You are on page 1of 4

El modelo pedagogico deberá contener un conjunto d eprincipios, normas y criterios que orienten cada

una de las actividades de enseñanza y de aprendizaje que se emprenden en la ejecución práctica del
proyecto de educación

Son lineamientos teóricos que permiten al docente asumir una posición frente al currículo, la sociedad
el ser humano que se quiere formar

Misión y visión de la institución

Ideal de la persona que se c quiere formar

Concepción del aprendizaje (con base en los aportes de las teorías del aprendizaje y de la pedagogía)

Propuesta metodológica:

Presentación de contenidos

Propuesta de actividades

Propuesta de evaluación de los aprendizajes

Entorno de aprendizaje

Funciones del docente

Propuesta de mejora continua

Sesión 3

Ideal de la persona que se c quiere formar

aprender a conocer, es decir, adquirir los instrumentos de la comprensión;

aprender a hacer, para poder influir sobre el propio entorno

aprender a vivir juntos, para participar y cooperar con los demás en todas las actividades
humanas;

aprender a ser, un proceso fundamental que recoge elementos de los tres anteriores.

Concepción del aprendizaje (con base en los aportes de las teorías del aprendizaje y de la pedagogía)

Teoría de la instrucción anclada

Según esta teoría, las instrucciones o consignas deben estar organizadas en torno a un “ancla”, que
puede ser un caso, un problema o una situación de la vida real. Además, deben ser claras, sencillas,
prácticas y lógicas: que tengan sentido, que motiven y que también propicien la construcción propia del
conocimiento por parte del estudiante.
Teoría sociocultural del aprendizaje

Esta teoría establece que el aprendizaje cognitivo se da inicialmente en los entornos sociales; por esto
es necesaria la inclusión de actividades que incorporen la interactividad, los trabajos en equipo y
colaborativos.

Teoría del aprendizaje basado en problemas

De acuerdo con esta teoría, se pretende que se busque el aprendizaje profundo y significativo con
actividades de reflexión y de aplicación con base en casos y problemas reales, lo cual permite un
acercamiento a la realidad profesional y al desarrollo de una comprensión más amplia y contextualizada
del problema.

Teoría del aprendizaje auto-regulado

Por medio de actividades para buscar la auto-regulación y la participación activa del estudiante, este
logra cumplir las exigencias propias de la sociedad del conocimiento, que incluyen que el estudiante sea
activo y protagonista de su aprendizaje, capaz de investigar, analizar, actualizarse, pensar críticamente;
en síntesis: aprender a aprender.

Además, la evaluación debe ser formativa, continua y participativa, que proporcione retroalimentación a
los estudiantes para conducir y gestionar su proceso educativo. En este sentido, la evaluación ya no es
un simple examen de memoria, sino que debe estar orientada al estudiante y a su propio proceso de
formación, de manera que el mismo alumno, individualmente y en grupo, sea partícipe de su evaluación
y sea capaz de identificar sus fortalezas y debilidades.

Teoría sobre el aprendizaje contextualizado

De acuerdo con teorías como la de Piaget y la de Bruner, las actividades relacionadas con la vida diaria
del estudiante y con su experiencia previa permiten que se construyan nuevas ideas y conceptos. Por
esto el aprendizaje debe tomar como base los aspectos propios del estudiante, y de esta manera, guiarlo
al alcance de la construcción de nuevos conocimientos.

Teoría sobre disposición

De acuerdo con esta teoría, se debe promover una conversación didáctica guiada que incide en la
disposición y motivación del estudiante. Por tanto, son importantes materiales didácticos atractivos,
claros, sencillos y gratificantes que propicien la reflexión, además de que motiven al estudiante y lo
hagan utilizar herramientas distintas. Los contenidos deben presentarse de manera coherente,
motivadora, con utilización de distintos medios dependiendo de las necesidades del contenido, y
además relacionarse con las experiencias y conocimientos previos de los estudiantes, con preguntas
generadoras reflexivas, para permitir la comprensión del tema e ir motivando para la construcción de
nuevos aprendizajes.

Teoría de la cognición distribuida

De acuerdo con esta teoría, en la educación se debe generar discusión y diálogo crítico, a través de las
consignas de las actividades para encontrar principios que puedan aplicarse a distintos problemas. En
efecto, de acuerdo con las necesidades de la sociedad del conocimiento, se necesita una persona que
sea reflexiva, crítica y propositiva.

Además, el crecimiento y desarrollo cognitivo se estimula mediante la interacción con otros mediante
diálogo y discurso, convirtiendo así el conocimiento privado en algo público, que propicia el intercambio
y la comprensión grupal. Se debe, mediante el entorno virtual y presencial, apoyar actividades
colaborativas y para compartir.

Teoría del aprendizaje cognitivo

Según esta teoría, el acompañamiento constante del tutor, quien es experto en su campo y onoce las
bases teóricas de la educación, permite guiar, orientar y retroalimentar a los participantes, de manera
que se motive al estudiante a ser activo en su proceso de aprendizaje y propiciar una auto evaluación,
una evaluación formativa y una construcción personal de los conocimientos.

Teoría del aprendizaje situado

En esta teoría se destaca la importancia de tutorías, trabajos colaborativos y herramientas cognitivas


que se sirvan de tareas y actividades en contextos reales. Según esta teoría, se debe evitar una
propuesta de contenidos y actividades abstractas y descontextualizadas. El aprendizaje debe surgir a
partir del contexto y la cultura en la que se está inmerso, de manera que la construcción del
conocimiento tenga una utilidad real en la vida profesional del estudiante.

Teoría de la flexibilidad

Según esta teoría, los estudiantes aprenden en ambientes no estructurados. Por tanto, es importante
ofrecer contenidos y actividades con distintas perspectivas y con posibilidades de profundización

PARA ADULTOS

Relación con la situación y experiencia actuales de los individuos: el aprendizaje de los adultos debe
estar centrado y orientado en los problemas, obstáculos, necesidades y eventos de la situación integral,
laboral y profesional actual de los adultos. Los adultos están altamente motivados a aprender en áreas o
temas que sean relevantes y necesarios de acuerdo con su entorno laboral, profesional y personal.
Integración de experiencias: el aprendizaje del adulto se facilita y se propicia cuando puede integrar y
relacionar sus experiencias pasadas con el conocimiento y aprendizaje actual.

Motivación interna: en el aprendizaje para adultos debe hacerse énfasis en desarrollar la motivación
interna de los estudiantes. Si la motivación es únicamente externa, es menos eficaz. Por ejemplo, si la
motivación es solamente pasar el curso, sacar una buena nota y “quedarle bien al profesor” y no hay
una motivación interna sobre la utilidad de aplicar los conocimientos y construir un aprendizaje
importante para la vida diaria profesional, entonces el aprendizaje será de menor calidad.

Participación e integración activa: el montaje y planeamiento del curso debe incluir actividades y
elementos que propicien el desarrollo de habilidades y destrezas por parte de los estudiantes de manera
activa y permanente, de manera que su desarrollo y construcción del aprendizaje sea un proceso
continuo.

Interacción social: los adultos y en general las personas aprenden estando en contacto con sus pares.
Para desarrollar inicialmente el proceso cognitivo, se ha visto que el intercambio social de experiencias,
opiniones y puntos de vista es favorecedor. Además, se desarrollan habilidades de compañerismo,
debate, crítica y cuestionamiento.

Aprender a aprender: este debe ser el objetivo más importante de la educación para adultos,
especialmente en un entorno laboral y profesional como en el que está inmerso Cenecoop R.L. o la
Universidad FUNDEPOS. Es importante que en el marco de estas instituciones se desarrollen habilidades
que permitan que el alumno individualmente logre nuevo aprendizaje en diferentes circunstancias y
situaciones.

Comunicación eficaz y permanente: en el proceso de aprendizaje de los adultos es importante tener una
comunicación real y permanente con los tutores y con los demás estudiantes de manera que se cumplan
principios mencionados anteriormente.

Conocimiento previo: el alcance de nuevos objetivos y el desarrollo de conocimientos y aprendizajes


efectivo se relaciona directamente con los conocimientos previos del adulto. La interpretación y la
lectura que hará el estudiante de los nuevos contenidos depende de las representaciones y significados
que haya construido el estudiante de manera previa. Esto afecta directamente y de manera importante
los resultados del aprendizaje.

Funcionalidad del aprendizaje: la importancia y el uso del aprendizaje que construyan los estudiantes
está completamente ligado a su funcionalidad y a su aplicación en el ámbito en que se desarrolla el
adulto. El estudiante estará dispuesto a hacer el esfuerzo, completar actividades y construir aprendizaje
en la medida que sea útil y aplicable, que lo lleve a comprender cómo funciona lo adquirido en
situaciones conocidas.