You are on page 1of 2

Integración de las TIC en la Educación

Como raza humana, hemos aprendido, inventado y avanzado más tecnológicamente en
los últimos 30 años que en el resto de nuestra historia. Sin embargo, no hemos
terminado de adaptar toda esta tecnología a la labor docente, quizá porque en la
mayoría de centros formadores de profesores aún se enfoca el aprendizaje en el
constructivismo de Piaget y de Ausubel que postularon sus teorías entre los años 70s y
principios del 2000, y por lo tanto no tienen en cuenta las nuevas características del
avance en todos los ámbitos del conocimiento. Pongamos como punto de partida el

siguiente enunciado: “En el año 2000, no exisitía Facebook, Twitter, ni Whatsapp”.

Tenemos, entonces, que estas teorías del aprendizaje no son descartadas, pero
necesitan evolucionar para adecuarse al mundo en que vivimos. El Conectivismo,
propuesto por Siemens y Downes (2005) sí se va adaptando a cada nueva TIC, a cada
nueva herramienta que abre una ventana a ser utilizada a favor del proceso de
enseñanza-aprendizaje. Si bien Facebook, Twitter y demás no tienen como propósito
ser herramientas para el estudiante, terminan ayudando de una u otra manera, a
compartir, debatir y crear nuevo contenido. Todo esto, junto a las herramientas que sí
son desarrolladas específicamente para la enseñanza, logra un abanico casi infinito de
posibilidades para ser usadas a conveniencia en la currícula.

Los próximos años son clave en el marco del paso de la educación tradicional peruana
a una más colaborativa y adecuada a las TICs. Con proyectos impulsados por el
Ministerio de Educación como ‘Perú País Bilingüe al 2021’, el cual ve el tema de la
enseñanza de inglés en escuelas de Jornada Escolar Completa, es necesario tomar
medidas para el esfuerzo conjunto y que las TIC sean necesariamente incluidas en los
próximos currículos nacionales.

Los espacios virtuales son infinitos, y como docentes debemos aprovechar cada uno de
ellos para promover el aprendizaje significativo en los estudiantes mediante la
colaboración con compañeros y expertos a través de internet. Las herramientas
disponibles para dispositivos móviles y ordenadores personales vienen en muchísimas
formas y cada una de ellas es perfectamente aprovechable en cualquier rama del
conocimiento. Las maquetas pueden ser impresas en 3D para quienes estudian
arquitectura y los CVs pronto serán reemplazados por LinkedIn. Vivimos en la era de
compartir conocimiento y tecnología y todas y cada una de las herramientas que
tenemos al alcance no solo pueden, si no que deben ser utilizadas para formar a los
profesionales del mañana.