You are on page 1of 6

CRISTOLOGIA DEL APOCALIPSIS

Padre Alberto Linero Gómez. Eudista.

La figura de Jesús se presenta como el hilo conductor que enlaza todas las
imágenes, símbolos y escenas de este texto de esperanza para la iglesia de
finales del siglo primero, de hoy y de mañana. "Sin Jesús el Apocalipsis se
desintegraría en escenas poco coherentes" . Nuestra lectura del Apocalipsis
1

debe centrarse en la persona de Jesús, comprender quien es El y que hace para


y por nosotros. Si tenemos claro su actuación salvifica entonces no tendremos
miedo de todas las dificultades que se pueden tener en la vida. Contemplamos
al Cristo del Apocalipsis para llenarnos de su fuerza y de su poder, y celebrar
su victoria sobre el mal, que nos asegura la nuestra.

Al iniciar el texto, en lo que se ha llamado el Saludo y la Bendición (1,4-5a)


encontramos como un resumen de la cristología que sustenta el mensaje de
este texto. Veamos:

Juan, a las siete Iglesias que están en Asia:


Gracia y Paz a vosotros
de parte de Aquel que es, que era y que viene
y de parte de los siete Espíritus que están (ante) su
trono,
y de parte de Jesucristo,
el testigo fiel,
el primogénito de entre los muertos
y el príncipe de los reyes de la tierra:"

Ubicándonos en el contexto tenemos: El autor saluda a la comunidad mediante


una fórmula doble : "Gracia y Paz", la cual toca tanto a los hombres venidos
de la cultura griega como a los de cultura semita, a este respecto dice Jean
Pierre Charlier " El deseo de gracia es común entre los fieles provenientes del
paganismo griego, mientras que la paz es algo cotidiano en los saludos
semíticos. El Apocalipsis se adapta con calor a unas Iglesia nacidas en ambas
culturas." Con la palabra gracia se expresa la gratuidad, la flexibilidad del
2

cuerpo, la reverencia y benignidad y con la palabra paz (en el contexto hebreo)

1
Cf. A. Lapple, El ministerio del Cordero, Selecciones de Teología (1986).
2
CHARLIER J.P. Comprender el Apocalipsis, Desclée de Brouwer, Bilbao, 1993 Pág 51
representa no la ausencia de conflictos sino la armonía, el bienestar, aún más
el significado estaría cerca de nuestra palabra confort.

Inmediatamente se nos presenta a Dios, con su nombre indiclinable. Se hace


una amplificación del sentido del nombre YHWH, que significa AQUEL QUE
ES, que corresponde al YO SOY, del Exodo y aún más del propio Apocalipsis
(cfr. v 8). Ahora, el sentido de este nombre no puede buscarse en el espacio de
lo metafísico, ni en el plano de lo ontológico sino en el plano de la Presencia
Santa y Tierna de Dios, se trata de decir Está ahí. La expresión "el que viene"
nos coloca ante la esperanza que compromete el futuro pero que se realiza a
partir del presente por eso no se habla del que vendrá o del que estará . 3

Podremos decir que el sentido de la expresión es que la presencia de Dios está


hecho pero al mismo tiempo continúa haciéndose.

Después de este corto comentario nos podemos centrar ya en lo que se refiere


al aspecto cristológico que es lo que en este momento nos interesa:

Tres son los títulos cristológicos conferidos a Jesucristo en este texto y que de
una u otra forma nos sintetiza la visión cristológica presente en todo el
Apocalipsis.

1. Testigo Fiel:

No es muy difícil descubrir la referencia clara de este título a la crucifixión.


Fue en la cruz donde Jesus sello con su sangre el ser testigo de Dios para el
mundo. Ya hemos señalado en otras ocasiones el paralelísmo existente entre
este sacrificio y la inmolación del cordero pascual (5,6). En este orden de idea
se nos presenta el mensaje de la cruz no como una derrota, un fracaso sino
como el testimonio en el mundo de la victoria de Dios que salva por amor. La
cruz es la expresión clara de que aquel que vive para los hermanos en una
actitud de servicio y totalmente disponible a Dios realiza la victoria del
Omnipotente. "También los hombres pueden ser llamados a dar ese testimonio
que consiste en proclamar, en medio de un mundo hostil, el señorío del Dios
único" . Este testimonio conduce lógicamente al martirio. Así se nos presenta
4

" En la gamática del Apocalipsis, el sentido de los modos de conjugación no corresponde


3

siempre a la sintaxis griega; a menudo está más cerca del hebreo, que no distingue entre
pasado/presente/pasado, sino simplemente entre la acción terminada y la inacabada"
CHARLIER, op. cit. Pág 53
4
PRIGENT P., El Apocalipsis, en Escritos de Juan y Carta a los Hebreos, edic. Cristiandad,
Madrid 1.985 pág 255
en el capítulo 11 donde los dos testigos son condenados a muerte como su
Señor. Pero en Ap 12,11 se afirma solemnemente que los testigos, en su
mismo martirio, actualizan la victoria de Cristo. Declarando que reciben de
Dios la manera de ver todas las cosas: la vida y la muerte, la victoria y el
fracaso no tienen ya para ellos el significado engañoso que el mundo les da.

Se trata en el mismo inicio del Apocalipsis de animara a los lectores a


descubrir en las dificultades que se vive un momento propicio, una
oportunidad para testimoniar la fe en Cristo, Testigo Fiel. Es una manera de
decir: Los que creemos en Jesucristo no podemos desfallecer ante las
dificultades, las crisis de la vida porque en él tenemos que permanecer fieles al
Dios único, Sentido de la historia y dueño detodo.

2. El primogenito de entre los muertos:

Como en Col 1,18 este título hace referencia a la Resurrección. Se está


diciendo Cristo conoció la muerte pero Vive porque ha Resucitado (1.18; 2,8).
Se comprueba como ante Cristo la muerte retrocede y es vencida. Cristo tiene
las llaves de la Muerte, por eso puede otorgar a los suyos una vida que la
muerte natural ya no puede amenazar. Es una vida resucitada que ya no teme a
nada ni siquiera al juicio fianal.

La expresión primogénito no indica sólo, ni en primer lugar una anterioridad


cronológica. Esta expresión significa en primer lugar una larga serie: la
alusión a la Pascua requiere la fe y la experanza.

Luego, estos dos títulos nos han colocado frente al nucleo de nuestra fe
Pasión, Muerte y Resurrección de Jesucristo. Tema oportuno y que ilumina la
situación de persecución que están viviendo los hombres del Apocalipsis.

3. Principe de los reyes de la tierra:

Se declara con este título el Señorio de Cristo sobre todo. El reina desde ahora.
Gracias a su resurrección el ahora está por encima de todos los poderes
naturales. El es el cordero real, vencedor y triunfante. Luego, los hombre
deben servirle es a él y deben buscar en él sentido de todo. Se está
relativizando el poder de los imperios, de los gobiernos de la historia, ellos
nada pueden hacer ante el Principe. Es una manera de volver a colocar a los
destinatarios ante la necesidad de seguir en la lucha y de no temer a las fuerzas
del imperio romano o de cualquiera que se la concreción del mal en la historia
porque todos ellos son pasajeros ante la presencia del Cristo, cordero
degollado puesto de pie, triunfador real y definitivo.

4. El cordero degollado puesto de pie (carnero).

"Con esta imagen inhabitual designa a Cristo el Apocalipsis 28 ocasiones...En


el resto del Nuevo Testamento sólo se emplea otra vez esta palabra en Jn
21,15" . La palabra griega que se usa es "arnion" disminutivo neutro de "arén",
5

carnero, y no la de "amnos" cordero. La utilización de esta palabra puede


explicarse por la intención de darnos la imagen del corderito que va hacia el
matadero y además posibilita la presencia de cuernos, signo de poder. Se trata
de combinar en una misma imagen la debilidad y la mansedumbre del cordero
y la fuerza y combatividad del carnero.

Tenemos que ubicar en el contexto de la teología del IV evangelio el uso de


esta imagen. Comprendemos, entonces a Cristo ofreciéndose (en relación con
Is 53,7) en sacrificio para nuestra salvación sellando con su sangre la alianza
definitiva con Dios ( en relación con el cordero pascual Exódo (12, 3-6).

Tomemos un texto del Apocalipsis que nos permita entender con mayor
claridad el sentido que se le quiere dar a Cristo como el Cordero:

"Entonces vi en medio del trono y de los vivientes


y en medio de los presbiteros,
un cordero de pie, como degollado,
que tenía siete cuernos y siete ojos
(que son los siete Expíritus de Dios)
enviados a toda la Tierra"
El cordero se acercó y tomó el libro
de la mano derecha del que está sentado en el trono. (Apoc. 5,6-7).

La primera afirmación que se nos hace es que "está de pie", en griego histémi
expresión que se encuentra por lo menos 21 vez en el Apocalipsis, posición
corporal que expresa una actitud de lucha, de presencia y en el contexto de
esta escena de estar vivo. Cabe notar que en esta escena todos están sentados,
inclusive Dios, sólo el cordero está puesto de pie.

5
CHARLIER J.P. Op. cit. Pág 145
Ahora, este cordero está degollado, la expresión griega sphazó se usa por lo
menos ocho veces en el Apocalipsis, situación que lo coloca en clara relación
con el cordero pascual, que debía ser un animal macho (Ex 12,5) destinado a
ser dogollado (Ex 12,6). Esta marca está significando que ya ha sido
sacrificado.

Ugo Vanni al respecto nos dice los siguiente respecto al texto: "Se habla de
Cristo-cordero de pie, es decir, de Cristo resucitado. El Cristo resucitado del
Apocalipasis, como el del cuarto evangelio (cf. Jn 20,27), es al mismo tiempo
el Cristo de la Pasión y de la muerte; y "el cordero de pie, aunque degollado",
expresa precisamente estos dos aspectos de muerte y resurrección unidos y
como fusionados entre sí. El Cristo muerto y resucitado aplica a nuestra
historia toda su energía, su capacidad de salvación: tiene siete cuernos, es
decir, la totalidad (siete) de la eficacia (cuerno) mesiánica...El Cristo-cordero,
figura típica de la segunda parte del Apocalipsis. Es el Cristo preparado por el
Antiguo Testamento, que une al mismo tiempo las características de su muerte
y de su resurrección, con la plenitud de la eficacia mesiánica, con la plenitud
del Espíritu que quiere enviar a toda la tierra. Siempre que en la segunda parte
del Apocalipsis aparezca el término "cordero", servirá para recordar, casi
diríamos evocar, a la iglesia'asamblea que escuha la riqueza de este contenido
cristológico" . En este sentido la figura del cordero sería como una imagen
6

sintesis de la Cristología del Apocalipsis. En ella se nos presenta las


implicaciones que tiene para nuestro presente el acontecimiento de la Muerte
y Resurrección, misterio que ilumina la historia y le da un nuevo sentido a lo
que vivimos, celebramos y padecemos.

Para terminar quisiera hacer notar la diferencia entre los "monstuos" enemigos
del cordero (p.e. la Bestia) y la ternura del cordero, porque seguramente allí
senos está de nuevo expresando la lógica del acontecer de Dios que desde la
sencillez, la ternura vence al mal siempre enemigo grande, moustruoso y que
con su presencia inspira terror.

Este mismo texto nos permite destacar un elemento cristológico importante:


Cristo se presenta como la clave de interpretación de toda la historia de
salvación. El descubre el sentido que se ha entretejido por parte de las
relaciones Dios- presenta hombres en la historia. El es la clave definitiva, a
partir de El la historia se presenta abierta para los hombres. Esto está
expresado con la imágen de que sólo él es Digno de abrir el libro sellado con

6
VANNI U., El Apocalipsis, edit. Verbo Divino, Navarra 1.994 Págs 87-88
los siete sellos (5,9), que está en el mano derecha de Dios (5,1) y por lo mismo
de recibir todo el poder, gloria y honor (5,12-14).

5. Otros títulos Cristológicos:

El Apocalipsis subraya de una manera decidida la relación única ente Jesús y


Dios, el Padre de Jesús, no sólo porque nos ha afirmado que Jesús se ha
sentado en el trono con Dios, su Padre (3,21), sino también porque a veces, se
le confieren títulos aplicados también a Dios. Esto lo vemos más claro si
comparamos 22,13 con 1,8 donde se ve claramente como los títulos se refiere
a Jesús y a Dios. Es, entonces, Dios mismo el que se revela en Jesucristo.

Una característica importantes de la teología del Apocalipsis es el


Teocentrismo. Se anota que siempre el carácter único y la supremacía de Dios.
3,14 llama a Jesús el principio de las criaturas de Dios, reafirmándonos en la
idea de que Jesús depende de Dios pero a la vez mostrando la superioridad de
Jesucristo ante la creación. Ahora, si Jesús es el protipo de la creación sólo en
el esta debe encontrar su plenitud y su sentido.

El viviente, toda la Biblia se complace en ver en Dios como el viviente por


excelencia. el escritor del Apocalipsis lo aplica de una forma absoluta a
Cristo el Resucitado (1,17-18). La intención mostrarnos a Cristo como el que
ha vencido la muerte y nos ofrece a nostoros la posibilidad de la plenitud. Es
un título que nos descubre el ser de Jesús pero a la vez nos hace una oferta.

El Señor y Rey, dos textos nos presenta a Crtisto con estos títulos: 17,14 y
19,16 . Destacando su poder infinito y su papel en la historia de la salvación.
Contemplarlo como el Señor y el Rey nos permite tener confiaza y serenidad
para poder seguir viviendo, luchando.