You are on page 1of 3

Ensayo Espíritu De Trabajo 

Enviado por anitalopez16, oct. 2011 | 4 Páginas (993 Palabras) | 36 Visitas 
 
Espíritu de trabajo 
 
Se entiende por emprendedor, a la persona que busca soluciones a acciones difíciles, 
busca la manera de encontrar oportunidades y organizar recursos para lograr sus 
objetivos; siempre su visión va más allá de sí mismos, buscan una mejora continua para 
poder tener una satisfacción o un éxito personal. su éxito personal es poder lograr su 
metas y sueños en el tiempo en el que lo han decidido.  
 
Para una persona común las dificultades que se le presentan la hacen conformista y tener 
una visión demasiado corta de sus metas, nada más les importa lo que tienen en sus 
narices y nunca miran más lejos de ella... pero si se es una persona con la facultad de ser 
emprendedora, no importa que mil puertas se le cierren: Siempre buscará la manera de 
abrirlas, ya que es capaz de automotivarse y seguir adelante; no se conforma con la vida 
que se supone ha nacido para vivir, siempre busca la manera de mejorar, sin importar si 
tiene los recursos o no. Hay miles de oportunidades existentes en el mundo, lo importante 
es tener el coraje para tomarlas y aprovecharlas como se debe. 
 
Un buen emprendedor debe tener las característica principal de hacer las cosas mucho 
mejor que los demás. Es importante mencionar, que el ser ambicioso y querer obtener 
todo significa que se tiene que ser una persona seria y dedicada a cumplir las promesas 
que le hace a sus clientes... de lo contrario jamás podrá convertirse en una persona 
exitosa, ya que no importa si tienes buenas ideas... si no eres capaz de ser fiel a ti mismo 
y a las personas que confían en tu trabajo. La seriedad y la fidelidad son factores 
realmente importantes para el éxito personal como para el éxito empresarial. 

La decisión de crear una empresa, independientemente del tamaño o de la actividad que 
desarrolle, constituye el inicio de un proceso que durará tanto como la propia empresa, 
pero que se inicia con la existencia de una idea y su posterior transformación en proyecto. 
Hay personas que han puesto en marcha ideas de negocio realmente innovadoras y 
exitosas o ideas que, sin tener un marcado carácter innovador, han sabido dar respuesta 
a necesidades concretas y también han resultado un éxito.  

Para tener una idea no es necesario ser un inventor, ya que la mayoría de las ideas de las 
que surgen los nuevos negocios no parten directamente de grandes descubrimientos 
técnicos, sino de la observación de las necesidades que se producen en la 
sociedad que nos rodea, de observar con atención la vida cotidiana.  

No obstante, aunque todos los negocios surgen de una idea, no todas las ideas significan 
necesariamente negocio. Por tanto, el núcleo de todo negocio es dar con la idea 
apropiada. Y un negocio puesto en marcha con una idea apropiada tiene muchas 
posibilidades de sobrevivir y crecer. Sin embargo, la aplicación directa de una idea no 
tiene por qué derivar en un negocio viable.  

Conseguir una buena idea para iniciar un nuevo negocio es posible. Una de las claves 
fundamentales es utilizar y desarrollar las aptitudes creativas. Porque todas las personas 
poseen capacidad creativa y, por tanto, pueden desarrollar esa capacidad.  

Uno de los factores más importantes para poder generar ideas, e ideas innovadoras, es 
desarrollar una mentalidad abierta, que esté siempre a la búsqueda de oportunidades 
nuevas y que piense de forma creativa sobre las situaciones, las personas y las cosas. La 
creatividad es un elemento esencial para provocar cambios a nuestro alrededor. 

Se puede afirmar que, un emprendedor no solo logra un cambio en su vida sino que 
también transforma la realidad cercana a él, en base a la capacidad para tomar 
decisiones y gestionarlas de manera adecuada, pero al mismo tiempo asumiendo el 
riesgo de fallar a sus propósitos. Por lo tanto a medida que suceden las cosas que va 
gestionando va adquiriendo experiencia para mejorar su potencial creativo y el 
compromiso para sus próximos retos. 

Es así que, desde la administración se busca fortalecer las habilidades de un 
emprendedor para mejorar los resultados y productividad en utilización adecuada de los 
recursos mediante las normas de control y así fomentar propuestas innovadoras que 
permitan un avance en el mercado laboral y competitivo y generar nuevas empresas que 
favorezcan las oportunidades de desarrollo de un país 

Uno de los recursos más importantes para poder fomentar la fidelidad del empleado 
hacia la empresa, es crear un ambiente de trabajo en el cual la cultura organizacional de 
la empresa esté clara a todos los niveles del organigrama jerárquico. La fidelidad del 
empleado hacia la empresa es una de las principales metas que tenemos que tener como 
buenos administradores ya que , como es bien conocido, el capital humano es el capital 
más caro de la empresa. La fidelidad hace que un empleado rinda más de lo que se le 
exige y de esta forma pueda ser más productivo para la empresa. Dentro de esta cultura 
organizacional , que tiene que estar bien definida, deben haber muchos valores pero uno 
de los principales debe ser la seriedad.  
La seriedad es una característica que debe de poseer todo el recurso humano de la 
empresa. Desde el conserje hasta el CEO. La seriedad nos hace tener un alto sentido de 
responsabilidad y compromiso para con la empresa, por lo que si logramos que nuestros 
empleados sean serios y comprometidos para con nuestra compañía, lograremos tener 
empleados fieles.  

En conclusión, para ser un emprendedor, debemos de aprender a observar nuestro medio 
ambiente y estar alerta a los cambios que se presentan en nuestros propios productos, en 
la competencia y en el mercado en general. Ser emprendedor no es algo innato en el ser 
humano, si no es algo que se adquiere con la experiencia y por medio de la observación, 
que es el medio más barato para aplicar la vigilancia tecnológica, que es muy necesaria 
para ser un emprendedor.  

“Lo importante no es cuantas veces caigas, sino cuantas veces te levantas”.