You are on page 1of 2

Natalia Quispe Loyola- Resumen

TÉCNICAS DE ENTREVISTA

Según Fernández-Nogales (1999), la taxonomía, para las técnicas cualitativas aplicadas en las áreas psicológicas y empresariales,
es:
Primera clasificación general Una segunda clasificación
Puede establecerse teniendo en cuenta el empleo bien de Se establece en relación a si se da abiertamente a conocer o no
grupos, bien de individuo el objetivo del estudio a los participantes
1. Técnicas grupales, como las técnicas de reunión o dinámicas 1. Técnicas directas, la principal de las cuales es la entrevista.
de grupo. 2. Técnicas indirectas, al contrario, ocultan sus objetivos a los
2. Técnicas individualizadas, donde se suele conseguir una sujetos, como ocurre en las técnicas proyectivas, las subjetivas
mayor profundidad en las respuestas de cada persona. y las observacionales, que trataremos más adelante.

LA ENTREVISTA EN PROFUNDIDAD
KERLINGER MATARAZZO MORGAN Y YOMAN Y FERNÁNDEZ- HAMILTON
(1988, 497-498) ( 1966) COGGER EDELSTEIN NOGALES (1999, (2000, 293),
( 1977) (1994) 209)
Es quizá el La gran mayoría Subrayan la Indicaban que esta |a define como «una |Es la versión
instrumento más de quienes toman importancia de este técnica es empleada interacción dinámica comercial de la
antiguo y más utilizado o cambian de recurso, difícil de por el 96 % de los de comunicación entre entrevista
para obtener trabajo en Estados reemplazar por otras clínicos, ocupando dos personas, psiquiátrica»
información de la Unidos depende técnicas de además casi el 40% entrevistador y
gente, usado en todo de la entrevista selección laboral en del tiempo que entrevistado, bajo
tipo de situaciones como principal un futuro próximo. dedican a tareas control del primero».
prácticas. instrumento evaluativas.
evaluativo.

LA ENTREVISTA EN PROFUNDIDAD
No debe olvidarse un hecho fácil de constatar, cualquier primer encuentro entre dos personas, tanto en el ámbito profesional
como en el puramente social, suele tener el carácter de una entrevista de mayor o menor formalidad

Llamada también:
1. In-depth interview.
2. Entrevista cualitativa
3. Entrevista clínica (en los contextos psicológicos y psiquiátricos de donde procede la técnica.

 El objetivo nuclear de la técnica es conseguir información lo más implicante posible sobre la relación que una persona
establece con un producto, un servicio, una marca, etc.
 El entrevistador/investigador debe evitar cualquier juicio de valor sobre el mismo.
 El entrevistado, muestra menos barreras a medida que avanza la entrevista en profundidad, si ésta se lleva a cabo de
forma adecuada, hasta alcanzar progresivamente ese discurso libre y espontáneo que es la «Columna vertebral» de
muchos métodos cualitativos.
 Se recomienda su aplicación en los siguientes casos:
A. Cuando es preciso obtener información muy compleja (por ejemplo, cuando se trata de que un consumidor explique
todas las fases o «crisis» que sigue para adquirir un coche, sus vacilaciones antes, durante y después del acto de
compra).
B. Cuando se desee obtener información confidencial o delicada, datos sobre algún tema «tabú».
C. Cuando se busca información de profesionales.
D. Como etapa previa a la elaboración de cuestionarios, pues la entrevista permite decidir qué tipo de contenidos sería
conveniente incluir o no en una encuesta posterior.

CARACTERÍSTICAS DE LA ENTREVISTA EN PROFUNDIDAD


- En su desarrollo no existe un cuestionario o guión físico totalmente definido, sólo un esquema mental para la orientación de las
preguntas hacia unos objetivos prefijados y conocidos al menos por el entrevistador.
- Toma la forma de una conversación entre entrevistador y entrevistado donde ambos intercambian información, de una
conversación con un propósito, controlada por el entrevistador; de ahí que se hable de relación interpersonal asimétrica.
- Goodale (1988) distingue dos ingredientes fundamentales en el «arte de entrevistar»:
1. Primero se refiere a los temas y preguntas de fondo que se incluyen en el proceso de la entrevista
2. Segundo lo hace a aspectos formales, como saber escuchar e intervenir oportunamente, orientar sutilmente la charla, relajar al
entrevistado, etc.
- El entrevistador puede contribuir vigilando ciertas normas, una serie de destrezas o consejos prácticos en torno a la utilización
del lenguaje verbal y corporal y de las actitudes personales (Ávila, 1989; Martín, 19983):
a. Evitar presentarse como superior y/o producir impresión de condescendencia.
b. Favorecer la aparición de detalles y sentimientos latentes.
c. Animar al entrevistado para la exposición libre de sus ideas, evitando desviaciones excesivas del tema propuesto.
d. Formular las preguntas de forma indirecta, no agresiva, aunque tampoco demasiado encubiertas.
e. Restringir el número de preguntas a lo estrictamente necesario más alguna de cortesía, sin divagaciones.
f. Mantenerse objetivo, al margen, permitiendo al entrevistado exponer sus ideas antes de preguntarle sus motivos. - Intercalar el
nombre propio del entrevistado de vez en cuando.
g. Evitar que el entrevistado dé respuestas evasivas o poco informativas (escuetos o ambiguos «SÍ», «no», «depende», «tal vez.
h. Intentar no transmitir la propia opinión del entrevistador sobre lo que está preguntando, mantenerse neutral. - Mostrar que
escucha y comprende, sintetizando ideas. - Buscar un equilibrio, una empatía en la relación afectiva con el entrevistado: ni
desapego ni identificación excesiva.
i. Evitar preguntas directas sobre temas conflictivos o íntimos, y buscar eufemismos para sustituir a palabras soeces o malsonantes.
Natalia Quispe Loyola- Resumen
j. Emplear un lenguaje corporal que transmita confianza (posturas cómodas, brazos no cruzados, mirada a los ojos). - Administrar
bien las pausas y silencios (lo comentaremos más adelante).
k. Intentar una duración máxima de dos horas, con algún descanso.