You are on page 1of 5

LA CORRUPCIÓN EN EL SISTEMA EDUCATIVO PERUANO

Por: Freddy Joel Salvador Campos UNMSM – EAP Educación


Realidad Nacional – Sección 5

Introducción

Algunos autores han asumido que la presencia de prácticas de corrupción en la gestión


de sistemas educativos reduce la probabilidad de lograr una adecuada distribución de
oportunidades educacionales. En un país como Perú, con escaza y compleja inclusión
social, pobreza en más de la mitad de las regiones y estratos socio-económicos
fuertemente arraigados estas dificultades gestan resultados educativos paupérrimos,
pese a su relevancia como un factor que contribuiría a generar mayores desigualdades
en el sistema educativo peruano, se dispone de un limitado número de estudios sobre
el tema. El presente ensayo busca analizar prácticas de corrupción en la gestión del
sistema educativo peruano, a través de una revisión a la literatura disponible, con el fin
de responder a tres preguntas básicas: a) ¿Qué tipos de prácticas de corrupción se
observan en la administración del sistema educativo?; b) ¿Cuáles son los principales
focos de incidencia de corrupción y sus consecuencias directas?; y c) ¿Cuáles son las
recomendaciones principales que podríamos postular para combatir la corrupción en el
sistema educativo peruano?.

Prácticas de corrupción

La corrupción, definida por las Naciones Unidas como “el comportamiento de los
individuos y funcionarios públicos que se desvían de las responsabilidades establecidas
y usan su posición de poder para satisfacer fines privados y asegurar sus propias
ganancias”, se hace presente en los tres niveles del sistema educativo peruano:

En el sistema educativo. – La corrupción en el sistema se ve reflejada en la ineficiencia


de la gestión de los insumos disponibles que está directamente relacionado con la
deficiencia al acceso, la falta de equidad de género y mínimos logros académicos.

La corrupción en este nivel se deriva de la presencia de culturas organizacionales en las


que sistemáticamente se relegan objetivos institucionales para promover algunos
individuales (usualmente beneficios económicos). Todo esto es lo que Nye (en
Heidenheimer et al. 1989) define como “corrupción educacional”.

Esta corrupción educacional presenta principalmente dos tipos de prácticas:

a) Aquellas que tienen lugar en oficinas y/o en transacciones llevadas a cabo en el


nivel de la administración central, es decir, por los responsables de programas y
recursos para todo el sistema educativo peruano.
b) Las que se observan en la gestión de las escuelas, a cargo de maestros y
directores.

Entre éstas prácticas corruptas encontramos los sobornos, el clientelismo, la falta de


cumplimiento de responsabilidades, la cleptocracia, el nepotismo, etc.

En el nivel central.- La corrupción en el nivel administrativo central de las agencias


educativas se presenta como casos indistintos a otras áreas políticas: malversación de
fondos, sobornos, extorsión, impuestos ilegales, comisiones ilegales, clientelismo,
trabajadores “fantasma” y pagos injustificados. Todos ellos consisten en una
apropiación de recursos públicos para fines privados, destacando entre ellos la falta de
cumplimiento de normas para favorecer el incumplimiento de obligaciones a ciertas
personas y grupos.

En la escuela.- La corrupción a nivel de escuela es la que genera las consecuencias más


perjudiciales para el sistema, debido a que es capaz de producir efectos directos en la
capacidad del sistema educativo peruano para garantizar acceso y la permanencia de
los estudiantes. Teniendo lo anterior en consideración es evidente que estas prácticas
afectan a una población específica, favoreciendo la imposibilidad de retener a los
alumnos de menores recursos.

Entre estas prácticas encontramos: malversación de las aportaciones de los padres, uso
de instalaciones para beneficio personal, cuotas ilegales de inscripción, sobornos para
admitir estudiantes, desviación de dinero de la escuela y retención de becas para niños
en situación de pobreza.

¿Qué deben considerar las políticas educativas para combatir la corrupción de forma
apropiada?
Frente a este entorno de corrupción multinivel es necesario plantear condiciones
adecuadas que toda política educativa debe seguir para erradicar de forma apropiada
la corrupción educacional en el Perú.

En principio es necesario comprender como emerge y evoluciona la corrupción


educativa en el Perú requiere entender la complejidad asociada a la evaluación integral
de las organizaciones educativas que la componen, a manera de síntesis enunciamos
las siguientes condiciones que propician la corrupción educacional:

- La existencia de un monopolio.
- La discrecionalidad de los funcionarios.
- La carente rendición de cuentas.

Estas condiciones son contextualizadas en los siguientes ejemplos:

- Número limitado de escuelas(monopolio).- En zonas rurales los padres de


familia están indefensos ante los abusos de un maestro o director corrupto,
denunciarlos probablemente generaría que deban mudarse a una comunidad
distinta o enfrentar las consecuencias en cuanto a calificaciones o actitudes de
los maestros hacia sus hijos.
- Concentración de facultades y impunidad (discrecionalidad).- Los maestros
tienen facultades no impugnadas sobre casi cualquier asunto en la escuela, los
directores o supervisores tienen capacidad limitada de monitoreo, en el peor de
los casos tienen autoridad limitada; por ejemplo, en caso de despedir a un
maestro, podrían enfrentar represalias por parte de sus colegas o asociaciones.
- Falta de estándares y poca participación (rendición de cuentas).- No existen
estándares técnicos claros que hacen difíciles el monitoreo del desempeño de
los maestros, y los que existen son meramente cuantitativos y poco sostenibles
en el tiempo, siendo susceptibles a distorsiones; además de la falta de comités
ciudadanos u observadores externos que exijan la rendición exhaustiva de
cuentas por parte de maestros y directores.

Conclusiones

Mejorar la calidad educativa peruana es urgente y demanda que se estudien todos y


cada uno de los factores que pueden agregar peldaños a la lucha contra la corrupción
educacional. Aún siendo este un desafío complejo que debe ser afrontado a nivel de
sistema educativo, debido a la complejidad de las organizaciones educativos y a la
diversidad peruana (urbana y rural).

Las condiciones principales identificadas en el presente ensayo son los puntos centrales
a considerar para erradicar de forma eficaz las prácticas corruptas, y por ello deben ser
consideradas como pilares conceptuales para la creación y aplicación de futuras
políticas educativas efectivas y radicales.

Finalmente, enunciaremos que las condiciones antes mencionadas pueden ser


abordadas incluso en escasez de recursos, y traducirse en mejoras de equidad,
cantidad y calidad educativa. Más aún, debemos recordar que las escuelas son el
entorno natural de transformación social, por lo que evitar la corrupción desde los
sistemas educativos debería ser la máxima prioridad para cualquier futuro gobierno del
país, considerando que las escuelas siguen siendo y serán las principales instituciones
capaces de transformar las culturas políticas y extirpar sus vicios.

Bibliografía

Petersen, B. A. M. (2005). La corrupcion como amenaza a la seguridad


nacional tras la transicion democratica en Mexico.

Azfar, O., Lee, Y. y Swamy, A. (2001). The causes and consequences of corruption. The
Annals of the American Academy of Political and Social Sciences, 573(1), pp. 42-56.

Azfar, O. (2003). Corruption and the delivery of heath and education services, working
paper. EUA: Iris center University of Maryland.

Banerjee, A. (2005). Addressing Absence. Consultado en


http://econwww.mit.edu/faculty/download_pdf.php?id=1173.

Caiden, G. (1988). Toward a general theory of official corruption. Asian Journal of Public
Administration, 10, 3-20.

Caiden, G. (2001). Corruption and Governance. En G. Caiden y Dwivedi (Ed.) Where


corruption lives. Connecticut, EUA: Kumarian Press.

Caiden, G. (2001), Tendencias actuales en la ética del servicio público. Gestión y Política
Pública, 6(2).