You are on page 1of 2

26 de Septiembre de 2006 Versión estenográfica de la intervención en tribuna del Diputado José Antonio Díaz García en el análisis del VI Informe

de Gobierno. Política Económica El diputado José Antonio Díaz García: Con su venia, señor Presidente. Para el Partido Acción Nacional, el medio ambiente y el desarrollo humano sustentable son compromisos permanentes que precisan ser colocados como prioridad en la agenda de los tres órdenes de gobierno. Es el deber y la responsabilidad del grupo parlamentario del PAN la defensa de nuestros recursos naturales, coadyuvando a la formación de una política ambiental integral e incluyente en el marco de desarrollo sustentable. Así, revisamos los avances en materia ambiental a través de un análisis serio y objetivo de las políticas públicas emprendidas por el gobierno federal. Sin embargo, tampoco debe interpretarse esta posición como una abdicación al debate y a la discusión de temas que para nuestro grupo parlamentario resultan de gran importancia en cuanto al tema ambiental, porque vivimos tiempos de grandes desafíos e importantes cambios, vivimos la necesidad de un México unido, sólido y solidario, en el que debe propiciarse el crecimiento de la economía en armonía con nuestros recursos naturales y sin poner en riesgo el patrimonio de las generaciones futuras. En este marco de transformaciones, es necesaria la suma de esfuerzos y voluntades de la sociedad civil, órdenes de gobierno y de los Poderes Legislativo y Judicial; el cuidado de nuestro entorno es una responsabilidad compartida. Entre las acciones más importantes por destacar de este gobierno para que se continúen y refuercen en la próxima administración, pues constituyen una verdadera agenda de desarrollo sustentable, están las relacionadas con la conservación de los recursos forestales y la biodiversidad, entre otras, la creación de una nueva e importante institución del Estado mexicano, la Comisión Nacional Forestal, en 2001, que logró sembrar más de mil millones de árboles y reforestó 956 mil hectáreas, además de conservar y reforestar 8 millones de hectáreas más de bosque, logrando disminuir la tasa de deforestación de 348 mil hectáreas por año --que teníamos en el periodo de 1990 a 2000-- a 260 mil hectáreas por año de 2001 a 2006, así como incrementar su eficiencia en el combate de incendios forestales, al disminuir los tiempos de respuesta y, con ello, la superficie consumida en 60 por ciento, en colaboración y cooperación con los gobiernos estatales y los municipales. El número de áreas naturales protegidas se incrementó de 127 a 155, abarcando cerca de 20 millones de hectáreas. Se incorporaron 6 mil 869 unidades de manejo ambiental de la vida silvestre, con una superficie de 24.3 millones de hectáreas, por lo que en la actualidad cerca de 43.2 millones de hectáreas, aproximadamente 22 por ciento del territorio nacional, se encuentran en algún esquema de

protección o conservación de los recursos naturales. Se llevaron a cabo programas para la protección y conservación de especies representativas de la fauna silvestre mexicana que se encuentran en riesgo, como la tortuga marina, la vaquita marina, el jaguar, el águila real, el cóndor de California, el lobo mexicano, el manatí y el tapir. El recurso hídrico, considerado ``el oro azul'' a nivel mundial, se estableció como tema de seguridad nacional, razón por la cual se realizaron importantes obras en materia de tratamiento del agua potable, expansión del suministro y saneamiento del agua potable y el alcantarillado. En cuanto a la calidad del aire y la prevención y el control de la contaminación, actualmente México cuenta con 18 redes de monitoreo atmosférico, la mayor en América Latina. Por último, debemos señalar que esta administración es pionera en la inclusión del tema del desarrollo sustentable. Para terminar, estamos conscientes de que, como país, empezamos tarde en cuanto a la aplicación de una política ambiental que coloque el tema como prioritario para todos los mexicanos; a pesar de ello, los avances y el camino son claros: nuestra responsabilidad es continuar el esfuerzo, en beneficio de las generaciones actuales y futuras. Muchas gracias.