de 0,12 en 1973-1980 y de 0,51 aumentan los elementos de incertidum- Además, no cabe descartar que proble-
en 1980-1990, aumentó hasta 1,19 en bre y vulnerabilidad en el mercado del mas similares se produzcan en Asia cen-
1990-2000 (Kanekiyo, 2007a). Es cierto petróleo, adquiere una mayor importan- tral, donde la competencia entre empre-
que en 2000-2004 fue del 0,16, pero se cia la función de la AIE en garantizar la sas nacionales de petróleo de Asia
explica en parte por el mayor crecimien- seguridad energética global. El mecanismo (ANOCs) empieza a ser muy intensa. Por
to del PIB en ese período. de respuesta de emergencia de la Agen- ejemplo, no cabe descartar que el acerca-
cia moviliza a los 27 países miembros miento de China a Asia central a través
En la Tabla 2.10 se observa que la pro- para que suministren colectivamente can- de la Organización de Cooperación de
ductividad energética (PIB por kilos de tidades de sus reservas en el caso de Shanghai (OCS) desemboque en crecien-
equivalente de petróleo) se redujo el problemas inesperados de oferta (...). Una tes dificultades para Japón en el acceso a
1,4% entre 1990 y 2005 mientras que tarea importante que tenemos por delan- esas fuentes de suministro (Herberg,
aumentó el 25% en EEUU y el 32% en te es identificar cómo podemos trabajar 2007). Sin embargo, las visitas a Asia cen-

Tabla 2.10. Consumo de energía primaria y de electricidad,


productividad energética y PIB per cápita, varios países

Cep CepPC CelPC Var90-04 PIB/kep Var90-04 PIBpcPPA


mtep tep/hab kwh/hab US$ PPA US$
2005 2005 2004 2004 2005
Japón 530,5 4,15 8.459 21,8 6,4 -1,4 31.267
Corea del Sur 213,8 4,43 7.710 178,3 4,2 -6,3 22.029
EEUU 2.340,3 7,89 14.240 11,9 4,6 25,3 41.890
Alemania 344,8 4,18 7.442 10,4 6,2 31,6 29.461
España 145,2 3,35 6.412 63,3 6,9 -4,9 27.169
Fuentes: IEA, Selected Indicators y PNUD, Indicadores de desarrollo humano.

15
Además del caso de Sajalín-2, mencionado anteriormente, hay que recordar el del campo de petróleo de Azadegan, en Irán. En septiembre de 2004, un con-
sorcio de empresas japonesas dirigido por Inpex acordó participar en su desarrollo, pero el enfrentamiento entre Washington y Teherán a propósito del programa
nuclear iraní hizo que el consorcio japonés pospusiera la inversión. Finalmente, en octubre de 2005, Irán redujo la participación japonesa en Azadegan del 75% al
10%.Véanse Watkins (2006) y Christoffels (2007, pp. 25 y ss.).

Cuadernos de Energía 47
Seguridad energética con alta dependencia externa: las estrategias de Japón y Corea del Sur

tral (Kazajistán y Uzbekistán) del primer tegia, que se han expuesto en apartados en el desarrollo de las energías reno-
ministro Koizumi en diciembre de 2006 y anteriores, nos llevan a varias conclusiones: vables, dado el escaso peso que esas
del ministro Amari, responsable del METI, energías tienen actualmente y a la vista
en enero de 2007, se saldaron aparente- 1. La creciente inseguridad energética de de la sofisticación técnica del país.
mente con un éxito para Japón, al menos Japón puede aumentar sus ya conside-
en lo referente al suministro de uranio, rables fricciones con China (Calder, La estrategia de seguridad
mineral del que Kazajistán posee las 2007; Khan, 2007; Liao, 2007), salvo energética de Corea del Sur:
segundas mayores reservas del mundo, que los temas energéticos se aíslen de
entre tenazas
detrás de Australia. la relación bilateral (Gupta, 2008) y/o
conduzcan a una mayor cooperación a La República de Corea (denominada sim-
En suma, de los cinco objetivos concretos escala internacional y entre los dos plemente Corea del Sur en este trabajo)
incluidos en la nueva estrategia energética países (por ejemplo en temas de segu- es el décimo consumidor mundial de
de Japón, hay tres que parece que se ridad marítima). energía (con 233,4 mtep), por delante de
pueden alcanzar, como son aumentar la Brasil o Italia y casi a la altura del Reino
eficiencia en un 30% para 2030 (siempre 2. Las exigencias energéticas de Japón le Unido. Es el sexto consumidor mundial
que cambien los hábitos de consumo de pueden vincular cada vez más a Rusia en energía nuclear, el séptimo en petróleo
electricidad), reducir la parte del petróleo (como forma de reducir la dependen- y el noveno en carbón17.
en el CEP hasta el 40% e incrementar la cia con respecto a Oriente Medio),
parte de la electricidad de origen nuclear especialmente en los casos de petró- Al igual que Japón, su dependencia exter-
hasta el 40% (en los dos últimos casos, si leo de Siberia (a través del futuro ole- na es muy elevada. Sus importaciones
el aumento del parque nuclear no sufre oducto transiberiano) y del gas de netas de energía ascendieron en 2006 a
contratiempos técnicos o políticos). Sin Sajalín y de Kovykta (Ahn, 2007). Está 188,8 mtep, esto es, el 80,9% de su con-
embargo, no está nada claro que la parte por ver la importancia que puede sumo. Corea del Sur es un muy impor-
de equity oil en las importaciones vaya a adquirir Asia central en el abasteci- tante importador de carbón y de GNL: el
aumentar fácilmente del 15% al 40%, miento futuro de petróleo y gas de segundo del mundo, detrás de Japón en
dada la competencia exacerbada entre las Japón, aunque sí parece claro que esa los dos casos. Es además el noveno
empresas japonesas, chinas, coreanas e región (y singularmente Kazajistán) importador mundial de petróleo.
indias16. Finalmente, parece muy difícil que será de extrema importancia en la
se pueda reducir la proporción del petró- obtención de mineral de uranio. Desde el punto de vista de la seguridad
leo en el consumo de energía final del energética, Corea del Sur presenta un tri-
sector transporte del 100% al 80%, ya 3. Evitar las fricciones con China y poten- ple dilema (Calder, 2005): carencia de
que tal cosa exigiría una opción muy deci- ciar las importaciones de recursos recursos energéticos, alta dependencia
dida por los biocombustibles, como el desde la antigua URSS exige un marco con respecto al petróleo y elevada
etanol, los automóviles eléctricos, los de cooperación internacional (que dependencia de Oriente Medio en las
motores basados en células fotovoltaicas incluya obviamente a esos dos países importaciones de petróleo y gas.
y otros sistemas, lo que no parece que pero quizá también a India y EEUU),
vaya a ocurrir salvo que haya un cambio como señalan, entre otros, Blank, 2006 Corea del Sur sólo tiene pequeños depó-
de alcance en la fabricación y la demanda y Kangas, 2007), asunto en el que se ha sitos de antracita y ciertos recursos en
de automóviles. progresado relativamente poco hasta hidroelectricidad, por lo que debe recu-
ahora, por razones de rivalidad históri- rrir a la importación y al consumo de
Conclusiones ca (Choo, 2006). madera para generar energía18. Las impor-
taciones netas, sin contar la energía nucle-
El panorama energético de Japón y los 4. Japón necesita tener más ambición y ar, son del 96,5% del consumo interior
elementos principales de su nueva estra- presentar una clara voluntad política (80,9%, como se señaló antes, incluyendo

16
No obstante,Toichi (2006) argumenta que puesto que las importaciones de crudo de Japón se reducirán de 4 a 3 millones de barriles al día entre 2005 y
2030, bastaría con duplicar de 0,6 a 1,2 mbd la parte controlada por empresas japonesas para cumplir el objetivo del 40%.
17
Puede verse una visión general de la situación energética de Corea del Sur en EIA (2007).
18
Corea del Sur dispone también de algunos recursos de uranio, que por el momento están prácticamente inexplorados.

48 Cuadernos de Energía
Seguridad energética con alta dependencia externa: las estrategias de Japón y Corea del Sur

la producción de energía nuclear). En mtep), a la categoría madera y otros (4,3 petroquímica) muy intensiva en energía19;
2006 el petróleo representaba el 44% del mtep), al carbón (2,1 mtep) y la hidroe- el fuerte progreso de la motorización (el
consumo de energía primaria, una pro- lectricidad (1,3 mtep). Aunque la produc- número de automóviles pasó de 557.000
porción más elevada que la del conjunto ción ha crecido notablemente (era de en 1985 a 15,4 millones en 2005); y la
del mundo (38%). Finalmente, en 2006, la 21,9 mtep en 1990), gracias a los esfuer- automatización de las fábricas de las
tasa de dependencia de las importaciones zos por desarrollar la energía nuclear, la industrias del automóvil y de componen-
de crudo desde Oriente Medio fue del hidroeléctrica y las energías renovables, se tes electrónicos.
80,7%. En cuanto a las importaciones de trata de cantidades muy pequeñas.
GNL, casi la mitad de las importaciones En cuanto a la estructura por fuentes
procedieron en 2006 de sólo dos países En cuanto al consumo de energía prima- energéticas del consumo primario (Tabla
del Golfo Pérsico: Qatar (25,6%) y Omán ria (CEP), ascendió a 233,4 mtep en 3.1), cabe destacar que en 1996-2006 ha
(20,7%), lo cual es importante dado que 2006, con un fuerte crecimiento en los caído la parte del petróleo del 62,3% al
dos países asiáticos (Indonesia y Malasia) últimos años (era de 93,2 mtep en 1990). 43,6%, en beneficio del carbón (que ha
supusieron un 42% adicional. El crecimiento ha sido constante, salvo en pasado del 18,5% al 24,3%), del gas natu-
1998, cuando disminuyó a 165,5 mtep ral (cuyo peso ha aumentado del 6,7% al
Con todo, hay que tener en cuenta que, desde 179,6 mtep en 1997, como conse- 13,7%) y, en menor medida, de la energía
gracias al importante desarrollo de la cuencia de la crisis financiera de esos nuclear (11,8% y 15,9%, respectivamente).
industria petroquímica, Corea del Sur es años. Sin embargo, ya en 1999 el CEP Pese a una diversificación notable del
exportador neto de derivados del petró- superó los 180 mtep, según los datos de petróleo, los combustibles minerales fósi-
leo. En 2005 las exportaciones fueron de BP (2007). En 1980-2006 la tasa de creci- les representan todavía el 82% del consu-
35,1 mtm y las importaciones ascendie- miento anual media del CEP fue del 6,6%, mo.
ron a 19,8 mtm. casi tan alta como la del PIB.
En lo que atañe a la distribución sectorial
Producción y consumo de energía Las razones principales de ese crecimien- del consumo de energía final, la mayor
to tan elevado son el rápido incremento parte va a parar a la industria (56% en
La producción de energía primaria es del PIB (6,8% en 1970-2005, pese a una 2006) y el peso de ese sector ha aumen-
muy escasa (apenas 44,6 mtep en 2006). desaceleración notable en el último dece- tado incluso en los últimos años. La
La mayor parte de esa producción nio); la importante expansión de una importancia del sector industrial en el
corresponde a la energía nuclear (37,3 industria pesada (cemento, siderurgia y consumo de energía final se debe a la

Tabla 3.1. Corea del Sur: consumo de energía primaria


por tipo de energía, 1995-2006 (miles de tep y %)

1995 % 2000 % 2005 % 2006 %

Carbón 28.092 18,7 42.911 22,2 54.788 24,0 56.687 24,3


Petróleo 93.955 62,5 100.280 52,0 101.526 44,4 101.831 43,6
Gas natural 9.213 6,1 18.924 9,8 30.355 13,3 32.004 13,7
Nuclear 16.757 11,1 27.241 14,1 36.695 16,1 37.187 15,9
Hidroelectricidad 1.369 0,9 1.402 0,7 1.297 0,6 1.305 0,6
Renovables 1.051 0,7 2.130 1,1 3.961 1,7 4.358 1,9
Total 150.437 100,0 192.888 100,0 228.622 100,0 233.372 100,0
Fuente: MOCIE.

19
Por ejemplo, la producción de etileno alcanzó 6,5 millones de toneladas en 2005, sextuplicándose desde 1985 (WP-EPP, 2006, p. 67).

Cuadernos de Energía 49
Seguridad energética con alta dependencia externa: las estrategias de Japón y Corea del Sur

especialización productiva del país (indus- Tabla 3.2. Corea del Sur: Consumo
tria pesada, petroquímica, construcción de energía final por sector, 1996 y 2006 (en %)
naval y fabricación de automóviles) y al
desarrollo de un importante sector de 1996 2006
refino.
Industrial 51,4 56,0
En cuanto a las previsiones, el APERC Residencial y comercial 24,0 20,7
(2006) considera que el CEP llegará a
Transporte 22,6 21,0
241,3 mtep en 2010, a 303,5 mtep en
2020 y a 351,7 mtep en 2030, esto es, Público y otros 2,0 2,2
que aumentará más del 50% entre 2006 Total 100,0 100,0
y 2030, aunque la tasa de crecimiento
Fuente: MOCIE.
entre esos dos años (del 1,7%) será muy
inferior a la registrada entre 1980 y 2006
(del 6,6%). En los últimos años, la tasa de Tabla 3.3. Corea del Sur: previsiones
crecimiento del CEP (3,2% en 2000- de crecimiento del consumo de energía primaria (mtep y %)
2006) ha sido considerablemente más
baja que esa media. Las dos razones prin- Cep TCAM
cipales del menor crecimiento del CEP 1980 41,4 1980-2002 7,4
desde finales de los años noventa son el
cambio de la estructura productiva hacia 2002 199,7 2002-2010 2,4
los servicios y las industrias de tecnologí- 2010 241,3 2010-2020 2,3
as de la información, así como las mejoras
2020 303,5 2020-2030 1,5
generalizadas de eficiencia que se espe-
ran20. Así, la elasticidad del consumo con 2030 351,7 2002-2030 2,0
respecto al PIB, que fue de 1,1 en 1980- Fuente: APERC, 2006.
2002, pasará a ser, según las previsiones,
de 0,6 en 2002-2030.
Tabla 3.4. Corea del Sur: previsiones de consumo
de energía primaria por tipos de energía, 2006, 2010 y 2020 (en %)
Como puede verse en la Tabla 3.4, las
previsiones del Korea Energy Economics 2006 2010 2020
Institute (KEEI) sugieren que, en el CEP,
bajará la parte del petróleo del 43,8% en Petróleo 43,6 41,8 38,1
2006 al 38,1% en 2020 en beneficio del Carbón 24,3 25,9 24,0
gas natural, la energía nuclear, la hidroe-
léctrica y las energías renovables. La parte Gas natural 13,7 15,4 15,7
del carbón se mantendrá estable en el Nuclear 15,9 14,0 18,0
24%. Llama la atención que, según esas
Hidro y ER 2,5 2,9 4,2
previsiones, la suma de la energía hidroe-
léctrica y de las energías renovables ape- Total 100,0 100,0 100,0
nas superará el 4% del CEP en 2020 y Fuente: MOCIE y KEEI.
que los combustibles minerales fósiles
supondrán más de tres cuartas partes del previsiones de la distribución sectorial del cambios significativos, como puede com-
CEP en ese año. En lo que se refiere a las consumo de energía final, no se aprecian probarse en la Tabla 3.5.

16
Además, naturalmente, de los efectos de la crisis financiera de 1997-1998, que, por ejemplo, hicieron que el consumo de petróleo alcanzase un máximo de 2,4
mbd en 1997. El consumo cayó hasta 2 mbd en 1998. En 2006, con 2,3 mbd, la cifra fue todavía inferior a la de 1997, según datos de BP (2007).

50 Cuadernos de Energía
Seguridad energética con alta dependencia externa: las estrategias de Japón y Corea del Sur

Tabla 3.5. Corea del Sur: previsiones de consumo Importaciones


de energía final por sector, 2006 y 2020 (en %)
Las importaciones netas de energía fue-
2006 2020 ron de 188,8 mtep en 2006, equivalentes
al 80,9% del consumo. Por tanto, la
Industria 56,0 55,1
dependencia exterior de Corea del Sur
Transporte 20,7 20,3 es extrema. Esa dependencia, además, ha
crecido desde el 74,1% en 1985 y el
Res/com 21,0 22,1
76,5% en 1990, aunque se ha reducido
Público y otros 2,2 2,4 ligeramente desde 2000, como puede
Fuente: MOCIE y KEEI. verse en la Tabla 3.6.

Tabla 3.6. Corea del Sur: producción, consumo En 2006, Corea del Sur importó 101,8
e importaciones netas de energía, 1985-2006 (miles de tep y %) millones de toneladas de petróleo, el
100% de su consumo. Además, como se
1985 1990 2000 2006 aprecia en la Tabla 3.7, más del 80% de
esas importaciones proceden de Oriente
Producción 14.597 21.908 33.367 44.582
Medio, región en la que destacan Arabia
Consumo 56.296 93.192 192.887 233.372 Saudí, los Emiratos Árabes Unidos (EAU),
Mnetas 41.699 71.284 159.520 188.790 Kuwait, Irán y Qatar como los principales
proveedores. En los últimos años se ha
Mn/Cons (%) 74,1 76,5 82,7 80,9 registrado incluso un aumento de la
Fuente: AIE, APERC e IEEJ. dependencia de Oriente Medio. Aunque
la dependencia con respecto a Oriente
Tabla 3.7. Corea del Sur: importaciones Medio es alta, está relativamente diversifi-
de petróleo por regiones y países de origen, 1995 y 2005 cada entre países de la región (Arabia
Saudí, EAU, Kuwait, Irán y Qatar), al igual
1995 2005 que en el caso de Japón. No se aprecia
Oriente Medio 75,6 80,7 todavía un incremento significativo de las
importaciones procedentes de Rusia o
Arabia Saudí 35,2 29,1 Asia central, aunque sí hay un ligero
EAU 11,0 17,5 aumento de las importaciones desde
Australia.
Kuwait 3,9 9,2
Irán 10,6 8,3 Corea del Sur es exportador neto de
Qatar 1,7 6,2 derivados del petróleo, por una cuantía
de 15,3 mtm en 2005 (16,4 mtm en
Asia 14,5 9,1 2000). Los principales países consumido-
Indonesia 4,9 4,5 res de esos derivados fueron en ese año
China (28,1%), Japón (22,7%), EEUU
China 4,9 1,0
(12,7%) e Indonesia (9,2%).
África 5,9 4,0
En lo que se refiere a las importaciones
Australia 0,8 3,8
de carbón (54,4 mtm en 2006), los princi-
Antigua URSS 0,4 1,0 pales suministradores son Australia, China
Fuente: AIE. y Rusia (Tabla 3.8). Destaca el fuerte

Cuadernos de Energía 51
Seguridad energética con alta dependencia externa: las estrategias de Japón y Corea del Sur

incremento del peso de China, que era pasado más del 90% de esas importacio- cimiento de las importaciones indican
nulo en 1995. nes procedía de dos países de Asia sudo- que habrá un crecimiento persistente,
riental (Indonesia y Malasia). El peso de aunque menor que en los últimos años,
Puesto que Corea del Sur es el segundo esos dos países ha ido cayendo desde de todas las importaciones de energía
importador mundial de GNL, la proce- entonces, a causa del incremento de su (petróleo, carbón y GNL). Las importa-
dencia de esas importaciones reviste gran demanda interna, entre otros factores. ciones netas, según las estimaciones de
importancia.Todo el gas que se importa Qatar y Omán se han convertido en APERC (2006), podrían alcanzar, tras
es hasta el momento en forma de GNL, suministradores de primer orden, ya que haber sido de 189 mtep en 2006, una
por la ausencia de gasoductos, aunque en 2006 entre esos dos países de Orien- cantidad de 239 mtep en 2020 y de 271
existen varios previstos. Como se obser- te Medio representaban casi la mitad de mtep en 2030. Según esas estimaciones,
va en la Tabla 3.9, a mediados del decenio las importaciones. Las previsiones de cre- las importaciones de gas podrían llegar a
72,9 mtep en 2030 (fueron de 31,5 en
Tabla 3.8. Corea del Sur: importaciones de carbón 2006), mientras que las de petróleo pasa-
por regiones y países de origen, 1995 y 2006 (miles de tm y %) rían de 101,8 en 2006 a 135,6 mtep en
2030 y las de carbón crecerían poco, de
1995 % 2006 % 54,6 mtep en 2006 a 62,8 mtep en 2030.
Producción 14.597 21.908 33.367 44.582
Estrategias para garantizar el suministro
Australia 9.159,0 35,7 17.637,1 32,4
Canadá 2.157,0 8,4 942,7 1,7 La política energética de Corea del Sur ha
recibido un fuerte impulso en los últimos
China - 0,0 14.306,9 26,3
años. En febrero de 2006, el Parlamento
EEUU 1.658,0 6,5 62,6 0,1 aprobó la Ley Marco de Energía y en
noviembre de ese año el presidente creó
Rusia - 0,0 4.058,1 7,5
un Comité Nacional de Energía, con cua-
Otros 12.681,0 49,4 17.414,7 32,0 tro sub-comisiones (política energética,
Total 25.665,0 100,0 54.422,1 100,0 tecnología, desarrollo de recursos y ges-
Fuente: MOCIE.
tión de conflictos).

Tabla 3.9. Corea del Sur: importaciones La estrategia energética de Corea del Sur
de GNL por países de origen, 1995 y 2006 (miles de tm y %) tiene similitudes importantes con la de
Japón, puesto que ambos países presen-
1996 % 2006 % tan rasgos estructurales parecidos, como
son la escasa producción interna, la alta
Indonesia 6.262,1 65,6 5.060,0 20,1
dependencia del petróleo y la elevada
Malasia 2.572,2 27,0 5.545,9 22,0 dependencia con respecto a Oriente
Brunei 707,0 7,4 849,8 3,4 Medio21.

Qatar - 0,0 6.458,8 25,6 Los objetivos principales de la estrategia


Omán - 0,0 5.220,9 20,7 de seguridad energética de Corea del Sur
(1)
se pueden resumir en los cinco siguientes:
Otros 56,7 0,6 2.087,9 8,3
diversificación de fuentes de energía,
Total 9.539,5 100,0 25.221,9 100,0 diversificación de proveedores, consolida-
(1)
ción de la reserva estratégica de petróleo,
Australia, Argelia, Nigeria, España y Abu Dhabi.
Fuente: MOCIE. conservación, racionalización y búsqueda

21
Adviértase, sin embargo, que aunque la tasa de autosuficiencia es similar en los dos países (18% con la energía nuclear y 4% sin ella), la dependencia con res-
pecto al petróleo es algo mayor en Japón (47,4% en 2005) que en Corea del Sur (43,6% en 2006) y que la importancia de Oriente Medio es algo superior en
Japón (88% frente al 81%).

52 Cuadernos de Energía
Seguridad energética con alta dependencia externa: las estrategias de Japón y Corea del Sur

de eficiencia y desarrollo de recursos en mencionó anteriormente, el 90% de las por habitante (en tep por persona) fue
el extranjero. En primer término, la diver- importaciones. En cuanto a la posibilidad en 2005 de 4,43 en Corea del Sur, 4,16
sificación de fuentes, hacia la energía de hacer llegar un gasoducto a Corea del en Japón, 4,18 en Alemania, 3,88 en el
nuclear y las renovables, obedece a la Sur, el asunto se plantea en buena medida Reino Unido y 3,16 en Italia, aunque, claro
voluntad de reducir la dependencia exter- como medida para hacer frente a las está, es inferior al registrado en EEUU,
na y las emisiones de CO2. La opción por necesidades energéticas no sólo de Seúl con 7,89 tep por habitante (MOCIE-KIEE,
el GNL, aunque puede ser interesante sino también de Pyongyang, lo que, de 2007, p. 63).
por razones de precio y de proximidad resolverse definitivamente la crisis nuclear
de algunos de los suministradores, sólo con Corea del Norte, podría impulsar a Finalmente, el Gobierno está intentando
resuelve parcialmente esos problemas. Rusia y China a favorecer esa opción fomentar un mayor actividad en el desa-
Además, el crecimiento del consumo de (Paik, 2005). Esa voluntad de diversifica- rrollo de recursos en el extranjero, pero
GNL en los últimos ha sido ya impresio- ción es muy similar a la de Japón y ambas las empresas coreanas entran en conflicto
nante: ha pasado de 18,9 mtm en 2000 a compiten con la de China, especialmente con las japonesas y chinas, especialmente
32 mtm en 2006. en lo relacionado con Asia central y Rusia. en lo relativo al petróleo (Herberg, 2007;
Mitchell y Lahn, 2007; Lahn, 2007). Con
La energía nuclear se enfrenta a una opi- En tercer lugar, la creación y ampliación todo, es también objetivo oficial aumentar
nión pública poco receptiva, de manera de una reserva estratégica de petróleo la parte de la producción en el extranjero
que, como ya se indicó, no está previsto no sólo obedece al interés de tal reserva de empresas nacionales en las importa-
que haya un aumento importante de su en caso de problemas de suministro sino ciones totales del 3,7% en 2005 al 15%
contribución al CEP. Por el contrario, las también a las recomendaciones de la AIE en 2013 en petróleo y del 5,8% en 2005
energías renovables se han considerado a los países miembros de la Agencia, en la al 30% en 2013 en GNL (Bang, 2007, p.
como un objetivo prioritario. En particu- que Corea del Sur ingresó en abril de 12).
lar, es objetivo oficial aumentar el peso de 2001. La reserva estratégica equivale a
las energías renovables (sin contar la unos 90 días de importaciones, un creci- Conclusiones
hidroeléctrica) en el CEP del 2,1% en miento desde los 60 días registrados a
2005 al 5% en 2011. principios de 2001 (WG-EPP, 2006, p. La situación de inseguridad energética de
104). Corea del Sur es muy parecida a la de
En segundo lugar, Corea del Sur pretende Japón, aunque hay naturalmente algunas
acentuar la diversificación geográfica de En cuarto lugar, Corea se ha propuesto diferencias. Los dos países comparten una
las importaciones, mediante el incremen- una mucho mayor conservación, raciona- dependencia todavía alta con respecto al
to de las importaciones de petróleo y gas lización y eficiencia, puesto que la intensi- petróleo y una dependencia muy elevada
procedentes de Rusia y, en menor medida dad energética es muy elevada para un con respecto a las importaciones de
de Asia central22. Por el momento, la prio- país del grado de desarrollo de Corea23. energía.
ridad otorgada a África o a América Lati- En 2005, el consumo de energía primaria
na en la estrategia de aprovisionamiento por cada 1.000 dólares de PIB era del Entre las diferencias, destacan las dos
es mucho menor. El potencial de creci- 0,34 en Corea del Sur, frente al 0,21 en siguientes: la dependencia de Oriente
miento de las importaciones de petróleo EEUU, 0,18 en Alemania, 0,16 en Italia, Medio es algo menor en Corea de Sur
desde Siberia y de las de gas desde Saja- 0,14 en el Reino Unido y 0,11 en Japón que en Japón (80,7% frente al 87,9% en
lín es enorme. En 2005, los países de la (MOCIE-KEEI, 2007, p. 63). Un objetivo 2005); por el contrario, la situación surco-
antigua URSS apenas supusieron el 1% de oficial es reducir la intensidad energética reana es notablemente peor en cuanto a
las importaciones de crudo. En cuanto al hasta 0,30 en 2012, lo que no parece intensidad energética y consumo per
GNL, las importaciones desde Rusia son muy ambicioso. El consumo per cápita de cápita de energía (por ejemplo, llama la
prácticamente nulas, ya que los cuatro energía es muy alto e incluso mayor que atención que el CEP por habitante fuese
primeros proveedores (Qatar, Malasia, el de Japón, pese a que hay una sustancial en 2005 de 4,43 tep en Corea, frente a
Omán e Indonesia) suponen, como se diferencia en el nivel de desarrollo. El CEP 4,15 tep en Japón, pese a la diferencia de

23
Esa alta intensidad se explica por razones de ineficiencia pero también por motivos relacionados con la especialización industrial y con la importancia del sec-
tor de refino.

Cuadernos de Energía 53
Seguridad energética con alta dependencia externa: las estrategias de Japón y Corea del Sur

renta per cápita. Las conclusiones señala- dad energética es aún más imperiosa en incluir a más inversores), mejoraría la fia-
das anteriormente para Japón son tam- el caso de Corea del Sur que en el de bilidad de los suministros, haría posible,
bién válidas para Corea del Sur, aunque Japón, por razones de tamaño y por mediante mejores interconexiones, hacer
con algunas matizaciones. motivos vinculados a la necesaria mejora frente a emergencias con mayores garan-
de las relaciones intercoreanas. Así, Seúl tías y convertiría en más racionales y efi-
En primer lugar, la inseguridad energética tiene un interés particular en promover la cientes los proyectos que impliquen a
de Corea del Sur le llevará a competir cooperación energética en Asia nororien- varios países (por ejemplo, oleoductos o
con China y con Japón, con la particulari- tal. No es de extrañar, por ejemplo, que gasoductos desde Sajalín hacia Corea del
dad de que el país no tiene el peso en 2004 tomase la iniciativa para fundar Sur, pasando por Corea del Norte). Sin
demográfico y económico de China ni un mecanismo de reuniones periódicas, a embargo, la cooperación es muy incipien-
tampoco el nivel de desarrollo de Japón, nivel ministerial, para fomentar la colabo- te y, hasta ahora, se circunscribe, en lo
aunque los coreanos llevan muchos años ración intergubernamental en materia de esencial, a la Cumbre de Asia Oriental,
haciendo grandes esfuerzos por alcanzar cooperación energética, que se concretó que, en su cumbre de Cebú (enero de
e incluso superar a Japón, lo que han con- en 2004 en la constitución del Consejo 2007), creó un mecanismo de coopera-
seguido ya en algunos sectores industria- Intergubernamental para la Cooperación ción regional encaminado a aunar esfuer-
les. La diferencia de tamaño y de renta Energética en Asia Nororiental, con sede zos ante una situación generalizada en esa
per cápita con sus vecinos hace que en Ulan Bator, del que forman parte parte del mundo: ineficiencia energética,
Corea del Sur esté, en cierta medida, Corea del Sur, Rusia, Mongolia y Corea escaso desarrollo de las energías renova-
cogida entre tenazas. del Norte, pero todavía no Japón y bles, alta dependencia de Oriente Medio
China. e insuficiente colaboración entre los paí-
En segundo término, al igual que Japón, la ses asiáticos en materia de suministros
voluntad de diversificar sus importaciones Finalmente, conviene destacar que los (Bustelo, 2007).
respecto de Oriente Medio, región con la esfuerzos para promover las energías
que la dependencia ha aumentado inclu- renovables son algo mayores en Corea La UE tiene una política energética
so en los últimos años en petróleo y en del Sur que en Japón. Mientras que Seúl común que es de interés para Asia noro-
GNL, está empujando a Corea del Sur a se ha propuesto oficialmente llegar al 5% riental (Gavin y Lee, 2007), puesto que la
acercarse a Rusia y, en menor medida, a de contribución de esas energías (sin con- UE se propone en su estrategia a largo
Asia central. Si la colaboración con Rusia tar la energía hidroeléctrica) en 2011, plazo, entre otras cosas, mejorar las inter-
para obtener petróleo de Siberia y de Japón no tiene un objetivo oficial de ese conexiones, fomentar el ahorro, reducir
Sajalín-1 y gas de Kovykta y Sajalín-2 es tipo, pese a su mayor renta per cápita y su las emisiones de gases de efecto inverna-
primordial en el caso de Japón, no lo es superioridad técnica en algunos sectores. dero y aumentar la aportación de las
menos en el de Corea del Sur, con la par- energías renovables en el consumo de
ticularidad de que al ser un país continen- Implicaciones de las estrategias energía primaria y de los biocombustibles
tal, los eventuales vínculos por oleoducto en el consumo del sector transporte.
de Japón y Corea del Sur
y gasoducto parecen más fáciles. Hay que
para la UE y España
tener en cuenta, sin embargo, que la situa- Dentro de la UE, España ha sido muy
ción en Corea del Norte es un factor Aunque las implicaciones son muy diver- activa en defender posiciones favorables,
añadido que puede complicar esa rela- sas, las más importantes se pueden enu- entre otros aspectos, a potenciar un mer-
ción o que puede, a la inversa, favorecer- merar tal y como figura a continuación. cado energético europeo, diversificar las
la, ya que una solución definitiva a los pro- fuentes de aprovisionamiento, estimular
blemas energéticos de Corea del Norte En primer lugar, la cooperación regional las energías renovables e incluir el diálogo
pasa por la creación de vías de suministro es esencial para mejorar la seguridad político con el área del Mediterráneo (y
en toda la península. energética en Asia nororiental. Tendría en particular Argelia y Marruecos) en las
muy diversas ventajas (Chidester y Kess- prioridades de la UE. En segundo térmi-
En tercer lugar, la necesidad de una mayor ler, 2007): abarataría la oferta, permitiría no, la competencia entre la UE y Asia
cooperación regional en temas de seguri- una mejor distribución de costes (al nororiental por el gas natural de Asia cen-

54 Cuadernos de Energía
Seguridad energética con alta dependencia externa: las estrategias de Japón y Corea del Sur

tral será seguramente perjudicial para puede conducir a una elevada dependen- aumento de la intensidad energética
ambas regiones. No cabe descartar un cia asiática con respecto a Rusia. Los entre 1996 y 2004 ha impedido que
futuro en el que Turkmenistán y Kazajstán esfuerzos que, desde hace algunos años, aumente la parte de las energías renova-
estén conectados, por gasoducto, a la vez está llevando a cabo la UE para reducir su bles en el consumo total de energía. En
con Europa (el gasoducto trans-caspio, dependencia con respecto a Rusia podrí- otras palabras, España puede ofrecer a
que se conectaría con el del Sur del Cáu- an ser una referencia si, tal y como se países con similares características estruc-
caso y con el Nabucco) y con Asia orien- prevé, Japón y Corea del Norte diversifi- turales, como Japón y Corea, su experien-
tal (a través de China, quien ya ha firma- can desde Oriente Medio su suministro cia en la diversificación de las fuentes,
do un acuerdo con Turkmenistán24 o de petróleo y diversifican desde el sudes- especialmente en el fomento de algunos
incluso a través de la India25, aunque ese te asiático sus importaciones de gas. tipos de energías renovables, como la
segundo camino se enfrenta a serias difi- eólica, desde luego, pero también la pro-
cultades políticas. Finalmente, en cuarto lugar, España com- ducción de electricidad con residuos y
parte con Japón y Corea del Sur varios biomasa.
Para la UE, la conexión con Asia central rasgos comunes: alta dependencia exter-
es una forma de ampliar el acceso a los na (81,2% en 2006, muy similar a la de los A la inversa, España puede aprender de
recursos (la oferta de Rusia puede ser dos países asiáticos); diversificación desde Japón y de Corea del Sur en lo relativo a
insuficiente a la vista de la fuerte deman- el petróleo y el carbón hacia el gas y las la ampliación de la capacidad de regasifi-
da interna de ese país, de las escasas energías renovables27; diversificación de cación, puesto que todas las importacio-
inversiones en infraestructuras y del pre- suministradores; grave problema de inefi- nes de gas natural de los países asiáticos
visible aumento de la demanda europea), ciencia energética; altas emisiones de se hacen en forma de GNL. España
diversificar las fuentes de suministro y evi- gases de invernadero; etc. puede aprender de Japón en mejora de
tar las presiones de Rusia, cada vez más la eficiencia energética (conservación y
inclinada a usar su influencia energética En los últimos años, España ha tenido un ahorro): la intensidad energética era, en
como elemento central de su política éxito bastante considerable en la diversi- 2005, de 0,11 tep por cada 1.000 dólares
exterior (Cornell y Nilsson, 2008). ficación por fuentes y geográfica, lo que se de PIB (del año 2000), frente a 0,21 en
ha debido a su gran capacidad para España y 0,34 en Corea del Sur. Recorde-
Si Asia nororiental y la UE se interesan importar GNL. Entre 2000 y 2006 se ha mos que, en Japón, el consumo de petró-
simultáneamente por los recursos de gas reducido apreciablemente el peso relativo leo, así como el consumo de energía per
de Asia central, los resultados, en ausencia del carbón y el petróleo en beneficio del cápita, han caído en los últimos años28 o
de cooperación, pueden ser negativos gas natural y de las energías renovables, al que el consumo de energía del sector
para ambas partes26. De ahí que parezca tiempo que se han diversificado los sumi- industrial se ha mantenido constante
recomendable algún tipo de diálogo en nistros de gas natural desde Argelia hacia desde hace 30 años. Japón es un país muy
temas energéticos de Asia central, a llevar países como Nigeria, Qatar, Egipto y Trini- avanzado en el ahorro de energía, como
a cabo en la ASEM o en un foro creado dad y Tobago. Ese éxito se ha debido al consecuencia de una combinación exito-
ad hoc. fuerte incremento de la capacidad de sa de técnicas de última generación (elec-
regasificación: en la actualidad, España es trodomésticos y automóviles de bajo
En tercer lugar, la conjunción del interés el tercer importador mundial de GNL consumo, coches híbridos, etc.), altos pre-
estratégico de Rusia por valorizar los (detrás de Japón y Corea del Sur) y sus cios de la gasolina y la electricidad, frugali-
recursos energéticos de su región orien- importaciones de GNL son prácticamen- dad en la vida corriente, obsesión popular
tal (Simonia, 2006) y del interés de los te la mitad de las que efectúa la UE. Ade- por el ahorro, subsidios a la energía solar
países de Asia nororiental por diversificar más, España ha conseguido crear un par- o a la instalación de células de combusti-
sus suministros desde Oriente Medio que eólico considerable, aunque el ble en los hogares, etc. ■

24
El gasoducto entre Turkmenistán y la región china de Xinjiang, a través de Uzbekistán y Kazajistán, está previsto para 2009. Con una longitud de 2.000 kilóme-
tros, tendrá una capacidad de transporte de 30.000 millones de metros cúbicos al año.Véase Pao (2007).
25
La India tiene un gran interés en desarrollar una red pan-asiática de interconexiones en gas natural y, más concretamente, en llevar adelante el gasoducto TAPI
(Turkmenistán-Afganistán-Pakistán-India). Para un análisis de los intereses de la India en el contexto regional, véase Tapi (2006).
26
Más en general, Paltsev y Reilly (2007) prevén que, si se desarrolla un mercado regional del gas en Asia oriental, conectado con Oriente Medio, Asia central y
Rusia, el efecto al alza sobre los precios del gas en Europa podría ser considerable.

Cuadernos de Energía 55
Seguridad energética con alta dependencia externa: las estrategias de Japón y Corea del Sur

Conclusiones
apón y Corea del Sur son, como se ha ido viendo en este trabajo, importantes consumidores de energía no sólo en Asia
J oriental sino en el conjunto del mundo, aunque su peso se ha visto en buena medida oscurecido en los últimos años por el
extraordinario auge de China. Además, los dos países asiáticos tienen una dependencia con respecto al exterior que supera el
80% del consumo y no han podido reducirla, de manera significativa, en los últimos años. En ese contexto es en el que hay que
entender los efectos que los cambios recientes en el panorama energético mundial (conciencia cada vez mayor del carácter fini-
to de los combustibles minerales fósiles, aumento de los riesgos geopolíticos en las principales regiones productoras, fuerte
incremento de la demanda de China y la India, nacionalismo energético en algunos países, etc.) han tenido en las estrategias de
Tokio y Seúl sobre la seguridad energética.
Ambos países pretenden acelerar la diversificación de fuentes desde el petróleo y el carbón (que conjuntamente suponen toda-
vía más de dos tercios de su consumo de energía primaria) hacia el gas natural, la energía nuclear y las energías renovables. Esa
pretensión no sólo obedece a la voluntad de reducir la dependencia externa (agravada por unas vías de transporte de crudo y
GNL que son largas y vulnerables) sino también a las exigencias en cuanto a emisiones de gases de efecto invernadero. Además,
dado que, en los dos países, más del 80% de las importaciones de petróleo proceden de Oriente Medio y que las importacio-
nes de gas, en forma de GNL, están muy concentradas en unos pocos países de Asia sudoriental y de Oriente Medio, los gobier-
nos se han fijado como objetivo aumentar el peso de Rusia y Asia central, así como, en menor medida, de Australia, África y
América Latina en sus suministros exteriores. Dados los importantes yacimientos de crudo y gas que Rusia está desarrollando
en Siberia occidental y Sajalín y las perspectivas de un mejor acceso a los recursos de Asia central (de gas y uranio, en particu-
lar), es de prever que aumente la importancia de las antiguas repúblicas soviéticas en el suministro energético de Japón y Corea
del Sur. Pero la diversificación geográfica no está exenta de dificultades, especialmente en el caso del petróleo, recurso éste en el
que podría incluso aumentar la dependencia con respecto a Oriente Medio, sin que se descarte que se produzca también ese
fenómeno en las importaciones de GNL, a la vista del fuerte consumo interior de países como Indonesia y Malasia, cuyos recur-
sos son objeto además de una gran rivalidad regional. Esa evolución sería preocupante, a la vista además de que el crudo o gas
efectivamente controlado por empresas japonesas y coreanas constituye, hasta la fecha, sólo una pequeña parte de las impor-
taciones. Por último, Japón y Corea del Sur quieren reducir la intensidad energética, que es muy elevada en el segundo país (que
tiene un altísimo consumo per cápita de energía), o que, siendo relativamente baja, ha aumentado en los últimos 15 años en el
caso de Japón, a diferencia de lo ocurrido en Alemania o incluso en EEUU.
La experiencia pasada y potencial de Japón y Corea del Sur en lo que se refiere a la seguridad energética puede ser de extre-
mo interés para la UE y España. Por un lado, la política energética común de la UE puede, en ciertos aspectos, servir de inspi-
ración para desarrollar la cooperación regional a ese respecto en Asia oriental, que es todavía muy incipiente y que es esencial
para gestionar las necesidades conjuntas de países como China, Japón y Corea del Sur, a los que se sumará, en Asia meridional,
la India dentro de poco tiempo. La experiencia de la UE también puede ser útil como espejo en el que los dos países asiáticos
pueden mirarse en lo relativo a la dependencia con respecto a los suministros desde Rusia. Esto es, la voluntad de Japón y
Corea del Sur de reducir su dependencia de Oriente Medio, región que es potencialmente muy inestable, les puede lanzar a los
brazos de Rusia, lo que no está claro que sea totalmente positivo. Es indudable que la proximidad geográfica y la importancia
de los recursos de Sajalín y Siberia occidental hacen que sea racional aumentar el peso de Rusia en los suministros de Asia
oriental, pero tal cosa podría conducir a una dependencia excesiva con respecto a ese país, situación que la experiencia de la
UE ha demostrado que no es precisamente muy aconsejable.
En otro orden de cosas, si tanto la UE como Asia oriental acaban vinculándose con Asia central por gasoducto, como se prevé
(estando ya en construcción el vínculo entre Turkmenistán y China), la falta de cooperación entre las dos regiones podría con-
ducir, a la vista del fuerte aumento previsible de demanda en los países asiáticos, a un importante incremento de los precios de
ese recurso en Europa. Para evitar ese escenario, que perjudicaría también a los consumidores asiáticos, sería aconsejable algún
mecanismo de diálogo y consultas sobre la energía de Asia central entre la UE y los países de Asia oriental.
Finalmente, España puede aprender mucho de Japón y Corea del Sur en cuanto a capacidad de regasificación e importaciones
de GNL, dada la importancia que tienen esas actividades en los dos países asiáticos. No hay que olvidar que Japón y Corea del
Sur son los dos primeros importadores de GNL y que España ocupa, a bastante distancia, el tercer lugar. El aumento de la capa-
cidad para importar GNL ha tenido, como es conocido, grandes ventajas para España en su estrategia de diversificación de fuen-
tes de energía y de suministros, de manera que es probable que siga siendo una prioridad en los próximos años. Por último, y
a la inversa, los dos países asiáticos podrían extraer provechosas enseñanzas del caso de España, en lo que se refiere al impul-
so a las energías renovables en general y a la energía eólica en particular.

56 Cuadernos de Energía
Pacto de Estado por la energía nuclear

Pacto de Estado
por la energía nuclear
Iñaki Garay Zabala
Director de Redacción. Expansión

Como decía el poeta Pablo Neruda, “noso- en aquellos años estuvieron en la movili- tres países, Argelia, Rusia y Noruega, sumi-
zación contra la energía nuclear ahora tie- nistran prácticamente la mitad del gas que
tros, los de entonces, ya no somos los mis-
nen responsabilidades de gobierno y tie- llega al Viejo Continente.Todo esto en un
mos”, pero seguimos siendo esclavos de vie- nen que ofrecer soluciones para muchas contexto en el que, además de que noso-
cuestiones que quizá, a día de hoy, no se tros “ya no somos los mismos”, ya no
jos convencionalismos. Para todos los que
puedan resolver sin la energía nuclear.Y al estamos solos. Cuando nacimos allá por
éramos jóvenes -veinteañeros- en la década mismo tiempo, los detractores de la ener- los años sesenta en el mundo había sólo
gía nuclear han ido engordando su nómi- tres mil millones de personas. Ahora,
de los ochenta aún pesa sobre nuestros
na de argumentos con nuevas razones de cuando han pasado poco más de cuaren-
hombros aquel eslogan que decía “nuclear peso para acabar con la energía nuclear, ta años, la población del Planeta se ha
desde el problema que supone la acumu- duplicado. Más de seis mil millones en el
no, gracias”. Más si cabe cuando recorda-
lación de residuos radiactivos, el encareci- mundo que demandan energía para pro-
mos acontecimientos como el de Three Mile miento del uranio, la posible proliferación gresar.
de armas nucleares e incluso la posibilidad
Island en Estados Unidos o el más trágico y
de ataques terroristas contra centrales. Es Países emergentes como China e India
grave de Chernóbil, en la antigua Unión la lucha entre el pragmatismo y el idealis- acuden a los mercados de materias pri-
mo y la búsqueda de un equilibrio difícil mas para garantizar su producción y para
Soviética.
de alcanzar. asegurarse el suministro. Este incremento
de la demanda ha provocado una escala-

H an pasado más de dos décadas


desde entonces y no se ha vuelto a
registrar ningún accidente grave en la
Para empezar a inclinar la balanza debe-
mos preguntarnos ¿cómo estamos? En
Europa la dependencia energética exte-
da de los precios sin precedentes. En los
últimos diez años, el precio del barril de
petróleo se ha multiplicado por diez y, lo
industria nuclear mundial. El problema rior es de más del 50%, mientras que este que es peor, salvo que se dé una crisis
que se plantea es que muchos de los que porcentaje en España supera el 80%. Sólo económica en el mundo de grandes

Cuadernos de Energía 57
Pacto de Estado por la energía nuclear

dimensiones que tumbe la demanda, nada sin dependencia exterior. Es por esto que el debate sobre la energía nuclear se ha
hace aventurar que el crudo recupere recientemente el primer ministro británi- abierto o está a punto de abrirse en
algún día la senda bajista. Hace tiempo co, Gordon Brown, y el presidente de España.Y eso pasa por discutir inicialmen-
que vimos ya lo que los expertos han Francia, Nicolás Sarkozy, se han puesto de te sobre cuál es el futuro inmediato de
denominado como el fin del petróleo acuerdo para impulsar la energía nuclear algunas de las instalaciones como la de
barato, sobre todo porque las previsiones en Europa. Dos dirigentes de peso a los Santa María de Garona, sobre cuya conti-
apuntan a que en las próximas dos déca- que muy pronto se unirá la canciller ale- nuidad el Gobierno se tendrá que pro-
das la demanda de energía se incremen- mana Angela Merkel. nunciar el próximo año, una decisión que
tará aún del orden de un 50% y la del marcará también el futuro del resto de las
petróleo en torno al 1,6% anual acumula- ¿Y España? instalaciones.
tivo.
Hasta hace muy poco, el presidente espa- En estos momentos, ya casi nadie duda
Este incremento del precio de las mate- ñol, José Luis Rodríguez Zapatero, se de que el nuevo Gobierno apostará por
rias primas se está trasladando al consu- había presentado como un auténtico anti- la continuidad de las centrales nucleares
midor y a muchos sectores de nuestra nuclear. De hecho, el programa electoral existentes. En cuanto a posibles nuevas
economía que son intensivos en consu- del PSOE de la pasada legislatura con- instalaciones, habrá que esperar aún bas-
mo energético y que corren el peligro de templaba el cierre paulatino de las cen- tantes años antes de ver una nueva cen-
quedar fuera del mercado. El debate del trales nucleares existentes y la prolonga- tral. Primero será necesario un gran
cambio climático, del que podría ser res- ción de la moratoria nuclear. Los aconte- acuerdo político, que requerirá el apoyo a
ponsable en buena medida la emisión a la cimientos descritos anteriormente han estos nuevos planteamientos de los prin-
atmósfera de gases de efecto invernade- provocado un giro importante en la posi- cipales partidos del arco parlamentario,
ro, ha venido a añadir un elemento más a ción del presidente. así como el mayor consenso posible den-
la tensión existente sobre el modelo tro del resto de formaciones políticas.
energético en Europa y en España. En su discurso de legislatura del pasado 8 Sólo si el tema de la energía nuclear se
de marzo, el presidente Zapatero no sólo presenta como un gran acuerdo político -
Ante esta avalancha de argumentos, los ya no habló del cierre de las nucleares algunas pequeñas formaciones como
negacionistas de la energía nuclear han existentes sino que, además, dejó en Izquierda Unida nunca se sumarán- será
intentado buscar alternativas de todo manos de Europa la decisión sobre el posible superar el hecho de que la opi-
tipo: desde programas de ahorro energé- futuro de la energía nuclear.Y ese giro ha nión pública española sea, después de
tico que exceden con mucho la realidad sido evidente también en la salida del años de proselitismo de una buena parte
hasta una apuesta desorbitada por las Gobierno de algunas de las personas que de la izquierda, una de las más contrarias
energías renovables, evidentemente más con más vehemencia se oponían a la entre los países de la OCDE a este tipo
limpias, pero también más caras. Lo cierto apuesta nuclear, tales como la ex - minis- de energía.
es que una vez puestos los pies en el tra de Medio Ambiente, Cristina Narbo-
suelo todos los expertos han acabado na, y el ex ministro de Trabajo, Jesús Cal- Sin el necesario acuerdo político previo,
por plantear de nuevo la opción nuclear. dera. ninguna empresa tomará la iniciativa de
Algunos gobiernos no han tardado en plantear la construcción de una central
apuntarse a esta opción, como la más via- Todos estos hechos y el nombramiento nuclear cuyos costes están directamente
ble para tener energía abundante, a un de Miguel Sebastián al frente del Ministe- relacionados con la duración del propio
precio razonable, sin emisiones de CO2 y rio de Industria ponen de manifiesto que proyecto, el coste de construcción de la

58 Cuadernos de Energía
Pacto de Estado por la energía nuclear

central y el coste de capital para financiar de otro medio siglo. Y eso son muchos coste sustitutivo que supondría la cons-
la infraestructura energética. años para hacer predicciones creíbles trucción de cualquier otra central de la
sobre el camino que van a tomar algunas tecnología que fuera. Así, por ejemplo, los
La posición de cualquier gobierno puede de las variables más importantes en el costes operativos de las centrales nuclea-
variar sensiblemente estos elementos. La debate como la evolución del precio de res españolas rozan los 15 euros megava-
posibilidad de estandarizar la construc- los hidrocarburos o los propios tipos de tio hora (14 euros megavatio hora en
ción de las centrales puede hacer tam- interés. Francia y Alemania y del orden de 17
bién más interesante la inversión al redu- euros megavatio hora en Estados Uni-
cir notablemente los costes. Por lo visto en los últimos años la evolu- dos). En estos momentos, la posibilidad
ción del precio de los hidrocarburos de que el PSOE y el PP alcancen un
Actualmente, algunos de los proyectos antes descrita es la variable que ha con- pacto de Estado sobre la energía nuclear
que se están poniendo en marcha en el vencido a muchos de los escépticos. es alta y crece a medida que transcurre el
mundo tienen un periodo de ejecución tiempo y el precio del crudo sigue
que puede rondar los 55 meses. En Espa- Otra cosa diferente son las centrales que subiendo. El problema de la energía en
ña, sólo los permisos pueden llevar más ya están en funcionamiento. El alarga- España transciende la duración de cual-
de cinco años y otros cinco años la cons- miento de la vida de las centrales, deci- quier gobierno y cualquier solución que
trucción. sión que han adoptado ya países como se adopte tendrá que ser a largo plazo.
Estados Unidos, se presenta ahora como Lo que los ciudadanos no perdonarían
En cualquier caso, el debate sobre la la opción más viable en todo el mundo. jamás a sus responsables políticos es que,
energía nuclear no será fácil. Nuestros No en vano, lo que aquí se está discutien- por su incapacidad para llegar a acuerdos,
representantes políticos tendrán que dis- do no son precios de construcción sino los precios de la energía fueran inasumi-
cutir sobre un modelo energético que, de costes operativos.Y los costes operativos bles o la seguridad de suministro quedara
ser elegido, tendrá una vigencia mínima son en cualquier caso muy inferiores al cuestionada. ■

Cuadernos de Energía 59
Ética y estética de la energía

Ética y estética de la energía


Jordi Dolader i Clara
Fue Consejero de la Comisión Nacional de la Energía
Presidente de Mercados-Energy Markets

Ética que todos nuestros productos consumi- En estos días de inicio del año los medios

C uando hablamos de la correlación


entre consumo energético y crea-
ción de riqueza en nuestro estado del
dos integrasen el balance energético. Esto,
que pudiera parecer algo tremendista,
adquiere todo su sentido cuando se
de comunicación expresan “urbi et orbi”
su indignación por la subida de las tarifas
del gas natural a los consumidores que se
bienestar, estamos de acuerdo que, en el recuerda que un tercio de la población mantienen en las tarifas reguladas en unos
mundo occidental, se están dando los pri- mundial aun no tiene garantizado el acce- valores superiores al del IPC previsto,
meros pasos hacia un modelo en el que so a la energía eléctrica y que para cubrir- como si debieran de estar obligatoria-
el consumo sea más responsable a nivel lo, será necesario seguir quemando com- mente vinculados.
individual y que, a nivel colectivo, indica- bustibles fósiles (carbón, fuel, gas natural)
dores agregados como el de la intensidad en cantidades cada vez más ingentes. Es un error tratar de identificar elementos
energética, se analicen bajo la lupa secto- en sectores concretos como el energéti-
rial de la sostenibilidad. Éticamente, nadie discutirá que los países co, con sus razones propias y su microe-
en vías de desarrollo tienen el mismo conomía inextricable y vincularlo a un
Discriminar entre sectores altamente derecho a disponer del acceso a la ener- indicador sintético macroeconómico
energético-consumidores y por tanto gía que el resto de países y por otro lado, como el IPC y de ello deducir la bondad
contaminantes, con otros más sostenibles, podemos afirmar que si el consuno “per o maldad de una acción de gobierno o
pero sin modificar las pautas de consumo, cápita” del primer mundo se extrapolase una política determinada como la energé-
es un ejercicio inútil, un brindis al sol y al resto, sería insostenible. En estos tica. Es un ejercicio estético del todo
una ceremonia de confusión. Podríamos momentos, en el mundo impera una gran inútil.
llegar a ser el país que menos CO2 pro- insolidaridad y resulta del todo impensa-
duce “per cápita” e importar todas nues- ble pensar en términos de ética de la Otro si: Todos los gobiernos en España,
tras necesidades de bienes y servicios de energía tanto el actual como el anterior, han veni-
manera que sean otros países los que do haciendo grandes declaraciones acer-
carguen con la etiqueta de contami- Estética ca de la vinculación de nuestro país con
nantes. los compromisos de Kyoto y su traslación
Establecido el máximo principio ético de al acerbo comunitario en su inclusión en
No es por tanto suficiente el balance la energía que no es nada más ni nada las Directivas sobre reducción de gases
entre nuestro consumo energético y las menos que el de la universalización de su contaminantes y demás normas sobre
toneladas de CO2 que de este consumo derecho, nos encontramos con que la derechos de emisión y consumo eficiente.
se derivan sino que, para ser realmente realidad práctica de su desarrollo respon-
revelador de nuestro etiquetado en de más a un ejercicio continuo de estéti- Sistemáticamente, estos compromisos
materia de sostenibilidad, sería necesario ca que no de ética efectiva. Por ejemplo: han venido careciendo de elementos de

60 Cuadernos de Energía
Ética y estética de la energía

control ex ante y el desvio español en Desgraciadamente, lo estético domina de


materia de toneladas de CO2 respecto a nuevo y frente a este marco perfecto y
las máxima autorizadas es de los más abarcativo de la casi totalidad del sector
altos de Europa. Hemos sacado pecho en energético, nos encontramos con realida-
el momento de las fotos y de la firma de des que rezuman resistencias y retrasan o
compromisos internacionales y hacemos imposibilitan el alcanzar el anhelado mer-
un vergonzante “mutis por el foro” a la cado interior europeo de la energía.
hora de pasar cuentas y honrar nuestros
compromisos medioambientales interna-
cionales, alegando razones de nuestro
1. Retrasos en la transposición de las Directivas;
crecimiento diferencial y de nuestra reali-
dad geoestratégica.Tratamos de salvar la
2. Interpretaciones unilaterales de su articulado, ejemplo de ello en Espa-
estética y soslayamos el plano ético.
ña las tarifas eléctricas de último recurso;
Pero no solo es España la que trata de
3. Mantenimiento del poder de mercado de las grandes Corporaciones a
salvar los muebles en lo estético. Europa
través de Empresas verticalmente integradas a pesar del principio de
se ha dado uno de los marcos legales
“unbundling” o sea de separación de actividades instaurada en las Direc-
energéticos más sostenible y ello, sin duda
tivas, como ocurre en Francia y en Alemania;
constituye uno de los pilares éticos más
sólidos en el proyecto común europeo.
4. Barreras administrativas en la interpretación de Reglamentos en las rela-
Los marcos normativos basados en las
ciones transfronterizas, como ocurre en la adjudicación de capacidades
Directivas sobre materias diversas relacio-
entre muchos Estados Miembros y frente a los cuales la Comisión Euro-
nadas con la energía son un ejemplo para
pea, guardiana de los Tratados, se ha declarado, de hecho, impotente.
el mundo de los que se puede llegar a
alcanzar si se pone la adecuada voluntad
5. Mínima regionalización de los mercados energéticos, muy alejados del
política.
anunciado mercado interior.
Los sucesivos Tratados en los que la ener-
gía, en un mucho o en un poco, siempre
está presente, muestran un camino, siem-
pre en la misma dirección, sobre el uso
racional de la energía y la búsqueda con-
tinua de la eficiencia en su uso y en la
asignación de los precios de intercambio.
Hasta aquí, lo ético.

Cuadernos de Energía 61
Ética y estética de la energía

Europa no tiene transferida la política bles no gestionables, mediante centrales en estas instancias el adecuado camino
energética de sus Estados Miembros si del tipo turbinas a gas natural ciclo combi- hacia la clarificación de sus problemas.
bien las Directivas, envuelven y condicio- nado e intercambios transfronterizos con
nan muchos de los aspectos relacionados Francia, en un 85% productora de energía Pero si aun seguimos minimamente cre-
con el mercado, la seguridad de abasteci- electronuclear.Todo un recital estético del yendo en que los principios de solidaridad
miento y el medio ambiente. Uno de los todo incoherente con las verdaderas y éticos son los que deberían ser los
aspectos que cada Estado miembro guar- necesidades de la cobertura de la deman- motores de los grandes reequilibrios, es el
da celosamente y no parece que vaya a da a precios razonables y con una mínima momento de crear una nueva ética en el
ser materia de cesión en el medio plazo es garantía de seguridad de abastecimiento. consumo y el acceso a la energía que, al
el “mix” energético sobre el que cada país igual que los alimentos, son los que dotan
basa la cobertura de su demanda. En este Necesidad de una nueva ética de capacidad de supervivencia a la huma-
sentido, Francia tiene el mayor parque nidad. Los países del primer mundo debe-
de la energía
electronuclear de la Unión, Polonia tiene el mos dar un ejemplo de coherencia y soli-
mayor parque de carbón y el Reino Unido Podríamos alargar hasta el aburrimiento la daridad y además de hacer un uso racio-
sigue basando principalmente su produc- lista de “puestas en escena” estéticas que nal de la energía que consumimos,
ción eléctrica en la combustión del gas se producen en el sector energético y deberemos elevar su precio a lo que los
natural procedente del Mar del Norte. que en realidad desinforman más que mercados ya denotan, no por escasez sino
ilustran a la opinión pública. Creemos que por mayor demanda de los nuevos países
A partir de esta realidad y de los inter- la energía está en una encrucijada y emergentes y así aportar nuestro granito
cambios transfronterizos que se preten- merece una especial atención en estos de arena a este intrincado mercado global
den aumentar al 10% del mercado local próximos años por lo que, al igual que se de la energía. No puede ser que en Espa-
de cada Estado Miembro, resulta patético ha hecho con otros temas, el voto feme- ña, el consumo eléctrico actual sea factura
y en cualquier caso un ejercicio puramen- nino, la OIT, el tribunal internacional de a pagar por nuestros nietos. Ni se lo
te estético el declarar políticas de cierre justicia, merecería un esfuerzo a nivel merecen nuestros nietos ni tiene ningún
paulatino de centrales nucleares, como internacional para elevar a la energía y el sentido ético transgeneracional como lo
tiene el partido en el gobierno en España derecho a su acceso al más alto nivel han sido hasta ahora el pago de las pen-
en su programa y por otro lado asegurar internacional. Bien es cierto que temas siones u otros equilibrios financieros terri-
nuestro abastecimiento, mediante una tan o más importantes que ya se han ele- toriales como el de las poco transparen-
defensa militante de las energías renova- vado a tan altas instancias no encuentran tes balanzas fiscales ínterterritoriales. ■

62 Cuadernos de Energía
La gestión y control del riesgo operacional en la industria inergética

La gestión y control
del riesgo operacional
en la industria energética
Alberto Amores González
Socio Responsable del Área de Riesgos en el Grupo de Energía, Utilities,Telecomunicaciones y Medios de Comunicación
Deloitte España

A ctualmente, hay ya mucho camino


recorrido en Riesgo Operacional en
el sector financiero, debido fundamental-
algunas de las que ya han comenzado a
tratar de forma avanzada esta tipología de
riesgo). Estas industrias están consideran-
Riesgo Operacional como una parte de
sus modelos de Enterprise Risk Manage-
ment (ERM). Al fin y al cabo, un ERM con-
mente a los retos presentados en la do crítico superar este reto, añadiendo a siste en un conjunto de medidas organi-
nueva regulación creada en Basilea II. La los métodos tradicionalmente utilizados, zativas que, al actuar coordinadamente,
gestión de este tipo de riesgos se está la evaluación sistemática y completa del ayudan a que la gestión del riesgo sea
poco a poco convirtiendo en un hecho impacto económico potencial de los dis- más eficiente a lo largo de la organización.
importante dentro de la práctica de ges- tintos riesgos operacionales que se mani- De esta forma, un ERM se convierte en
tión de riesgos en los mercados financie- fiestan en cada una de sus actividades. El un elemento clave para la creación de
ros y han ido evolucionando desde un fin último sería el de de reducir los costes valor en una empresa, al realizarse de
planteamiento de mero cumplimiento de sus procesos operativos y la minimiza- manera continua un análisis sistemático
regulatorio, a su utilización dentro de los ción de las pérdidas económicas deriva- riesgo/beneficio a lo largo de toda com-
parámetros de gestión de los negocios das de la materialización de los riesgos pañía, desde el Consejo de Administra-
bancarios. operacionales y la optimización de las ción hasta el día a día de las operaciones.
coberturas y controles existentes.
Por otra parte, el interés y la investigación Este tipo de implantaciones prácticas y
en Riesgo Operacional están creciendo Adicionalmente, muchas compañías están eficientes contemplan que el Riesgo Ope-
de manera acelerada en sectores de acti- tratando de definir las bases de una racional debe ser un elemento clave de
vidad no financiera debido éstos son una implantación práctica, eficiente y genera- los modelos de riesgo (único modo, por
de las mayores fuentes de riesgo en dora de valor de los principios de gestión ejemplo, de responder realmente al obje-
aquellas industrias en las que la continui- del riesgo establecidos en referencias tivo de eficacia y eficiencia de las opera-
dad y la calidad del servicio son clave, internacionalmente aceptadas como ciones de los modelos de riesgos estable-
como es el caso de la industria energética COSO II y similares. En este sentido, las cido en COSO II), debiendo contemplar
o de las telecomunicaciones (por citar compañías suelen incluir la Gestión del un método adaptado a la naturaleza y al

Cuadernos de Energía 63
La gestión y control del riesgo operacional en la industria energética

comportamiento del Riesgo Operacional, de la compañía (riesgos de negocio, finan- de manera que se limite y determine el
que capture la importancia de los recur- cieros, crédito y operacionales) y que alcance del mismo.
sos económicos y humanos que las com- sigue las directrices de lo establecido en
pañías dedican a la gestión de sus proce- COSOII. A lo largo de este documento, La definición de riesgo operacional que se
sos y riesgos operacionales (costes de iremos presentando y explicando, basán- ha acordado por las compañías partici-
inversión, de operación y mantenimiento donos en nuestra experiencia adquirida pantes en el Grupo de Trabajo de Eure-
de instalaciones, de seguros, indemniza- en ambas industrias durante los últimos lectric es la siguiente: pérdidas potenciales
ciones, multas, etc.) años, la mejor práctica para la implanta- de valor o resultados derivados de los even-
ción de un modelo de Gestión de Riesgo tos causados por la inadecuación o fallos
En este sentido, Eurelectric, la asociación Operacional en sectores no financieros o provenientes de los procesos, los recursos
europea de compañías eléctricas, ha crea- industriales, los cuales deberían responder humanos, los equipos físicos y sistemas infor-
do un Grupo de Trabajo en el que se ha en su desempeño a criterios de genera- máticos o derivados de factores externos.
desarrollado, conjuntamente con la firma ción de valor para la gestión de los nego-
Deloitte, un marco específico para la Ges- cios y no tanto al cumplimiento de deter- Esta definición incluye el riesgo de cumpli-
tión del Riesgo Operacional, de manera minadas obligaciones regulatorias, como miento, pero excluye el riesgo estratégico y
que pueda servir como punto de referen- es el caso de las entidades financieras res- regulatorio. Las pérdidas operacionales inclu-
cia a las distintas empresas del sector pecto a los Acuerdos de Basilea II. yen efectos económicos, no económicos y
eléctrico europeo. reputacionales.
A efectos prácticos y de presentación de
Este marco intenta atender a las necesi- ejemplos, nos centraremos de manera Importancia y beneficios
dades de compañías que se encuentran más acentuada en el sector eléctrico, así de la Gestión del riesgo operacional
en distintos estadios de implantación de como el proyecto Linnaeus (Grupo de para las compañías eléctricas.
un ERM, facilitando una guía de implanta- Trabajo de EURELECTRIC), coordinado
ción focalizada en la Gestión del Riesgo por UNESA, con la colaboración de Las compañías eléctricas, como provee-
Operacional para la industria eléctrica. Deloitte. doras de un servicio público en el cual la
continuidad y la calidad del suministro
De la misma manera, el Grupo Telefónica, Enterprise Risk Management eléctrico es un elemento fundamental de
una de las principales compañías de Tele- su actividad, tienen siempre que prestar
(ERM) en el sector eléctrico.
comunicaciones del mundo, con presencia especial atención al Riesgo Operacional
La importancia del Riesgo
en 23 países y con más de 192 millones en sus actividades mediante la utilización
de clientes, ha evolucionado su anterior Operacional de diversos mecanismos de control y
Modelo de Control de Riesgos, basado Definición de riesgo operacional mitigación de este tipo de riesgos, espe-
en COSOI y en una medición más cuali- cialmente, en aquéllos asociados con la
tativa de sus riesgos, desarrollando, en Como es bien sabido, un ERM está orien- calidad y continuidad de sus productos.
colaboración con la firma Deloitte, un tado hacia una gestión integrada de todos
marco específico y adaptado a la industria los riesgos de una compañía. Dentro de De hecho, las compañías eléctricas desti-
de las telecomunicaciones para la identifi- este concepto general de lo que es un nan anualmente una gran cantidad de
cación, medición cuantificada, gestión y ERM, se han sugerido numerosas clasifica- recursos para la mitigación y gestión de
control del riesgo operacional de sus dis- ciones de riesgos, una de ellas distingue sus Riesgos Operacionales, mediante el
tintas actividades en telefonía fija, móvil y entre riesgo de Mercado, Crédito, Nego- desarrollo y la adquisición de nuevos acti-
multimedia. Este Modelo, está en proceso cio y Operacional. vos, medidas de mantenimiento preventi-
de despliegue e implantación en el con- vo y correctivo, desarrollo de procedi-
junto de los negocios y países en los que La principal tarea que hay que realizar al mientos de seguridad y suscripción de
está presente, y forma parte de un iniciar la implantación de un modelo de pólizas de seguros con coberturas cada
modelo ERM, que contempla el trata- Gestión de Riesgo Operacional es acor- vez más completas. Si realizamos un aná-
miento integral del conjunto de riesgos dar la definición de Riesgo Operacional lisis comparativo de la exposición al Ries-

64 Cuadernos de Energía
La gestión y control del riesgo operacional en la industria energética

go Operacional en la industria eléctrica cos para la gestión de los procesos dos, al utilizar las mismas técnicas
en relación con el resto de riesgos (Cré- operativos de los negocios. De hecho, actuariales que las entidades asegura-
dito, Financiero, Mercado energético y este tipo de modelos deben proveer doras disponen para evaluar las primas
Negocio), se pone de manifiesto que el información de valor, tanto a nivel cor- y determinar las franquicias que ofre-
Riesgo Operacional es, al menos, tan porativo como a nivel de unidad de cen a sus asegurados. Por tanto, el dis-
importante o más que cualquiera de las negocio, para la asignación de capitales poner de la información de los riesgos
otras tipologías de riesgos mencionados, a y la planificación presupuestaria de las operacionales propios, pone a las com-
los cuales se les ha venido dedicando una distintas unidades de negocio, de pañías aseguradas y aseguradoras en
atención preferente (en general, la indus- manera que se tenga en cuenta los una mejor posición para optimizar las
tria energética tiene un desarrollo notable objetivos de margen operativo de los coberturas de los contratos de segu-
de modelos de riesgos diseñados para negocios y el perfil y apetito de riesgo ros, bien mejorando los costes de pri-
controlar los riesgos de precio y volumen que cada unidad de negocio o activi- mas pagadas, o bien mejorando la
de las commodities energéticas o tipo de dad debe o debería tener. Adicional- cobertura ofrecida por la compañía de
cambio e interés). mente, estos modelos permiten la seguros.
identificación eficiente de las causas
Estas mismas conclusiones se obtienen en que están provocando la pérdida ope- ● Gobierno Corporativo y Regulación
otros mercados, como es el caso de las rativa de la unidad responsable de la específica en Gestión de Riesgos. La
instituciones financieras, que tienen una gestión de riesgo operacional corres- mayoría de los organismos superviso-
amplia y probada experiencia en medi- pondiente. En resumen, disponiendo res del Mercado y las entidades regula-
ción del Riesgo Operacional a pesar de de la información adecuada respecto a doras (SEC, CNMV, BaFIN, CONSOB,
que, teóricamente, se podría pensar que qué problema operativo se sufre, CBF, AMF, CMVM, etc.) han deposita-
se encuentran menos expuestas a los dónde se produce dentro de la com- do la responsabilidad de la supervisión
riesgos operacionales que una compañía pañía, por qué se produce y cuánto de las políticas y decisiones sobre la
eléctrica que está expuesta a fallos o acci- cuesta, tanto los gestores de los nego- gestión y control de riesgos en los
dentes en sus activos físicos o a la inte- cios como los responsables del control Consejos de Administración, además
rrupción del servicio eléctrico. de riesgos tendrán una herramienta de indicar la obligación de incluir en los
que aporta datos muy valiosos para Informes de Gobierno Corporativo
Adicionalmente, hay también varias razo- sus procesos de toma de decisiones información detallada sobre los siste-
nes que sustentan la importancia y los y/o para el seguimiento y control de mas de control interno del riesgo, así
beneficios de la Gestión del Riesgo Ope- los riesgos, definición y seguimiento de como de la exposición al riesgo de las
racional como un hecho estratégico: los planes de acción, etc. compañías. En este entorno de incre-
mento del nivel de supervisión del
● Mejora en la asignación de recursos ● Optimización de las pólizas de segu- riesgo en las compañías, tanto los ana-
económicos a los procesos operati- ros. Actualmente, las compañías suelen listas financieros como inversores, insti-
vos y reducción de costes. Este transferir a las compañías de seguros tuciones de crédito e incluso la nor-
modelo para el desarrollo de la Ges- una parte significativa de sus riesgos mativa contable, están demandando la
tión de Riesgos Operacionales pone a operacionales, sobre todo aquéllos existencia de prácticas y políticas con-
disposición de las compañías una serie relacionados con desastres naturales, sistentes para la gestión del riesgo, que
de indicadores y métodos, comple- daños a activos físicos y pérdida de incluyen los operacionales como prin-
mentarios a las herramientas habitua- ingresos, mediante la contratación de cipal fuente de riesgo para la industria.
les de gestión, que permiten evaluar, pólizas de seguros con coberturas y
de una forma cuantitativa, el binomio primas significativas. El Modelo de Ries- En base a lo descrito anteriormente, los
coste/beneficio de determinadas deci- go Operacional permite a las compa- beneficiarios del modelo de riesgos ope-
siones de inversión, de costes de ope- ñías aseguradas el disponer de una racionales serán, no sólo las funciones de
ración y mantenimiento, y, en general, información de detalle de la frecuencia, control de riesgo y auditoría interna de
de la dotación de recursos económi- el coste y la tipología de riesgos sufri- las compañías, sino también los gestores

Cuadernos de Energía 65
La gestión y control del riesgo operacional en la industria inergética

de las distintas unidades de negocio, así ñía. Es decir, un evento operacional ● Ubicación de estos eventos dentro de
como a la Alta Dirección de la compañía. puede ser la causa de una cadena de la organización, así como la asignación
eventos operacionales en compañía. al activo que está siendo afectado por
Descripción general del Modelo el mismo (lo que sirve de base una
● Dificultad de evaluar el número de vez más en el proceso de toma de
de Gestión del Riesgo Operacional
veces que un evento operacional decisiones y en la determinación de
Visión General puede aparecer y el coste que puede medidas mitigadoras apropiadas).
tener, particularmente si tenemos en
Hasta el momento y con carácter general, cuenta todo el conjunto de costes en ● Estimación sistemática de las pérdidas
las compañías eléctricas centraban su ges- los que se incurren como consecuen- económicas potenciales (efectos) que
tión y control del riesgo operacional cia de la “propagación”, antes mencio- se podrían incurrir como consecuencia
exclusivamente en los accidentes, fallos y nada, del hecho operativo a lo largo de de la materialización de un evento
averías de sus activos de generación o de la cadena de valor de las compañías. operacional, mediante la aplicación de
transporte y distribución, por lo que la técnicas matemáticas robustas (méto-
cuantificación estaba focalizada, general- Por lo tanto, el valor diferencial de la dos actuariales), adaptadas al compor-
mente, en el coste directo de reparación metodología y del modelo de medición y tamiento de la frecuencia y la severi-
o de sustitución de los equipos dañados. control de riesgo operacional desarrolla- dad económica del riesgo operacional.
Por lo tanto, no se tenía en cuenta, por do por Deloitte para la industria energé-
ejemplo, el resto de costes operativos tica (y que es de aplicación, con sus ● Determinación sistemática de los
que se pueden incurrir aguas arriba o correspondientes adaptaciones sectoria- umbrales de riesgo operacionales (o
aguas abajo de la cadena de valor de la les, a cualquier compañía no financiera) apetito al riesgo) que cada unidad de
red eléctrica; ni se contemplaban otras serían las siguientes: negocio desea o debe tener en rela-
fuentes de riesgos operacionales como ción con sus objetivos de negocio, y
pueden ser las pérdidas causadas por ● Identificación, clasificación y captura sis- comparación de las pérdidas económi-
proveedores de equipos o servicios o las temática de todos los eventos opera- cas potenciales estimadas con dichos
pérdidas derivadas de fallos en los proce- cionales relevantes que sufren las umbrales, con el fin de determinar la
sos de operación de los activos, el fraude empresas eléctricas, mediante la defini- necesidad o no de definir acciones
externo o interno, el incumplimiento nor- ción de tipologías de eventos opera- para la mitigación de los riesgos a los
mativo, etc. cionales aplicables a todos los nego- niveles deseados.
cios, actividades y procesos de cual-
Algunas de las características fundamenta- quiera de estas compañías. Además, la ● Establecimiento de medidas y contro-
les del riesgo operacional son las siguien- definición de una metodología eficien- les de riesgos operacionales a nivel
tes: te de identificación y captura de la consolidado y por línea de negocio.
secuencia de eventos operacionales
● Casuística muy diversa de eventos (multi-eventos) que pueden propagar- Descripción del Modelo
operacionales que pueden aparecer en se a lo largo de la cadena de valor Corporativo de Gestión
distintos tipos compañías (generación, como consecuencia del acaecimiento del Riesgo Operacional
transporte, distribución, OS y GTS, de un evento operacional (véase Grá-
etc.) y en las unidades de negocio / fico 1). Nuestro Modelo de Gestión del Riesgo
actividades de las mismas. Operacional contempla los siguientes blo-
● Identificación y captura sistemática de ques que se detallan en el Gráfico 2:
● Capacidad de “propagación” de las todas las causas o factores de riesgo
consecuencias de un fallo operativo de cada uno de los eventos, lo que a. Modelos de identificación.
que se produce en un determinado permite la identificación de acciones
proceso / actividad / negocio a lo largo mitigadores y la toma de decisiones al b. Herramientas de análisis y metodolo-
de la cadena de valor de una compa- respecto gías de medición.

66 Cuadernos de Energía
La gestión y control del riesgo operacional en la industria inergética

Gráfico 1. Ejemplo de fallo operacional en la red de suministro eléctrico

c. Análisis de resultados y planes de En el Gráfico 4 se refleja una visión de cidos los modelos y mecanismos de
acción. alto nivel del modelo de eventos opera- identificación y captura sistemática
cionales elaborado por las empresas eléc- de riesgos operacionales, corres-
● Modelos de identificación. tricas participantes en el Equipo de Traba- ponde la determinación de todas
jo de Riesgo Operacional de Eurelectric. las metodologías que nos permiti-
a. Estos modelos permiten el estable- De la lectura de este modelo de eventos rán estimar los impactos económi-
cimiento de un lenguaje común y la se puede observar que se está cubriendo cos potenciales de cada uno de los
definición de detalle de las distintas desde los fallos y accidentes en equipos y eventos identificados mediante la
tipologías y conceptos de riesgo sistemas o la interrupción y mala calidad aplicación de técnicas adecuadas
operacional de forma específica del servicio, hasta los fallos en los proce- (que se explican detalladamente a
para la industria eléctrica (evento, sos operativos de las compañías, pérdidas continuación).
factor de riesgo, efecto, etc.). Estos originadas por proveedores y contrapar-
conceptos y tipologías son los datos tes, el incumplimiento legislativo, o las Las herramientas de análisis son dos:
de entrada necesarios para cons- reclamaciones de cliente o fraude.
truir un proceso sistemático de cap- ● El registro histórico de eventos ope-
tura de la información. Este método ● Modelo de eventos tipo racionales, lo que significa, fundamen-
de identificación del Riesgo Opera- talmente, la recopilación en bases de
cional requiere, al menos, de los b. Herramientas de análisis y metodo- datos mediante determinados proce-
siguientes modelos (Gráfico 3). logías de medición. Una vez estable- sos de captura de cada uno de los

Cuadernos de Energía 67
La gestión y control del riesgo operacional en la industria inergética

Gráfico 2. Modelo de Riesgo Operacional

hechos operativos reales sufridos por mentario a la utilización de bases de Por tanto, el objetivo de cada una de las
la compañía y sus costes asociados, datos de pérdidas históricas, teniendo herramientas de análisis aquí descrito es
considerando tanto los datos internos la ventaja de que permite al gestor el poder obtener, para cada una de las
de la propia compañía, como los datos tener en cuenta el efecto en sus ries- tipologías de eventos, una función de dis-
externos que sean facilitados y com- gos operacionales de, por ejemplo, tribución que representa la frecuencia
partidos por la industria. cambios tecnológicos o decisiones de (número de eventos) y otro, que repre-
inversión, que el dato histórico necesi- senta la severidad (pérdidas económicas)
● La Auto Evaluación de Riesgos (RSA o tará un cierto tiempo en reflejar. Este para, mediante la combinación de ambas
Risk Self Assessment). Este análisis se tipo de evaluación del riesgo operacio- distribuciones, estimar las pérdidas espe-
basa en las estimaciones realizadas por nal tiene también la ventaja de que radas e inesperadas para los riesgos ope-
cada uno de los gestores de las com- puede poner en marcha de forma casi racionales, mediante la aplicación de las
pañías sobre frecuencia media, severi- inmediata en cualquier organización. El correspondientes técnicas actuariales
dad media y peor caso, para cada una proceso de estimación descrito es mencionadas. En el Gráfico 5 presenta-
de las tipologías de eventos bajo su absolutamente riguroso, de tal manera mos un resumen del proceso de medi-
responsabilidad. Es decir, no se requie- que a estas estimaciones realizadas por ción para el Modelo de Gestión de Ries-
re del gestor del negocio que el dato los gestores se les aplican los mismos go Operacional que estamos propo-
tenga que estar registrado en una base modelos estadísticos que se aplican niendo.
de datos histórica, aunque, de hecho, sobre los datos históricos, de manera
su estimación estará basada, principal- que se garantice su integración con las c. Análisis de resultados y planes de
mente, en la experiencia real sufrida medidas que se puedan obtener de acción. Este modelo aporta una infor-
hasta la fecha. Este enfoque es comple- los datos históricos. mación multidimensional muy rica y

68 Cuadernos de Energía
La gestión y control del riesgo operacional en la industria inergética

paso siguiente dentro de un modelo


integral de gestión de riesgos o ERM
sería incluir en este tipo de informes,
además del riesgo operacional, el resto
de riesgos (mercado, crédito y nego-
cio), así como la utilización de esta
información para la toma de decisio-
nes (inversión, gastos de operación y
mantenimiento, cobertura de seguros,
etc.). Para terminar, es muy importante
variada sobre los riesgos operacionales Las funciones de distribución de pérdi- remarcar que para que este Modelo
de una compañía, sus impactos y sus das esperadas pueden utilizarse para la de Gestión del Riesgo Operacional se
causas. Los informes básicos aportan priorización de riesgos, para la asigna- pueda desarrollar y evolucionar dentro
información sobre la cuantificación de ción de recursos internos o para la de las compañías, es necesario contar
las pérdidas esperadas e inesperadas. evaluación de las primas de seguros. El con una adecuada estructura organiza-

Gráfico 5. Proceso de medición del Riesgo Operacional

Cuadernos de Energía 69
La gestión y control del riesgo operacional en la industria inergética

Gráfico 4. EURELECTRIC. Ejemplos


Gráfico 3de Modelos de Identificación tiva que impulse y coordine el esfuer-
zo necesario para ejecutarlo, así como
una serie de políticas y procedimientos
que establezcan el marco de actuación
y que soporte el proceso de gestión
del riesgo operacional. ■

70 Cuadernos de Energía
La gestión y control del riesgo operacional en la industria inergética

Conclusiones

a Gestión del Riesgo Operacional se está convirtiendo en una parte fundamental dentro de la práctica moderna de la
L gestión de riesgos. Dado que los riesgos operacionales son una de las fuentes de mayor riesgo en las empresas del sec-
tor eléctrico, se hace imprescindible que estos modelos de gestión del riesgo operacional se incorporen y se integren con
los actuales proyectos o enfoques ERM que estas empresas están manteniendo.
Las consecuencias de una implantación adecuada de un Modelo de Gestión del Riesgo Operacional, tal y como hemos podi-
do comprobar a través de la experiencia acumulada, tanto en el sector eléctrico, como en el de telecomunicaciones, es una
mejora en la asignación y en el control de sus recursos, el ahorro de costes la optimización de la gestión de las pólizas de
seguros, así como el cumplimiento con las actuales tendencias de Gobierno Corporativo y de la Regulación en materia de
Gestión de Riesgos.
Para obtener cualquier aclaración sobre lo expuesto en este documento o una información más detallada sobre el proceso
de implantación del Modelo de Gestión y Control del Riesgo Operacional contacten con:
Alberto Amores González. Socio Responsable del Área de Riesgos en el Grupo de Energía, Utilities,Telecomunicaciones y
Medios de Comunicación Deloitte S.L.
Pza. Pablo Ruiz Picasso, 1.Torre Picasso, 28020 Madrid, España.Tel. : + 34 915145000 - Fax. : + 34 915567430
aamores@deloitte.es - www.deloitte.es

Cuadernos de Energía 71
Las energías del mar:
una alternativa de futuro
El aprovechamiento de la energía del agua marina, utilizada ya en numerosos lugares del planeta en el siglo pasa-
do para la generación eléctrica, ha retomado importancia en los últimos años.
Tanto desde el punto de vista del aprovechamiento de las corrientes o de las olas marinas como la importancia de
la tecnología eólica off-shore, abren nuevos horizontes a lo que el mar ofrece, especialmente en momentos en donde
se trata de evitar el uso de energías emisoras de gases de efecto invernadero y aprovechamiento de los recursos
renovables.

El Comisario Europeo de Energía, Andris Piebalgs, anunció hace solo unas semanas, el compromiso de la Unión
Europea para el lanzamiento de un Plan de Actuación que promueva la construcción de parques marítimos en Euro-
pa, imprescindible para conseguir el objetivo de que el 20% de la energía en Europa provenga, en 2020, de las ener-
gías renovables.

Las empresas de los países comunitarios prevén que, en 2020, la producción de energía renovable marina pueda
superar los 35GW. Si bien el desarrollo previsto por la Unión Europea está centrado en nuevos parques eólicos lejos
de la orilla, el resto de tecnologías de generación marítima serán también impulsadas desde Bruselas.

Los dos trabajos que publicamos en este número de Cuadernos de Energía plantean, con conocimiento y rigor, la
visión de dos importantes expertos españoles sobre el futuro de la energía del mar.

72 Cuadernos de Energía
La energía del mar, ¿ficción o realidad?

La energía del mar,


¿ficción o realidad?
Roberto Legaz Poignon
Director General GLOBAL ENERGY SERVICES

N uestros océanos son una fuente ina-


gotable de energía que en la actua-
lidad apenas se aprovecha. Este potencial
Cantabria. Las corrientes marinas, encon-
tradas principalmente en los estrechos de
todo el mundo son y serán en el futuro
en el modelo de captación de energía del
mar más recientemente desarrollado,
menos conocido, pero no por ello menos
se manifiesta fundamentalmente de tres un gran potencial energético utilizando interesante que los anteriores:“La Energía
formas distintas: turbinas similares a los generadores eóli- de la Olas”.
cos, con la ventaja de reducción del tama-
● La energía de las mareas y corrientes ño de las palas (relación de densidades La Energía de las Olas es producida como
entre el aire y el agua) y con todos los no como un derivado terciario de la
● La energía de la olas problemas relacionados con el medio energía del sol. El calentamiento de la
natural (agresividad del mar) y los relacio- superficie terrestre, genera viento y el
● La diferencia térmica entre las distintas nados con el medio ambiente marino viento genera olas.
profundidades de los océanos. (tráfico de barcos, submarinos, etc.).
Una de las características de las olas, es su
Además, puede considerar como energía La leve diferencia de temperaturas entre capacidad de desplazarse a grandes dis-
del mar la producida por los vientos la superficie y las profundidades del mar tancias sin apenas pérdida de energía. De
marinos “Eólica Offshore”. (gradiente térmico) constituye otra fuen- esta forma, la energía generada en cual-
te de energía, llamada maretotérmica. Esta quier parte del océano acaba en los bor-
La energía de las mareas o maremotriz, se energía ya ha sido inspiración de cientos des continentales y de este modo la
aprovecha embalsando agua del mar en de historias pasadas y en la actualidad se energía de las olas se concentra en las
ensenadas naturales y haciéndola pasar a encuentra en una fase experimental debi- costas.
través de turbinas hidráulicas. Es una de do a los problemas tecnológicos y econó-
las energías del mar más conocidas ya micos, derivados de las dimensiones de La energía de una ola, es la suma de su
que los antiguos molinos de la zona norte los tubos y máquinas de absorción de energía cinética (masa de agua en movi-
de España la utilizaban en el siglo pasado calor necesario para obtener este tipo de miento) y la energía potencial (columna
para moler el trigo procedente de Casti- energía. de agua manométrica). Así en términos
lla. Ejemplo de estos artilugios llamados de energía total de una ola podemos
“Molinos de mareas”, se pueden ver Con este resumen tan preliminar de los definir que:
(algunos de ellos recuperados) en las anteriores modos de extracción de ener-
marismas del Joyel (Noja) y Argoños en gía del mar, quisiera focalizar este artículo Etotal = ( * g * H2) / 8

Cuadernos de Energía 73
La energía del mar, ¿ficción o realidad?

Y en términos de flujo de energía Kw/m 1º La energía de las olas está en función ● Aqua Energy Group (Aqua Buoy e IPS
lineal de frente de ola: del cuadrado de la altura de la ola Buoy)
(recordar que en la energía eólica es el
Flujo energía = [( * g * H2) / 8] * Cg cubo de la velocidad del viento). ● Embley Energy (Sperbuoy)

Siendo, 2º La energía de las olas está en función ● Ocean Power Technology O.P.T.
directa de los metros lineales de cap- (Power Buoy)
Cg = Celeridad del grupo = C/2 tación de la ola que aprovechamos.
● AWS Ocean (Archimedes wave
C = Celeridad de la onda = L/ T 3º Que la energía bruta captada en el swing).
Cantábrico no va a diferir mucho
L = Longitud de onda en metros  desde el Cabo Finisterre a San Juan de Y dentro de estos los desarrolladores
(g * T2) / 2 π (para profundidades inde- Luz, entre 30÷40 Kw/m. nacionales.
finidas)
La densidad media mundial de energía es ● Hidroflot S.L (Hidroflot)
Etotal = Energía total
del orden de 8Kw metro lineal de costa.
 = 1025kg/m2 Sin embargo, hay zonas especiales, como ● Pipo System (Pisis)
la Tierra de Fuego o el sur de Australia
g = 9,81 m/s2 que pueden llegar a 100 Kw/m. Una vez Un Segundo grupo lo componen los
determinado el recurso bruto de la ener- denominados “Columna de agua oscilan-
H = altura de ola en metros gía de las olas, debemos sacar su energía te” que utilizan la presión y el vacio gene-
neta con dispositivos que según su diseño rado por la entrada del agua en una cavi-
T = período en segundos obtengan la menor pérdida de eficiencia dad o tubo moviendo una turbina con
posible, presenten una robustez frente al generador. Entre estos sistemas, se
k = 2  /L agresivo medio ambiente donde van a encuentran los desarrollos realizados por:
trabajar y por supuesto obtengan esa
energía a los costes de inversión y de ● Wavegen (Limpet).
Si aplicamos estas fórmulas a un emplaza-
operación y mantenimiento lo más bajos
miento típico de la zona del Cantábrico
posible. ● Energetech (Varios prototipos).
donde podemos considerar una ola
media de H = 2 m de altura y un perío-
“Diseño de Prototipos”. En los últimos ● Owen (Owel grampus).
do medio T = 10s y con un ejemplo de
años, han aparecido multitud de desarro-
oleaje monocromático en profundidad
lladores (existen más de 50 tipos) que ● Wave Energy Converter (Ps frog
indefinida  50 mts., obtenemos un flujo
por sus características y diseño pueden MK5).
medio de energía de:
ser agrupados en tres clases claramente
diferenciadas: ● Wave Plane.
Flujo energía = [(1025 * 9,8 * 22)/8] * 7,8
= 39 kW/m
Al primer grupo, lo definiremos como: Y un tercer grupo que llamaremos “Ate-
Absorbedores Puntuales. Son en general nuadores” que utilizan el desplazamiento
L = (9,81 * 10 ) / (2 * 3,14) = 156m
2

flotadores que aprovechan el desplaza- producido por un flotador transformando


C = 156 / 10 = 15,6 m/s miento vertical entre un punto fijo este movimiento en energía, bien por
(Fondo del mar ó Anclaje flotante) y un cilindros hidráulicos o por volantes de
Cg = 15,6/2 = 7,8 m/s flotador que aprovecha el desplazamiento inercia.
y por tanto la energía de la ola. A este
La principal conclusión de estos algorit- grupo entre otros, pertenecen los desa- En este grupo, se encuentran los desarro-
mos es que: rrollos realizados por: llos de:

74 Cuadernos de Energía
La energía del mar, ¿ficción o realidad?

Figura 1

● Ocean Power Delivery (Pelamis) De cada uno de estos grupos destaca- diseño de los captadores puntuales al sus-
mos: tituir su complicado y costoso sistema
● Ocean Wave Master Limited (Wave hidráulico de conversión de energía por
Master) ● El Power Buoy de Ocean Power Tech- un generador lineal de alta eficiencia y
nologies bajo coste, tan soñado por todos los
● Orecons desarrolladores de estos equipos.
● El Energetech y Wavegen
Y el desarrollador español. Tanto Ocean Power Delivery, Ocean
● El Pelamis de Ocean Power Delivery Power Technology (OPT) como Wave-
● Tecnalia (Oceantec) gen, están promoviendo varias plantas en
A cierta distancia, les siguen: España con promotores españoles. Qui-
Gran parte de los anteriores desarrolla- zás la de mayor interés por su estado de
dores están experimentando sus prototi- ● El AWS (Archimedes) desarrollo es la que a través de Iberdrola
pos a escala con mayor o menor éxito. Energías Marinas de Cantabria, S.A. están
● El Oceantech de Tecnalia promocionando con la tecnología O.P.T.
Con tantos y tan dispares métodos de (Power Buoy) en Santoña, Cantabria. La
captación de energía, es difícil predecir Especial interés presenta el grupo español sociedad está constituida por Iberdrola
hoy quienes obtendrán los mejores resul- de Innovación denominado WEDGE Energía Renovables (60%), Sodercan
tados y serán lideres del futuro. Sin (Wave Energy Direct Generation) que (10%), IDAE (10%), Total (10%) y OPT
embargo, hay que destacar aquellos que está desarrollando un prototipo de (10%).
desde hace varios años tienen probados Generador lineal de Reluctancia conmu-
prototipos a pequeña escala y comienzan tada de Alta Densidad de Fuerza que En este proyecto, ha colaborado estre-
ya a construir plantas de cierta importan- apoyada por el Ministerio a través de una chamente la Universidad de Cantabria
cia, por encima de 1 Mw. subvención Profit, puede revolucionar el (Estudio batimétrico, recurso e impacto

Cuadernos de Energía 75
La energía del mar, ¿ficción o realidad?

medioambiental) y el Gobierno de Can- La tercera fase (también muy importante) El campo de boyas estará situado a una
tabria, a través de su sociedad Sodercan. será la instalación del cable submarino de distancia aproximada de 4 kms del faro
5 kms de longitud y 12 Kv de de tensión del Pescador en el término municipal de
El proyecto se compone de cuatro fases: (diseñado y fabricado por PRYSMIA). Santoña (Cantabria). Con este y otros
También será necesaria la instalación de proyectos similares en desarrollo se pre-
● La primera fase correspondió al estu- una subestación transformadora diseñada tende conseguir la suficiente información
dio de ubicación, recurso energético, por O.P.T. en colaboración con IBERIN- para que en un futuro no muy lejano, la
batimetría e impacto ambiental y está CO, que con una potencia de 2 Mw e captación de este tipo de energía no sea
completamente finalizada. instalada a 50 m de profundidad, pueda una quimera inalcanzable. La administra-
elevar la baja tensión procedente de los ción contando con el apoyo y colabora-
● La segunda fase corresponde al diseño, generadores de las boyas a la tensión de ción del APPA (Asociación de Producto-
construcción y montaje de un prototi- 12 Kv correspondiente a la línea que la res de Energías Renovables, cuya sección
po de 40 Kw (PB 40Kw). compañía Electra de Viesgo dispone en marina, se ha fundado recientemente
esa zona para de esta forma evacuar a la )tiene a través de su Real Decreto
El diseño ya ha sido finalizado, la cons- red la futura energía generada. 1028/2007 del 20 de Julio, (en donde se
trucción del prototipo de boya de 40 establece el procedimiento administrativo
kws, con 38 mts. de longitud y flotador La cuarta y última fase y en función del de las solicitudes de generación en el mar
principal de 11 mts. de diámetro. Esta comportamiento de la boya de 40 Kws y territorial) y con la aplicación de una tari-
boya está prácticamente finalizada en los de las infraestructuras eléctricas (cable de fa razonable, una gran responsabilidad en
talleres DEGIMA de Maliaño (Canta- evacuación y subestación transformado- el desarrollo de esta energía, que por
bria).Recientemente ha sido visitada por ra) será la instalación de un campo adi- renovable, limpia y generadora de
las autoridades del Gobierno de Canta- cional compuesto por 9 boyas de 150 kw empleo, puede alcanzar en España cuotas
bria. cada una, completando de este modo de innovación tecnológica tan importan-
todo el proyecto experimental definitivo, tes como la Energía Eólica ha alcanzado.
La boya se espera esté instalada en la pri- con una potencia total instalada de 1,39
mavera del 2008. Mws. ¡Que lo veamos! ■

Figura 2

76 Cuadernos de Energía
El nuevo reto del sector eólico: instalaciones marinas

El nuevo reto
del sector eólico:
instalaciones marinas
Félix Avia Aranda
Centro Nacional de Energías Renovables (CENER)

E n la reunión de la II Asamblea Nacio-


nal de la Red Científico Tecnológica
del Sector Eólico (REOLTEC) que tuvo
producción de energía eléctrica en régi-
men especial, por vez primera condicio-
nes específicas de subvención para las
en la eólica marina son el Reino Unido y
Alemania, con Dinamarca, Suecia y Holan-
da como acompañantes en el desarrollo.
lugar el pasado 25 de Septiembre en PEM, es evidente que se ha iniciado una Debido a los retrasos que se están pro-
Madrid, el Secretario General de la Ener- nueva etapa para el desarrollo de este duciendo en el desarrollo del sector res-
gía, D. Ignasi Nieto, hizo públicos datos nuevo mercado dentro del sector eólico pecto a las expectativas existentes, el
sobre posibles expectativas futuras para en nuestro país. objetivo de la Unión Europea, de alcanzar
el sector eólico, fijando metas de 44 GW 10 GW en 2010 va a ser difícil de conse-
instalados para el año 2030, de los cuales A nivel global, la instalación de PEM, se guir, aunque la opinión generalizada es
8 GW corresponderían a plantas eólicas contempla en la actualidad dentro del que el mercado de instalaciones marítimas
marinas (PEM). sector eólico como una de las áreas con continuará creciendo en el periodo 2005-
mayores posibilidades de desarrollo fu- 2010, estimándose que el despegue defi-
Por otro lado la entrada en vigor el 2 de turo. nitivo se produzca a partir del 2010,
agosto del RD 028/2007 por el que se como muestra la gráfica adjunta, del estu-
establece el procedimiento administrativo Aunque de los 73.904 MW eólicos insta- dio realizado por DEWI “WindEnergy
para la tramitación de las solicitudes de lados en todo el mundo solo 877 MW Study 2006. Market Assessment of the
autorización de instalaciones de genera- corresponden a PEM (datos a finales de Wind Energy Industry up to the Year 2014”2.
ción eléctrica en el mar territorial, supone 2006)1, se estima que en los próximos
un hito importante en el desarrollo del años el mercado eólico marino se desa- El objetivo fijado por la Asociación Euro-
sector de la generación eólica marina. rrollará con un crecimiento similar al pea de Energía Eólica (EWEA) para el
experimentado por el mercado eólico en año 2020 es alcanzar 180 GW en opera-
Si a ello sumamos la inclusión en el nuevo instalaciones terrestres en los últimos ción, de los cuales 70 GW corresponde-
RD 661/2007 que regula la actividad de años2. Los países más activos actualmente rán a instalaciones marítimas3.

1
World Market Update 2006. Forecast 2007-2011. March 2007. BTM Consult ApS.
2
WindEnergy Study 2006. Market Assessment of the Wind Energy Industry up to the Year 2014. DEWI 2006.
3
Wind Power Targets for Europe. 75,000 MW by 2010. EWEA October 2003.

Cuadernos de Energía 77
El nuevo reto del sector eólico: instalaciones marinas

Figura 1. Estimación de la potencia eólica acumulada en Alemania para el año 2020 con recursos reno-
vables.

Descripción del estado


de desarrollo

Hasta la fecha hay instalados 878 MW en


PEM (Dic. 2006)1. En la tabla adjunta se
presenta el listado de plantas en opera-
ción a finales del 2006.

Todas las instalaciones se han realizado en


áreas con profundidades por debajo de
los 18 m y distancias a la costa menores
de 14 kilómetros. La tabla adjunta lista
características técnicas de cuatro de las
principales PEM en operación.

Existen proyectos experimentales situa-


dos en emplazamientos de mayor profun-
didad de las aguas, con nuevos tipos de
Fuente: DEWI.
estructuras soporte. En agosto del 2006
se instaló el primer aerogenerador del
Tanto la tecnología de los sistemas eóli- tiempos y costes de O&M, aumentar la proyecto de demostración Beatrice, que
cos, como la de plataformas marinas para fiabilidad de los mismos, y maximizar la contempla la instalación de dos aeroge-
diferentes aplicaciones, son tecnologías producción energética, lo que debe con- neradores de 5 MW de potencia nominal
que han alcanzado alta madurez de desa- tribuir a reducir los costes finales de en aguas de 45 m. de profundidad y a 22
rrollo en los últimos años. La integración generación. En el caso de la energía eólica Km. de la costa noreste de Escocia. Así
de ambas tecnologías requiere aún tiem- marina las soluciones óptimas en cuanto mismo, el proyecto Hywind de la empre-
po y experiencia a partir de la instalación, aerogeneradores, es decir, las más econó- sa noruega Hydro en colaboración con el
operación y funcionamiento de las prime- micas dentro de las limitaciones técnicas, fabricante de aerogeneradores Siemens,
ras plantas en operación. no tienen necesariamente que coincidir ha obtenido recientemente permiso para
con las soluciones actuales para energía la instalación de un aerogenerador de 3
Desde la instalación en 1992 de la prime- eólica terrestre, teniendo en cuenta la MW sobre un prototipo de estructura
ra PEM de demostración, hasta el clara diferencia entre las condiciones flotante innovadora, en un emplazamien-
momento actual, se ha realizado un pro- ambientales de funcionamiento. to con aguas profundas cercano a las cos-
ceso de desarrollo basado fundamental- tas noruegas.
mente en la adecuación de la tecnología En este documento se pretende analizar
de aerogeneradores existente al entorno la situación actual del mercado eólico El inicio del interés por las posibilidades
marino, pero sin haber realizado impor- marino, identificando las acciones princi- de explotación de los recursos eólicos
tantes desarrollos específicos para el sec- pales para estimular el desarrollo de este marinos surge a finales de la década de
tor. Es absolutamente necesario el desa- nuevo mercado del sector eólico, que ha los años ochenta, esencialmente en Dina-
rrollo de nuevos conceptos tecnológicos de contribuir de forma efectiva en la con- marca y en los países bajos, Holanda y
mas adecuados para este tipo de instala- secución de los objetivos fijados dentro Bélgica, donde los problemas asociados a
ciones, que permitan facilitar las tareas de de la Unión Europea, de alcanzar el 20 % la alta densidad de población, que dificul-
transporte e instalación, minimizar los de cobertura del consumo energético ta la obtención de permisos para la insta-

78 Cuadernos de Energía
El nuevo reto del sector eólico: instalaciones marinas

Tabla I. Plantas Eólicas Marinas (PEM) instaladas a finales de 2006 Aunque hace más de 15 años que los pri-
meros aerogeneradores se instalaron en
Parque Año Nº Potencia Potencia
el mar, hasta los últimos cinco años no se
Eólico Aerogen. Unitaria Total
iniciaron las primeras instalaciones semi-
(kW) (MW)
comerciales. La primera instalación se rea-
Vindeby (DK) 1992 11 450 4,95 lizó en Suecia en 1990, con la instalación
de un aerogenerador de 300 kW, y en la
Lely (NL) 1994 4 500 2 actualidad la potencia instalada está situa-
Tuno Knob (DK) 1995 10 500 5 da en principalmente en Dinamarca y el
Reino Unido.
Dronten (NL) 1996 19 600 16,8
Gotland (S) 1997 5 550 2,75 La mayoría de los nuevos desarrollos se
Utgrunden (S) 2000 7 1500 10,5 sitúan en Alemania y el Reino Unido,
donde se han aprobado recientemente
Blyth (UK) 2000 2 2000 4 tres PEM, con una potencia total de 1.823
Yttre Stengrund (S) 2001 5 2000 10 MW: London Array (1.023 MW),Thanet
(300 MW) y Greater Gabbard (500
Middelgrunden (DK) 2001 20 2000 40
MW). El estudio realizado por DEWI de
Horns Rev (DK) 2002 80 2000 160 evaluando el mercado eólico futuro en
Alemania3, estima la instalación de 6.800
Samso (DK) 2003 10 2300 23
MW en PEM para el año 2012, incluyen-
Nysted(DK) 2003 72 2200 165,6 do instalaciones en el Mar del Norte y
North Hoyle (DK) 2003 30 2000 60 Mar Báltico. Muchos de los proyectos en
curso han obtenido ya los permisos
Arklow Bank (Ir) 2004 7 3600 25,2 requeridos para la instalación.
Scroby Sands(UK) 2004 30 2000 60
Estudios preliminares desarrollados en
Kentish Flats(DK) 2005 30 3000 90
EE.UU. por National Renewable Energy
Barrow (DK) 2006 30 3000 90 Laboratory (NREL) estiman un potencial
NSW (NL) 2006 36 3000 108 de la eólica marina superior a los 1.000
GW, de los cuales el 90 % de las instala-
ciones se ubicarían en aguas de más de
lación de plantas eólicas, hizo girar la vista fundad (menos de 20 m), contribuyeron 30 m de profundidad4,5. En la actualidad
hacia las posibilidades de instalar aeroge- de forma clara a crear unas importantes unos 600 MW se encuentran en proceso
neradores en el mar. expectativas de la posibilidad de realizar de obtención de los permisos requeridos
PEM que resultasen competitivas en la
Por otro lado la tradición existente en generación eléctrica. Los costes asociados Necesidades para el desarrollo
estos países en la recuperación de terre- a este tipo de instalaciones, tantos los de
del sector
nos al mar (polders) y la existencia de instalación como los de operación y man-
una tecnología desarrollada para realizar tenimiento, son superiores a los de las Son varios los frentes de actuación identi-
este tipo de instalaciones en la costa, plantas eólicas terrestres, pero las mejores ficados y las acciones necesarias para esti-
junto con las condiciones especificas de condiciones de viento contribuirán a mular el desarrollo de las PEM.
las plataformas marinas de la zona, que mejorar la producción energética específi-
son muy planas y en las que se encuen- ca, pudiendo hacer competitivas este tipo Distintos trabajos e informes se han ela-
tran muchas áreas con aguas de baja pro- de instalaciones. borado identificando acciones priorita-

4
Energy from Offshore Wind. NREL 2006.
5
Future for Offshore Wind Energy in the United States. NREL 2004.

Cuadernos de Energía 79
El nuevo reto del sector eólico: instalaciones marinas

Tabla 2. Resumen de las características de Europa, o la utilización de modelos de


de Plantas Eólicas Marinas Instaladas mesoscala. Los estudios realizados de eva-
luación del potencial eólico marino, son
Horns Rev Nysted Kentish Flats Barrow análisis previos basados en datos disponi-
bles que permiten realizar una evaluación
Propietario Elsam A/S Energi E2, Elsam A/S Centrica
global del potencial existente, pero queda
plc,
aún pendiente la realización de estudios
Dong, Sydkraft Dong
completos que permitan realizar la eva-
Fecha Operación 2002 2004 2005 2006 luación de los potenciales emplazamien-
Potencia Total 160 MW 166 MW 90 MW 90 MW tos de PEM, donde se analicen todos los
aspectos necesarios para poder realizar
Aerogenerador Vestas V80 Bonus 2.3 Vestas V90 Vestas su evaluación: características meteorológi-
V90 cas de emplazamientos marinos, caracte-
Distancia a la costa 14-20 km 10-15 km 10-13 km 7-10 km rísticas oceanográficas e impacto medio-
ambiental. Estas acciones requerirán desa-
Profundidad Máxima 10 m 10 m 5m 20 m
rrollar los procedimientos y metodologías
Severidad de las Olas Alta Baja Moderada Moderada adecuadas que permitan realizar la eva-
Estructura Soporte Monopilote Base por Monopilote Mono- luación de los potenciales emplazamien-
pilote tos de PEM en aguas profundas y generar
Enclavado Gravedad Enclavado Tala- y validar las herramientas necesarias para
drado su realización para poder ser aplicadas
Enclavado posteriormente mediante la realización
de campañas de medida adecuadas en las
diferentes áreas marinas potenciales.
rias6,7,8. El documento Copenhagen Stra- ● Procedimientos ágiles de obtención de
tegy on Offshore Wind Power Deploy- permisos Por otro lado la realización de los estu-
ment, que fue elaborado como resultado dios del impacto medioambiental para
del Seminario Europeo que tuvo lugar en ● Programas de estimulo del mercado este tipo de instalaciones, requiere proce-
Copenhagen en 2005, identifica acciones dimientos específicos que aplicar.
prioritarias para el desarrollo del merca- La evaluación del potencial eólico marino
do, incluyendo la integración en red y los es mucho más compleja que el terrestre, El desarrollo de tecnología específica
aspectos medioambientales. principalmente por la no existencia de marina, es uno de los retos mas impor-
datos medidos de las condiciones del tantes del sector eólico para los próximos
Como resumen se pueden definir las viento. La instalación de torres meteoro- años. La mayor parte de los principales
siguientes áreas: lógicas que permita la toma de medidas fabricantes de aerogeneradores están
en emplazamientos marinos es muy cos- desarrollando en la actualidad modelos
● Evaluación del potencial eólico marino tosa, por lo que es necesario desarrollar de aerogenerador para parques marinos.
herramientas que permitan realizar una Las especiales condiciones de operación
● Desarrollo de tecnología específica evaluación del recurso basado en datos de los aerogeneradores para PEM, ha
existentes. Existen varias aproximaciones, obligado a los distintos fabricantes a
● Necesidad de existencia de Plantas de como es la utilización de imágenes de incorporar a los diseños actuales impor-
Ensayo satélite, que es una técnica relativamente tantes modificaciones para su funciona-
reciente que ha permitido obtener resul- miento en entornos marinos: condiciones
● Conexión de PEM a red tados prometedores en zonas del norte ambientales, operación y mantenimiento,

6
Copenhagen Strategy on Offshore Wind Power Deployment. European Policy Seminar on Offshore Wind Power. 2005
7
Concerted Action for Offshore Wind Energy Deployment (COD). Principal Findings 2003-2005. ENERGIE. 2005.
8
Concerted Action on Offshore Wind Energy in Europe (CA-OWEW). RTD Strategy.2001.

80 Cuadernos de Energía
El nuevo reto del sector eólico: instalaciones marinas

accesibilidad, etc., lo que ha dado en eólicos en operación (a modo de ejem- jo “Offshore Wind Energy Network”
denominarse “marinización” de la tecno- plo, recordar que el máximo tamaño per- (OWEN)9, han publicado diferentes docu-
logía eólica. Iniciándose en la actualidad mitido para incluir un parque eólico en el mentos donde identifican las prioridades
una nueva tendencia de diseño de aero- Régimen Especial es de 50 MW, que es el de I+D del sector.
generadores totalmente concebidos para mínimo tamaño permitido para obtener
su operación en PEM. El desarrollo de permiso de instalación de un parque eóli- En todos los estudios e informes citados,
plataformas adecuadas para instalación de co marino según el RD 028/2007), como se identifica una clara necesidad de desa-
plantas eólicas en zonas de aguas profun- por la distancia a los puntos de conexión rrollo tecnológico dentro del sector eóli-
das (más de 50 m) es fundamental para y por las características especificas del co marino, que permita el desarrollo del
el desarrollo del mercado. entorno del emplazamiento. nuevo y prometedor mercado eólico
marino. Es condición imprescindible para
Obviamente para poder contrastar y veri- La inexistencia de procedimientos ágiles el desarrollo del prometedor mercado de
ficar la bondad de los desarrollos tecno- de obtención de permisos para la realiza- las eólicas marinas, el continuar con los
lógicos realizados es fundamental la exis- ción de este tipo de instalaciones, es otra proyectos de investigación y desarrollo
tencia de infraestructuras de ensayo que de las barreras que hay que superar para realizados hasta el momento, que permi-
permitan a los tecnólogos realizar los conseguir un desarrollo del mercado tan optimizar las tecnologías aplicables a
ensayos requeridos. En la actualidad exis- efectivo. Nuevamente los procedimientos las mismas, tanto desde el punto de vista
ten varios proyectos de desarrollo de son completamente diferentes de los del desarrollo de herramientas que per-
este tipo de infraestructuras, entre los establecidos para las plantas eólicas mitan evaluar la viabilidad de desarrollar
que destaca el proyecto de Borkun West terrestres, y así mismo diferentes de los los proyectos, como el desarrollo especi-
en Alemania, en el que se contempla la existentes para la concesión de permisos fico de tecnología.
instalación de 12 aerogeneradores de 5 de otro tipo de instalaciones en aguas
MW de diferentes fabricantes alemanes. territoriales. Dentro del grupo de trabajo en energía
Este tipo de instalaciones conllevan costes eólica del Implement Agreement de la
de instalación muy elevados, por lo que La legislación elaborada en los países líde- Agencia Internacional de la Energía, se
se requiere que participen varios fabri- res en el desarrollo del mercado, debe realizó un estudio de identificación de las
cantes, promotores, centros de certifica- servir como referencia, aprendiendo de necesidades de I+D, en el que se incluía
ción y centros de investigación, para las bondades y debilidades de los proce- los desarrollos marinos como una de las
poder rentabilizar su instalación. dimientos desarrollados o en desarrollo. áreas prioritarias. Posteriormente a raíz
de dos reuniones de expertos del
Otro de los aspectos prioritarios para Por último, es importante la preparación grupo10,11, se decidió crear un anexo de
poder desarrollar el mercado de PEM es de programas de demostración y progra- trabajo especifico sobre el “Desarrollo de
el análisis de la integración de las futuras mas de estimulo del mercado, que permi- Tecnología Eólica Marina” durante el
plantas en la estructura eléctrica existen- tan el despegue de este nuevo y atractivo periodo 2005-2008, y en el que partici-
te, que requerirá la realización de estu- mercado de generación energética. pan 11 centros de investigación e institu-
dios específicos sobre la capacidad de la ciones de seis países (EE.UU, Alemania,
red existente para absorber la energía Necesidades de I+D Dinamarca, Reino Unido, Noruega y
generada, así como la identificación de las España), en el que el CENER participa
para el desarrollo del sector
acciones requeridas para permitir la eva- activamente. Dentro del mismo se crea-
cuación energética de las futuras PEM. El Las acciones concertadas “Concerted ron dos tareas, una de ellas sobre “Aspec-
tema es muy diferente respecto a las Action for Offshore Wind Energy tos críticos para el desarrollo”, que lidera
plantas eólicas terrestres, tanto por el Deployment” (COD)7 y “Concerted RIS (DK), y en el que incluyen tres tareas
tamaño de futuras instalaciones, que será Action on Offshore Wind Energy in Euro- específicas: Aspectos ecológicos y regula-
muy superior de de los actuales parques pe” (CA-OWEE)8, así con la red de traba- ciones, Sistemas eléctricos e integración

9
Research and development needs. Offshore Wind Energy Network (OWEN) July 2003.
10
Annex XXIII: Offshore Wind Energy Technology and Deployment. Progress Report to ExCo 57. 2006.
11
Critical Issues Regarding Offshore Technology and Deployment. 43rd Topical Expert Meeting. IEA Implement Agreement for Co-operation in the Research and
Development of Wind Turbine Systems March 2004.

Cuadernos de Energía 81
El nuevo reto del sector eólico: instalaciones marinas

en red y Condiciones externas y diseño el conocimiento del comportamiento prácticamente todas las áreas identificadas
de PEM, y una segunda sobre “Investiga- de aerogeneradores y componentes. como prioritarias para el desarrollo tec-
ción Técnica para aguas profundas”, que nológico del sector.
lidera NREL (EE.UU.), que se centra en El desarrollo de plataformas adecuadas
estudio comparativo de códigos para el para instalación de plantas eólicas en Como se ha indicado, la entrada en vigor
diseño de soluciones constructivas en zonas de aguas profundas (más de 50 m) del decreto RD 028/2007, por el que se
aguas profundas. es fundamental para el desarrollo del establece el procedimiento administrativo
mercado nacional. En este área es impor- para la tramitación de las solicitudes de
En la actualidad El grupo de trabajo sobre tante mencionar el proyecto EOLIA, autorización de instalaciones de genera-
la eólica marina de la Red Española Cien- recientemente aprobado dentro del pro- ción eléctrica en el mar territorial, y del
tífico Tecnológica del Sector Eólico grama CENIT del CDTI, que contempla decreto RD 661/2007 que regula la acti-
(REOLTEC) ha definido las siguientes líne- el desarrollo de investigación en energía vidad de producción de energía eléctrica
as prioritarias de I+D para el desarrollo eólica en aguas profundas, proyecto de en régimen especial, han supuesto dos
del sector en nuestro país: cuatro años de duración (2007-2011) hitos importantes que favorecerán el
con un presupuesto de 33 millones de desarrollo nacional del mercado de la
● Medidas de recursos eólicos en el mar euros, liderado por la empresa Acciona eólica marina. Ambos decretos responden
en nuestro entorno. Energía, y en el que participan dieciséis a requerimientos identificados como
empresas y mas de veinte centros de acciones prioritarias para el desarrollo del
● Estudios y modelos de la climatología investigación y universidades, que es un mercado.
oceanográfica: claro reflejo del interés de la industria
nacional en participar activamente en el La propuesta del nuevo Real Decreto por
- Modelos de oleaje desarrollo tecnológico de la energía eóli- el que se regula la actividad de produc-
ca marina en nuestro país. ción de energía eléctrica en régimen
- Viento marino especial, ya contempla las primas para las
El departamento de energía eólica del PEM, con una prima máxima de 8,43
● Cimentaciones y estructuras de sopor- CENER abrió en 2006 una nueva línea de c€/kWh, y un limite superior de hasta
te marinas. investigación que pretende impulsar la 16,40 c€/kWh (prácticamente el doble
implantación de parques eólicos marinos del máximo de 8,47 c€/kWh para las
● Tecnologías específicas para la adapta- en España, desarrollando herramientas y plantas eólicas terrestres), valores que
ción de los aerogeneradores al entor- metodologías que permitirán identificar resultan atractivos y son indicadores de la
no marino: las zonas que reúnen las condiciones téc- clara voluntad de desarrollar el mercado
nicas y ambientales necesarias, conside- nacional de PEM.
- Protección climática rando los aspectos de viabilidad econó-
mica de los parques eólicos en el mar. Así El RD 028/2007 indica la necesidad de
- Muy alta fiabilidad mismo, como se ha indicado, CENER par- evaluación de las áreas eólicas marinas,
ticipa en el anexo de trabajo de la IEA, incluyendo la capacidad máxima de eva-
- Medioambientales para la optimización de los códigos exis- cuación de la zona a estudio, afección
tentes para el diseño de soluciones cons- medioambiental, afección al transporte y
● Cables submarinos y subestaciones tructivas en aguas profundas, lo que per- a la pesca, seguridad, etc. Para la obten-
eléctricas marinas. mitirá prestar apoyo a las empresas nacio- ción de la autorización de la instalación,
nales activas en el sector. los proyectos deberán someterse al trá-
● Logística de las instalaciones marinas. mite de evaluación de impacto ambiental
Necesidades del sector Nacional de acuerdo al RD 1302/1986, que no
● Infraestructuras científico tecnológicas incluye procedimientos específicos para
(bancos de experimentación) en labo- Debido a la inexistencia de PEM en nues- PEM, por lo que será necesario su desa-
ratorio y en campo para profundizar en tro país, se requieren actuaciones en rrollo.

82 Cuadernos de Energía
El nuevo reto del sector eólico: instalaciones marinas

Figura 2. Mapa de áreas eólicas marinas tificación de las acciones requeridas para
permitir la evacuación energética de las
futuras PEM. Respecto a la evaluación del
potencial eólico marino en nuestro país,
ya existen distintas iniciativas en curso,
como la que está llevando a cabo el
CENER, si bien se requiere la realización
de medidas en emplazamientos, lo que
permitirá validar la fiabilidad de los resul-
tados obtenidos mediante la aplicación de
las herramientas utilizadas.

Es así mismo prioritario desarrollar pro-


cedimientos nacionales para la evaluación
del impacto medioambiental de la instala-
ción de PEM en nuestras costas, que per-
mitirán a los promotores realizar adecua-
damente los estudios de impacto medio-
ambiental requeridos en los procedi-
mientos definidos en el RD 028/2007.

Por último, una de las acciones fundamen-


Se han definido 60 áreas marinas (ver para poder desarrollar el mercado nacio- tales para ayudar al desarrollo de la tec-
mapa adjunto), y en la actualidad en 9 de nal de PEM es el análisis de la integración nología eólica marina en nuestro país, es
ellas ya se ha iniciado el procedimiento de las futuras plantas en la estructura la creación de una planta de ensayos que
de caracterización de las mismas, como eléctrica del país, que requerirá la realiza- permita a todas las empresas activas en el
consecuencia de la presentación de solici- ción de estudios específicos sobre la sector ensayar sus desarrollos, similar a la
tudes para la autorización de instalacio- capacidad de la red existente para absor- iniciativa realizada en Alemania con la
nes. Uno de los aspectos importantes ber la energía generada, así como la iden- planta de Borkum. ■

Cuadernos de Energía 83
El mercado europeo de garantías de origen en la propuesta de Directiva de Renovables

El mercado europeo
de garantías de origen
en la propuesta de Directiva
de Renovables
Gonzalo Sáenz de Miera
Dr. en Economía Aplicada
Universidad Autónoma de Madrid

Introducción
mentario en el que los estados miembros sector en los próximos años y la conse-

E l pasado 23 de enero la Comisión


Europea presentó, dentro del deno-
minado “Paquete Verde” una propuesta
pueden participar o no - parece, a prime-
ra vista, satisfactoria. Porque respeta, en
todo caso, los marcos nacionales de
cución de los objetivos definidos. Porque,
como es bien sabido, es la regulación, tra-
ducida en marcos de apoyo, más que la
de nueva Directiva de Renovables. El apoyo, y en especial los basados en tarifas disponibilidad de recursos naturales (agua,
objetivo de esta propuesta es definir las y primas, que son los que se están mos- viento, sol), el factor básico para el impul-
medidas necesarias para que en 2020 el trando más eficaces y eficientes para la so de estas tecnologías muy intensivas en
20% de la demanda final de energía de la promoción de las renovables.Y porque, al capital y con inversiones a largo plazo.
Unión Europea se satisfaga con fuentes mismo tiempo, define un mecanismo adi-
renovables. Una de las cuestiones que cional que puede contribuir a mejorar la Sobre este telón de fondo se sitúa este
más controversia y debate están generan- eficiencia en el desarrollo de las energías artículo cuyo objetivo es analizar la pro-
do en relación con la propuesta es lo renovables en el conjunto de la Unión, al puesta que incluye la Directiva de crea-
definido sobre los marcos de apoyo a permitir que países con objetivos ambi- ción de un mercado europeo de garantí-
estas tecnologías.Y esto es así porque se ciosos y reducido potencial, puedan cum- as de origen. Para ello se considera nece-
está considerando la posibilidad de esta- plir sus objetivos a menor coste a través sario, previamente, describir los
blecer un nuevo mercado europeo de de la compra de garantías de origen principales marcos de apoyo a las renova-
garantías de origen que complemente a generadas en otros estados con mayor bles - primas y certificados verdes nego-
los marcos nacionales de apoyo vigentes potencial. ciables - y analizar sus resultados tanto en
en la actualidad. términos de eficacia como de eficiencia.
En todo caso, la forma en que finalmente
La opción planteada en la propuesta de se defina y regule esta cuestión en la El artículo se estructura en cuatro apar-
Directiva - mercado europeo comple- Directiva condicionará el desarrollo del tados.

84 Cuadernos de Energía
El mercado europeo de garantías de origen en la propuesta de Directiva de Renovables

● En el primero se describen los dos MWh volcado a la red por el genera- en varios Estados de Estados Unidos, con
marcos básicos de apoyo a las renova- dor. El regulador define la tarifa o la la idea de aprovechar las ventajas del
bles: sistemas de apoyo directo al pre- prima de forma que el generador mecanismo de mercado para reducir el
cio (primas o tarifas) y sistemas de obtenga una rentabilidad adecuada coste para el consumidor.
certificados verdes negociables. para su inversión.
Ventajas y desventajas de los diferentes
● En el segundo se realiza un análisis Entre los sistemas basados en cantidades, marcos de apoyo
comparado de dichos marcos desde el el fundamental es el de Cuotas y certifi-
punto de vista teórico y desde una cados verdes negociables. En este siste- Una de las principales dificultades del
perspectiva empírica. ma a los suministradores de energía (dis- regulador en el caso de las energías reno-
tribuidoras o comercializadoras) o a los vables es el conocimiento preciso de los
● En el tercero se describe el sistema de generadores se les impone la obligación costes de generación y, muy especialmen-
apoyo incluido en la propuesta de de que una parte (cuota) de la energía te, su evolución en el tiempo (tanto por
Directiva y se analiza sus consecuen- que suministren sea de origen renovable. incremento de la eficiencia de la tecnolo-
cias. Al mismo tiempo, los generadores reno- gía existente como el desarrollo de nue-
vables reciben un certificado verde por vas tecnologías). En este escenario de
● Por último, en el cuarto apartado se cada MWh generado. Este certificado incertidumbre, los marcos anteriormente
presentan las conclusiones y unas con- verde puede ser comercializado y tiene descritos llevarían a resultados diferentes.
sideraciones finales. un valor, dado que para cumplir con la
obligación impuesta los suministradores En los sistemas basados en el precio, el
Tipologías de marcos de apoyo deberán adquirir certificados verdes en regulador define la retribución por MWh
a las energías renovables una cantidad igual a su cuota. En caso de que recibe el generador renovable, pero
incumplimiento se incurre en una penali- en principio no puede controlar la capaci-
Existe una gran variedad de marcos de zación. dad que se instalará en respuesta a la
apoyo a las energías renovables. Los mar- señal de precio dada.
cos básicos pueden clasificarse en dos Por tanto, los generadores renovables
grandes grupos, los sistemas basados en reciben dos ingresos: Por el contrario, en los sistemas basados
el precio y los basados en cantidades. en cuotas el regulador define (a través de
1. El precio de mercado por la energía la propia cuota) la necesidad de energía
Entre los sistemas basados en el precio, el vendida; y renovable (y por tanto, indirectamente, la
más relevante es el de apoyo directo al capacidad renovable a instalar), pero sin
precio, también llamado sistema de pri- 2. el precio de mercado de los certifica- embargo no puede controlar la retribu-
mas o tarifas feed-in tariffs en inglés). Este dos verdes por el número de certifica- ción que obtendrá el generador por
sistema, que es el tradicional de apoyo a dos vendidos a los suministradores MWh, que se establece en el mercado
estas tecnologías, tiene dos pilares: que los demandan para cumplir con (precio del certificado verde).
sus cuotas.
1. La garantía de compra al productor de Análisis comparado de los marcos
toda la energía generada durante un Los sistemas de apoyo directo basados
de apoyo
periodo de tiempo determinado por en el precio (sistemas de primas) fueron
parte del Sistema (bien directamente los primeros en ser aplicados y, a día de Son varios los criterios que pueden utili-
o a través de las empresas distribuido- hoy, siguen siendo los más utilizados en zarse a la hora de analizar y comparar los
ras o transportistas); y todo el mundo. Los sistemas de apoyo diferentes marcos de apoyo, pero en
directo basados en cantidades se empe- general se utilizan dos:
2. La definición por parte del regulador zaron a aplicar desde finales los años 90
de un tarifa fija o de una “prima” adi- del siglo pasado en varios países europe- ● La efectividad se definiría como la
cional al precio de mercado por cada os como el Reino Unidos, Suecia e Italia y capacidad del marco de apoyo para

Cuadernos de Energía 85
El mercado europeo de garantías de origen en la propuesta de Directiva de Renovables

logar la consecución del objetivo fijado ● ni insuficiente, que no atraería el volu- para cada una de las tecnologías, indepen-
de desarrollo de las renovables, ya sea men de inversión necesario para satis- dientemente de las horas de funciona-
en términos de potencia instalada o de facer el objetivo definido. miento de cada instalación individual.
producción. Dado que la retribución se define de
La gran ventaja de los sistemas de apoyo forma que se incentive el desarrollo del
● La eficiencia (estática) podría definirse directo al precio es que, bien definidos, número de instalaciones (es decir, capaci-
como la capacidad del marco de dan una gran seguridad al inversor, en la dad) necesarias para lograr el objetivo
apoyo para lograr los objetivos con el medida en que definen la senda de retri- perseguido, las instalaciones con mejores
mínimo coste para el Sistema en gene- bución para toda la vida útil de la instala- condiciones - con mayor número de
ral y para el consumidor en particular. ción o durante un periodo de tiempo lo horas de utilización - recibirán mayores
suficientemente largo como para dar al ingresos por MW instalado sin implicar un
A continuación se presentan dos análisis inversor una expectativa razonable de mayor coste. Así, estas instalaciones
comparados de cada uno de los marcos que obtendrá una rentabilidad adecuada. obtendrían rentabilidades superiores a las
de apoyo, uno desde el punto de vista de pretendidas por el regulador, lo que pro-
la teoría económica y otro empírico. Evidentemente, la clave para que estos voca cierta ineficiencia en el sistema.
sistemas den la necesaria seguridad al
Análisis teórico inversor reside en la estabilidad de los Este problema se ha abordado en los últi-
marcos. Aunque el regulador ha de tener mos tiempos mediante la definición de
Sistemas de apoyo directo al precio la posibilidad de revisar cada cierto tiem- sistemas de retribución que tienen en
po los niveles retributivos a la vista de la cuenta las horas de utilización de las ins-
Como ya se ha expuesto anteriormente, evolución de los costes de las tecnologías talaciones, por ejemplo, de los parques
estos marcos tienen la ventaja respecto a o de las condiciones del entorno, es fun- eólicos.
los basados en certificados verdes nego- damental que los posibles cambios retri-
ciables y en subastas de que el regulador butivos sólo afecten a las nuevas instala- Una primera opción es la definición de
controla la remuneración que reciben los ciones y no a las realizadas con anteriori- una misma tasa de rentabilidad para todas
productores por MWh generado. dad. Si los cambios retributivos afectan las instalaciones, independientemente de
también a las instalaciones ya existentes, sus horas de utilización. Esto se haría defi-
En este sentido, si el regulador tuviera entonces son los inversores quienes asu- niendo retribuciones menores por MWh
información perfecta sobre los costes de men el riesgo asociado al progreso tec- cuando más horas de utilización tengan
las diferentes tecnologías y sobre las nológico y a la incertidumbre regulatoria. los parques.
horas futuras de funcionamiento de las Cuando los sistemas de apoyo directo al
instalaciones renovables, entonces podría precio son estables y predecibles implican Una segunda opción, que se está aplican-
definir unos niveles eficientes de precios, poco riesgo para el productor que exigi- do para la eólica en países como Francia
de forma que la retribución de las instala- rá, por tanto, una menor prima de riesgo, o Portugal, es la de definir retribuciones
ciones reflejara el coste medio de genera- con lo que las retribuciones necesarias por MWh inversamente proporcionales a
ción. para incentivar la inversión serán meno- las horas de funcionamiento, pero permi-
res. El menor riesgo tiene ventajas, en tiendo que los parques con más horas
Con ello lograría que la rentabilidad obte- consecuencia, tanto para el productor obtengan mayores rentabilidades - de
nida por el generador fuera la razonable como para el consumidor. La idea es esta forma se mantiene el incentivo a la
(definida ex-ante por el regulador de clara: un MWh producido con un marco ocupación de las mejores ubicaciones.
acuerdo a una metodología estable y con poco riesgo cuesta menos al consu-
transparente), midor, ceteris paribus, que en un marco Sistemas de certificados verdes
con más riesgo. negociables (CVN)
● ni excesiva, lo que implicaría una trans-
ferencia innecesaria de excedente del Una de las críticas a los sistemas de pri- La ventaja de estos marcos es, como se
consumidor al producto, mas es que se establece una retribución ha comentado en el apartado anterior,

86 Cuadernos de Energía
El mercado europeo de garantías de origen en la propuesta de Directiva de Renovables

que permiten al regulador acotar la canti- do a dos volatilidades significativas en España, donde el Plan de Fomento
dad máxima demandada de una determi- relación con sus ingresos esperados apuesta por varias tecnologías con cos-
nada tecnología (y por tanto, dar una -esto es, el riesgo de precio del mercado tes sensiblemente diferentes).
señal respecto a la capacidad a instalar). de energía y el riesgo de precio del mer-
Es importante destacar que acotar la can- cado de certificados. Esto implica una Este tipo de problemas podrían ser solu-
tidad máxima no asegura la consecución mayor prima de riesgo exigida a las inver- cionados asignado a cada MWh produci-
del objetivo, que puede no lograrse por siones, lo que se traduce en la necesidad do con las tecnologías más costosas un
otras razones. de una mayor retribución (lo cual se número de certificados superior al que se
refleja en el precio de los propios certifi- asignarían a las tecnologías más económi-
Desde un punto de vista puramente teó- cados). Como veremos en el análisis cas (la relación entre el número de certi-
rico, este tipo de marcos son eficientes en empírico incluido en el siguiente aparta- ficados asignados a cada tecnología ven-
la medida en que, una vez definida la can- do, esto es exactamente lo que ha ocurri- dría dado por la relación entre los costes
tidad de energía renovable demandada, do en los últimos años en aquellos Esta- medios esperados de las mismas en el
existirá competencia entre los producto- dos de la UE en los que se implantaron margen). De esta forma, la obligación
res - que están expuestos al precio de los este tipo de marcos. sobre los suministradores no se diferen-
certificados que se establecerá en función ciaría por tecnología y habría un único
de la oferta y la demanda de los mismos. Puede existir, además, un riesgo regulato- mercado de certificados con un único
Así, no se desarrollarán instalaciones con rio para el productor que se deriva, como precio (esto es posible al ser los certifica-
costes medios superiores al precio de se ha visto en los últimos años en los dos un mismo producto independiente-
mercado esperado. casos de Italia y el Reino Unido, de que el mente de su origen). El problema de esta
regulador intervenga en el mercado de alternativa reside en que la información
Sin embargo, este sistema adolece del certificados para alterar los precios resul- del regulador respecto a los costes
mismo problema que las primas únicas en tantes del mismo. medios de cada tecnología es imperfecta,
el sentido de que, una vez definido el pre- con lo que se estaría introduciendo una
cio de equilibrio, habrá instalaciones con Otro de los problemas de los sistemas de potencial ineficiencia.
costes reducidos (por ejemplo, las de CVN es que normalmente se define un
horas de utilización elevadas) que recibi- único producto (es decir, un único tipo de Un último problema a destacar es la fija-
rán retribuciones superiores a sus costes certificado independiente de la tecnología ción de la penalización a los suministrado-
medios, obteniendo así una rentabilidad con la que se haya generado), con lo que res por incumplimiento de sus obligacio-
muy superior a la media. Esta situación sólo existe un precio. Así, nes.Teóricamente, para que un sistema de
sería claramente ineficiente, ya que con CVN funcione correctamente es necesa-
un precio menor (que asegurara la renta- ● este precio único sobre-retribuye a las rio que la penalización sea ligeramente
bilidad razonable exigida por los provee- tecnologías más económicas (la renta- superior al coste esperado de los certifi-
dores de capital), se desarrollarían las mis- bilidad que obtendrían sería muy supe- cados. Luego la fijación de la penalización
mas instalaciones. Sin embargo, en este rior a la razonable para su exposición es un elemento fundamental para el
sistema los generadores estarían expues- al riesgo), con la consiguiente ineficien- correcto funcionamiento de un sistema
tos al riesgo de progreso tecnológico cia para el Sistema (ineficiencia en el CVN. Sin embargo, resulta evidente que
(evitable en un sistema de primas siem- sentido de que, para un precio menor, estimar el precio esperado de los certifi-
pre que las revisiones retributivas no afec- se desarrollarían las mismas instalacio- cados no es en absoluto sencillo y las
ten a instalaciones ya existentes), lo cual nes), y consecuencias de un error en el mismo
podría constituirse como una barrera de muy significativas.
entrada. ● no permite el desarrollo de las tecnolo-
gías más costosas, para las cuales puede Evidencia empírica
El principal problema de este tipo de existir un interés en fomentarlas con el
marcos es sin duda la incertidumbre que objetivo de un mix de renovables equi- El análisis empírico más importante reali-
genera para el inversor, que está someti- librado (como ocurre en el caso de zado hasta el momento es el llevado a

Cuadernos de Energía 87
El mercado europeo de garantías de origen en la propuesta de Directiva de Renovables

cabo por la Comisión Europea en 2005 y Gráfico 1. Costes y apoyo a la eólica en la UE


que dio lugar al documento “Comunica-
ción de la CE sobre El apoyo a la electri-
cidad generada a partir de fuentes de
energía renovables”.

El Informe de la Comisión se centra en el


análisis de la eficiencia y eficiencia de los
diferentes marcos en el periodo 2001-
2005 para cada una de las principales tec-
nologías e incluye una serie de propuestas
de cara al futuro.

Eficiencia

El análisis realizado pone de manifiesto


importantes diferencias en los niveles
retributivos a las energías renovables en
los Estados Miembros y muestra que, en *Los costes medios y mínimo representa el rango de costes según el potencial de generación -en este caso
eólico- y la variabilidad existente entre el apoyo medio y los máximos a obtener.
general, en los países con marcos de cer-
tificados verdes negociables las retribucio-
nes son, al día de hoy, considerablemente
superiores que en los países con primas. res en este tipo de marcos, a los elevados su diseño y aplicación, estos sistemas son
costes administrativos y, probablemente, a por el momento, menos eficientes que los
Así, como puede verse en el Gráfico 1 que estos mercados de CVN todavía no sistemas de primas pues implican mayor
-en el que se muestran los costes de están maduros. coste para el consumidor por MWh pro-
generación de la eólica y su retribución ducido.
en diferentes países- el apoyo a esta tec- El informe llega a la conclusión de que,
nología varía considerablemente, desde aunque la rentabilidad de los proyectos Eficacia
los 30 €MWh en Eslovaquia a los 110 € de inversión en renovables dependerá de
MWh en el Reino Unidos.Y estas diferen- la evolución futura de los precios, parece En el estudio se define la eficacia como la
cias tienen, como se desprende del gráfi- que el rendimiento del capital es mayor capacidad del marco para generar reno-
co, poca relación con los costes medios en marcos de CVN que en aquellos con vables adicionales en relación con el
de generación1. primas, lo que sería indicativo de una cier- potencial restante a 2020. Es decir, la efi-
ta ineficiencia de un marco respecto al cacia anual del marco sería el ratio entre
Lo más llamativo es que las mayores retri- otro. la generación adicional de ese año com-
buciones y las diferencias más importan- parada con el potencial restante a 2020.
tes entre retribución y costes se encuen- En resumen, en análisis corrobora las con- Esto implicaría que un país con un indica-
tran en países con CVN como el Reino clusiones del análisis teórico realizado dor de efectividad anual del 6% durante 4
Unido, Italia y Bélgica. Esas mayores retri- anteriormente - aunque desde un punto años habría logrado un 6% del potencial
buciones -o, en último término coste para de vista puramente teórico los CVN cada año y, en el conjunto del periodo, un
el consumidor- pueden deberse, de parecerían más eficientes, la experiencia 24% del potencial restante. El análisis
acuerdo con el estudio, a la prima de ries- reciente muestra que, por conllevar pone de manifiesto que los sistemas de
go más elevada solicitada por los inverso- mayor riesgo y por posibles problemas en primas son más eficaces que los CVN y

1
Para comparar las retribuciones se ha tenido en cuenta la duración del marco de apoyo en cada país: por ejemplo, el marco de CVN en Italia es de 8 años
mientras que el sistema de apoyo al precio en Alemania es de 20 años. Los niveles de apoyo que se incluyen en el análisis se han normalizado a una duración
común de 15 años considerando un tipo de interés del 6,6%.

88 Cuadernos de Energía
El mercado europeo de garantías de origen en la propuesta de Directiva de Renovables

Gráfico 2. Efecto del marco de apoyo a la eólica en UE15 el potencial de las renovables en cada
país. Y el resultado es que si cada país
tuviera que alcanzar internamente el
objetivo establecido se podría producir,
ceteris paribus, produciría un desarrollo
ineficiente de las renovables, con un
mayor desarrollo en los países más ricos
sin tener en cuenta su coste.

En este contexto, la Comisión Europea se


ha planteado el uso de mecanismos de
flexibilidad para mejorar la eficiencia del
sistema.Y es aquí donde aparece el tema
de los marcos de apoyo y el mercado
europeo.

En la propuesta de Directiva se permite


sustituir, en la evaluación de la consecu-
ción de los objetivos de cada país, la ener-
gía realmente producida en cada país por
una cantidad equivalente de certificados
las subastas para la promoción de las
pea, en parte porque no se dispone de de origen, que se conceden a cada MWh
energías renovables. Así, como puede
una base de datos fiable del potencial y en producido por una instalación renovable.
verse en el siguiente gráfico, para el caso
parte por razones políticas, ha propuesto
de la eólica, todos los países cuya eficacia
un sistema de reparto mixto en el que no Los certificados de origen se basarían en
es superior a la media comunitaria utilizan
se tiene en cuenta dicho potencial. el actual sistema de garantías de origen
los apoyo directos al precio como herra-
de la electricidad que la Directiva Euro-
mienta básica para la promoción de esta
En 2005 la renovable representó un 8% pea 2001/77/CE exige tener en marcha a
tecnología.
de la energía final de la UE. Para incre- todos los estados miembros. Los certifica-
mentar los 12 puntos necesarios para lle- dos de origen podrían ser originados en
Marcos de apoyo en la propuesta gar a 20%, implícitamente la Comisión ha cualquier país de la UE, no necesariamen-
de Directiva propuesto que cada país aumente 6 pun- te en el país cuyos objetivos se evalúan,
tos su cuota y los restantes puntos se de tal forma que un país cuyo coste mar-
Lo definido en relación con los marcos de repartan en función del PIB per capita, ginal de cumplir el objetivo sea muy ele-
apoyo en la propuesta de Directiva está con mayores objetivos para los países vado podría conseguir el certificado que
condicionado por el sistema previsto en más ricos. Esta metodología explica que se originaría en otro país con menor
la misma para el reparto entre los Esta- en la propuesta presentada países con coste de desarrollo.
dos Miembros del objetivo del 20% de menor renta, como Eslovaquia, sólo incre-
renovables para el conjunto de la Unión. menten su cuota en 7,3 puntos, países Así, la Comisión Europea asigna cuotas de
como España, en la media en renta incre- generación renovable a nivel de estados
El sistema de reparto más eficiente habría menten sus objetivos en 11,3 puntos, miembros, pero además prevé el inter-
sido el de establecer las cuotas nacionales mientras que países con más renta, como cambio de los certificados tanto a nivel
tendiendo en cuenta el potencial y coste el Reino Unido, incrementen su objetivo de país como de empresa a través de un
de las renovables en el territorio de la en 13,7 puntos, por encima de la media. mercado europeo de de garantías de ori-
Unión, definiendo objetivos más ambicio- gen, con un funcionamiento similar a los
sos para aquellos estados con mayor Esta solución de reparto del esfuerzo sistemas de certificados verdes negocia-
potencial. Sin embargo, la Comisión Euro- energético no tiene en cuenta, por tanto, bles descrito y analizado en los anteriores

Cuadernos de Energía 89
El mercado europeo de garantías de origen en la propuesta de Directiva de Renovables

apartados. Así, un productor español pero en el que los estados miembros, si Y esto es así, porque se consideraba que,
podría vender sus garantías de origen a consideran que la participación de sus con la propuesta inicial de mercado en el
otros estados o a una empresa de otro agentes pone en riesgo la consecución de que los estados miembros no tenían
estado, renunciado al apoyo nacional defi- sus objetivos nacionales de renovables u capacidad de limitar la participación de
nido (en este caso, a la tarifa o la prima otros ambientales, pueden decidir prohi- sus agentes en el mismo, se tendía a
definida en el RD 661/2007 de Régimen bir la participación de sus agentes en el medio y largo plazo a la armonización de
Especial). mismo. De hecho, supone que los estados todos los sistemas de apoyo en un mer-
miembros tienen la potestad para partici- cado europeo de garantías de origen
La propuesta de la Comisión parece res- par, o no, en dicho mercado y para, en el entre los Estados Miembros. Ello es debi-
ponder a principios económicos fácilmen- caso de participar, en qué medida deci- do a que las empresas escogerían de
te aceptables. Sin embargo, la forma en den hacerlo. Por otro lado, la propuesta forma oportunista estar bajo el sistema
que se defina, condicionará sus resultados, establece que para participar en el de tarifas nacional o bajo el sistema de
en la medida en cómo afecte a los mar- comercio los estados miembros deben garantías de origen, según cual sea el sis-
cos de apoyo vigentes en los estados de haber cumplido con sus objetivos tema que prevean va a generarles los
miembros. La clave es si los estados intermedios. mayores ingresos. Ello llevaría al arbitraje
miembros mantienen, o no, la capacidad entre los dos sistemas y a que uno de
de limitar la participación de los agentes Esta última propuesta presentada parece ellos (y más probablemente el de certifi-
nacionales en dicho mercado. un mecanismo bastante razonable. Permi- cados verdes por implicar mayores retri-
te mantener, de hecho, los marcos nacio- buciones como se ha mostrado en el
En los primeros borradores de la Directi- nales y en concreto los de primas que, apartado anterior) acabe imponiéndose
va, que se conocieron en septiembre de como se ha visto en el apartado anterior al otro.
2007, el mercado europeo definido apa- han sido y siguen siendo los más efectivos
recía como obligatorio en la medida en y eficiente para el desarrollo de las reno- Y la desaparición de los marcos naciona-
que los estados miembros no podrían vables. Pero al mismo tiempo define un les de apoyo, incluidos los basados en pri-
limitar la participación de sus agentes sistema complementario que permite el mas, y su sustitución por un sistema euro-
nacionales en el mismo comprando o comercio de certificados y puede servir peo de comercio de garantías de origen,
vendiendo certificados. para que países país cuyo coste marginal sería muy negativa para el desarrollo de
de cumplir el objetivo sea elevado pue- las renovables, dificultando seriamente la
En sucesivas versiones, se ha ido limitando den cumplir comprando la garantía que consecución de los objetivos y, en todo
la obligatoriedad y otorgando mayor se originaría en otro país con menor caso, encareciendo su coste para el sis-
capacidad de decisión a los estados coste de desarrollo (siempre y cuando tema.
miembros. Primero se planteó un mode- exista oferta suficiente de garantías de
lo en el que se desarrollaba el mercado origen). Y ello es así, porque, por lo que se ha
europeo de garantías pero se definía que visto en el apartado anterior, el sistema
los estados miembros podían acogerse a Con ello se establece un marco que favo- de mercado presenta, en el caso de las
una excepción y limitar la participación de recerá que las renovables se acaben insta- renovables, claras desventajas frente a los
sus agentes en el mercado. Pero se trata- lando, en principio, allí donde sean más sistemas de primas para la promoción de
ba de una excepción que se perdía cuan- eficientes. las renovables tanto en términos de efec-
do los estados miembros incumplían sus tividad como de eficiencia.
objetivos intermedios de desarrollo de las El resultado final positivo para el desarro-
renovables definidas en la Directiva. llo de las renovables sólo ha posible gra- Los problemas de efectividad viene deri-
cias a las presiones ejercidas por los paí- vados, como exponía decía en el aparta-
Por fin, en la propuesta presentada el ses más activos en el desarrollo de estas dos anterior, de la incertidumbre que
pasado 23 de enero se plantea un mode- energías, en particular Alemania y España, generan para el inversor, que está someti-
lo en el que se desarrolla el sistema euro- y por las de las asociaciones renovables do a dos volatilidades significativas en
peo de comercios de garantías de origen, Europeas. relación con sus ingresos esperados

90 Cuadernos de Energía
El mercado europeo de garantías de origen en la propuesta de Directiva de Renovables

- esto es, el riesgo de precio del mercado rá a situaciones ineficientes y aumentará (CVN), los cuales llevan a resultados sen-
de energía y el riesgo de precio del mer- los costes a los consumidores. Ello es siblemente diferentes.
cado de las garantías. Por otro lado, existe debido a que la remuneración que preci-
además, un riesgo regulatorio para el pro- san las renovables para ser rentables Los análisis realizados ponen de manifies-
ductor que se deriva de que el regulador depende de la suma del precio del mer- to que los sistemas de primas se están
intervenga en el mercado de certificados cado eléctrico y del precio del certificado. mostrando más eficaces y eficientes que
para alterar los precios resultantes del los sistemas de certificados verdes nego-
mismo. Todo ello hace que sea mucho Sin embargo, en la situación actual en la ciables. No hay hasta el momento ningún
menos atractivo para el inversor y que, que no existe un precio único de la elec- sistema de certificados verdes negociables
hasta el momento, haya sido mucho tricidad, pero se plantea que las garantías que haya tenido éxito.
menos efectivo para el desarrollo de pudieran negociarse dentro de la UE, el
estas tecnologías en todo el mundo. De precio de dichas garantías será único en En las primeros borradores de la pro-
hecho, como se ha mencionado anterior- toda la UE. Así, es razonable prever que puesta de Directiva se planteaba la crea-
mente, la propia Comisión Europea reco- las instalaciones de renovables no se ción de un sistema europeo de comercio
noce que no existe, hasta el momento, un situarán donde mayor potencial existe y de garantías de origen en el que los esta-
ejemplo de éxito de este tipo de marcos. el desarrollo de renovables sea el más dos miembros no tendía capacidad de
económico (para minimizar el coste de limitar la participación de sus agentes en
En términos de eficiencia, el principal pro- alcanzar el objetivo del 20%) sino que se el mismo. Ello implicaba, de hecho, la
blema de un sistema de garantías de ori- ubicarán preferentemente donde mayor armonización de todos los sistemas de
gen como el definido en la propuesta es sea el precio del mercado eléctrico, y apoyo en un mercado europeo de certi-
que remunera a todas las instalaciones venderán los derechos en el resto de los ficados verdes entre los Estados Miem-
por igual, al coste del último MWh nece- países. De este modo, en principio se bros y la desaparición de los marcos
sario para cumplir los objetivos. incurrirá en ineficiencias, aumentando los nacionales de apoyo. Los resultados de
costes globales de alcanzar los objetivos este modelo habrían sido muy negativos
Teniendo en cuenta que distintas tecnolo- de renovables, en perjuicio de los consu- para el desarrollo de las renovables en la
gías de generación serán necesarias para midores. UE y dificultando seriamente la consecu-
alcanzar los objetivos de renovables apro- ción de los objetivos y, en todo caso,
bados en la UE, un sistema de certificados Conclusiones y consideraciones encareciendo su coste para el sistema.
verdes llevará a aumentos del coste total
finales
de esos objetivos, en comparación con un La opción finalmente plasmada en la pro-
sistema regulado en el que cada instala- El diseño del modelo de apoyo a las puesta de Directiva - fruto del proceso
ción recibe una remuneración orientada a energías renovables en la propuesta de de consultas en el que la Comisión ha
sus costes. Dado que, por el agotamiento Directiva es una decisión técnica pero sido sensible a los tesis defendidas por
de los recursos, algo que no sucede en el también política de enorme importancia los expertos en la cuestión - con un
caso de tecnologías convencionales, cubrir de cara al futuro en la medida que los mercado europeo complementario en el
el objetivo del 20% exige recurrir a tec- objetivos de desarrollo definidos son cier- que los estados miembros pueden parti-
nologías de distinto coste, y sin embargo tamente ambiciosos. Obviamente, se cipar o no, parece, a primera vista, satis-
el hecho de que esquema de remunera- requieren marcos que además de efecti- factoria. Porque respeta, en todo caso, los
ción basado en certificados verdes no vos sean eficientes y permitan la consecu- marcos nacionales de apoyo, y en especial
diferencia entre unas y otras, supone que ción de los objetivos con el menor coste los basados en tarifas y primas, que son
el coste total del apoyo a las renovables posible para la sociedad. los que se están mostrando más eficaces
se encarecerá. y eficientes para la promoción de las
Al día de hoy existen dos modelos regu- renovables.
Por otro lado, un mercado de garantías latorios básicos de apoyo a estas energías
de origen europeo, sin antes tener un - apoyo directo al precio (o sistemas de Y al mismo tiempo, define un mecanismo
mercado europeo de la energía, conduci- primas) y certificados verdes negociables adicional que puede contribuir a mejorar

Cuadernos de Energía 91
El mercado europeo de garantías de origen en la propuesta de Directiva de Renovables

la eficiencia en el desarrollo de las energí- de la compra de garantías de origen espíritu y la forma de la propuesta y
as renovables en el conjunto de la Unión, generadas en otros estados con mayor apueste, de hecho, por los sistemas de
al permitir que países con objetivos ambi- potencial que podrían estar interesados primas que se están conformando como
ciosos y reducido potencial, puedan cum- en venderlos. Es esencial que la versión los más adecuados para el desarrollo de
plir sus objetivos a menor coste a través que finalmente se apruebe mantenga el estas tecnologías a gran escala. ■

Bibliografía

Normal (Web);Communication from the Comisión, The support of electricity from renewable energy sources, Commission of the
European Communities, COM(2005) 627 final
Directiva del Parlamento Europeo y del Consejo, de 27 de septiembre de 2001, relativa a la promoción de la electricidad genera-
da a partir de fuentes de energía renovables en el mercado interior de la electricidad [Diario Oficial L 283 de 27.10.2001].
Gual, Miguel, del Río, Pablo,“The promotion of green electricity in Europe: present and future”, , (2004), Pages 219 – 234
Lewis, J.I.,Wiser, R. H.,“Fostering a renewable energy technology industry: An internacional comparison of wind industry pol-
icy support mechanisms”, Energy Policy 35 (2007), 1844-1857.
Linares, P., Santos, F., The joint impacto f carbon emissions trading and tradable green certificates on the evolution of liberalizad elec-
tricity markets:The Spanish case,Working Paper, May 2007
Menanteau, P., Finon, D., Lamy, M., 2003.“Prices versus quantities: choosing policies for promoting the development of renew-
able energy” Energy Policy 31, 799–812.
Palmer, K., Burtraw, D.,“Cost-effectiveness of renewable electricity policies”, Energy Economics 27 (2005), 873-894.

Proposal for a Directive for the Promotion of the use of energy from renewable sources, 2007.
Sáenz de Miera, G, 2007,“La regulación, clave para el desarrollo de las energías renovables.”, Economía Industria, 365, Ministe-
rio de Industria Turismo y Comercio, 2007
Wiser, R., Porter, K., Grace, R., 2005. “Evaluating experience with renewables portfolio standards in the United Status”. Miti-
gation and Adaptation Strategies for Global Change 10, 237–263.

92 Cuadernos de Energía
Los biocarburantes y el impuesto especial sobre hidrocarburos a la luz de las ultimas propuestas de la Comisión Europea

Los biocarburantes y el
impuesto especial sobre
hidrocarburos a la luz
de las ultimas propuestas
de la Comisión Europea
Guillermo G. Ruiz Zapatero
Abogado de Garrigues Abogados y Asesores Tributarios

El régimen de las Directivas objetivo de un 5,75% de biocarburantes futura de biocarburantes procedentes de


2003/30 CE y 2003/96 CE en relación con toda la gasolina y el gasó- recursos renovables.
y de la ley 38/1992 de los leo para transporte puestos a consumo
Impuestos Especiales en el mercado a 31 de diciembre de Sobre la exención o el tipo especial redu-
2010. La cifra de referencia alcanzada en cido, la Directiva 2003/96 CE de 17 de

E l principio subyacente en los objetivos


establecidos por la Unión Europea en
relación con los biocarburantes es la sus-
el ejercicio 2005 ha sido del 1%.

La exención y/o el tipo especial en el


octubre establece lo siguiente:

● Los Estados Miembros pueden aplicar


titución parcial de recursos fósiles con Impuesto Especial sobre Hidrocarburos una exención o tipo reducido de tribu-
emisiones de dióxido de carbono con contemplados en la Directiva 2030/96 CE tación sobre los carburantes cuando
efecto invernadero por recursos renova- tienen también como finalidad dicha sus- los mismos contengan los biocarburan-
bles con menores emisiones. La Directiva titución y reducción de efectos de las tes especificados en los Códigos de
2003/30 CE del Parlamento Europeo y el emisiones, con la intención, además, de Nomenclatura indicados en el artículo
Consejo sobre la promoción del uso de obtener una mayor independencia de los 16.1 y, en especial, los especificados en
biocarburantes y otros carburantes reno- carburantes fósiles1 y una garantía de sos- los Códigos 22072000(bioetanol) y
vables para el transporte establece un tenibilidad en relación con la utilización 1507 a 1508 (biodiesel).

1
Según la información publicada por el diario El País el 23 de febrero de 2008, la factura energética española se disparó en el mes de diciembre de 2007 al nivel
histórico más alto: 3.500 millones de euros.

Cuadernos de Energía 93
Los biocarburantes y el impuesto especial sobre hidrocarburos a la luz de las ultimas propuestas de la Comisión Europea

● La exención o reducción de tributa- tículos 5 y 15 de la Directiva No obstante lo anterior, dado que ninguna
ción no puede superar la del impuesto 2003/96/CE, al establecer tipos dife- de las Directivas comunitarias menciona-
exigible en relación con el volumen de renciados para los biocarburantes y das establece los requisitos medioambien-
dichos productos incluido en la mezcla las mezclas que los contengan. tales que deben cumplir los biocarburan-
sujeta a reducción (artículo 16,2). Los tes para disfrutar del incentivo fiscal antes
niveles de tributación aplicados por los Los artículos 50 y 50 bis de la Ley mencionado, este tratamiento ha sido a
Estados Miembros sobre las mezclas 38/1992 de los Impuestos Especiales menudo objeto de oposición y polémica y
que contengan los biocarburantes pue- establecen los tipos generales aplicables ha dado lugar a diversas situaciones pro-
den ser inferiores a los niveles mínimos para los carburantes y los tipos especiales blemáticas relacionadas tanto con la exis-
especificados en la Directiva. aplicables a los biocarburantes. tencia y alcance del incentivo fiscal2, como
con la competencia realizada por la
● La exención o reducción en la tributa- Los tipos especiales aplicables a los bio- importación de productos de terceros
ción aplicada por los Estados Miem- carburantes (bioetanol, biometanol y bio- países que se benefician de una desgrava-
bros se ajustará para tener en cuenta diésel) son, según los epígrafes 1.13 a 1.15 ción fiscal a la exportación en origen3.
los cambios en los costes de las mate- de la tarifa primera del apartado 1 del
rias primas y evitar la sobrecompensa- artículo 50 de la Ley 38/1992, de cero La cuestión de los requisitos medioam-
ción de los productos que incluyan los euros por 1000 litros. Dichos epígrafes bientales exigibles para la distinta tributa-
biocarburantes antes mencionados. contemplan la aplicación a partir del 1 de ción de estos productos4 es abordada
enero de 2013 del epígrafe 1.2.2 al bioe- directamente en la nueva propuesta de
● En el supuesto de que los Estados tanol y biometanol, (en la actualidad Directiva hecha pública recientemente
Miembros fueran requeridos por una 371,69 euros por mil litros) y del epígrafe por la Comisión Europea5. El artículo 15
norma de derecho comunitario a 1.3 al biodiésel (en la actualidad 278 de la misma regula los criterios de soste-
cumplir con obligaciones vinculantes euros por mil litros). nibilidad medioambiental que deben
de comercialización mínima de biocar- cumplir los biocarburantes, introduciendo
burantes, las disposiciones anteriores El tipo especial cero antes indicado se “por primera vez en la historia un meca-
del artículo 16 dejarán de ser aplica- aplica tanto a los biocarburantes puros nismo sostenible robusto para biocom-
bles cuando las obligaciones de comer- como a cualquier mezcla que los conten- bustibles” (Piebalgs).
cialización resulten obligatorias en los ga, reduciéndose la aplicación del tipo
Estados miembros. especial cero a aquella parte de la mezcla En efecto, la nueva propuesta de Directi-
cuyo volumen sea biocarburante. va para el fomento del uso de energía
Por tanto, desde el punto de vista de la procedente de fuentes renovables aborda
normativa comunitaria en vigor, los La justificación del tipo especial directamente tanto los criterios de soste-
límites que condicionan la aplicación nibilidad de los biocarburantes como los
de los biocarburantes
del tipo especial cero a los biocarbu- efectos en la reducción de emisiones de
rantes serían los siguientes: Como se ha indicado, la justificación gené- dióxido de carbono. Ambos justifican
rica del tipo especial contemplado en la tanto la promoción de su uso y la fijación
- El establecimiento por el derecho Directiva y contenido en la Ley 38/1992 de objetivos para el transporte (de un
comunitario de una obligación de es la de incentivar fiscalmente la utiliza- 10% en el año 2020), como el manteni-
comercialización mínima obligatoria ción de biocarburantes, puros o mezcla- miento de tipos especiales impositivos o
para los Estados Miembros. dos, con objeto de reducir la dependen- incentivos fiscales que permitan la ade-
cia de los carburantes fósiles y el nivel de cuada difusión y consolidación en su uso
- Los establecidos por los Estados las emisiones contaminantes producidas para transporte en el ámbito de la Unión
Miembros, en aplicación de los ar- por dichos carburantes. Europea.

2
Disposición transitoria sexta de la ley 53/2002, de 30 de Diciembre.
3
Ruíz Zapatero, G.: Biocarburantes y “dumping” fiscal. Cuadernos de Energía nº 17, págs. 59-63.
4
Y para el cómputo de los mismos en relación tanto con el cumplimiento de objetivos nacionales como con las obligaciones de renovables en la generación de energía.
5
Sobre la misma: Piebalgs, A: Una importante iniciativa europea contra el cambio climático y el aumento de la seguridad de abastecimiento y Benavides, P.: Las
energías renovables: la nueva normativa de la Unión Europea : Cuadernos de Energía nº 19, págs 18-20 y 24-28, respectivamente

94 Cuadernos de Energía
Los biocarburantes y el impuesto especial sobre hidrocarburos a la luz de las ultimas propuestas de la Comisión Europea

Los artículos 15, 16 y 17 de la propuesta Por la definición y naturaleza del Impues- tales armonizados (apartado 153 de las
de Directiva regulan tanto los criterios de to Especial sobre Hidrocarburos, parece reglas comunitarias generales), la regla es
sostenibilidad medio ambiental (artículo claro que, en el momento actual al que serán considerados compatibles con
15) como la verificación del cumplimien- menos, no resultaría fácil negar al mismo el mercado común por un período de 10
to de dichos requisitos (artículo 16) y el el carácter de impuesto medioambiental años siempre que los beneficiarios
cálculo del impacto de las emisiones de en el sentido de las reglas generales paguen al menos el nivel mínimo comuni-
gases de efecto invernadero de los bio- comunitarias. tario establecido por la Directiva apli-
carburantes (artículo 17). cable.
Así mismo, dichas reglas generales (2.2 70
Además, el Anexo VII de la propuesta de (14)) definen el nivel mínimo de tributa- El problema radica en que el nivel míni-
Directiva establece tanto los valores típi- ción en la Comunidad para los productos mo de tributación contemplado en el
cos de emisiones de gases de efecto energéticos y de la electricidad, diciendo Anexo I de la Directiva 2003/96, además
invernadero para los biocarburantes, que el nivel mínimo significa el nivel míni- de ser elevado, no contiene ninguna refe-
dependiendo de su método de produc- mo de tributación establecido en el rencia a los biocarburantes, ni tampoco a
ción, como las emisiones de los mismos Anexo I de la Directiva del Consejo criterio medioambiental alguno tenido en
que se aplicaran por defecto. 2003/96 de 27 de octubre de 20036. cuenta a efectos de fijar la cuantía mínima
del gravamen.
Adicionalmente, en el paquete de medi- Por su parte, el apartado 4 de dichas
das anunciado por la Comisión en rela- reglas comunitarias generales establece Como consecuencia de lo anterior, habría
ción con la propuesta de Directiva se (154) que la ayuda en forma de reduccio- que considerar aplicables al Impuesto
incluyen las “reglas comunitarias sobre nes o exenciones de otros impuestos Especial sobre Hidrocarburos los aparta-
ayudas de estado que tengan como finali- medioambientales distintos de los dos 154 y 159 de las reglas comunitarias,
dad la protección medioambiental”, que “impuestos armonizados”7 será conside- que exigen, para su compatibilidad con el
en su apartado 4 se refieren a las “ayudas rada compatible con el mercado común mercado común, que los beneficiarios
en la forma de reducciones o exenciones por un período de 10 años siempre que paguen al menos un 20 por ciento del
de tributos medioambientales”. se cumplan las condiciones establecidas impuesto nacional8, a no ser que un tipo
en los apartados 155 a 159 de las reglas más bajo pueda ser justificado como con-
La definición que dan las “reglas comuni- generales. En especial, el apartado 159 de secuencia de la pequeña distorsión de la
tarias” (2.2 70 (14)) sobre el tributo las reglas comunitarias generales estable- competencia a que de lugar.
medioambiental es la siguiente: ce que la Comisión considerará la ayuda
proporcional y justificada si se cumple el Esta es la cuestión más decisiva relaciona-
“Un tributo cuya base imponible especí- requisito de que los beneficiarios paguen da con la propuesta de Directiva y que,
fica tiene un claro efecto negativo en el al menos un 20% del impuesto nacional probablemente, sea objeto de precisión
medioambiente o que busca gravar cier- aplicable, a menos que un tipo más bajo durante la tramitación comunitaria de la
tas actividades, bienes o servicios de pueda ser justificado en vista de una limi- misma.
forma que los costes medioambientales tada distorsión de la competencia.
de los mismos puedan ser incluidos en su Sobre todo, teniendo en cuenta que el
precio y/o de forma que los productores Este criterio, sin embargo, se establece Anexo VII de la misma establece por pri-
y consumidores se orienten hacia activi- sólo en relación con los impuestos mera vez los mecanismos para discrimi-
dades que respeten mejor el medioam- medioambientales no armonizados. En nar, desde el punto de vista de los costes
biente". relación con los impuestos medioambien- medioambientales, a los biocarburantes

6
El nivel mínimo para la gasolina sin plomo es de 359 euros por 1.000 litros. El nivel mínimo para el gasóleo es de 302 euros por 1.000 litros (1 de Enero de
2004) y de 330 euros por 1.000 litros(1 de Enero de 2010).
7
Según la propias reglas comunitarias se trataría de las exenciones o reducciones de impuestos no contemplados por la normativa comunitaria o que se encuen-
tran por debajo del nivel mínimo de tributación comunitario.
8
El plazo de diez años concluiría en relación con el tipo especial cero el 31 de Diciembre de 2012.

Cuadernos de Energía 95
Los biocarburantes y el impuesto especial sobre hidrocarburos a la luz de las ultimas propuestas de la Comisión Europea

-según su proceso de producción- de los por tonelada y de 19,55 dólares por (Anexos I a IV del presente trabajo).Para
carburantes fósiles en función de los nive- tonelada. facilitar su seguimiento hemos realizado
les relativos de emisión de unos y de los cálculos tanto en relación con mezclas
otros9. Dicho de otra manera, una vez de bioetanol y biodiésel del 5% en volu-
que se establecen, como hace el Anexo Las modificaciones necesarias men como en relación con mezclas que
VII de la propuesta Directiva, los valores en el impuesto especial sobre contengan el 85% en volumen de bioeta-
relativos de emisión de los carburantes hidrocarburos como consecuencia nol o biodiésel.
fósiles y de los biocarburantes, el diseño de la propuesta de directiva
de la cuota exigible por el impuesto comunitaria A estos efectos resulta necesario, además,
medio ambiental exigiría que los mismos tener en cuenta el contenido energético
tributaran en función de su capacidad de Para adecuar el Impuesto Especial sobre relativo de los distintos productos, de
emisión contaminante y, adicionalmente, Hidrocarburos a la regulación comunitaria conformidad con el Anexo III de la pro-
que aquellos productos como los biocar- de los biocarburantes (artículos 16 a 18 puesta de Directiva.
burantes con una menor capacidad de de la Propuesta de Directiva) y a su
emisión contaminante tributen con un nueva finalidad de impuesto medioam- En relación con el bioetanol, los siguientes
incentivo fiscal especial que, sin embargo, biental sobre las emisiones de dióxido de resultados deben ser objeto de mención.
no podría superar el 80% del impuesto carbono (Anexo VII de la Propuesta de Tomando en consideración la capacidad
medio ambiental exigible en función de Directiva), sería necesario que los pro- de emisión contaminante relativa, el
su capacidad contaminante.Y ello por el ductos sujetos al mismo se gravaran en incentivo fiscal real concedido al bioetanol
periodo máximo de 10 años contempla- función de su capacidad de emisiones de las procedencias consideradas en los
do en el apartado 154 de las reglas gene- contaminantes, teniendo en cuenta las Anexos -extraídas del Anexo VII de la
rales antes mencionadas. mismas para establecer la cuantía relativa propuesta de Directiva- es notablemente
del gravamen y la mejor internalización más reducido que el que resulta de con-
La propuesta de Directiva no incorpora, de los costes medioambientales asociados siderar el tipo especial cero sin tener en
sin embargo, el coste estimado, a efectos a la utilización de los productos gravados cuenta la capacidad relativa de emisión
de las políticas a adoptar, de la emisión de y a sus emisiones. contaminante del carburante convencio-
una tonelada de CO2. nal y del biocarburante.
Con la finalidad anterior, y teniendo en
Uno de los especialistas mundiales, el pro- cuenta los valores típicos contenidos en El incentivo fiscal real sería muy reducido
fesor William Nordhaus, ha calculado, uti- el Anexo VII de la propuesta de Directiva en el caso del bioetanol de segunda
lizando el modelo DICE -2006, un precio de la Comisión, hemos calculado, en tér- generación procedente de lignocelulosa
óptimo para las emisiones de CO2 en el minos del gravamen en vigor por el (9,57 euros por cada 1.000 litros), y más
ejercicio 2005 de 17,12 dólares por tone- Impuesto Especial sobre Hidrocarburos, la elevado en relación con los biocarburan-
lada, que se incrementaría en el tiempo a capacidad contaminante relativa del bioe- tes de primera generación (73,63 euros
84 dólares por tonelada en el ejercicio tanol de distintas procedencias en com- por cada 1.000 litros en el caso del bioe-
2050, y a 250 dólares por tonelada en el paración con la gasolina, así como la del tanol procedente de trigo obtenido en un
ejercicio 2100. El profesor Nordhaus ha biodiésel de distintas procedencias en proceso con utilización de gas natural en
comparado dichas cifras10 con el coste comparación con el gasóleo, con objeto una central de ciclo combinado).
social atribuido a la tonelada de CO2 por de determinar cuál sería la tributación
el informe Stern, equivalente a 311 dóla- relativa procedente de acuerdo con la Visto desde otra perspectiva, y conside-
res por tonelada, y ha calculado también, capacidad de emisión contaminante y el rando como coste de referencia medio-
siguiendo hipótesis alternativas, otros incentivo fiscal resultante de mantenerse ambiental el establecido por el impuesto
posibles precios óptimos de 159 dólares el tipo especial cero actualmente aplicable especial en relación con la emisión de una

9
Los procedimientos de fabricación tienen, sin embargo, un gran potencial de innovaciones y mejoras. A título de ejemplo, la pirólisis de biomasa podría producir
gas, biocarburante y carbón vegetal que podría utilizarse en los suelos agrícolas y dar lugar a una reducción del CO2 (emisiones negativas y no meramente reduci-
das o cero) http://www.css.cornell.edu/faculty/lehmann/biochar/Biochar_home.htm.
10
“The Stern review on the Economics of Climate Change”.Yale University. November 17, 2006. http://nordhaus.econ.yale.edu/recent_stuff.html; consultado en
distintas fechas.

96 Cuadernos de Energía
Los biocarburantes y el impuesto especial sobre hidrocarburos a la luz de las ultimas propuestas de la Comisión Europea

tonelada de CO2 para el caso de la gaso- de los biocarburantes según su procedi- vo que represente un pago mínimo del
lina sin plomo (138,61 euros11) , el coste miento de fabricación y sus emisiones 20% del impuesto exigible con arreglo a
del ahorro de una tonelada de emisiones relativas de CO2 y contenido energético, dicha capacidad contaminante, el incenti-
equivalentes con la utilización de bioeta- se incluyen separadamente en el Anexo V. vo fiscal para el bioetanol y el biodiesel
nol procedente de trigo sería de 63,76 Asimismo en el citado Anexo V se precisa puros, sería, respectivamente, de 0,399 y
euros/t (en el caso del trigo obtenido uti- cuál sería el 20% de tributación mínima 0,261 euros/litro.
lizando gas natural en la central de ciclo exigible12, a la que se remiten las reglas
combinado) y de 8,29 euros/t en el caso comunitarias generales sobre ayudas de Contemplado desde otra perspectiva, el
del bioetanol de segunda generación estado por razones medioambientales. sobrecoste que reduciría el incentivo fiscal
obtenido a partir de lignocelulosa. -en función de la capacidad contaminante
Una vez determinado el impuesto “teóri- y con un pago mínimo del 20%- a cero, y
En relación con el biodiésel, los cálculos co” exigible a los biocarburantes, tanto colocaría por tanto al biocarburante en la
se han realizado de la misma manera y mezclados como en su caso puros, en misma situación que se encuentran la
arrojan unos resultados de incentivo función de su capacidad de emisión con- gasolina o gasóleo a los que sustituye,
igualmente muy reducido en el biodiésel taminante, la cuestión decisiva es la de la sería de 399,5 euros para 1.000 litros de
de segunda generación (39,52 euros por fijación del incentivo fiscal que reduzca el bioetanol puro y de 261 para 1.000 litros
cada 1.000 litros obtenidos por el proce- gravamen incluso por debajo del nivel de de biodiésel puro.
dimiento Fischer-Tropsch), y más elevados emisión, como consecuencia de la necesi-
en el caso de los biocarburantes de pri- dad de fomentar en la etapa inicial su La adecuación del incentivo al coste de
mera generación (104,93 euros por cada consumo para transporte y, en todo caso, producción efectivo de dichos biocarbu-
1.000 litros en el caso del biodiésel pro- con el límite resultante de los criterios rantes sería, teniendo en cuenta el rango
cedente de aceite de girasol hidrotra- generales de la Unión Europea acerca de indicado, una cuestión de determinación
tado). las ayudas en materia de protección práctica muy importante para la adecua-
medioambiental. da gestión del incentivo fiscal y de las
Los costes del ahorro de las emisiones de políticas medioambientales justificativas
una tonelada de dióxido de carbono serí- En el Anexo número VI mostramos cuál del mismo. No puede decirse, sin embar-
an en relación con el biodiesel de 32,25 sería la diferencia entre el incentivo fiscal go, una vez que se tiene en cuenta la
euros por tonelada en el caso del aceite resultante de la aplicación del tipo cero, capacidad relativa de emisión contami-
de girasol hidrotratado y de 6,45 euros tal y como tiene lugar en la actualidad, nante y la necesidad de fomentar la con-
tonelada en el caso del biodiesel obteni- con la aplicación del incentivo fiscal secución de un incremento de la partici-
do por el procedimiento Fischer-Tropsch. teniendo en cuenta la capacidad de emi- pación de los biocarburantes en los car-
sión contaminante y la reducción del gra- burantes consumidos para transporte,
En ambos cálculos se ha tenido en cuen- vamen al 20% del impuesto exigible en que este incentivo, así configurado, repre-
ta así mismo los costes e incentivos relati- función de dicha capacidad contaminante. sente una herramienta no idónea para
vos, en función de su contenido energéti- ajustar debidamente el incentivo a la rea-
co equivalente, exigibles al biogás proce- Resulta evidente que el incentivo es supe- lidad del mercado interno e internacional
dente de residuos urbanos, que cons- rior con la aplicación del tipo cero y de biocarburantes y a las políticas necesa-
tituye un biocarburante con gran capaci- representa, en relación con el bioetanol y rias para evitar que haya sobrecompensa-
dad de ahorro de emisiones contaminan- el biodiesel puro (100%) un importe de ciones, tanto internas como internaciona-
tes. 0,43 y 0,32 euros/litro, respectivamente. les, por razón de la inadecuada cuantifica-
ción o sobreutilización de distintos
Los datos así obtenidos, que cifran el Por el contrario, atendiendo a la capaci- beneficios en relación con un mismo pro-
incentivo en euros por litro de cada uno dad relativa contaminante y a un incenti- ducto13.

11
Efectivamente se trata de un “coste de referencia”. Utilizando otros, y/o considerando que parte del impuesto corresponde a un “componente energético” no
vinculado a las emisiones contaminantes, los resultados serían, evidentemente, distintos.
12
Un aspecto importante también justificativo del incentivo es, la investigación científica, básica y aplicada que el nuevo sector de la bioenergía induce. Sobre esta
cuestión: John Mathews: A Biofuels Manifiesto. www.gsm.mq.edu.au/facultyhome/john.mathews/a%20Biofuels%20manifesto_2_sep_06.pdf.
13
Sobre la necesidad de mecanismos para ajustar en destino los incentivos fiscales a la exportación de biocarburantes puede verse el trabajo citado en la nota (2).

Cuadernos de Energía 97
Los biocarburantes y el impuesto especial sobre hidrocarburos a la luz de las ultimas propuestas de la Comisión Europea

De acuerdo con lo indicado en las medi- Contemplado desde la perspectiva del mera y segunda generación15, lo lógico
das que anuncian la propuesta de Directi- incentivo fiscal antes comentado, la cues- sería que la misma no tuviera en principio
va de la Comisión, la intención a nivel tión de la obligación de renovables se mecanismo de salvaguarda por precio y
comunitario es la de fijar un objetivo del reduce a la del impuesto resultante de la que, solo en circunstancias excepcionales,
10 % de consumo de biocarburantes en obligación de comercializar un porcentaje tuviera mecanismo de salvaguarda por
el año 2020. determinado de biocarburantes cuando dificultades de abastecimiento debida-
el incentivo fiscal de los mismos, en la mente constatadas.
En relación con esta cuestión, la propues- forma establecida, es insuficiente para
ta contempla además fijación de objetivos determinar un precio del biocarburante En cualquier caso, en relación con los pre-
por países miembros. Como consecuen- competitivo o no superior al de la gasoli- cios efectivos, el legislador fiscal tendría la
cia de la fijación de dichos objetivos, las na o del gasóleo a los que sustituya. posibilidad de ajustar los incentivos fisca-
autoridades de los países miembros, y en les, en función de los precios de mercado
concreto las autoridades españolas, debe- Si la obligación de biocarburantes se esta- debidamente constatados, en el supuesto
rán en su caso establecer los objetivos bleciera incluso para estos supuestos14, de que los fabricantes y comercializado-
obligatorios que en cada año deban con- entonces realmente con la misma podría res de los biocarburantes pretendieran
seguirse en relación con los biocarburan- introducirse un impuesto adicional “en utilizar el incentivo fiscal sin posibilidad de
tes puestos a consumo en el mercado. especie” a cargo del consumidor o a reducción a la baja en función de la evo-
cargo del comercializador que no pueda lución real de los costes y precios16.
La introducción de una obligación de bio- trasladar dicho sobrecoste vía precios. La
carburantes renovables puestos a consu- naturaleza impositiva de este gravamen Tanto en relación con el impuesto “ordi-
mo en España plantea, adicionalmente, nos parece evidente, aunque no pode- nario”, como en relación con el impuesto
problemas de diseño que tienen que ver, mos detenernos en su examen. resultante en su caso de la obligación de
lógicamente, con la disponibilidad en el biocarburantes, parece claro que quien
mercado interno e internacional bien de También podría darse el caso de que la deberá satisfacer efectivamente el mismo
los biocarburantes como tales, bien de las obligación no pudiera cumplirse, no ya será el consumidor final, salvo situaciones
materias primas necesarias para su pro- por el sobreprecio de los biocarburantes, excepcionales en las cuales resulte impo-
ducción. sino por la inexistencia de productos en sible el traslado de dicho coste vía precio
el mercado como consecuencia del incre- o la consiguiente reducción del consumo
Asumida la disponibilidad en el mercado mento en la demanda o de los problemas del producto.
nacional o internacional de los biocarbu- en su producción.
rantes necesarios para cumplir la obliga- En el contexto de los problemas actual-
ción de renovables, la cuestión más Esta última posibilidad resultará tanto más mente planteados por el incremento del
importante a considerar es la de las difi- remota cuanto más se desarrolle la indus- precio de los carburantes de origen fósil,
cultades que puedan surgir como conse- tria y más abierto sea el mercado inter- no parece que la obligación de biocarbu-
cuencia del incremento del precio de nacional de biocarburantes, como conse- rantes pueda ser contemplada como un
dichos biocarburantes por encima del de cuencia de la introducción de estándares mecanismo no idóneo para incentivar la
las gasolinas o gasóleos sustitutivos, con el y reglas internacionales relativas al comer- sustitución de carburantes fósiles y/o
consiguiente establecimiento de un cio de los mismos a nivel internacional. reducir el consumo mediante ganancias
impuesto a cargo del consumidor, en la de eficiencia en los vehículos.
medida en que sea trasladado vía precios, Una vez establecida la obligación de bio-
o de un impuesto adicional a cargo del carburantes, como han hecho ya bastan- Otros autores han señalado, también, la
comercializador, en la medida en que tes países, que incluso han fijado el por- importancia de las obligaciones de origen
dicho coste adicional no pueda ser trasla- centaje relativo de dicha obligación que legal que establezcan un máximo de
dado vía precios. debe cubrirse con biocarburantes de pri- capacidad de emisión contaminante de

14
Así sucede, por ejemplo, con la obligación establecida en los Estados Unidos de América
15
De nuevo es el caso de la obligación establecida en los Estados Unidos de América.
16
La obligación de comunicación de precios resultaría de gran ayuda.

98 Cuadernos de Energía
Los biocarburantes y el impuesto especial sobre hidrocarburos a la luz de las ultimas propuestas de la Comisión Europea

los vehículos por la utilización de los dife- ● La exención del Impuesto Especial Como consecuencia del nuevo enfoque,
rentes carburantes, tanto de origen fósil sobre el carbón empleado para la pro- los biocarburantes necesitarán, para
como de origen renovable. ducción de energía eléctrica y cogene- poder acogerse al incentivo fiscal, cumplir
ración de electricidad y calor y como con los mecanismos de certificación con-
Con independencia de lo anterior, parece combustible en el ámbito del consumo tenidos en la propuesta de Directiva, que
claro que una reforma del Impuesto doméstico y residencial. garantizan las sostenibilidad desde el
sobre Hidrocarburos que tenga en cuen- punto de vista medioambiental.
ta las cuestiones planteadas tanto por la Parece claro que la continuación de las
capacidad de emisión contaminante rela- citadas exenciones en su forma actual El gravamen de los biocarburantes en el
tiva como por los objetivos de consumo resulta poco compatible con las políticas Impuesto Especial sobre Hidrocarburos
de biocarburantes de origen renovable, de fomento de biocarburantes y de en comparación con el de carburantes
quedará también obligada a replantear el reducción de las emisiones de gases de fósiles a los que sustituyan, debería ajus-
gravamen actual en el Impuesto sobre efecto invernadero, por lo que deberían tarse teniendo en cuenta la capacidad
Hidrocarburos y en los restantes impues- ser objeto de examen y modificación relativa de emisiones de dióxido de car-
tos especiales (Impuesto sobre la Electri- armonizada teniendo en cuenta lo antes bono que, según el Anexo VII de la pro-
cidad e Impuesto sobre el Carbón) de los indicado y los principios que aconsejan un puesta de Directiva, tienen los biocarbu-
productos con emisiones de dióxido de gravamen similar para los productos con rantes en comparación con los carburan-
carbono. una misma capacidad de emisión conta- tes de origen fósil.
minante.
Las siguientes exenciones deberían revi- A efectos de considerar cuál sería un
sarse en función de las necesidades de Los incentivos deberían en estos supues- impuesto teórico resultante de dicha
reducción de las emisiones contami- tos, como en el de los biocarburantes y capacidad contaminante, tanto para los
nantes: de conformidad con la propuesta de productos puros como para las distintas
Directiva comentada, estar vinculados a la mezclas, hemos llevado a cabo los cálcu-
● La del artículo 51 de la Ley 38/1992 reducción de las emisiones de gases de los recogidos en los Anexos I a IV, cuyos
en relación con los productos sujetos efecto invernadero. resultados se resumen en el Anexo V. Este
al Impuesto Especial sobre Hidrocar- último indica cuál sería el gravamen exigi-
buros que se destinen a la producción Conclusiones ble a los biocarburantes, según su método
de electricidad en centrales eléctricas de producción, teniendo en cuenta su
o a la producción de electricidad o la 1ª. La nueva propuesta de Directiva capacidad relativa contaminante compa-
cogeneración de electricidad y de comunitaria sobre la promoción del uso rada con la de los carburantes de origen
calor en centrales combinadas. Esta de energías de fuentes renovables obliga- fósil.
exención resulta totalmente contraria rá a reconsiderar los esquemas tributarios
a la necesaria mejora de la eficiencia relacionados con la tributación de los bio- De acuerdo con lo indicado en las nor-
en la generación de electricidad, así carburantes en el Impuesto Especial mas comunitarias generales sobre ayudas
como a la reducción de todas las emi- sobre Hidrocarburos. de Estado en materia medioambiental, el
siones contaminantes por dicha gene- incentivo fiscal para los biocarburantes,
ración. De acuerdo con el borrador de la misma, calculado a partir del gravamen proce-
los mecanismos de certificación de soste- dente, no podría ser superior al 80% del
● La exención del artículo 51 de la Ley nibilidad de los biocarburantes y su capa- mismo.
38/1992 para la utilización de produc- cidad relativa de emisión contaminante en
tos sujetos al Impuesto Especial sobre comparación con la de los carburantes 2ª. El nuevo incentivo fiscal a los biocar-
Hidrocarburos cuando se destinen a fósiles serán las principales modificaciones burantes resultante de la propuesta de
su utilización como carburante en la a tener en cuenta en relación con el Directiva sería, para las mezclas y produc-
navegación aérea o como carburante mecanismo actualmente en vigor del tipo tos puros recogidos en el Anexo VI, el
en la navegación, incluida la pesca. especial cero. que allí se indica.

Cuadernos de Energía 99
Los biocarburantes y el impuesto especial sobre hidrocarburos a la luz de las ultimas propuestas de la Comisión Europea

En comparación con el actual tipo espe- origen renovable y/o se mejore la eficien- cumplieran, igualmente, con las certifica-
cial cero, la situación es algo menos favo- cia en la utilización de todos los produc- ciones de sostenibilidad a las que se refie-
rable, dado que los biocarburantes tribu- tos sujetos al Impuesto Especial sobre re la propuesta de Directiva comunitaria.
tarían, al menos, por el 20% del nivel exi- Hidrocarburos.
gible a los biocarburantes en función de La obligación de un mínimo podría repre-
su relativa capacidad contaminante. Una Lo anterior obligaría a modificar determi- sentar un impuesto o gravamen adicional
vez configurado el incentivo fiscal en la nadas exenciones que actualmente exis- cuando los biocarburantes utilizados para
forma indicada, resultaría posible, si se ten en la legislación sobre impuestos su cumplimiento tuvieran un precio supe-
cumplen en la práctica los requisitos de especiales y que se refieren a la exención rior al de los productos sustituidos. Dicho
emisiones contaminantes y de sostenibili- del Impuesto Especial sobre Hidrocarbu- impuesto adicional sería soportado por el
dad, ajustar el incentivo fiscal en función ros de los productos sujetos destinados a consumidor o por el comercializador en
de la evolución de los precios de produc- la generación de electricidad, a la exen- función de su mayor o menor posibilidad
ción de los distintos biocarburantes, con ción del Impuesto Especial de Hidrocar- de repercusión vía precios. La introduc-
objeto de evitar que los mismos obten- buros para los productos que se destinen ción del mismo, debería, en todo caso, ser
gan una sobrecompensación de naturale- a navegación aérea y a la navegación cuantificada considerando la capacidad de
za fiscal. marítima, y a la exención del Impuesto producción nacional e internacional, así
Especial sobre el Carbón para los pro- como los mecanismos de comercio inter-
De acuerdo con el cálculo realizado en el ductos que se destinen a la producción nacional que puedan, en su caso, facilitar o
Anexo VI, el sobrecoste por 1.000 litros de energía eléctrica y cogeneración de dificultar el abastecimiento de los produc-
de biocarburante que reduciría el incenti- electricidad y calor y como combustible tos necesarios para el cumplimiento de la
vo fiscal a cero sería de 399 euros para el en el ámbito del consumo doméstico y citada obligación.
bioetanol y de 261 euros para el biodie- residencial.
sel. El mayor o menor realismo de dichas 5ª. El adecuado manejo de las políticas
cifras, frente a las cifras reales de los mer- La adaptación de dichas exenciones resul- que la reciente propuesta de Directiva
cados nacionales e internacionales, sería taría necesaria para la adecuada internali- pretende reforzar en materia de biocom-
un elemento de gran trascendencia para zación de los costes medioambientales bustibles y de energías renovables exigiría
valorar la efectividad del mecanismo de que las mismas representan como conse- precisar también el coste medioambiental
incentivo fiscal. cuencia de las emisiones que la utilización y económico estimado de la emisión de
de dichos productos conlleva. una tonelada de dióxido de carbono, de
3ª. El enfoque adecuado de las políticas forma que resulte posible una evaluación
comunitarias y fiscales en relación con el 4ª. Tanto en el ámbito comunitario como adecuada de los costes17 y beneficios aso-
gravamen de los productos que generan el extracomunitario la mayoría de los paí- ciados a las políticas propuestas. La pro-
emisiones de gases con efecto invernade- ses están estableciendo obligaciones de puesta de Directiva no incluye dicha refe-
ro sería el de aplicar los incentivos y las renovables en relación con los carburantes rencia, que solo existe en la literatura
exenciones de forma que se promueva la puestos a consumo en el transporte. La especializada y en relación con la cual las
sustitución del consumo de carburantes introducción de las mismas con garantías estimaciones y métodos de cálculo arro-
fósiles por carburantes o productos de exigiría que los biocarburantes utilizados jan diferencias muy significativas. ■

17
El presidente de la Comisión señalaba que el coste de la promoción de las renovables podría representar unos 66.000 millones de euros durante los próxi-
mos cinco años o 3 euros semanales por ciudadano europeo.

100 Cuadernos de Energía


Los biocarburantes y el impuesto especial sobre hidrocarburos a la luz de las ultimas propuestas de la Comisión Europea

Anexo I

Lts. Kg Lts. Lts. Lts. Incentivo


fiscal
Gasolina 1000 Bioetanol 50 Gasol. Ref. Difer. euros/
950 50 L. 1.000 Lts.
I. Especial 371,69 -18,58 353,11 18,58
I. Especial contenido -12,20
energético
GJ 1,05 30,40 1,60
Gasolina Kg CO2/GJ 83,8 2.618,75 2.547,52 134,08
Bioetanol Kg CO2/GJ
(valores típicos)
Remolacha 43,576 45,75 4,16 83,24 -83,24
Trigo (gas natural 38,548 40,48 3,68 73,63 -73,63
en CCC)
Caña de azúcar 21,788 22,88 2,08 41,62 -41,62
Maíz (gas natural 36,872 38,72 3,52 70,43 -70,43
en CCC)
Trigo lignocelulosa 5,01124 5,26 0,48 9,57 -9,57
Biogás 15,922 Tm 50,00 1,05 16,72 -2.172,10 63,40

Coste Euro ahorro Estándar Euros/ GJ Lts.


/tCO2 tCO2
Trigo gas natural 63,76 25,94 1.235,32
GJ 11,93
Trigo lignocelulosa 8,29 199,55 9.502,45
Euros/t CO2 gasolina 138,61
Biogás 26,34 62,81

Fuente: Elaboración propia. Las emisiones de CO2 por gigajulio están tomadas del Anexo III de la Propuesta de Directiva de la Comisión Europea y corresponden
a valores típicos.

Cuadernos de Energía 101


Los biocarburantes y el impuesto especial sobre hidrocarburos a la luz de las ultimas propuestas de la Comisión Europea

Anexo II. Incidencia del tipo especial cero para el bioetanol (85%)
teniendo en cuenta las emisiones relativas de CO2

Lts. Kg Lts. Lts. Lts. Incentivo


fiscal
Gasolina 1000 Bioetanol 850 Gasol. Ref. Difer. euros/
150 850 L. 850 Lts.
I. Especial 371,69 -315,94 55,75 -207,33
I. Especial contenido -207,33
energético
GJ 17,85 4,80 27,20
Gasolina Kg CO2/GJ 83,8 2.681,60 402,24 2.279,36
Bioetanol Kg CO2/GJ
(valores típicos)
Remolacha 43,576 777,83 2.279,36 -1.501,53 136,58 -70,75
Trigo (gas natural 38,548 688,08 2.279,36 -1.591,28 144,74 -62,59
en CCC)
Caña de azúcar 21,788 388,92 2.279,36 -1.890,44 171,96 -35,38
Maíz (gas natural 36,872 658,17 2.279,36 -1.621,19 147,47 -59,87
en CCC)
Trigo lignocelulosa 5,01124 89,45 2.279,36 -2.189,91 199,20 -8,14
Biogás 15,922 Tm 50,00 17,85 284,21 2.681,60 -332,30 39,39

Coste Euro/tCO2 Estándar Euros/ JG Lts.


/tCO2
Trigo gas natural 63,76 25,94 1.235,32
GJ 11,93
Trigo lignocelulosa 8,29 199,55 9.502,45
Euros/t CO2 138,61
Biogás 26,34 62,81
Fuente: Elaboración propia. Las emisiones de CO2 por gigajulio están tomadas del Anexo III de la Propuesta de Directiva de la Comisión Europea y corresponden
a valores típicos. El incentivo fiscal se calcula a partir de una mezcla de 1000 litros que contenga 850 litros de bioetanol.

102 Cuadernos de Energía


Los biocarburantes y el impuesto especial sobre hidrocarburos a la luz de las ultimas propuestas de la Comisión Europea

Anexo III. Incidencia del tipo especial cero para el biodiesel (5%)
teniendo en cuenta las emisiones relativas de CO2

Lts. Lts. Lts. Lts. Incentivo


Diésel 1000 Biodiésel 50 Diésel Ref. Difer. euros/
950 1.000 Lts.
I. Especial 278 -13,90 264,10 13,90
I. Especial contenido energético -12,74
GJ 1,65 34,20 1,80
Diésel Kg CO2/GJ 83,8 2.865,96 150,84

Biodiésel Kg CO2/GJ
(valores típicos)
Aceite colza hidrotratado 42,738 70,52 5,96 -135,70 142,30
Aceite girasol hidrotratado 29,33 48,39 4,09 -173,07 104,93
Aceite de palma sin emisiones 31,006 51,16 4,32 -168,40 109,60
de metano
Fischer-Tropsch biodiésel 5,866 9,68 0,82 -238,48 39,52
Biogás 15,922 Tm 50,00 1,65 26,27 573,19 52,82

Coste Euro ahorro Estándar Euros/ GJ Lts.


tCO2 /tCO2
Aceite girasol 32,25 34,09 1.033,18
GJ 11,93
Fischer-Tropsch 6,45 170,47 5.165,88
Euros/t CO2 gasóleo 92,15
Biogás 17,51 62,81
Fuente: Elaboración propia. Las emisiones de CO2 por gigajulio están tomadas del Anexo III de la propuesta de Directiva de la Comisión Europea de y correspon-
den a los valores típicos.El incentivo fiscal calculado se refiere a una mezcla de 1000 litros.

Cuadernos de Energía 103


Los biocarburantes y el impuesto especial sobre hidrocarburos a la luz de las ultimas propuestas de la Comisión Europea

Anexo IV. Incidencia del tipo especial cero para el biodiesel (85%)
teniendo en cuenta las emisiones relativas de CO2

Lts. Lts. Lts. Lts. Incentivo


Diésel 1000 Biodiésel 850 Diésel Ref. Difer. euros/
150 850 Lts.

I. Especial 278 -236,30 41,70 -216,61


I. Especial contenido -216,61
energético
GJ 28,05 5,40 30,60
Diésel Kg CO2/GJ 83,8 452,52 2.564,28
Biodiésel Kg CO2/GJ
(valores típicos)
Aceite colza hidrotratado 42,738 1.198,80 2.564,28 -1.365,48 -115,34 120,96
Aceite girasol hidrotratado 29,33 822,71 2.564,28 -1.741,57 -147,11 89,19
Aceite de palma 31,006 869,72 2.564,28 -1.694,56 -143,14 93,16
sin emisiones de metano
Fischer-Tropsch biodiésel 5,866 164,54 2.564,28 -2.399,74 -202,71 33,59
Biogás 15,922 Tm 50,00 573,19 3.016,80 -2.443,61 52,82

Coste Euro tCO2 Estándar Euros/ GJ Lts.


/tCO2
Aceite girasol GJ 32,25 34,09 1.033,18
11,93
Fischer-Tropsch 6,45 170,47 5.165,88
92,15
Biogás 17,51 62,81
Fuente: Elaboración propia. Las emisiones de CO2 por gigajulio están tomadas del Anexo III de la Propuesta de Directiva de la Comisión Europea y corresponden
a valores típicos.El incentivo fiscal calculado se refiere a una mezcla de 1000 litros que contenga 850 litros de biodiésel.

104 Cuadernos de Energía


Los biocarburantes y el impuesto especial sobre hidrocarburos a la luz de las ultimas propuestas de la Comisión Europea

Anexo V
Incentivo fiscal en euros/litro según emisiones relativas de CO2 80% 20%
Aceite girasol hidrotratado 0,104929412 0,083943529 0,020985882
Aceite de colza hidrotratado 0,142305882 0,113844706 0,028461176
Aceite de palma 0,1096 0,08768 0,02192
Fischer-Tropsch diésel 0,039517647 0,031614118 0,007903529
Bioetanol remolacha 0,083235294 0,066588235 0,016647059
Bioetanol trigo gas natural 0,073635294 0,058908235 0,014727059
Bioetanol caña de azúcar 0,041623529 0,033298824 0,008324706
Bioetanol maíz gas natural 0,070435294 0,056348235 0,014087059
Trigo lignocelulosa 0,009576471 0,007661176 0,001915294
Biogás/bioetanol 2,206722689 euros/GJ 1,765378151 0,441344538
Biogás/biodiésel 1,726143791 euros /GJ 1,380915033 0,345228758

Fuente: Elaboración propia. Las emisiones de CO2 necesarias para el cálculo están tomadas del Anexo III de la Propuesta de Directiva de la Comisión Europea y
corresponden a valores típicos.

Cuadernos de Energía 105


Los biocarburantes y el impuesto especial sobre hidrocarburos a la luz de las ultimas propuestas de la Comisión Europea

Anexo VI

Gasolina Gasóleo E-5 E-85 B-5 B-85 E-100 B-100


Eurosuper IO 95 automoción

Precio minorista 0,5424 0,6134 0,523805 0,598185 0,5995 0,6551 0,5424 0,6134
sin impuestos
IVA 0,146288 0,142624 0,1403376 0,1046352 0,138176 0,111488 0,086784 0,098144
IE hidrocarburos 0,3719 0,278 0,353305 0,055785 0,2641 0,0417 0 0
vigente
IE hidrocarburos CO2 y 20%
Ventas minoristas 0,041312 0,038676 0,041312 0,041312 0,038676 0,038676 0,041312 0,038676
Precio minorista 1,1019 1,0727 1,0587596 0,7999172 1,040452 0,846964 0,670496 0,75022
con impuestos
Margen fiscal vigente -0,0431404 -0,3019828 -0,061448 -0,254936 -0,431404 -0,32248
Margen fiscal -0,06841 -0,2791 -0,013028 -0,25232 -0,39959 -0,261
CO2 y 20%
Sobrecoste litro bio que reduce 0,0431404 0,3019828 0,061448 0,254936 0,431404 0,32248
el margen fiscal vigente a cero
Sobrecoste 1000 litr bio que reduce 43,1404 301,9828 61,448 254,936 431,404 322,48
el margen fiscal vigente a cero
Sobrecoste 1000 litr bio que reduce 68,41 279,1 13,028 252,32 399,59 261
el margen CO2 y 20% a cero
"Impuesto" obligacion de biocarburantes a cargo del consumidor Precio real bio -precio gasolina o gasoleo sustituido
Fuente: elaboración propia. Los precios/litro de la gasolina y el gasóleo corresponden a la media del muestreo de EE.SS. De diciembre de 2007 publicada por el
Ministerio de Industria,Turismo y Comercio. Los precios/litro de las mezclas se han reconstruido a partir de aquéllos para determinar los "márgenes fiscales" y el
precio "real" del biocarburante que reduciría dicho "margen fiscal" a cero.

106 Cuadernos de Energía


Notas personales✍