You are on page 1of 3

CHETUMAL, QUINTANA ROO FEBRERO DE 2018

IMPORTANCIA DEL NUTRIÓLOGO EN LOS


SERVICIOS DE ALIMENTOS DENTRO DE
UN COMEDOR NO COMERCIAL

YARELI CAROLINA DÍAZ FONSECA


LIC. EN NUTRICIÓN
6° SEMESTRE
Importancia del nutriólogo en un comedor público

Es un hecho que la sociedad actual no se alimenta de una manera correcta, sobre


todo la que nos toca vivir en nuestro país. Diversos son los factores que nos llevan a
estas conclusiones, la falta de educación alimentaria y nutricional, la situación
económica de la mayoría de la población, la escases de alimentos, entre muchos
otros que podríamos mencionar.

Una de las principales preocupaciones como nutriólogos y como personal del sector
salud debe ser la alimentación de nuestros niños y jóvenes, puesto que, van a ser el
futuro próximo de nuestra sociedad, además que serán los cimientos para que las
generaciones venideras alcancen con mayor facilidad el objetivo prioritario de comer
cada vez más sano y mejor.

Sabemos que la labor fundamental acerca de este tema recae en la familia, sin
ambargo, en ocasiones las condiciones no son del todo propicias para la generación
de hábitos alimenticios adecuados. El segundo momento aparece en las primeras
etapas escolares, es por ello, que muchos de los programas públicos y privados están
destinados a mejorar las condiciones nutricionales de la población entre ese rango de
edad, entre dichos programas podemos mencionar la aplicacición de los “Comedores
comunitarios” a través del Sistema Nacional para la Cruzada contra el Hambre
(SINHAMBRE), de la Secretaría de Desarrollo Social, en la que se pretende mejorar
las condiciones de acceso a la alimentación para las familias mexicanas.

Los comedores públicos se constituyen en el espacio físico y social del quehacer


comunitario, tanto para la preparación como el consumo de alimentos; con ello, las
personas que asisten a los comedores cuentan con soluciones a sus necesidades
prioritarias tales como el acceso al consumo de alimentos y la transformación de
hábitos alimentarios. Si bien la preparación de los alimentos es realizada por la propia
población, es fundamental que dentro de toda esta organización exista la presencia
del personal de nutrición, para también difundir y generar hábitos alimentarios
saludables, al tiempo que se proporcionen los alimentos y menús con base en dietas
balanceadas, así como la posibilidad de generar investigación y datos utiles para la
realización de propuestas que ataquen la creciente problemática en nuestro país.

Una de las mejoras que me atrevería a proponer para el servicio de comedores


públicos o comunitarios, es el brindar una atención integral para las personas que
recurren a dichas instancias, es decir, no solo ofrecerles un plato de comida, sino
hacerles saber cual es su situación nutrimental, promover la actividad física canjeando
el alimento por una pequeña serie de ejercicios, la generación de empleos con la
implementación de huertas en los lugares que sean propicios para ello, por su puesto
el uso de los productos dentro del propio comedor, tomarlos como fuerza activa para
la realización de campañas, todo esto con la finalidad de tener impacto en la mayor
cantidad de población posible.
Conclusión

El panorama alimentario y nutricional de México es complicado, caracterizado por la


persistencia de antiguos problemas de nutrición y salud ligados a la pobreza.

La situación actual de la alimentación y la nutrición de los mexicanos, entraña


incursionar en un universo que se puede abordar desde varias perspectivas, química,
fisiológica, antropológica, psicológica, sociológica, económica y política.

Para lograr una alimentación correcta se necesita disponer en el hogar de una


variedad y cantidad suficientes de alimentos, recursos materiales y conocimientos
higiénicos para conservarlos y prepararlos apropiadamente; una atinada distribución
de ellos entre los miembros de la familia, una frecuencia y densidad adecuadas de
las comidas y que se reduzca al mínimo la influencia de la desinformación. La
disponibilidad de alimentos depende a su vez de que se adquieran o se produzcan si
la familia tiene actividades en ese sentido. Por su parte, la adquisición de alimentos
exige suficiente poder adquisitivo y disponibilidad comunal, que está ligada con la
disponibilidad regional, nacional y hasta mundial de alimentos. Por múltiples razones
no es fácil que se cumplan todas esas premisas y es inevitable que surjan trastornos
de la nutrición de grado variable.

Considero la ejecución de los comedores comunitarios, tanto del sector público como
privado, una herramienta útil para combatir los problemas nutricionales de nuestro
país, sin embargo, aún se puede hacer y lograr mucho más a través de ellos y con el
acompañamiento del personal inmerso en la nutrución.