You are on page 1of 7

Conversaciones con Raúl

Dra. Mónica Ortiz Pellegrini

Era el año 2006, yo retornaba como ayudante docente a la escuela del IGEC, y ese día
coincidimos con Raúl.
El había sido mi terapeuta y mi maestro. Participe durante 5 años en el “Grupo
experimental de sueños”.
Le dolía la columna, conversamos sobre el dolor. Yo había padecido de la columna durante
dos años, y fui operada en dos oportunidades.
Fue el inicio de una larga y profunda relación donde nos acompañamos en la alegría y la
tristeza, la experimentación como docentes en la escuela, la gestalt, el aprendizaje, el dolor
y la enfermedad hasta su muerte.
Durante ese año, nos encontramos todos los lunes por la tarde, generalmente en su casa,
reponiéndose de su proceso, y conversábamos. La idea era grabar nuestras charlas para
incorporarlas como material a la escuela, tal vez hacer un libro, editar, publicar.
Cuando se recuperó le entregué el archivo para que lo corrigiera, yo no me atrevía a
modificar sus palabras.
Cuando murió me di cuenta que era mi tarea. Solo mía, ahora.
Sé que voy postergando día a día, semana a semana, mes a mes la corrección. Aun hoy
siento inquietud, temblor en las manos, cuando quiero cambiar una frase, me pregunto:
¿Estará de acuerdo con esto, Raúl?
Ahora siento como pesa mi pierna derecha sobre la izquierda, mis muslos tensos sobre la
silla, la respiración un poco acelerada, los latidos que bombean como si quisiera salirse el
corazón de la caja torácica. Me siento triste.

Fernando me comento que harían una revista, querían dedicar un homenaje a Raúl García.
El corazón comenzó a latirme rápidamente, igual que ahora que estoy escribiendo mientras
busco en mis archivos las “Conversaciones” que durante el transcurso de un año fui
desgravando y transcribiendo.
Me invade una sensación de vacío en el pecho que se agranda y agranda. Las lágrimas caen
por mis mejillas, aun me duele su ausencia.

Lo que sigue es un resumen de numerosas tardes que hablábamos de psicopatías, psicópatas
y la relación terapéutica mientras yo tomaba mate, té él, y nos endulzábamos con facturas o
una porción de tarta.

RELACION TERAPEUTA PACIENTE PSICOPATA

¿Qué nos pasa que los pacientes con esas características?
Es como que no ven, no ve el paciente, no veo yo (terapeuta)

Los agujeros negros, es decir, las características que no hemos desarrollado, que yo no
desarrolle, yo no puedo ver en vos, o seria verlo en mí, pero verlo en mi seria enfrentarme

o sea este desarrollo llegó hasta un punto.” melindrosamente. lo que hace una relación de mierda. donde mi dolor hace que no te considere y que mi necesidad de sexo. Estos aspectos son muy importantes y tenemos que verlos. toda la gama. Y para mí esto es un continuum. la única conciencia que tengo es que abastecí mi necesidad. Si podemos ver. Yo digo que hay un defecto en el desarrollo de la otricidad. se pierde porque yo soy falso. etc. en vez de arriesgarme a decirte que lo que decís es una tontera. más simpático. hay otras. entonces encajamos. Esto crea un desequilibrio entre el dar y tomar. ya que la otricidad es un problema. donde la otricidad se pierde. esto es una falacia. Podemos investigar todas esas personas que fracasan en la relación de pareja. es un continuo. Este es el gran problema de estos aspectos: el otro se desaparece. ¿qué aporto yo? Espera que el otro le de lo que está necesitando y no se le ocurre mirarlo. Es muy común en las instituciones. mira. me parece una idiotez. Si nos ponemos a la misma altura. El problema es que a veces lo hago con las personas que quiero. más bueno. que el Raúl que soy. en el medio. que no se dan cuenta que pasa. Mira qué lindo sería decir. porque siento que me estoy irritando. no aprendemos. entonces. ya que vos te sentís para la mierda y yo no tengo conciencia que te pise la cabeza. sea tan prioritario que vos me importas un carajo. no aprendemos ni enseñamos. que puede ser muy doloroso pero no tiene por qué serlo. como al psicópata no le importa el otro. entonces textualmente y literalmente me “cago” en vos. entonces no veo los aspectos jodidos. en vez de convertir en eso una clase en donde aprendamos todos. que yo sé que estoy actuando. digo: “bueno. Eso es una característica muy jodida. vos sos muy amiga mía pero yo necesito pisarte la cabeza para escalar. no es mi culpa. tienes una curvita así y yo asá.con un dolor que aún no he decidido enfrentar. yo los revisaría. . ni conectarse con lo que puede dar. y te la piso. una cosa que no se si se puede catalogar. Estas personas no han desarrollado la otricidad. Otras veces te piso la mano o te pateo el culo. al vicio. digo. “bueno está bien”. nos peleamos. bueno. Cuando yo elijo algo que no es mío. que llega hasta el tipo que dice. Son patologías del no desarrollo de la otricidad. ¿Qué nos pasa en la escuela al enfrentarnos con aspectos psicopáticos de los alumnos? Muchas veces. al abastecer esta necesidad. prefiero no ver. nos enojamos. Por ejemplo. te pusiste en el escalón que yo necesito. yo necesito pisarte la cabeza. en una comunicación con vos. el otro tiene que adecuarse a mí. en la clase. A veces es eso nada más. Es bastante jodidito. no me gusta. elijo comunicarme desde un Raúl que invento. por sostener artificialmente una relación. Y se produce una comunicación falsa. ya que propician una desmoralización del otro. podría ser y ahí convierto una relación sincera en una relación COMO SI. son puntos de vista. Esta característica me lleva a pisar la cabeza. Una mujer dice: “no he encontrado el hombre adecuado para mí”. si no te digo que me molesta esto que estás diciendo. solo toma. de comida. Mi necesidad es más importante que vos. A veces son tan chiquititos que nos llevan a preguntarnos porque no fui lo suficientemente verdadero con esta persona que quiero. Las actitudes sicopáticas no son simpáticas por cierto.

Después trabajamos. Esta persona sigue pensando que yo soy un continente importante. yo no le cobraba. depende de mi delirio. Cuando le conté y le dije lo que tenía que hacer desapareció. Suele haber interrupciones. En realidad se había aumentado hasta la edad ya que para ser preso político había que tener más o menos 18 a 20 años en una determinada época y no le daba. hasta tenía los tatuajes característicos de esa gente. Otra mujer quería hablar conmigo. hoy sos Mónica. no hay otricidad. fantástico. Coincidentemente. El psicópata está en el medio. quiere el otro sea lo que yo necesito que sea. no. creen que la vida tiene que amoldarse a lo que ellos necesitan. Me hablaban sus mujeres. su currículo tenía que ver con esta mentira. A mí me parecía que lo acompañaba. tenía 12 o 13 años. al final lo mande a la mierda. Están defendiendo una fragilidad. como zurdo. y él me manipulaba. yo quería que se deshiciera de su mentira. que había sido esposa de un preso político y había cobrado una parte de la indemnización. Esa fue su primera mentira. en el trabajo. Además los hombres decimos que tenemos 30 o 40 años y nadie se pone a investigar.Primero hay que encontrar la afinidad. no te puedo reconocer. yo quiero que me recomiendes a una persona“. El había elaborado una identidad como gremialista. Su estar en el gremio. Yo quería que dejara de mentir. mañana María. pero su mentira era su identidad. me llamo la atención. Y como mi paciente era un pobre consuetudinario. esto no lo saben estas personas. Me llamo hace poco tiempo. no quiero embarullarme) yo . un morocho indefinido. lo decía en el gremio. Cuando descubrí su primera mentira le dije: Yo no puedo seguir con vos. cuyos “callos” son muy importantes no recubre con esos callos una cuestión de “cómo si”?. no sé por qué razones. me llegó otra paciente. de persecución ideología. más suave. hay una fase importante. No sabes cómo lo cuidaban. una de ellas ofrecía pagar por su terapia. Decía que había sido detenido durante el proceso. el desarrollo hacia el otro ser humano. En el desarrollo del ser humano. lo recomendaban. no tenia medios. luego es una construcción. si. Que hiciera contacto con el afuera. El neurótico hace una cosa parecida. Vuelve y me dice: “yo te mentí”. o sea. yo me disculpaba (si querés hablar cosas tuyas. yo seguía con tesón. se me ocurrió que él podía hacer lo mismo. cobrar la indemnización que le correspondía. ¿que no hemos trabajado con él? Siguió un periodo en grupo. El estuvo en cana posteriormente al proceso. Partimos de una confluencia biológica y vamos separándonos. a que jugamos si no decís la verdad. Las canas le ayudaban. Esto me lo enseño un paciente mitómano. No tenia porque no creerle. ¿Hasta qué punto esta persona. a veces sicóticas. Construyen una identidad. toda su vida era una mentira. al que le estoy agradecido. “yo te llamo y te molesto porque para mí fuiste y sos muy importante. desarreglado. El hablaba de una militancia. como trabajamos. Pasaron uno o 2 meses. desde la conciencia de la individualidad hacia el otro. se reemplaza por una subjetividad. que era mucha plata. pero si vos me venís a hablar de él. pero un nivel mas fácil.

Había algunos que yo quería a pesar de esta característica que yo veía. pensando que era lo que no veíamos nosotros. tenia periodos de angustia sicótica. descubría la característica. no con rechazo. sino a través de su punto flojo. esa incapacidad de hacer vínculos consistentes y terminan perjudicándose. poco contenido. con características nunca tan agudas como éste. Me encontré con la madre de los hijos de él. “¿El papa? ¿Qué mentira te vendió a vos?”. los pude ver. vos me seguís mintiendo”. allí se podía trabajar mejor. Otros pacientes. Me di cuenta que algo había aprendido. Desde entonces yo confié en mí y no puse las manos en el fuego por ellos. Me contó que él había estado en cárcel una vez por una huevada. Fue insistente. el padre estaba vivo. Empecé a mirarlos. Cuando iban al consultorio me pasaba una cosa interesante. yo quería hablar con ella. La otra dijo. no sabemos tratarlos Yo creo profundamente que SI. Las personas que me caían mal. . Los posteriores pacientes sicopáticos que fueron al consultorio no me utilizaron más. Yo no quería convertir la terapia en un conventillo. yo no te puedo ayudar. esa investigación que puede hacer la gente del tercer mundo. había pasado casi un año me dijo: Raúl: “ahora si tengo que hablar con vos. a veces para la neurosis. que jamás había hecho lo que él decía que le había hecho. Yo tengo una ventaja. con la única que se casó y vos sabes que le dije que como había algunos puntos oscuros. Seguí investigando. de no saber ver esta personalidad realmente. tengo el conocimiento de haber estado en la política. el se quedó muy solo. Un día. Cuando ella me relata esto me doy cuenta. ES UNA DIFICULTAD NUESTRA. ya no con antipatía.le tapaba la boca. porque dentro del consultorio tampoco caían tantos. me decía: “yo tengo alguna sospecha”. Había muchos. no la pasaba tan bien Contrariamente a la opinión de otros profesionales.” Entonces pensé esto tiene que conocerlo Raúl”. ¿Para joderme nada más? ¿Para demostrar que el también manipulaba a los sicólogos? No me terminó manipulando. La otra acepto. descubro que me había seguido mintiendo. dentro de la política. Atravesar la bronca que nos da que nos utilicen. entonces me decía: acá está el individuo y acá la característica… a veces estaba mirando para la psicosis. Le dije: “vos estas muy mal. Le pregunte que había pasado cuando había muerto el padre. me decía: no esperes de él un vínculo confiable. Cuando un neurótico en algunas circunstancias se ponía grave y aparecían características de este tipo. Te das cuenta de esto. Planteos: ¿No me dejaba ayudarlo? ¿No enganché que había una cosa positiva? ¿Por qué volvía a mí?. ver el dolor. me dije: nosotros no sabemos. se iba a la psicosis cuando no estaba contenido.

pongamos un plazo. De esa manera me facilitaba trabajar con él. por ej. entonces desde la simpatía. no te atiendo más”. Ellos la dejaban cuando no estaban. que esto es un sine qua non para seguir trabajando. o una chica con conductas criminales. ¿Qué hicieron los padres? La cambiaron de departamento. 1 mes” Al cabo de ese mes. saco una copia de la llave y les robó a sus amigos. le di otra entrevista y le puse requisitos: no mentir y hacer exactamente las pautas que tenía que cumplir para poder trabajar. ella insistió. ya que si se desequilibraban se iban a la psicosis. Les pregunté si se daban cuenta de la gravedad y la necesidad de contención en su casa paterna. Los padres lo que hicieron fue sacársela de encima. Hablé con la familia. “bueno. ¿Me cae bien? lo tomaba. “si no dejas de consumir o vender. era como mas difícil. una chica con una impulsividad muy seria. Otra que tenía una cuestión criminal le dije. Era peligrosa. “acá te quedas. Era un edificio con mucha seguridad. Aprobaba materias con 10. No seguí atendiéndola Mis pacientes me enseñaron a trabajar con esta gente ¿Para qué solicita terapia un paciente psicópata? Puede ser que sea para derrotar otro sicólogo u otro siquiatra más. Terminé queriéndolo. tenía que ser alguien de allí. imponía cosas muy duras. En este momento estoy visualizando solamente uno. No cumplió. si no hacían algo por querer cambiar no tenía ningún interés en trabajar con ellos. ya que cuando él se hacia el loco. luego de 1 año volvió. Ella quería que la atendiese para poder terminar su carrera de abogacía. no pudo. Le decía: “yo no tengo muchas ganas de trabajar por vos”. “No conmigo”. otra también con una perversidad. aunque recordemos que .Cuando eran esto lo mejor que podían ser. Me preguntaba: ¿Que quiero hacer?. A otros. Querían sacársela de encima. Con muy pocos de esos transcurrió un tiempo y se quedaron. La madre me pedía por favor. si vos cumplís estrictamente con ciertas reglas” La primera vez la rechace. Un adicto. tenía una pareja homosexual que distribuía drogas y ella no tenía ningún interés de dejar su fuente de recursos ni su pareja. “no te hagas el loco porque yo no te aguanto”. “no puedo hacerlo de un día para otro”. El se fue ganando un espacio. me asustaba que se recibiese porque tenía una cosa peligrosísima y con una perversidad espantosa. Había robado en un departamento de unos amigos. la descubrieron. tan antipático que no dan ganas de trabajar conmigo. Luego de 2 o 3 sesiones descubro que me había mentido de nuevo. No quisieron hacer la denuncia porque eran amigos de la familia. No me cae bien. le impuse claramente. yo tenía la libertad de decir.

lo sabía manejar perfectamente. si bien se ocupaba. Para algo van. Empezó a disfrutar de a poco. Venían por haberse encontrado con la soledad (me refiero a los que cambiaron). Luego lo trasladó a su relación con las mujeres. Delante de . no en él. Ellos no van a hacer ningún movimiento para estimularte. no tengo con quien hablar”. o ayudarte a vos. además de hijo de puta tiene un dolor. Me faltaron interlocutores. el deseo de cambio se hizo evidente durante la terapia. dicen: “yo no soy el responsable de pisarla. Algunos. El hacia la función de padre proveedor de cosas. En un determinado momento se permitió vivenciar que era esto de tener una relación afectiva. Yo me conecté con su angustia más primaria. político. Hizo un proceso. con dinero. Pero cuando uno puede decirse. y eso es lo que quiero tener ahora. quiere volver a comer. utilitarias ¿Qué me das?. Empezó a exigir que las relaciones tuviesen algo de lo que él había descubierto. ella se puso en el medio”. Increíble. cuyo objetivo era aquel. Le impuse tareas. este paciente. ¿Me servís para ser diputado? Pero esto en todas las relaciones. pensando en los chicos. Y ese para qué es el hilo de donde uno se puede sostener. No tenía inconvenientes. sino respetando la otricidad. eran como las relaciones políticas. apareció la compañera. Descubrió un mundo.no es muy agradable ir a desnudarse delante de otro. pero no era muy consistente y un padre que daba cosas materiales. que presentaba características sicopáticas en todas sus relaciones. Escuchar a sus hijos por ej. apareció la fidelidad. La verdad es que “yo estoy solo. la interlocutora. Fui enseñándole a disfrutar. una madre muy poco contenedora. de manera super-directiva. Tengo en la cabeza una persona que verdaderamente su relacionarse era muy sicopático. los aspectos neuróticos eran más importantes que los sicóticos. cuando te conectas con este dolor. No tenían un papá. Desde la supuesta moral. No. con su dolor. Hermoso. favorecerte. Inicialmente me enfoque en sus hijos. pasas la bronca. Se estaba separando. Yo saltaba en una pata porque cuando uno descubre lo dulce. Fue hermosísimo acompañar ese proceso de ir descubriendo al otro. no una imposición moral. entonces se puede hacer muchas cosas. aunque no era su motivo de consulta su deseo de cambio. No sé si cuando tuve éxito. Decía: “Lo pasé tan bien”. La otra dejó de ser un cuerpo con el cual gozar. como una necesidad no moral. eran chiquitos. Desde lo moralista. En este paciente que tengo en la cabeza. El cambió. Hizo las tareas y algo bueno se conectó. si vos sos la esposa y estas en el medio. Tuve algunos éxitos. seductor. tipo de negocios.

No hemos encontrado la llave para poder acompañar a esas personas”. dejaron de gustarle. Hacer una pareja interesante. un como si. Fue dejando actividades que le desarrollaban sus aspectos sicopáticos. Por eso mi propuesta cuando investigamos “los callos” quiero que las personas se miren. yo un tipo ocupado que esto no se dé. también lo hacía. Descubrí que esto de cosificar. Qué estoy haciendo mal? Poner condiciones para aceptar estos pacientes. lo narcisista. Solo así se puede trabajar. Creo que hay un aspecto que a mí me ayuda. Estamos hablando de esa etapa de crecimiento del niño de dejar de ser el centro del universo. Fue un lindo proceso de desarrollo personal. el hijo perfecto. Actitud del Terapeuta Auto criticarse. Me parece lo más importante. una actuación. Cuando me era más importante mantener la imagen creaba relaciones falsas. Este paciente pudo atravesar perfectamente esta pared. Entabló otro tipo de relaciones. Me pregunte: ¿Y vos si che Raúl? ¿Qué aspectos tenés? ¿Cómo convertís a las personas en cosas? ¿Cómo cosificas? Empecé a mirarme. me pregunté qué me pasaba con estos aspectos y allí descubrí que lo hacía cuando elegía mantener la imagen. Me ayudó a comunicarme de otra manera con otras personas. pero él sabía que no era así. de falso contacto. Cuando me dije: “Somos nosotros los que no sabemos. el padre perfecto. Poco a poco. el marido perfecto. esta vereda. Interesante. Cuando lo vi en mí. .todos era lo que ellos quisieran. miren sus propios callos.