BASES DE PUBLICACION

La Revista de Estudios Criminológicos y Penitenciarios es
una publicación de Gendarmería de Chile cuyo propósito
es la difusión e intercambio de aportes al desarrollo del
conocimiento conceptual y práctico en torno a la criminología,
el penitenciarismo y otras disciplinas afnes.
Los artículos que se remitan serán evaluados por el Consejo
Editorial, el que considerará la pertinencia de su publicación,
acorde a criterios temáticos, rigurosidad técnico-científca
y relevancia para el Servicio, reservándose el derecho a
introducir modifcaciones en cuanto a la extensión y formato,
sin menoscabar o alterar su contenido, lo que será siempre
convenido con el autor.
Los trabajos deben ser inéditos y cumplir con los siguientes
requisitos:
Presentación y extensión
Los originales se presentarán en español, en hojas tamaño
carta, con interlineado simple, a un espacio entre párrafos y
en letra Times New Román tamaño 12, máximo 20 carillas.
Además deberá acompañar soporte en CD u otro que contenga
el artículo.
Si el trabajo es el resultado de una ponencia presentada en
seminarios u otro evento, o es el producto de una investigación,
deberá agregarse un asterisco (*) al fnal del título, que remita
al lector a una nota al margen en que se haga presente tal
situación. Bajo el título se dispondrá el nombre del autor,
título profesional o técnico, universidad o instituto que lo
haya otorgado y lugar de desempeño laboral.
Si se trata de un funcionario/a de Gendarmería o del Ministerio
de Justicia, deberá especifcar también el departamento, área
o unidad de trabajo. Es preciso agregar un resumen de los
objetivos y contenido fundamental del trabajo, en no más de
dos carillas. El artículo debe ser numerado página por página
en forma correlativa, indicando la última página.
Bibliografía
Las notas al pie de página deben ir enunciadas con números
arábigos. La bibliografía debe ser incluida al fnal del
trabajo, indicando fuentes y ordenadas alfabéticamente por
apellidos. Se requiere una carta de los autores que autorice
su publicación en la revista, confrmando el carácter inédito
del artículo, un teléfono de contacto y dirección electrónica.
Los trabajos deben ser remitidos a
Unidad de Investigaciones Criminológicas, UNICRIM
Rosas 1264, Santiago. Teléfonos 685-1305 y 685-1299 (fax)
Email: lcasanova@gendarmería.cl
Revista de Estudios
Criminológicos
y Penitenciarios
R
e
v
i
s
t
a

d
e

E
s
t
u
d
i
o
s

C
r
i
m
i
n
o
l
ó
g
i
c
o
s

y

P
e
n
i
t
e
n
c
i
a
r
i
o
s
N
ú
m
e
r
o

1
4

·

J
u
n
i
o

d
e

2
0
0
9
Mujeres en la etapa de ejecución penal
Gendarmería de Chile atiende a más de cien mil personas en
etapa de ejecución penal, en los subsistemas cerrado, abierto y
postpenitenciario. Un 10,4% de esta cifra (12 mil 233)
corresponde a mujeres, de las cuales más de tres mil se
encuentran privadas de libertad.
El acceso a prestaciones penitenciarias, si bien es limitado
dado los recursos disponibles para estos fines, contempla como
principios la voluntariedad del sujeto y la igualdad de
oportunidades.
Cabe mencionar que en los últimos 5 años el acceso de la
mujer penalizada a programas y acciones que favorezcan
su proceso de reinserción se ha incrementado sostenida-
mente, ejecutándose a partir del año 2003 una serie de
compromisos institucionales en el ámbito de la equidad de
género, alineados con las directrices que entrega SERNAM.
El año 2008, de la población femenina en reclusión (tres mil 663)
un total de 852 mujeres accedió a educación básica y/o media y
mil 378 a alguna actividad laboral en los recintos penitenciarios.
Las directrices éticas de nuestro Estado nos obligan a
reconocer que la mejor estrategia para ocuparnos del
fenómeno del delito es reconocerle como parte de la vida
comunitaria y, en cuanto tal, nos obliga a promover la integra-
ción del penado, reconociendo que necesita de nuestro aporte,
solidaridad y por sobre todo de nuestro respeto como persona.
Número 14 · Junio de 2009
ISSN 0717-5744
GOBIERNO DE CHILE
GENDARMERIA DE CHILE
SUBDIRECCION TECNICA
Revista de Estudios Criminológicos y Penitenciarios
Número 14
Junio 2009
ISSN 0717 - 5744
Ministerio de Justicia
Gendarmería de Chile
Unidad de Investigaciones Criminológicas
Director Nacional y Representante Legal:
Editor:
Consejo Editorial:
Fotografía:
Diseño e Impresión:
Dirección:
Teléfono:
Sitio web:
Alejandro Jiménez Mardones
Director Nacional de Gendarmería de Chile
Myriam Olate Berríos
Subdirectora Técnica de Gendarmería de Chile
Pedro Castillo Cubillos
Ximena Verbal Ríos
Paula Espinoza Grandón
Marcos Riveros Lepé
Matías Torres Bustamante
Feyser Impresores
Traslaviña 1928, P.A.C.
563 5460
www. feyser.cl
INDICE

Editorial
Myriam Olate Berríos
Madres privadas de libertad
Natalia Lobos Sepúlveda, Paz Mena Tobar, Nayen Pavez Pedraza
Satisfacción en usuarias de libertad vigilada participantes del módulo de
comunicación con enfoque de género
Ximena Verbal Ríos, María Nelly Carreño Cañas, Andrés Aedo Henríquez

Grado de conocimiento y actitudes de personas privadas de libertad ante la
epidemia del VIH
Leonardo Arenas Obando

Reincidencia/s: crítica metodológica y propuesta de medición e interpretación
desde el sistema penal chileno
Andrés Aedo Henríquez



7
11
35
83
113
EDITORIAL
La Revista de Estudios Criminológicos y Penitenciarios presenta ésta,
su 14 versión, con la manifesta intención de aportar elementos a la refexión, al
conocimiento y a la comprensión de una serie de aspectos que dicen relación con la
etapa de ejecución penal, la cual se encuentra permanentemente siendo analizada y
por sobre todo cuestionada, muchas veces sin las bases o antecedentes sufcientes que
permitan un análisis realista y con perspectiva. Pretendemos contribuir así con ideas
y planteamientos que se aproximen a la solución de las difcultades que presenta esta
etapa del proceso penal.
Publicamos en esta edición el estudio, “Reincidencia/s: crítica metodológica y
propuesta de medición e interpretación desde el sistema penal chileno”, desarrollado
por el antropólogo social Andrés Aedo. Este estudio adquiere especial relevancia
respecto de la confusión que suscita a menudo, especialmente a través de los medios
de comunicación, el concepto mismo de reincidencia. La propuesta planteada en este
artículo apunta a confgurar una estructura de registro, concepto y medición de datos
que permitan defnir una concepción general de la reincidencia legal e instalarlo como
tema de debate informado. La reincidencia puede ser medida de varias formas, y algunas
de estas metodologías tienen la capacidad de constituirse en fuente de información
relevante para las instituciones que manejan este concepto de manera técnica, porque
les sirve de indicador primordial para su labor. En el caso de Gendarmería de Chile, si
bien no es el principal indicador, tiene directa relación con su quehacer, toda vez que
estas cifras se hacen parte de los procesos normales de auto observación del Servicio.
La estandarización posible de las tasas de reincidencia representa el objetivo central de
este trabajo.
En otro ámbito, y con la intención de aportar desde la perspectiva de género,
hemos incorporado en esta edición la investigación “Madres privadas de libertad,
percepción frente a un eventual ingreso al ciclo delictivo de hijos/as adolescentes”,
elaborado por las asistentes sociales Natalia Lobos, Paz Mena y Nayen Pavez, donde
se describe la eventual relación de madres encarceladas con sus hijos/as, con el
circuito delictual. Se dan a conocer las diversas percepciones y miradas de madres de
adolescentes, condenadas por los principales delitos registrados en el país, frente a
un eventual ingreso al ciclo delictivo de hijos/as adolescentes. Estudiar y comprender
la situación de encarcelamiento de las mujeres en su condición de madre es una tarea
compleja, pero insignifcante frente al cómo la mujer enfrenta, resiste y se sobrepone a
la adversidad en su mayor expresión de dolor, el alejamiento obligado de sus hijos/as.
Otro estudio que se incluyó fue el de “Satisfacción en las usuarias de libertad
vigilada participantes en el módulo de comunicación con enfoque de género, realizado
por profesionales del Departamento Tratamiento en el Medio Libre de Gendarmería
de Chile. El estudio revela que la experiencia del personal encargado de animar los
talleres, la modalidad con que se desarrollaron los mismos y los materiales de apoyo,
por ejemplo, fueron los ítems mejor valorados por quienes participaron en ellos. Las
variables de calidad evaluadas y las sugerencias de las 142 penadas encuestadas cierran
un círculo que posibilita introducir modifcaciones enriquecedoras, para mejorar
la calidad del servicio y elevar el grado de satisfacción que las futuras benefciarias
del Módulo pudiesen experimentar. En cuanto al impacto en la calidad de vida de
las usuarias, si bien fue evaluado positivamente, se observó una puntuación bajo el
promedio en todos sus ítems. Se espera que las necesarias modifcaciones que de este
estudio se desprenden, mejoren los resultados de esta variable en el futuro.
Finalmente, a través del estudio “Grado de conocimientos y actitudes de
las personas privadas de libertad ante la epidemia del VIH-SIDA”, el director de
Proyectos-CC AKI, Leonardo Arenas, constata un cierto saber tan elevado como
erróneo respecto de la transmisión y prevención de esta temible dolencia, todo ello en
medio de estereotipos y prejuicios. En lo referente a las actitudes, se manifesta un bajo
nivel de discriminación hacia las personas que viven con VIH-Sida y a los mal llamados
grupos “de riesgo”, lo que acerca la presencia del VIH a la vida de cada persona. La
utilidad del estudio está dada en la construcción de las estrategias de abordaje de la
temática en los recintos penitenciarios, lo que revela que es necesario hacer diferencias
entre el riesgo real y el riesgo teórico de la epidemia. Basado en el marco ancho de la
experiencia internacional acumulada y de la actual situación en Chile del VIH-Sida, el
autor ofrece lineamientos para eventuales estrategias de intervención en los recintos
carcelarios.
Sin más, pretendemos aportar, sumar, desde distintos ámbitos de acción en
el quehacer penitenciario. Este es uno de ellos, el desarrollo del conocimiento y la
discusión informada, enfocado hacia lo medular, hacia el verdadero sentido de nuestra
misión, cual es dar condiciones de vida y un trato digno a las personas puestas a nuestra
disposición, promoviendo las mejores prácticas que permitan tratarlos con toda la
dignidad que un ser humano se merece, evitando criminalizarle innecesariamente y
buscando la forma de apoyarlo efcientemente para superar su estado de exclusión y
vulnerabilidad.

MYRIAM OLATE BERRIOS
Periodista PUC
Subdirectora Técnica
Percepción frente a un eventual ingreso al ciclo delictivo de hijos/as adolescentes.
MADRES PRIVADAS DE LIBERTAD
Percepción frente a un eventual ingreso al ciclo delictivo de hijos/as adolescentes.
MADRES PRIVADAS DE LIBERTAD
Natalia Lobos Sepúlveda
Paz Mena Tobar
Nayen Pavez Pedraza
Asistentes Sociales

RESUMEN
El presente artículo tiene como fnalidad dar a conocer las diversas miradas de las
protagonistas de la investigación: madres de adolescentes condenadas por los principales
delitos registrados a nivel país, para conocer su percepción frente a un eventual ingreso
al ciclo delictivo de hijos/as adolescentes. Al respecto es importante mencionar que el
aprendizaje y repetición de patrones conductuales delictivos de miembros pertenecientes
a la red familiar facilitan un eventual involucramiento al sistema carcelario. La
existencia de la interrupción del ciclo delictivo se enfoca en primera instancia a impedir
el ingreso al sistema penal, debido a las consecuencias que trae consigo la privación de
libertad y de esta manera ofrecer una alternativa favorable a los hijos/as, posibilitando
la opción de no incurrir en conductas transgresoras. Cabe señalar que comprender la
situación de encarcelamiento de las mujeres en su particularidad exige adentrarse en la
comprensión de los componentes de género que cruzan el ser mujer desde una refexión
biopsicosocial, incluida su condición de madre.
Nayen Pavez Pedraza
Asistente Social. Instituto Profesional Inacap
Corporación Renacer Atacama (Sename) Copiapó
Paz Mena Tobar
Asistente Social. Instituto Profesional Inacap
Dirección de Desarrollo Comunitario, Municipalidad de Maipú
Natalia Lobos Sepúlveda
Asistente Social. Instituto Profesional Inacap
Rev. Estudios Criminológicos y Penitenciarios Año IX - Junio 2009
14
INTRODUCCIÓN
La investigación tiene por objetivo conocer la percepción de la mujer en contexto
privativo de libertad acerca de un eventual ciclo delictivo de hijos e hijas adolescentes.
Es un estudio de carácter comparativo de acuerdo a la tipología delictual que presentan
las mujeres participantes de esta investigación.
Sabemos que hoy nos enfrentamos a diversas realidades, debido a los profundos
y múltiples cambios experimentados durante el tiempo reciente. La delincuencia en
Chile es una temática difícilmente abordada y que ha variado a lo largo de la historia. Si
bien antiguamente esta problemática se presentaba de manera homogénea con respecto
al género, actualmente se observa cómo la mujer ha adquirido gran protagonismo en
este aspecto social. Este involucramiento femenino en el mundo delictual es sancionado
por organismos controladores como la cárcel, entidad básicamente disciplinaria.
La sanción legal recibida por las mujeres, producto del ejercicio de actividades
delictivas, conlleva además un castigo moral que la sociedad ejerce sobre ellas. Por
lo tanto, estar privada de libertad es doblemente estigmatizador, respecto de los roles
asignados y asumidos por las mujeres a lo largo del tiempo.
El mismo sistema penitenciario fortalece en la mujer la construcción de una
identidad particular y esto refuerza, a su vez, las desventajas que existen al interior
de la misma, precisamente por su condición de mujer. Si bien sabemos que la prisión
en primera instancia fue creada como ente de control social, dirigido y regido por
un modelo masculino, la condición de mujer queda en un segundo plano, brindando
menores oportunidades para la movilidad social.
El involucramiento femenino se constata a través del alto incremento de este
género al sistema penitenciario. Es posible apreciar, según antecedentes de Gendarmería
de Chile, la existencia de una población femenina dentro del sistema carcelario
representada por el 6% en relación a la población masculina recluida: a nivel nacional
existen unas 3.500 mujeres que ingresan al sistema penal.
Con respecto a las edades de las mujeres que se encuentran en un contexto
privativo de libertad es posible suponer que gran parte de la población femenina reclusa
tiene hijos/as que pueden encontrarse en etapa de adolescencia, lo que puede facilitar la
incorporación de dichos hijos/as a un eventual ciclo delictivo, aumentando los riesgos
de ingresar al sistema penitenciario.
La presente investigación se realizó por medio del estudio aplicado a ocho
mujeres en calidad de condenadas, dos por cada tipo de delito, considerando los cuatro
ilícitos de mayor importancia dentro del sistema carcelario: robo, hurto, tráfco de
drogas y homicidio. Se aplicaron técnicas de carácter cualitativo, como la entrevista en
Natalia lobos s., Paz MeNa t., NayéN Pavez P.
MADRES PRIVADAS DE LIBERTAD
15
profundidad, y durante el desarrollo de cada sesión se abordaron tópicos que debían
dar respuesta al objetivo general del estudio.
MARCO REFERENCIAL TEORICO-CONCEPTUAL
El ingreso al sistema carcelario y la interrupción del rol materno
La posición de “ser madre” en una cárcel presenta características propias, no sólo
por cuestiones materiales de inconvenientes en el espacio disponible, las comodidades
y las difcultades para concretar la maternidad como ellas creen que deben ejercerla,
sino también porque ninguna madre está a tiempo completo en contacto con sus hijos.
La relación se ve obstaculizada, pues, al interior del sistema parental.
Las madres que permanecen en un contexto privativo de libertad se ven
eventualmente imposibilitadas de fjar límites, ya sea para la seguridad física del hijo/a
o para lograr una cierta estabilidad emocional.
El encarcelamiento signifca y supone un castigo y desarraigo para hombres y
mujeres. El signifcado que tiene encontrarse en un contexto privativo de libertad y
todo lo que incluye en su interior, específcamente con el género, hace que no sólo
vivan y perciban el encierro de manera diferente, sino también que las consecuencias
que ello implica y el grado de afectación tanto personal como familiar sean de igual
manera distintos.
Uno de elementos que sin duda afecta en mayor medida a las internas es la
separación de su núcleo familiar, especialmente de sus hijos/as, quienes son dejados
generalmente al cuidado de terceros o llevados a instituciones, facilitando una posible
desvinculación afectiva. Son circunstancias que hacen aún más penosa la situación de
las mujeres, por su rol de madres y en su mayoría únicas responsables del hogar.
Los delitos que cometen las mujeres se ven infuidos según la experiencia
personal de cada una, y ello permite encontrar un cierto perfl criminológico de las que
ingresan al mundo delictual. Esta situación en ocasiones dependerá de las habilidades
sociales, del entorno familiar, del nivel de su ingreso económico, etc.. Podemos señalar
que las mujeres condenadas por delitos atribuidos al tráfco de drogas, en mayor
grado corresponde a quienes se caracterizan por ser jefas de hogar con una situación
socioeconómica baja, con varios hijos y/o adultos mayores pobres, lo que, a su vez,
difculta la posibilidad de ingresar al sistema ocupacional normativo.
Es conocido, por ejemplo, que el robo (apropiación violenta o amenazante de un
bien) y el hurto (sustracción de bienes sin violencia o amenaza a su legítimo propietario)
constituyen ilícitos que comprometen gravemente también a las mujeres. El punto que
hermana a estos delitos es que ambos permiten a ellas ingresos económicos a través de
la venta de las especies conseguidas ilegítimamente.
Rev. Estudios Criminológicos y Penitenciarios Año IX - Junio 2009
16
Pertinente es, por último, reparar en uno de los delitos que signifcan mayores
consecuencias sociales: el homicidio, que se diferencia del asesinato por su carencia
de ensañamiento o alevosía, u otras circunstancias.
Encarcelamiento de la mujer-madre y la repercusión en hijos adolescentes •

La adolescencia, como etapa de crisis, constituye un proceso transitorio
determinado por varios factores: la vida en familia, la experiencia escolar, el marco
cultural, las condiciones económicas y políticas que imperan en la generación que pasa
por la experiencia de ser adolescente.
Las diversas generaciones han manifestado diferencias entre sí, aunque existen
a su vez elementos que las ligan, originando una continuidad de ellas en la historia
social de una cultura. Esta situación genera características propias de los adolescentes
de todas las épocas y particulares de cada generación.
Sin embargo, los adolescentes que se desarrollan en un contexto determinado y
en condiciones poco favorables a nivel familiar y social estarían más susceptibles a
cometer actividades de riesgo, producto de la ausencia de la madre encarcelada. Esto,
a su vez condiciona un medio con escasas normas y límites en el hogar, lo que conlleva
a los adolescentes a un eventual involucramiento en actos delictivos.
Por lo tanto, las probabilidades de que los hijos/as de las mujeres privadas
de libertad deserten del sistema educacional formal son cada vez más elevadas. Los
índices de mayor deserción escolar se encuentran en las comunas de más bajos ingresos,
producto de la búsqueda de estrategias de ingreso económico que muchos niños/as y
jóvenes deben asumir a temprana edad, con el objetivo de mantener o ayudar al ingreso
del grupo familiar. Los jóvenes de sectores periféricos, marginales o pertenecientes a las
comunas con mayor vulnerabilidad, en ocasiones se ven en la obligación de abandonar
el sistema educacional, como efecto de factores socioeconómicos, que obstaculizan o
estancan su movilidad social.
Esta situación genera una gran brecha entre los jóvenes que se encuentran en
contextos que posibilitan la integración social, sectores de mayor ingreso económico,
y aquellos de sectores populares. La movilidad social se ve amenazada debido a sus
distintos niveles educacionales, optando (en ciertos casos) por estrategias para obtener
ingresos económicos que bordean lo ilegal, y desembocando en conductas delictivas y
por ende en riesgos que los puedan conducir al sistema carcelario.
Natalia lobos s., Paz MeNa t., NayéN Pavez P.
MADRES PRIVADAS DE LIBERTAD
17
OBJETIVOS DE INVESTIGACION
OBJETIVO GENERAL
Describir la percepción de las mujeres privadas de libertad del CPF Santiago, acerca •
de los riesgos de un eventual ingreso al ciclo delictivo de hijos/as adolescentes.
OBJETIVOS ESPECIFICOS
Describir la percepción de las mujeres respecto a su condición de reclusas, de •
acuerdo al tipo de delito.
Descubrir el signifcado que le otorgan las mujeres privadas de libertad al ciclo •
delictivo.
Identifcar situaciones de riesgo de ingreso al ciclo delictivo que las internas •
reconocen a sus hijos/as en etapa de adolescencia.
Examinar las medidas protectoras que las mujeres privadas de libertad reconocen •
frente a los riesgos del ingreso al ciclo delictivo a que están expuestos sus hijos/as
en la etapa de adolescencia.
TIPO DE ESTUDIO
De acuerdo a las características del fenómeno objeto de estudio y la orientación
hacia la percepción de las mujeres intramuros, es pertinente un estudio interpretativo
enfocado hacia el diseño y aplicación de una metodología cualitativa, reafrmando
nuestra visión epistémica como grupo investigador, perflada al rescate de los sentidos
subjetivos que las personas otorgan a raíz de su experiencia de vida. Por otro lado,
es importante mencionar que el presente trabajo se distingue por tener un carácter
comparativo, dependiendo de la tipología delictual que presentan las mujeres,
considerando los cuatro delitos más importantes dentro de la población penal: robo,
hurto, tráfco de drogas y homicidio.
METODOLOGIA

En este estudio es necesario poner énfasis en la individualidad y particularidad
de cada una de las mujeres privadas de libertad que se estudiaron (sujetos de estudio),
comprendiendo su mundo de forma holística, sin excluir sus aspectos biológicos,
psicológicos y culturales.
Unidad de análisis
La unidad de investigación está constituida principalmente por madres intramuros
en el CPF, Santiago.
Rev. Estudios Criminológicos y Penitenciarios Año IX - Junio 2009
18
La cantidad de participantes considera dos mujeres por tipo de delito. El estudio
consideró un total de ocho mujeres, cuyo rango etáreo fuctúa entre los 30 y los 55 años
de edad, en calidad de condenadas por tráfco de drogas, robo, homicidio y hurto, y con
una permanencia de un año o más dentro del sistema carcelario; igualmente incluye a
madres de adolescentes de entre 12 y 19 años de edad, y que al momento de ingresar al
sistema penal estuvieran viviendo con su hijo/a adolescente.
Estrategias y técnicas de recolección de datos. •
Entrevista en profundidad
La investigación tuvo lugar en base a una entrevista semiestructurada, para la
cual se elaboró una pauta orientada hacia los tópicos que se pretendían indagar, según
la búsqueda planteada en los objetivos.
La entrevista de subdividió en tres etapas, con lo que cada entrevista constó de
tres sesiones cada una, de una hora aproximadamente de duración, con el objetivo de
recabar en su totalidad la información requerida para la investigación.
La primera sesión procuró abarcar los dos primeros tópicos: experiencia de la
privación de libertad de la mujeres madres y relaciones familiares a partir de la privación
de libertad. La segunda sesión cubrió todo lo referido al signifcado del ciclo delictivo y
la tercera a los elementos de riesgo y protección del delito en hijos/as adolescentes.
RESULTADOS
EXPERIENCIA DE LA PRIVACION DE LIBERTAD
• Signifcacióndeldelito.
En relación a esta categoría surgen elementos identitarios, respecto del robo y el
hurto, frente a la validación de dichas actividades, en donde el ejercicio del delito a las
mujeres les reporta orgullo y satisfacción. Esta situación cambia de manera considerable
en comparación de los otros dos ilícitos que se encuentran en análisis.
En mujeres condenadas por tráfco de sustancias se puede observar que
la signifcación que le atribuyen a este tipo de acto presenta cierta dicotomía, de
acuerdo al grado de compromiso delictual que ellas poseen. Por otro lado, en cuanto
al homicidio, si bien existen diferencias en el grado de compromiso delictual de las
mujeres, también se detectan puntos comunes frente al sentimiento que les genera ese
delito. En efecto, genera sentimientos de culpa, vergüenza y arrepentimiento, producto
de la desestructuración familiar de la victima y el impacto que esta situación produce
en sus propias familias.
Natalia lobos s., Paz MeNa t., NayéN Pavez P.
MADRES PRIVADAS DE LIBERTAD
19
En cuanto a la signifcación del hurto, para las mujeres que se encuentran
privadas de libertad simboliza una estrategia donde los niveles de condena son menores
a otros delitos, de modo que esta actividad les permitiría seguir en un tiempo breve con
actividades delictivas, sin arriesgar extensos períodos de condena al interior del sistema
carcelario.
Las entrevistadas signifcan el robo como una estrategia de sobrevivencia que
les reporta un grado de estatus dentro de la subcultura del hampa. Esta situación
varía de un delito a otro, donde jerárquicamente el robo se posiciona dentro de un alto
nivel jerárquico delictual, seguido del hurto y por último del tráfco, como una de las
actividades más repudiables dentro de la subcultura del hampa.
Si bien el robo se ubica, según las mujeres, en una alta escala jerárquica, existen
dentro de ella subcategorizaciones, como parte de un código ético que manda no
delinquir si se perjudica a personas que se encuentran dentro de su mismo nivel socio-
económico.
Una de las visiones destacables que existen dentro de la subcultura del hampa es
la conciencia de clase, cuyo principal eje de expresión es la comprensión de una realidad
económica caracterizada por la diferencia entre ricos y pobres. De acuerdo a ello, el
robo cometido contra un sector socio- económico elevado es señal de justicia social,
respecto de personas que no presentan altas posibilidades de desarrollo o movilidad
social dentro del sistema económico imperante. El sentido opera desde un valor de
justicia redistributiva que compensa, despojando a quienes tienen, ya que lo pueden
recuperar, para satisfacer necesidades de quienes de otra forma no podrían acceder a
ello.
• Concienciayproporcionalidaddelcastigo.
Las mujeres privadas de libertad son constantemente víctimas de una gran
estigmatización a nivel social y cultural, producto de su propia condición de mujeres
y más aún de lo que implica su situación de reclusas, y el rol activo de madre que se ve
difcultado a causa del encierro y la distancia de los hijos/ as.
Según la verbalización sistematizada, es posible observar que las mujeres
condenadas por hurto y tráfco de drogas reconocen que tal actividad provoca daño
social, generando entre ellas un cierto grado de conciencia y culpabilidad por los
perjuicios que ello causa. Así, las mujeres privadas de libertad por tráfco de sustancias
denotan un mayor nivel de preocupación en torno al involucramiento de sus hijos /as
en conductas transgresoras, como el consumo de drogas ilícitas.
Una característica común existe respecto de la conciencia del daño que tienen
las mujeres sobre las consecuencias familiares y personales que acarreó para ellas el
Rev. Estudios Criminológicos y Penitenciarios Año IX - Junio 2009
20
delito, del mismo modo como asimilan también la proporcionalidad del castigo que
el sistema carcelario supone. El sentido del castigo con que las mujeres signifcan la
separación física de la familia, en especial de los hijos/as, resulta ser la consecuencia
que más lamentan y de la que más expresan sentimientos de arrepentimiento; por otra
parte, también asumen una suerte de extensión del castigo, por cuanto son los hijos/as
quienes sufren un castigo indirecto al privarse de la presencia de la madre en la vida
cotidiana y en los roles propios de la crianza.
El castigo está representado por los largos períodos de privación de libertad que
implican una interrupción del normal continuo de sus vidas, y que se vivencia como un
cambio en la rutina diaria y el distanciamiento de quienes forman parte de sus núcleos
familiares como fuente de apoyo afectivo.
Con arreglo a todo lo anterior, se puede deducir que los integrantes de la
estructura familiar se ven afectados de manera directa con el ingreso de la madre al
sistema carcelario, no sin ignorar que las internas relacionan también la sanción de
la que son objeto con el castigo extendido hacia el otro, los restantes miembros de la
familia en este caso.
• Dimensionesdelaexperienciacarcelaria
La experiencia de la mujer privada de libertad registra un doble impacto: el que
tiene lugar en el ámbito parental y el referido a las relaciones interpersonales que surgen
dentro del sistema carcelario.
Cabe destacar que, debido a nuestras pautas culturales y educativas, existe una
estrecha relación del núcleo familiar y el hábitat de éste. El ingreso a la institución
penitenciaria suele provocar en la mujer mayores niveles de angustia que en el hombre,
especialmente por la situación del grupo familiar y por la ausencia existente en la
unidad doméstica.
Respecto a la experiencia de la vida carcelaria de las mujeres, es posible
interpretar una total similitud entre los cuatro delitos en análisis, entre los que destacan
dos aspectos que ellas reconocen en relación a la categoría.
Familia. •
En cuanto a la subcategoría relacionada al ámbito familiar, es posible distinguir,
además, que el impacto a nivel familiar sugiere la sensación de culpabilizar su privación
de libertad frente al daño provocado a la unidad doméstica, principalmente a sus hijos/
as. En efecto, existe una reiterada preocupación de los riesgos a que se puedan exponer
sus hijos/as ante la ausencia de la madre en la vida cotidiana.
Natalia lobos s., Paz MeNa t., NayéN Pavez P.
MADRES PRIVADAS DE LIBERTAD
21
En lo que concierne a la privación de libertad referida al ámbito familiar, las
mujeres proyectan que su angustia es parte del sufrimiento de sus familiares más
cercanos.. Por lo tanto, el sufrimiento de sus hijos vendría a ser un componente que
acrecienta el dolor y la experiencia negativa de encontrarse encarcelada.
Otro aspecto está dado por la ausencia en etapas iniciales a nivel familiar,
refejado en hitos signifcativos en las estructuras familiares, ya sea en la maternidad
y paternidad de sus hijos/as, ingreso de sus hijos al sistema escolar, fallecimiento y/o
pérdidas de parientes, entre otras situaciones importantes en la vida de estas mujeres en
contexto carcelario.
Si bien la familia constituye un pilar fundamental para las motivaciones
personales de las mujeres, existe un contraste que se ve refejado en el temor de ellas
en relación a lo que signifca la experiencia de ingreso al sistema penitenciario de la
familia, durante los momentos de visita.
Cotidianeidad intracarcelaria •
En relación a la experiencia de la cotidianeidad intracarcelaria se visualizan
elementos importantes frente a la privación de libertad que dan cuenta de la experiencia
vivenciada por las mujeres.
Se distingue una visión negativa que ellas manifestan respecto al sistema
carcelario, expresada específcamente en las relaciones ejercidas de manera jerárquica,
establecidas por el poder de los gendarmes con respecto al contexto de encierro.
A lo largo de las entrevistas destacan igualmente las relaciones que emergen
producto de la interacción con sus compañeras, limitándose a un carácter netamente
funcional, evitando de esta manera confictos que aumenten el grado de tensión que
se vive al interior de la Unidad Penal. Las mujeres expresan que la convivencia se
caracteriza por una violencia constante, donde la ley del más fuerte es la que se impone
en su diario vivir. Demostrar emociones, considerado como debilidad, implica riesgos
que exponen su integridad física y psicológica, generándose un blindaje emocional en
su cotidianeidad.
Por otra parte, la privación de libertad, de acuerdo al discurso estudiado, presenta
distintos matices, en el sentido de no sólo percibir esta forma de control social como una
limitación en cuanto al contexto físico, sino que, además, implica una transgresión de
la integridad, en relación a las condiciones de habitabilidad y convivencia a las que son
expuestas las mujeres. El contexto se caracteriza por ser un lugar inhóspito, en que la
intimidad se ve transgredida por el sistema al cual se ven expuestas, considerando que
el espacio físico donde se desenvuelven no presenta mínimas condiciones de dignidad.
Sin embargo, señalan que esta situación está en línea con el castigo derivado de haber
incurrido en delito.
Rev. Estudios Criminológicos y Penitenciarios Año IX - Junio 2009
22
El tiempo de condena representa un factor importante dentro de la motivación
que existe para sobrellevar la vida en prisión, en este caso buscando mecanismos que
les permitan comprender la situación a la cual se ven expuestas. Expresión de ello, por
ejemplo, es que existen mujeres que se refugian en comunidades religiosas, encontrando
protección emocional y una salida al dolor que experimentan.
Otro factor que las mujeres consideran sustancial en su diario vivir es la
participación en el sistema educacional al interior de la Unidad Penal, debido a que la
educación les reporta un cierto grado de satisfacción personal, de acuerdo a la necesidad
de autorrealización. Esta situación es comprendida por ellas como retribución y orgullo
para sus hijos/as, y, como queda dicho, un medio para sobrellevar el encierro.
• Involucramientoyejerciciodeldelito
En cuanto al involucramiento del delito, las mujeres condenadas por tráfco,
homicidio y una de las condenadas por hurto, señalan que la incorporación al mundo
delictual se efectuó de manera autónoma, fundamentada en el aprendizaje de ciertas
prácticas ilícitas, ya sea por medio de contextos institucionalizados, o bien por la
ausencia de apoyo de la red familiar. Si bien este aprendizaje se desarrolla en dicho
contexto, la adopción e ingreso a la actividad delictiva se concreta al vincularse con
personas que forman parte de la cultura del hampa.
Es posible visualizar igualmente que las mujeres que se hallan cumpliendo
condena por robo, y una de las mujeres condena por hurto, señalan que el involucramiento
en conductas delictuales es aprendida y promovida desde la unidad doméstica, toda
vez que el ejercicio del mismo delito es percibido por estas familias como una de las
principales fuentes para el sustento familiar. Por lo tanto, se destaca la adscripción
a patrones y conductas ejercidas por el subsistema parental, que son traspasados y
aprendidas por las mujeres durante el proceso de socialización primaria.
Cabe señalar que las mujeres condenadas por homicidio se involucran en este
ilícito debido a una situación accidental, destacándose la inexistencia de la repetición de
patrones de comportamientos delictivos heredados y aprendidos en el seno familiar.
RELACIONES FAMILIARES
• Relaciónmadreehija/o
La importancia del vínculo madre-hijo al interior del sistema carcelario tiene
una connotación de gran relevancia para la mujer. Dentro de este contexto, donde la
hostilidad se vive constantemente, mantener una relación de cercanía con sus hijos/as
es un elemento considerado fundamental, que les ayuda a sobrellevar el encierro.
Natalia lobos s., Paz MeNa t., NayéN Pavez P.
MADRES PRIVADAS DE LIBERTAD
23
En el ámbito de las relaciones familiares, las mujeres condenadas por los distintos
delitos acá estudiados ponen énfasis en la existencia de un vínculo cercano en la relación
parental. Respecto a la relación madre e hijo/a se puede manifestar, según el corpus
analizado, que las mujeres mantienen una relación positiva con sus hijas/os en etapa
de adolescencia, considerando la visita como un espacio signifcativo para compartir,
relacionarse y comunicarse con su sistema familiar, siendo un elemento fundamental
que potencia el subsistema parental.
Es importante destacar que las mujeres manifestan que existe un apoyo
continuo por parte de sus hijos/as adolescentes ante las condiciones que genera la
privación de libertad en las que se encuentran. Por consiguiente, es posible enfatizar la
intensifcación de la relación parental, considerando las situaciones que condicionan el
contexto carcelario.
Si bien las internas desarrollan un grado de culpabilidad por su ausencia física al
interior de la familia de origen, no deja de ser importante que la relación que mantienen
con sus hijos/as constituye un elemento crucial para sobrellevar la cotidianidad de la
prisión.
Dentro de esta categoría se valora la importancia de mantener una comunicación
constante con los hijos/as. Las condenadas por los cuatro delitos acá en estudio
consideran que mantener un contacto prolongado ayudará a sus hijos a sentir en menor
magnitud la ausencia producida en la unidad doméstica.
A pesar de las situaciones que puedan infuir de manera positiva o negativa en la
relación madre e hijo/a producto de la privación de libertad, existe de igual manera el
ejercicio de estrategias por parte de las mujeres para mantener el vínculo con sus hijos.
Quienes han sido condenadas por hurto utilizan dos clases de estrategias para
mantener el contacto con sus hijos. La primera es posibilitada por la relación epistolar,
a través de la cual las madres expresan sus sentimientos de angustia, felicidad, tristeza,
experimentados mientras cumplen condena, al mismo tiempo que se mantienen al día
acerca de la situación en la que se encuentran sus hijos/as. Cabe consignar que una de
las mujeres llama la atención diciendo que éste es el único medio de comunicación con
el exterior, y por ende, con sus hijos, debido al escaso apoyo familiar que ella recibe,
negándosele las funciones básicas de la maternidad.
La segunda estrategia de comunicación con los hijos/as es revelada por dos de
las mujeres condenadas - una por tráfco y otra por el delito de hurto-, quienes recurren
al contacto telefónico ilícito desde el interior de la Unidad Penal. Conseguir un tubo
(celular), como ellas señalan, es un recurso penado por el sistema carcelario y que
implica riesgos de sanción, pudiéndose afectar y difcultar la relación familiar.
A diferencia de los delitos de robo o tráfco, las recluidas por homicidio no
Rev. Estudios Criminológicos y Penitenciarios Año IX - Junio 2009
24
utilizan estrategias ilícitas para mantener una comunicación constante con sus hijos/as
adolescentes. Las mujeres condenadas por homicidio, en cambio, se abstienen de estas
prácticas, debido al temor de ser sancionadas adicionalmente, toda vez que al extenso
tiempo que deben permanecer encarceladas puede prolongarse considerablemente de
ser sorprendidas. Por el contrario, observar conductas que estén dentro de los parámetros
establecidos en la institución penitenciaria supone una posible disminución del tiempo
de condena y/o otorgamiento de ciertos benefcios intracarcelarios.
• Ejerciciodelrolmaterno
El ejercicio del rol materno en un contexto privativo de libertad se ve obviamente
obstaculizado debido al distanciamiento físico que esta situación provoca. Sin embargo,
las mujeres ejercen medidas de control con el fn de ser parte del proceso de crecimiento
de sus hijos/as.
La responsabilidad en cuanto al cuidado de los hijos/as generalmente es delegada
en fguras representativas de la red familiar, compromiso asumido principalmente por
la madre de las internas.
Mujeres condenadas por el delito de robo y hurto, y otra por tráfco y homicidio,
durante su encarcelamiento perciben que no han sido parte de la crianza de sus hijos,
por lo que quienes, según las mujeres, se encuentran en condiciones de establecer
normas y límites, son las personas que han estado presente y han asumido las funciones
que corresponden al rol de madre.
Desde otro aspecto se puede indicar que las mujeres condenadas por hurto
consideran que la imposición de límites y normas dentro del sistema familiar, en
especial con sus hijos en etapa de adolescencia, es imposibilitada por su condición
y culpabilización de lo que signifca su incorporación al sistema carcelario. Sin
embargo, en lo que concierne a la toma de decisiones, los hijos consideran como
principal referente a la madre, siendo ésta la fgura más representativa frente a los roles
socialmente atribuidos.
CICLO DELICTIVO
• Percepcióndelciclodelictivo
Es pertinente comprender la signifcación otorgada por las mujeres a la repetición
de conductas delictivas por medio de la red familiar, intentando además entender
la posibilidad que identifcan que el ciclo se reproduzca o culmine en un momento
determinado, evitando que integrantes se involucren en el mundo delictivo.
Las condenadas por el delito de robo o hurto perciben el involucramiento en
Natalia lobos s., Paz MeNa t., NayéN Pavez P.
MADRES PRIVADAS DE LIBERTAD
25
actos delictivos como parte de su historia de vida. De las entrevistas se puede deducir
que en ambos delitos existe conocimiento del signifcado del ciclo delictivo, y la forma
en que lo han incorporado y naturalizado a la subcultura del hampa a lo largo de su
experiencia de vida.
Este ciclo delictivo es comprendido como un proceso de circularidad que ha
comprometido a integrantes de su red familiar, donde se ha reproducido tanto a nivel
ascendente (padres) como a nivel descendente, involucrando a uno de los hijos con
mayoría de edad, culminando en el ingreso al ciclo penal.
En un caso específco del delito de robo se constató la reproducción del patrón
conductual delictivo del hijo mayor y por ende la inserción al sistema carcelario.,
producto de la ausencia de factores protectores del contexto en el que se desenvolvía.

De otro lado, si bien existe un ciclo delictivo y penal a nivel ascendente por
parte de los padres de la mayoría de las mujeres condenadas por estos dos delitos, hay
también ausencia con respecto a la repetición de conductas delictivas por parte de sus
hijos.
No obstante las mujeres validan el acto delictual como estrategia de sustento
económico para la unidad doméstica, es observable igualmente la existencia de un ideal
de familia, ideal que se daría por el ejercicio de actividades o trabajos formales para el
ingreso económico al sistema familiar.
Respecto al tráfco de sustancias se aprecian dos versiones contrapuestas. La
primera alude a la inexistencia del ciclo delictivo en el sistema familiar, por lo que el
involucramiento a las actividades delictivas y al sistema penal se generó de manera
independiente. La otra experiencia apunta al involucramiento en conductas ilícitas por
medio de la red familiar.
En el delito de homicidio, en cambio, cabe destacar que se observa la presencia
del ciclo delictivo dentro del núcleo familiar, aunque ellas no hacen alusión de forma
explícita a esta circularidad. Es importante señalar que la repetición de estas conductas
delictivas no se relaciona con el delito por el cual ellas se encuentran condenadas.
• Percepciónsobreeleventualingresodehijo/asalciclodelictivo
La percepción de las mujeres privadas de libertad en relación al posible ingreso
al ciclo delictivo de los hijos adolescentes varía, dependiendo del tipo de delito por el
que cumplen condena.
De acuerdo al relato de las mujeres que se encuentran condenadas por robo, es
posible apreciar una cierta dicotomía. Si bien dos señalan no anhelar el involucramiento
Rev. Estudios Criminológicos y Penitenciarios Año IX - Junio 2009
26
de sus hijos/as adolescentes en actos delictivos, cada una de ellas visualiza las
posibilidades del ingreso de manera distinta. Por un lado, se observa una interrupción
del ciclo delictivo, y, por otro, ciertas posibilidades de un eventual ingreso al mundo
delictual.
No obstante existir un rechazo de las mujeres a que sus hijos se involucren en
actos delictivos por las consecuencias que ello supone, ellas reconocen que su ausencia
podría facilitar la reproducción de esas conductas. Esto se debería al cambio rólico en
que las responsabilidades asumidas por la madre antes del ingreso al sistema penal son
asumidas por otros integrantes del núcleo familiar (padres, hermanos, suegras) para el
sustento y equilibrio de la unidad doméstica.
Las mujeres condenadas por hurto identifcan el signifcado del ciclo delictivo
como parte del sistema familiar. Una de ellas, por ejemplo, alude al concepto de
“cadena”, en que el compromiso con actividades ilícitas se repite gracias a la red
familiar. Sin embargo, no vislumbra un eventual involucramiento de sus hijos/as al
sistema delictual, poniendo énfasis en la subcultura del hampa, como un mundo en el
que sus hijos no se sienten parte.
Existe también una visión distinta planteada por una de las mujeres condenadas
por el mismo delito, quien advierte un eventual involucramiento al ciclo delictivo de
su hija adolescente. Si bien ella asegura que no anhela esta situación, al mismo tiempo
parece vivir la implicación con el delito como una naturalización, no considerándola
necesariamente como una situación negativa para el desarrollo de sus hijos.
Frente al tráfco de drogas, las internas no reconocen riesgos para un eventual
involucramiento en el ciclo delictivo de sus hijo/as adolescentes. Las mujeres aluden
al compromiso con actividades delictivas como una estrategia de sobrevivencia para
satisfacer las necesidades económicas del grupo familiar. Es por ello que aluden a la
conducta delictiva como una práctica fortuita que fue necesaria en cierto momento
de la vida familiar, y no como una conducta que se desea replicar dentro de la unidad
doméstica. No existen refuerzos conductuales, según ellas, para que sus hijos cometan
este tipo de ilícitos u otros.
A pesar de que las mujeres condenadas por homicidio señalan que el
involucramiento al ciclo delictivo de sus hijos/as adolescentes no se encuentra presente,
existen riesgos en los cuales se podrían ver implicados. La repetición de estas conductas
no se limita solamente al delito por el cual estas mujeres se encuentran condenadas,
sino más bien a todo tipo de conductas transgresoras que puedan llevar a sus hijos /as a
incurrir en ilícitos.
Importa destacar que, entre todas las entrevistadas, el principal anhelo de
interrumpir el ciclo delictivo se enfoca en primera instancia a impedir el ingreso al
Natalia lobos s., Paz MeNa t., NayéN Pavez P.
MADRES PRIVADAS DE LIBERTAD
27
sistema penal, debido a las consecuencias que trae consigo la privación de libertad y
de esta manera darle una alternativa favorable a los hijos/as, posibilitando la opción de
no incurrir en conductas transgresoras.
RIESGOYPROTECCIÓNDELOSHIJOS/ASADOLESCENTESFRENTEA
UN EVENTUAL INGRESO AL CICLO DELICTIVO.
• Percepcióndeloselementosprotectoresdeldelitoenhijos/as
En esta categoría es posible rescatar el signifcado que le otorgan las mujeres a
los factores protectores para la interrupción al ingreso del ciclo delictivo de sus hijos/as
adolescentes. Estos factores estarían determinados por la predominancia de elementos
que permiten el desarrollo integral de los hijos/as en un ambiente favorable.
Otro factor protector importante -de acuerdo al discurso de las mujeres en calidad
de condenadas por robo, hurto, trafco u homicidio-, hace referencia en forma explicita
al ingreso y/o permanencia de sus hijos/as en el sistema educacional, percibido como
contexto normativo y regularizador, que permite a los/as adolescentes forjar su futuro
y de esta manera posibilitar el ingreso al mundo laboral.
No es sólo la alternativa educacional la que detectan las internas en estudio al
momento de pensar en los hijos.
En efecto, una de mujeres que cumple condena por hurto y homicidio, por
ejemplo, visualiza como elemento de protección la incorporación de sus hijos/as en
actividades deportivas y recreativas, pues es un tiempo que, piensa ella, les puede
reportan benefcios.

Otro componente signifcativo que emerge del relato expuesto es la participación
de los hijos/as en instituciones religiosas, identifcando un Dios único, que reconocen
como salvador y protector en la vida de sus familias.
Se puede apreciar, como queda dicho, que las mujeres condenadas por hurto y
tráfco le reconocen importancia al contexto en que se desenvuelven sus hijos/as, ya
que puede infuir en la adopción de ciertos comportamientos riesgosos, producto de
la interacción con personas pertenecientes al mundo del hampa. Ellas mismas señalan
que un contexto favorable para el desarrollo integral de sus hijos/as debe ser un lugar
tranquilo y en lo posible libre de actividades delictivas, en especial del consumo y venta
de estupefacientes que podrían propiciar el ingreso de los hijos/as adolescentes al ciclo
delictivo. Distinta es la percepción de las mujeres condenadas por robo y homicidio,
quienes, en vez valorar el quehacer deportivo, recreacional o la preocupación religiosa
como factores protectores, enfatizan la actividad educativa.
Rev. Estudios Criminológicos y Penitenciarios Año IX - Junio 2009
28
Corresponde consignar igualmente que, al menos una mujer por tipo de delito,
destaca como un factor de protección importante la delegación de la crianza y cuidado
de sus hijos/as a un miembro de la red familiar, mientras cumplen condena.
Una de las mujeres condenadas por robo concibe como elemento protector
la permanencia de su hija adolescente en un centro perteneciente a la red Sename,
debido a los riesgos a que se expone en la calle; en este caso, la protección de la joven
fue delegada en primera instancia a la red familiar de la madre, mas al haber existido
condiciones que imposibilitaron su cuidado, se consideró a la mencionada institución
pública como alternativa de protección.
De cualquier modo, uno de los entes protectores que adquiere signifcativa
relevancia en todos los delitos, con excepción de una que cumple condena por tráfco
de drogas, es la visualización de las mismas condenadas, en su condición de madres,
como activo factor importante de protección ante eventuales conductas riesgosas que
sus hijos/as pudieran adoptar, indicando a través de sus relatos que la entrega de apoyo,
afecto y confanza de parte de ellas, constituyen elementos fundamentales para evitar
la repetición de posibles actividades delictivas.
• Percepcióndeloselementosriesgososdeldelitoenhijo/as
En cuanto a los factores de riesgo que percibe una de las entrevistadas condenada
por robo y otra por hurto destaca el reconocimiento del contexto como elemento
riesgoso para el desarrollo de sus hijos/as adolescentes, aunque en general reconocen
y se encuentran al tanto de que existen factores en el entorno en que se desenvuelven
y desarrollan sus hijos/as adolescentes que puedan incidir de manera negativa en el
comportamiento de los mismos. Los riesgos se traducen principalmente en características
negativas del contexto, como la ingesta excesiva de alcohol, el consumo y venta ilícita
de drogas, jóvenes y adultos que se encuentren en problemas con la ley, y que por
lo tanto, según las mujeres, pueden infuir negativamente en la vida de los hijos/as
adolescentes.
Una de las mujeres condenadas por hurto, por su parte, reconoce como principal
factor de riesgo el ambiente en que se desenvuelve su hija, producto de la relación
personal que mantiene con una adolescente cuya madre desarrolla actos ilícitos. Este
entorno estaría marcado por la presencia principalmente de la droga, por lo que es
considerado como un ambiente poco favorable y que difculta un adecuado desarrollo
y aprendizaje de conductas socialmente aceptadas.
En relación al delito de tráfco se registran dos visiones acerca de los elementos
riesgosos que las madres perciben en sus hijos adolescentes. Una de ellas indica que su
propia experiencia carcelaria, considerada como consecuencia negativa producto del
castigo recibido por el delito cometido, ha generado un tal aprendizaje en sus hijas que
Natalia lobos s., Paz MeNa t., NayéN Pavez P.
MADRES PRIVADAS DE LIBERTAD
29
no podría permitir la repetición y/o involucramiento de conductas ilícitas. La visión de
la otra interna revela como factores de riesgo el contexto y entorno que rodea a su hija
adolescente, determinado por la presencia de ilícitos como robo, y tráfco de drogas.
En concordancia con esta categoría, una de las mujeres condenada por homicidio
distingue la presencia de dos factores de riesgo en la vida de su hija adolescente: el
embarazo a temprana edad y la convivencia con su pareja, no sin que la progenitora
ignore ciertas conductas delictivas por parte de la pareja de su hija, que pueden propiciar
que ella incurra en ilícitos.
Cabe consignar, por último, que las mujeres de los cuatro delitos, excepto una
de tráfco, identifcan actividades delictuales desarrolladas en el entorno que rodea
y en que se desenvuelven sus hijos/as adolescentes, como los principales elementos
riesgosos, que pudieran permitir el involucramiento de ellas en ciclo delictivo y de esta
manera facilitar el ingreso al sistema penal.
CONCLUSIONES
A partir de la investigación realizada al interior del Centro Penitenciario
Femenino Santiago con el objetivo de describir la percepción de condenadas ante el
eventual involucramiento en ciclo delictivo de hijos /as adolescentes, es posible obtener
conclusiones reveladoras, aunque, primero, es necesario abordar ejes transversales
relevantes para un conocimiento y comprensión cabal de la realidad investigada.
En sociedades patriarcales, los géneros tienen características y roles claramente
estereotipados: es tarea de los hombres, fecundar, proveer el sustento familiar, ejercer
la autoridad, defender a la familia de terceros. A las mujeres, en cambio, se les asigna
dominantemente la maternidad, el cuidado del hogar, una atención preferente de los
hijos, velar por la salud de todos los integrantes de la familia, brindar afecto, ofrecer
permanentemente una disposición sicológica positiva en momentos de difcultades,
etc.. Aunque en países desarrollados se advierten diferencias, dadas también por la
incorporación masiva de la mujer el mercado de trabajo y todo lo que ello implica
como el logro de espacios de autonomía, en sociedades como la chilena, sin duda el rol
o responsabilidades asignadas a la mujer son de alta signifcación, desde el rol materno
y todo lo que desde ahí comprende.
Los conceptos que aluden a la maternidad se encuentran relativizados por lo
histórico y lo sociocultural, toda vez que existen construcciones simbólicas desarrolladas
a partir de una cierta división social del trabajo en que, como las ideas y los valores, el
carácter de la familia y los roles dentro de ella cambian con el transcurso del tiempo
(como que en otras épocas la mujer desarrollaba el trabajo principal para el sustento
familiar, mientras el hombre cuidaba en parte el hogar y, sin trabajar, se preparaba para
la guerra).
Rev. Estudios Criminológicos y Penitenciarios Año IX - Junio 2009
30
Las mujeres en la actualidad han incrementado, pues, su participación y
protagonismo en diversos aspectos de la vida social y frente a estos protagonismos,
podemos mencionar que dentro de la subcultura del hampa ella ha adquirido una mayor
relevancia. Si bien hasta hace unos años los actos delictivos eran asumidos como
un problema social en que los actores dominantes eran los hombres, la mujer se ha
incorporado hoy de manera activa al mundo delictual.
La diversidad del delito en relación al género se desarrolla en Chile
dominantemente en contextos urbanos e industriales, antes que en áreas propiamente
rurales. En esta situación infuyen factores como altos índices de pobreza y extrema
pobreza, falta oportunidades, desempleo, exclusión, lo que no necesariamente signifca
que el pobre, por serlo, tiene que delinquir.
Más bien la marginación, la extrema desigualdad en la distribución del ingreso
existente en el país, la diferencia abusiva entre ricos y pobres (como denuncia la Iglesia
Católica, por ejemplo), y una publicidad masiva y sostenida a través de los medios de
comunicación que incentiva la adquisición de bienes materiales como signifcante de
éxito que contribuye a una frustración rampante, son componentes que infuyen en
buscar salidas recurriendo a la comisión de ilícitos. La ingesta inadecuada de alcohol y
el consumo de sustancias, especialmente entre los jóvenes, parecen también constituir
vías de escape, causa y efecto de una vida social compleja, atravesada por cambios
sociales profundos no aún sufcientemente elaborados y asumidos colectivamente.
Todo lo anterior tiene lugar en una situación en que la sociedad chilena se
desarrolla en un esquema de libre mercado en que la lógica de la propiedad privada
subordina prácticamente a todo el resto del quehacer humano. Por lo mismo, el Estado,
reducido, parece instrumento sólo destinado a garantizar el orden existente y con
instrumentos disminuidos para implementar políticas públicas que apunten al bienestar
social general.
En ese contexto económico-social descrito muy sumariamente aquí es preciso
entender, por ejemplo, esa cierta paradoja existente entre la lógica del mercado que
destaca casi religiosamente el valor de los bienes materiales sobre cualquier otro y
la conducta existente en el mundo del hampa cuando algunos de sus protagonistas
perciben la comisión de ilícitos como forma especial de redistribución del ingreso
para lograr también bienes materiales, robando o hurtando a quienes identifcan como
ricos...
El ingreso al mundo delictual parece así lícito y se transforma por lo mismo en
aspiración tangible para lograr posicionamiento y aceptación social, donde al bien
material se le atribuyen elementos simbólicos positivos que propician reconocimiento
y de alguna manera gratifcan: -Tengo, y, por lo mismo, no he fracasado: soy un tipo
exitoso- es decir, expresión de la misma lógica dominante hoy en la sociedad capitalista
chilena.
Natalia lobos s., Paz MeNa t., NayéN Pavez P.
MADRES PRIVADAS DE LIBERTAD
31
El estudio revela que la conducta delictiva que conduce a la mujer madre al
sistema penitenciario provoca su primer impacto en la estructura familiar, y, por ende,
en el ejercicio de roles de la mujer, principalmente en su condición de progenitora.
Al interior de la institución carcelaria el desempeño materno presenta ciertas
características particulares no sólo por cuestiones materiales, sino por las limitaciones
específcas para el ejercicio del rol materno, de acuerdo a lo socialmente establecido: la
relación del subsistema parental se ve obstaculizada por la ausencia física de la madre
al interior del sistema familiar

Si bien antecedentes anteriores señalan que existe una interrupción del rol
materno durante el cumplimento de la pena, hemos constatado que el ejercicio de esa
responsabilidad se mantiene, a pesar de las limitaciones que pueden existir al interior del
sistema penal. No obstante los límites y normas establecidas por el sistema carcelario, es
posible observar que en ciertas mujeres tiene lugar la delegación de responsabilidades a
fguras signifcativas de la red familiar.
Desde la Unidad Penal, la condenada procura ejercer su rol materno exponiendo
de manera cuidada su manifestación de interés, de saber, de escuchar, de estar informada
del quehacer y preocupaciones de sus hijos/hijas, ofreciéndoles gestos de amor,
confanza, protección, afecto, apoyo. Su esfuerzo está direccionado, pues, a trasgredir
los límites de hierro de la privación de libertad con el fn de contribuir a mantener vivo
el vínculo con las hijas/hijos: la información de terceros, el contacto epistolar y la hora
de visita en el patio de la cárcel representan así momentos privilegiados en toda esta
relación compleja.
Todo lo anterior es parte del castigo y desarraigo que implica la prisión, como
han puesto de manifesto las internas participantes en este estudio, quienes al hallarse
privadas de libertad no sólo viven y perciben esta forma de sanción social de manera
diferente, sino también las consecuencias que ello implica y el grado de afectación
personal y familiar sean a la vez distintas.
Estas condenadas por los delitos aquí considerados signifcan su condición de
reclusas como una manera de pagar socialmente el daño provocado, producto del delito
cometido que las condujo al involucramiento al sistema penal.
No hay evidencia de que existen diferencias respecto a la signifcación de la
experiencia carcelaria, considerando la tipología delictual, en la medida de que atribuyen
signifcados similares en lo que implica la cotidianeidad en este tipo de instituciones
coercitivas.
No obstante la energía desplegada por proteger la relación con el grupo familiar
y muy señaladamente con los hijos/hijas adolescentes, la reclusión implica ciertamente
costos.
Rev. Estudios Criminológicos y Penitenciarios Año IX - Junio 2009
32
La privación de libertad –acredita este trabajo- representa un impacto grave en
el ámbito familiar, que en este tipo de internas genera un sentimiento de culpa por el
daño provocado a la unidad doméstica. Las mujeres proyectan la angustia derivada
del encarcelamiento en el subsistema parental, acrecentándose el dolor –compartido-
durante permanencia en el sistema carcelario.
La experiencia carcelaria signifca igualmente un maltrato a la integridad,
tanto física como moral, e incluso es visible que los vínculos interpersonales con las
compañeras de presidio adquieren a través del tiempo solamente un carácter funcional,
aunque, objetivamente, todas están hermanadas en parecidas angustias y necesidades.
Una cuestión de relevancia mayor en esta movilización de recursos simbólicos
y energías sicológicas es la apelación-subordinación a una autoridad metasocial. En
efecto, en la vida de estas mujeres condenadas (como en los reclusos en general) es
fundamental el componente religioso. Descubren o revalorizan la presencia de un dios
identifcado como agente protector, seno de refugio que, por el delito cometido (el
pecado), es sentido como fuente que sirve de auxilio para explicar el encarcelamiento
como penitencia (la salvación). Así, Dios aquí (y no sólo aquí) es eso: amparo y
compañía inestimable en el sufrimiento de la cárcel.
La negatividad que implica la permanencia en la Unidad Penal es, entonces,
encarada por las internas tratando de desarrollar estrategias que les permitan sobrevivir
y mantener un cierto equilibrio integral.
La información suministrada por las condenadas permite conocer que un número
considerable de mujeres reconoce la existencia del ciclo delictivo en su red familiar y
que lo caracterizan de manera negativa, ya que ello puede facilitar la incorporación de
sus hijos/hijas adolescentes a la actividad delictiva. Por su propia experiencia de haber
permanecido encarceladas, en modo alguno ellas desean que sus hijos se incorporen al
ciclo delictivo, para evitar precisamente su ingreso a la cárcel.
En lo que respecta a los factores riesgosos identifcado por las mujeres en la
vida de sus hijos/as adolescentes, se hace alusión específcamente al contexto en que
se desenvuelven los jóvenes, condicionado severamente por el consumo excesivo de
alcohol y de drogas en ambientes hostiles.
Los factores protectores que principalmente las mujeres identifcan son la
inserción y permanencia en el sistema educacional de sus hijos/as adolescentes,
considerándolo como una institución protectora y formadora para el desarrollo integral
de sus hijos/as.
En relación a la tipología delictual se puede señalar que las condenadas por
tráfco de drogas y el delito de homicidio no vislumbran un eventual involucramiento
Natalia lobos s., Paz MeNa t., NayéN Pavez P.
MADRES PRIVADAS DE LIBERTAD
33
de sus hijos/as adolescentes a actividades delictivas. Las mujeres encarceladas por
los delitos de hurto y robo, en cambio, perciben la posibilidad de que sus hijos/as
adolescentes ingresen al ciclo delictivo, considerando este fenómeno como un proceso
natural al interior del sistema familiar. Cabe señalar que ambas mujeres condenadas por
los delitos señalados anteriormente pertenecen a familias con historial criminológico.

Para concluir, pensamos que es posible pensar que otros trabajos podrán contribuir
también a elaborar colectivamente estrategias para este segmento de la población penal,
aunque el punto es que este estudio de madres privadas de libertad no ha hecho sino
poner de manifesto una contradicción precisa: el legítimo interés humano de vencer
el aislamiento, en este caso dirigido a trascender los límites de hierro de la cárcel para
conservar o ganar el vínculo con hijos-hijas adolescentes expuestos al acuciante riesgo
de la libertad…
BIBLIOGRAFIA
(1) Aedo, A. “La reproducción social de la cárcel”: unidad doméstica, ciclo penal y
cuestión social”, UNICRIM, Gendarmería de Chile. (2007)
(2) Azaola, E. “Las mujeres olvidadas. Un estudio sobre la situación actual de las
cárceles de mujeres de la Republica Mexicana” (2003)
(3) Cooper, D. “Criminología y delincuencia femenina en Chile”, Departamento de
Planifcación, Gendarmería de Chile 1995. Ediciones LOM, ( 2002)
(4) Foucault, M. ”Vigilar y Castigar; nacimiento de la prisión”, Editorial Siglo XXI,
Argentina. (1985)
(5) Gallegos, C. y Mettifogo, D. “Relación madre e hijo, situación de las mujeres
encarceladas”. Revista de Estudios Criminológicos y Penitenciarios Nº2
UNICRIM. Gendarmería de Chile (2001)
(6) Garcia, C. “Violencia contra las mujeres privadas de libertad en America Latina”.
Universidad de Panamá (2003).
(7) Charles G. Morris, “Psicología, un nuevo enfoque”, Editorial Prentice Hall, Quinta
edición, (1987)
(8) Kalinsky B. y Osvaldo, C. “Un estudio de caso: la maternidad encarcelada”.
CeReiD: Centro Regional de Estudios Interdisciplinarios Sobre el Delito Sede:
Junín de los Andes – Neuquén – Patagonia Argentina (2000)
Rev. Estudios Criminológicos y Penitenciarios Año IX - Junio 2009
34
(9) López, M. “Metodología de la Investigación. Dirección de Programas Especiales
y Asistencia Técnica”, Junio (2003).
(10) Ramirez, E. y Gonzalez, M. Cuerpo Académico Internacional e Inter institucional.
“Nuevas Formas de la penalidad en America Latina:: insumisos Latinoamericanos”
Articulo Electrónico: “Una voz en silencio: condición social de las mujeres en
prisión” (2004)
(11) Revista de Estudios Criminológicos y Penitenciarios, Ministerio de Justicia,
UNICRIM, Gendarmería de Chile.

SATISFACCIÓN EN LAS USUARIAS DE
LIBERTAD VIGILADA PARTICIPANTES
DEL MÓDULO DE COMUNICACIÓN
CON ENFOQUE DE GÉNERO
SATISFACCIÓN EN LAS USUARIAS DE LIBERTAD
VIGILADA PARTICIPANTES DEL MÓDULO DE
COMUNICACIÓN CON ENFOQUE DE GÉNERO
Ximena Verbal Ríos
Médico Psiquiatra, Departamento de Tratamiento en el Medio Libre
María Nelly Carreño Cañas
Asistente Social, Departamento de Tratamiento en el Medio Libre
Andrés Aedo Henríquez
Antropólogo Social, Unicrim
Gendarmería de Chile
RESUMEN
El presente artículo expone el nivel de satisfacción con la calidad del servicio recibido,
expresado por 142 mujeres en Libertad Vigilada del Adulto que participaron del Módulo
de Comunicación con Enfoque de Género entre Marzo de 2007 y Septiembre de 2008,
a lo largo de todo el país. Tal evaluación se obtuvo gracias a un estudio realizado a
fnes de 2008, de tipo exporatorio, descriptivo y transversal, en el que se aplicó una
Encuesta de Satisfacción de Usuarios a las penadas que accedieron a participar de él.
Los resultados indican que, en general, las usuarias evalúan positivamente el Módulo.
Las variables de calidad mejor evaluadas fueron el personal que realizó los talleres,
la modalidad de trabajo empleada y el material de apoyo utilizado. Las variables de
calidad evaluadas con puntajes inferiores fueron el estado de las instalaciones, algunos
de los contenidos trabajados en los talleres y los horarios en que éstos eran realizados.
Paralelamente, las encuestadas entregaron múltiples sugerencias para mejorar la calidad
del servicio y elevar el grado de satisfacción que las futuras benefciarias del Módulo
pudiesen experimentar. En cuanto al impacto en la calidad de vida de las usuarias,
si bien fue evaluado positivamente, se observó una puntuación bajo el promedio en
todos sus ítems. Se espera que las necesarias modifcaciones que de este estudio se
desprenden, mejoren los resultados de esta variable en el futuro.
37
Rev. Estudios Criminológicos y Penitenciarios Año IX - Junio 2009
38
1. INTRODUCCIÓN
La proporción de mujeres en el sistema penitenciario chileno había sido
históricamente marginal respecto del total de personas que le correspondía atender,
lo que sumado a otros factores (culturales principalmente) redundaba en que no se
consideraran las diferencias de género en la planifcación de sus programas de
intervención. Sin embargo, durante los últimos 8 años esta situación ha comenzado a
cambiar. En el caso del Subsistema Penitenciario Abierto - encargado del control de las
Medidas Alternativas a la Reclusión (en adelante, MAR)
1
- el crecimiento observado
en la población femenina durante el citado período ha sido superior al 170 % (de 2.092
penadas en el año 2000, a 6.545 en el año 2008
2
). Ello ha modifcado las condiciones de
trabajo para los operadores del sistema, exigiendo al Departamento de Tratamiento en
el Medio Libre (en adelante, DTML
3
) iniciar un proceso de revisión y reestructuración
de todos sus programas asistenciales, incorporando en ellos el enfoque de género
4
.
La organización de un proyecto de trabajo con población femenina se inició con
la identifcación de los ámbitos específcos sobre los que era prioritario intervenir. Entre
los años 2004 y 2007 se realizaron dos estudios con ese fn en la población condenada
a Libertad Vigilada

del Adulto
5
(en adelante, LVA). Entre los problemas más relevantes
que presentaban las mujeres del grupo estudiado, estaban losconfictosalinteriorde
su núcleo familiar (principalmente con la familia de origen). Y las circunstancias que
más frecuentemente se asociaban a estos confictos resultaron ser: (1) los problemas de
comunicación, (2) los problemas económicos, (3) el mal ejercicio de los roles familiares,
(4) el abuso de alcohol o drogas de otros individuos con los que la usuaria convive,
(5) el abandono o soledad y (6) la violencia intrafamiliar. Otros problemas frecuentes
eran la escolaridad incompleta, falta de capacitación laboral, trabajos informales y altas
tasas de cesantía.
En el marco del Programa de Mejoramiento de la Gestión, durante el año 2007
el DTML diseñó y desarrolló estrategias para posicionar la temática de equidad de
género en los niveles operativos. El objetivo era implementar en todos los Centros de
Reinserción Social del país (en adelante, CRS) un Programa con Enfoque de Género,
1
El subsistema penitenciario abierto es aquel que atiende a la población condenada que ha accedido a alguna Medida Alternativa a la Reclusión (Li-
bertad Vigilada, Reclusión Nocturna o Remisión Condicional de la Pena), por lo que cumple su condena en el medio libre. Su fnalidad es reducir la
aplicación de la pena privativa de libertad y permitir una intervención no institucionalizada de quienes han cometido un delito, ampliando el espectro de
servicios disponibles para resolver problemas y necesidades que difculten la integración social e involucrando al resto de la comunidad en el proceso.
2
Fuente: Subdepartamento de Estadística y Control Penitenciario, Gendarmería de Chile.
3
El Departamento de Tratamiento en el Medio Libre, dependiente de Gendarmería de Chile, es el responsable de supervi-
sar el cumplimiento de las Medidas Alternativas a la Reclusión (MAR), proponer políticas para perfeccionarlas, generar progra-
mas que mejoren la gestión y garantizar su ejecución. A nivel operativo, son los Centros de Reinserción Social (CRS) los encarga-
dos de administrarlas, quedando a cargo del control y asistencia de quienes las cumplen. Más información en www.gendarmeria.cl.
4
El enfoque de género es una metodología de trabajo que incorpora las diferencias existentes entre hombres y mujeres en el diseño e implementa-
ción de una política pública, entre otros aspectos, respecto de sus roles sociales, expectativas y circunstancias socioeconómicas. Fuente: Dirección
de Presupuestos (DIPRES) del Ministerio de Hacienda, División de Control de Gestión.
5
Verbal, X. “Caracterización de la Población Condenada a Libertad Vigilada del Adulto”. en Revista de Estudios Criminológicos y Penitenciarios
Nº 8, pp. 82 – 106. Santiago de Chile (Octubre de 2006); y Verbal, X. “Evolución de la población femenina en el subsistema penitenciario abierto
entre los años 2000 y 2007 y caracterización de las mujeres condenadas a Libertad Vigilada del Adulto”. En Revista de Estudios Criminológicos y
Penitenciarios Nº 12 pp.157-187. Santiago de Chile (Agosto de 2008).
XiMeNa verbal ríos, María N. Carreño Cañas, aNdrés aedo HeNríquez
SATISFACCION EN USUARIAS DE LIBERTAD VIGILADA PARTICIPANTES DEL MODULO DE COMUNICACIÓN CON ENFOQUE DE GENERO
39
consistente en acciones diferenciadas por medida para crear un sistema de control,
asistencia e intervención específcamente orientado a mejorar la calidad de vida de las
mujeres a su cargo, considerado los problemas y necesidades pesquisados en los estudios
citados, su realidad social, roles y expectativas. Como resultado, a los programas
asistenciales habitualmente desarrollados en el subsistema se incorporaron 3 programas
específcamente dirigidos a la población femenina con Medidas Alternativas y uno a los
profesionales encargados de su asistencia e intervención. Estos ejes orientadores fueron
los siguientes:
Implementación del 1. Módulo de Comunicación con Enfoque de Género:
adaptación realizada al Modelo de Intervención Diferenciada de la LVA,
orientada a entregar herramientas comunicacionales a las penadas, para
enfrentar mejor sus problemas familiares y sociales, incrementar su
autoestima, mejorar el desempeño de sus roles familiares y sociales y la
percepción que tienen de sí mismas para resolver sus propias necesidades.
Difusión y educación en los derechos de la mujer 2. : trabajo orientado a la
promoción de derechos en los ámbitos familiar y laboral, para prevenir el
mal trato, la discriminación, el abuso y la violencia física o psicológica.
Programas de capacitación laboral específcamente dirigidos a mujeres 3. : apuntan a
promover la autonomía y mejorar la situación económica de las mujeres benefciarias
del programa de reinserción laboral, a través de su participación en cursos de
nivelación de estudios, capacitación en empleos con mejores expectativas económicas
en el mercado laboral y apoyo a la inserción laboral dependiente o independiente.
Capacitación a los profesionales de los CRS en el tema de la violencia intrafamiliar 4.
y enfoque de género: en temas de prevención, pesquisa, intervención y uso de
recursos comunitarios para la atención de éste y otros problemas prevalentes en
la población de mujeres condenadas con Medidas Alternativas a la Reclusión.
Para el año 2008 se contempló continuar y ampliar la cobertura de los programas
mencionados y elaborar un estudio de satisfacción hacia el Módulo de Comunicación
con Enfoque de Género en las mujeres condenadas a Libertad Vigilada del Adulto que
hubiesen participado de él.
Los estudios de satisfacción en los benefciarios de un programa asistencial
constituyen una excelente vía para evaluar las políticas públicas, en particular aquellas
dirigidas a mejorar la calidad de vida de las personas. No hacerlo puede afectar
Rev. Estudios Criminológicos y Penitenciarios Año IX - Junio 2009
40
signifcativamente la capacidad de un servicio para adaptarse de manera efciente y
efcaz a las necesidades de la población que atiende y, de este modo, poder cumplir
con su misión institucional. En el caso particular del Módulo de Comunicación con
Enfoque de Género, el servicio ha optado por iniciar este proceso atendiendo la
evaluación que las propias usuarias de la LVA puedan tener sobre los talleres en los que
debieron participar. El presente trabajo expone los resultados de tal investigación. Con
estos elementos, durante el año 2009 se pretende desarrollar un proceso de refexión
y revisión junto a los operadores del sistema, a partir del cual se puedan generar
eventuales cambios en las orientaciones, metodologías y objetivos, entre otros, a fn
de perfeccionar el servicio ofrecido por el subsistema y, con ello, acercarle al objetivo
general propuesto para este programa, cual es mejorar la calidad de vida de las usuarias
en LVA.
II. MARCO TEÓRICO
1. MODELO DE INTERVENCIÓN DIFERENCIADA DE LA LVA
La Libertad Vigilada del Adulto (LVA) es una de las Medidas Alternativas a
la Reclusión en la que el condenado permanece en un régimen de libertad a prueba,
tendiente a un tratamiento intensivo e individualizado, bajo la vigilancia y orientación
permanente de un Delegado de Libertad Vigilada (en adelante, DLV) habilitado por el
Ministerio de Justicia. Este benefcio se puede otorgar a sujetos sin antecedentes penales
previos que han cometido un delito cuya pena restrictiva de libertad esté en el rango
de 2 a 5 años
6
. Su principal objetivo es disminuir los factores de riesgo de la conducta
delictiva e impedir la reincidencia mediante una intervención específca conocida como
Modelo de Intervención Diferenciada
7
(en adelante, MID) que opera de acuerdo al perfl
de necesidades del individuo y el tipo de delito que ha cometido. Basándose en este
Modelo, los DLV deben trabajar con los penados en forma integral, incorporando en
su repertorio conductas alternativas que posibiliten su inserción positiva a la sociedad.
Para ello, deben organizar el trabajo con cada usuario en tres etapas:
Etapa de Diagnóstico 1∫. : permite identifcar y jerarquizar problemas, necesidades y
potencialidades del penado en los ámbitos social, familiar, educacional, laboral,
criminológico y psicológico.
Diseño del Plan de Intervención 2∫. : el DLV debe procurar la adquisición de contratos
o acuerdos con el usuario en los que se especifquen un conjunto de metas a alcanzar
durante su permanencia en la medida que, por una parte, promuevan la solución de
sus confictos, el desarrollo de sus potencialidades y de su capacidad de autogestión
y, por otra, contribuyan a romper pautas cognitivo conductuales que perpetúen sus
problemas.
6
“Normas Técnicas de la Libertad Vigilada del Adulto”. 3ª Edición. Ed. del Ministerio de Justicia. Agosto 2003.
7
Mendoza, P. y Ramírez, M. “Modelo de Intervención Diferenciada para la Libertad Vigilada del Adulto”. Revista de Estudios Criminológicos y
Penitenciarios, Nº 3, pp. 9-28. Santiago de Chile (Noviembre de 2001).
1
o
2
o
XiMeNa verbal ríos, María N. Carreño Cañas, aNdrés aedo HeNríquez
SATISFACCION EN USUARIAS DE LIBERTAD VIGILADA PARTICIPANTES DEL MODULO DE COMUNICACIÓN CON ENFOQUE DE GENERO
41
Intervención 3∫. : el DLV debe entregar herramientas al penado que permitan resolver
efectivamente los problemas y necesidades pesquisados, insertarse positivamente
en la sociedad y evitar la reincidencia en conductas delictivas. Esto último se lleva
a cabo mediante el trabajo a dos niveles:
- Nivel individual: se desarrolla durante todo el período de condena y comprende
acciones en los ámbitos familiar, comunitario y psicológico. Se realiza por contacto
periódico directo con el penado, de acuerdo con las necesidades sentidas y/o
detectadas, en un lugar previamente acordado con éste para no interferir con las
actividades que realiza como parte de su proceso de reinserción social.
- Nivel grupal: se desarrolla preferentemente durante los tres primeros años luego
que el sujeto ingresa a la medida y se realiza en dos etapas, denominadas de apresto
y de intervención diferenciada por delito. Los Módulos de Apresto consisten en
entrenar para la adquisición de habilidades personales que le permitan progresar
en el programa de intervención general, interviniendo sobre su capacidad de
comunicación, autoestima, motivación por el cambio, y receptividad a la autoridad.
Los Módulos de Intervención Diferenciada por delito trabajan sobre la capacidad
de resolución de confictos, para desarrollar y mantener vínculos y para enjuiciar
la realidad (o juicio moral). En promedio, cada Módulo consta de 5 a 7 talleres,
aunque se acepta agruparlos para mejorar la adhesividad de los usuarios al programa
de trabajo.
Una vez egresados de los módulos, los DLV continúan reforzando a los penados
mediante tareas, acuerdos y compromisos terapéuticos, apoyo asistencial y refuerzo
positivo de sus logros y habilidades que fortalezcan la autogestión. Además, los
DLV involucran a la familia y a una amplia gama de organismos comunitarios en
la elaboración y ejecución de proyectos tendientes a desarrollar habilidades en los
penados y mejorar su calidad de vida. Aún cuando la ley indica que las personas
deben someterse a las condiciones impuestas por el Tribunal, existe consenso entre
los operadores de la LVA en que los programas de intervención deben ser defnidos de
común acuerdo con los penados, tomando en cuenta tanto los problemas detectados
por el Delegado en la fase de diagnóstico, como las necesidades y deseos expresadas
por el propio individuo. Así, los DLV actúan como agentes conciliadores, motivadores
del cambio y mediadores sociales, facilitando la identifcación y jerarquización de los
problemas o factores asociados a la conducta delictiva y el acceso a los servicios que
fueren necesarios para su resolución.
2. EL MÓDULO DE COMUNICACIÓN CON ENFOQUE DE GÉNERO
Teniendo como base los resultados obtenidos de los estudios más arriba citados
– de caracterización y diagnóstico en la población con LVA – durante parte del 2005
3
o
Rev. Estudios Criminológicos y Penitenciarios Año IX - Junio 2009
42
y 2006, se adaptó el Módulo de Comunicación del MID para su aplicación a grupos
conformados sólo por mujeres cumpliendo condena en la LVA. La implementación
de esta versión adaptada comenzó en Marzo de 2007 en todos los CRS del país. Su
población objetivo son todas las mujeres a las que se les pesquisaron defciencias en las
habilidades comunicacionales durante la fase de diagnóstico, para quienes la realización
de los talleres tiene carácter obligatorio. Sin embargo, penadas que no deban realizar el
Módulo, pero que deseen participar de él, también son recibidas.
El Módulo de Comunicación con Enfoque de Género fue diseñado tomando en
consideración las recomendaciones generales de la División de Control de Gestión –
dependiente de la Dirección de Presupuestos del Ministerio de Hacienda (DIPRES)
8

– y los problemas específcos que en este ámbito presentaba la población femenina en
LVA. Consta de siete talleres grupales a realizar en horarios defnidos entre las propias
usuarias y sus DLV, con el fn de no afectar el desarrollo de sus actividades familiares,
educacionales, laborales y/o terapéuticas habituales. Además, el número de sesiones
grupales puede disminuir (fusionando las actividades de dos o más sesiones en una
sola) o se puede sustituir por talleres individuales, dependiendo de las necesidades
de las usuarias y los DLV. Tal fexibilidad en la metodología permite a los operadores
del sistema crear las condiciones óptimas para el desarrollo del Módulo, aumentar
la adhesividad de las usuarias a las sesiones programadas y superar circunstancias
especiales que obstaculicen su realización.
El objetivo general del Módulo es potenciar las habilidades comunicacionales
de las penadas, a fn de que logren transmitir contenidos racionales y/o emocionales
asertivamente a los demás. Los objetivos específcos son los siguientes:
Lograr que las usuarias identifquen los diversos tipos de comunicación. (1)
Lograr que las usuarias identifquen los elementos básicos que componen la (2)
comunicación.
Lograr que las usuarias reconozcan y expresen sus sentimientos. (3)
Lograr que las usuarias tomen conciencia de sus difcultades para expresar (4)
sentimientos y emociones.
Desarrollar en las usuarias conocimientos y destrezas que faciliten la (5)
comunicación.
Desarrollar en las usuarias conocimientos y destrezas comunicacionales que les (6)
permitan enfrentar asertivamente diversas situaciones confictivas en el ámbito
interpersonal.
En las seis primeras sesiones se trabaja con las penadas en pos del cumplimiento
de cada uno de estos objetivos. En la 7ª sesión se evalúa el desarrollo completo de los
talleres y la medida en que las usuarias perciben que se han cumplido los objetivos
propuestos. Para desarrollarlas, los DLV pueden apoyarse en el video musical “Papa
8
Fuente: DIPRES, “Análisis de Género en la Formulación de Programas”. Texto disponible en http://www.dipres.cl/572/articles-37369_doc_pdf2.
pdf.
XiMeNa verbal ríos, María N. Carreño Cañas, aNdrés aedo HeNríquez
SATISFACCION EN USUARIAS DE LIBERTAD VIGILADA PARTICIPANTES DEL MODULO DE COMUNICACIÓN CON ENFOQUE DE GENERO
43
don’t preach”
9
, el Naipe de la Comunicación
10
y 6 fchas de trabajo, de las cuales la
última recoge la evaluación general que las usuarias hacen del Módulo.
3. LAS ENCUESTAS DE SATISFACCIÓN DE USUARIOS COMO MÉTODO
PARA EVALUAR SERVICIOS PÚBLICOS
Las reparticiones públicas pueden ser consideradas genéricamente como
organizaciones productivas, cuyo output es un producto intangible habitualmente
denominado “servicio”. A diferencia de los bienes tangibles – que poseen características
que se pueden medir y cuantifcar con precisión, o que los consumidores pueden devolver
en caso de disconformidad – los servicios intangibles ofrecen considerables difcultades
para medir y cuantifcar su calidad. En primer lugar, de las dimensiones que interesa
evaluar, muy pocas se pueden establecer objetivamente (como los horarios de atención
e infraestructura del lugar en que se presta el servicio), mientras que la mayoría de sus
características básicas sólo son evaluables en función de la satisfacción subjetiva que
producen en los usuarios. En segundo lugar, las múltiples dimensiones que involucra
la prestación de un servicio poseen diferentes pesos específcos o jerarquías para el
usuario que las evalúa. Así, por ejemplo, el profesionalismo y el trato entregado por los
funcionarios suelen ser considerados aspectos más importantes en la evaluación de los
usuarios, que la calidad de los materiales de apoyo utilizados durante la prestación.
La mayoría de los Servicios Públicos cuenta con ciertos instrumentos –
generalmente disponibles en las dependencias donde se atiende al público - para que
los usuarios manifesten sus percepciones sobre la calidad del servicio entregado;
algunos ejemplos son los libros de reclamos, encuestas autoaplicadas con buzones
dispuestos en lugares visibles y las Ofcinas de Informaciones, Reclamos y Sugerencias
(OIRS). Todos ellos son espacios de comunicación que retroalimentan la gestión de las
reparticiones públicas, al activar ciertas señales de alarma relacionadas con la calidad
de las prestaciones. Y aunque son parte integrante del conocimiento de la calidad,
no son sufcientes para obtener una evaluación global del servicio, pues no permiten
conocer las situaciones que no activan dichas señales, ni contrastar ciertas creencias
generalizadas entre los funcionarios con la opinión real del público, ni permiten mejorar
la calidad de aquellas dimensiones que suelen pasar desapercibidas por los usuarios
cuando son consideradas menos relevantes.
Por consiguiente, evaluar la calidad de un servicio implica medir del modo más
riguroso posible (1) la satisfacción de los usuarios con cada una de las dimensiones
involucradas en la prestación (sean éstas objetivas o subjetivas) y (2) la satisfacción
con respecto al servicio propiamente tal, tanto a nivel general como diferenciada
según ponderación o peso específco que los usuarios asignan a cada dimensión
9
Papa don’t preach es el segundo sencillo del álbum True Blue de la cantante pop estadounidense Madonna, publicado el 11 de junio de 1986.
Cuenta la historia de una joven que le pide a su padre que no la sermonee por haber quedado embarazada En los talleres se solicita a las penadas
identifcar el mensaje de la canción, no por su contenido verbal (en inglés), sino interpretando sus expresiones corporales.
10
Material didáctico distribuido por el Centro de Investigación y Desarrollo de la Educación (CIDE), Erasmo Escala Nº 1825, Santiago de Chile.
Teléfono 698 71 53. (1994).
Rev. Estudios Criminológicos y Penitenciarios Año IX - Junio 2009
44
involucrada en la prestación. Para lograrlo, existen ciertas técnicas de investigación
social especialmente apropiadas a tal efecto, conocidas como Encuestas de Satisfacción
de Usuarios o ESU.
Las ESU son un tipo especial de encuesta que solicita información al cliente o
usuario sobre dos ámbitos diferentes:
Por una parte, cuestionan al cliente sobre una serie de elementos involucrados en el -
servicio propiamente tal (o dimensiones de la calidad), con el objeto de medir su
satisfacción con los mismos y, posteriormente, poder llevar a cabo mejoras en los
que han recibido una valoración más baja (o debilidades del servicio) y refuerzos
en los que han recibido una valoración más alta (o fortalezas del servicio). A estas
opiniones se las conoce como variables valorativas.
Paralelamente, las ESU recogen información sobre ciertos rasgos generales de -
los usuarios, que pudieran condicionar sus valoraciones acerca de las diversas
dimensiones de la calidad que se pretende evaluar. El perfl o perfles obtenidos
de los clientes determinan los que se conoce como variables discriminantes (o
variables independientes).
Al cruzar ambos tipos de variables en el análisis estadístico, se puede determinar
si las fortalezas y debilidades de un servicio son de carácter general o si, por el contrario,
dependen en mayor o menor grado de ciertos rasgos subjetivos de los usuarios.
Para resolver el problema de la ponderación o asignación de pesos específcos
a los distintos aspectos del servicio – con el objeto de ajustarse mejor a la diferente
importancia o valor que los usuarios dan a los mismos cuando lo califcan globalmente
– existen diversos enfoques o procedimientos. Los más usados son los siguientes:
Ponderación por convenio - : consiste en asignar pesos a los indicadores de
los distintos aspectos tenidos en cuenta en la valoración del servicio, en base a
la importancia que la Institución les concede – o la que supone que los clientes
le conceden –. Se trata de un procedimiento relativamente arbitrario, aunque no
caprichoso, orientado por la información disponible sobre las valoraciones que los
clientes hacen de las dimensiones involucradas en la prestación del servicio. Si no
se cuenta con información confable al respecto, este procedimiento corre el riesgo
de refejar parcialmente la realidad, ya que se prima a unas categorías por encima
de otras en una medida que tal vez no se corresponda con la que le dan los usuarios
del servicio en realidad.
Ponderación en función de la importancia atribuida por el usuario a cada aspecto -
del servicio: consiste en solicitar al usuario, en el mismo cuestionario del ESU, que
otorgue una califcación a cada atributo de la calidad en función de la importancia que
XiMeNa verbal ríos, María N. Carreño Cañas, aNdrés aedo HeNríquez
SATISFACCION EN USUARIAS DE LIBERTAD VIGILADA PARTICIPANTES DEL MODULO DE COMUNICACIÓN CON ENFOQUE DE GENERO
45
tiene para él. Este procedimiento ofrece diversas difcultades a los investigadores,
especialmente si la ESU es autoaplicada, de las que se destacan las siguientes:

confunde sobre el sentido de las preguntas, generando rechazo a continuar a)
participando en el estudio y/o aumentando el riesgo de respuestas erróneas o
falseadas, y
requiere de una compleja y laboriosa técnica de cálculo que se debe aplicar b) a cada
individuo al que se le administra el cuestionario, antes de proceder al cálculo del
valor asignado al indicador, con lo que el tiempo destinado al análisis de los datos
se puede prolongar indefnidamente, dependiendo del tamaño de la muestra.
Ponderación asignada por una muestra de usuarios independiente - : Para superar
los problemas inherentes a los procedimientos anteriores, habría que obtener la
información para el análisis desde dos muestras independientes de usuarios: una
muestra que entregue información sobre el peso relativo de cada variable involucrada
en el servicio y otra a la que se le aplique la ESU. Las difcultades asociadas a este
procedimiento son:
duplica el tiempo requerido para la investigación y aumenta sus costos; a)
puede presentar cierta incertidumbre respecto de la equivalencia valorativa de b)
ambas muestras.
En suma, sin considerar sus ventajas, todas las estrategias de ponderación de las
dimensiones involucradas en la prestación presentan riesgos y difcultades en similar
medida. En la práctica, sin embargo, las estrategias de ponderación por convenio
han demostrado ser las más útiles, siempre y cuando se disponga de información
previa obtenida desde fuentes primarias, adecuadamente documentada y sistematizada.
Paralelamente, debe considerarse que estudios de este tipo realizados en múltiples
áreas geográfcas y sobre la satisfacción de usuarios de diversos servicios, suelen
informar que la variable con mayor peso específco en la valoración de la prestación es
el trato otorgado por los operadores, seguido por los contenidos o calidad técnica de la
prestación y, fnalmente, por las instalaciones u otros aspectos materiales involucrados
en la prestación.
III. OBJETIVOS DEL ESTUDIO
OBJETIVO GENERAL
Conocer la evaluación que hacen las mujeres en Libertad Vigilada del Adulto sobre el
Módulo de Comunicación con Enfoque de Género, para identifcar sus debilidades y
fortalezas, y a partir de las cuales se puedan realizar futuras mejoras en la calidad del
servicio entregado.
Rev. Estudios Criminológicos y Penitenciarios Año IX - Junio 2009
46
OBJETIVOS ESPECÍFICOS
Describir la percepción de las usuarias que han participado del Módulo de (1)
Comunicación con Enfoque de Género de la LVA, acerca de sus horarios de
atención, trato del personal, condiciones de infraestructura, contenidos de los
talleres, modalidad de trabajo y materiales usados en su realización.
Describir la percepción de las usuarias que han participado del Módulo de (2)
Comunicación con Enfoque de Género de la LVA, acerca de los efectos que éste ha
tenido en su calidad de vida.
Identifcar los cambios que, en opinión de las usuarias, sería necesario realizar (3)
para mejorar el servicio.
Identifcar las debilidades y fortalezas del Módulo de Comunicación con Enfoque (4)
de Género, en base a percepciones y opiniones de las usuarias que han participado
en él.
IV. TIPO DE ESTUDIO
Estudio de corte transversal, de tipo exploratorio y descriptivo. Se utilizó una
metodología cualitativa y fuentes primarias. El universo del estudio son el total de
mujeres condenadas en LVA que participaron del Módulo de Comunicación con
Enfoque de Género entre Marzo de 2007 y Septiembre de 2008, a lo largo de todo el
país. La participación en el estudio fue voluntaria (ver TABLA 1) y quienes accedieron
a completar las encuestas debieron manifestar su intención frmando previamente una
Carta de Consentimiento Informado (ver ANEXO 1)
11
.
TABLA 1: USUARIAS QUE ACCEDIERON A RESPONDER LA ENCUESTA
Nº DE USUARIAS QUE REALIZÓ EL
MÓDULO DE COMUNICACIÓN
USUARIAS QUE ACCEDIERON
ARESPONDER LA ENCUESTA
AÑO 2007 AÑO 2008 TOTAL Nº % del total
TOTAL 169 42 211 142 67,3
Las razones por las que 69 usuarias no respondieron encuestas son: (1) no accedieron a participar
del estudio; (2) accedieron a participar del estudio, pero luego entregaron la encuesta en blanco; (3)
no concurrieron al control programado con su Delegado, por lo que no se les pudo proponer participar
en el estudio; y (4) habían egresado de la Libertad Vigilada al momento que se realizó el estudio.
La técnica seleccionada para la recolección de la información ha sido una
encuesta estructurada (ver ANEXO 2) que consta de tres partes:
En la primera parte se recoge información sobre algunas (1) variables discriminantes
o características sociodemográfcas de las encuestadas: edad, situación de pareja,
número de hijos, nivel educacional, estudios superiores, profesión u ofcio,
actividad(es) actual(es), CRS donde se controla y tiempo que lleva cumpliendo
condena en la LVA.
11
Estas cartas se encuentran disponibles en el Departamento de Tratamiento en el Medio Libre (Rosas Nº 12 16, Santiago – 2º piso). Debido a que
contienen información que identifca a las usuarias, no pueden ser expuestas públicamente.


10
10
III. OB1ETIVOS DEL ESTUDIO

OBJETIVO GENERAL
Conocer la evaluacion que hacen las muieres en Libertad Jigilada del Adulto sobre
el Modulo de Comunicacion con Enfoque de Genero. para identificar sus debilidades
v fortalezas. v a partir de las cuales se puedan realizar futuras meioras en la calidad
del servicio entregado.

OBJETIVOS ESPECIFICOS
 Describir la percepcion de las usuarias que han participado del Modulo de
Comunicacion con Enfoque de Genero de la LJA. acerca de sus horarios de atencion.
trato del personal. condiciones de infraestructura. contenidos de los talleres. modalidad
de trabaio v materiales usados en su realizacion.
 Describir la percepcion de las usuarias que han participado del Modulo de
Comunicacion con Enfoque de Genero de la LJA. acerca de los efectos que este ha
tenido en su calidad de vida.
 Identificar los cambios que. en opinion de las usuarias. seria necesario realizar para
meiorar el servicio.
 Identificar las debilidades v fortalezas del Modulo de Comunicacion con Enfoque de
Genero. en base a percepciones v opiniones de las usuarias que han participado en el.

IV. TIPO DE ESTUDIO

Estudio de corte transversal. de tipo exploratorio y descriptivo. Se utilizo una
metodologia cualitativa y Iuentes primarias. El universo del estudio son el total de
muieres condenadas en LVA que participaron del Modulo de Comunicacion con
EnIoque de Genero entre Marzo de 2007 y Septiembre de 2008. a lo largo de todo el
pais. La participacion en el estudio Iue voluntaria (ver TABLA 1) y quienes
accedieron a completar las encuestas debieron maniIestar su intencion Iirmando
previamente una Carta de Consentimiento InIormado (ver ANEXO 1)
11
.

TAßLA 1: USUARIAS OUI ACCIDIIRON A RISIONDIR LA INCUISTA


Nº DE U5UARIA5 QUE REALIZO EL
MODULO DE COMUNICACION
U5UARIA5 QUE ACCEDIERON
ARE5PONDER LA ENCUE5TA
ANO 2007 ANO 2008 TOTAL Nº % deI totuI
TOTAL 169 42 211 142 67.3
Las razones por las que 69 usuarias no respondieron encuestas son: (1) no accedieron a participar del estudio;
(2) accedieron a participar del estudio. pero luego entregaron la encuesta en blanco; (3) no concurrieron al
control programado con su Delegado. por lo que no se les pudo proponer participar en el estudio; y (4) habian
egresado de la Libertad Vigilada al momento que se realizo el estudio.

11
Estas cartas se encuentran disponibles en el Departamento de Tratamiento en el Medio Libre (Rosas Nº 12 16.
Santiago 2º piso). Debido a que contienen inIormacion que identiIica a las usuarias. no pueden ser expuestas
publicamente.
TOTAL
N
o
USUARIAS QUE REALIZO EL
MÓDULO DE COMUNICACIÓN
USUARIAS QUE ACCEDIERON
A RESPONDER LA ENCUESTA
AÑO 2007
169
AÑO 2008
42
TOTAL
211
N
o
142
% del total
67,3
TABLA 1: USUARIAS QUE ACCEDIERON A RESPONDER LA ENCUESTA
XiMeNa verbal ríos, María N. Carreño Cañas, aNdrés aedo HeNríquez
SATISFACCION EN USUARIAS DE LIBERTAD VIGILADA PARTICIPANTES DEL MODULO DE COMUNICACIÓN CON ENFOQUE DE GENERO
47
En la segunda parte se recogen las percepciones de las usuarias sobre algunas (2)
de las variables involucradas en las prestaciones que interesa evaluar (variables
valorativas): calidad de las instalaciones en las que se realizaron los talleres,
calidad de la atención entregada por los operadores del servicio, conveniencia de
los horarios en que se reunían, impresiones sobre los contenidos abordados en
los talleres, impresiones sobre la modalidad de trabajo (sesiones individuales y/o
grupales) e impresiones sobre los materiales de apoyo empleados.
En esta parte se solicitó, además, las percepciones de las usuarias sobre el impacto
que tuvieron los talleres en sus habilidades comunicacionales y, consecuentemente,
en sus relaciones interpersonales. Tal variable debía contemplarse debido a que
se trata de un servicio otorgado en contexto obligado; esto quiere decir que
no ha sido solicitado voluntariamente, sino que forma parte del programa de
intervención universal para las mujeres a las que se les han detectado défcits en
el ámbito comunicacional, que cumplen condena en la LVA. En estas condiciones,
no se puede esperar que exista una expectativa previa sobre el proceso que van
a experimentar, con la cual comparar la satisfacción o insatisfacción una vez
terminados los talleres.
Así como la evaluación de la calidad del servicio requiere desglosarlo en las
variables que le componen, la evaluación de las variables en sí también requiere
desglosarlas en cada uno de sus componentes, a los que se denominará ítems. Los
ítems de cada variable fueron construidos sobre Escalas Likert, y a las percepciones
de las usuarias se les asignaron valores numéricos que iban de 1 (correspondientes
a las valoraciones “muy en desacuerdo”, “nunca” y “mucho peor que antes” en
las diferentes escalas) a 5 (correspondientes a las valoraciones “muy de acuerdo”,
“siempre” y “mucho mejor que antes” en las diferentes escalas). La validez del
instrumento se establece probando que las preguntas están orientadas según las
dimensiones propuestas, no existiendo más de una metavariable dentro del sistema
de preguntas. Como se trata de un estudio que funcionará con variables de tipo
ordinal, se probó la consistencia de la escala por medio de análisis factoriales.
Se procedió al cálculo del coefciente de alpha de Cronbach, cuyos resultados
muestran que sólo la dimensión HORARIO tuvo la necesidad de extraer un ítem,
porque no lograba aportarle consistencia. El resto de los ítems estaban dentro de lo
que se considera aceptable, es decir, sobre 0,7.
VARIABLE DE CALIDAD NÚMERO DE ÍTEMS ALPHA DE CRONBACH
CALIDAD DE LAS INSTALACIONES 3 0,887
EXPERIENCIA CON EL PERSONAL 8 0,847
HORARIOS DE LOS TALLERES 2 0,789
CONTENIDOS DE LOS TALLERES 5 0,910
MATERIALES DE APOYO USADOS 4 0,867
IMPACTO DEL MÓDULO EN SUS VIDAS 10 0,917
En la tercera parte se recogen las críticas, opiniones y sugerencias que las (3)


12
12
medio de analisis Iactoriales. Se procedio al calculo del coeIiciente de alpha de
Cronbach. cuyos resultados muestran que solo la dimension HORARIO tuvo la
necesidad de extraer un item. porque no lograba aportarle consistencia. El resto
de los items estaban dentro de lo que se considera aceptable. es decir. sobre 0.7.

VARIABLE DE CALIDAD NUMERO DE ÍTEM5 ALPHA DE CRONBACH
CALIDAD DI LAS INSTALACIONIS 3 0,887
IXIIRIINCIA CON IL IIRSONAL 8 0,847
HORARIOS DI LOS TALLIRIS 2 0,789
CONTINIDOS DI LOS TALLIRIS 5 0,910
MATIRIALIS DI AIOYO USADOS 4 0,867
IMIACTO DIL MÓDULO IN SUS VIDAS 10 0,917

(3) En la tercera parte se recogen las criticas. opiniones y sugerencias que las
usuarias pudieran tener sobre los talleres realizados y los cambios que consideran
pertinentes para meiorar la calidad del servicio y el grado de satisIaccion de sus
Iuturas beneIiciarias.

Toda la inIormacion obtenida Iue almacenada en una base de datos y procesada
usando el programa SPSS. Paralelamente. las encuestas Iueron numeradas de acuerdo
a su ubicacion en la base de datos. para reseñar las opiniones y sugerencias que se
recibieron de parte de las usuarias que participaron del estudio.

Por ultimo. para asignar el peso especiIico a cada variable. se opto por el
procedimiento de ponderación por convenio. usando como Iuentes primarias las
evaluaciones que las propias usuarias hicieron del Modulo una vez que lo culminaron
(esto es. las Fichas de Trabaio Nº 6)
12
y las queias. opiniones y sugerencias
solicitadas en la tercera parte de la encuesta.

V. PRESENTACIÓN DE LOS RESULTADOS

a. VARIABLES SOCIODEMOGRÁFICAS

(1) Rango etáreo

 La distribucion por rango etareo muestra un discreto predominio del rango intermedio de
edades entre 31 y 45 años (ver TABLA 2 Y GRAFICO 1).
 La edad promedio del grupo es de 36 años con 9 meses. y la media es de 34 años.


12
Muestra de 35 Fichas de Trabaio Nº 6. seleccionada aleatoriamente desde todos los CRS del pais. con la
evaluacion que las usuarias realizaron del Modulo durante la ultima sesion a la que asistieron. Estas Iichas se
encuentran disponibles en el Departamento de Tratamiento en el Medio Libre (Rosas Nº 12 16. Santiago 2º
piso). Debido a que contienen inIormacion que identiIica a las usuarias. no pueden ser expuestas publicamente.
VARIABLE DE CALIDAD
CALIDAD DE LAS INSTALACIONES
EXPERIENCIA CON EL PERSONAL
HORARIOS DE LOS TALLERES
CONTENIDOS DE LOS TALLERES
MATERIALES DE APOYO USADOS
IMPACTO DEL MÓDULO EN SUS VIDAS
NÚMERO DE ÍTEMS
3
8
2
5
4
10
ALPHA DE CRONBACH
0,887
0,847
0,789
0,910
0,867
0,917
Rev. Estudios Criminológicos y Penitenciarios Año IX - Junio 2009
48
usuarias pudieran tener sobre los talleres realizados y los cambios que consideran
pertinentes para mejorar la calidad del servicio y el grado de satisfacción de sus
futuras benefciarias.
Toda la información obtenida fue almacenada en una base de datos y procesada
usando el programa SPSS. Paralelamente, las encuestas fueron numeradas de acuerdo
a su ubicación en la base de datos, para reseñar las opiniones y sugerencias que se
recibieron de parte de las usuarias que participaron del estudio.
Por último, para asignar el peso específco a cada variable, se optó por el
procedimiento de ponderación por convenio, usando como fuentes primarias las
evaluaciones que las propias usuarias hicieron del Módulo una vez que lo culminaron
(esto es, las Fichas de Trabajo Nº 6)
12
y las quejas, opiniones y sugerencias solicitadas
en la tercera parte de la encuesta.
V. PRESENTACIÓN DE LOS RESULTADOS
VARIABLES SOCIODEMOGRÁFICAS a.
Rango etáreo (1)
La distribución por rango etáreo muestra un discreto predominio del rango -
intermedio de edades entre 31 y 45 años (ver TABLA 2 Y GRÁFICO 1).
La edad promedio del grupo es de 36 años con 9 meses, y la media es de 34 años. -
TABLA 2: DISTRIBUCIÓN SEGÚN RANGO ETÁREO
RANGO ETÁREO N % % ACUMULADO
18 A 25 AÑOS 33 23,2 23,2
26 A 30 AÑOS 19 13,4 36,6
31 A 35 AÑOS 27 19 55,6
36 A 40 AÑOS 17 12 67,6
41 A 45 AÑOS 15 10,6 78,2
46 A 50 AÑOS 11 7,7 85,9
51 Y MÁS AÑOS 18 12,7 98,6
NO RESPONDE 2 1,4 100
TOTAL 142 100 100
GRÁFICO 1: DISTRIBUCIÓN
SEGÚN RANGO ETÁREO
3 7 %
42 %
2 1 %
1 8 a 30 años
31 a 45 años
46 y más años
12
Muestra de 35 Fichas de Trabajo Nº 6, seleccionada aleatoriamente desde todos los CRS del país, con la evaluación que las usuarias realizaron del Módulo durante
la última sesión a la que asistieron. Estas fchas se encuentran disponibles en el Departamento de Tratamiento en el Medio Libre (Rosas Nº 12 16, Santiago – 2º piso).
Debido a que contienen información que identifca a las usuarias, no pueden ser expuestas públicamente.
GRÁ FICO 1 : DIST RIBUCIÓN
SEGÚN RA NGO ET Á REO
3 7 %
4 2 %
2 1 %
1 8 a 30 años
31 a 45 años
46 y más años


13
13
TAßLA 2: DISTRIßUCIÓN SIGUN RANGO ITARIO
RANGO ETAREO N % % ACUMULADO
18 A 25 ANOS 33 23,2 23,2
26 A 30 ANOS 19 13,4 36,6
31 A 35 ANOS 27 19 55,6
36 A 40 ANOS 17 12 67,6
41 A 45 ANOS 15 10,6 78,2
46 A 50 ANOS 11 7,7 85,9
51 Y MAS ANOS 18 12,7 98,6
NO RISIONDI 2 1,4 100
TOTAL 142 100 100

GRÁIICO 1: ÐISTRIBLCIÓN
SIGLN RANGO ITÁRIO
¤;%
qz%
z1%
18 u ¤o uños
¤1 u q= uños
q6 v mus uños



(2) Situación de pareja

- La mayor proporcion (45°) tiene una relacion de pareia estable (casada o conviviendo);
les siguen las muieres solteras (41°).
- Las muieres que han terminado su matrimonio (por separacion. divorcio o viudez)
representan el grupo mas pequeño (14° del total) (ver TABLA 3 y GRAFICO 2)

TAßLA 3: DISTRIßUCIÓN SIGUN SITUACIÓN DI IARIIA
5ITUACION DE
PAREJA
N % % ACUMULADO
SOLTIRA 57 40,1 40,1
CASADA 32 22,5 62,6
CONVIVIINDO 31 21,8 84,4
SIIARADA 15 10,6 95
DIVORCIADA 2 1,4 96,4
VIUDA 2 1,4 97,8
NO RISIONDI 3 2,1 100
TOTAL 142 100 100



13
13
TAßLA 2: DISTRIßUCIÓN SIGUN RANGO ITARIO
RANGO ETAREO N % % ACUMULADO
18 A 25 ANOS 33 23,2 23,2
26 A 30 ANOS 19 13,4 36,6
31 A 35 ANOS 27 19 55,6
36 A 40 ANOS 17 12 67,6
41 A 45 ANOS 15 10,6 78,2
46 A 50 ANOS 11 7,7 85,9
51 Y MAS ANOS 18 12,7 98,6
NO RISIONDI 2 1,4 100
TOTAL 142 100 100

GRÁIICO 1: ÐISTRIBLCIÓN
SIGLN RANGO ITÁRIO
¤;%
qz%
z1%
18 u ¤o uños
¤1 u q= uños
q6 v mus uños



(2) Situación de pareja

- La mayor proporcion (45°) tiene una relacion de pareia estable (casada o conviviendo);
les siguen las muieres solteras (41°).
- Las muieres que han terminado su matrimonio (por separacion. divorcio o viudez)
representan el grupo mas pequeño (14° del total) (ver TABLA 3 y GRAFICO 2)

TAßLA 3: DISTRIßUCIÓN SIGUN SITUACIÓN DI IARIIA
5ITUACION DE
PAREJA
N % % ACUMULADO
SOLTIRA 57 40,1 40,1
CASADA 32 22,5 62,6
CONVIVIINDO 31 21,8 84,4
SIIARADA 15 10,6 95
DIVORCIADA 2 1,4 96,4
VIUDA 2 1,4 97,8
NO RISIONDI 3 2,1 100
TOTAL 142 100 100

RANGO ÉTAREO
18 A 25 AÑOS
26 A 30 AÑOS
31 A 35 AÑOS
36 A 40 AÑOS
41 A 45 AÑOS
46 A 50 AÑOS
51 Y MÁS AÑOS
NO RESPONDE
TOTAL
N
33
19
27
17
15
11
18
2
142
%
23,2
13,4
19
12
10,6
7,7
12,7
1,4
100
% ACUMULADO
23,2
36,6
55,6
67,6
78,2
85,9
98,6
100
100
TABLA 2: DISTRIBUCIÓN SEGÚN RANGO ETÁREO
GRÁFICO 1: DISTRIBUCIÓN
SEGÚN RANGO ETÁREO
18 a 30 años
31 a 45 años
46 y más años
42%
37%
21%
XiMeNa verbal ríos, María N. Carreño Cañas, aNdrés aedo HeNríquez
SATISFACCION EN USUARIAS DE LIBERTAD VIGILADA PARTICIPANTES DEL MODULO DE COMUNICACIÓN CON ENFOQUE DE GENERO
49
Situación de pareja (2)
La mayor proporción (45%) tiene una relación de pareja estable (casada o -
conviviendo); les siguen las mujeres solteras (41%).
Las mujeres que han terminado su matrimonio (por separación, divorcio o viudez) -
representan el grupo más pequeño (14% del total) (ver TABLA 3 y GRÁFICO 2)
TABLA 3: DISTRIBUCIÓN SEGÚN SITUACIÓN DE PAREJA
SITUACIÓN DE
PAREJA
N % % ACUMULADO
SOLTERA 57 40,1 40,1
CASADA 32 22,5 62,6
CONVIVIENDO 31 21,8 84,4
SEPARADA 15 10,6 95
DIVORCIADA 2 1,4 96,4
VIUDA 2 1,4 97,8
NO RESPONDE 3 2,1 100
TOTAL 142 100 100
GRÁFICO 2: DISTRIBUCIÓN
SEGÚN SITUACIÓN DE PAREJA
41%
45%
14%
SOLTERA
CASADA O CONVIVIENDO
SEPARADA, DIVORCIADA O VIUDA
Hijos (3)
La mayor parte de las mujeres encuestadas tiene hijos (84%). De éstas últimas, casi -
dos terceras partes tiene entre 1 y 2 hijos y algo menos de la mitad tiene una relación
de pareja estable (casada o conviviendo). (ver TABLAS 4, 5 y 6, y GRÁFICO 3).
TABLA 4: DISTRIBUCIÓN DEL TOTAL
DE MUJERES, SEGÚN SI TIENE O NO HIJOS
TIENE HIJOS N % % ACUMULADO
SI 119 83,8 83,8
NO 19 13,4 97,2
NO RESPONDE 4 2,8 100
TOTAL 142 100 100
TABLA 5: DISTRIBUCIÓN DE LAS MUJERES
CON HIJOS, SEGÚN NÚMERO DE HIJOS
Nº DE HIJOS N % % ACUMULADO
1 – 2 HIJOS 73 61,3 61,3
3 – 4 HIJOS 34 28,6 89,9
MÁS DE 5 HIJOS 11 9,2 99,1
NO RESPONDE 1 0,8 100
TOTAL 119 100 100


14
14
GRÁIICO ±: ÐISTRIBLCIÓN
SIGLN SITLACIÓN ÐI PARIJA
q1%
q=%
1q%
SO¡TERA
CASADA O CONV¡V¡ENDO
SEPARADA, D¡VORC¡ADA O V¡UDA


(3) 

- La mayor parte de las muieres encuestadas tiene hiios (84°). De estas ultimas. casi dos
terceras partes tiene entre 1 y 2 hiios y algo menos de la mitad tiene una relacion de
pareia estable (casada o conviviendo). (ver TABLAS 4. 5 y 6. y GRAFICO 3).

TAßLA 4: DISTRIßUCIÓN DIL TOTAL
DI MUIIRIS, SIGUN SI TIINI O NO HIIOS
TIENE HIJO5 N % % ACUMULADO
SI 119 83,8 83,8
NO 19 13,4 97,2
NO RISIONDI 4 2,8 100
TOTAL 142 100 100

TAßLA 5: DISTRIßUCIÓN DI LAS MUIIRIS
CON HIIOS, SIGUN NUMIRO DI HIIOS
Nº DE HIJO5 N % % ACUMULADO
1 ÷ 2 HIIOS 73 61,3 61,3
3 ÷ 4 HIIOS 34 28,6 89,9
MAS DI 5 HIIOS 11 9,2 99,1
NO RISIONDI 1 0,8 100
TOTAL 119 100 100

TAßLA 6: DISTRIßUCIÓN DI LAS MUIIRIS CON HIIOS, SIGUN SITUACIÓN DI IARIIA
5ITUACION DE PAREJA DE PENADA5 CON HIJO5 N % % ACUMULADO
CASADA 31 26,1 26,1
CONVIVIINDO 26 21,8 47,9
SOLTIRA 40 33,6 81,5
SIIARADA 15 12,6 94,1
DIVORCIADA 2 1,7 95,8
VIUDA 2 1,7 97,5
NO RISIONDI 3 2,5 100
TOTAL 119 100 100



14
14
GRÁIICO ±: ÐISTRIBLCIÓN
SIGLN SITLACIÓN ÐI PARIJA
q1%
q=%
1q%
SO¡TERA
CASADA O CONV¡V¡ENDO
SEPARADA, D¡VORC¡ADA O V¡UDA


(3) 

- La mayor parte de las muieres encuestadas tiene hiios (84°). De estas ultimas. casi dos
terceras partes tiene entre 1 y 2 hiios y algo menos de la mitad tiene una relacion de
pareia estable (casada o conviviendo). (ver TABLAS 4. 5 y 6. y GRAFICO 3).

TAßLA 4: DISTRIßUCIÓN DIL TOTAL
DI MUIIRIS, SIGUN SI TIINI O NO HIIOS
TIENE HIJO5 N % % ACUMULADO
SI 119 83,8 83,8
NO 19 13,4 97,2
NO RISIONDI 4 2,8 100
TOTAL 142 100 100

TAßLA 5: DISTRIßUCIÓN DI LAS MUIIRIS
CON HIIOS, SIGUN NUMIRO DI HIIOS
Nº DE HIJO5 N % % ACUMULADO
1 ÷ 2 HIIOS 73 61,3 61,3
3 ÷ 4 HIIOS 34 28,6 89,9
MAS DI 5 HIIOS 11 9,2 99,1
NO RISIONDI 1 0,8 100
TOTAL 119 100 100

TAßLA 6: DISTRIßUCIÓN DI LAS MUIIRIS CON HIIOS, SIGUN SITUACIÓN DI IARIIA
5ITUACION DE PAREJA DE PENADA5 CON HIJO5 N % % ACUMULADO
CASADA 31 26,1 26,1
CONVIVIINDO 26 21,8 47,9
SOLTIRA 40 33,6 81,5
SIIARADA 15 12,6 94,1
DIVORCIADA 2 1,7 95,8
VIUDA 2 1,7 97,5
NO RISIONDI 3 2,5 100
TOTAL 119 100 100



13
13
TAßLA 2: DISTRIßUCIÓN SIGUN RANGO ITARIO
RANGO ETAREO N % % ACUMULADO
18 A 25 ANOS 33 23,2 23,2
26 A 30 ANOS 19 13,4 36,6
31 A 35 ANOS 27 19 55,6
36 A 40 ANOS 17 12 67,6
41 A 45 ANOS 15 10,6 78,2
46 A 50 ANOS 11 7,7 85,9
51 Y MAS ANOS 18 12,7 98,6
NO RISIONDI 2 1,4 100
TOTAL 142 100 100

GRÁIICO 1: ÐISTRIBLCIÓN
SIGLN RANGO ITÁRIO
¤;%
qz%
z1%
18 u ¤o uños
¤1 u q= uños
q6 v mus uños



(2) Situación de pareja

- La mayor proporcion (45°) tiene una relacion de pareia estable (casada o conviviendo);
les siguen las muieres solteras (41°).
- Las muieres que han terminado su matrimonio (por separacion. divorcio o viudez)
representan el grupo mas pequeño (14° del total) (ver TABLA 3 y GRAFICO 2)

TAßLA 3: DISTRIßUCIÓN SIGUN SITUACIÓN DI IARIIA
5ITUACION DE
PAREJA
N % % ACUMULADO
SOLTIRA 57 40,1 40,1
CASADA 32 22,5 62,6
CONVIVIINDO 31 21,8 84,4
SIIARADA 15 10,6 95
DIVORCIADA 2 1,4 96,4
VIUDA 2 1,4 97,8
NO RISIONDI 3 2,1 100
TOTAL 142 100 100



14
14
GRÁIICO ±: ÐISTRIBLCIÓN
SIGLN SITLACIÓN ÐI PARIJA
q1%
q=%
1q%
SO¡TERA
CASADA O CONV¡V¡ENDO
SEPARADA, D¡VORC¡ADA O V¡UDA


(3) 

- La mayor parte de las muieres encuestadas tiene hiios (84°). De estas ultimas. casi dos
terceras partes tiene entre 1 y 2 hiios y algo menos de la mitad tiene una relacion de
pareia estable (casada o conviviendo). (ver TABLAS 4. 5 y 6. y GRAFICO 3).

TAßLA 4: DISTRIßUCIÓN DIL TOTAL
DI MUIIRIS, SIGUN SI TIINI O NO HIIOS
TIENE HIJO5 N % % ACUMULADO
SI 119 83,8 83,8
NO 19 13,4 97,2
NO RISIONDI 4 2,8 100
TOTAL 142 100 100

TAßLA 5: DISTRIßUCIÓN DI LAS MUIIRIS
CON HIIOS, SIGUN NUMIRO DI HIIOS
Nº DE HIJO5 N % % ACUMULADO
1 ÷ 2 HIIOS 73 61,3 61,3
3 ÷ 4 HIIOS 34 28,6 89,9
MAS DI 5 HIIOS 11 9,2 99,1
NO RISIONDI 1 0,8 100
TOTAL 119 100 100

TAßLA 6: DISTRIßUCIÓN DI LAS MUIIRIS CON HIIOS, SIGUN SITUACIÓN DI IARIIA
5ITUACION DE PAREJA DE PENADA5 CON HIJO5 N % % ACUMULADO
CASADA 31 26,1 26,1
CONVIVIINDO 26 21,8 47,9
SOLTIRA 40 33,6 81,5
SIIARADA 15 12,6 94,1
DIVORCIADA 2 1,7 95,8
VIUDA 2 1,7 97,5
NO RISIONDI 3 2,5 100
TOTAL 119 100 100



14
14
GRÁIICO ±: ÐISTRIBLCIÓN
SIGLN SITLACIÓN ÐI PARIJA
q1%
q=%
1q%
SO¡TERA
CASADA O CONV¡V¡ENDO
SEPARADA, D¡VORC¡ADA O V¡UDA


(3) 

- La mayor parte de las muieres encuestadas tiene hiios (84°). De estas ultimas. casi dos
terceras partes tiene entre 1 y 2 hiios y algo menos de la mitad tiene una relacion de
pareia estable (casada o conviviendo). (ver TABLAS 4. 5 y 6. y GRAFICO 3).

TAßLA 4: DISTRIßUCIÓN DIL TOTAL
DI MUIIRIS, SIGUN SI TIINI O NO HIIOS
TIENE HIJO5 N % % ACUMULADO
SI 119 83,8 83,8
NO 19 13,4 97,2
NO RISIONDI 4 2,8 100
TOTAL 142 100 100

TAßLA 5: DISTRIßUCIÓN DI LAS MUIIRIS
CON HIIOS, SIGUN NUMIRO DI HIIOS
Nº DE HIJO5 N % % ACUMULADO
1 ÷ 2 HIIOS 73 61,3 61,3
3 ÷ 4 HIIOS 34 28,6 89,9
MAS DI 5 HIIOS 11 9,2 99,1
NO RISIONDI 1 0,8 100
TOTAL 119 100 100

TAßLA 6: DISTRIßUCIÓN DI LAS MUIIRIS CON HIIOS, SIGUN SITUACIÓN DI IARIIA
5ITUACION DE PAREJA DE PENADA5 CON HIJO5 N % % ACUMULADO
CASADA 31 26,1 26,1
CONVIVIINDO 26 21,8 47,9
SOLTIRA 40 33,6 81,5
SIIARADA 15 12,6 94,1
DIVORCIADA 2 1,7 95,8
VIUDA 2 1,7 97,5
NO RISIONDI 3 2,5 100
TOTAL 119 100 100

TIENE HIJOS
SI
NO
NO RESPONDE
TOTAL
N
119
19
4
142
%
83,8
13,4
2,8
100
% ACUMULADO
83,8
97,2
100
100
TABLA 4: DISTRIBUCIÓN DEL TOTAL
DE MUJERES, SEGÚN SI TIENE O NO HIJOS
N
o
HIJOS
1 - 2 HIJOS
3 - 4 HIJOS
MÁS DE 5 HIJOS
NO RESPONDE
TOTAL
N
73
34
11
1
119
%
61,3
28,6
9,2
0,8
100
% ACUMULADO
61,3
89,9
99,1
100
100
TABLA 5: DISTRIBUCIÓN DE LAS MUJERES
CON HIJOS, SEGÚN NÚMERO DE HIJOS
% ACUMULADO
40,1
62,6
84,4
95
96.4
97,8
100
100
%

40,1
22,5
21,8
10,6
1,4
1,4
2,1
100
N
57
32
31
15
2
2
3
142
SITUACIÓN DE
PAREJA
SOLTERA
CASADA
CONVIVIENDO
SEPARADA
DIVORCIADA
VIUDA
NO RESPONDE
TOTAL
TABLA 3: DISTRIBUCIÓN SEGÚN SITUACIÓN DE PAREJA
45%
41%
GRÁFICO 2: DISTRIBUCIÓN
SEGÚN SITUACIÓN DE PAREJA
SOLTERA
CASADA O CONVIVIENDO
SEPARADA, DIVORCIADA O VIUDA
14%
Rev. Estudios Criminológicos y Penitenciarios Año IX - Junio 2009
50
TABLA 6: DISTRIBUCIÓN DE LAS MUJERES CON HIJOS, SEGÚN
SITUACIÓN DE PAREJA
SITUACIÓN DE PAREJA DE PENADAS CON HIJOS N % % ACUMULADO
CASADA 31 26,1 26,1
CONVIVIENDO 26 21,8 47,9
SOLTERA 40 33,6 81,5
SEPARADA 15 12,6 94,1
DIVORCIADA 2 1,7 95,8
VIUDA 2 1,7 97,5
NO RESPONDE 3 2,5 100
TOTAL 119 100 100
GRÁFICO 3: DISTRIBUCIÓN DE LAS MUJERES CON
HIJOS, SEGÚN SITUACIÓN DE PAREJA
35%
49%
16%
SOLTERA
CASADA O CONVIVIENDO
SEPARADA, DIVORCIADA O VIUDA
Nivel Educacional (4)
Más de la mitad de las mujeres encuestadas no concluyó su Educación General -
Básica y Media. De éstas últimas, el 60% no superó la barrera de la Educación
Básica (TABLA 7 y GRÁFICO 4).
TABLA 7: DISTRIBUCIÓN SEGÚN ESCOLARIDAD
NIVEL EDUCACIONAL ESCOLAR N % % ACUMULADO
NUNCA FUE AL COLEGIO 2 1,4 1,4
EDUCACIÓN BÁSICA INCOMPLETA 25 17,6 19
EDUCACIÓN BÁSICA COMPLETA 21 14,8 33,8
EDUCACIÓN MEDIA INCOMPLETA 32 22,5 56,3
EDUCACIÓN MEDIA COMPLETA 62 43,7 100
NO RESPONDE 0 0 100
TOTAL 142 100 100
GRÁFICO 4: DISTRIBUCIÓN SEGÚN ESCOLARIDAD
1 %
5 5 %
44%
NUNCA FUE AL COLEGIO
ESCOLARIDAD INCOMPLETA
ESCOLARIDAD COMPLETA
Casi un tercio de las mujeres encuestadas tiene estudios superiores; de ellas, el 65% -
los ha concluido (ver TABLA 8 y GRÁFICO 5).


14
14
GRÁIICO ±: ÐISTRIBLCIÓN
SIGLN SITLACIÓN ÐI PARIJA
q1%
q=%
1q%
SO¡TERA
CASADA O CONV¡V¡ENDO
SEPARADA, D¡VORC¡ADA O V¡UDA


(3) 

- La mayor parte de las muieres encuestadas tiene hiios (84°). De estas ultimas. casi dos
terceras partes tiene entre 1 y 2 hiios y algo menos de la mitad tiene una relacion de
pareia estable (casada o conviviendo). (ver TABLAS 4. 5 y 6. y GRAFICO 3).

TAßLA 4: DISTRIßUCIÓN DIL TOTAL
DI MUIIRIS, SIGUN SI TIINI O NO HIIOS
TIENE HIJO5 N % % ACUMULADO
SI 119 83,8 83,8
NO 19 13,4 97,2
NO RISIONDI 4 2,8 100
TOTAL 142 100 100

TAßLA 5: DISTRIßUCIÓN DI LAS MUIIRIS
CON HIIOS, SIGUN NUMIRO DI HIIOS
Nº DE HIJO5 N % % ACUMULADO
1 ÷ 2 HIIOS 73 61,3 61,3
3 ÷ 4 HIIOS 34 28,6 89,9
MAS DI 5 HIIOS 11 9,2 99,1
NO RISIONDI 1 0,8 100
TOTAL 119 100 100

TAßLA 6: DISTRIßUCIÓN DI LAS MUIIRIS CON HIIOS, SIGUN SITUACIÓN DI IARIIA
5ITUACION DE PAREJA DE PENADA5 CON HIJO5 N % % ACUMULADO
CASADA 31 26,1 26,1
CONVIVIINDO 26 21,8 47,9
SOLTIRA 40 33,6 81,5
SIIARADA 15 12,6 94,1
DIVORCIADA 2 1,7 95,8
VIUDA 2 1,7 97,5
NO RISIONDI 3 2,5 100
TOTAL 119 100 100

GRÁFICO 3: DISTRIBUCIÓN DE LAS MUJERES CON
HIJOS, SEGÚN SITUACIÓN DE PAREJA
35%
49%
16%
SOLTERA
CASADA O CONVIVIENDO
SEPARADA, DIVORCIADA O VIUDA
GRÁFICO 4: DISTRIBUCIÓN SEGÚN ESCOLARIDAD
1 %
5 5 %
44%
NUNCA FUE AL COLEGIO
ESCOLARIDAD INCOMPLETA
ESCOLARIDAD COMPLETA


14
14
GRÁIICO ±: ÐISTRIBLCIÓN
SIGLN SITLACIÓN ÐI PARIJA
q1%
q=%
1q%
SO¡TERA
CASADA O CONV¡V¡ENDO
SEPARADA, D¡VORC¡ADA O V¡UDA


(3) 

- La mayor parte de las muieres encuestadas tiene hiios (84°). De estas ultimas. casi dos
terceras partes tiene entre 1 y 2 hiios y algo menos de la mitad tiene una relacion de
pareia estable (casada o conviviendo). (ver TABLAS 4. 5 y 6. y GRAFICO 3).

TAßLA 4: DISTRIßUCIÓN DIL TOTAL
DI MUIIRIS, SIGUN SI TIINI O NO HIIOS
TIENE HIJO5 N % % ACUMULADO
SI 119 83,8 83,8
NO 19 13,4 97,2
NO RISIONDI 4 2,8 100
TOTAL 142 100 100

TAßLA 5: DISTRIßUCIÓN DI LAS MUIIRIS
CON HIIOS, SIGUN NUMIRO DI HIIOS
Nº DE HIJO5 N % % ACUMULADO
1 ÷ 2 HIIOS 73 61,3 61,3
3 ÷ 4 HIIOS 34 28,6 89,9
MAS DI 5 HIIOS 11 9,2 99,1
NO RISIONDI 1 0,8 100
TOTAL 119 100 100

TAßLA 6: DISTRIßUCIÓN DI LAS MUIIRIS CON HIIOS, SIGUN SITUACIÓN DI IARIIA
5ITUACION DE PAREJA DE PENADA5 CON HIJO5 N % % ACUMULADO
CASADA 31 26,1 26,1
CONVIVIINDO 26 21,8 47,9
SOLTIRA 40 33,6 81,5
SIIARADA 15 12,6 94,1
DIVORCIADA 2 1,7 95,8
VIUDA 2 1,7 97,5
NO RISIONDI 3 2,5 100
TOTAL 119 100 100



15
15
GRÁIICO ¿: ÐISTRIBLCIÓN ÐI LAS MLJIRIS CON
HIJOS, SIGLN SITLACIÓN ÐI PARIJA
¤=%
q¤%
16%
SO¡TERA
CASADA O CONV¡V¡ENDO
SEPARADA, D¡VORC¡ADA O V¡UDA


(4) Nivel Educacional

- Mas de la mitad de las muieres encuestadas no concluyo su Educacion General Basica y
Media. De estas ultimas. el 60° no supero la barrera de la Educacion Basica (TABLA 7
y GRAFICO 4).

TAßLA 7: DISTRIßUCIÓN SIGUN ISCOLARIDAD
NIVEL EDUCACIONAL E5COLAR N % % ACUMULADO
NUNCA IUI AL COLIGIO 2 1,4 1,4
IDUCACIÓN ßASICA INCOMILITA 25 17,6 19
IDUCACIÓN ßASICA COMILITA 21 14,8 33,8
IDUCACIÓN MIDIA INCOMILITA 32 22,5 56,3
IDUCACIÓN MIDIA COMILITA 62 43,7 100
NO RISIONDI 0 0 100
TOTAL 142 100 100

GRÁIICO A: ÐISTRIBLCIÓN SIGLN ISCOLARIÐAÐ
1 %
= = %
qq %
NUNCA ¡UE A¡ CO¡EG¡O
ESCO¡AR¡DAD ¡NCOMP¡ETA
ESCO¡AR¡DAD COMP¡ETA


- Casi un tercio de las muieres encuestadas tiene estudios superiores; de ellas. el 65° los
ha concluido (ver TABLA 8 y GRAFICO 5).

TAßLA 8: DISTRIßUCIÓN SIGUN ISTUDIOS SUIIRIORIS
NIVEL EDUCACIONAL E5TUD. 5UPERIORE5 N % % ACUMULADO
NO TIINI ISTUDIOS SUIIRIORIS 99 69,7 69,7
ISTUDIOS SUIIRIORIS INCOMILITOS 15 10,6 80,3
ISTUDIOS SUIIRIORIS COMILITOS 28 19,7 100
NO RISIONDI 0 0 100
TOTAL 142 100 100

TABLA 6: DISTRIBUCIÓN DE LAS MUJERES CON HIJOS, SEGÚN SITUACIÓN DE PAREJA
SITUACIÓN DE PAREJA DE PENADAS CON HIJOS
CASADA
CONVIVIENDO
SOLTERA
SEPARADA
DIVORCIADA
VIUDA
NO RESPONDE
TOTAL
N
31
26
40
15
2
2
3
119
%
26,1
21,8
33,6
12,6
1,7
1,7
2,5
100
% ACUMULADO
26,1
47,9
81,5
94,1
95,8
97,5
100
100
TABLA 7: DISTRIBUCIÓN SEGÚN ESCOLARIDAD
NIVEL DE EDUCACION ESCOLAR
NUNCA FUE AL COLEGIO
EDUCACIÓN BÁSICA INCOMPLETA
EDUCACIÓN BÁSICA COMPLETA
EDUCACIÓN MEDIA INCOMPLETA
EDUCACIÓN MEDIA COMPLETA
NO RESPONDE
TOTAL
N
2
25
21
32
62
0
142
%
1,4
17,6
14,8
22,5
43,7
0
100
% ACUMULADO
1,4
19
33,8
56,3
100
100
100
GRÁFICO 3: DISTRIBUCIÓN DE LAS MUJERES CON
HIJOS, SEGÚN SITUACIÓN DE PAREJA
SOLTERA
CASADA O CONVIVIENDO
SEPARADA, DIVORCIADA O VIUDA
16%
35%
49%
GRÁFICO 4: DISTRIBUCIÓN SEGÚN ESCOLARIDAD
NUNCA FUE AL COLEGIO
ESCOLARIDAD INCOMPLETA
ESCOLARIDAD COMPLETA
44%
55%
1%
GRÁFICO 3: DISTRIBUCIÓN DE LAS MUJERES CON
HIJOS, SEGÚN SITUACIÓN DE PAREJA
SOLTERA
CASADA O CONVIVIENDO
SEPARADA, DIVORCIADA O VIUDA
16%
35%
49%
GRÁFICO 4: DISTRIBUCIÓN SEGÚN ESCOLARIDAD
NUNCA FUE AL COLEGIO
ESCOLARIDAD INCOMPLETA
ESCOLARIDAD COMPLETA
44%
55%
1%
XiMeNa verbal ríos, María N. Carreño Cañas, aNdrés aedo HeNríquez
SATISFACCION EN USUARIAS DE LIBERTAD VIGILADA PARTICIPANTES DEL MODULO DE COMUNICACIÓN CON ENFOQUE DE GENERO
51
TABLA 8: DISTRIBUCIÓN SEGÚN ESTUDIOS SUPERIORES
NIVEL EDUCACIONAL ESTUD. SUPERIORES N % % ACUMULADO
NO TIENE ESTUDIOS SUPERIORES 99 69,7 69,7
ESTUDIOS SUPERIORES INCOMPLETOS 15 10,6 80,3
ESTUDIOS SUPERIORES COMPLETOS 28 19,7 100
NO RESPONDE 0 0 100
TOTAL 142 100 100
GRÁFICO 5: DISTRIBUCIÓN DE LAS MUJERES CON
ESTUDIOS SUPERIORES, SEGÚN SI LOS CONCLUYERON O
NO
65 %
3 5 %
ESTUDIOS SUPERIORES COMPLETOS
ESTUDIOS SUPERIORES INCOMPLETOS
6 de cada 10 mujeres que han recibido estudios superiores lo han hecho en un -
Centro de Formación técnica o Instituto Profesional (ver TABLA 9).
TABLA 9: DISTRIBUCIÓN DE LAS MUJERES CON ESTUDIOS
SUPERIORES, SEGÚN CENTRO DE FORMACIÓN SUPERIOR AL QUE ASISTIÓ
CENTRO DE FORMACIÓN
SUPERIOR AL QUE ASISITIÓ
N % % ACUMULADO
CENTRO DE FORMACIÓN TÉCNICA 14 32,6 32,6
INSTITUTO PROFESIONAL 11 25,6 58,2
UNIVERSIDAD 15 34,9 93,1
OTRA 1 2,3 95,4
NO RESPONDE 2 4,6 100
TOTAL 43 100 100
ProfesiónuOfcio (5)
Casi la mitad de las mujeres encuestadas afrma poseer una profesión u ofcio (ver -
TABLA 10); de éstas últimas, el 25% no tiene trabajo (ver GRÁFICO 6).
TABLA 10: DISTRIBUCIÓN SEGÚN SI TIENE O NO PROFESIÓN U OFICIO
TIENE PROFESIÓN U OFICIO N % % ACUMULADO
SI 69 48,6 48,6
NO 72 50,7 99,3
NO RESPONDE 1 0,7 100
TOTAL 142 100 100
Actividad(es) actual(es) (se podía marcar más de una alternativa) (6)
1 de cada 2 mujeres encuestadas se encuentra trabajando (ver TABLA 11); de éstas -
últimas, sólo un tercio cuenta con contrato de trabajo (ver TABLA 12 y GRÁFICO
7)
GRÁ FICO 6: DIST RIBUCIÓN DE LA S MUJERES QUE DECLA RA N T ENER
PROFESIÓN U OFICIO, SEGÚN SI EST Á N O NO T RA BA JA NDO
7 5 %
2 5 %
TIENEN TRABAJO
NO TIENEN TRABAJO


15
15
GRÁIICO ¿: ÐISTRIBLCIÓN ÐI LAS MLJIRIS CON
HIJOS, SIGLN SITLACIÓN ÐI PARIJA
¤=%
q¤%
16%
SO¡TERA
CASADA O CONV¡V¡ENDO
SEPARADA, D¡VORC¡ADA O V¡UDA


(4) Nivel Educacional

- Mas de la mitad de las muieres encuestadas no concluyo su Educacion General Basica y
Media. De estas ultimas. el 60° no supero la barrera de la Educacion Basica (TABLA 7
y GRAFICO 4).

TAßLA 7: DISTRIßUCIÓN SIGUN ISCOLARIDAD
NIVEL EDUCACIONAL E5COLAR N % % ACUMULADO
NUNCA IUI AL COLIGIO 2 1,4 1,4
IDUCACIÓN ßASICA INCOMILITA 25 17,6 19
IDUCACIÓN ßASICA COMILITA 21 14,8 33,8
IDUCACIÓN MIDIA INCOMILITA 32 22,5 56,3
IDUCACIÓN MIDIA COMILITA 62 43,7 100
NO RISIONDI 0 0 100
TOTAL 142 100 100

GRÁIICO A: ÐISTRIBLCIÓN SIGLN ISCOLARIÐAÐ
1 %
= = %
qq %
NUNCA ¡UE A¡ CO¡EG¡O
ESCO¡AR¡DAD ¡NCOMP¡ETA
ESCO¡AR¡DAD COMP¡ETA


- Casi un tercio de las muieres encuestadas tiene estudios superiores; de ellas. el 65° los
ha concluido (ver TABLA 8 y GRAFICO 5).

TAßLA 8: DISTRIßUCIÓN SIGUN ISTUDIOS SUIIRIORIS
NIVEL EDUCACIONAL E5TUD. 5UPERIORE5 N % % ACUMULADO
NO TIINI ISTUDIOS SUIIRIORIS 99 69,7 69,7
ISTUDIOS SUIIRIORIS INCOMILITOS 15 10,6 80,3
ISTUDIOS SUIIRIORIS COMILITOS 28 19,7 100
NO RISIONDI 0 0 100
TOTAL 142 100 100



16
16
GRÁIICO =: ÐISTRIBLCIÓN ÐI LAS MLJIRIS CON ISTLÐIOS
SLPIRIORIS, SIGLN SI LOS CONCLLYIRON O NO
6=%
¤=%
ESTUD¡OS SUPER¡ORES COMP¡ETOS
ESTUD¡OS SUPER¡ORES ¡NCOMP¡ETOS


- 6 de cada 10 muieres que han recibido estudios superiores lo han hecho en un Centro de
Formacion tecnica o Instituto ProIesional (ver TABLA 9).

TAßLA 9: DISTRIßUCIÓN DI LAS MUIIRIS CON ISTUDIOS
SUIIRIORIS, SIGUN CINTRO DI IORMACIÓN SUIIRIOR AL OUI ASISTIÓ
CENTRO DE FORMACION
5UPERIOR AL QUE A5I5ITIO
N % % ACUMULADO
CINTRO DI IORMACIÓN TICNICA 14 32,6 32,6
INSTITUTO IROIISIONAL 11 25,6 58,2
UNIVIRSIDAD 15 34,9 93,1
OTRA 1 2,3 95,4
NO RISIONDI 2 4,6 100
TOTAL 43 100 100

(5) Profesión u Oficio

- Casi la mitad de las muieres encuestadas aIirma poseer una proIesion u oIicio (ver
TABLA 10); de estas ultimas. el 25° no tiene trabaio (ver GRAFICO 6).

TAßLA 10: DISTRIßUCIÓN SIGUN SI TIINI O NO IROIISIÓN U OIICIO
TIENE PROFE5ION U OFICIO N % % ACUMULADO
SI 69 48,6 48,6
NO 72 50,7 99,3
NO RISIONDI 1 0,7 100
TOTAL 142 100 100

GRÁIICO 6: ÐISTRIBLCIÓN ÐI LAS MLJIRIS QLI ÐICLARAN TINIR
PROIISIÓN L OIICIO, SIGLN SI ISTÁN O NO TRABAJANÐO
;=%
z=%
T¡ENEN TRABAJO
NO T¡ENEN TRABAJO



16
16
GRÁIICO =: ÐISTRIBLCIÓN ÐI LAS MLJIRIS CON ISTLÐIOS
SLPIRIORIS, SIGLN SI LOS CONCLLYIRON O NO
6=%
¤=%
ESTUD¡OS SUPER¡ORES COMP¡ETOS
ESTUD¡OS SUPER¡ORES ¡NCOMP¡ETOS


- 6 de cada 10 muieres que han recibido estudios superiores lo han hecho en un Centro de
Formacion tecnica o Instituto ProIesional (ver TABLA 9).

TAßLA 9: DISTRIßUCIÓN DI LAS MUIIRIS CON ISTUDIOS
SUIIRIORIS, SIGUN CINTRO DI IORMACIÓN SUIIRIOR AL OUI ASISTIÓ
CENTRO DE FORMACION
5UPERIOR AL QUE A5I5ITIO
N % % ACUMULADO
CINTRO DI IORMACIÓN TICNICA 14 32,6 32,6
INSTITUTO IROIISIONAL 11 25,6 58,2
UNIVIRSIDAD 15 34,9 93,1
OTRA 1 2,3 95,4
NO RISIONDI 2 4,6 100
TOTAL 43 100 100

(5) Profesión u Oficio

- Casi la mitad de las muieres encuestadas aIirma poseer una proIesion u oIicio (ver
TABLA 10); de estas ultimas. el 25° no tiene trabaio (ver GRAFICO 6).

TAßLA 10: DISTRIßUCIÓN SIGUN SI TIINI O NO IROIISIÓN U OIICIO
TIENE PROFE5ION U OFICIO N % % ACUMULADO
SI 69 48,6 48,6
NO 72 50,7 99,3
NO RISIONDI 1 0,7 100
TOTAL 142 100 100

GRÁIICO 6: ÐISTRIBLCIÓN ÐI LAS MLJIRIS QLI ÐICLARAN TINIR
PROIISIÓN L OIICIO, SIGLN SI ISTÁN O NO TRABAJANÐO
;=%
z=%
T¡ENEN TRABAJO
NO T¡ENEN TRABAJO

TABLA 8: DISTRIBUCIÓN DE LAS MUJERES CON ESTUDIOS SUPERIORES
NIVEL EDUCACIONAL ESTUD. SUPERIORES
NO TIENE ESTUDIOS SUPERIORES
ESTUDIOS SUPERIORES INCOMPLETOS
ESTUDIOS SUPERIORES COMPLETOS
NO RESPONDE
TOTAL
N
99
15
28
0
142
%
69,7
10,6
19,7
0
100
% ACUMULADO
69,7
80,3
100
100
100
TABLA 9: DISTRIBUCIÓN DE LAS MUJERES CON ESTUDIOS
SUPERIORES, SEGÚN CENTRO DE FOMACIÓN SUPERIOR AL QUE ASISTIÓ
CENTRO DE FOMACIÓN
SUPERIOR AL QUE ASISTIÓ
CENTRO DE FORMACIÓN TÉCNICA
INSTITUTO PROFESIONAL
UNIVERSIDAD
OTRA
NO RESPONDE
TOTAL
N
14
11
15
1
2
43
%
32,6
25,6
34,9
2,3
4,6
100
% ACUMULADO
32,6
58,2
93,1
94,4
100
100
TABLA 10:DISTRIBUCIÓN SEGÚN SI TIENE O NO PROFESIÓN U OFICIO
TIENE PROFESIÓN U OFICIO
SI
NO
NO RESPONDE
TOTAL
N
69
72
1
142
%
48,6
50,7
0,7
100
% ACUMULADO
48,6
99,3
100
100
GRÁFICO 5: DISTRIBUCIÓN DE LAS MUJERES CON ESTUDIOS
SUPERIORES, SEGÚN SI LOS CONCLUYERON O NO
35%
65%
ESTUDIOS SUPERIORES COMPLETOS
ESTUDIOS SUPERIORES INCOMPLETOS
GRÁFICO 6: DISTRIBUCIÓN DE LAS MUJERES QUE DECLARAN TENER
PROFESIÓN U OFICIO, SEGÚN SI ESTÁN O NO TRABAJANDO
25%
TIENEN TRABAJO
NO TIENEN TRABAJO
75%
Rev. Estudios Criminológicos y Penitenciarios Año IX - Junio 2009
52


17
17
(6) Actividad(es) actual(es) (se podía marcar más de una alternativa)

- 1 de cada 2 muieres encuestadas se encuentra trabaiando (ver TABLA 11); de estas
ultimas. solo un tercio cuenta con contrato de trabaio (ver TABLA 12 y GRAFICO 7)

TAßLA 11: DISTRIßUCIÓN DIL TOTAL DI MUIIRIS, SIGUN ACTIVIDADIS OUI ISTAN
DISARROLLANDO ACTUALMINTI (SI IODIA MARCAR MAS DI UNA ALTIRNATIVA)
ACTIVIDADE5 ACTUALE5 N %
ISTUDIANDO IN ISCUILA, LICIO O COLIGIO 1 0,7
ISTUDIANDO IN UN CINTRO DI IORMACIÓN SUIIRIOR 6 4,2
ßUSCANDO TRAßAIO 22 15,5
TRAßAIANDO 79 55,6
INICIANDO UN NIGOCIO 10 7
DUINA DI CASA 52 36,6
IUßILADA O IINSIONADA 6 4,2
NO RISIONDI 1 0,7
TOTAL 142 100


TAßLA 12: DISTRIßUCIÓN DI LAS MUIIRIS CON TRAßAIO, SIGUN SI TIININ CONTRATO
5I E5TA TRABAJANDO ¿TIENE CONTRATO? N % % ACUMULADO
SI 28 35,5 35,4
NO 46 58,2 93,7
NO RISIONDI 5 6,3 100
TOTAL 79 100 100

GRÁIICO ¬: ÐISTRIBLCIÓN ÐI LAS MLJIRIS QLI TRABAJAN,
SIGLN SI TIININ O NO CONTRATO ÐI TRABAJO
¤8%
6z%
T¡ENEN CONTRATO
NO T¡ENEN CONTRATO

- De las muieres que trabaian contratadas. mas de la mitad lo hace con un contrato
indeIinido (ver TABLA 13).

TAßLA 13: DISTRIßUCIÓN DI MUIIRIS CON CONTRATO, SIGUN SI ISTI IS O NO INDIIINIDO
5I TIENE CONTRATO ¿E5 INDEFINIDO? N % % ACUMULADO
SI 15 53,6 53,6
NO 8 28,6 82,2
NO RISIONDI 5 17,8 100
TOTAL 28 100 100

Dos de cada tres mujeres que está trabajando, lo hace en alguno de los siguientes -
rubros: (1) comercio y ventas en ferias, almacenes o en forma ambulante, (2)
servicios domésticos o de aseo y (3) servicios de cocina o atención a clientes en
TABLA 12: DISTRIBUCIÓN DE LAS MUJERES CON TRABAJO, SEGÚN SI TIENEN CONTRATO.


17
17
(6) Actividad(es) actual(es) (se podía marcar más de una alternativa)

- 1 de cada 2 muieres encuestadas se encuentra trabaiando (ver TABLA 11); de estas
ultimas. solo un tercio cuenta con contrato de trabaio (ver TABLA 12 y GRAFICO 7)

TAßLA 11: DISTRIßUCIÓN DIL TOTAL DI MUIIRIS, SIGUN ACTIVIDADIS OUI ISTAN
DISARROLLANDO ACTUALMINTI (SI IODIA MARCAR MAS DI UNA ALTIRNATIVA)
ACTIVIDADE5 ACTUALE5 N %
ISTUDIANDO IN ISCUILA, LICIO O COLIGIO 1 0,7
ISTUDIANDO IN UN CINTRO DI IORMACIÓN SUIIRIOR 6 4,2
ßUSCANDO TRAßAIO 22 15,5
TRAßAIANDO 79 55,6
INICIANDO UN NIGOCIO 10 7
DUINA DI CASA 52 36,6
IUßILADA O IINSIONADA 6 4,2
NO RISIONDI 1 0,7
TOTAL 142 100


TAßLA 12: DISTRIßUCIÓN DI LAS MUIIRIS CON TRAßAIO, SIGUN SI TIININ CONTRATO
5I E5TA TRABAJANDO ¿TIENE CONTRATO? N % % ACUMULADO
SI 28 35,5 35,4
NO 46 58,2 93,7
NO RISIONDI 5 6,3 100
TOTAL 79 100 100

GRÁIICO ¬: ÐISTRIBLCIÓN ÐI LAS MLJIRIS QLI TRABAJAN,
SIGLN SI TIININ O NO CONTRATO ÐI TRABAJO
¤8%
6z%
T¡ENEN CONTRATO
NO T¡ENEN CONTRATO

- De las muieres que trabaian contratadas. mas de la mitad lo hace con un contrato
indeIinido (ver TABLA 13).

TAßLA 13: DISTRIßUCIÓN DI MUIIRIS CON CONTRATO, SIGUN SI ISTI IS O NO INDIIINIDO
5I TIENE CONTRATO ¿E5 INDEFINIDO? N % % ACUMULADO
SI 15 53,6 53,6
NO 8 28,6 82,2
NO RISIONDI 5 17,8 100
TOTAL 28 100 100



17
17
(6) Actividad(es) actual(es) (se podía marcar más de una alternativa)

- 1 de cada 2 muieres encuestadas se encuentra trabaiando (ver TABLA 11); de estas
ultimas. solo un tercio cuenta con contrato de trabaio (ver TABLA 12 y GRAFICO 7)

TAßLA 11: DISTRIßUCIÓN DIL TOTAL DI MUIIRIS, SIGUN ACTIVIDADIS OUI ISTAN
DISARROLLANDO ACTUALMINTI (SI IODIA MARCAR MAS DI UNA ALTIRNATIVA)
ACTIVIDADE5 ACTUALE5 N %
ISTUDIANDO IN ISCUILA, LICIO O COLIGIO 1 0,7
ISTUDIANDO IN UN CINTRO DI IORMACIÓN SUIIRIOR 6 4,2
ßUSCANDO TRAßAIO 22 15,5
TRAßAIANDO 79 55,6
INICIANDO UN NIGOCIO 10 7
DUINA DI CASA 52 36,6
IUßILADA O IINSIONADA 6 4,2
NO RISIONDI 1 0,7
TOTAL 142 100


TAßLA 12: DISTRIßUCIÓN DI LAS MUIIRIS CON TRAßAIO, SIGUN SI TIININ CONTRATO
5I E5TA TRABAJANDO ¿TIENE CONTRATO? N % % ACUMULADO
SI 28 35,5 35,4
NO 46 58,2 93,7
NO RISIONDI 5 6,3 100
TOTAL 79 100 100

GRÁIICO ¬: ÐISTRIBLCIÓN ÐI LAS MLJIRIS QLI TRABAJAN,
SIGLN SI TIININ O NO CONTRATO ÐI TRABAJO
¤8%
6z%
T¡ENEN CONTRATO
NO T¡ENEN CONTRATO

- De las muieres que trabaian contratadas. mas de la mitad lo hace con un contrato
indeIinido (ver TABLA 13).

TAßLA 13: DISTRIßUCIÓN DI MUIIRIS CON CONTRATO, SIGUN SI ISTI IS O NO INDIIINIDO
5I TIENE CONTRATO ¿E5 INDEFINIDO? N % % ACUMULADO
SI 15 53,6 53,6
NO 8 28,6 82,2
NO RISIONDI 5 17,8 100
TOTAL 28 100 100

TABLA 11: DISTRIBUCIÓN DEL TOTAL DE MUJERES, SEGÚN ACTIVIDADES QUE ESTÁN
DESARROLLANDO ACTUALMENTE (SE PODÍA MARCAR MÁS DE UNA ALTERNATIVA)
ACTIVIDADES ACTUALES
ESTUDIANDO EN ESCUELA, LICEO O COLEGIO
ESTUDIANDO EN UN CENTRO DE FORMACIÓN SIUPERIOR
BUSCANDO TRABAJO
TRABAJANDO
INICIANDO UN NEGOCIO
DUEÑA DE CASA
JUBILADA O PENSIONADA
NO RESPONDE
TOTAL
N
1
6
22
79
10
52
6
1
142
%
0,7
4,2
15,5
55,6
7
36,6
4,2
0,7
100
TABLA 12: DISTRIBUCIÓN DE LAS MUJERES CON TRABAJO, SEGÚN SI TIENEN CONTRATO
SI ESTÁ TRABAJANDO ¿TIENE CONTRATO?
SI
NO
NO RESPONDE
TOTAL
N
28
46
5
79
%
35,5
58,2
6,3
100
% ACUMULADO
35,4
93,7
100
100
TABLA 13: DISTRIBUCIÓN DE LAS MUJERES CON CONTRATO, SEGÚN SI ESTE ES NO INDEFINIDO
SI TIENE CONTRATO ¿ES INDEFINIDO?
SI
NO
NO RESPONDE
TOTAL
N
15
8
5
28
%
53,6
28,6
17,8
100
% ACUMULADO
53,6
82,2
100
100
GRÁFICO 7: DISTRIBUCIÓN DE LAS MUJERES QUE TRABAJAN,
SEGÚN SI TIENEN O NO CONTRATO DE TRABAJO
38%
62%
TIENEN CONTRATO
NO TIENEN CONTRATO
XiMeNa verbal ríos, María N. Carreño Cañas, aNdrés aedo HeNríquez
SATISFACCION EN USUARIAS DE LIBERTAD VIGILADA PARTICIPANTES DEL MODULO DE COMUNICACIÓN CON ENFOQUE DE GENERO
53
TABLA 14: DISTRIBUCIÓN DE LAS MUJERES CON TRABAJO, SEGÚN
ACTIVIDAD
TIPO DE TRABAJO QUE ESTÁN DESEMPEÑANDO N % %
ACUMULADO
COMERCIANTE / VENDEDORA Y SIMILARES 24 30,4 30,4
ASESORA DEL HOGAR/AUXILIAR DE ASEO Y SIMILARES 16 20,3 50,7
CAMARERA / GARZONA / COCINERA Y SIMILARES 8 10,1 60,8
EJECUTIVA / COORDINADORA / ADMINISTRADORA 7 8,9 69,7
TEMPORERA / OPERARIA Y SIMILARES 4 5,1 74,8
DUEÑA DE NEGOCIO / MICROEMPRESARIA 3 3,8 78,6
SECRETARIA / ADMINISTRATIVA EN OFICINA 3 3,8 82,4
PROFESORA / EDUCADORA DE PÁRVILOS / INGENIERO 3 3,8 86,2
ASISTENTE / AYUDANTE DE OTROS PROFESIONALES 2 2,5 88,7
OTROS EMPLEOS 5 6,3 95
NO RESPONDE 4 5,1 100
TOTAL 79 100 100
Tiempo que lleva cumpliendo la LVA (7)
Casi la mitad de las mujeres encuestadas ha permanecido 1 año o menos del -
total de su condena en la medida de Libertad Vigilada. Del resto, muy pocas han
permanecido más de dos años en control (ver TABLA 15 y GRÁFICO 8).
TABLA 15: DISTRIBUCIÓN DEL TOTAL DE MUJERES, SEGÚN TIEMPO QUE
LLEVA CUMPLIENDO CONDENA EN LA LIBERTAD VIGILADA DEL ADULTO
MESES EN LVA N % % ACUMULADO
12 MESES O MENOS 70 49,3 49,3
13 A 24 MESES 69 48,6 97,9
MÁS DE 24 MESES 2 1,4 99,3
NO RESPONDE 1 0,7 100
TOTAL 142 100 100
GRÁFICO 8: DISTRIBUCIÓN SEGÚN TIEMPO QUE
LLEVA EN LIBERTAD VIGILADA
5 0%
49%
1 %
1 2 MESES O MENOS
1 3 A 2 4 MESES
MÁS DE 2 4 MESES
ASPECTOS GENERALES DE LOS TALLERES A LOS QUE ASISTIERON b.
Sólo 1 de cada 5 usuarias refere haber realizado 5 ó más talleres del Módulo de -
Comunicación (ver TABLA 16). Esto indica que en la gran mayoría de los CRS se
llevó a cabo el programa de trabajo comprimiendo sus contenidos en pocas sesiones.
La duración de las sesiones es, en general, breve: 3 de cada 4 usuarias indica que -
éstas duraban sólo dos horas o menos, siendo el tiempo promedio de 97 minutos
hoteles, casinos o restaurantes (ver TABLA 14).
De las mujeres que refrieron tener una profesión u ofcio y que están trabajando, un -
10% lo hace en una actividad diferente a la de su profesión u ofcio.
-


18
18
- Dos de cada tres muieres que esta trabaiando. lo hace en alguno de los siguientes rubros:
(1) comercio y ventas en Ierias. almacenes o en Iorma ambulante. (2) servicios
domesticos o de aseo y (3) servicios de cocina o atencion a clientes en hoteles. casinos o
restaurantes (ver TABLA 14).
- De las muieres que reIirieron tener una proIesion u oIicio y que estan trabaiando. un 10°
lo hace en una actividad diIerente a la de su proIesion u oIicio.

TAßLA 14: DISTRIßUCIÓN DI LAS MUIIRIS CON TRAßAIO, SIGUN ACTIVIDAD
TIPO DE TRABAJO QUE E5TAN DE5EMPENANDO N % % ACUMULADO
COMIRCIANTI / VINDIDORA Y SIMILARIS 24 30,4 30,4
ASISORA DIL HOGAR/AUXILIAR DI ASIO Y SIMILARIS 16 20,3 50,7
CAMARIRA / GARZONA / COCINIRA Y SIMILARIS 8 10,1 60,8
IIICUTIVA / COORDINADORA / ADMINISTRADORA 7 8,9 69,7
TIMIORIRA / OIIRARIA Y SIMILARIS 4 5,1 74,8
DUINA DI NIGOCIO / MICROIMIRISARIA 3 3,8 78,6
SICRITARIA / ADMINISTRATIVA IN OIICINA 3 3,8 82,4
IROIISORA / IDUCADORA DI IARVILOS / INGINIIRO 3 3,8 86,2
ASISTINTI / AYUDANTI DI OTROS IROIISIONALIS 2 2,5 88,7
OTROS IMILIOS 5 6,3 95
NO RISIONDI 4 5,1 100
TOTAL 79 100 100

(7) Tiempo que lleva cumpliendo la LVA

- Casi la mitad de las muieres encuestadas ha permanecido 1 año o menos del total de su
condena en la medida de Libertad Vigilada. Del resto. muy pocas han permanecido mas
de dos años en control (ver TABLA 15 y GRAFICO 8).

TAßLA 15: DISTRIßUCIÓN DIL TOTAL DI MUIIRIS, SIGUN TIIMIO OUI
LLIVA CUMILIINDO CONDINA IN LA LIßIRTAD VIGILADA DIL ADULTO
ME5E5 EN LVA N % % ACUMULADO
12 MISIS O MINOS 70 49,3 49,3
13 A 24 MISIS 69 48,6 97,9
MAS DI 24 MISIS 2 1,4 99,3
NO RISIONDI 1 0,7 100
TOTAL 142 100 100

GRÁIICO S: ÐISTRIBLCIÓN SIGLN TIIMPO QLI LLIVA
IN LIBIRTAÐ VIGILAÐA
=o%
q¤%
1%
1z MESES O MENOS
1¤ A zq MESES
MÁS DE zq MESES




18
18
- Dos de cada tres muieres que esta trabaiando. lo hace en alguno de los siguientes rubros:
(1) comercio y ventas en Ierias. almacenes o en Iorma ambulante. (2) servicios
domesticos o de aseo y (3) servicios de cocina o atencion a clientes en hoteles. casinos o
restaurantes (ver TABLA 14).
- De las muieres que reIirieron tener una proIesion u oIicio y que estan trabaiando. un 10°
lo hace en una actividad diIerente a la de su proIesion u oIicio.

TAßLA 14: DISTRIßUCIÓN DI LAS MUIIRIS CON TRAßAIO, SIGUN ACTIVIDAD
TIPO DE TRABAJO QUE E5TAN DE5EMPENANDO N % % ACUMULADO
COMIRCIANTI / VINDIDORA Y SIMILARIS 24 30,4 30,4
ASISORA DIL HOGAR/AUXILIAR DI ASIO Y SIMILARIS 16 20,3 50,7
CAMARIRA / GARZONA / COCINIRA Y SIMILARIS 8 10,1 60,8
IIICUTIVA / COORDINADORA / ADMINISTRADORA 7 8,9 69,7
TIMIORIRA / OIIRARIA Y SIMILARIS 4 5,1 74,8
DUINA DI NIGOCIO / MICROIMIRISARIA 3 3,8 78,6
SICRITARIA / ADMINISTRATIVA IN OIICINA 3 3,8 82,4
IROIISORA / IDUCADORA DI IARVILOS / INGINIIRO 3 3,8 86,2
ASISTINTI / AYUDANTI DI OTROS IROIISIONALIS 2 2,5 88,7
OTROS IMILIOS 5 6,3 95
NO RISIONDI 4 5,1 100
TOTAL 79 100 100

(7) Tiempo que lleva cumpliendo la LVA

- Casi la mitad de las muieres encuestadas ha permanecido 1 año o menos del total de su
condena en la medida de Libertad Vigilada. Del resto. muy pocas han permanecido mas
de dos años en control (ver TABLA 15 y GRAFICO 8).

TAßLA 15: DISTRIßUCIÓN DIL TOTAL DI MUIIRIS, SIGUN TIIMIO OUI
LLIVA CUMILIINDO CONDINA IN LA LIßIRTAD VIGILADA DIL ADULTO
ME5E5 EN LVA N % % ACUMULADO
12 MISIS O MINOS 70 49,3 49,3
13 A 24 MISIS 69 48,6 97,9
MAS DI 24 MISIS 2 1,4 99,3
NO RISIONDI 1 0,7 100
TOTAL 142 100 100

GRÁIICO S: ÐISTRIBLCIÓN SIGLN TIIMPO QLI LLIVA
IN LIBIRTAÐ VIGILAÐA
=o%
q¤%
1%
1z MESES O MENOS
1¤ A zq MESES
MÁS DE zq MESES


TABLA 14: DISTRIBUCION DE LAS MUJERES CON TRABAJO, SEGÚN ACTIVIDAD
TIPO DE TRABAJO QUE ESTÁN DESEMPEÑANDO
COMERCIANTE / VENDEDORA Y SIMILARES
ASESORA DEL HOGAR / AUXILIAR DE ASEO Y SIMILARES
CAMARERA / GARZONA / COCINERA Y SIMILARES
EJECUTIVA / COORDINADORA / ADMIN ISTRADORA
TEMPORERA / OPERARIA Y SIMILARES
DUEÑA DE NEGOCIO / MICROEMPRESARIA
SECRETARIA / ADMINISTRATIVA EN OFICINA
PROFESORA / EDUCADORA DE PARVULOS / INGENIERO
ASISTENTE / AYUDANTE DE OTROS PROFESIONALES
OTROS EMPLEOS
NO RESPONDE
TOTAL
N
24
16
8
7
4
3
3
3
2
5
4
79
%
30,4
20,3
10,1
8,9
5,1
3,8
3,8
3,8
2,5
6,3
5,1
100
% ACUMULADO
30,4
50,7
60,8
69,7
74,8
78,6
82,4
86,2
88,7
95
100
100
TABLA 15: DISTRIBUCIÓN DEL TOTAL DE MUJERES, SEGÚN TIEMPO QUE
LLEVA CUMPLIENDO CONDENA EN LA LIBERTAD VIGILADA DEL ADULTO
MESES EN I.V.A.
12 MESES O MENOS
13 A 24 MESES
MÁS DE 24 MESES
NO RESPONDE
TOTAL
N
70
69
2
1
142
%
49,3
48,6
1,4
0,7
100
% ACUMULADO
49,3
97,9
99,3
100
100
GRÁFICO 8: DISTRIBUCIÓN SEGÚN TIEMPO QUE LLEVA
EN LIBERTAD VIGILADA
50%
1%
49%
12 MESES O MENOS
13 A 24 MESES
MÁS DE 24 MESES
Rev. Estudios Criminológicos y Penitenciarios Año IX - Junio 2009
54
(TABLA 17).
La mayoría de las usuarias encuestadas participó en talleres grupales (82,4%); de ellas, -
un porcentaje menor realizó algunos talleres individualmente. Un porcentaje menor de
usuarias participó exclusivamente en talleres individuales (ver TABLA 18).
El promedio de sesiones varía según modalidad: los talleres grupales tienen un -
promedio de 3,0 sesiones; los individuales, uno de 3,4 sesiones; y los mixtos, uno
de 3,9 sesiones.
TABLA 16: DISTIBUCIÓN DEL TOTAL DE MUJERES
SEGÚN EL NÚMERO DE SESIONES A LAS QUE ASISTIÓ
NÚMERO DE SESIONES N % %acumulado
1 o 2 SESIONES 55 38,7 38,7
3 o 4 SESIONES 48 33,8 72,5
5 o MÁS SESIONES 29 20,5 93
NO RESPONDE 10 7 100
TOTAL 142 100 100
TABLA 17: DISTRIBUCIÓN DEL TOTAL DE MUJERES SEGÚN
LA DURACIÓN DE LAS SESIONES A LAS QUE ASISTIERON
DURACIÓN EN MINUTOS DE CADA SESIÓN N % %acumulado
MENOS DE 1 HORA 17 12 12
1 HORA 32 22,5 34,5
ENTRE 1 Y 2 HORAS 54 38 72,5
MÁS DE 2 HORAS 28 19,7 92,2
NO RESPONDE 11 7,8 100
TOTAL 142 100 100
TABLA 18: DISTRIBUCIÓN DEL TOTAL DE MUJERES
SEGÚN EL TIPO DE TALLERES A LOS QUE ASISTIÓ
TIPO DE TALLERES N % %acumulado
INDIVIDUALES 25 17,6 17,6
GRUPALES 85 59,9 77,5
AMBOS 32 22,5 100
NO RESPONDE 0 0 100
TOTAL 142 100 100
TABLA 19: DISTRIBUCIÓN DEL TOTAL DE MUJERES SEGÚN
TIPO DE TALLERES Y NÚMERO DE SESIONES A LOS QUE ASISTIÓ
NÚMERO DE
SESIONES
TIPO DE TALLERES
TOTAL
INDIVIDUALES GRUPALES AMBOS
N % N % N % N %
SÓLO 1 SESIÓN 3 12 17 20 4
(
*
)
12,5 24 16,9
2 o 3 SESIONES 9 36 41 48,2 10 31,3 60 42,3
4 o 5 SESIONES 6 24 14 16,5 8 25 28 19,7
6 o 7 SESIONES 2 8 7 8,2 5 15,6 14 9,9
8 o MÁS SESIONES 1 4 3 3,5 2 6,2 6 4,2
NO RESPONDE 4 16 3 3,5 3 9,4 10 7
TOTAL 25 100 85 100 32 100 142 100
(
*
)
En estos casos, se realizó una sesión individual del Módulo con el
Delegado y el taller grupal en un mismo día. La ausencia de un período de
ventana entre amb
siones se identifca como una sola sesión de trabajo.


19
19
- Casi la mitad de las muieres encuestadas ha permanecido 1 año o menos del total de su
condena en la medida de Libertad Vigilada. Del resto. muy pocas han permanecido mas
de dos años en control (ver TABLA 15 y GRAFICO 8).

TAßLA 15: DISTRIßUCIÓN DIL TOTAL DI MUIIRIS, SIGUN TIIMIO OUI
LLIVA CUMILIINDO CONDINA IN LA LIßIRTAD VIGILADA DIL ADULTO
ME5E5 EN LVA N % % ACUMULADO
12 MISIS O MINOS 70 49,3 49,3
13 A 24 MISIS 69 48,6 97,9
MAS DI 24 MISIS 2 1,4 99,3
NO RISIONDI 1 0,7 100
TOTAL 142 100 100

GRÁIICO S: ÐISTRIBLCIÓN SIGLN TIIMPO QLI LLIVA
IN LIBIRTAÐ VIGILAÐA
=o%
q¤%
1%
1z MESES O MENOS
1¤ A zq MESES
MÁS DE zq MESES


b. ASPECTOS GENERALES DE LOS TALLERES A LOS QUE
ASISTIERON

- Solo 1 de cada 5 usuarias reIiere haber realizado 5 o mas talleres del Modulo de
Comunicacion (ver TABLA 16). Esto indica que en la gran mayoria de los CRS se llevo
a cabo el programa de trabaio comprimiendo sus contenidos en pocas sesiones.
- La duracion de las sesiones es. en general. breve: 3 de cada 4 usuarias indica que estas
duraban solo dos horas o menos. siendo el tiempo promedio de 97 minutos (TABLA 17).
- La mayoria de las usuarias encuestadas participo en talleres grupales (82.4°); de ellas.
un porcentaie menor realizo algunos talleres individualmente. Un porcentaie menor de
usuarias participo exclusivamente en talleres individuales (ver TABLA 18).
- El promedio de sesiones varia segun modalidad: los talleres grupales tienen un promedio
de 3.0 sesiones; los individuales. uno de 3.4 sesiones; y los mixtos. uno de 3.9 sesiones.


TAßLA 16: DISTIßUCIÓN DIL TOTAL DI MUIIRIS
SIGUN IL NUMIRO DI SISIONIS A LAS OUI ASISTIÓ
NUMERO DE 5E5IONE5 N % %acumu!adn
1 o 2 SISIONIS 55 38,7 38,7
3 o 4 SISIONIS 48 33,8 72,5
5 o MAS SISIONIS 29 20,5 93
NO RISIONDI 10 7 100
TOTAL 142 100 100


20
20


TAßLA 17: DISTRIßUCIÓN DIL TOTAL DI MUIIRIS SIGUN
LA DURACIÓN DI LAS SISIONIS A LAS OUI ASISTIIRON
DURACION EN MINUTO5 DE CADA 5E5ION N % %acumu!adn
MINOS DI 1 HORA 17 12 12
1 HORA 32 22,5 34,5
INTRI 1 Y 2 HORAS 54 38 72,5
MAS DI 2 HORAS 28 19,7 92,2
NO RISIONDI 11 7,8 100
TOTAL 142 100 100


TAßLA 18: DISTRIßUCIÓN DIL TOTAL DI MUIIRIS
SIGUN IL TIIO DI TALLIRIS A LOS OUI ASISTIÓ
TIPO DE TALLERE5 N % %acumu!adn
INDIVIDUALIS 25 17,6 17,6
GRUIALIS 85 59,9 77,5
AMßOS 32 22,5 100
NO RISIONDI 0 0 100
TOTAL 142 100 100


TAßLA 19: DISTRIßUCIÓN DIL TOTAL DI MUIIRIS SIGUN
TIIO DI TALLIRIS Y NUMIRO DI SISIONIS A LOS OUI ASISTIÓ

NUMERO DE
5E5IONE5
TIPO DE TALLERE5
TOTAL
INDIVIDUALE5 GRUPALE5 AMBO5
N % N % N % N 
SÓLO 1 SISIÓN 3 12 17 20 4
(
®
)
12.5 24 16.9
2 o 3 SISIONIS 9 36 41 48.2 10 31.3 60 42.3
4 o 5 SISIONIS 6 24 14 16.5 8 25 28 19.7
6 o 7 SISIONIS 2 8 7 8.2 5 15.6 14 9.9
8 o MAS SISIONIS 1 4 3 3.5 2 6.2 6 4.2
NO RISIONDI 4 16 3 3.5 3 9.4 10 7
TOTAL 25  85  32  142 
(
*
)
En estos casos. se realizo una sesion individual del Modulo con el Delegado y el taller grupal en
un mismo dia. La ausencia de un periodo de ventana entre ambas sesiones se identiIica como una sola
sesion de trabaio.


c. LUGAR EN DONDE CONTESTARON LA ENCUESTA

 Si bien se instruyo a las muieres que aceptaron participar en el estudio que podian
contestar la encuesta Iuera del Centro de Reinsercion Social en que se controlan. la
mayoria preIirio hacerlo en ese lugar (ver TABLA 20).



20
20


TAßLA 17: DISTRIßUCIÓN DIL TOTAL DI MUIIRIS SIGUN
LA DURACIÓN DI LAS SISIONIS A LAS OUI ASISTIIRON
DURACION EN MINUTO5 DE CADA 5E5ION N % %acumu!adn
MINOS DI 1 HORA 17 12 12
1 HORA 32 22,5 34,5
INTRI 1 Y 2 HORAS 54 38 72,5
MAS DI 2 HORAS 28 19,7 92,2
NO RISIONDI 11 7,8 100
TOTAL 142 100 100


TAßLA 18: DISTRIßUCIÓN DIL TOTAL DI MUIIRIS
SIGUN IL TIIO DI TALLIRIS A LOS OUI ASISTIÓ
TIPO DE TALLERE5 N % %acumu!adn
INDIVIDUALIS 25 17,6 17,6
GRUIALIS 85 59,9 77,5
AMßOS 32 22,5 100
NO RISIONDI 0 0 100
TOTAL 142 100 100


TAßLA 19: DISTRIßUCIÓN DIL TOTAL DI MUIIRIS SIGUN
TIIO DI TALLIRIS Y NUMIRO DI SISIONIS A LOS OUI ASISTIÓ

NUMERO DE
5E5IONE5
TIPO DE TALLERE5
TOTAL
INDIVIDUALE5 GRUPALE5 AMBO5
N % N % N % N 
SÓLO 1 SISIÓN 3 12 17 20 4
(
®
)
12.5 24 16.9
2 o 3 SISIONIS 9 36 41 48.2 10 31.3 60 42.3
4 o 5 SISIONIS 6 24 14 16.5 8 25 28 19.7
6 o 7 SISIONIS 2 8 7 8.2 5 15.6 14 9.9
8 o MAS SISIONIS 1 4 3 3.5 2 6.2 6 4.2
NO RISIONDI 4 16 3 3.5 3 9.4 10 7
TOTAL 25  85  32  142 
(
*
)
En estos casos. se realizo una sesion individual del Modulo con el Delegado y el taller grupal en
un mismo dia. La ausencia de un periodo de ventana entre ambas sesiones se identiIica como una sola
sesion de trabaio.


c. LUGAR EN DONDE CONTESTARON LA ENCUESTA

 Si bien se instruyo a las muieres que aceptaron participar en el estudio que podian
contestar la encuesta Iuera del Centro de Reinsercion Social en que se controlan. la
mayoria preIirio hacerlo en ese lugar (ver TABLA 20).



20
20


TAßLA 17: DISTRIßUCIÓN DIL TOTAL DI MUIIRIS SIGUN
LA DURACIÓN DI LAS SISIONIS A LAS OUI ASISTIIRON
DURACION EN MINUTO5 DE CADA 5E5ION N % %acumu!adn
MINOS DI 1 HORA 17 12 12
1 HORA 32 22,5 34,5
INTRI 1 Y 2 HORAS 54 38 72,5
MAS DI 2 HORAS 28 19,7 92,2
NO RISIONDI 11 7,8 100
TOTAL 142 100 100


TAßLA 18: DISTRIßUCIÓN DIL TOTAL DI MUIIRIS
SIGUN IL TIIO DI TALLIRIS A LOS OUI ASISTIÓ
TIPO DE TALLERE5 N % %acumu!adn
INDIVIDUALIS 25 17,6 17,6
GRUIALIS 85 59,9 77,5
AMßOS 32 22,5 100
NO RISIONDI 0 0 100
TOTAL 142 100 100


TAßLA 19: DISTRIßUCIÓN DIL TOTAL DI MUIIRIS SIGUN
TIIO DI TALLIRIS Y NUMIRO DI SISIONIS A LOS OUI ASISTIÓ

NUMERO DE
5E5IONE5
TIPO DE TALLERE5
TOTAL
INDIVIDUALE5 GRUPALE5 AMBO5
N % N % N % N 
SÓLO 1 SISIÓN 3 12 17 20 4
(
®
)
12.5 24 16.9
2 o 3 SISIONIS 9 36 41 48.2 10 31.3 60 42.3
4 o 5 SISIONIS 6 24 14 16.5 8 25 28 19.7
6 o 7 SISIONIS 2 8 7 8.2 5 15.6 14 9.9
8 o MAS SISIONIS 1 4 3 3.5 2 6.2 6 4.2
NO RISIONDI 4 16 3 3.5 3 9.4 10 7
TOTAL 25  85  32  142 
(
*
)
En estos casos. se realizo una sesion individual del Modulo con el Delegado y el taller grupal en
un mismo dia. La ausencia de un periodo de ventana entre ambas sesiones se identiIica como una sola
sesion de trabaio.


c. LUGAR EN DONDE CONTESTARON LA ENCUESTA

 Si bien se instruyo a las muieres que aceptaron participar en el estudio que podian
contestar la encuesta Iuera del Centro de Reinsercion Social en que se controlan. la
mayoria preIirio hacerlo en ese lugar (ver TABLA 20).



19
19
b. ASPECTOS GENERALES DE LOS TALLERES A LOS QUE
ASISTIERON

 Solo 1 de cada 5 usuarias reIiere haber realizado 5 o mas talleres del Modulo de
Comunicacion (ver TABLA 16). Esto indica que en la gran mayoria de los CRS se llevo
a cabo el programa de trabaio comprimiendo sus contenidos en pocas sesiones.
 La duracion de las sesiones es. en general. breve: 3 de cada 4 usuarias indica que estas
duraban solo dos horas o menos. siendo el tiempo promedio de 97 minutos (TABLA 17).
 La mayoria de las usuarias encuestadas participo en talleres grupales (82.4°); de ellas.
un porcentaie menor realizo algunos talleres individualmente. Un porcentaie menor de
usuarias participo exclusivamente en talleres individuales (ver TABLA 18).
 El promedio de sesiones varia segun modalidad: los talleres grupales tienen un promedio
de 3.0 sesiones; los individuales. uno de 3.4 sesiones; y los mixtos. uno de 3.9 sesiones.


TAßLA 16: DISTIßUCIÓN DIL TOTAL DI MUIIRIS
SIGUN IL NUMIRO DI SISIONIS A LAS OUI ASISTIÓ
NUMERO DE 5E5IONE5 N % %acumu!adn
1 o 2 SISIONIS 55 38,7 38,7
3 o 4 SISIONIS 48 33,8 72,5
5 o MAS SISIONIS 29 20,5 93
NO RISIONDI 10 7 100
TOTAL 142 100 100


TAßLA 17: DISTRIßUCIÓN DIL TOTAL DI MUIIRIS SIGUN
LA DURACIÓN DI LAS SISIONIS A LAS OUI ASISTIIRON
DURACION EN MINUTO5 DE CADA 5E5ION N % %acumu!adn
MINOS DI 1 HORA 17 12 12
1 HORA 32 22,5 34,5
INTRI 1 Y 2 HORAS 54 38 72,5
MAS DI 2 HORAS 28 19,7 92,2
NO RISIONDI 11 7,8 100
TOTAL 142 100 100


TAßLA 18: DISTRIßUCIÓN DIL TOTAL DI MUIIRIS
SIGUN IL TIIO DI TALLIRIS A LOS OUI ASISTIÓ
TIPO DE TALLERE5 N % %acumu!adn
INDIVIDUALIS 25 17,6 17,6
GRUIALIS 85 59,9 77,5
AMßOS 32 22,5 100
NO RISIONDI 0 0 100
TOTAL 142 100 100




20
20
TAßLA 19: DISTRIßUCIÓN DIL TOTAL DI MUIIRIS SIGUN
TIIO DI TALLIRIS Y NUMIRO DI SISIONIS A LOS OUI ASISTIÓ

NUMERO DE
5E5IONE5
TIPO DE TALLERE5

TOTAL
INDIVIDUALE5 GRUPALE5 AMBO5
N % N % N % N 
SÓLO 1 SISIÓN 3 12 17 20 4
(
®
)
12.5 24 16.9
2 o 3 SISIONIS 9 36 41 48.2 10 31.3 60 42.3
4 o 5 SISIONIS 6 24 14 16.5 8 25 28 19.7
6 o 7 SISIONIS 2 8 7 8.2 5 15.6 14 9.9
8 o MAS SISIONIS 1 4 3 3.5 2 6.2 6 4.2
NO RISIONDI 4 16 3 3.5 3 9.4 10 7
TOTAL 25  85  32  142 
(
*
)
En estos casos. se realizo una sesion individual del Modulo con el Delegado y el taller grupal en
un mismo dia. La ausencia de un periodo de ventana entre ambas sesiones se identiIica como una sola
sesion de trabaio.


c. LUGAR EN DONDE CONTESTARON LA ENCUESTA

- Si bien se instruyo a las muieres que aceptaron participar en el estudio que podian
contestar la encuesta Iuera del Centro de Reinsercion Social en que se controlan. la
mayoria preIirio hacerlo en ese lugar (ver TABLA 20).


TAßLA 20: DISTRIßUCIÓN SIGUN LUGAR IN DONDI CONTISTARON LA INCUISTA
LUGAR N % % ACUMULADO
DOMICILIO DI LA USUARIA 37 26 26
TRAßAIO DI LA USUARIA 3 2,1 28,1
CINTRO DI RIINSIRCIÓN SOCIAL 99 69,7 97,8
OTRO LUGAR 2 1,4 99,2
NO RISIONDI 1 0,7 100
TOTAL 142 100 100


GRÁIICO n: ÐISTRIBLCIÓN SIGLN LLGAR IN ÐONÐI
CONTISTARON LA INCLISTA
;o%
z6%
q%
CENTRO DE RE¡NSERC¡ÓN SOC¡A¡
DOM¡C¡¡¡O
OTRO ¡UGAR






19
19
b. ASPECTOS GENERALES DE LOS TALLERES A LOS QUE
ASISTIERON

 Solo 1 de cada 5 usuarias reIiere haber realizado 5 o mas talleres del Modulo de
Comunicacion (ver TABLA 16). Esto indica que en la gran mayoria de los CRS se llevo
a cabo el programa de trabaio comprimiendo sus contenidos en pocas sesiones.
 La duracion de las sesiones es. en general. breve: 3 de cada 4 usuarias indica que estas
duraban solo dos horas o menos. siendo el tiempo promedio de 97 minutos (TABLA 17).
 La mayoria de las usuarias encuestadas participo en talleres grupales (82.4°); de ellas.
un porcentaie menor realizo algunos talleres individualmente. Un porcentaie menor de
usuarias participo exclusivamente en talleres individuales (ver TABLA 18).
 El promedio de sesiones varia segun modalidad: los talleres grupales tienen un promedio
de 3.0 sesiones; los individuales. uno de 3.4 sesiones; y los mixtos. uno de 3.9 sesiones.


TAßLA 16: DISTIßUCIÓN DIL TOTAL DI MUIIRIS
SIGUN IL NUMIRO DI SISIONIS A LAS OUI ASISTIÓ
NUMERO DE 5E5IONE5 N % %acumu!adn
1 o 2 SISIONIS 55 38,7 38,7
3 o 4 SISIONIS 48 33,8 72,5
5 o MAS SISIONIS 29 20,5 93
NO RISIONDI 10 7 100
TOTAL 142 100 100


TAßLA 17: DISTRIßUCIÓN DIL TOTAL DI MUIIRIS SIGUN
LA DURACIÓN DI LAS SISIONIS A LAS OUI ASISTIIRON
DURACION EN MINUTO5 DE CADA 5E5ION N % %acumu!adn
MINOS DI 1 HORA 17 12 12
1 HORA 32 22,5 34,5
INTRI 1 Y 2 HORAS 54 38 72,5
MAS DI 2 HORAS 28 19,7 92,2
NO RISIONDI 11 7,8 100
TOTAL 142 100 100


TAßLA 18: DISTRIßUCIÓN DIL TOTAL DI MUIIRIS
SIGUN IL TIIO DI TALLIRIS A LOS OUI ASISTIÓ
TIPO DE TALLERE5 N % %acumu!adn
INDIVIDUALIS 25 17,6 17,6
GRUIALIS 85 59,9 77,5
AMßOS 32 22,5 100
NO RISIONDI 0 0 100
TOTAL 142 100 100




19
19
b. ASPECTOS GENERALES DE LOS TALLERES A LOS QUE
ASISTIERON

 Solo 1 de cada 5 usuarias reIiere haber realizado 5 o mas talleres del Modulo de
Comunicacion (ver TABLA 16). Esto indica que en la gran mayoria de los CRS se llevo
a cabo el programa de trabaio comprimiendo sus contenidos en pocas sesiones.
 La duracion de las sesiones es. en general. breve: 3 de cada 4 usuarias indica que estas
duraban solo dos horas o menos. siendo el tiempo promedio de 97 minutos (TABLA 17).
 La mayoria de las usuarias encuestadas participo en talleres grupales (82.4°); de ellas.
un porcentaie menor realizo algunos talleres individualmente. Un porcentaie menor de
usuarias participo exclusivamente en talleres individuales (ver TABLA 18).
 El promedio de sesiones varia segun modalidad: los talleres grupales tienen un promedio
de 3.0 sesiones; los individuales. uno de 3.4 sesiones; y los mixtos. uno de 3.9 sesiones.


TAßLA 16: DISTIßUCIÓN DIL TOTAL DI MUIIRIS
SIGUN IL NUMIRO DI SISIONIS A LAS OUI ASISTIÓ
NUMERO DE 5E5IONE5 N % %acumu!adn
1 o 2 SISIONIS 55 38,7 38,7
3 o 4 SISIONIS 48 33,8 72,5
5 o MAS SISIONIS 29 20,5 93
NO RISIONDI 10 7 100
TOTAL 142 100 100


TAßLA 17: DISTRIßUCIÓN DIL TOTAL DI MUIIRIS SIGUN
LA DURACIÓN DI LAS SISIONIS A LAS OUI ASISTIIRON
DURACION EN MINUTO5 DE CADA 5E5ION N % %acumu!adn
MINOS DI 1 HORA 17 12 12
1 HORA 32 22,5 34,5
INTRI 1 Y 2 HORAS 54 38 72,5
MAS DI 2 HORAS 28 19,7 92,2
NO RISIONDI 11 7,8 100
TOTAL 142 100 100


TAßLA 18: DISTRIßUCIÓN DIL TOTAL DI MUIIRIS
SIGUN IL TIIO DI TALLIRIS A LOS OUI ASISTIÓ
TIPO DE TALLERE5 N % %acumu!adn
INDIVIDUALIS 25 17,6 17,6
GRUIALIS 85 59,9 77,5
AMßOS 32 22,5 100
NO RISIONDI 0 0 100
TOTAL 142 100 100


NÚMERO DE SESIONES
1 o 2 SESIONES
3 o 4 SESIONES
5 o MÁS SESIONES
NO RESPONDE
TOTAL
N
55
48
29
10
142
%
38,7
33,8
20,5
7
100
% acumulado
38,7
72,5
93
100
100
TABLA 16: DISTRIBUCION DEL TOTAL DE MUJERES
SEGÚN EL NÚMERO DE SESIONES A LAS QUE ASISTIÓ
% acumulado
12
34,5
72,5
92,2
100
100
TABLA 17: DISTRIBUCIÓN DEL TOTAL DE MUJERES SEGÚN
LA DURACIÓN DE LAS SESIONES A LAS QUE ASISTIERON
%
12
22, 5
38
19,7
7,8
100
N
17
32
54
28
11
142
DURACIÓN EN MINUTOS DE CADA SESIÓN
MENOS DE 1 HORA
1 HORA
ENTRE 1 Y 2 HORAS
MÁS DE 2 HORAS
NO RESPONDE
TOTAL
TIPO DE TALLERES
INDIVIDUALES
GRUPALES
AMBOS
NO RESPONDE
TOTAL
N
25
85
32
0
142
%
17,6
59,9
22,5
0
100
% acumulado
17,6
77,5
100
100
100
TABLA 18: DISTRIBUCION DEL TOTAL DE MUJERES
SEGÚN EL TIPO DE TALLERES A LOS QUE ASISTIÓ
(*) En estos casos, se realizó una sesión individual del Módulo con el Delegado y el taller grupal en
un mismo día. La ausencia de un período de ventana entre ambas sesiones se identifca como una sola
sesión de trabajo.
NÚMERO DE
SESIONES
SÓLO 1 SESION
2 o 3 SESIONES
4 o 5 SESIONES
6 o 7 SESIONES
8 o MAS SESIONES
NO RESPONDE
TOTAL
TIPO DE TALLERES
INDIVIDUALES GRUPALES AMBOS
TOTAL
N
3
9
6
2
1
4
25
%
12
36
24
8
4
16
100
N
17
41
14
7
3
3
85
%
20
48,2
16,5
8,2
3,5
3,5
100
N
4(*)
10
8
5
2
3
32
%
12,5
31,3
25
15,6
6,2
9,4
100
N
24
60
28
14
6
10
142
%
16,9
42,3
19,7
9,9
4,2
7
100
TABLA 19: DISTRIBUCIÓN DEL TOTAL DE MUJERES SEGÚN
TIPO DE TALLERES Y NÚMERO DE SESIONES A LOS QUE ASISTIÓ
XiMeNa verbal ríos, María N. Carreño Cañas, aNdrés aedo HeNríquez
SATISFACCION EN USUARIAS DE LIBERTAD VIGILADA PARTICIPANTES DEL MODULO DE COMUNICACIÓN CON ENFOQUE DE GENERO
55
LUGAR EN DONDE CONTESTARON LA ENCUESTA c.
Si bien se instruyó a las mujeres que aceptaron participar en el estudio que podían -
contestar la encuesta fuera del Centro de Reinserción Social en que se controlan, la
mayoría prefrió hacerlo en ese lugar (ver TABLA 20).
TABLA 20: DISTRIBUCIÓN SEGÚN LUGAR EN DONDE CONTESTARON LA
ENCUESTA
LUGAR N % % ACUMULADO
DOMICILIO DE LA USUARIA 37 26 26
TRABAJO DE LA USUARIA 3 2,1 28,1
CENTRO DE REINSERCIÓN SOCIAL 99 69,7 97,8
OTRO LUGAR 2 1,4 99,2
NO RESPONDE 1 0,7 100
TOTAL 142 100 100
GRÁFICO 9: DISTRIBUCIÓN SEGÚN LUGAR EN DONDE
CONTESTARON LA ENCUESTA
7 0%
2 6%
4%
CENTRO DE REINSERCIÓN SOCIAL
DOMICILIO
OTRO LUGAR
VARIABLES DISCRIMINATIVAS d.
Para este análisis se factorizó las variables de personal, contenidos, materiales,
local y horario. Se obtuvo un factor o índice que fue partido por medio de los percentiles
que alcanzaba, dando cuatro grupos iguales. Posteriormente a cada uno de estos grupos
se les aplicó un análisis de árboles de clasifcación, con la intención de poder trabajar
los puntos de cortes entre los grupos del factor. El árbol de clasifcación tiene la
importancia de decirnos cuáles son las variables que mejor segmentan a los grupos y en
que punto de la distribución de esta variable se producen los cambios de grupos. En este
caso, el árbol de clasifcación nos arroja perfles, donde las probabilidades de mayor
satisfacción con el Módulo alcanzan mayor importancia.
Todas las variables discriminativas fueron sometidas a verifcación y destacaron
con fuerza la edad, el tiempo de condena cumplido en la LVA y el Nº de sesiones del
Módulo de Comunicación a las que asistió. En el caso del tiempo en la LVA, arriba
de 13 meses de cumplimiento se produce un cambio signifcativo desde el segundo
cuartil al tercero (ver ESQUEMA 1). Y en el caso del Nº de sesiones a las que asistió,
GRÁ FICO 9: DIST RIBUCIÓN SEGÚN LUGA R EN DONDE
CONT EST A RON LA ENCUEST A
7 0%
2 6 %
4 %
CENTRO DE REINSERCIÓN SOCIAL
DOMICILIO
OTRO LUGAR


21
21

TAßLA 20: DISTRIßUCIÓN SIGUN LUGAR IN DONDI CONTISTARON LA INCUISTA
LUGAR N % % ACUMULADO
DOMICILIO DI LA USUARIA 37 26 26
TRAßAIO DI LA USUARIA 3 2,1 28,1
CINTRO DI RIINSIRCIÓN SOCIAL 99 69,7 97,8
OTRO LUGAR 2 1,4 99,2
NO RISIONDI 1 0,7 100
TOTAL 142 100 100


GRÁIICO n: ÐISTRIBLCIÓN SIGLN LLGAR IN ÐONÐI
CONTISTARON LA INCLISTA
;o%
z6%
q%
CENTRO DE RE¡NSERC¡ÓN SOC¡A¡
DOM¡C¡¡¡O
OTRO ¡UGAR




d. VARIABLES DISCRIMINATIVAS

Para este analisis se Iactorizo las variables de personal. contenidos. materiales. local y
horario. Se obtuvo un Iactor o indice que Iue partido por medio de los percentiles que
alcanzaba. dando cuatro grupos iguales. Posteriormente a cada uno de estos grupos se
les aplico un analisis de arboles de clasiIicacion. con la intencion de poder trabaiar los
puntos de cortes entre los grupos del Iactor. El arbol de clasiIicacion tiene la
importancia de decirnos cuales son las variables que meior segmentan a los grupos y
en que punto de la distribucion de esta variable se producen los cambios de grupos.
En este caso. el arbol de clasiIicacion nos arroia perIiles. donde las probabilidades de
mayor satisIaccion con el Modulo alcanzan mayor importancia.

Todas las variables discriminativas Iueron sometidas a veriIicacion y destacaron con
Iuerza la edad. el tiempo de condena cumplido en la LJA y el N° de sesiones del
Modulo de Comunicacion a las que asistio. En el caso del tiempo en la LVA. arriba
de 13 meses de cumplimiento se produce un cambio signiIicativo desde el segundo
cuartil al tercero (ver ESQUEMA 1). Y en el caso del Nº de sesiones a las que asistio.
se aprecia que hay un cambio signiIicativo desde el segundo cuartil al cuarto cuartil.
es decir. a partir de 4 sesiones y mas (ver ESQUEMA 2). Por ultimo. se ve que la


20
20
TAßLA 19: DISTRIßUCIÓN DIL TOTAL DI MUIIRIS SIGUN
TIIO DI TALLIRIS Y NUMIRO DI SISIONIS A LOS OUI ASISTIÓ

NUMERO DE
5E5IONE5
TIPO DE TALLERE5

TOTAL
INDIVIDUALE5 GRUPALE5 AMBO5
N % N % N % N 
SÓLO 1 SISIÓN 3 12 17 20 4
(
®
)
12.5 24 16.9
2 o 3 SISIONIS 9 36 41 48.2 10 31.3 60 42.3
4 o 5 SISIONIS 6 24 14 16.5 8 25 28 19.7
6 o 7 SISIONIS 2 8 7 8.2 5 15.6 14 9.9
8 o MAS SISIONIS 1 4 3 3.5 2 6.2 6 4.2
NO RISIONDI 4 16 3 3.5 3 9.4 10 7
TOTAL 25  85  32  142 
(
*
)
En estos casos. se realizo una sesion individual del Modulo con el Delegado y el taller grupal en
un mismo dia. La ausencia de un periodo de ventana entre ambas sesiones se identiIica como una sola
sesion de trabaio.


c. LUGAR EN DONDE CONTESTARON LA ENCUESTA

- Si bien se instruyo a las muieres que aceptaron participar en el estudio que podian
contestar la encuesta Iuera del Centro de Reinsercion Social en que se controlan. la
mayoria preIirio hacerlo en ese lugar (ver TABLA 20).


TAßLA 20: DISTRIßUCIÓN SIGUN LUGAR IN DONDI CONTISTARON LA INCUISTA
LUGAR N % % ACUMULADO
DOMICILIO DI LA USUARIA 37 26 26
TRAßAIO DI LA USUARIA 3 2,1 28,1
CINTRO DI RIINSIRCIÓN SOCIAL 99 69,7 97,8
OTRO LUGAR 2 1,4 99,2
NO RISIONDI 1 0,7 100
TOTAL 142 100 100


GRÁIICO n: ÐISTRIBLCIÓN SIGLN LLGAR IN ÐONÐI
CONTISTARON LA INCLISTA
;o%
z6%
q%
CENTRO DE RE¡NSERC¡ÓN SOC¡A¡
DOM¡C¡¡¡O
OTRO ¡UGAR




TABLA 20: DISTRIBUCIÓN SEGÚN LUGAR EN DONDE CONTESTARON LA ENCUESTA
LUGAR
DOMICILO DE LA USUARIA
TRABAJO DE LA USUARIA
CENTRO DE REINSERCIÓN SOCIAL
OTRO LUGAR
NO RESPONDE
TOTAL
N
37
3
99
2
1
142
%
26
2,1
69,7
1,4
0,7
100
% acumulado
26
28,1
97,8
99,2
100
100
GRÁFICO 9: DISTRIBUCIÓN SEGÚN LUGAR EN DONDE
CONTESTARON LA ENCUESTA
CENTRO DE REINSERCIÓN SOCIAL
DOMICILIO
OTRO LUGAR
26%
70%
4%
Rev. Estudios Criminológicos y Penitenciarios Año IX - Junio 2009
56
Node 0
Category % n
24.8 35 1.000
24.8 35 2.000
25.5 36 3.000
24.8 35 4.000
Total 100.0 141
TIEMPO EN LVA
Adj. P-value=0.540, F=0.723,
df1=3, df2=137
RANGOS_FACTOR
Node 1
Category % n
25.7 19 1.000
27.0 20 2.000
24.3 18 3.000
23.0 17 4.000
Total 52.5 74
<= 13
Node 2
Category % n
23.9 16 1.000
22.4 15 2.000
26.9 18 3.000
26.9 18 4.000
Total 47.5 67
> 13
1.000
2.000
3.000
4.000
Node 0
Category % n
24.6 35 1.000
25.4 36 2.000
25.4 36 3.000
24.6 35 4.000
Total 100.0 142
Nº DE SESIONES A LAS QUE
ASISTIÓ
Adj. P-value=0.299, F=2.131,
df1=3, df2=128
RANGOS_FACTOR
Node 1
Category % n
25.5 24 1.000
29.8 28 2.000
25.5 24 3.000
19.1 18 4.000
Total 66.2 94
<= 4
Node 2
Category % n
22.9 11 1.000
16.7 8 2.000
25.0 12 3.000
35.4 17 4.000
Total 33.8 48
> 4
1.000
2.000
3.000
4.000
ESQUEMA 2
Node 0
Category % n
23.6 33 1.000
25.7 36 2.000
25.7 36 3.000
25.0 35 4.000
Total 100.0 140
EDAD
Adj. P-value=0.042, F=2.804,
df1=3, df2=136
RANGOS_FACTOR
Node 1
Category % n
26.7 24 1.000
30.0 27 2.000
25.6 23 3.000
17.8 16 4.000
Total 64.3 90
<= 37
Node 2
Category % n
18.0 9 1.000
18.0 9 2.000
26.0 13 3.000
38.0 19 4.000
Total 35.7 50
> 37
1.000
2.000
3.000
4.000
ESQUEMA 3
se aprecia que hay un cambio signifcativo desde el segundo cuartil al cuarto cuartil, es
decir, a partir de 4 sesiones y más (ver ESQUEMA 2). Por último, se ve que la edad
funciona de la misma manera desde los 37 años (ver ESQUEMA 3). En resumen, se
puede saber que estos son grupos con la tendencia a ser homogéneos.
ESQUEMA 1
PONDERACIÓN DE LAS VARIABLES DE CALIDAD O VALORATIVAS e.
Se sistematizaron las quejas, opiniones y sugerencias recogidas en la 3ª parte de


21
21
d. VARIABLES DISCRIMINATIVAS

Para este analisis se Iactorizo las variables de personal. contenidos. materiales. local y
horario. Se obtuvo un Iactor o indice que Iue partido por medio de los percentiles que
alcanzaba. dando cuatro grupos iguales. Posteriormente a cada uno de estos grupos se
les aplico un analisis de arboles de clasiIicacion. con la intencion de poder trabaiar los
puntos de cortes entre los grupos del Iactor. El arbol de clasiIicacion tiene la
importancia de decirnos cuales son las variables que meior segmentan a los grupos y
en que punto de la distribucion de esta variable se producen los cambios de grupos.
En este caso. el arbol de clasiIicacion nos arroia perIiles. donde las probabilidades de
mayor satisIaccion con el Modulo alcanzan mayor importancia.

Todas las variables discriminativas Iueron sometidas a veriIicacion y destacaron con
Iuerza la edad. el tiempo de condena cumplido en la LJA y el N° de sesiones del
Modulo de Comunicacion a las que asistio. En el caso del tiempo en la LVA. arriba
de 13 meses de cumplimiento se produce un cambio signiIicativo desde el segundo
cuartil al tercero (ver ESQUEMA 1). Y en el caso del Nº de sesiones a las que asistio.
se aprecia que hay un cambio signiIicativo desde el segundo cuartil al cuarto cuartil.
es decir. a partir de 4 sesiones y mas (ver ESQUEMA 2). Por ultimo. se ve que la
edad Iunciona de la misma manera desde los 37 años (ver ESQUEMA 3). En
resumen. se puede saber que estos son grupos con la tendencia a ser homogeneos.



Node 0
Category % n
24.8 35 1.000
24.8 35 2.000
25.5 36 3.000
24.8 35 4.000
Total 100.0 141
TIEMPO EN LVA
Adj. P-value=0.540, F=0.723,
df1=3, df2=137
RANGOS_FACTOR
Node 1
Category % n
25.7 19 1.000
27.0 20 2.000
24.3 18 3.000
23.0 17 4.000
Total 52.5 74
<= 13
Node 2
Category % n
23.9 16 1.000
22.4 15 2.000
26.9 18 3.000
26.9 18 4.000
Total 47.5 67
> 13
1.000
2.000
3.000
4.000






22
22
E5QUEMA 2 E5QUEMA 3
Node 0
Category % n
24.6 35 1.000
25.4 36 2.000
25.4 36 3.000
24.6 35 4.000
Total 100.0 142
Nº DE SESIONES A LAS QUE
ASISTIÓ
Adj. P-value=0.299, F=2.131,
df1=3, df2=128
RANGOS_FACTOR
Node 1
Category % n
25.5 24 1.000
29.8 28 2.000
25.5 24 3.000
19.1 18 4.000
Total 66.2 94
<= 4
Node 2
Category %
22.9 1.000
16.7 2.000
25.0 3.000
35.4 4.000
Total 33.8
> 4
1.000
2.000
3.000
4.000
Node 0
Category % n
23.6 33 1.000
25.7 36 2.000
25.7 36 3.000
25.0 35 4.000
Total 100.0 140
EDAD
Adj. P-value=0.042, F=2.804,
df1=3, df2=136
RANGOS_FACTOR
Node 1
Category % n
26.7 24 1.000
30.0 27 2.000
25.6 23 3.000
17.8 16 4.000
Total 64.3 90
<= 37
Node 2
Category % n
18.0 9 1.000
18.0 9 2.000
26.0 13 3.000
38.0 19 4.000
Total 35.7 50
> 37
1.000
2.000
3.000
4.000


e. PONDERACIÓN DE LAS VARIABLES DE CALIDAD O VALORATIVAS

Se sistematizaron las queias. opiniones y sugerencias recogidas en la 3ª parte de la
encuesta. segun variable asociada a la prestacion del servicio. El total de muieres que
respondieron este item Iueron 116. y muchas se reIirieron a mas de una variable; en
total hubo 159 alusiones a las variables involucradas en el estudio. Los resultados
mostraron que la variable valorativa aludida con mayor Irecuencia Iue la experiencia
con el personal que realizo el Modulo (27°); le siguen los contenidos de los talleres
(21°). el impacto del Modulo en sus vidas (18°). el tipo de taller (18°). la calidad
de las instalaciones (9°). los horarios (9°) y. por ultimo. los materiales de trabaio
(3°). Tales resultados son coherentes con lo observado en otros estudios
comparables. Las ponderaciones Iueron asignadas como se expone en esta tabla:

TAßLA 21: DISTRIßUCIÓN DI LAS OUIIAS, OIINIONIS Y SUGIRINCIAS, SIGUN VARIAßLI
ALUDIDA Y IONDIRACIÓN ASIGNADA IARA IL CALCULO DI SATISIACCIÓN GLOßAL
VARIABLE DE CALIDAD N % PONDERACION A5IGNADA
IXIIRIINCIA CON IL IIRSONAL 42 26,5 0.27
CONTINIDOS DI LOS TALLIRIS 34 21,4 0.21
CAMßIOS VITALIS IOR IL TALLIR 29 18,2 0.18
TIIO DI TALLIR 28 17,6 0.18
CALIDAD DI LAS INSTALACIONIS 14 8,8 0.09
HORARIOS DI LOS TALLIRIS 7 4,4 0.04
MATIRIALIS DI AIOYO USADOS 5 3,1 0.03
TOTAL 159 100 1.00
XiMeNa verbal ríos, María N. Carreño Cañas, aNdrés aedo HeNríquez
SATISFACCION EN USUARIAS DE LIBERTAD VIGILADA PARTICIPANTES DEL MODULO DE COMUNICACIÓN CON ENFOQUE DE GENERO
57
la encuesta, según variable asociada a la prestación del servicio. El total de mujeres
que respondieron este ítem fueron 116, y muchas se refrieron a más de una variable;
en total hubo 159 alusiones a las variables involucradas en el estudio. Los resultados
mostraron que la variable valorativa aludida con mayor frecuencia fue la experiencia
con el personal que realizó el Módulo (27%); le siguen los contenidos de los talleres
(21%), el impacto del Módulo en sus vidas (18%), el tipo de taller (18%), la calidad de
las instalaciones (9%), los horarios (9%) y, por último, los materiales de trabajo (3%).
Tales resultados son coherentes con lo observado en otros estudios comparables. Las
ponderaciones fueron asignadas como se expone en esta tabla:
TABLA 21: DISTRIBUCIÓN DE LAS QUEJAS, OPINIONES Y SUGERENCIAS,
SEGÚN VARIABLE ALUDIDA Y PONDERACIÓN ASIGNADA PARA EL
CÁLCULO DE SATISFACCIÓN GLOBAL
VARIABLE DE CALIDAD N % PONDERACIÓN ASIGNADA
EXPERIENCIA CON EL PERSONAL 42 26,5 0.27
CONTENIDOS DE LOS TALLERES 34 21,4 0.21
CAMBIOS VITALES POR EL TALLER 29 18,2 0.18
TIPO DE TALLER 28 17,6 0.18
CALIDAD DE LAS INSTALACIONES 14 8,8 0.09
HORARIOS DE LOS TALLERES 7 4,4 0.04
MATERIALES DE APOYO USADOS 5 3,1 0.03
TOTAL 159 100 1.00
La ponderación asignada a cada variable de calidad será utilizada para calcular el
ÍNDICE DE SATISFACCIÓN GENERAL de las usuarias que participaron del Módulo
de Comunicación.
PROMEDIOS GENERALES E ÍNDICE DE SATISFACCIÓN f.
El puntaje promedio por variable estudiada y el puntaje promedio general del Módulo -
de Comunicación se expone en la siguiente tabla:
-
-
TABLA 22: PUNTAJE DE LAS VARIABLES DE CALIDAD Y PROMEDIO
GENERAL DEL MÓDULO DE COMUNICACIÓN CON ENFOQUE DE GÉNERO
VARIABLE DE CALIDAD PUNTAJE PROMEDIO DESVIACIÓN ESTÁNDAR
CALIDAD DE LAS INSTALACIONES 4,21 0,99
EXPERIENCIA CON EL PERSONAL 4,88 0,48
HORARIOS DE LOS TALLERES 4,42 0,92
CONTENIDOS DE LOS TALLERES 4,41 0,84
TIPO DE TALLER 4,67 0,76
MATERIALES DE APOYO USADOS 4,49 0,61
IMPACTO DEL MÓDULO EN SUS VIDAS 4,17 0,79
PROMEDIO GENERAL 4,46 0,77
Al aplicar a los puntajes las ponderaciones asignadas en la TABLA 21, los resultados -
obtenidos son los siguientes:


24
24
IMIACTO DIL MÓDULO IN SUS VIDAS 4,17 0,79
PROMEDIO GENERAL 4,46 0,77

 Al aplicar a los puntaies las ponderaciones asignadas en la TABLA 21. los
resultados obtenidos son los siguientes:

TAßLA 23: INDICI DI SATISIACCIÓN GINIRAL DI LAS
USUARIAS OUI RIALIZARON IL MÓDULO DI COMUNICACIÓN
VARIABLE DE CALIDAD PUNTAJE PONDERACION TOTAL
CALIDAD DI LAS INSTALACIONIS 4,21 0.09 0,3789
IXIIRIINCIA CON IL IIRSONAL 4,88 0.27 1,3176
HORARIOS DI LOS TALLIRIS 4,42 0.04 0,1768
CONTINIDOS DI LOS TALLIRIS 4,41 0.21 0,9261
TIIO DI TALLIR 4,67 0.18 0,8406
MATIRIALIS DI AIOYO USADOS 4,49 0.03 0,1347
IMIACTO DIL MÓDULO IN SUS VIDAS 4,17 0.18 0,7506
PROMEDIO GENERAL 4,46 1.00 4,52

 Los resultados reIleian que el indice de satisIaccion general de las muieres que
participaron del Modulo de Comunicacion es levemente superior al puntaie
promedio obtenido por el Modulo. diIerencia que resulta ser estadisticamente no
signiIicativa (menor a 1 desviacion estandar DE ).
 En adelante. los puntaies obtenidos en cada variable seran comparados con el
promedio general y el índice de satisfacción general.

g. IMPRESIONES DE LAS USUARIAS SOBRE CADA VARIABLE

(1) Variable 1: calidad de las instalaciones en las que se realizaron los talleres
(ver TABLA 24)

 El puntaie de esta variable es inIerior al promedio general y al indice de satisIaccion
general. aunque la diIerencia en ambos casos no es signiIicativa (menor a 1 DE).
 El item meior valorado es el relativo al orden y limpieza de las instalaciones.
 Los item relativos a esta variable obtuvieron las DE mas elevadas del estudio. lo que
reIleia la mayor dispersion entre los puntaies asignados por las usuarias.

TAßLA 24: IUNTAII IROMIDIO DI LA VALORACIÓN OUI LAS USUARIAS HACIN DI LAS
INSTALACIONIS DONDI SI RIALIZARON LOS TALLIRIS DIL MÓDULO DI COMUNICACIÓN
IIRCIICIONIS DI LAS USUARIAS SOßRI LA CALIDAD DI LAS
INSTALACIONIS IN LAS OUI SI RIALIZARON LOS TALLIRIS

N
Iunla|e
Iromedio
Desviación
Islandar
 II IocaI eslaba Iimpio y ordenado 142 4,40 0,92
 Las reuniones se reaIizaron en un Iugar cómodo 142 4,15 1,00
 In generaI, eran adecuadas para Ia reaIización deI móduIo 142 4,09 1,05
TOTAL VARIABLE CALIDAD DE LA5 IN5TALACIONE5 142 4,21 0,99
Puntaies: Muy en desacuerdo (1); En desacuerdo (2); Ni de acuerdo ni en desacuerdo (3); De acuerdo (4); Muy de acuerdo (5)


22
22
E5QUEMA 2 E5QUEMA 3
Node 0
Category % n
24.6 35 1.000
25.4 36 2.000
25.4 36 3.000
24.6 35 4.000
Total 100.0 142
Nº DE SESIONES A LAS QUE
ASISTIÓ
Adj. P-value=0.299, F=2.131,
df1=3, df2=128
RANGOS_FACTOR
Node 1
Category % n
25.5 24 1.000
29.8 28 2.000
25.5 24 3.000
19.1 18 4.000
Total 66.2 94
<= 4
Node 2
Category %
22.9 1.000
16.7 2.000
25.0 3.000
35.4 4.000
Total 33.8
> 4
1.000
2.000
3.000
4.000
Node 0
Category % n
23.6 33 1.000
25.7 36 2.000
25.7 36 3.000
25.0 35 4.000
Total 100.0 140
EDAD
Adj. P-value=0.042, F=2.804,
df1=3, df2=136
RANGOS_FACTOR
Node 1
Category % n
26.7 24 1.000
30.0 27 2.000
25.6 23 3.000
17.8 16 4.000
Total 64.3 90
<= 37
Node 2
Category % n
18.0 9 1.000
18.0 9 2.000
26.0 13 3.000
38.0 19 4.000
Total 35.7 50
> 37
1.000
2.000
3.000
4.000


e. PONDERACIÓN DE LAS VARIABLES DE CALIDAD O VALORATIVAS

Se sistematizaron las queias. opiniones y sugerencias recogidas en la 3ª parte de la
encuesta. segun variable asociada a la prestacion del servicio. El total de muieres que
respondieron este item Iueron 116. y muchas se reIirieron a mas de una variable; en
total hubo 159 alusiones a las variables involucradas en el estudio. Los resultados
mostraron que la variable valorativa aludida con mayor Irecuencia Iue la experiencia
con el personal que realizo el Modulo (27°); le siguen los contenidos de los talleres
(21°). el impacto del Modulo en sus vidas (18°). el tipo de taller (18°). la calidad
de las instalaciones (9°). los horarios (9°) y. por ultimo. los materiales de trabaio
(3°). Tales resultados son coherentes con lo observado en otros estudios
comparables. Las ponderaciones Iueron asignadas como se expone en esta tabla:

TAßLA 21: DISTRIßUCIÓN DI LAS OUIIAS, OIINIONIS Y SUGIRINCIAS, SIGUN VARIAßLI
ALUDIDA Y IONDIRACIÓN ASIGNADA IARA IL CALCULO DI SATISIACCIÓN GLOßAL
VARIABLE DE CALIDAD N % PONDERACION A5IGNADA
IXIIRIINCIA CON IL IIRSONAL 42 26,5 0.27
CONTINIDOS DI LOS TALLIRIS 34 21,4 0.21
CAMßIOS VITALIS IOR IL TALLIR 29 18,2 0.18
TIIO DI TALLIR 28 17,6 0.18
CALIDAD DI LAS INSTALACIONIS 14 8,8 0.09
HORARIOS DI LOS TALLIRIS 7 4,4 0.04
MATIRIALIS DI AIOYO USADOS 5 3,1 0.03
TOTAL 159 100 1.00


23
23


La ponderacion asignada a cada variable de calidad sera utilizada para calcular el
INDICE DE SATISFACCION GENERAL de las usuarias que participaron del
Modulo de Comunicacion.

f. PROMEDIOS GENERALES E INDICE DE SATISFACCIÓN

 El puntaie promedio por variable estudiada y el puntaie promedio general del
Modulo de Comunicacion se expone en la siguiente tabla:

TAßLA 22: IUNTAII DI LAS VARIAßLIS DI CALIDAD Y IROMIDIO
GINIRAL DIL MÓDULO DI COMUNICACIÓN CON INIOOUI DI GINIRO
VARIABLE DE CALIDAD PUNTAJE PROMEDIO DE5VIACION E5TANDAR
CALIDAD DI LAS INSTALACIONIS 4,21 0,99
IXIIRIINCIA CON IL IIRSONAL 4,88 0,48
HORARIOS DI LOS TALLIRIS 4,42 0,92
CONTINIDOS DI LOS TALLIRIS 4,41 0,84
TIIO DI TALLIR 4,67 0,76
MATIRIALIS DI AIOYO USADOS 4,49 0,61
IMIACTO DIL MÓDULO IN SUS VIDAS 4,17 0,79
PROMEDIO GENERAL 4,46 0,77

 Al aplicar a los puntaies las ponderaciones asignadas en la TABLA 21. los
resultados obtenidos son los siguientes:

TAßLA 23: INDICI DI SATISIACCIÓN GINIRAL DI LAS
USUARIAS OUI RIALIZARON IL MÓDULO DI COMUNICACIÓN
VARIABLE DE CALIDAD PUNTAJE PONDERACION TOTAL
CALIDAD DI LAS INSTALACIONIS 4,21 0.09 0,3789
IXIIRIINCIA CON IL IIRSONAL 4,88 0.27 1,3176
HORARIOS DI LOS TALLIRIS 4,42 0.04 0,1768
CONTINIDOS DI LOS TALLIRIS 4,41 0.21 0,9261
TIIO DI TALLIR 4,67 0.18 0,8406
MATIRIALIS DI AIOYO USADOS 4,49 0.03 0,1347
IMIACTO DIL MÓDULO IN SUS VIDAS 4,17 0.18 0,7506
PROMEDIO GENERAL 4,46 1.00 4,52

 Los resultados reIleian que el indice de satisIaccion general de las muieres que
participaron del Modulo de Comunicacion es levemente superior al puntaie
promedio obtenido por el Modulo. diIerencia que resulta ser estadisticamente no
signiIicativa (menor a 1 desviacion estandar DE ).
 En adelante. los puntaies obtenidos en cada variable seran comparados con el
promedio general y el índice de satisfacción general.

VARIABLE DE CALIDAD
EXPERIENCIA CON EL PERSONAL
CONTENIDOS DE LOS TALLERES
CAMBIOS VITALES POR EL TALLER
TIPO DE TALLER
CALIDAD DE LAS INSTALACIONES
HORARIOS DE LOS TALLERES
MATERIALES DE APOYO USADOS
TOTAL
N
42
34
29
28
14
7
5
159
%
26,5
21,4
18,2
17,6
8,8
4,4
3,1
100
PONDERACIÓN ASIGNADA
0.27
0.21
0.18
0.18
0.09
0.04
0.03
1.00
TABLA 21: DISTRIBUCIÓN DE LAS QUEJAS, OPINIONES Y SUGERENCIAS, SEGÚN VARIABLE
ALUDIDA Y PONDERACIÓN ASIGNADA PARA EL CÁLCULO DE SATISFACCIÓN GLOBAL
VARIABLE DE CALIDAD
CALIDAD DE LAS INSTALACIONES
EXPERIENCIA CON EL PERSONAL
HORARIOS DE LOS TALLERES
CONTENIDOS DE LOS TALLERES
TIPO DE TALLER
MATERIALES DE APOYO USADOS
IMPACTO DEL MÓDULO EN SUS VIDAS
PROMEDIO GENERAL
PUNTAJE PROMEDIO
4,21
4,88
4,42
4,41
4,67
4,49
4,17
4,46
DESVIACIÓN ESTÁNDAR
0,99
0,48
0,92
0,84
0,76
0,61
0,79
0,77
TABLA 22: PUNTAJE DE LAS VARIABLES DE CALIDAD Y PROMEDIO
GENERAL DEL MÓDULO DE COMUNICACIÓN CON ENFOQUE DE GÉNERO
Rev. Estudios Criminológicos y Penitenciarios Año IX - Junio 2009
58
TABLA 23: ÍNDICE DE SATISFACCIÓN GENERAL DE LAS
USUARIAS QUE REALIZARON EL MÓDULO DE COMUNICACIÓN
VARIABLE DE CALIDAD PUNTAJE PONDERACIÓN TOTAL
CALIDAD DE LAS INSTALACIONES 4,21 0.09 0,3789
EXPERIENCIA CON EL PERSONAL 4,88 0.27 1,3176
HORARIOS DE LOS TALLERES 4,42 0.04 0,1768
CONTENIDOS DE LOS TALLERES 4,41 0.21 0,9261
TIPO DE TALLER 4,67 0.18 0,8406
MATERIALES DE APOYO USADOS 4,49 0.03 0,1347
IMPACTO DEL MÓDULO EN SUS VIDAS 4,17 0.18 0,7506
PROMEDIO GENERAL 4,46 1.00 4,52
-
-
-
Los resultados refejan que el índice de satisfacción general de las mujeres que -
participaron del Módulo de Comunicación es levemente superior al puntaje promedio
obtenido por el Módulo, diferencia que resulta ser estadísticamente no signifcativa
(menor a 1 desviación estándar – DE – ).
En adelante, los puntajes obtenidos en cada variable serán comparados con el -
promedio general y el índice de satisfacción general.
IMPRESIONES DE LAS USUARIAS SOBRE CADA VARIABLE g.
Variable 1: calidad de las instalaciones en las que se realizaron los talleres (1) (ver
TABLA 24)
El puntaje de esta variable es inferior al promedio general y al índice de satisfacción -
general, aunque la diferencia en ambos casos no es signifcativa (menor a 1 DE).
El ítem mejor valorado es el relativo al orden y limpieza de las instalaciones. -
Los ítem relativos a esta variable obtuvieron las DE más elevadas del estudio, lo -
que refeja la mayor dispersión entre los puntajes asignados por las usuarias.
TABLA 24: PUNTAJE PROMEDIO DE LA VALORACIÓN QUE LAS USUARIAS
HACEN DE LAS INSTALACIONES DONDE SE REALIZARON LOS TALLERES
DEL MÓDULO DE COMUNICACIÓN
PERCEPCIONES DE LAS USUARIAS SOBRE LA CALIDAD DE LAS
INSTALACIONES EN LAS QUE SE REALIZARON LOS TALLERES N
Puntaje
Promedio
Desviación
Estándar
El local estaba limpio y ordenado - 142 4,40 0,92
Las reuniones se realizaron en un lugar cómodo - 142 4,15 1,00
En general, eran adecuadas para la realización del módulo - 142 4,09 1,05
TOTAL VARIABLE CALIDAD DE LAS INSTALACIONES 142 4,21 0,99
Puntajes: Muy en desacuerdo (1); En desacuerdo (2); Ni de acuerdo ni en desacuerdo
(3); De acuerdo (4); Muy de acuerdo (5)
Variable 2: personal del Centro de Reinserción Social que realizó los talleres (2)
(ver TABLA 25)
El puntaje de esta variable es superior al promedio general y al índice de satisfacción -
general, aunque en ambos casos la diferencia no es signifcativa (menor a 1 DE).
Todos los ítems relativos a esta variable fueron valorados por las usuarias con -
altos puntajes, los que además muestran una baja dispersión de las respuestas en
general.


24
24
IMIACTO DIL MÓDULO IN SUS VIDAS 4,17 0,79
PROMEDIO GENERAL 4,46 0,77

 Al aplicar a los puntaies las ponderaciones asignadas en la TABLA 21. los
resultados obtenidos son los siguientes:

TAßLA 23: INDICI DI SATISIACCIÓN GINIRAL DI LAS
USUARIAS OUI RIALIZARON IL MÓDULO DI COMUNICACIÓN
VARIABLE DE CALIDAD PUNTAJE PONDERACION TOTAL
CALIDAD DI LAS INSTALACIONIS 4,21 0.09 0,3789
IXIIRIINCIA CON IL IIRSONAL 4,88 0.27 1,3176
HORARIOS DI LOS TALLIRIS 4,42 0.04 0,1768
CONTINIDOS DI LOS TALLIRIS 4,41 0.21 0,9261
TIIO DI TALLIR 4,67 0.18 0,8406
MATIRIALIS DI AIOYO USADOS 4,49 0.03 0,1347
IMIACTO DIL MÓDULO IN SUS VIDAS 4,17 0.18 0,7506
PROMEDIO GENERAL 4,46 1.00 4,52

 Los resultados reIleian que el indice de satisIaccion general de las muieres que
participaron del Modulo de Comunicacion es levemente superior al puntaie
promedio obtenido por el Modulo. diIerencia que resulta ser estadisticamente no
signiIicativa (menor a 1 desviacion estandar DE ).
 En adelante. los puntaies obtenidos en cada variable seran comparados con el
promedio general y el índice de satisfacción general.

g. IMPRESIONES DE LAS USUARIAS SOBRE CADA VARIABLE

(1) Variable 1: calidad de las instalaciones en las que se realizaron los talleres
(ver TABLA 24)

 El puntaie de esta variable es inIerior al promedio general y al indice de satisIaccion
general. aunque la diIerencia en ambos casos no es signiIicativa (menor a 1 DE).
 El item meior valorado es el relativo al orden y limpieza de las instalaciones.
 Los item relativos a esta variable obtuvieron las DE mas elevadas del estudio. lo que
reIleia la mayor dispersion entre los puntaies asignados por las usuarias.

TAßLA 24: IUNTAII IROMIDIO DI LA VALORACIÓN OUI LAS USUARIAS HACIN DI LAS
INSTALACIONIS DONDI SI RIALIZARON LOS TALLIRIS DIL MÓDULO DI COMUNICACIÓN
IIRCIICIONIS DI LAS USUARIAS SOßRI LA CALIDAD DI LAS
INSTALACIONIS IN LAS OUI SI RIALIZARON LOS TALLIRIS

N
Iunla|e
Iromedio
Desviación
Islandar
 II IocaI eslaba Iimpio y ordenado 142 4,40 0,92
 Las reuniones se reaIizaron en un Iugar cómodo 142 4,15 1,00
 In generaI, eran adecuadas para Ia reaIización deI móduIo 142 4,09 1,05
TOTAL VARIABLE CALIDAD DE LA5 IN5TALACIONE5 142 4,21 0,99
Puntaies: Muy en desacuerdo (1); En desacuerdo (2); Ni de acuerdo ni en desacuerdo (3); De acuerdo (4); Muy de acuerdo (5)


23
23


La ponderacion asignada a cada variable de calidad sera utilizada para calcular el
INDICE DE SATISFACCION GENERAL de las usuarias que participaron del
Modulo de Comunicacion.

f. PROMEDIOS GENERALES E INDICE DE SATISFACCIÓN

 El puntaie promedio por variable estudiada y el puntaie promedio general del
Modulo de Comunicacion se expone en la siguiente tabla:

TAßLA 22: IUNTAII DI LAS VARIAßLIS DI CALIDAD Y IROMIDIO
GINIRAL DIL MÓDULO DI COMUNICACIÓN CON INIOOUI DI GINIRO
VARIABLE DE CALIDAD PUNTAJE PROMEDIO DE5VIACION E5TANDAR
CALIDAD DI LAS INSTALACIONIS 4,21 0,99
IXIIRIINCIA CON IL IIRSONAL 4,88 0,48
HORARIOS DI LOS TALLIRIS 4,42 0,92
CONTINIDOS DI LOS TALLIRIS 4,41 0,84
TIIO DI TALLIR 4,67 0,76
MATIRIALIS DI AIOYO USADOS 4,49 0,61
IMIACTO DIL MÓDULO IN SUS VIDAS 4,17 0,79
PROMEDIO GENERAL 4,46 0,77

 Al aplicar a los puntaies las ponderaciones asignadas en la TABLA 21. los
resultados obtenidos son los siguientes:

TAßLA 23: INDICI DI SATISIACCIÓN GINIRAL DI LAS
USUARIAS OUI RIALIZARON IL MÓDULO DI COMUNICACIÓN
VARIABLE DE CALIDAD PUNTAJE PONDERACION TOTAL
CALIDAD DI LAS INSTALACIONIS 4,21 0.09 0,3789
IXIIRIINCIA CON IL IIRSONAL 4,88 0.27 1,3176
HORARIOS DI LOS TALLIRIS 4,42 0.04 0,1768
CONTINIDOS DI LOS TALLIRIS 4,41 0.21 0,9261
TIIO DI TALLIR 4,67 0.18 0,8406
MATIRIALIS DI AIOYO USADOS 4,49 0.03 0,1347
IMIACTO DIL MÓDULO IN SUS VIDAS 4,17 0.18 0,7506
PROMEDIO GENERAL 4,46 1.00 4,52

 Los resultados reIleian que el indice de satisIaccion general de las muieres que
participaron del Modulo de Comunicacion es levemente superior al puntaie
promedio obtenido por el Modulo. diIerencia que resulta ser estadisticamente no
signiIicativa (menor a 1 desviacion estandar DE ).
 En adelante. los puntaies obtenidos en cada variable seran comparados con el
promedio general y el índice de satisfacción general.



24
24
g. IMPRESIONES DE LAS USUARIAS SOBRE CADA VARIABLE

(1) Variable 1: calidad de las instalaciones en las que se realizaron los talleres
(ver TABLA 24)

 El puntaie de esta variable es inIerior al promedio general y al indice de satisIaccion
general. aunque la diIerencia en ambos casos no es signiIicativa (menor a 1 DE).
 El item meior valorado es el relativo al orden y limpieza de las instalaciones.
 Los item relativos a esta variable obtuvieron las DE mas elevadas del estudio. lo que
reIleia la mayor dispersion entre los puntaies asignados por las usuarias.

TAßLA 24: IUNTAII IROMIDIO DI LA VALORACIÓN OUI LAS USUARIAS HACIN DI LAS
INSTALACIONIS DONDI SI RIALIZARON LOS TALLIRIS DIL MÓDULO DI COMUNICACIÓN
IIRCIICIONIS DI LAS USUARIAS SOßRI LA CALIDAD DI LAS
INSTALACIONIS IN LAS OUI SI RIALIZARON LOS TALLIRIS

N
Iunla|e
Iromedio
Desviación
Islandar
 II IocaI eslaba Iimpio y ordenado 142 4,40 0,92
 Las reuniones se reaIizaron en un Iugar cómodo 142 4,15 1,00
 In generaI, eran adecuadas para Ia reaIización deI móduIo 142 4,09 1,05
TOTAL VARIABLE CALIDAD DE LA5 IN5TALACIONE5 142 4,21 0,99
Puntaies: Muy en desacuerdo (1); En desacuerdo (2); Ni de acuerdo ni en desacuerdo (3); De acuerdo (4); Muy de acuerdo (5)

(2) Variable 2: personal del Centro de Reinserción Social que realizó los talleres
(ver TABLA 25)

 El puntaie de esta variable es superior al promedio general y al indice de satisIaccion
general. aunque en ambos casos la diIerencia no es signiIicativa (menor a 1 DE).
 Todos los items relativos a esta variable Iueron valorados por las usuarias con altos
puntaies. los que ademas muestran una baia dispersion de las respuestas en general.

TAßLA 25: IUNTAII IROMIDIO DI LA VALORACIÓN OUI LAS USUARIAS HACIN DI SU
IXIIRIINCIA CON IL IIRSONAL DIL CRS OUI RIALIZÓ IL MÓDULO DI COMUNICACIÓN
IIRCIICIONIS DI LAS USUARIAS SOßRI SU IXIIRIINCIA CON IL
IIRSONAL DIL CRS OUI DISARROLLÓ LOS TALLIRIS

N
Iunla|e
Iromedio
Desviación
Islandar
 Anles que nada, se idenlificaron dandome su nombre y Ias
funciones que cumpIen

141

4,84 0,58
 Iran amabIes y alenlos 141 4,89 0,47
 Me lralaban con paciencia y respelo 141 4,92 0,41
 Me expIicaban Ios ob|elivos de Ios laIIeres 140 4,91 0,42
 Me daban inslrucciones acerca deI modo en que ibamos a lraba|ar en
Ios laIIeres

142

4,89 0,49
 ResoIvian mis dudas y consuIlas 141 4,83 0,56
 Moslraban inleres por ayudarme 142 4,87 0,48
 Me parece que hacian bien su lraba|o 142 4,91 0,43
TOTAL VARIABLE EXPERIENCIA CON EL PER5ONAL 141 4,88 0,48
Puntaies: Nunca (1); Casi nunca (2); A veces (3); Casi siempre (4); Siempre (5)
TABLA 24: PUNTAJE PROMEDIO DE LA VALORACIÓN QUE LAS USUARIAS HACEN DE LAS
INSTALACIONES DONDE SE REALIZARON LOS TALLERES DEL MÓDULO DE COMUN ICACIÓN
PERCEPCIONES DE LAS USUARIAS SOBRE LA CALIDAD DE LAS
INSTALACIONES EN LAS QUE SE REALIZARON LOS TALLERES
- El local estaba limpio y ordenado
- Las reuniones se realizaron en un lugar cómodo
- En general, eran adecuadas para la realización del módulo
TOTAL VARIABLE CALIDAD DE LAS INSTALACIONES
N
142
142
142
142
Puntaje
Promedio
4,40
4,15
4,09
4,21
Desviación
Estándar
0,92
1,00
1,05
0,99
Puntajes: Muy en desacuerdo (1); En desacuerdo (2); Ni de acuerdo ni en desacuerdo (3); De acuerdo (4); Muy de acuerdo (5)
VARIABLE DE CALIDAD
CALIDAD DE LAS INSTALACIONES
EXPERIENCIA CON EL PERSONAL
HORARIOS DE LOS TALLERES
CONTENIDOS DE LOS TALLERES
TIPO DE TALLER
MATERIALES DE APOYO USADOS
IMPACTO DEL MÓDULO EN SUS VIDAS
PROMEDIO GENERAL
PUNTAJE
4,21
4,88
4,42
4,41
4,67
4,49
4,17
4,46
TOTAL
0,3789
1,3176
0,1768
0,9261
0,8406
0,1347
0,7506
4,52
TABLA 23: ÍNDICE DE SATISFACCIÓN GENERAL DE LAS
USUARIAS QUE REALIZARON EL MÓDULO DE COMUNICACIÓN
PONDERACIÓN
0,09
0,27
0,04
0,21
0,18
0,03
0,18
1,00
XiMeNa verbal ríos, María N. Carreño Cañas, aNdrés aedo HeNríquez
SATISFACCION EN USUARIAS DE LIBERTAD VIGILADA PARTICIPANTES DEL MODULO DE COMUNICACIÓN CON ENFOQUE DE GENERO
59
TABLA 25: PUNTAJE PROMEDIO DE LA VALORACIÓN QUE LAS USUARIAS HACEN DE SU
EXPERIENCIA CON EL PERSONAL DEL CRS QUE REALIZÓ EL MÓDULO DE
COMUNICACIÓN
PERCEPCIONES DE LAS USUARIAS SOBRE SU EXPERIENCIA CON
EL PERSONAL DEL CRS QUE DESARROLLÓ LOS TALLERES N
Puntaje
Promedio
Desviación
Estándar
Antes que nada, se identifcaron dándome su nombre y las -
funciones que cumplen 141 4,84 0,58
Eran amables y atentos - 141 4,89 0,47
Me trataban con paciencia y respeto - 141 4,92 0,41
Me explicaban los objetivos de los talleres - 140 4,91 0,42
Me daban instrucciones acerca del modo en que íbamos a trabajar -
en los talleres 142 4,89 0,49
Resolvían mis dudas y consultas - 141 4,83 0,56
Mostraban interés por ayudarme - 142 4,87 0,48
Me parece que hacían bien su trabajo - 142 4,91 0,43
TOTAL VARIABLE EXPERIENCIA CON EL PERSONAL 141 4,88 0,48
Puntajes: Nunca (1); Casi nunca (2); A veces (3); Casi siempre (4); Siempre (5)
Variable 3: horarios en los que se realizaron los talleres (3) (ver TABLA 26)
El puntaje de esta variable es levemente inferior al promedio general y al índice de -
satisfacción general, diferencias que no son signifcativas (menores a 1 DE).
El ítem peor valorado es el relativo a la conveniencia de los horarios en que se -
realizaban los talleres, el que además presenta la mayor DE observada en todo el
estudio.
TABLA 26: PUNTAJE PROMEDIO DE LA VALORACIÓN QUE LAS USUARIAS HACEN DE LOS
HORARIOS EN QUE SE REALIZARON LOS TALLERES DEL MÓDULO DE COMUNICACIÓN
PERCEPCIONES DE LAS USUARIAS SOBRE LOS HORARIOS EN
QUE SE
REALIZARON LOS TALLERES DEL MÓDULO DE COMUNICACIÓN
N
Puntaje
Promedio
Desviación
Estándar
Eran convenientes para mí - 142 4,20 1,10
Comenzaban a la hora señalada - 141 4,53 0,81
Terminaban a la hora señalada - 141 4,53 0,86
TOTAL VARIABLE HORARIOS DE LOS TALLERES 141 4,42 0,92
Puntajes: Nunca (1); Casi nunca (2); A veces (3); Casi siempre (4); Siempre (5)
Variable 4: tipo de talleres a los que asistió (4) (ver TABLA 27)
La mayoría de las usuarias encuestadas participó en talleres grupales (82,4%); de -
ellas, un porcentaje menor realizó algunos talleres individualmente.
Un porcentaje menor de usuarias participó exclusivamente en talleres individuales -
(18%).
TABLA 27: DISTRIBUCIÓN SEGÚN MODALIDAD DE LOS TALLERES
TIPO DE TALLERES N % %acumulado
INDIVIDUALES 25 17,6 17,6
GRUPALES 85 59,9 77,5
AMBOS 32 22,5 100
NO RESPONDE 0 0 100
TOTAL 142 100 100
El puntaje de esta variable es levemente superior al promedio general y al índice de -


25
25

(2) Variable 2: personal del Centro de Reinserción Social que realizó los talleres
(ver TABLA 25)

 El puntaie de esta variable es superior al promedio general y al indice de satisIaccion
general. aunque en ambos casos la diIerencia no es signiIicativa (menor a 1 DE).
 Todos los items relativos a esta variable Iueron valorados por las usuarias con altos
puntaies. los que ademas muestran una baia dispersion de las respuestas en general.

TAßLA 25: IUNTAII IROMIDIO DI LA VALORACIÓN OUI LAS USUARIAS HACIN DI SU
IXIIRIINCIA CON IL IIRSONAL DIL CRS OUI RIALIZÓ IL MÓDULO DI COMUNICACIÓN
IIRCIICIONIS DI LAS USUARIAS SOßRI SU IXIIRIINCIA CON IL
IIRSONAL DIL CRS OUI DISARROLLÓ LOS TALLIRIS

N
Iunla|e
Iromedio
Desviación
Islandar
 Anles que nada, se idenlificaron dandome su nombre y Ias
funciones que cumpIen

141

4,84 0,58
 Iran amabIes y alenlos 141 4,89 0,47
 Me lralaban con paciencia y respelo 141 4,92 0,41
 Me expIicaban Ios ob|elivos de Ios laIIeres 140 4,91 0,42
 Me daban inslrucciones acerca deI modo en que ibamos a lraba|ar en
Ios laIIeres

142

4,89 0,49
 ResoIvian mis dudas y consuIlas 141 4,83 0,56
 Moslraban inleres por ayudarme 142 4,87 0,48
 Me parece que hacian bien su lraba|o 142 4,91 0,43
TOTAL VARIABLE EXPERIENCIA CON EL PER5ONAL 141 4,88 0,48
Puntaies: Nunca (1); Casi nunca (2); A veces (3); Casi siempre (4); Siempre (5)


(3) Variable 3: horarios en los que se realizaron los talleres (ver TABLA 26)

 El puntaie de esta variable es levemente inIerior al promedio general y al indice de
satisIaccion general. diIerencias que no son signiIicativas (menores a 1 DE).
 El item peor valorado es el relativo a la conveniencia de los horarios en que se realizaban
los talleres. el que ademas presenta la mayor DE observada en todo el estudio.

TAßLA 26: IUNTAII IROMIDIO DI LA VALORACIÓN OUI LAS USUARIAS HACIN DI
LOS HORARIOS IN OUI SI RIALIZARON LOS TALLIRIS DIL MÓDULO DI COMUNICACIÓN
IIRCIICIONIS DI LAS USUARIAS SOßRI LOS HORARIOS IN OUI SI
RIALIZARON LOS TALLIRIS DIL MÓDULO DI COMUNICACIÓN

N
Iunla|e
Iromedio
Desviación
Islandar
 Iran convenienles para mi 142 4,20 1,10
 Comenzaban a Ia hora señaIada 141 4,53 0,81
 Terminaban a Ia hora señaIada 141 4,53 0,86
TOTAL VARIABLE HORARIO5 DE LO5 TALLERE5 141 4,42 0,92
Puntaies: Nunca (1); Casi nunca (2); A veces (3); Casi siempre (4); Siempre (5)

(4) Variable 4: tipo de talleres a los que asistió (ver TABLA 27)


25
25

(2) Variable 2: personal del Centro de Reinserción Social que realizó los talleres
(ver TABLA 25)

 El puntaie de esta variable es superior al promedio general y al indice de satisIaccion
general. aunque en ambos casos la diIerencia no es signiIicativa (menor a 1 DE).
 Todos los items relativos a esta variable Iueron valorados por las usuarias con altos
puntaies. los que ademas muestran una baia dispersion de las respuestas en general.

TAßLA 25: IUNTAII IROMIDIO DI LA VALORACIÓN OUI LAS USUARIAS HACIN DI SU
IXIIRIINCIA CON IL IIRSONAL DIL CRS OUI RIALIZÓ IL MÓDULO DI COMUNICACIÓN
IIRCIICIONIS DI LAS USUARIAS SOßRI SU IXIIRIINCIA CON IL
IIRSONAL DIL CRS OUI DISARROLLÓ LOS TALLIRIS

N
Iunla|e
Iromedio
Desviación
Islandar
 Anles que nada, se idenlificaron dandome su nombre y Ias
funciones que cumpIen

141

4,84 0,58
 Iran amabIes y alenlos 141 4,89 0,47
 Me lralaban con paciencia y respelo 141 4,92 0,41
 Me expIicaban Ios ob|elivos de Ios laIIeres 140 4,91 0,42
 Me daban inslrucciones acerca deI modo en que ibamos a lraba|ar en
Ios laIIeres

142

4,89 0,49
 ResoIvian mis dudas y consuIlas 141 4,83 0,56
 Moslraban inleres por ayudarme 142 4,87 0,48
 Me parece que hacian bien su lraba|o 142 4,91 0,43
TOTAL VARIABLE EXPERIENCIA CON EL PER5ONAL 141 4,88 0,48
Puntaies: Nunca (1); Casi nunca (2); A veces (3); Casi siempre (4); Siempre (5)


(3) Variable 3: horarios en los que se realizaron los talleres (ver TABLA 26)

 El puntaie de esta variable es levemente inIerior al promedio general y al indice de
satisIaccion general. diIerencias que no son signiIicativas (menores a 1 DE).
 El item peor valorado es el relativo a la conveniencia de los horarios en que se realizaban
los talleres. el que ademas presenta la mayor DE observada en todo el estudio.

TAßLA 26: IUNTAII IROMIDIO DI LA VALORACIÓN OUI LAS USUARIAS HACIN DI
LOS HORARIOS IN OUI SI RIALIZARON LOS TALLIRIS DIL MÓDULO DI COMUNICACIÓN
IIRCIICIONIS DI LAS USUARIAS SOßRI LOS HORARIOS IN OUI SI
RIALIZARON LOS TALLIRIS DIL MÓDULO DI COMUNICACIÓN

N
Iunla|e
Iromedio
Desviación
Islandar
 Iran convenienles para mi 142 4,20 1,10
 Comenzaban a Ia hora señaIada 141 4,53 0,81
 Terminaban a Ia hora señaIada 141 4,53 0,86
TOTAL VARIABLE HORARIO5 DE LO5 TALLERE5 141 4,42 0,92
Puntaies: Nunca (1); Casi nunca (2); A veces (3); Casi siempre (4); Siempre (5)

(4) Variable 4: tipo de talleres a los que asistió (ver TABLA 27)

26
26

 La mayoria de las usuarias encuestadas participo en talleres grupales (82.4°); de ellas. un
porcentaie menor realizo algunos talleres individualmente.
 Un porcentaie menor de usuarias participo exclusivamente en talleres individuales (18°).

TAßLA 27: DISTRIßUCIÓN SIGUN MODALIDAD DI LOS TALLIRIS
TIPO DE TALLERE5 N % %acumu!adn
INDIVIDUALIS 25 17,6 17,6
GRUIALIS 85 59,9 77,5
AMßOS 32 22,5 100
NO RISIONDI 0 0 100
TOTAL 142 100 100

 El puntaie de esta variable es levemente superior al promedio general y al indice de
satisIaccion general. aunque en ambos casos la diIerencia no es signiIicativa (menor a 1
DE) (ver TABLA 22. variable TIPO DE TALLER).

5.1. Sobre la modalidad de trabaio en los talleres individuales (TABLA 28)

 El puntaie de esta variable es levemente superior al promedio general y al indice de
satisIaccion general. aunque en ambos casos la diIerencia no es signiIicativa (· 1 DE).
 El item que reIleia la mayor dispersion de respuestas es el relativo a la posibilidad de
poner en practica los contenidos aprendidos durante los talleres. Tal deIiciencia es
esperable en talleres realizados segun esta modalidad.

TAßLA 28: IUNTAII IROMIDIO DI LA VALORACIÓN DI LOS MÓDULOS INDIVIDUALIS

IIRCIICIONIS DI LAS USUARIAS SOßRI LOS TALLIRIS INDIVIDUALIS

N
Iunla|e
Iromedio
Desviac.
Islandar
 Duranle Ias sesiones exislia un ambienle de confianza y respelo 57 4,84 0,59
 In Ias sesiones lenia espacios para conlar mis experiencias personaIes
y expresar mis opiniones Iibremenle

57 4,68 0,74
 In Ias sesiones Iograba comprender muy bien Ios lemas de cada laIIer 57 4,65 0,77
 Los laIIeres individuaIes me permilieron praclicar nuevas y me|ores
formas de comunicarme con Ios demas

57 4,55 0,95
TOTAL VARIABLE EXPERIENCIA EN TALLERE5 INDIVIDUALE5 57 4,68 0,79
Puntaies: Nunca (1); Casi nunca (2); A veces (3); Casi siempre (4); Siempre (5)

5.2. Sobre la modalidad de trabaio en los talleres grupales (TABLA 29)

 El puntaie de esta variable es levemente superior al promedio general y al indice de
satisIaccion general. aunque la diIerencia tampoco es signiIicativa en ambos casos
(menor a 1 DE).
 No se aprecian diIerencias signiIicativas con los puntaies obtenidos por la modalidad
individual.
 Todos los items de esta variable reIleian una baia dispersion de respuestas.



25
25

(2) Variable 2: personal del Centro de Reinserción Social que realizó los talleres
(ver TABLA 25)

 El puntaie de esta variable es superior al promedio general y al indice de satisIaccion
general. aunque en ambos casos la diIerencia no es signiIicativa (menor a 1 DE).
 Todos los items relativos a esta variable Iueron valorados por las usuarias con altos
puntaies. los que ademas muestran una baia dispersion de las respuestas en general.

TAßLA 25: IUNTAII IROMIDIO DI LA VALORACIÓN OUI LAS USUARIAS HACIN DI SU
IXIIRIINCIA CON IL IIRSONAL DIL CRS OUI RIALIZÓ IL MÓDULO DI COMUNICACIÓN
IIRCIICIONIS DI LAS USUARIAS SOßRI SU IXIIRIINCIA CON IL
IIRSONAL DIL CRS OUI DISARROLLÓ LOS TALLIRIS

N
Iunla|e
Iromedio
Desviación
Islandar
 Anles que nada, se idenlificaron dandome su nombre y Ias
funciones que cumpIen

141

4,84 0,58
 Iran amabIes y alenlos 141 4,89 0,47
 Me lralaban con paciencia y respelo 141 4,92 0,41
 Me expIicaban Ios ob|elivos de Ios laIIeres 140 4,91 0,42
 Me daban inslrucciones acerca deI modo en que ibamos a lraba|ar en
Ios laIIeres

142

4,89 0,49
 ResoIvian mis dudas y consuIlas 141 4,83 0,56
 Moslraban inleres por ayudarme 142 4,87 0,48
 Me parece que hacian bien su lraba|o 142 4,91 0,43
TOTAL VARIABLE EXPERIENCIA CON EL PER5ONAL 141 4,88 0,48
Puntaies: Nunca (1); Casi nunca (2); A veces (3); Casi siempre (4); Siempre (5)


(3) Variable 3: horarios en los que se realizaron los talleres (ver TABLA 26)

 El puntaie de esta variable es levemente inIerior al promedio general y al indice de
satisIaccion general. diIerencias que no son signiIicativas (menores a 1 DE).
 El item peor valorado es el relativo a la conveniencia de los horarios en que se realizaban
los talleres. el que ademas presenta la mayor DE observada en todo el estudio.

TAßLA 26: IUNTAII IROMIDIO DI LA VALORACIÓN OUI LAS USUARIAS HACIN DI
LOS HORARIOS IN OUI SI RIALIZARON LOS TALLIRIS DIL MÓDULO DI COMUNICACIÓN
IIRCIICIONIS DI LAS USUARIAS SOßRI LOS HORARIOS IN OUI SI
RIALIZARON LOS TALLIRIS DIL MÓDULO DI COMUNICACIÓN

N
Iunla|e
Iromedio
Desviación
Islandar
 Iran convenienles para mi 142 4,20 1,10
 Comenzaban a Ia hora señaIada 141 4,53 0,81
 Terminaban a Ia hora señaIada 141 4,53 0,86
TOTAL VARIABLE HORARIO5 DE LO5 TALLERE5 141 4,42 0,92
Puntaies: Nunca (1); Casi nunca (2); A veces (3); Casi siempre (4); Siempre (5)

(4) Variable 4: tipo de talleres a los que asistió (ver TABLA 27)


25
25

(2) Variable 2: personal del Centro de Reinserción Social que realizó los talleres
(ver TABLA 25)

 El puntaie de esta variable es superior al promedio general y al indice de satisIaccion
general. aunque en ambos casos la diIerencia no es signiIicativa (menor a 1 DE).
 Todos los items relativos a esta variable Iueron valorados por las usuarias con altos
puntaies. los que ademas muestran una baia dispersion de las respuestas en general.

TAßLA 25: IUNTAII IROMIDIO DI LA VALORACIÓN OUI LAS USUARIAS HACIN DI SU
IXIIRIINCIA CON IL IIRSONAL DIL CRS OUI RIALIZÓ IL MÓDULO DI COMUNICACIÓN
IIRCIICIONIS DI LAS USUARIAS SOßRI SU IXIIRIINCIA CON IL
IIRSONAL DIL CRS OUI DISARROLLÓ LOS TALLIRIS

N
Iunla|e
Iromedio
Desviación
Islandar
 Anles que nada, se idenlificaron dandome su nombre y Ias
funciones que cumpIen

141

4,84 0,58
 Iran amabIes y alenlos 141 4,89 0,47
 Me lralaban con paciencia y respelo 141 4,92 0,41
 Me expIicaban Ios ob|elivos de Ios laIIeres 140 4,91 0,42
 Me daban inslrucciones acerca deI modo en que ibamos a lraba|ar en
Ios laIIeres

142

4,89 0,49
 ResoIvian mis dudas y consuIlas 141 4,83 0,56
 Moslraban inleres por ayudarme 142 4,87 0,48
 Me parece que hacian bien su lraba|o 142 4,91 0,43
TOTAL VARIABLE EXPERIENCIA CON EL PER5ONAL 141 4,88 0,48
Puntaies: Nunca (1); Casi nunca (2); A veces (3); Casi siempre (4); Siempre (5)


(3) Variable 3: horarios en los que se realizaron los talleres (ver TABLA 26)

 El puntaie de esta variable es levemente inIerior al promedio general y al indice de
satisIaccion general. diIerencias que no son signiIicativas (menores a 1 DE).
 El item peor valorado es el relativo a la conveniencia de los horarios en que se realizaban
los talleres. el que ademas presenta la mayor DE observada en todo el estudio.

TAßLA 26: IUNTAII IROMIDIO DI LA VALORACIÓN OUI LAS USUARIAS HACIN DI
LOS HORARIOS IN OUI SI RIALIZARON LOS TALLIRIS DIL MÓDULO DI COMUNICACIÓN
IIRCIICIONIS DI LAS USUARIAS SOßRI LOS HORARIOS IN OUI SI
RIALIZARON LOS TALLIRIS DIL MÓDULO DI COMUNICACIÓN

N
Iunla|e
Iromedio
Desviación
Islandar
 Iran convenienles para mi 142 4,20 1,10
 Comenzaban a Ia hora señaIada 141 4,53 0,81
 Terminaban a Ia hora señaIada 141 4,53 0,86
TOTAL VARIABLE HORARIO5 DE LO5 TALLERE5 141 4,42 0,92
Puntaies: Nunca (1); Casi nunca (2); A veces (3); Casi siempre (4); Siempre (5)

(4) Variable 4: tipo de talleres a los que asistió (ver TABLA 27)
TABLA 25: PUNTAJE PROMEDIO DE LA VALORACIÓN QUE LAS USUARIAS HACEN DE SU
EXPERIENCIA CON EL PERSONAL DEL CRS QUE REALIZÓ EL MÓDULO DE
COMUNICACIÓN
PERCEPCIONES DE LAS USUARIAS SOBRE SU EXPERIENCIA CON EL
PERSONAL DEL CRS QUE DESARROLLÓ LOS TALLERES
- Antes que nada, se identifcaron dándome su nombre y las
funciones que cumplen
- Eran amables y atentos
- Me trataban con paciencia y respeto
- Me explicaban los objetivos de los talleres
- Me daban instrucciones acerca del modo en que íbamos a trabajar en
los talleres
- Resolvían mis dudas y consultas
- Mostraban interés por ayudarme
- Me parece que hacían bien su trabajo
TOTAL VARIABLE EXPERIENCIA CON EL PERSONAL
N
141
141
141
140
142
141
142
142
141
Puntaje
Promedio
4,84
4,89
4,92
4,91
4,89
4,83
4,87
4,91
4,88
Desviación
Estándar
0,58
0,47
0,41
0,42
0,49
0,56
0,48
0,43
0,48
TABLA 26: PUNTAJE PROMEDIO DE LA VALORACIÓN QUE LAS USUARIAS HACEN DE LOS
HORARIOS EN QUE SE REALIZARON LOS TALLERES DEL MÓDULO DE COMUNICACIÓN
PERCEPCIONES DE LAS USUARIAS SOBRE LOS HORARIOS EN QUE SE
REALIZARON LOS TALLERES DEL MÓDULO DE COMUNICACIÓN
N
142
142
142
141
Puntaje
Promedio
4,20
4,53
4,53
4,42
Desviación
Estándar
1,10
0,81
0,86
0,92
- Eran convenientes para mí
- Comenzaban a la hora señalada
- Terminaban a la hora señalada
TOTAL VARIABLE HORARIOS DE LOS TALLERES


25
25

(2) Variable 2: personal del Centro de Reinserción Social que realizó los talleres
(ver TABLA 25)

 El puntaie de esta variable es superior al promedio general y al indice de satisIaccion
general. aunque en ambos casos la diIerencia no es signiIicativa (menor a 1 DE).
 Todos los items relativos a esta variable Iueron valorados por las usuarias con altos
puntaies. los que ademas muestran una baia dispersion de las respuestas en general.

TAßLA 25: IUNTAII IROMIDIO DI LA VALORACIÓN OUI LAS USUARIAS HACIN DI SU
IXIIRIINCIA CON IL IIRSONAL DIL CRS OUI RIALIZÓ IL MÓDULO DI COMUNICACIÓN
IIRCIICIONIS DI LAS USUARIAS SOßRI SU IXIIRIINCIA CON IL
IIRSONAL DIL CRS OUI DISARROLLÓ LOS TALLIRIS

N
Iunla|e
Iromedio
Desviación
Islandar
 Anles que nada, se idenlificaron dandome su nombre y Ias
funciones que cumpIen

141

4,84 0,58
 Iran amabIes y alenlos 141 4,89 0,47
 Me lralaban con paciencia y respelo 141 4,92 0,41
 Me expIicaban Ios ob|elivos de Ios laIIeres 140 4,91 0,42
 Me daban inslrucciones acerca deI modo en que ibamos a lraba|ar en
Ios laIIeres

142

4,89 0,49
 ResoIvian mis dudas y consuIlas 141 4,83 0,56
 Moslraban inleres por ayudarme 142 4,87 0,48
 Me parece que hacian bien su lraba|o 142 4,91 0,43
TOTAL VARIABLE EXPERIENCIA CON EL PER5ONAL 141 4,88 0,48
Puntaies: Nunca (1); Casi nunca (2); A veces (3); Casi siempre (4); Siempre (5)


(3) Variable 3: horarios en los que se realizaron los talleres (ver TABLA 26)

 El puntaie de esta variable es levemente inIerior al promedio general y al indice de
satisIaccion general. diIerencias que no son signiIicativas (menores a 1 DE).
 El item peor valorado es el relativo a la conveniencia de los horarios en que se realizaban
los talleres. el que ademas presenta la mayor DE observada en todo el estudio.

TAßLA 26: IUNTAII IROMIDIO DI LA VALORACIÓN OUI LAS USUARIAS HACIN DI
LOS HORARIOS IN OUI SI RIALIZARON LOS TALLIRIS DIL MÓDULO DI COMUNICACIÓN
IIRCIICIONIS DI LAS USUARIAS SOßRI LOS HORARIOS IN OUI SI
RIALIZARON LOS TALLIRIS DIL MÓDULO DI COMUNICACIÓN

N
Iunla|e
Iromedio
Desviación
Islandar
 Iran convenienles para mi 142 4,20 1,10
 Comenzaban a Ia hora señaIada 141 4,53 0,81
 Terminaban a Ia hora señaIada 141 4,53 0,86
TOTAL VARIABLE HORARIO5 DE LO5 TALLERE5 141 4,42 0,92
Puntaies: Nunca (1); Casi nunca (2); A veces (3); Casi siempre (4); Siempre (5)

(4) Variable 4: tipo de talleres a los que asistió (ver TABLA 27)
TABLA 27: DISTRIBUCIÓN SEGÚN MODALIDAD DE LOS TALLERES
TIPO DE TALLERES
INDIVIDUALES
GRUPALES
AMBOS
NO RESPONDE
TOTAL
N
25
85
32
0
142
%
17,6
59,9
22,5
0
100
% acumulado
17,6
77,5
100
100
100
El puntaje de esta variable es levemente superior al promedio general y al índice de -
Rev. Estudios Criminológicos y Penitenciarios Año IX - Junio 2009
60
satisfacción general, aunque en ambos casos la diferencia no es signifcativa (menor
a 1 DE) (ver TABLA 22, variable TIPO DE TALLER).
Sobre la modalidad de trabajo en los talleres individuales (TABLA 28)
El puntaje de esta variable es levemente superior al promedio general y al índice -
de satisfacción general, aunque en ambos casos la diferencia no es signifcativa (<
1 DE).
El ítem que refeja la mayor dispersión de respuestas es el relativo a la posibilidad -
de poner en práctica los contenidos aprendidos durante los talleres. Tal defciencia
es esperable en talleres realizados según esta modalidad.
TABLA 28: PUNTAJE PROMEDIO DE LA VALORACIÓN DE LOS MÓDULOS INDIVIDUALES
PERCEPCIONES DE LAS USUARIAS SOBRE LOS TALLERES INDIVIDUALES N
Puntaje
Promedio
Desviac.
Estándar
Durante las sesiones existía un ambiente de confanza y respeto - 57 4,84 0,59
En las sesiones tenía espacios para contar mis experiencias personales y -
expresar mis opiniones libremente 57 4,68 0,74
En las sesiones lograba comprender muy bien los temas de cada taller - 57 4,65 0,77
Los talleres individuales me permitieron practicar nuevas y mejores formas -
de comunicarme con los demás 57 4,55 0,95
TOTAL VARIABLE EXPERIENCIA EN TALLERES INDIVIDUALES 57 4,68 0,79
Puntajes: Nunca (1); Casi nunca (2); A veces (3); Casi siempre (4); Siempre (5)
Sobre la modalidad de trabajo en los talleres grupales (TABLA 29)
El puntaje de esta variable es levemente superior al promedio general y al índice de -
satisfacción general, aunque la diferencia tampoco es signifcativa en ambos casos
(menor a 1 DE).
No se aprecian diferencias signifcativas con los puntajes obtenidos por la modalidad -
individual.
Todos los ítems de esta variable refejan una baja dispersión de respuestas. -
TABLA 29: PUNTAJE PROMEDIO DE LA VALORACIÓN DE LOS MÓDULOS GRUPALES
PERCEPCIONES DE LAS USUARIAS SOBRE LOS TALLERES GRUPALES N
Puntaje
Promedio
Desviac.
Estándar
En los talleres existía un clima de confanza y respeto mutuo - 117 4,66 0,77
En los talleres tenía espacios para contar mis experiencias personales y -
expresar mis opiniones libremente 117 4,63 0,77
Las sesiones me permitían entender mejor los temas de cada taller - 114 4,71 0,57
El trabajo en grupo permitía que nos ayudáramos unas a otras - 115 4,63 0,73
El trabajo en grupo me permitía aprender de las demás participantes - 115 4,60 0,76
El trabajo en grupo me permitía practicar nuevas y mejores formas de -
comunicarme con los demás 117 4,58 0,76
TOTAL VARIABLE EXPERIENCIA EN TALLERES GRUPALES 115 4,65 0,72
Puntajes: Nunca (1); Casi nunca (2); A veces (3); Casi siempre (4); Siempre (5)
Variable 5: contenidos de los talleres a los que asistió (5) (TABLA 30)
El puntaje de esta variable es levemente inferior al promedio general y al índice de -


27
27
TAßLA 29: IUNTAII IROMIDIO DI LA VALORACIÓN DI LOS MÓDULOS GRUIALIS

IIRCIICIONIS DI LAS USUARIAS SOßRI LOS TALLIRIS GRUIALIS

N
Iunla|e
Iromedio
Desviac.
Islandar
 In Ios laIIeres exislia un cIima de confianza y respelo muluo 117 4,66 0,77
 In Ios laIIeres lenia espacios para conlar mis experiencias personaIes y
expresar mis opiniones Iibremenle

117 4,63 0,77
 Las sesiones me permilian enlender me|or Ios lemas de cada laIIer 114 4,71 0,57
 II lraba|o en grupo permilia que nos ayudaramos unas a olras 115 4,63 0,73
 II lraba|o en grupo me permilia aprender de Ias demas parlicipanles 115 4,60 0,76
 II lraba|o en grupo me permilia praclicar nuevas y me|ores formas de
comunicarme con Ios demas

117 4,58 0,76
TOTAL VARIABLE EXPERIENCIA EN TALLERE5 GRUPALE5 115 4,65 0,72
Puntaies: Nunca (1); Casi nunca (2); A veces (3); Casi siempre (4); Siempre (5)

(5) Variable 5: contenidos de los talleres a los que asistió (TABLA 30)

 El puntaie de esta variable es levemente inIerior al promedio general y al indice de
satisIaccion general. aunque la diIerencia no es signiIicativa en ambos casos (· a 1 DE).
 Los items peor valorados son los relativos al trabaio en torno a la expresion de las ideas y
sentimientos propios y el aprendizaie de estrategias para meiorar la comunicacion con los
demas. Estos contenidos buscan entregar habilidades comunicacionales y reIleian el
cumplimiento de dos de los obietivos especiIicos del Modulo.
 El item meior valorado es el relativo a la comprension del impacto que tiene el modo en
que se comunican las cosas en la calidad de las relaciones interpersonales. Se trata de
contenidos que buscan entregar conocimientos. los que representan 3 de los obietivos
especiIicos del Modulo.
 Casi todos los items estudiados presentan una DE superior a la general. lo que reIleia una
mayor dispersion en las respuestas.

TAßLA 30: IUNTAII IROMIDIO DI LA VALORACIÓN OUI LAS USUARIAS HACIN DI
LOS CONTINIDOS TRAßAIADOS IN LOS TALLIRIS DIL MÓDULO DI COMUNICACIÓN

IIRCIICIONIS SOßRI LOS CONTINIDOS DI LOS TALLIRIS

N
Iunla|e
Iromedio
Desviac.
Islandar
 Los laIIeres me ayudaron a refIexionar sobre eI modo en que me
comunico con Ios demas

142

4,43

0,72
 Me sirvieron para me|orar Ia forma en que expreso mis ideas y
senlimienlos a Ios demas

142

4,31

0,87
 Me permilieron aprender a escuchar y comprender me|or a Ias demas
personas

141

4,43

0,85
 Con Ios laIIeres comprendi que Ia caIidad de mis reIaciones puede
me|orar si esloy concienle deI modo en que me comunico con Ios
demas

141

4,48

0,83
 In generaI, Ios laIIeres me enseñaron a comunicarme me|or con Ios
demas

141

4,40

0,94
TOTAL VARIABLE CONTENIDO5 DE LO5 TALLERE5 141 4,41 0,84
Puntaies: Muy en desacuerdo (1); En desacuerdo (2); Ni de acuerdo ni en desacuerdo (3); De acuerdo (4); Muy de acuerdo (5)


26
26

 La mayoria de las usuarias encuestadas participo en talleres grupales (82.4°); de ellas. un
porcentaie menor realizo algunos talleres individualmente.
 Un porcentaie menor de usuarias participo exclusivamente en talleres individuales (18°).

TAßLA 27: DISTRIßUCIÓN SIGUN MODALIDAD DI LOS TALLIRIS
TIPO DE TALLERE5 N % %acumu!adn
INDIVIDUALIS 25 17,6 17,6
GRUIALIS 85 59,9 77,5
AMßOS 32 22,5 100
NO RISIONDI 0 0 100
TOTAL 142 100 100

 El puntaie de esta variable es levemente superior al promedio general y al indice de
satisIaccion general. aunque en ambos casos la diIerencia no es signiIicativa (menor a 1
DE) (ver TABLA 22. variable TIPO DE TALLER).

5.1. Sobre la modalidad de trabaio en los talleres individuales (TABLA 28)

 El puntaie de esta variable es levemente superior al promedio general y al indice de
satisIaccion general. aunque en ambos casos la diIerencia no es signiIicativa (· 1 DE).
 El item que reIleia la mayor dispersion de respuestas es el relativo a la posibilidad de
poner en practica los contenidos aprendidos durante los talleres. Tal deIiciencia es
esperable en talleres realizados segun esta modalidad.

TAßLA 28: IUNTAII IROMIDIO DI LA VALORACIÓN DI LOS MÓDULOS INDIVIDUALIS

IIRCIICIONIS DI LAS USUARIAS SOßRI LOS TALLIRIS INDIVIDUALIS

N
Iunla|e
Iromedio
Desviac.
Islandar
 Duranle Ias sesiones exislia un ambienle de confianza y respelo 57 4,84 0,59
 In Ias sesiones lenia espacios para conlar mis experiencias personaIes
y expresar mis opiniones Iibremenle

57 4,68 0,74
 In Ias sesiones Iograba comprender muy bien Ios lemas de cada laIIer 57 4,65 0,77
 Los laIIeres individuaIes me permilieron praclicar nuevas y me|ores
formas de comunicarme con Ios demas

57 4,55 0,95
TOTAL VARIABLE EXPERIENCIA EN TALLERE5 INDIVIDUALE5 57 4,68 0,79
Puntaies: Nunca (1); Casi nunca (2); A veces (3); Casi siempre (4); Siempre (5)

5.2. Sobre la modalidad de trabaio en los talleres grupales (TABLA 29)

 El puntaie de esta variable es levemente superior al promedio general y al indice de
satisIaccion general. aunque la diIerencia tampoco es signiIicativa en ambos casos
(menor a 1 DE).
 No se aprecian diIerencias signiIicativas con los puntaies obtenidos por la modalidad
individual.
 Todos los items de esta variable reIleian una baia dispersion de respuestas.

TABLA 29: PUNTAJE PROMEDIO DE LA VALORACIÓN DE LOS MÓDULOS GRUPALES
Puntajes: Nunca (1); Casi nunca (2); A veces (3); Casi siempre (4); Siempre (5)
N
117
117
114
115
115
117
115
Puntaje
Promedio
4,66
4,63
4,71
4,63
4,60
4,58
4,65
Desviación
Estándar
0,77
0,77
0,57
0,73
0,76
0,76
0,72
PERCEPCIONES DE LAS USUARIAS SOBRE LOS TALLERES GRUPALES
- En los talleres existía un clima de confanza y respeto mutuo
- En los talleres tenía espacios para contar mis experiencias personales y
expresar mis opiniones libremente
- Las sesiones me permitían entender mejor los temas de cada taller
- El trabajo en grupo permitía que nos ayudáramos unas a otras
- El trabajo en grupo me permitía aprender de las demás participantes
- El trabajo en grupo me permitía practicar nuevas y mejores formas de
comunicarme con los demás
TOTAL VARIABLE EXPERIENCIA EN TALLERES GRUPALES
TABLA 28: PUNTAJE PROMEDIO DE LA VALORACIÓN DE LOS MÓDULOS INDIVDUALES
PERCEPCIONES DE LAS USUARIAS SOBRE LOS TALLERES INDIVIDUALES
N
57
57
57
57
57
Puntaje
Promedio
4,84
4,68
4,65
4,55
4,68
Desviación
Estándar
0,59
0,74
0,77
0,95
0,79
Puntajes: Nunca (1); Casi nunca (2); A veces (3); Casi siempre (4); Siempre (5)
- Durante las sesiones existía un ambiente de confanza y respeto
- En las sesiones tenía espacios para contar mis experiencias personales
y expresar mis opiniones libremente
- En las sesiones lograba comprender muy bien los temas de cada taller
- Los talleres individuales me permitieron practicar nuevas y mejores
formas de comunicarme con los demás
TOTAL VARIABLE EXPERIENCIA EN TALLERES INDIVIDUALES
XiMeNa verbal ríos, María N. Carreño Cañas, aNdrés aedo HeNríquez
SATISFACCION EN USUARIAS DE LIBERTAD VIGILADA PARTICIPANTES DEL MODULO DE COMUNICACIÓN CON ENFOQUE DE GENERO
61
satisfacción general, aunque la diferencia no es signifcativa en ambos casos (< a
1 DE).
Los ítems peor valorados son los relativos al trabajo en torno a la expresión de -
las ideas y sentimientos propios y el aprendizaje de estrategias para mejorar la
comunicación con los demás. Estos contenidos buscan entregar habilidades
comunicacionales y refejan el cumplimiento de dos de los objetivos específcos
del Módulo.
El ítem mejor valorado es el relativo a la comprensión del impacto que tiene el -
modo en que se comunican las cosas en la calidad de las relaciones interpersonales.
Se trata de contenidos que buscan entregar conocimientos, los que representan 3 de
los objetivos específcos del Módulo.
Casi todos los ítems estudiados presentan una DE superior a la general, lo que -
refeja una mayor dispersión en las respuestas.
TABLA 30: PUNTAJE PROMEDIO DE LA VALORACIÓN QUE LAS USUARIAS HACEN DE LOS
CONTENIDOS TRABAJADOS EN LOS TALLERES DEL MÓDULO DE COMUNICACIÓN
PERCEPCIONES SOBRE LOS CONTENIDOS DE LOS TALLERES N
Puntaje
Promedio
Desviac.
Estándar
Los talleres me ayudaron a refexionar sobre el modo en que me comunico -
con los demás 142 4,43 0,72
Me sirvieron para mejorar la forma en que expreso mis ideas y sentimientos -
a los demás 142 4,31 0,87
Me permitieron aprender a escuchar y comprender mejor a las demás -
personas 141 4,43 0,85
Con los talleres comprendí que la calidad de mis relaciones puede mejorar si -
estoy conciente del modo en que me comunico con los demás 141 4,48 0,83
En general, los talleres me enseñaron a comunicarme mejor con los demás -
141 4,40 0,94
TOTAL VARIABLE CONTENIDOS DE LOS TALLERES 141 4,41 0,84
Puntajes: Muy en desacuerdo (1); En desacuerdo (2); Ni de acuerdo ni en desacuerdo
(3); De acuerdo (4); Muy de acuerdo (5)
Variable 6: materiales empleados durante los talleres (6) (ver TABLA 31)
El puntaje de esta variable es levemente inferior al promedio general y al índice -
de satisfacción global, aunque estas diferencias no son signifcativas (menores a 1
DE).
Todos los ítems investigados obtuvieron puntajes en promedio inferiores al promedio -
general.
Los tres ítems relativos a la calidad de los materiales como elementos facilitadores -
en el desarrollo de los talleres obtuvieron puntajes inferiores al promedio. Dos
de ellos presentan, además una dispersión de las respuestas superior al promedio
general.


27
27
TAßLA 29: IUNTAII IROMIDIO DI LA VALORACIÓN DI LOS MÓDULOS GRUIALIS

IIRCIICIONIS DI LAS USUARIAS SOßRI LOS TALLIRIS GRUIALIS

N
Iunla|e
Iromedio
Desviac.
Islandar
 In Ios laIIeres exislia un cIima de confianza y respelo muluo 117 4,66 0,77
 In Ios laIIeres lenia espacios para conlar mis experiencias personaIes y
expresar mis opiniones Iibremenle

117 4,63 0,77
 Las sesiones me permilian enlender me|or Ios lemas de cada laIIer 114 4,71 0,57
 II lraba|o en grupo permilia que nos ayudaramos unas a olras 115 4,63 0,73
 II lraba|o en grupo me permilia aprender de Ias demas parlicipanles 115 4,60 0,76
 II lraba|o en grupo me permilia praclicar nuevas y me|ores formas de
comunicarme con Ios demas

117 4,58 0,76
TOTAL VARIABLE EXPERIENCIA EN TALLERE5 GRUPALE5 115 4,65 0,72
Puntaies: Nunca (1); Casi nunca (2); A veces (3); Casi siempre (4); Siempre (5)

(5) Variable 5: contenidos de los talleres a los que asistió (TABLA 30)

 El puntaie de esta variable es levemente inIerior al promedio general y al indice de
satisIaccion general. aunque la diIerencia no es signiIicativa en ambos casos (· a 1 DE).
 Los items peor valorados son los relativos al trabaio en torno a la expresion de las ideas y
sentimientos propios y el aprendizaie de estrategias para meiorar la comunicacion con los
demas. Estos contenidos buscan entregar habilidades comunicacionales y reIleian el
cumplimiento de dos de los obietivos especiIicos del Modulo.
 El item meior valorado es el relativo a la comprension del impacto que tiene el modo en
que se comunican las cosas en la calidad de las relaciones interpersonales. Se trata de
contenidos que buscan entregar conocimientos. los que representan 3 de los obietivos
especiIicos del Modulo.
 Casi todos los items estudiados presentan una DE superior a la general. lo que reIleia una
mayor dispersion en las respuestas.

TAßLA 30: IUNTAII IROMIDIO DI LA VALORACIÓN OUI LAS USUARIAS HACIN DI
LOS CONTINIDOS TRAßAIADOS IN LOS TALLIRIS DIL MÓDULO DI COMUNICACIÓN

IIRCIICIONIS SOßRI LOS CONTINIDOS DI LOS TALLIRIS

N
Iunla|e
Iromedio
Desviac.
Islandar
 Los laIIeres me ayudaron a refIexionar sobre eI modo en que me
comunico con Ios demas

142

4,43

0,72
 Me sirvieron para me|orar Ia forma en que expreso mis ideas y
senlimienlos a Ios demas

142

4,31

0,87
 Me permilieron aprender a escuchar y comprender me|or a Ias demas
personas

141

4,43

0,85
 Con Ios laIIeres comprendi que Ia caIidad de mis reIaciones puede
me|orar si esloy concienle deI modo en que me comunico con Ios
demas

141

4,48

0,83
 In generaI, Ios laIIeres me enseñaron a comunicarme me|or con Ios
demas

141

4,40

0,94
TOTAL VARIABLE CONTENIDO5 DE LO5 TALLERE5 141 4,41 0,84
Puntaies: Muy en desacuerdo (1); En desacuerdo (2); Ni de acuerdo ni en desacuerdo (3); De acuerdo (4); Muy de acuerdo (5)
TABLA 30: PUNTAJE PROMEDIO DE LA VALORACIÓN QUE LAS USUARIAS HACEN DE LOS
CONTENIDOS TRABAJADOS EN LO TALLERES DEL MÓDULO DE COMUNICACIÓN
N
142
142
141
141
141
141
Puntaje
Promedio
4,43
4,31
4,43
4,48
4,40
4,41
Desviación
Estándar
0,72
0,87
0,85
0,83
0,94
0,84
PERCEPCIONES DE LOS CONTENIDOS DE LOS TALLERES
- Los talleres me ayudaron a refexionar sobre el modo en que me
comunico con los demás
TOTAL VARIABLE CONTENIDOS DE LOS TALLERES
- Me sirvieron para mejorar la forma en que expreso mis idesa y
sentimientos a los demás
- Me permitieron aprender a escuchar y comprender mejor a las demás
personas
- Con los talleres comprendí que la calidad de mis relaciones puede
mejorar si estoy consciente del modo en que me comunico con los
demás
- En general, los talleres me emseñaron a comunicarme mejor con los
demás
Puntajes: Muy en desacuerdo (1); En desacuerdo (2); Ni de acuerdo ni en desacuerdo (3); De acuerdo (4); Muy de acuerdo (5)
Rev. Estudios Criminológicos y Penitenciarios Año IX - Junio 2009
62
TABLA 31: PUNTAJE PROMEDIO DE LA VALORACIÓN QUE LAS USUARIAS HACEN DE LOS
MATERIALES UTILIZADOS EN LOS TALLERES DEL MÓDULO DE COMUNICACIÓN
PERCEPCIONES SOBRE LOS MATERIALES USADOS EN LOS TALLERES N Promedio DS
El material de trabajo era fácil de entender - 141 4,32 0,79
Con el material que utilizamos fue más fácil llevar a cabo las actividades -
de cada sesión 140 4,34 0,76
Con el material que usamos fue más fácil aprender nuevas estrategias -
para comunicarme mejor con los demás 141 4,30 0,89
En general, creo que el material que usamos fue útil para el desarrollo -
de los talleres 141 4,44 0,75
TOTAL VARIABLE MATERIALES USADOS EN LOS
TALLERES
141 4,35 0,81
Puntajes: Muy en desacuerdo (1); En desacuerdo (2); Ni de acuerdo ni en desacuerdo
(3); De acuerdo (4); Muy de acuerdo (5)
Poco más de un tercio de las mujeres encuestadas tuvo la oportunidad de trabajar -
con los “naipes de la comunicación” (ver TABLA 32).
TABLA 32: DISTRIBUCIÓN DE LAS MUJERES ENCUESTADAS SEGÚN SI TRABAJARON O NO
CON EL “NAIPE DE LA COMUNICACIÓN” EN EL DESARROLLO DEL MÓDULO
TRABAJO CON EL “NAIPE DE LA
COMUNICACIÓN”
N % %acumulado
SI 53 37,3 37,3
NO 87 61,3 98,6
NO RESPONDE 2 1,4 100
TOTAL 142 100 100
El puntaje de estos ítems es levemente superior al promedio general, aunque la -
diferencia no es signifcativa (menor a 1 DE). Comparado al índice de satisfacción
general, el puntaje de estos ítems es idéntico.
Los dos ítems asociados a esta variable obtuvieron puntajes superiores al promedio -
con una baja dispersión en las respuestas (ver TABLA 33).
TABLA 33: PUNTAJE PROMEDIO DE LA VALORACIÓN QUE HACEN DEL
“NAIPE DE LA COM.”
PERCEPCIONES SOBRE EL “NAIPES DE LA COMUNICACIÓN” N
Puntaje
Promedio
Desviac.
Estándar
El ejercicio con los naipes de la comunicación me sirvió para reconocer -
y expresar mejor mis sentimientos 53 4,51 0,54
El ejercicio con los naipes de la comunicación me sirvió para -
refexionar sobre la importancia de comunicar adecuadamente lo que
una siente y piensa
53 4,53 0,54
TOTAL VARIABLE TRABAJO CON NAIPES DE LA
COMUNIC.
53 4,52 0,54
Puntajes: Muy en desacuerdo (1); En desacuerdo (2); Ni de acuerdo ni en desacuerdo
(3); De acuerdo (4); Muy de acuerdo (5)


28
28

(6) Variable 6: materiales empleados durante los talleres (ver TABLA 31)

 El puntaie de esta variable es levemente inIerior al promedio general y al indice de
satisIaccion global. aunque estas diIerencias no son signiIicativas (menores a 1 DE).
 Todos los items investigados obtuvieron puntaies en promedio inIeriores al promedio
general.
 Los tres items relativos a la calidad de los materiales como elementos Iacilitadores en el
desarrollo de los talleres obtuvieron puntaies inIeriores al promedio. Dos de ellos
presentan. ademas una dispersion de las respuestas superior al promedio general.

TAßLA 31: IUNTAII IROMIDIO DI LA VALORACIÓN OUI LAS USUARIAS HACIN DI
LOS MATIRIALIS UTILIZADOS IN LOS TALLIRIS DIL MÓDULO DI COMUNICACIÓN
IIRCIICIONIS SOßRI LOS MATIRIALIS USADOS IN LOS TALLIRIS N Iromedio DS
 II maleriaI de lraba|o era faciI de enlender 141 4,32 0,79
 Con eI maleriaI que uliIizamos fue mas faciI IIevar a cabo Ias
aclividades de cada sesión

140

4,34

0,76
 Con eI maleriaI que usamos fue mas faciI aprender nuevas eslralegias
para comunicarme me|or con Ios demas

141

4,30

0,89
 In generaI, creo que eI maleriaI que usamos fue uliI para eI desarroIIo
de Ios laIIeres

141

4,44

0,75
TOTAL VARIABLE MATERIALE5 U5ADO5 EN LO5 TALLERE5 141 4,35 0,81
Puntaies: Muy en desacuerdo (1); En desacuerdo (2); Ni de acuerdo ni en desacuerdo (3); De acuerdo (4); Muy de acuerdo (5)

 Poco mas de un tercio de las muieres encuestadas tuvo la oportunidad de trabaiar con los
'naipes de la comunicacion¨ (ver TABLA 32).


TAßLA 32: DISTRIßUCIÓN DI LAS MUIIRIS INCUISTADAS SIGUN SI TRAßAIARON
O NO CON IL ´NAIII DI LA COMUNICACIÓN¨ IN IL DISARROLLO DIL MÓDULO
TRABAJO CON EL "NAIPE DE LA COMUNICACION" N % %acumu!adn
SI 53 37,3 37,3
NO 87 61,3 98,6
NO RISIONDI 2 1,4 100
TOTAL 142 100 100


 El puntaie de estos items es levemente superior al promedio general. aunque la diIerencia
no es signiIicativa (menor a 1 DE). Comparado al indice de satisIaccion general. el
puntaie de estos items es identico.
 Los dos items asociados a esta variable obtuvieron puntaies superiores al promedio con
una baia dispersion en las respuestas (ver TABLA 33).


TAßLA 33: IUNTAII IROMIDIO DI LA VALORACIÓN OUI HACIN DIL ´NAIII DI LA COM.¨

IIRCIICIONIS SOßRI IL ´NAIIIS DI LA COMUNICACIÓN¨

N
Iunla|e
Iromedio
Desviac.
Islandar


28
28

(6) Variable 6: materiales empleados durante los talleres (ver TABLA 31)

 El puntaie de esta variable es levemente inIerior al promedio general y al indice de
satisIaccion global. aunque estas diIerencias no son signiIicativas (menores a 1 DE).
 Todos los items investigados obtuvieron puntaies en promedio inIeriores al promedio
general.
 Los tres items relativos a la calidad de los materiales como elementos Iacilitadores en el
desarrollo de los talleres obtuvieron puntaies inIeriores al promedio. Dos de ellos
presentan. ademas una dispersion de las respuestas superior al promedio general.

TAßLA 31: IUNTAII IROMIDIO DI LA VALORACIÓN OUI LAS USUARIAS HACIN DI
LOS MATIRIALIS UTILIZADOS IN LOS TALLIRIS DIL MÓDULO DI COMUNICACIÓN
IIRCIICIONIS SOßRI LOS MATIRIALIS USADOS IN LOS TALLIRIS N Iromedio DS
 II maleriaI de lraba|o era faciI de enlender 141 4,32 0,79
 Con eI maleriaI que uliIizamos fue mas faciI IIevar a cabo Ias
aclividades de cada sesión

140

4,34

0,76
 Con eI maleriaI que usamos fue mas faciI aprender nuevas eslralegias
para comunicarme me|or con Ios demas

141

4,30

0,89
 In generaI, creo que eI maleriaI que usamos fue uliI para eI desarroIIo
de Ios laIIeres

141

4,44

0,75
TOTAL VARIABLE MATERIALE5 U5ADO5 EN LO5 TALLERE5 141 4,35 0,81
Puntaies: Muy en desacuerdo (1); En desacuerdo (2); Ni de acuerdo ni en desacuerdo (3); De acuerdo (4); Muy de acuerdo (5)

 Poco mas de un tercio de las muieres encuestadas tuvo la oportunidad de trabaiar con los
'naipes de la comunicacion¨ (ver TABLA 32).


TAßLA 32: DISTRIßUCIÓN DI LAS MUIIRIS INCUISTADAS SIGUN SI TRAßAIARON
O NO CON IL ´NAIII DI LA COMUNICACIÓN¨ IN IL DISARROLLO DIL MÓDULO
TRABAJO CON EL "NAIPE DE LA COMUNICACION" N % %acumu!adn
SI 53 37,3 37,3
NO 87 61,3 98,6
NO RISIONDI 2 1,4 100
TOTAL 142 100 100


 El puntaie de estos items es levemente superior al promedio general. aunque la diIerencia
no es signiIicativa (menor a 1 DE). Comparado al indice de satisIaccion general. el
puntaie de estos items es identico.
 Los dos items asociados a esta variable obtuvieron puntaies superiores al promedio con
una baia dispersion en las respuestas (ver TABLA 33).


TAßLA 33: IUNTAII IROMIDIO DI LA VALORACIÓN OUI HACIN DIL ´NAIII DI LA COM.¨

IIRCIICIONIS SOßRI IL ´NAIIIS DI LA COMUNICACIÓN¨

N
Iunla|e
Iromedio
Desviac.
Islandar


29
29
 II e|ercicio con Ios naipes de Ia comunicación me sirvió para reconocer
y expresar me|or mis senlimienlos

53

4,51

0,54
 II e|ercicio con Ios naipes de Ia comunicación me sirvió para
refIexionar sobre Ia imporlancia de comunicar adecuadamenle Io que
una sienle y piensa

53

4,53

0,54
TOTAL VARIABLE TRABAJO CON NAIPE5 DE LA COMUNIC. 53 4,52 0,54
Puntaies: Muy en desacuerdo (1); En desacuerdo (2); Ni de acuerdo ni en desacuerdo (3); De acuerdo (4); Muy de acuerdo (5)


 Al igual que con el naipe. poco mas de un tercio de las muieres encuestadas tuvo la
oportunidad de trabaiar con el video musical 'Papa dont Preach` (ver TABLA 34).


TAßLA 34: DISTRIßUCIÓN DI LAS MUIIRIS INCUISTADAS SIGUN SI TRAßAIARON
O NO CON IL VIDIO MUSICAL ´IAIA DON'T IRIACH¨ IN IL DISARROLLO DIL MÓDULO
TRABAJO CON EL VIDEO "PAPA DON'T PREACH" N % %acumu!adn
SI 50 35,2 35,2
NO 87 61,3 96,5
NO RISIONDI 5 3,5 100
TOTAL 142 100 100


 El puntaie de este item es levemente superior al promedio general y al indice de
satisIaccion general. aunque la diIerencia no es signiIicativa en ambos casos (· a 1 DE).
 Presenta ademas una baia dispersion en las respuestas (ver TABLA 35).


TAßLA 35: IUNTAII IROMIDIO DI LA VALORACIÓN DIL VIDIO MUSICAL
IIRCIICIONIS DI LAS USUARIAS SOßRI IL VIDIO MUSICAL
´IAIA DON'T IRIACH¨

N
Iunla|e
Iromedio
Desviac.
Islandar
 Me sirvió para aprender que puedo comunicar muchas cosas a lraves
deI cuerpo, con expresiones, geslos y miradas.

50

4,60

0,49
TOTAL VARIABLE TRABAJO CON EL VIDEO MU5ICAL 50 4,60 0,49
Puntaies: Muy en desacuerdo (1); En desacuerdo (2); Ni de acuerdo ni en desacuerdo (3); De acuerdo (4); Muy de acuerdo (5)


(7) Variable 7: efectos del Módulo de Comunicación en sus vida y cambios
observados en su forma de comunicarse con los demás (TABLA 36)

 El puntaie de esta variable es levemente inIerior al promedio general y al indice de
satisIaccion general. aunque la diIerencia no es signiIicativa en ambos casos (· a 1 DE).
 Todos los items evaluados obtuvieron puntaies inIeriores al promedio general.
 En general. los items relativos a la autoevaluacion que las usuarias hacen de sus
habilidades comunicacionales presentan puntaies levemente superiores a los de la
comunicacion real que tienen con sus Iamiliares y conocidos. Las razones de esta
discrepancia no pueden extraerse de este estudio. pero algunas explicaciones posibles son:
(1) que tengan una vision sobrevalorada de las habilidades comunicacionales adquiridas


28
28

(6) Variable 6: materiales empleados durante los talleres (ver TABLA 31)

 El puntaie de esta variable es levemente inIerior al promedio general y al indice de
satisIaccion global. aunque estas diIerencias no son signiIicativas (menores a 1 DE).
 Todos los items investigados obtuvieron puntaies en promedio inIeriores al promedio
general.
 Los tres items relativos a la calidad de los materiales como elementos Iacilitadores en el
desarrollo de los talleres obtuvieron puntaies inIeriores al promedio. Dos de ellos
presentan. ademas una dispersion de las respuestas superior al promedio general.

TAßLA 31: IUNTAII IROMIDIO DI LA VALORACIÓN OUI LAS USUARIAS HACIN DI
LOS MATIRIALIS UTILIZADOS IN LOS TALLIRIS DIL MÓDULO DI COMUNICACIÓN
IIRCIICIONIS SOßRI LOS MATIRIALIS USADOS IN LOS TALLIRIS N Iromedio DS
 II maleriaI de lraba|o era faciI de enlender 141 4,32 0,79
 Con eI maleriaI que uliIizamos fue mas faciI IIevar a cabo Ias
aclividades de cada sesión

140

4,34

0,76
 Con eI maleriaI que usamos fue mas faciI aprender nuevas eslralegias
para comunicarme me|or con Ios demas

141

4,30

0,89
 In generaI, creo que eI maleriaI que usamos fue uliI para eI desarroIIo
de Ios laIIeres

141

4,44

0,75
TOTAL VARIABLE MATERIALE5 U5ADO5 EN LO5 TALLERE5 141 4,35 0,81
Puntaies: Muy en desacuerdo (1); En desacuerdo (2); Ni de acuerdo ni en desacuerdo (3); De acuerdo (4); Muy de acuerdo (5)

 Poco mas de un tercio de las muieres encuestadas tuvo la oportunidad de trabaiar con los
'naipes de la comunicacion¨ (ver TABLA 32).


TAßLA 32: DISTRIßUCIÓN DI LAS MUIIRIS INCUISTADAS SIGUN SI TRAßAIARON
O NO CON IL ´NAIII DI LA COMUNICACIÓN¨ IN IL DISARROLLO DIL MÓDULO
TRABAJO CON EL "NAIPE DE LA COMUNICACION" N % %acumu!adn
SI 53 37,3 37,3
NO 87 61,3 98,6
NO RISIONDI 2 1,4 100
TOTAL 142 100 100


 El puntaie de estos items es levemente superior al promedio general. aunque la diIerencia
no es signiIicativa (menor a 1 DE). Comparado al indice de satisIaccion general. el
puntaie de estos items es identico.
 Los dos items asociados a esta variable obtuvieron puntaies superiores al promedio con
una baia dispersion en las respuestas (ver TABLA 33).


TAßLA 33: IUNTAII IROMIDIO DI LA VALORACIÓN OUI HACIN DIL ´NAIII DI LA COM.¨

IIRCIICIONIS SOßRI IL ´NAIIIS DI LA COMUNICACIÓN¨

N
Iunla|e
Iromedio
Desviac.
Islandar


28
28
 Poco mas de un tercio de las muieres encuestadas tuvo la oportunidad de trabaiar con los
'naipes de la comunicacion¨ (ver TABLA 32).


TAßLA 32: DISTRIßUCIÓN DI LAS MUIIRIS INCUISTADAS SIGUN SI TRAßAIARON
O NO CON IL ´NAIII DI LA COMUNICACIÓN¨ IN IL DISARROLLO DIL MÓDULO
TRABAJO CON EL "NAIPE DE LA COMUNICACION" N % %acumu!adn
SI 53 37,3 37,3
NO 87 61,3 98,6
NO RISIONDI 2 1,4 100
TOTAL 142 100 100


 El puntaie de estos items es levemente superior al promedio general. aunque la diIerencia
no es signiIicativa (menor a 1 DE). Comparado al indice de satisIaccion general. el
puntaie de estos items es identico.
 Los dos items asociados a esta variable obtuvieron puntaies superiores al promedio con
una baia dispersion en las respuestas (ver TABLA 33).


TAßLA 33: IUNTAII IROMIDIO DI LA VALORACIÓN OUI HACIN DIL ´NAIII DI LA COM.¨

IIRCIICIONIS SOßRI IL ´NAIIIS DI LA COMUNICACIÓN¨

N
Iunla|e
Iromedio
Desviac.
Islandar
 II e|ercicio con Ios naipes de Ia comunicación me sirvió para reconocer
y expresar me|or mis senlimienlos

53

4,51

0,54
 II e|ercicio con Ios naipes de Ia comunicación me sirvió para
refIexionar sobre Ia imporlancia de comunicar adecuadamenle Io que
una sienle y piensa

53

4,53

0,54
TOTAL VARIABLE TRABAJO CON NAIPE5 DE LA COMUNIC. 53 4,52 0,54
Puntaies: Muy en desacuerdo (1); En desacuerdo (2); Ni de acuerdo ni en desacuerdo (3); De acuerdo (4); Muy de acuerdo (5)


 Al igual que con el naipe. poco mas de un tercio de las muieres encuestadas tuvo la
oportunidad de trabaiar con el video musical 'Papa dont Preach` (ver TABLA 34).


TAßLA 34: DISTRIßUCIÓN DI LAS MUIIRIS INCUISTADAS SIGUN SI TRAßAIARON
O NO CON IL VIDIO MUSICAL ´IAIA DON'T IRIACH¨ IN IL DISARROLLO DIL MÓDULO
TRABAJO CON EL VIDEO "PAPA DON'T PREACH" N % %acumu!adn
SI 50 35,2 35,2
NO 87 61,3 96,5
NO RISIONDI 5 3,5 100
TOTAL 142 100 100


 El puntaie de este item es levemente superior al promedio general y al indice de
satisIaccion general. aunque la diIerencia no es signiIicativa en ambos casos (· a 1 DE).
 Presenta ademas una baia dispersion en las respuestas (ver TABLA 35).

N
Puntaje
Promedio
Desviac.
Estándar
PERCEPCIONES SOBRE EL “NAIPES DE LA COMUNICACION”
- El ejercicio con los naipes de la comunicación me sirvió para reconocer
y expresar mejor mis sentimientos
- El ejercicio con los naipes de la comunicación me sirvió para
refexionar sobre la importancia de comunicar adecuadamente lo que
una siete y piensa
TOTAL VARIABLE TRABAJO CON NAIPES DE LA COMUNIC.
53
53
53
4,51
4,53
4,52
0,54
0,54
0,54
TABLA 33: DISTRIBUCION DE LAS MUJERES ENCUESTADAS SEGÚN SI TRABAJARON O NO
CON EL “NAIPE DE LA COMUN ICACIÓN” EN EL DESARROLLO DEL MÓDULO
N % % acumulado
53
87
2
142
37,3
61,3
1,4
100
37,3
98,6
100
100
SI
NO
NO RESPONDE
TOTAL
TRABAJO CON EL “NAIPE DE LA COMUNICACION”
TABLA 32: DISTRIBUCIÓN DE LAS MUJERES ENCUESTADAS SEGÚN SI TRABAJARON O NO
CON EL “NAIPE DE LACOMUNICACIÓN” EN EL DESARROLLO DEL MÓDULO
TABLA 31: PUNTAJE PROMEDIO DE LA VALORACIÓN QUE LAS USUARIAS HACEN DE LOS
MATERIALES UTILIZADOS EN LOS TALLERES DEL MÓDULO DE COMUNICACIÓN
N
141
140
141
141
141
Promedio
4,32
4,34
4,30
4,44
4,35

DS
0,79
0,76
0.89
0,75
0,81
PERCEPCIONES SOBRE LOS MATERIALES USADOS EN LOS TALLERES
- El material de trabajo era fácil de entender

TOTAL VARIABLE MATERIALES USADOS EN LOS TALLERES
- Con el material que utilizamos fue más fácil llevar a cabo las
actividades de cadea sesión
- Con el material que usamos fue más fácil aprender nuevas estrategias
para comunicarme mejor con los demás
- En general, creo que el material que usamos fue útil para el desarrollo
de los talleres

Puntajes: Muy en desacuerdo (1); En desacuerdo (2); Ni de acuerdo ni en desacuerdo (3); De acuerdo (4); Muy de acuerdo (5)
XiMeNa verbal ríos, María N. Carreño Cañas, aNdrés aedo HeNríquez
SATISFACCION EN USUARIAS DE LIBERTAD VIGILADA PARTICIPANTES DEL MODULO DE COMUNICACIÓN CON ENFOQUE DE GENERO
63
Al igual que con el naipe, poco más de un tercio de las mujeres encuestadas tuvo -
la oportunidad de trabajar con el video musical “Papa don’t Preach” (ver TABLA
34).
TABLA 34: DISTRIBUCIÓN DE LAS MUJERES ENCUESTADAS SEGÚN SI TRABAJARON O NO
CON EL VIDEO MUSICAL “PAPA DON’T PREACH” EN EL DESARROLLO DEL MÓDULO
TRABAJO CON EL VIDEO “PAPA DON’T
PREACH”
N % %acumulado
SI 50 35,2 35,2
NO 87 61,3 96,5
NO RESPONDE 5 3,5 100
TOTAL 142 100 100
El puntaje de este ítem es levemente superior al promedio general y al índice de -
satisfacción general, aunque la diferencia no es signifcativa en ambos casos (< a 1
DE).
Presenta además una baja dispersión en las respuestas (ver TABLA 35). -
TABLA 35: PUNTAJE PROMEDIO DE LA VALORACIÓN DEL VIDEO MUSICAL
PERCEPCIONES DE LAS USUARIAS SOBRE EL VIDEO MUSICAL
“PAPA DON’T PREACH” N
Puntaje
Promedio
Desviac.
Estándar
Me sirvió para aprender que puedo comunicar muchas cosas a -
través del cuerpo, con expresiones, gestos y miradas. 50 4,60 0,49
TOTAL VARIABLE TRABAJO CON EL VIDEO MUSICAL 50 4,60 0,49
Puntajes: Muy en desacuerdo (1); En desacuerdo (2); Ni de acuerdo ni en desacuerdo
(3); De acuerdo (4); Muy de acuerdo (5)
Variable 7: efectos del Módulo de Comunicación en sus vida y cambios (7)
observados en su forma de comunicarse con los demás (TABLA 36)
El puntaje de esta variable es levemente inferior al promedio general y al índice de -
satisfacción general, aunque la diferencia no es signifcativa en ambos casos (< a 1
DE).
Todos los ítems evaluados obtuvieron puntajes inferiores al promedio general. -
En general, los ítems relativos a la autoevaluación que las usuarias hacen de sus -
habilidades comunicacionales presentan puntajes levemente superiores a los de la
comunicación real que tienen con sus familiares y conocidos. Las razones de esta
discrepancia no pueden extraerse de este estudio, pero algunas explicaciones posibles
son: (1) que tengan una visión sobrevalorada de las habilidades comunicacionales
adquiridas en los talleres, (2) que aún no haya transcurrido demasiado tiempo para
apreciar cambios permanentes en la calidad de la comunicación con los demás; (3)
que no hayan adquirido una real conciencia de sus problemas comunicacionales; (4)
la existencia de ciertos problemas y/o defciencias comunicacionales en los demás
miembros de la familia, etc.


29
29
 II e|ercicio con Ios naipes de Ia comunicación me sirvió para reconocer
y expresar me|or mis senlimienlos

53

4,51

0,54
 II e|ercicio con Ios naipes de Ia comunicación me sirvió para
refIexionar sobre Ia imporlancia de comunicar adecuadamenle Io que
una sienle y piensa

53

4,53

0,54
TOTAL VARIABLE TRABAJO CON NAIPE5 DE LA COMUNIC. 53 4,52 0,54
Puntaies: Muy en desacuerdo (1); En desacuerdo (2); Ni de acuerdo ni en desacuerdo (3); De acuerdo (4); Muy de acuerdo (5)


 Al igual que con el naipe. poco mas de un tercio de las muieres encuestadas tuvo la
oportunidad de trabaiar con el video musical 'Papa dont Preach` (ver TABLA 34).


TAßLA 34: DISTRIßUCIÓN DI LAS MUIIRIS INCUISTADAS SIGUN SI TRAßAIARON
O NO CON IL VIDIO MUSICAL ´IAIA DON'T IRIACH¨ IN IL DISARROLLO DIL MÓDULO
TRABAJO CON EL VIDEO "PAPA DON'T PREACH" N % %acumu!adn
SI 50 35,2 35,2
NO 87 61,3 96,5
NO RISIONDI 5 3,5 100
TOTAL 142 100 100


 El puntaie de este item es levemente superior al promedio general y al indice de
satisIaccion general. aunque la diIerencia no es signiIicativa en ambos casos (· a 1 DE).
 Presenta ademas una baia dispersion en las respuestas (ver TABLA 35).


TAßLA 35: IUNTAII IROMIDIO DI LA VALORACIÓN DIL VIDIO MUSICAL
IIRCIICIONIS DI LAS USUARIAS SOßRI IL VIDIO MUSICAL
´IAIA DON'T IRIACH¨

N
Iunla|e
Iromedio
Desviac.
Islandar
 Me sirvió para aprender que puedo comunicar muchas cosas a lraves
deI cuerpo, con expresiones, geslos y miradas.

50

4,60

0,49
TOTAL VARIABLE TRABAJO CON EL VIDEO MU5ICAL 50 4,60 0,49
Puntaies: Muy en desacuerdo (1); En desacuerdo (2); Ni de acuerdo ni en desacuerdo (3); De acuerdo (4); Muy de acuerdo (5)


(7) Variable 7: efectos del Módulo de Comunicación en sus vida y cambios
observados en su forma de comunicarse con los demás (TABLA 36)

 El puntaie de esta variable es levemente inIerior al promedio general y al indice de
satisIaccion general. aunque la diIerencia no es signiIicativa en ambos casos (· a 1 DE).
 Todos los items evaluados obtuvieron puntaies inIeriores al promedio general.
 En general. los items relativos a la autoevaluacion que las usuarias hacen de sus
habilidades comunicacionales presentan puntaies levemente superiores a los de la
comunicacion real que tienen con sus Iamiliares y conocidos. Las razones de esta
discrepancia no pueden extraerse de este estudio. pero algunas explicaciones posibles son:
(1) que tengan una vision sobrevalorada de las habilidades comunicacionales adquiridas


29
29
 II e|ercicio con Ios naipes de Ia comunicación me sirvió para reconocer
y expresar me|or mis senlimienlos

53

4,51

0,54
 II e|ercicio con Ios naipes de Ia comunicación me sirvió para
refIexionar sobre Ia imporlancia de comunicar adecuadamenle Io que
una sienle y piensa

53

4,53

0,54
TOTAL VARIABLE TRABAJO CON NAIPE5 DE LA COMUNIC. 53 4,52 0,54
Puntaies: Muy en desacuerdo (1); En desacuerdo (2); Ni de acuerdo ni en desacuerdo (3); De acuerdo (4); Muy de acuerdo (5)


 Al igual que con el naipe. poco mas de un tercio de las muieres encuestadas tuvo la
oportunidad de trabaiar con el video musical 'Papa dont Preach` (ver TABLA 34).


TAßLA 34: DISTRIßUCIÓN DI LAS MUIIRIS INCUISTADAS SIGUN SI TRAßAIARON
O NO CON IL VIDIO MUSICAL ´IAIA DON'T IRIACH¨ IN IL DISARROLLO DIL MÓDULO
TRABAJO CON EL VIDEO "PAPA DON'T PREACH" N % %acumu!adn
SI 50 35,2 35,2
NO 87 61,3 96,5
NO RISIONDI 5 3,5 100
TOTAL 142 100 100


 El puntaie de este item es levemente superior al promedio general y al indice de
satisIaccion general. aunque la diIerencia no es signiIicativa en ambos casos (· a 1 DE).
 Presenta ademas una baia dispersion en las respuestas (ver TABLA 35).


TAßLA 35: IUNTAII IROMIDIO DI LA VALORACIÓN DIL VIDIO MUSICAL
IIRCIICIONIS DI LAS USUARIAS SOßRI IL VIDIO MUSICAL
´IAIA DON'T IRIACH¨

N
Iunla|e
Iromedio
Desviac.
Islandar
 Me sirvió para aprender que puedo comunicar muchas cosas a lraves
deI cuerpo, con expresiones, geslos y miradas.

50

4,60

0,49
TOTAL VARIABLE TRABAJO CON EL VIDEO MU5ICAL 50 4,60 0,49
Puntaies: Muy en desacuerdo (1); En desacuerdo (2); Ni de acuerdo ni en desacuerdo (3); De acuerdo (4); Muy de acuerdo (5)


(7) Variable 7: efectos del Módulo de Comunicación en sus vida y cambios
observados en su forma de comunicarse con los demás (TABLA 36)

 El puntaie de esta variable es levemente inIerior al promedio general y al indice de
satisIaccion general. aunque la diIerencia no es signiIicativa en ambos casos (· a 1 DE).
 Todos los items evaluados obtuvieron puntaies inIeriores al promedio general.
 En general. los items relativos a la autoevaluacion que las usuarias hacen de sus
habilidades comunicacionales presentan puntaies levemente superiores a los de la
comunicacion real que tienen con sus Iamiliares y conocidos. Las razones de esta
discrepancia no pueden extraerse de este estudio. pero algunas explicaciones posibles son:
(1) que tengan una vision sobrevalorada de las habilidades comunicacionales adquiridas
N % % acumulado
50
87
5
142
35,2
61,3
3,5
100
35,2
96,5
100
100
SI
NO
NO RESPONDE
TOTAL
TRABAJO CON EL VIDEO “PAPA DON’T PREACH”
TABLA 34: DISTRIBUCIÓN DE LAS MUJERES ENCUESTADAS SEGÚN SI TRABAJARON O NO
CON EL VIDEO MUSICAL “PAPA DON’T PREACH” EN EL DESARROLLO DEL MÓDULO
50
50
TABLA 35: PUNTAJE PROMEDIO DE LA VALORACIÓN DEL VIDEO MUSICAL
PERCEPCIONES DE LAS USUARIAS SOBRE EL VIDEO MUSICAL
“PAPA DON’T PREACH”
Desviac.
Estándar
Puntaje
Promedio N
Me sirvió para aprender que puedo comunicar muchas cosas a través
del cuerpo, con expresiones, gestos y miradas
TOTAL VARIABLE TRABAJO CON EL VIDEO MUSICAL
4,60
4,60
0,49
0,49
Puntajes: Muy en desacuerdo (1); En desacuerdo (2); Ni de acuerdo ni en desacuerdo (3); De acuerdo (4); Muy de acuerdo (5)
Rev. Estudios Criminológicos y Penitenciarios Año IX - Junio 2009
64
TABLA 36: PUNTAJE PROMEDIO DE LA VALORACIÓN QUE HACEN DEL IMPACTO QUE EL
MÓDULO TUVO EN SUS VIDAS Y LOS CAMBIOS OBSERVADOS LUEGO DE REALIZARLO
PERCEPCIONES DE LAS USUARIAS SOBRE EL IMPACTO EN SUS
VIDAS Y CAMBIOS OBSERVADOS DESPUÉS DE REALIZAR EL
MÓDULO DE COM.
N Promedio DS
Ahora puedo aclarar y ordenar mis ideas… - 136 4,26 0,69
Ahora puedo reconocer mis sentimientos… - 137 4,24 0,70
Ahora expreso mis ideas a los demás… - 137 4,14 0,81
Ahora expreso mis sentimientos a los demás… - 135 4,14 0,74
Ahora puedo comprender a los otros… - 137 4,23 0,72
La comunicación con mi pareja está… - 108 4,06 0,99
La comunicación con mis hijos está… - 114 4,36 0,82
La comunicación con mis otros familiares está… - 135
4,04 0,84
La comunicación con mis otros conocidos está… - 133 4,01 0,81
En general me comunico con los demás… - 135 4,23 0,76
TOTAL VARIABLE IMPACTO DEL MÓDULO EN SUS VIDAS 131 4,17 0,79
Puntajes: Mucho peor que antes (1); Peor que antes (2); Igual que antes (3); Mejor
que antes (4); Mucho mejor que antes (5)
OTROS TEMAS QUE LAS USUARIAS CONSIDERAN PERTINENTE h.
ABORDAR EN LOS TALLERES
Casi la mitad de las encuestadas solicitó que se incluyera el tema - relación con los
hijos, un tercio solicitó los temas relación con la pareja y violencia intrafamiliar y
una cuarta parte de las usuarias solicitó el tema relación con los padres. Todos estos
temas tienen que ver con la calidad de las relaciones al interior del núcleo familiar
(ver TABLA 37).
TABLA 37: OTROS TEMAS QUE LAS USUARIAS DESEARÍAN ABORDAR EN LOS TALLERES
TEMAS N %
RELACIÓN CON LOS PADRES 34 23,9
RELACIÓN CON LOS HIJOS 68 47,9
RELACIÓN CON LA PAREJA 51 35,9
SEXUALIDAD 14 9,9
VIOLENCIA INTRAFAMILIAR 48 33,8
RELACIONES LABORALES / DESARROLLO LABORAL 5 3,5
AUTOESTIMA /AUTOCONFIANZA 5 3,5
CONOCIMIENTO DEL CUERPO / MEDICINA NATURAL /PRIMEROS
AUXILIOS
3 2,1
PRIVACIÓN DE LIBERTAD / DISCRIMINACIÓN 2 1,4
OTROS TEMAS 3 2,1
TOTAL 142 100
QUEJAS, OPINIONES Y SUGERENCIAS DE LAS USUARIAS PARA i.
MEJORAR LA CALIDAD DEL SERVICIO
Opiniones generales sobre el Módulo 1.
Hubo pocos comentarios que refejaran indiferencia o malestar con los talleres.
No me acuerdo mucho - (Encuesta Nº 87)
Solamente participé en lo que me mandaron. Eso es todo - (Encuesta Nº 51)
La verdad es que los talleres no han mejorado, pero tampoco han empeorado -
mi comportamiento (…) Para mí ha sido una pérdida de tiempo (Encuesta
Nº 131)


30
30
en los talleres. (2) que aun no haya transcurrido demasiado tiempo para apreciar cambios
permanentes en la calidad de la comunicacion con los demas; (3) que no hayan adquirido
una real conciencia de sus problemas comunicacionales; (4) la existencia de ciertos
problemas y/o deIiciencias comunicacionales en los demas miembros de la Iamilia. etc.


TAßLA 36: IUNTAII IROMIDIO DI LA VALORACIÓN OUI HACIN DIL IMIACTO OUI IL
MÓDULO TUVO IN SUS VIDAS Y LOS CAMßIOS OßSIRVADOS LUIGO DI RIALIZARLO
IIRCIICIONIS DI LAS USUARIAS SOßRI IL IMIACTO IN SUS VIDAS Y
CAMßIOS OßSIRVADOS DISIUIS DI RIALIZAR IL MÓDULO DI COM.

N

Iromedio

DS
 Ahora puedo acIarar y ordenar mis ideas. 136 4,26 0,69
 Ahora puedo reconocer mis senlimienlos. 137 4,24 0,70
 Ahora expreso mis ideas a Ios demas. 137 4,14 0,81
 Ahora expreso mis senlimienlos a Ios demas. 135 4,14 0,74
 Ahora puedo comprender a Ios olros. 137 4,23 0,72
 La comunicación con mi pare|a esla. 108 4,06 0,99
 La comunicación con mis hi|os esla. 114 4,36 0,82
 La comunicación con mis olros famiIiares esla. 135 4,04 0,84
 La comunicación con mis olros conocidos esla. 133 4,01 0,81
 In generaI me comunico con Ios demas. 135 4,23 0,76
TOTAL VARIABLE IMPACTO DEL MODULO EN 5U5 VIDA5 131 4,17 0,79
Puntaies: Mucho peor que antes (1); Peor que antes (2); Igual que antes (3); Meior que antes (4); Mucho meior que antes (5)

h. OTROS TEMAS QUE LAS USUARIAS CONSIDERAN PERTINENTE
ABORDAR EN LOS TALLERES

 Casi la mitad de las encuestadas solicito que se incluyera el tema relacion con los hiios.
un tercio solicito los temas relacion con la pareia y violencia intrafamiliar y una cuarta
parte de las usuarias solicito el tema relacion con los padres. Todos estos temas tienen
que ver con la calidad de las relaciones al interior del núcleo familiar (ver TABLA 37).

TAßLA 37: OTROS TIMAS OUI LAS USUARIAS DISIARIAN AßORDAR IN LOS TALLIRIS
TEMA5 N %
RILACIÓN CON LOS IADRIS 34 23,9
RILACIÓN CON LOS HIIOS 68 47,9
RILACIÓN CON LA IARIIA 51 35,9
SIXUALIDAD 14 9,9
VIOLINCIA INTRAIAMILIAR 48 33,8
RILACIONIS LAßORALIS / DISARROLLO LAßORAL 5 3,5
AUTOISTIMA /AUTOCONIIANZA 5 3,5
CONOCIMIINTO DIL CUIRIO / MIDICINA NATURAL /IRIMIROS AUXILIOS 3 2,1
IRIVACIÓN DI LIßIRTAD / DISCRIMINACIÓN 2 1,4
OTROS TIMAS 3 2,1
TOTAL 142 100




30
30
en los talleres. (2) que aun no haya transcurrido demasiado tiempo para apreciar cambios
permanentes en la calidad de la comunicacion con los demas; (3) que no hayan adquirido
una real conciencia de sus problemas comunicacionales; (4) la existencia de ciertos
problemas y/o deIiciencias comunicacionales en los demas miembros de la Iamilia. etc.


TAßLA 36: IUNTAII IROMIDIO DI LA VALORACIÓN OUI HACIN DIL IMIACTO OUI IL
MÓDULO TUVO IN SUS VIDAS Y LOS CAMßIOS OßSIRVADOS LUIGO DI RIALIZARLO
IIRCIICIONIS DI LAS USUARIAS SOßRI IL IMIACTO IN SUS VIDAS Y
CAMßIOS OßSIRVADOS DISIUIS DI RIALIZAR IL MÓDULO DI COM.

N

Iromedio

DS
 Ahora puedo acIarar y ordenar mis ideas. 136 4,26 0,69
 Ahora puedo reconocer mis senlimienlos. 137 4,24 0,70
 Ahora expreso mis ideas a Ios demas. 137 4,14 0,81
 Ahora expreso mis senlimienlos a Ios demas. 135 4,14 0,74
 Ahora puedo comprender a Ios olros. 137 4,23 0,72
 La comunicación con mi pare|a esla. 108 4,06 0,99
 La comunicación con mis hi|os esla. 114 4,36 0,82
 La comunicación con mis olros famiIiares esla. 135 4,04 0,84
 La comunicación con mis olros conocidos esla. 133 4,01 0,81
 In generaI me comunico con Ios demas. 135 4,23 0,76
TOTAL VARIABLE IMPACTO DEL MODULO EN 5U5 VIDA5 131 4,17 0,79
Puntaies: Mucho peor que antes (1); Peor que antes (2); Igual que antes (3); Meior que antes (4); Mucho meior que antes (5)

h. OTROS TEMAS QUE LAS USUARIAS CONSIDERAN PERTINENTE
ABORDAR EN LOS TALLERES

 Casi la mitad de las encuestadas solicito que se incluyera el tema relacion con los hiios.
un tercio solicito los temas relacion con la pareia y violencia intrafamiliar y una cuarta
parte de las usuarias solicito el tema relacion con los padres. Todos estos temas tienen
que ver con la calidad de las relaciones al interior del núcleo familiar (ver TABLA 37).

TAßLA 37: OTROS TIMAS OUI LAS USUARIAS DISIARIAN AßORDAR IN LOS TALLIRIS
TEMA5 N %
RILACIÓN CON LOS IADRIS 34 23,9
RILACIÓN CON LOS HIIOS 68 47,9
RILACIÓN CON LA IARIIA 51 35,9
SIXUALIDAD 14 9,9
VIOLINCIA INTRAIAMILIAR 48 33,8
RILACIONIS LAßORALIS / DISARROLLO LAßORAL 5 3,5
AUTOISTIMA /AUTOCONIIANZA 5 3,5
CONOCIMIINTO DIL CUIRIO / MIDICINA NATURAL /IRIMIROS AUXILIOS 3 2,1
IRIVACIÓN DI LIßIRTAD / DISCRIMINACIÓN 2 1,4
OTROS TIMAS 3 2,1
TOTAL 142 100


TABLA 36: PUNTAJE PROMEDIO DE LA VALORACIÓN QUE HACEN DEL IMPACTO QUE EL
MÓDULO TUVO EN SUS VIDAS Y LOS CAMBIOS OBSERVADOS LUEGO DE REALIZARLO
PERCEPCIONES DE LAS USUARIAS SOBRE EL IMPACTO EN SUS VIDAS Y
CAMBIOS OBSERVADOS DESPUÉS DE REALIZAR EL MÓDULO DE COM.
- Ahora puedo aclarar y ordenar mis ideas...
- Ahora puedo reconocer mis sentimientos...
- Ahora expreso mis ideas a los demás...
- Ahora expreso mis sentimientos a los demás...
- Ahora puedo comprender a los otros...
- La comunicación con mi pareja está...
- La comunicación con mis hijos está...
- La comunicación con mis otros familiares está...
- La comunicación con mis otros conocidos está...
- En general me comunico con los demás...
TOTAL VARIABLE IMPACTO DEL MÓDULO EN SUS VIDAS
N
136
137
137
135
137
108
114
135
133
135
131
Promedio
4,26
4,24
4,14
4,14
4,23
4,06
4,36
4,04
4,01
4,23
4,17
DS
0,69
0,70
0,81
0,64
0,72
0,99
0,82
0,84
0,81
0,76
0,79
Puntajes: Mucho peor que antes (1); Peor que antes (2); Igual que antes (3); Mejor que antes (4); Mucho mejor que antes (5)
TABLA 37: OTROS TEMAS QUE LAS USUARIAS DESEARÍAN ABORDAR EN LOS TALLERES
TEMAS
RELACIÓN CON LOS PADRES
RELACIÓN CON LOS HIJOS
RELACIÓN CON LA PAREJA
SEXUALIDAD
VIOLENCIA INTRAFAMILIAR
RELACIONES LABORALES / DESARROLLO LABORAL
AUTOESTIMA / AUTOCONFIANZA
CONOCIMIENTO DEL CUERPO / MEDICINA NATURAL /PRIMEROS AUXILIOS
PRIVACIÓN DE LIBERTAD / DISCRIMINACIÓN
OTROS TEMAS
TOTAL
N
34
68
51
14
48
5
5
3
2
3
142
%
23,9
47,9
35,9
9.9
33,8
3,5
3,5
2,1
1,4
2,1
100
XiMeNa verbal ríos, María N. Carreño Cañas, aNdrés aedo HeNríquez
SATISFACCION EN USUARIAS DE LIBERTAD VIGILADA PARTICIPANTES DEL MODULO DE COMUNICACIÓN CON ENFOQUE DE GENERO
65
La mayoría manifestó conformidad con el Módulo.
Encuentro todo bien, no hay nada que mejorar - (Encuesta Nº 27)
Fue entretenido, muy bueno; pienso que siempre es bueno seguir aprendiendo. -
Interesante y muy educativo (Encuesta Nº 65)
Por lo general estoy muy a gusto con lo que se me ha ayudado - (Encuesta
Nº 11)
Los temas a tratar son muy importantes en nuestro día a día - (Encuesta
Nº 138)
Que sigan como están; no cambien nada porque todo está bien - (Encuesta
Nº 23)
Todo lo han hecho muy bien, ayudando a los usuarios a salir adelante con -
mucha perspectiva (Encuesta Nº 19)
Me gustó mucho estar en el CRS porque ahora tengo todo lo que jamás tuve y -
estoy muy bien (Encuesta Nº 117)
Siempre hubo un coffee-break, lo cual nos alentaba a seguir nuevamente con -
los talleres (Encuesta Nº 15)
Sobre la calidad de las instalaciones 2.
Casi todas las referencias a esta variable señalan defciencias y/o necesidad de realizar
mejorías.

Más implementación para trabajar en general; más calefacción - (Encuesta
Nº 66)
Mi sugerencia es arreglar más los talleres de trabajo para comodidad de -
todos (Encuesta Nº 97)
Deberían tener una sala especial para el taller - (Encuesta Nº 7)
Creo que deberían darle más importancia a los lugares de reinserción, -
implementarlos más, ya que los talleres son tan útiles para los que por ellos
pasamos, nos ayudan a liberar lo que está dentro de nosotros, a compartirlo
y además a sanarnos (Encuesta Nº 69)
Realizar los talleres en espacios más grandes - (Encuesta Nº 70)
El lugar ojalá fuera más espacioso - (Encuesta Nº 102)
Tener un baño - (Encuesta Nº 60)
Tener un espacio físico habilitado para las madres que no tenemos dónde -
dejar nuestros hijos los días determinados para asistir a las clases. La idea
(…) es que las mujeres que tenemos hijos y somos de comunidades rurales
podamos cumplir de manera responsable (Encuesta Nº 137)
Rev. Estudios Criminológicos y Penitenciarios Año IX - Junio 2009
66
SobrelaexperienciaconelpersonaldelCRSquedesarrollóelMódulo 3.
Todos los comentarios recibidos sobre el personal fueron positivos.
Todos muy amables y preocupados, siempre con puertas abiertas a escuchar. -
Felicitaciones al equipo. (Encuesta Nº 24)
Las personas que realizaron el taller siempre han sido atentas y preocupadas, -
con muy buena voluntad (Encuesta Nº 68)
Estoy muy agradecida con la profesional pues vuelvo a confar y arreglar mi -
vida (Encuesta Nº 81)
Hacen un buen trabajo, buena amistad con mi asesor - (Encuesta Nº 18)
Me han tratado súper bien, creo que nuestra relación ha sido súper buena -
comunicación (Encuesta Nº 40)
Me siento agradecida de todas las personas que se dieron el tiempo de estar -
junto a nosotras; gracias por ese taller (Encuesta Nº 105)
La atención de parte de los Asistentes muy buena, siempre cordial; he -
depositado en ellas una confanza enorme (Encuesta Nº 15)
Tuve buenos profesores y profesionales, que con cada palabra o detalle nos -
hicieron sentir cómodos y acogidos. Gracias por ayudarme a tomar este curso
con optimismo y confanza, ya que tenía mucho miedo a todo. Ahora en el CRS
me acogieron de muy buena manera, que mi vida transcurre con confanza,
apoyo y mucha atención a todo; y en el curso ustedes como profesionales se
encargaron de hacer lo correcto y crean que lo lograron (Encuesta Nº 2)
El profesional que dictó el Módulo, una persona muy amable y respetuosa, -
instándome siempre a confar en ella (…) Sólo tengo una queja y es con
respecto a la atención de la recepcionista (…) por el hecho de ser usuaria no
me trataba bien, no respetaba mi hora de llegada (…) tampoco comunicaba
a mi Delegada cuando yo la llamaba por teléfono y le dejaba algún recado
(Encuesta Nº 16)
Sobre los horarios de los talleres 4.
Hubo pocos comentarios sobre esta variable, pero la mayoría se refrió a las
difcultades que ésta les trajo con la familia o el trabajo.
Mi sugerencia es que los talleres sean de menos tiempo porque tengo un hijo -
a quien cuidar (Encuesta Nº 101)
El horario es inadecuado ya que algunos trabajamos y tenemos que pedir -
permiso para asistir (Encuesta Nº 37)
Debería haber mayor fexibilidad en los horarios debido a que acá en el -
Centro [de Reinserción Social] nos sugieren lo importante que es trabajar,
pero hay personas que cuando están trabajando tienen que solicitar permisos
y esto a veces se convierte en un problema (Encuesta Nº 22)
XiMeNa verbal ríos, María N. Carreño Cañas, aNdrés aedo HeNríquez
SATISFACCION EN USUARIAS DE LIBERTAD VIGILADA PARTICIPANTES DEL MODULO DE COMUNICACIÓN CON ENFOQUE DE GENERO
67
Espero que los otros talleres que vengan puedan realizarse en la tarde, porque -
tengo más tiempo (Encuesta Nº 13)
Sugiero que el horario debiera ser más tarde, debido a que tengo una hija que -
va al jardín y corro a buscarla (Encuesta Nº 115)
Propongo destinar y/o programar apoyo psicológico para las personas que -
estamos trabajando en horarios vespertinos o bien los días sábados (Encuesta
Nº 130)
Sobre los contenidos trabajados en los talleres 5.
La mayoría manifestó conformidad con los contenidos de los talleres, e incluso
mencionan haber adquirido más benefcios de los contemplados en los objetivos del
Módulo.
Tuve buenas enseñanzas, aprendí mucho y lo más recalcado que me quedó, -
que tuve que empezar a quererme yo misma para poder seguir adelante
(Encuesta Nº 2)
Me han enseñado a comunicarme mejor con las demás personas y a valorarme -
más (Encuesta Nº 11)
Es bueno que se realicen estos cursos porque así una puede desarrollarse -
como persona y sacar el yo que hay dentro de una (Encuesta Nº 26)
Me enseñaron a comunicarme y expresarme mejor con los que me rodean -
(…) También aprendí a quererme, a valorarme como yo realmente soy. La
encargada del taller logró abrirme los ojos para darme cuenta que una tiene
que pensar muy bien las cosas antes de actuar y cometer alguna locura de la
que después nos podamos arrepentir (Encuesta Nº 39)
Fueron bastante formativos, muy abiertos y dinámicos. Todos los que asistimos -
a cada jornada nos sentimos partícipes de cada ejercicio, lectura, e incluso
nos sentimos considerados (Encuesta Nº 15)
Me sirvieron mucho para poder comunicarme o entablar conversación con -
personas de cualquier índole social y a no actuar con violencia. Cada vez
que tengo rabia o me enojo, tratar de refexionar y pensar muy bien las cosas
antes de decirlas para no lastimar a terceras personas y ponerme en el lugar
del otro para poder entender mejor los problemas (Encuesta Nº 17)
Me ayudaron para darme cuenta de la importancia de poder comunicarme con -
las personas que yo amo y poder expresar de mejor forma mis sentimientos,
penas, alegrías, angustias, etc. (Encuesta Nº 38)
Es muy importante porque existen personas en igual condición que una, existe -
un compañerismo (Encuesta Nº 76)
Algunas encuestadas destacan la necesidad de incorporar otros contenidos.
Hablar sobre temas como VIF y relación con los hijos - (Encuesta Nº 72)
Rev. Estudios Criminológicos y Penitenciarios Año IX - Junio 2009
68
Hablar sobre la violencia que existe en la familia - (Encuesta Nº 73)
La discriminación de la sociedad hacia una puede provocar que una pueda -
reincidir y se deprima mucho. También me gustaría que se hablara de la
violencia intrafamiliar, el consumo de drogas y de qué forma puede una
explicarle a los hijos todo lo que ha pasado sin que esto les afecte a ellos
(Encuesta Nº 61)
Sobre el tipo de talleres en los que participó 6.
En general, las usuarias que realizaron talleres grupales se expresaron muy bien
de esta modalidad de trabajo; en cambio, de las que trabajaron individualmente, varias
sugirieron que en el futuro los talleres fueran grupales.
Talleres grupales:
Los talleres estuvieron muy buenos para expresarse; - (hubo) respeto a los
otros. Todo está muy bien y nos ayuda mucho (Encuesta Nº 20)
Me sentía muy cómoda para contestar mis dudas - (Encuesta Nº 1)
(…) - A medida que pasó la hora y los días, creo haber conocido un poco
de cada uno y escuchar y poder sacar mi temor y compartir experiencias y
darme cuenta que en la vida hay muchas cosas que pasan mucho más difíciles
que esto (Enc. Nº 2)
Talleres individuales:
Que pudiese ser un trabajo en grupos con más personas - (Encuesta Nº 52)
Tratar de trabajar en grupo porque es bueno para la comunicación - (Encuesta
Nº 8)
Varias encuestadas consideraron que se realizaron muy pocas sesiones o que
fueron insufcientes para adquirir los conocimientos y destrezas necesarios para
comunicarse mejor con los demás. También hubo quienes manifestaron su deseo de
continuar con talleres de este tipo.
Me gustaría que se volviera a realizar el taller - (Encuesta Nº 12)
Ojalá lo volvieran a hacer y que sea más largo y si es posible con la familia -
(Encuesta Nº 59)
Faltó que fueran con más sesiones y que tuvieran terapias psicológicas - (Enc.
Nº 58)
Fueron pocas horas pero el tiempo que fui me ha servido mucho - (Encuesta
Nº 78)
Pienso que deberían ser más seguidos, ya que las personas están carentes de -
ser escuchadas (Encuesta Nº 98)
Hubo usuarias que recomendaron algunos cambios a las modalidades de trabajo
usadas.
XiMeNa verbal ríos, María N. Carreño Cañas, aNdrés aedo HeNríquez
SATISFACCION EN USUARIAS DE LIBERTAD VIGILADA PARTICIPANTES DEL MODULO DE COMUNICACIÓN CON ENFOQUE DE GENERO
69
Ver la posibilidad de salir con las mujeres, encontrarnos en otro espacio -
diferente al CRS, con el fn de apoyarnos y dialogar de otra manera (Encuesta
Nº 75)
Como sugerencia a lo mejor debieran darle temas a las personas más antiguas, -
para que hicieran talleres con las nuevas, con ayuda de los especialistas del
CRS (Encuesta Nº 131)
Creo que para mejorar o cambiar una falencia que una tenga, debe haber un -
trabajo constante y continuo de talleres (Encuesta Nº 47)
Separaría personas por delitos; causa impresión fuerte - (Encuesta Nº 95)
El problema es que la gente que va no está muy interesada y va más por -
obligación que por aprender. Sería bueno que se hicieran talleres por edades,
porque a lo mejor eso inhibe a los jóvenes que asisten a las reuniones (Encuesta
Nº 56)
Me gustaría pudieran incorporar algo como obras de teatro para así tener -
más personalidad a personas que muchas veces les cuesta comunicarse
(Encuesta Nº 13)
Me cuesta expresarme - (…) no sé hablar muy bien; eso me gustaría que fuera
un tema (Encuesta Nº 61)
Que sea más manual, más actual - (Encuesta Nº 5)
Se puede realizar otro taller para conocer el avance que ha tenido cada uno -
de los participantes (Encuesta Nº 37)
Sobre los materiales empleados para facilitar el desarrollo de los talleres 7.
Que hubiera más - [material] de apoyo (videos, etc.) (Encuesta Nº 52)
Entregarnos más material didáctico, o sea guías o pequeñas notas sobre los temas -
a tratar (Encuesta Nº 137)
Sobre el impacto que el Módulo tuvo en sus vidas 8.
Casi todos los comentarios recibidos sobre esta variable fueron positivos.
Me gustó mucho, aprendí harto. Me comunico mejor con mi familia, con mi -
hijo y los demás (Encuesta Nº 91).
Eran muy entretenidas porque aprendí a tener más confanza para hablar -
delante de los demás y aprendí a escuchar y entender a los demás (Encuesta
Nº 67)
Es un muy buen taller; en lo personal me sirvió mucho para aprender a -
comunicarme más con las demás personas. En general es un muy buen trabajo
(Encuesta Nº 79)
Me ha servido harto para volver a integrarme a la sociedad - (Encuesta
Nº 50)
Rev. Estudios Criminológicos y Penitenciarios Año IX - Junio 2009
70
Me sirvió mucho para expresarme más. Fue divertido, conocí gente, aprendí -
a comunicarme mucho mejor con las personas y sobre todo a llevarme mejor
con mi familia y con mi hija (Encuesta Nº 31)
Creo haber roto un temor enorme al encontrarme conmigo misma, ver la vida -
y el diálogo con otros (Encuesta Nº 15)
Me pude dar cuenta que no tenía tiempo para mí como persona, que mi vida -
giraba en torno a mi trabajo y casa, no tenía vida social. Ahora sí y me alegra
mucho, me distraigo, aprendí que también soy persona y no una máquina que
debe solamente trabajar (Encuesta Nº 42)
Antes de que pasara este terrible incidente de caer detenida, yo era muy -
encerrada en mi misma, no sabía enfrentar las cosas y la vida para mí era
muy difícil (…) y muchas veces por miedo callé. Pero ahora me siento muy
protegida, aprendí muchas cosas importantes y valores míos propios. Más
aún, comprendí que la vida es muy bella y a veces es difícil, pero no imposible
(Encuesta Nº 35)
VI. CONCLUSIONES
Del estudio se puede extraer que la evaluación que las usuarias hacen del Módulo
de Comunicación con enfoque de Género es, en general, buena. Las variables de calidad
mejor evaluadas fueron:
Experiencia con el personal que llevó a cabo los talleres (1) , variable que obtuvo
el más alto puntaje promedio y la más baja dispersión en las respuestas, tanto en
general como desglosada por ítems. Esta fortaleza del Módulo ha de ser reforzada
permanentemente durante las supervisiones que realiza el Departamento de
Tratamiento en el Medio Libre con los operadores.
Modalidad de los talleres, (2) variable que obtuvo altos puntajes en casi todos sus
ítems, excepto en el relativo a la posibilidad de poner en práctica o ejercitar los
contenidos aprendidos durante los talleres. Esta debilidad se aprecia relacionada
con el bajo número de sesiones que se están realizando en los CRS, durante las
cuales se estaría priorizando la entrega de contenidos, más que el desarrollo de
habilidades. Se considera que aumentando el número de sesiones y reforzando el uso
de ciertas metodologías orientadas a incrementar estas destrezas, se podría revertir
el problema. Por otra parte, las fortalezas de esta variable son que proporcionaban
a las usuarias un ambiente de confanza y respeto para expresar sus vivencias y
emociones, las que serán reforzadas en los operadores. También se reforzará que,
en la medida de lo posible, los talleres sean grupales.
Uso del “Naipe de la Comunicación” y del video musical “Papa don’t Preach”, (3)
como material de apoyo para el desarrollo de los talleres. Al respecto, cabe
mencionar que las usuarias valoran positivamente la utilidad de estos medios para
XiMeNa verbal ríos, María N. Carreño Cañas, aNdrés aedo HeNríquez
SATISFACCION EN USUARIAS DE LIBERTAD VIGILADA PARTICIPANTES DEL MODULO DE COMUNICACIÓN CON ENFOQUE DE GENERO
71
identifcar aspectos relevantes de la comunicación; sin embargo, la valoración que
hacen de estos materiales como elementos facilitadores del aprendizaje es algo
inferior. Tales materiales podrán reforzarse o substituirse por otros que se adecuen
de mejor manera a las características especiales de las usuarias.
Las variables de calidad evaluadas con puntajes algo inferiores fueron:
Impacto del Módulo en sus vidas, (1) en la cual se observó una puntuación bajo el
promedio en todos sus ítems. Esto constituye una debilidad del Módulo, más aún
si se considera que se trata de una de las variables con mayor peso relativo en la
determinación del Índice General de Satisfacción. Se espera que las necesarias
modifcaciones que de este estudio se desprenden mejoren los resultados de esta
variable en el futuro.
Calidad de las instalaciones, (2) variable sobre la cual se pueden hacer sugerencias
a los equipos, más es difícil de modifcar por restricciones presupuestarias que
aquejan al total de la Institución.
Contenidos de los Talleres, (3) de la cual los ítems peor valorados son los relativos al
trabajo en torno a la expresión de las ideas y sentimientos propios y el aprendizaje
de estrategias para mejorar la comunicación con los demás; estos contenidos
buscan entregar habilidades comunicacionales y refejan el cumplimiento de dos de
los objetivos específcos del Módulo. Esta debilidad se debe abordar aumentando
el número de sesiones y reforzando el uso de ciertas metodologías orientadas a
incrementar estas destrezas. Se destaca, eso sí que el ítem mejor valorado es el
relativo a la comprensión del impacto que tiene el modo en que se comunican las
cosas en la calidad de las relaciones interpersonales. Se trata de contenidos que
buscan entregar conocimientos, los que representan 3 de los objetivos específcos
del Módulo.
Horarios de los talleres, (4) de la cual el ítem con más baja puntuación fue el relativo
a la conveniencia de los horarios y no los relativos a la puntualidad. Sobre este
punto se puede recomendar el uso de la modalidad mixta, es decir, de talleres
individuales y grupales alternadamente, considerando la disponibilidad de tiempo
de cada usuaria.
Este estudio ha permitido, además, discriminar variables que permitirían optimizar los
resultados, cuales son:
Tiempo de permanencia en la medida de LVA (1) : se ha identifcado claramente un
mayor aprovechamiento del Módulo en mujeres que llevan más de 1 año en la
medida. Esta variable se ha de tomar en consideración de aquí en adelante.
Rev. Estudios Criminológicos y Penitenciarios Año IX - Junio 2009
72
Edad de las usuarias (2) : se ha visto que las usuarias de 37 y más años aprovechan
mejor el Módulo tal y como se está realizando en la actualidad, lo que indicaría que
es necesario adapten los contenidos y metodologías a las preferencias y necesidades
de la población de usuarias más jóvenes.
Número de sesiones (3) : se ha observado que la mayor satisfacción de las usuarias
se obtiene con un número no inferior a 5 sesiones para el desarrollo del Módulo.
Paralelamente, se aprecia que las propias usuarias solicitan un mayor número de
talleres. Si bien la norma técnica indica que el Módulo debe realizarse en 7 sesiones,
también se acepta que ellas sean fusionadas de acuerdo a la disponibilidad de tiempo
y necesidades de las usuarias y/o los operadores. Las conclusiones de este estudio
revelan que tal fexibilidad no es adecuada para el cumplimiento de los objetivos, y
deberá exigirse la realización de un mayor número de sesiones, pudiendo utilizarse
la modalidad mixta – de talleres individuales y grupales alternadamente – para
cumplir con esta exigencia.
Por último, se considera necesario recoger las sugerencias de las usuarias,
utilizando más las experiencias de su realidad familiar cotidiana (como por ejemplo, la
comunicación con los hijos, la pareja y los padres) para trabajar los temas del Módulo.
Esto signifca que se incorporarán en los talleres contenidos y ejemplos extraídos de su
experiencia cotidiana, haciendo énfasis en el cumplimiento de sus roles al interior de
la familia. En cuanto al tema de la violencia intrafamiliar, se considera que éste debe
ser tratado en forma independiente. También se sugerirá que se de cierta autonomía
a los grupos de usuarias para que utilicen los espacios del CRS – u otros que estén
disponibles – y puedan organizar actividades “extracurriculares”, como convivencias y
otras de tipo recreativo, que promuevan la participación e interacción en donde podrán,
además, ejercitar lo adquirido en los talleres.
BIBLIOGRAFÍA
(1) Departamento de Tratamiento en el Medio Libre de Gendarmería de Chi-
le. “25 Años de la Ley 18.216: Desarrollo, Estado Actual y Desafíos del Siste-
ma de Medidas Alternativas a la Reclusión en Chile”. En Revista de Estudios
Criminológicos y Penitenciarios Nº 12 pp. 49-84. Santiago (Agosto 2008).
(2) Departamento de Tratamiento en el Medio Libre de Gendarmería de Chile.
“Módulo de Comunicación con Enfoque de Género para Penadas en Libertad
Vigilada del Adulto”. Documento interno (2006). Información disponible en tml@
gendarmeria.cl
(3) Dirección de Presupuestos (DIPRES) del Ministerio de Hacienda, División de Con-
trol de Gestión “Análisis de Género en la Formulación de Programas”. Santia-
go (2006). Disponible en http://www.dipres.cl/572/articles-37369_doc_pdf2.pdf.
(4) Elejabarrieta, F. e Iñiguez, L. “Construcción de Escalas de Actitud Tipo Thurst
y Likert”. (1984). Art. disponible en: http://antalya.uab.es/liniguez/Materiales/
escalas.pdf
XiMeNa verbal ríos, María N. Carreño Cañas, aNdrés aedo HeNríquez
SATISFACCION EN USUARIAS DE LIBERTAD VIGILADA PARTICIPANTES DEL MODULO DE COMUNICACIÓN CON ENFOQUE DE GENERO
73
(5) Maceiras, L. “Encuestas de Satisfacción de Usuarios”. En Salud Pública Educ
Salud Vol 2, Nº 1 pp. 28-33 (2002). Disponible en: http://webs.uvigo.es/mpsp/
rev02-1/encuestas-02-1.pdf
(6) Mendoza, P. y Ramírez, M. “Modelo de Intervención Diferenciada para la Libertad
Vigilada del Adulto”. Revista de Estudios Criminológicos y Penitenciarios, Nº 3,
pp. 9-28. Santiago (Noviembre de 2001).
(7) Moral de la Rubia, J. “Validación de la Escala de Valoración de la Relación en
una Muestra Mexicana”. En Revista Electrónica de Metodología Aplicada, Vol.
13 Nº 1. Ciudad de México (2008). Disponible en: http://www.psico.uniovi.es/
REMA/v13n1/a1/ Welcome.html
(8) Palacios J. “Análisis Estadístico de una Encuesta de Satisfacción de Usuarios
al alumnado de primer Curso de la Escuela Universitaria de Trabajo Social”.
En Cuadernos de Trabajo Social Nº 14, pp. 99-117. ISSN: 0214-0314. Madrid
(2001).
(9) Palacios, J. “Estrategias de Ponderación de la Respuesta en Encuestas de
Satisfacción de Usuarios de Servicios”. En Metodología de Encuestas Vol 4, Nº
2 pp. 175-193. ISSN: 1575-7803. Madrid (2002). Disponible en http://www.sipie.
net/esp/uploads/96d6240a-f270-4065.pdf
(10) Verbal, X. “Caracterización de la Población Condenada a Libertad Vigilada del
Adulto”. En Revista de Estudios Criminológicos y Penitenciarios Nº 8, pp. 82 –
106. Santiago (Octubre de 2006).
(11) Verbal, X. “Evolución de la población femenina en el subsistema penitenciario
abierto entre los años 2000 y 2007 y caracterización de las mujeres condenadas
a Libertad Vigilada del Adulto”. En Revista de Estudios Criminológicos y
Penitenciarios Nº 12 pp.157-187. Santiago (Agosto de 2008).
Rev. Estudios Criminológicos y Penitenciarios Año IX - Junio 2009
74
ANEXO 1
CARTA DE CONSENTIMIENTO INFORMADO
POR FAVOR, ANTES DE LLENAR LA ENCUESTA, LEA LA SIGUIENTE
INFORMACIÓN:
La presente encuesta forma parte de un estudio que está realizando el
Departamento de Tratamiento en el Medio Libre durante el año 2008, para conocer su
opinión acerca de la calidad del servicio que ha recibido durante su participación en el
MÓDULO DE COMUNICACIÓN realizado en el Centro de Reinserción Social al que
usted asiste. Gracias a sus comentarios, podremos identifcar los aspectos positivos y
negativos de nuestro trabajo y los cambios que es necesario hacer para que en el futuro
podamos entregar un mejor servicio a nuestras usuarias. Nuestro objetivo fnal es que
el Módulo de Comunicación sea una herramienta útil para mejorar la calidad de vida de
las mujeres con Libertad Vigilada; y para lograrlo, necesitamos que usted nos muestre
nuestros errores y nuestros aciertos. SUS OPINIONES SON MUY IMPORTANTES.
Por nuestra parte, le otorgamos la total seguridad de que SU IDENTIDAD SE
MANTENDRÁ EN LA MÁS ABSOLUTA RESERVA. De este modo, esperamos
que usted se sienta totalmente libre de manifestar sus impresiones, sean éstas buenas
o malas. Como ya le hemos manifestado, deseamos MEJORAR LA CALIDAD DE
NUESTRO SERVICIO, y para lograrlo, necesitamos las opiniones y críticas de quienes
ya lo han recibido, como usted.
Si accede a contestar la encuesta, le ofrecemos la posibilidad de llevársela a su
domicilio para que pueda llenarla con total reserva. Luego debe entregársela en este
sobre cerrado (con cinta adhesiva, pegamento o corchetes) a cualquier Delegado(a) o al
Jefe de su Centro de Reinserción Social, quienes además DEBERÁN GUARDARLAS
EN UN LUGAR SEGURO. Si desea contestar la encuesta en el Centro de Reinserción
Social, o necesita que su Delegado le ayude a leer o comprender sus contenidos, de
todos modos NADIE, excepto usted misma, puede ver las respuestas que ha marcado.
Por último, antes de entregarle la encuesta, esta página será removida y guardada aparte,
de modo que no existe ninguna posibilidad de relacionarla a usted con las opiniones que
luego manifestará en la encuesta. ENTRÉGUENOS SUS OPINIONES CON TOTAL
HONESTIDAD.
Su participación en este estudio es absolutamente voluntaria, por lo que antes de
contestar la encuesta le pedimos que manifeste su disposición a cooperar estampando
su nombre, RUT y frma en el siguiente recuadro:
XiMeNa verbal ríos, María N. Carreño Cañas, aNdrés aedo HeNríquez
SATISFACCION EN USUARIAS DE LIBERTAD VIGILADA PARTICIPANTES DEL MODULO DE COMUNICACIÓN CON ENFOQUE DE GENERO
75
YO,……………………………………………………..……… RUT ……………………….,
ACCEDO LIBRE Y VOLUNTARIAMENTE A RESPONDER LA ENCUESTA SOBRE
“SATISFACCIÓN EN LAS USUARIAS CON LIBERTAD VIGILADA QUE PARTICIPARON DEL
MÓDULO DE COMUNICACIÓN”. SE ME HAN EXPLICADO LOS ALCANCES Y OBJETIVOS
DEL ESTUDIO, Y HE SIDO INFORMADA QUE MI IDENTIDAD SERÁ MANTENIDA
EN RESERVA. NADIE PODRÁ SABER QUE LOS COMENTARIOS Y OPINIONES QUE
MANIFIESTE EN LA ENCUESTA HAN PROVENIDO DE MI PERSONA.
………………………………………………………….
(frma de la usuaria de Libertad Vigilada)
ESTA PÁGINA DEBE SER REMOVIDA DE LA ENCUESTA
PROFESIONALES A CARGO DE LA INVESTIGACIÓN: XIMENA VERBAL RÍOS y MARÍA NELLY
CARREÑO CAÑAS: profesionales del Departamento de Tratamiento en el Medio Libre. Teléfonos
6851322 y 6851214.
Rev. Estudios Criminológicos y Penitenciarios Año IX - Junio 2009
76
ANEXO 2
ENCUESTA A USUARIAS DEL MÓDULO DE COMUNICACIÓN
Establecimiento donde se controla: …………………Edad de la encuestada: ……
Con respecto a su situación de pareja ¿Usted está?
a) Soltera b) Casada c) Conviviendo d) Separada e) Divorciada f) Viuda
¿Tiene hijos?
(sí) (no)
¿Cuántos hijos tiene?:……………………………………………
¿Cuál es su nivel educacional?
a) Nunca fue al colegio b) 1º básico c) 2º básico
d) 3º básico e) 4º básico f) 5º básico
g) 6º básico h) 7º básico i) 8º básico
j) 1º medio k) 2º medio l) 3º medio
m) 4º medio n) Estudios superiores incompletos ñ) Estudios superiores
completos
Si tiene estudios superiores (completos o incompletos) ¿A qué tipo de centro de
formación asistió?
a) Centro de Formación Técnica b) Instituto Profesional c) Universidad
d) Otra (indique cuál): ……………………………………………
e) No tiene estudios superiores
¿Poseeustedalgúnofciooprofesión? (sí) (no) Señalesuofciooprofesión:
…………………….…

Respecto a sus actividades actuales ¿usted está? (puede marcar más de una
alternativa)
a) Estudiando en una escuela, liceo o colegio b) Estudiando en un centro de formación superior
c) Buscando trabajo d) Trabajando
e) Iniciando un negocio f) Trabajando como dueña de casa
g) Jubilada o pensionada
Si está trabajando: ¿Tiene contrato? (sí) (no)
¿Elcontratoesindefnido? (sí) (no)
Señale su trabajo actual:…………………..……………
XiMeNa verbal ríos, María N. Carreño Cañas, aNdrés aedo HeNríquez
SATISFACCION EN USUARIAS DE LIBERTAD VIGILADA PARTICIPANTES DEL MODULO DE COMUNICACIÓN CON ENFOQUE DE GENERO
77
¿Cuánto tiempo lleva cumpliendo la Libertad Vigilada? (indique años y/o meses):
………………………
Marqueconunaxelcasilleroquemejorrepresentasuimpresiónsobrelacalidadde
las instalaciones en las que se realizaron los talleres del Módulo de Comunicación
a los que usted asistió:
Con respecto al local,
opino que…
MUY EN
DESACUERDO
EN
DESACUERDO
NI DE ACUERDO, NI
EN DESACUERDO
DE
ACUERDO
MUY DE
ACUERDO
El local estaba limpio y
ordenado.
Las reuniones se realiza-
ron en un lugar cómodo.
En general, las instalacio-
nes eran adecuadas
para la realización del
Módulo.
Marque con una x el casillero que mejor representa su experiencia con el
personal del Centro de Reinserción Social que trabajó con usted en el Módulo de
Comunicación:
Miexperienciaconelpersonalfue…
NUNCA
CASI
NUNCA
A VECES
CASI
SIEMPRE
SIEMPRE
Antes que nada, se identifcaron dándome su
nombre y las funciones que cumplen.
Eran amables y atentos.
Me trataban con paciencia y respeto.
Me explicaban los objetivos de los talleres.
Me daban instrucciones acerca del modo en que
íbamos a trabajar en los talleres.
Resolvían mis dudas y consultas.
Mostraban interés por ayudarme.
Me parece que hacían bien su trabajo.
Marqueconunaxelcasilleroquemejorrefejasuimpresiónsobreloshorariosen
los que se realizaron los talleres a los que usted asistió:
En cuanto a los horarios de los talleres…
NUNCA
CASI
NUNCA
A VECES
CASI
SIEMPRE
SIEMPRE
Eran convenientes para mí
Comenzaban a la hora señalada
Terminaban a la hora señalada


40
40
ANEXO 2
ENCUESTA A USUARIAS DEL MÓDULO DE COMUNICACIÓN


Establecimiento donde se controla: ........... Edad de la encuestada: ......


Con respecto a su situación de pareja ¿Usted está?
a) Soltera b) Casada c) Conviviendo d) Separada e) Divorciada I) Viuda


¿Tiene hijos? (si) (no) ¿Cuántos hijos tiene?:.................

¿Cuál es su nivel educacional?

a) Nunca Iue al colegio b) 1º basico c) 2º basico d) 3º basico
e) 4º basico I) 5º basico g) 6º basico h) 7º basico
i) 8º basico i) 1º medio k) 2º medio l) 3º medio
m) 4º medio n) Estudios superiores incompletos ñ) Estudios superiores completos

Si tiene estudios superiores (completos o incompletos) ¿A qué tipo de centro de formación asistió?

a) Centro de Formacion Tecnica b) Instituto ProIesional c) Universidad
d) Otra (indique cual): ................. e) No tiene estudios superiores

¿Posee usted algún oficio o profesión? (si) (no) Señale su oficio o profesión: ..........

Respecto a sus actividades actuales ¿usted está? (puede marcar más de una alternativa)

a) Estudiando en una escuela. liceo o colegio b) Estudiando en un centro de Iormacion superior
c) Buscando trabaio d) Trabaiando
e) Iniciando un negocio I) Trabaiando como dueña de casa
g) Jubilada o pensionada

Si está trabajando: ¿Tiene contrato? (si) (no)
¿El contrato es indefinido? (si) (no)
Señale su trabajo actual: ........................

¿Cuánto tiempo lleva cumpliendo la Libertad Vigilada? (indique años y/o meses): .........


Marque con una x el casillero que mejor representa su impresión sobre la calidad de las instalaciones en las
que se realizaron los talleres del Módulo de Comunicación a los que usted asistió:

Con respecto al local.
opino que.
MUY EN
DESACUERDO
EN
DESACUERDO
NI DE ACUERDO. NI
EN DESACUERDO
DE
ACUERDO
MUY DE
ACUERDO
El local estaba limpio y
ordenado.

Las reuniones se realiza-
ron en un lugar comodo.

En general. las instalacio-
nes eran adecuadas para la
realizacion del Modulo.





41
41
Marque con una x el casillero que mejor representa su experiencia con el personal del Centro de
Reinserción Social que trabajó con usted en el Módulo de Comunicación:


Mi experiencia con el personal fue.
NUNCA
CASI
NUNCA
A VECES
CASI
SIEMPRE
SIEMPRE
Antes que nada. se identiIicaron dandome su nombre y
las Iunciones que cumplen.

Eran amables y atentos.
Me trataban con paciencia y respeto.
Me explicaban los obietivos de los talleres.
Me daban instrucciones acerca del modo en que ibamos
a trabaiar en los talleres.

Resolvian mis dudas y consultas.
Mostraban interes por ayudarme.
Me parece que hacian bien su trabaio.

Marque con una x el casillero que mejor refleja su impresión sobre los horarios en los que se realizaron los
talleres a los que usted asistió:

En cuanto a los horarios de los talleres.
NUNCA
CASI
NUNCA
A VECES
CASI
SIEMPRE
SIEMPRE
Eran convenientes para mi
Comenzaban a la hora señalada
Terminaban a la hora señalada

Marque con una x el casillero que mejor representa su impresión sobre los contenidos trabajados durante
el Módulo de Comunicación al que usted asistió:

Sobre los temas de los
talleres. opino que.
MUY EN
DESACUERDO
EN
DESACUERDO
NI DE ACUERDO. NI
EN DESACUERDO
DE
ACUERDO
MUY DE
ACUERDO
Los talleres me ayudaron
a reIlexionar sobre el mo-
do en que me comunico
con los demas.

Los talleres me sirvieron
para meiorar la Iorma en
que expreso mis ideas y
sentimientos a los demas.

Los talleres me permitie-
ron aprender a escuchar y
comprender meior a las
demas personas.

Con los talleres compren-
di que la calidad de mis
relaciones puede meiorar
si estoy conciente del mo-
do en que me comunico
con los demas.

En general. los talleres me
enseñaron a comunicarme
meior con los demas.


Los talleres a los que usted asistió ¿de qué tipo eran?

a) Individuales (es decir. usted sola con el proIesional)
b) Grupales (dos o mas usuarias iuntas. y el proIesional)




41
41
Marque con una x el casillero que mejor representa su experiencia con el personal del Centro de
Reinserción Social que trabajó con usted en el Módulo de Comunicación:


Mi experiencia con el personal fue.
NUNCA
CASI
NUNCA
A VECES
CASI
SIEMPRE
SIEMPRE
Antes que nada. se identiIicaron dandome su nombre y
las Iunciones que cumplen.

Eran amables y atentos.
Me trataban con paciencia y respeto.
Me explicaban los obietivos de los talleres.
Me daban instrucciones acerca del modo en que ibamos
a trabaiar en los talleres.

Resolvian mis dudas y consultas.
Mostraban interes por ayudarme.
Me parece que hacian bien su trabaio.

Marque con una x el casillero que mejor refleja su impresión sobre los horarios en los que se realizaron los
talleres a los que usted asistió:

En cuanto a los horarios de los talleres.
NUNCA
CASI
NUNCA
A VECES
CASI
SIEMPRE
SIEMPRE
Eran convenientes para mi
Comenzaban a la hora señalada
Terminaban a la hora señalada

Marque con una x el casillero que mejor representa su impresión sobre los contenidos trabajados durante
el Módulo de Comunicación al que usted asistió:

Sobre los temas de los
talleres. opino que.
MUY EN
DESACUERDO
EN
DESACUERDO
NI DE ACUERDO. NI
EN DESACUERDO
DE
ACUERDO
MUY DE
ACUERDO
Los talleres me ayudaron
a reIlexionar sobre el mo-
do en que me comunico
con los demas.

Los talleres me sirvieron
para meiorar la Iorma en
que expreso mis ideas y
sentimientos a los demas.

Los talleres me permitie-
ron aprender a escuchar y
comprender meior a las
demas personas.

Con los talleres compren-
di que la calidad de mis
relaciones puede meiorar
si estoy conciente del mo-
do en que me comunico
con los demas.

En general. los talleres me
enseñaron a comunicarme
meior con los demas.


Los talleres a los que usted asistió ¿de qué tipo eran?

a) Individuales (es decir. usted sola con el proIesional)
b) Grupales (dos o mas usuarias iuntas. y el proIesional)


Rev. Estudios Criminológicos y Penitenciarios Año IX - Junio 2009
78
Marque con una x el casillero que mejor representa su impresión sobre los
contenidos trabajados durante el Módulo de Comunicación al que usted asistió:
Sobre los temas de los
talleres, opino que…
MUY EN
DESACUERDO
EN
DESACUERDO
NI DE ACUERDO, NI
EN DESACUERDO
DE
ACUERDO
MUY DE
ACUERDO
Los talleres me ayudaron
a refexionar sobre el mo-
do en que me comunico
con los demás.
Los talleres me sirvieron
para mejorar la forma en
que expreso mis ideas
y sentimientos a los
demás.
Los talleres me permitie-
ron aprender a escuchar
y comprender mejor a
las demás personas.
Con los talleres
compren-dí que la
calidad de mis relaciones
puede mejorar si estoy
conciente del mo-do en
que me comunico con
los demás.
En general, los talleres
me enseñaron a
comunicarme mejor con
los demás.
Los talleres a los que usted asistió ¿de qué tipo eran?
a) Individuales (es decir, usted sola con el profesional)
b) Grupales (dos o más usuarias juntas, y el profesional)
Marqueconunaxelcasilleroquemejorrepresentasuimpresiónsobrelos
talleres a que usted asistió
En caso de talleres INDIVIDUALES…
NUNCA
CASI
NUNCA
A VECES
CASI
SIEMPRE
SIEMPRE
Durante las sesiones individuales existía un
ambiente de confanza y respeto.


42
42
Sobre los temas de los
talleres. opino que.
MUY EN
DESACUERDO
EN
DESACUERDO
NI DE ACUERDO. NI
EN DESACUERDO
DE
ACUERDO
MUY DE
ACUERDO
Los talleres me ayudaron
a reIlexionar sobre el mo-
do en que me comunico
con los demas.

Los talleres me sirvieron
para meiorar la Iorma en
que expreso mis ideas y
sentimientos a los demas.

Los talleres me permitie-
ron aprender a escuchar y
comprender meior a las
demas personas.

Con los talleres compren-
di que la calidad de mis
relaciones puede meiorar
si estoy conciente del mo-
do en que me comunico
con los demas.

En general. los talleres me
enseñaron a comunicarme
meior con los demas.


Los talleres a los que usted asistió ¿de qué tipo eran?

a) Individuales (es decir. usted sola con el proIesional)
b) Grupales (dos o mas usuarias iuntas. y el proIesional)


Marque con una x el casillero que mejor representa su impresión sobre los talleres a que usted asistió


En caso de talleres INDIVIDUALES.
NUNCA
CASI
NUNCA
A VECES
CASI
SIEMPRE
SIEMPRE
Durante las sesiones individuales existia un ambiente
de conIianza y respeto.

En las sesiones individuales tenia espacios para contar
mis experiencias personales y expresar mis opiniones
libremente.

En las sesiones individuales lograba comprender muy
bien los temas de cada taller.

Los talleres individuales me permitieron practicar nue-
vas y meiores Iormas de comunicarme con los demas.




En caso de talleres GRUPALES.
NUNCA
CASI
NUNCA
A VECES
CASI
SIEMPRE
SIEMPRE
En los talleres grupales existia un clima de conIianza y
respeto mutuo.

En los talleres grupales tenia espacios para contar mis
experiencias personales y expresar mis opiniones
libremente.

Las sesiones grupales me permitian entender meior los
temas de cada taller.

El trabaio en grupo permitia que nos ayudaramos unas
a otras durante los talleres.

El trabaio en grupo me permitia aprender de las demas
participantes de los talleres.

El trabaio en grupo me permitia practicar nuevas y


43
43
meiores Iormas de comunicarme con los demas.


¿Cuántas sesiones realizó en total? ..............................

¿Cuánto tiempo duraban las sesiones aproximadamente? (en minutos): ...............

Marque con una x el casillero que mejor representa su impresión sobre los materiales usados durante la
realización del Módulo de Comunicación:

Sobre los materiales que
empleamos. opino que.
MUY EN
DESACUERDO
EN
DESACUERDO
NI DE ACUERDO. NI
EN DESACUERDO
DE
ACUERDO
MUY DE
ACUERDO
El material de trabaio era
Iacil de entender.

Con el material que utili-
zamos Iue mas Iacil llevar
a cabo las actividades de
cada sesion.

Con el material que utili-
zamos Iue mas Iacil apren
der nuevas estrategias pa-
ra comunicarme meior
con los demas.

En general creo que el
material de trabaio que
usamos Iue util para el
desarrollo de los talleres.



¿Le tocó trabajar con los ~naipes de la cominucación¨? (si) (no)

Sobre los naipes de la co
municación. opino que...
MUY EN
DESACUERDO
EN
DESACUERDO
NI DE ACUERDO. NI
EN DESACUERDO
DE
ACUERDO
MUY DE
ACUERDO
El eiercicio con los naipes
de la comunicacion me sir
vio para reconocer y ex-
presar meior mis sentim.

El eiercicio con los naipes
me sirvio para reIlexionar
sobre la importancia de co
municar adecuadamente
lo que una siente y piensa.



¿Le hicieron ver el video ~Papa don´t preach? (si) (no)

Sobre el video musical.
opino que.
MUY EN
DESACUERDO
EN
DESACUERDO
NI DE ACUERDO. NI
EN DESACUERDO
DE
ACUERDO
MUY DE
ACUERDO
Me sirvio para aprender
que puedo comunicar mu-
chas cosas a traves del
cuerpo. con expresiones.
gestos y miradas



Marque con una x el casillero que mejor representa los efectos del Módulo de Comunicación en su vida y
los cambios que ha observado en usted misma después de haberlo realizado:



42
42
Sobre los temas de los
talleres. opino que.
MUY EN
DESACUERDO
EN
DESACUERDO
NI DE ACUERDO. NI
EN DESACUERDO
DE
ACUERDO
MUY DE
ACUERDO
Los talleres me ayudaron
a reIlexionar sobre el mo-
do en que me comunico
con los demas.

Los talleres me sirvieron
para meiorar la Iorma en
que expreso mis ideas y
sentimientos a los demas.

Los talleres me permitie-
ron aprender a escuchar y
comprender meior a las
demas personas.

Con los talleres compren-
di que la calidad de mis
relaciones puede meiorar
si estoy conciente del mo-
do en que me comunico
con los demas.

En general. los talleres me
enseñaron a comunicarme
meior con los demas.


Los talleres a los que usted asistió ¿de qué tipo eran?

a) Individuales (es decir. usted sola con el proIesional)
b) Grupales (dos o mas usuarias iuntas. y el proIesional)


Marque con una x el casillero que mejor representa su impresión sobre los talleres a que usted asistió


En caso de talleres INDIVIDUALES.
NUNCA
CASI
NUNCA
A VECES
CASI
SIEMPRE
SIEMPRE
Durante las sesiones individuales existia un ambiente
de conIianza y respeto.

En las sesiones individuales tenia espacios para contar
mis experiencias personales y expresar mis opiniones
libremente.

En las sesiones individuales lograba comprender muy
bien los temas de cada taller.

Los talleres individuales me permitieron practicar nue-
vas y meiores Iormas de comunicarme con los demas.




En caso de talleres GRUPALES.
NUNCA
CASI
NUNCA
A VECES
CASI
SIEMPRE
SIEMPRE
En los talleres grupales existia un clima de conIianza y
respeto mutuo.

En los talleres grupales tenia espacios para contar mis
experiencias personales y expresar mis opiniones
libremente.

Las sesiones grupales me permitian entender meior los
temas de cada taller.

El trabaio en grupo permitia que nos ayudaramos unas
a otras durante los talleres.

El trabaio en grupo me permitia aprender de las demas
participantes de los talleres.

El trabaio en grupo me permitia practicar nuevas y


42
42
Sobre los temas de los
talleres. opino que.
MUY EN
DESACUERDO
EN
DESACUERDO
NI DE ACUERDO. NI
EN DESACUERDO
DE
ACUERDO
MUY DE
ACUERDO
Los talleres me ayudaron
a reIlexionar sobre el mo-
do en que me comunico
con los demas.

Los talleres me sirvieron
para meiorar la Iorma en
que expreso mis ideas y
sentimientos a los demas.

Los talleres me permitie-
ron aprender a escuchar y
comprender meior a las
demas personas.

Con los talleres compren-
di que la calidad de mis
relaciones puede meiorar
si estoy conciente del mo-
do en que me comunico
con los demas.

En general. los talleres me
enseñaron a comunicarme
meior con los demas.


Los talleres a los que usted asistió ¿de qué tipo eran?

a) Individuales (es decir. usted sola con el proIesional)
b) Grupales (dos o mas usuarias iuntas. y el proIesional)


Marque con una x el casillero que mejor representa su impresión sobre los talleres a que usted asistió


En caso de talleres INDIVIDUALES.
NUNCA
CASI
NUNCA
A VECES
CASI
SIEMPRE
SIEMPRE
Durante las sesiones individuales existia un ambiente
de conIianza y respeto.

En las sesiones individuales tenia espacios para contar
mis experiencias personales y expresar mis opiniones
libremente.

En las sesiones individuales lograba comprender muy
bien los temas de cada taller.

Los talleres individuales me permitieron practicar nue-
vas y meiores Iormas de comunicarme con los demas.




En caso de talleres GRUPALES.
NUNCA
CASI
NUNCA
A VECES
CASI
SIEMPRE
SIEMPRE
En los talleres grupales existia un clima de conIianza y
respeto mutuo.

En los talleres grupales tenia espacios para contar mis
experiencias personales y expresar mis opiniones
libremente.

Las sesiones grupales me permitian entender meior los
temas de cada taller.

El trabaio en grupo permitia que nos ayudaramos unas
a otras durante los talleres.

El trabaio en grupo me permitia aprender de las demas
participantes de los talleres.

El trabaio en grupo me permitia practicar nuevas y
XiMeNa verbal ríos, María N. Carreño Cañas, aNdrés aedo HeNríquez
SATISFACCION EN USUARIAS DE LIBERTAD VIGILADA PARTICIPANTES DEL MODULO DE COMUNICACIÓN CON ENFOQUE DE GENERO
79


43
43
meiores Iormas de comunicarme con los demas.


¿Cuántas sesiones realizó en total? ..............................

¿Cuánto tiempo duraban las sesiones aproximadamente? (en minutos): ...............

Marque con una x el casillero que mejor representa su impresión sobre los materiales usados durante la
realización del Módulo de Comunicación:

Sobre los materiales que
empleamos. opino que.
MUY EN
DESACUERDO
EN
DESACUERDO
NI DE ACUERDO. NI
EN DESACUERDO
DE
ACUERDO
MUY DE
ACUERDO
El material de trabaio era
Iacil de entender.

Con el material que utili-
zamos Iue mas Iacil llevar
a cabo las actividades de
cada sesion.

Con el material que utili-
zamos Iue mas Iacil apren
der nuevas estrategias pa-
ra comunicarme meior
con los demas.

En general creo que el
material de trabaio que
usamos Iue util para el
desarrollo de los talleres.



¿Le tocó trabajar con los ~naipes de la cominucación¨? (si) (no)

Sobre los naipes de la co
municación. opino que...
MUY EN
DESACUERDO
EN
DESACUERDO
NI DE ACUERDO. NI
EN DESACUERDO
DE
ACUERDO
MUY DE
ACUERDO
El eiercicio con los naipes
de la comunicacion me sir
vio para reconocer y ex-
presar meior mis sentim.

El eiercicio con los naipes
me sirvio para reIlexionar
sobre la importancia de co
municar adecuadamente
lo que una siente y piensa.



¿Le hicieron ver el video ~Papa don´t preach? (si) (no)

Sobre el video musical.
opino que.
MUY EN
DESACUERDO
EN
DESACUERDO
NI DE ACUERDO. NI
EN DESACUERDO
DE
ACUERDO
MUY DE
ACUERDO
Me sirvio para aprender
que puedo comunicar mu-
chas cosas a traves del
cuerpo. con expresiones.
gestos y miradas



Marque con una x el casillero que mejor representa los efectos del Módulo de Comunicación en su vida y
los cambios que ha observado en usted misma después de haberlo realizado:

En las sesiones individuales tenía espacios para
contar mis experiencias personales y expresar
mis opiniones libremente.
En las sesiones individuales lograba comprender
muy bien los temas de cada taller.
Los talleres individuales me permitieron
practicar nue-vas y mejores formas de
comunicarme con los demás.
En caso de talleres GRUPALES…
NUNCA
CASI
NUNCA
A VECES
CASI
SIEMPRE
SIEMPRE
En los talleres grupales existía un clima de
confanza y respeto mutuo.
En los talleres grupales tenía espacios para
contar mis experiencias personales y expresar
mis opiniones libremente.
Las sesiones grupales me permitían entender
mejor los temas de cada taller.
El trabajo en grupo permitía que nos ayudáramos
unas a otras durante los talleres.
El trabajo en grupo me permitía aprender de las
demás participantes de los talleres.
El trabajo en grupo me permitía practicar
nuevas y mejores formas de comunicarme con
los demás.
¿Cuántas sesiones realizó en total? ………………………………………………….
¿Cuánto tiempo duraban las sesiones aproximadamente? (en minutos):
………………………………………
Marque con una x el casillero que mejor representa su impresión sobre los
materiales usados durante la realización del Módulo de Comunicación:
¿Le tocó trabajar con los “naipes de la cominucación”? (sí) (no)
Sobre los naipes de la
co municación, opino
que...
MUY EN
DESACUERDO
EN
DESACUERDO
NI DE ACUERDO, NI
EN DESACUERDO
DE
ACUERDO
MUY DE
ACUERDO
El ejercicio con los naipes
de la comunicación me
sir vió para reconocer
y ex- presar mejor mis
sentim.
El ejercicio con los naipes
me sirvió para refexionar
sobre la importancia de co
municar adecuadamente
lo que una siente y
piensa.


43
43
meiores Iormas de comunicarme con los demas.


¿Cuántas sesiones realizó en total? ..............................

¿Cuánto tiempo duraban las sesiones aproximadamente? (en minutos): ...............

Marque con una x el casillero que mejor representa su impresión sobre los materiales usados durante la
realización del Módulo de Comunicación:

Sobre los materiales que
empleamos. opino que.
MUY EN
DESACUERDO
EN
DESACUERDO
NI DE ACUERDO. NI
EN DESACUERDO
DE
ACUERDO
MUY DE
ACUERDO
El material de trabaio era
Iacil de entender.

Con el material que utili-
zamos Iue mas Iacil llevar
a cabo las actividades de
cada sesion.

Con el material que utili-
zamos Iue mas Iacil apren
der nuevas estrategias pa-
ra comunicarme meior
con los demas.

En general creo que el
material de trabaio que
usamos Iue util para el
desarrollo de los talleres.



¿Le tocó trabajar con los ~naipes de la cominucación¨? (si) (no)

Sobre los naipes de la co
municación. opino que...
MUY EN
DESACUERDO
EN
DESACUERDO
NI DE ACUERDO. NI
EN DESACUERDO
DE
ACUERDO
MUY DE
ACUERDO
El eiercicio con los naipes
de la comunicacion me sir
vio para reconocer y ex-
presar meior mis sentim.

El eiercicio con los naipes
me sirvio para reIlexionar
sobre la importancia de co
municar adecuadamente
lo que una siente y piensa.



¿Le hicieron ver el video ~Papa don´t preach? (si) (no)

Sobre el video musical.
opino que.
MUY EN
DESACUERDO
EN
DESACUERDO
NI DE ACUERDO. NI
EN DESACUERDO
DE
ACUERDO
MUY DE
ACUERDO
Me sirvio para aprender
que puedo comunicar mu-
chas cosas a traves del
cuerpo. con expresiones.
gestos y miradas



Marque con una x el casillero que mejor representa los efectos del Módulo de Comunicación en su vida y
los cambios que ha observado en usted misma después de haberlo realizado:



43
43
meiores Iormas de comunicarme con los demas.


¿Cuántas sesiones realizó en total? ..............................

¿Cuánto tiempo duraban las sesiones aproximadamente? (en minutos): ...............

Marque con una x el casillero que mejor representa su impresión sobre los materiales usados durante la
realización del Módulo de Comunicación:

Sobre los materiales que
empleamos. opino que.
MUY EN
DESACUERDO
EN
DESACUERDO
NI DE ACUERDO. NI
EN DESACUERDO
DE
ACUERDO
MUY DE
ACUERDO
El material de trabaio era
Iacil de entender.

Con el material que utili-
zamos Iue mas Iacil llevar
a cabo las actividades de
cada sesion.

Con el material que utili-
zamos Iue mas Iacil apren
der nuevas estrategias pa-
ra comunicarme meior
con los demas.

En general creo que el
material de trabaio que
usamos Iue util para el
desarrollo de los talleres.



¿Le tocó trabajar con los ~naipes de la cominucación¨? (si) (no)

Sobre los naipes de la co
municación. opino que...
MUY EN
DESACUERDO
EN
DESACUERDO
NI DE ACUERDO. NI
EN DESACUERDO
DE
ACUERDO
MUY DE
ACUERDO
El eiercicio con los naipes
de la comunicacion me sir
vio para reconocer y ex-
presar meior mis sentim.

El eiercicio con los naipes
me sirvio para reIlexionar
sobre la importancia de co
municar adecuadamente
lo que una siente y piensa.



¿Le hicieron ver el video ~Papa don´t preach? (si) (no)

Sobre el video musical.
opino que.
MUY EN
DESACUERDO
EN
DESACUERDO
NI DE ACUERDO. NI
EN DESACUERDO
DE
ACUERDO
MUY DE
ACUERDO
Me sirvio para aprender
que puedo comunicar mu-
chas cosas a traves del
cuerpo. con expresiones.
gestos y miradas



Marque con una x el casillero que mejor representa los efectos del Módulo de Comunicación en su vida y
los cambios que ha observado en usted misma después de haberlo realizado:



42
42
Marque con una x el casillero que mejor representa su impresión sobre los talleres a que usted asistió


En caso de talleres INDIVIDUALES.
NUNCA
CASI
NUNCA
A VECES
CASI
SIEMPRE
SIEMPRE
Durante las sesiones individuales existia un ambiente
de conIianza y respeto.

En las sesiones individuales tenia espacios para contar
mis experiencias personales y expresar mis opiniones
libremente.

En las sesiones individuales lograba comprender muy
bien los temas de cada taller.

Los talleres individuales me permitieron practicar nue-
vas y meiores Iormas de comunicarme con los demas.




En caso de talleres GRUPALES.
NUNCA
CASI
NUNCA
A VECES
CASI
SIEMPRE
SIEMPRE
En los talleres grupales existia un clima de conIianza y
respeto mutuo.

En los talleres grupales tenia espacios para contar mis
experiencias personales y expresar mis opiniones
libremente.

Las sesiones grupales me permitian entender meior los
temas de cada taller.

El trabaio en grupo permitia que nos ayudaramos unas
a otras durante los talleres.

El trabaio en grupo me permitia aprender de las demas
participantes de los talleres.

El trabaio en grupo me permitia practicar nuevas y
meiores Iormas de comunicarme con los demas.



¿Cuántas sesiones realizó en total? ..............................

¿Cuánto tiempo duraban las sesiones aproximadamente? (en minutos): ...............

Marque con una x el casillero que mejor representa su impresión sobre los materiales usados durante la
realización del Módulo de Comunicación:

Sobre los materiales que
empleamos. opino que.
MUY EN
DESACUERDO
EN
DESACUERDO
NI DE ACUERDO. NI
EN DESACUERDO
DE
ACUERDO
MUY DE
ACUERDO
El material de trabaio era
Iacil de entender.

Con el material que utili-
zamos Iue mas Iacil llevar
a cabo las actividades de
cada sesion.

Con el material que utili-
zamos Iue mas Iacil apren
der nuevas estrategias pa-
ra comunicarme meior
con los demas.

En general creo que el
material de trabaio que
usamos Iue util para el
desarrollo de los talleres.



¿Cuántas sesiones realizó en total? ………………………………………………….
¿Cuánto tiempo duraban las sesiones aproximadamente? (en minutos):
………………………………………
Marque con una x el casillero que mejor representa su impresión sobre los
materiales usados durante la realización del Módulo de Comunicación
¿Le tocó trabajar con los “naipes de la comunicación”? (sí) (no)
Rev. Estudios Criminológicos y Penitenciarios Año IX - Junio 2009
80
¿Qué otros temas desearía usted que fueran tratados en estos talleres? (puede
marcar más de una alternativa)
a) Relación con los padres b) Relación con los hijos c) Relación con la pareja
d) Sexualidad e) Violencia intrafamiliar f) Otros (escríbalos): ..........
......................................................................................................
¿En qué lugar contestó esta encuesta?
a) Domicilio de la usuaria b) Centro de Reinserción Social
c) Otro lugar (indique dónde): …………………………………………………………
………………………….


44
44
Me doy cuenta que después de participar
en el Módulo de Comunicación.
MUCHO
PEOR QUE
ANTES
PEOR QUE
ANTES
IGUAL QUE
ANTES
MEJOR QUE
ANTES
MUCHO
MEJOR QUE
ANTES
Ahora puedo aclarar y ordenar mis ideas.
Ahora puedo reconocer mis sentimientos.
Ahora expreso mis ideas a los demas.
Ahora expreso mis sentimients a los demas
Ahora puedo comprender a los otros.
La comunicacion con mi pareia esta.
La comunicacion con mis hiios esta.
La comunicacion con otros Iamiliares esta
La comunicacion con otros conocidos esta
En general. me comunico con los demas.

¿Qué otros temas desearía usted que fueran tratados en estos talleres? (puede marcar mas de una alternativa)

a) Relacion con los padres b) Relacion con los hiios c) Relacion con la pareia
d) Sexualidad e) Violencia intraIamiliar I) Otros (escribalos): .....
..............
..............

¿En qué lugar contestó esta encuesta?
a) Domicilio de la usuaria b) Centro de Reinsercion Social
c) Otro lugar (indique donde): .................................



POR FAVOR. ESCRIBA AQUI SUS QUE1AS. OPINIONES Y SUGERENCIAS PARA ME1ORAR LA
CALIDAD DEL SERVICIO QUE ENTREGAMOS A TRAVÉS DEL MÓDULO DE COMUNICACIÓN

.............................................
.............................................
.............................................
.............................................
.............................................
.............................................
.............................................
.............................................
.............................................
.............................................
.............................................
.............................................
.............................................
.............................................
.............................................
.............................................
.............................................
.............................................
.............................................
.............................................
.............................................
.............................................
.............................................
.............................................
.............................................
.............................................


43
43
meiores Iormas de comunicarme con los demas.


¿Cuántas sesiones realizó en total? ..............................

¿Cuánto tiempo duraban las sesiones aproximadamente? (en minutos): ...............

Marque con una x el casillero que mejor representa su impresión sobre los materiales usados durante la
realización del Módulo de Comunicación:

Sobre los materiales que
empleamos. opino que.
MUY EN
DESACUERDO
EN
DESACUERDO
NI DE ACUERDO. NI
EN DESACUERDO
DE
ACUERDO
MUY DE
ACUERDO
El material de trabaio era
Iacil de entender.

Con el material que utili-
zamos Iue mas Iacil llevar
a cabo las actividades de
cada sesion.

Con el material que utili-
zamos Iue mas Iacil apren
der nuevas estrategias pa-
ra comunicarme meior
con los demas.

En general creo que el
material de trabaio que
usamos Iue util para el
desarrollo de los talleres.



¿Le tocó trabajar con los ~naipes de la cominucación¨? (si) (no)

Sobre los naipes de la co
municación. opino que...
MUY EN
DESACUERDO
EN
DESACUERDO
NI DE ACUERDO. NI
EN DESACUERDO
DE
ACUERDO
MUY DE
ACUERDO
El eiercicio con los naipes
de la comunicacion me sir
vio para reconocer y ex-
presar meior mis sentim.

El eiercicio con los naipes
me sirvio para reIlexionar
sobre la importancia de co
municar adecuadamente
lo que una siente y piensa.



¿Le hicieron ver el video ~Papa don´t preach? (si) (no)

Sobre el video musical.
opino que.
MUY EN
DESACUERDO
EN
DESACUERDO
NI DE ACUERDO. NI
EN DESACUERDO
DE
ACUERDO
MUY DE
ACUERDO
Me sirvio para aprender
que puedo comunicar mu-
chas cosas a traves del
cuerpo. con expresiones.
gestos y miradas



Marque con una x el casillero que mejor representa los efectos del Módulo de Comunicación en su vida y
los cambios que ha observado en usted misma después de haberlo realizado:

¿Le hicieron ver el video “Papa don’t preach? (sí) (no)
Marque con una x el casillero que mejor representa los efectos del Módulo de
Comunicación en su vida y los cambios que ha observado en usted misma después
de haberlo realizado:
XiMeNa verbal ríos, María N. Carreño Cañas, aNdrés aedo HeNríquez
SATISFACCION EN USUARIAS DE LIBERTAD VIGILADA PARTICIPANTES DEL MODULO DE COMUNICACIÓN CON ENFOQUE DE GENERO
81
POR FAVOR, ESCRIBA AQUÍ SUS QUEJAS, OPINIONES Y SUGERENCIAS
PARA MEJORAR LA CALIDAD DEL SERVICIO QUE ENTREGAMOS A
TRAVÉS DEL MÓDULO DE COMUNICACIÓN
…………………………………………………………………………………………
…………………………………………………………………………………………
…………………………………………………………………………………………
…………………………………………………………………………………………
…………………………………………………………………………………………
…………………………………………………………………………………………
…………………………………………………………………………………………
…………………………………………………………………………………………
…………………………………………………………………………………………
…………………………………………………………………………………………
…………………………………………………………………………………………
…………………………………………………………………………………………
…………………………………………………………………………………………
…………………………………………………………………………………………
…………………………………………………………………………………………
…………………………………………………………………………………………
…………………………………………………………………………………………
…………………………………………………………………………………………
…………………………………………………………………………………………
…………………………………………………………………………………………
…………………………………………………………………………………………
…………………………………………………………………………………………
…………………………………………………………………………………………
…………………………………………………………………………………………
…………………………………………………………………………………………
…………………………………………………………………………………………
…………………………………………………………………………………………
…………………………………………………………………………………………
…………………………………………………………………………………………
…………………………………………………………………………………………
…………………………………………………………………………………………
MUCHAS GRACIAS POR SU COOPERACIÓN
PROFESIONALES A CARGO DE LA INVESTIGACIÓN:
XIMENA VERBAL RÍOS: Médico Psiquiatra, Depto. de Tto. en el Medio Libre. Teléfono (2) (1)
6851322
MARÍA NELLY CARREÑO CAÑAS: A. Social, Depto. de Tto. en el Medio Libre. Teléfono (2) (2)
6851214
Rev. Estudios Criminológicos y Penitenciarios Año IX - Junio 2009
82
GRADO DE CONOCIMIENTO Y
ACTITUDES DE PERSONAS PRIVADAS DE
LIBERTAD ANTE EPIDEMIA DEL VIH
GRADO DE CONOCIMIENTO Y ACTITUDES
DE PERSONAS PRIVADAS DE LIBERTAD ANTE
EPIDEMIA DEL VIH
Leonardo Arenas Obando
Licenciado en Trabajo Social
Universidad Bolivariana
1
Director de Proyectos – CC AKI
RESUMEN
La epidemia del SIDA ha cumplido 28 años si tomamos su declaración de inicio en la
notifcación de los cinco casos de neumonía en hombres gays efectuada por el Center for
Disease Control and Prevention (Centro para la prevención y control de enfermedades)
en la ciudad de Los Ángeles, USA en 1981.
La importancia del VIH en el medio carcelario está dada por la mayor prevalencia que
existe al interior de los recintos penitenciarios en relación a la población general
2
, por
lo cual la población penal es considerada una población vulnerable prioritaria para las
políticas sobre VIH-SIDA en nuestro país.
La presente investigación, de carácter exploratoria y descriptiva, fue realizada en el
marco del proyecto de tesis del autor en el Complejo Penitenciario de Rancagua en el
mes de noviembre de 2008, y busca proporcionar información respecto del conocimiento
y las actitudes que tienen las personas privadas de libertad sobre el VIH-SIDA y las
personas viviendo con VIH-SIDA en intramuros.
La metodología consistió en la aplicación de un instrumento de 40 preguntas cerradas a
136 varones privados de libertad de diferentes módulos y el procesamiento de los datos
fue realizado con el software SPSS. Para administrar el instrumento se contó con la
colaboración de los profesionales del área de reinserción social del EP de Rancagua.
Entre las conclusiones del estudio se revelan altos grados de conocimiento respecto de
la transmisión y prevención del VIH-SIDA, conocimiento con altos grados de error,
basados en mitos y prejuicios respecto de las formas de transmisión y las actitudes
frente a PVVIH/SIDA.
En lo referente a las actitudes se manifesta un bajo nivel de discriminación hacia las
personas que viven con VIH-SIDA y a los mal llamados grupos “de riesgo”, lo que
acerca la presencia del VIH a la vida de cada persona.
La utilidad del estudio está dada en la construcción de las estrategias para la temática
del VIH en los recintos penitenciarios, lo que revela que es necesario hacer diferencias
entre el riesgo real y el riesgo teórico de la epidemia.
1
Se agradecen los aportes de Krischna Sotelo Vidal y Eduardo Bahamondes González del Centro Cultural AKI.
2
Mecanismo Coordinación País para el Fondo Global. “Fundamentos de la Propuesta de Reinversión” Santiago, 2007. Refere que la prevalencia en los
recintos penitenciario asciende a 1.9%, mientras que en las personas consultantes de los centros de ETS, la prevalencia es de 0.05%.
85
Rev. Estudios Criminológicos y Penitenciarios Año IX - Junio 2009
86
1. INTRODUCCIÓN Y DELIMITACIÓN DEL TEMA.
La epidemia del SIDA
3
, propia de la postmodernidad, ha llegado para interrogar
las formas de la sociedad globalizada en tanto sus políticas económicas, sociales y
culturales, entre otras. Ello viene a poner a prueba, principalmente, los sistemas de
salud y de educación de los gobiernos, la respuesta apropiada de las investigaciones
clínicas y de fármacos, y la solidaridad de los países para quienes cuentan con menos
recursos para afrontar la epidemia. También ha cuestionado el accionar respecto de
las poblaciones más vulnerabilizadas como son los homosexuales, las/os trabajadoras/
es del sexo, las/os usuarias/os de drogas inyectables y las personas que se encuentran
privada de libertad. Es decir, ha interrogado a la sociedad en su conjunto en lo que dice
relación con el respeto de la diversidad, la no discriminación y la tolerancia, en fn, de
las diversas formas de vida que hemos adoptado.
La magnitud de la epidemia la podemos dimensionar de acuerdo a los datos
entregados por el Programa Conjunto de Naciones Unidas sobre SIDA -ONUSIDA-,
que en su último informe estima que hay cerca de treinta y cinco millones las personas
viviendo con VIH-SIDA
4
. Sólo en 2007 fallecieron 2.7 millones de personas y las
nuevas infecciones para el mismo período alcanzaron 2.1 millones de personas
5
.
A veintiocho años de los primeros casos registrados de SIDA
6
, éste se ha constituido
en una grave amenaza para el ámbito penitenciario, tanto para las personas privadas de
libertad como de las/os funcionarias/os de contacto y planta de profesionales; así como
de sus familiares y amigas/os, dadas las condiciones de vulnerabilización en la que se
encuentran los internos en los recintos penitenciarios.
Esta investigación exploratoria quiere proporcionar información respecto
del conocimiento y las actitudes frente al VIH-SIDA que manifestan las personas
privadas de libertad en el Complejo Penitenciario de Rancagua como un aporte a la
toma de decisiones para la generación de estrategias de prevención y atención de dicha
población.
1.1 OBJETIVO GENERAL
Producir información acerca del conocimiento y actitudes declaradas ante el VIH-
SIDA por varones privados de libertad del Complejo Penitenciario de Rancagua.
3
Acrónimo en español y francés del “Síndrome de Inmunodefciencia Adquirida”, que en muchos países de habla española también se acepta como palabra
escrita en minúscula.
4
Virus de la Inmunodefciencia Humana (VIH). El virus que debilita el sistema inmunitario, llevando en última instancia al sida. VIH signifca “virus de la
inmunodefciencia humana”; por lo tanto es redundante referirse al virus del VIH.
5
ONUSIDA. OMS. Situación de la Epidemia del sida: Informe especial sobre la prevención del VIH. Diciembre 2007.
6
El 5 de junio de 1981, el Center for Disease Control and Prevention (Centro para la prevención y control de enfermedades) de los Estados Unidos de
América convocó a una conferencia de prensa donde describió cinco casos de neumonía por Pneumocystis carinii en Los Ángeles.
leoNardo areNas obaNdo
GRADO DE CONOCIMIENTO Y ACTITUDES DE PERSONAS PRIVADAS DE LIBERTAD ANTE LA EPIDEMIA DEL VIH
87
1.2 OBJETIVOS ESPECÍFICOS

Determinar el grado de conocimiento de las personas privadas de libertad
respecto de las formas de transmisión del VIH-SIDA.
Determinar el grado de conocimiento de las personas privadas de libertad
respecto de las formas de prevención del VIH-SIDA.
Indagar en las actitudes que declaran las personas privadas de libertad respecto
del VIH-SIDA en tanto epidemia así como acerca de las Personas Viviendo con VIH.
2. MARCO TEÓRICO
2.1 Situación del VIH-SIDA en el mundo
¿Qué es el VIH/SIDA? La comunidad científca ha designado al SIDA como la
etapa más avanzada de la infección producida por el VIH.
El VIH al entrar en la sangre de una persona comienza a multiplicarse y a destruir
las células encargadas de la defensa contra las enfermedades. Estas células, base del
sistema inmunológico, son los linfocitos CD4.
Desde el momento en que el virus ingresa al organismo, produciendo la infección,
hasta que aparecen los primeros síntomas o signos del SIDA pueden pasar muchos
años. El período que va entre la infección por VIH hasta la aparición del SIDA se
conoce como período asintomático. Durante este lapso, la única manera de conocer
si una persona está infectada con el VIH es mediante la realización de un examen de
sangre. Es importante recordar que aunque una persona no presente síntomas, si está
infectada puede transmitir el virus (Ministerio de Salud de Argentina, 2003).
Desde 1998, el Programa Conjunto de Naciones Unidas sobre SIDA –ONUSIDA
7
-
elabora el “Informe Mundial de Situación de la epidemia de SIDA” el cual se da a
conocer el uno de diciembre de cada año, cuando se celebra el “Día Mundial de Lucha
Contra el SIDA”. El último informe ha revelado que cada día “…más de 6.800 personas
contraen infección por el VIH y más de 5.700 fallecen a causa del sida, en la mayoría
de los casos debido a un acceso inadecuado a los servicios de prevención y tratamiento
del VIH” (ONUSIDA y, OMS, 2007, p.3-10). Lo que constituye por cierto uno de los
grandes desafíos que estamos enfrentando en el ámbito de la salud pública a nivel
mundial.
7
El Programa Conjunto de Naciones Unidas sobre SIDA es integrado por las siguientes agencias del Sistema de Naciones Unidas: UNICEF, OMS, FAO,
OIT, ONUDD, UNESCO, BANCO MUNDIAL, PNUD, UNFPA, WFP.
Rev. Estudios Criminológicos y Penitenciarios Año IX - Junio 2009
88
Las cifras actuales, luego de un cambio en la metodología de estimación de la
epidemia del VIH, indican que el número de personas que viven con el VIH en el
mundo alcanzó la cifra de 33 millones
8
. El siguiente cuadro muestra la realidad mundial
de la epidemia.
Resumen mundial de la epidemia de SIDA
Agosto de 2008
Personas que vivían con el VIH en 2007
Total 33,2 millones [30,6–36,1 millones]
Adultos 30,8 millones [28,2–33,6 millones]
Mujeres 15,4 millones [13,9–16,6 millones]
Menores de 15 años 2,5 millones [2,2–2,6 millones]
Nuevas infecciones por el VIH en 2007
Total 2,5 millones [1,8–4,1 millones]
Adultos 2,1 millones [1,4–3,6 millones]
Menores de 15 años 420 000 [350 000–540 000]
Defunciones causadas por el SIDA en 2007
Total 2,1 millones [1,9–2,4 millones]
Adultos 2,6 millones (2,2–3,0 millones)
Menores de 15 años 380 000 (290 000–500 000)
De acuerdo a estas cifras, la región del África subsahariana es la más afectada,
con cerca de 23 millones de personas infectadas, en donde los países de Bostwana,
Lesotho, Malawi, Sudáfrica, Swazilandia, Zambia y Zimbabwe presentan prevalencias
del VIH en Adultos según encuestas poblacionales entre 12.7% y 25.9%. Dicha región
concentra más del 68% de las personas que viven con VIH y en donde los fallecimientos
por SIDA alcanzan el 76% de todos los ocurrido en 2007. La otra región más afectada es
el Asia sudoriental con cerca de 4.9 millones de personas contaminadas (p.15-20). Las
mayores prevalencias se ubican en Indonesia y Vietnam, países en los que la epidemia
ha crecido, mostrando signos de disminución en Camboya, Maynmar y Tailandia (p.21-
25).
En Europa oriental y Asia central la epidemia del SIDA asciende a 1.6 millones
de personas, lo que representa un aumento de 150% respecto del 2001. La mayor
concentración se ha dado en la Federación Rusa y Ucrania que representan el 90% de
las nuevas infecciones, en donde casi dos tercios son atribuidos a la vía de transmisión
por intercambio de jeringas, mientras que un 37% son atribuibles a relaciones sexuales
8
La cifra del Informe 2007 es un 16% menor a la cifra entregada en el “Informe Mundial. Situación de la epidemia del SIDA 2006” que indicaba aprox.
40 millones.
leoNardo areNas obaNdo
GRADO DE CONOCIMIENTO Y ACTITUDES DE PERSONAS PRIVADAS DE LIBERTAD ANTE LA EPIDEMIA DEL VIH
89
sin protección (p.26-28). En la región de El Caribe, las personas que viven con VIH
asciende a 230.000, siendo Haití y República Dominicana los que concentran casi
un tercio de la población afectada; 11.000 personas fallecieron a causa del SIDA y
es una de las principales causas de muertes en la población de entre 25 y 44 años
(p.29-30). En América Latina, situación que describiremos con más detalles en el
siguiente capítulo, la epidemia se mantiene estable, las nuevas infecciones en el 2007
alcanzaron la cifra de 100.000 personas lo que elevó el total de PVVIH
9
a 1.6 millones;
siendo aproximadamente 58.000 las personas que han fallecido a causa del SIDA.
Brasil concentra alrededor de un tercio del total de personas que viven con el VIH
(aproximadamente 620.000 personas en 2005) y si bien la epidemia se concentraba
principalmente en hombres que tenían sexo con hombres (HSH)
10
, se ha propagado a
consumidores de drogas inyectables y a la población general. Las principales vías de
transmisión de la epidemia del VIH en América del Sur son las relaciones sexuales sin
protección entre varones, mientras que en El Caribe tiene el ingrediente de relaciones
sexuales sin protección entre profesionales del sexo y sus clientes.
Las prácticas peligrosas en el consumo de drogas inyectables son ínfmas, aunque
en algunos países son más signifcativas (p.31-32). En América del Norte y Europa
central se han registrado aumento en las notifcaciones por VIH, principalmente por
la acción de los retrovíricos y a los diagnósticos recientes de Europa central. Estados
Unidos de América es unos de los países que tienen el mayor número de infecciones y
en donde el SIDA es la cuarta causa de mortalidad entre la población afroamericana de
entre 25 y 44 años (p.33-34). En la región de Medio Oriente y África del Norte junto
con Oceanía, los casos no son signifcativos, salvo en Sudán, en donde las relaciones
heterosexuales son las más riesgosas, y en Australia en donde las relaciones entre
varones sin protección sigue constituyendo la principal vía de transmisión del VIH
(p.35-36).
2.2 Situación del VIH-SIDA en la región de América Latina.
América Latina presenta un cuadro estable en cuanto al comportamiento de
la epidemia del VIH y manteniendo las vías de transmisión sexual entre varones sin
protección y con profesionales del sexo como las principales causas.
El país más afectado por la epidemia es Brasil, en donde se estima que las
personas que viven con VIH asciende a 620.000, lo que representa el 38.7% del total de
las notifcaciones de la región. La principal vía de transmisión ha evolucionado desde
las relaciones sin protección entre varones a consumidores de drogas intravenosas y
con un aumento entre las mujeres, aunque aún las relaciones entre varones representa
la mitad de las nuevas infecciones y se están implementando programas de reducción
de daños e intercambios de jeringas que han permitido disminuir la transmisión entre
9
Acrónimo que signifca: “Persona/s Viviendo con VIH”.
10
HSH: Acrónimo que signifca “Hombres que tienen Sexo con Hombres” y se utiliza para designar a los varones que tiene relaciones sexuales con otros
varones y que no reconocen una identidad homosexual o gay. Para los efectos epidemiológicos se integran las personas transgéneras y los travestis.
Rev. Estudios Criminológicos y Penitenciarios Año IX - Junio 2009
90
consumidores de drogas inyectables. Por su parte, en Argentina se reporta que de
cada cinco nuevos casos, cuatro se atribuyen a relaciones sexuales sin protección,
registrándose una mayor prevalencia en las relaciones entre varones. El consumo de
drogas inyectables que antes tenía un importante factor de riesgo, hoy se estima que
es responsable de sólo el 5% de las nuevas infecciones. En Uruguay, otro país con
consumo de drogas inyectables, concentra su epidemia en Montevideo, ciudad en la
que son las relaciones sexuales heterosexuales las responsables de más de dos tercios
de las nuevas infecciones.
En la subregión Andina
11
se estima que existían 421.000 personas con VIH a
fnes de 2005 con un incremento del 21.7% entre 2002 y 2005. El país con mayor
notifcación es Venezuela (53.465), le siguen Colombia (49.234) y Perú (41.160),
mientras más atrás se encuentra Chile (15.894), Ecuador (9.350) y Bolivia (1.790)
(ORAS, 2006, p.18). En cuanto a la prevalencia de VIH en poblaciones específcas, las
estimaciones del tamaño son imprecisas respecto de los HSH, los subgrupos de HSH
y las mujeres que ejercen el trabajo sexual, no obstante podemos determinar que la
categoría HSH tiene la mayor prevalencia seguida de las/os trabajadores sexuales y las
personas privadas de libertad
12
. Respecto de la distribución por sexo, la detección de
la infección VIH en mujeres muestra un creciente aumento sostenido en el tiempo. En
los últimos quince años se redujo entre dos a tres veces la relación de hombres por cada
mujer diagnosticada, manteniéndose estable en los últimos cinco años. El promedio en
el quinquenio 1991-1995 fue de 6.21 a 2.56 en el período 2001-2005 (p.27).
En lo que se refere a la clasifcación por grupo etáreo, entre los 15 y 44 años de
edad se concentra el 81.3% y el 89.6% de los diagnósticos con infección VIH y el 15.1%
al 25.1% de dichas personas tienen entre 15 y 24 años al momento de la notifcación.
En dicha época de la vida confuyen diversos factores que permiten una mayor
vulnerabilidad a la adquisición del VIH. Y en cuanto a los mecanismos de transmisión,
el 96% de las personas notifcadas reportan la sexual como la principal vía, seguida de
la transmisión perinatal o vertical. La vía de transmisión por intercambio de jeringas en
usuarios de drogas inyectables reportan menos del 1%
13
. Al desagregar el mecanismo
de transmisión por sexo, nos permite observar que las mujeres han adquirido el VIH
por vía sexual con varones, lo que hace pensar que la principal fuente de exposición al
VIH son sus parejas varones que tienen relaciones sexuales con otros hombres (p.31).
2.3 Situación del VIH-SIDA en Chile. Informe epidemiológico
Los primeros casos de VIH notifcados ocurrieron en 1984 en las regiones de
Valparaíso, Bio-Bio y Metropolitana. Todos eran varones y se ubicaban entre los 25 y
42 años. Al año siguiente se notifca el primer caso en una mujer. Los datos disponibles
en el documento “Evolución del VIH-SIDA Chile, 1987–2006” (Gobierno de Chile,
11
Los países que conforman la Subregión Andina son: Chile, Perú, Bolivia, Ecuador, Colombia y Venezuela.
12
El estudio al que se hace referencia no logra determinar con exactitud la prevalencia en cada una de las poblaciones descritas.
13
Sorprendentemente Chile reporta un 2.4% de transmisión por inyección de drogas intravenosas.
leoNardo areNas obaNdo
GRADO DE CONOCIMIENTO Y ACTITUDES DE PERSONAS PRIVADAS DE LIBERTAD ANTE LA EPIDEMIA DEL VIH
91
2007) que edita el Departamento de Epidemiología del Ministerio de Salud de Chile,
revelan que las personas notifcadas al 31 de diciembre de 2006 son 17.235 casos de
VIH o SIDA (p.2) y las personas que han fallecido a diciembre de 2005 ascienden a
5.288. Los análisis respecto de la epidemia comprenden la clasifcación de acuerdo a
vías de transmisión, mortalidad, sexo, grupo etáreo y escolaridad, principalmente.
En primer lugar, las tasas de notifcaciones de VIH y de SIDA han experimentado
aumentos a partir del año de inicio de la epidemia en Chile, aunque las curvas no
siempre mantienen la misma tendencia. En el caso del SIDA, a partir de 1992, las tasas
oscilan entre 2,6 y 3,5 casos por cien mil habitantes. Entre los años 2004 y 2006 se
observa una disminución, más consistente entre los hombres, de 6.0 el 2003 a 4,4 casos
por cien mil habitantes el año 2006 (p.4) mientras que en el caso de VIH se observa
un aumento sostenido hasta el 2003, año desde el cual se registra una tendencia a la
disminución. En el caso de los hombres, disminuyen de 9,7 el 2003 a 8,7 casos por
cien mil habitantes el año 2006. Esto implicaría una disminución real quebrando la
curva de crecimiento de la epidemia. Las mayores tasas, tanto en VIH como en SIDA,
se encuentran en las regiones Metropolitana, Antofagasta y Valparaíso. Mientras que
la tasa más baja en SIDA se ubica en Aysén, y para VIH en la Región de la Araucanía
(p.3). La prevalencia entre los años 1986-2006 muestra que el número de casos de
varones supera al de mujeres, aunque ha descendido la razón hombre:mujer. En el
caso de SIDA, en el quinquenio 1987-1991 se registra una razón hombre:mujer de 11,
mientras que en el quinquenio 2002-2006 es de 7. En cuanto al VIH, la razón en los
mismos tramos disminuyó de 7 a 4. El grupo etáreo más afectado se ubica entre los 20
y 49 años. Aunque hay un aumento en todos los quinquenios en los diferentes tramos
etáreos, el que más aumento fue entre los 30 y 39 años. En el caso de varones la etapa
SIDA se concentra en este tramo, mientras que en mujeres es igual el tramo de 20 y 29
que el de 30 y 39 años (p.5).
Respecto a la mortalidad, el 88% de ellas corresponde a hombres, siendo el
grupo más afectado entre 30 y 39 años, seguido por la franja de entre 40-49 y de 50-
59 años. En el caso de la relación mujer:hombre, se observa un descenso en dicha
relación de un 8.3% por cada 100.000 habitante en el 2004 a 5.4% en el 2005 (p.6).
En cuanto a la distribución por escolaridad, la población que tiene educación media es
mayoritaria en ambas. Para el caso de VIH hay una mayor proporción de personas con
educación media y superior, seguida de personas con educación básica. En el caso de
SIDA, la proporción es de personas con educación media y básica, seguida de personas
con educación superior. Desagregado por sexos, casi un 50% de los varones tiene
educación media, seguido de un 28% con educación superior; mientras que en el caso
de las mujeres, la educación concentra un 41% mientras que la básica es de un 36.8%
(p.7).
Un antecedente importante para la toma de decisiones respecto de la
implementación de Programas de Prevención del VIH es conocer las formas de
Rev. Estudios Criminológicos y Penitenciarios Año IX - Junio 2009
92
transmisión del VIH. En el caso de Chile, la principal exposición es la sexual con un
92% de tasa acumulada, siendo la vía homosexual la más declarada (45%). En el caso
de SIDA, las vías de exposición homo/bisexual muestran una tendencia al descenso en
forma sostenida, mientras que la vía heterosexual registra incrementos. En cuanto al
VIH no se observan cambios en la exposición homosexual, pero en la vía de transmisión
heterosexual se ha producido un aumento del 55% entre el primer quinquenio y el
último (Gobierno de Chile, 2006, p.8).
Desagregado por sexo, podemos ver diferencias signifcativas en la distribución
de los factores de exposición. En los hombres la vía más frecuente es homo/bisexual
con un 72%; mientras que en las mujeres es heterosexual lo que representa un 92% de
los casos. La misma tendencia se registra tanto en SIDA como en VIH (p.8).

De acuerdo a las cifras y tendencias descritas y que corresponden a un análisis
de los datos entregados por el Informe de la Situación de SIDA en Chile, podemos
determinar que la epidemia del VIH-SIDA en nuestro país se caracteriza por ser:
Mayoritariamente masculina. 83% de las personas notifcadas son varones 
Afecta a una población en plena etapa productiva. El grupo etáreo más afectado se 
encuentra entre los 20 y 39 años
Son personas que poseen educación media y superior por sobre la media de la 
población general, y
La principal vía de transmisión es la sexual con un 92% de los casos declarados 
(p.9)
2.4 Situación penitenciaria en el país
En el caso que nos compete, radicaremos nuestro análisis en la población penal
adulta (varones y mujeres) que se encuentra bajo vigilancia de Gendarmería de Chile,
que, de acuerdo al artículo Nº 1 del Decreto Ley Nº 2.859 que fja la Orgánica del
Servicio, tiene por fnalidad “atender, vigilar y rehabilitar a las personas que por
resolución de autoridades competentes fueren detenidas o privadas de libertad y
cumplir con las demás funciones que señale la ley” (Vergara Cisternas, 2006, p.68).
Según la información dispuesta por Gendarmería de Chile en su página ofcial
en Internet, en diciembre de 2008 se disponía de 50.230 personas sometidas al sistema
cerrado y 50.146 personas en el sistema abierto. Estas cifras revelan una sobrepoblación
de 151% respecto de las plazas disponibles en el sistema penitenciario nacional que
cuenta con 31.000 cupos (Gendarmería de Chile, 2007). En un análisis comparativo
con el resto de la región de América Latina, Chile posee una de las más alta tasa de
prisionalización: 305 por cada 100 mil (University of London, 2008).
El Complejo Penitenciario de Rancagua es parte del Programa de Concesiones
leoNardo areNas obaNdo
GRADO DE CONOCIMIENTO Y ACTITUDES DE PERSONAS PRIVADAS DE LIBERTAD ANTE LA EPIDEMIA DEL VIH
93
de Infraestructura Penitenciaria que impulsó la administración del Presidente Ricardo
Lagos, que, en un principio, contempló la creación de diez nuevos recintos, de los
cuales se encuentran en pleno funcionamiento los establecimientos penitenciarios del
Grupo 1 (Alto Hospicio, La Serena y Rancagua) y el Grupo 3 (Santiago 1, Valdivia y
Puerto Montt).
2.5 Situación del VIH-SIDA en el ámbito carcelario
La preocupación por la propagación del SIDA en el medio carcelario por parte
de los organismos internacionales, fundamentalmente la Organización Mundial de la
Salud y su contraparte en la región de las Américas, la Organización Panamericana de
la Salud, es bastante temprana respecto del inicio de la epidemia. En 1993, la OMS/
OPS da a conocer el documento: “Directrices de la Organización Mundial de la Salud
sobre la infección por el VIH y el SIDA en las cárceles”, que reafrma lo expresado en
los diversos documentos de Naciones Unidas referidas a los derechos de las personas
privadas de libertad. En el primer punto de los Principios Generales declara que “…
todos los presos tienen derecho a recibir una atención sanitaria, incluida las medidas
preventivas, equivalentes a las que se presta en la comunidad, sin discriminación
alguna, especialmente en lo que respecta a su situación jurídica o nacionalidad… y
que los principios generales adoptados por los Programas Nacionales contra el SIDA
deben aplicarse por igual a los presos y a la comunidad…” (OMS, 1993).
Una actualización de este documento se llevó a cabo en 1997 por el Programa
Conjunto de Naciones Unidas para el SIDA – ONUSIDA como parte de la Colección de
Prácticas Óptimas, en donde se hace hincapié en la necesidad de contar con respuestas
específcas en el ámbito penitenciario para la prevención y control de la epidemia, más
aún cuando los estudios han revelado que la tasa de infección por VIH es más alta en
los recintos carcelarios que en el medio libre, junto con otras enfermedades como la
Hepatitis B y C y la Tuberculosis.
En dicho informe ya se detallan las condiciones predisponentes para la infección
por VIH, como el hacinamiento, un ambiente general de violencia, tensión y miedo,
la ausencia de información sobre el VIH, y la insufciencia en materia de servicios
sanitarios (ONUSIDA y OMS, 1997, P.2). En 2007, la Ofcina de Naciones Unidas contra
la Droga y el Crimen, la Organización Mundial de la Salud y el Programa Conjunto de
Naciones Unidas publican un nuevo documento: “VIH/SIDA: Prevención, Atención,
Tratamiento y Apoyo en el Medio Carcelario. Marco de acción para una respuesta
efcaz” (ONUDD, ONUSIDA y OMS, 2007), en donde se establecen 11 Principios
Generales para la Prevención y Atención del VIH/SIDA y se proponen 100 medidas
que fomentan una respuesta nacional efcaz a la epidemia del VIH en las cárceles y que
incluyen desde liderazgo político hasta una práctica basada en evidencias.
Rev. Estudios Criminológicos y Penitenciarios Año IX - Junio 2009
94
Se hace hincapié en que la respuesta al VIH debe cumplir las normas internacionales
sobre salud y derechos humanos, poniendo a disposición de las personas privadas de
libertad la acción preventiva, atención y tratamiento equivalentes a los dispuestos para
la comunidad, junto con fomentar un enfoque integrado de la atención de salud en las
cárceles frente a cuestiones de salud pública de mayor alcance. Además incluye, en la
prevención de la transmisión del VIH y de otras infecciones, al personal penitenciario
y a la comunidad en general, por cuanto las personas privadas de libertad, en forma
mayoritaria entran y salen de los recintos penitenciarios, ante lo cual una buena gestión
de salud penitenciaria es una buena gestión de salud pública (Coyle, 2002).
A fnes de 2008, las mismas agencias del sistema de Naciones Unidas dan a
conocer dos nuevas publicaciones. La primera referida a las mujeres en prisión
y la segunda: “HIV and AIDS in places of detention: A toolkit for policymakers,
programme managers, prison offcers and health care providers in prison settings”
14
,
dirigida a quienes tienen la posibilidad de incidir en las políticas públicas del ámbito
penitenciario.
En lo que se refere a Chile, las políticas sobre SIDA en recintos penitenciarios
cuentan con un Programa Nacional de Control del SIDA en Recintos Penitenciarios
(1995) y el Convenio Marco de Cooperación entre Ministerio de Salud y Ministerio
de Justicia (2007) que es la extensión de otro Convenio Marco frmado por las mismas
entidades en el año 2002. El marco general lo entrega la Ley Nº 19.779, que “establece
normas relativas al virus de inmunodefciencia humana y crea bonifcación fscal para
enfermedades catastrófcas” (Gobierno de Chile, 2001) la cual es más conocida como
Ley del SIDA.
La situación nacional del VIH-SIDA en los recintos penitenciarios -de acuerdo
a datos informados por el Gobierno de Chile en la “Consulta Regional sobre SIDA en
el medio carcelario”, realizada en el mes de mayo de 2008 en la ciudad de Sao Paulo,
Brasil-
15
revela que el número de personas notifcadas con VIH-SIDA asciende a 516,
encontrándose recluidos a la fecha 152 personas, 79 fallecidos y 285 en libertad.
El patrón etáreo es similar a la resultante de la caracterización de la epidemia
nacional. Las edades más afectadas se encuentran entre los 26-35 años que representan
un 50% del total, seguido por el grupo etáreo entre los 18 – 25 años con un 35.7%.
Respecto del estado civil, las/os solteras/os alcanzan un 88.9% seguido por las/os
convivientes
16
con un 4.8% y las/os casados/as con un 4.3%. En cuanto a la escolaridad,
un 77% ha cursado educación básica y un 11% educación media; un 10% se declara
sin educación. La principal vía de transmisión declarada es la sexual en un 100%, no
registrándose casos por compartir jeringas para el uso de drogas inyectables (Gobierno
de Chile, 2008).
15
La ”Consulta Regional sobre SIDA en el Medio Carcelario” fue una iniciativa convocada por ONUSIDA, ONUDD, el Grupo de Cooperación Técnico
Horizontal (GCTH) y la Coordinadora de ONG’s de las Américas sobre SIDA, Cárcel y Encierro (COASCE). Participaron 20 delegaciones de países de
América Latina y El Caribe.
16
CONVIVENCIA: La unión de hecho de dos personas que no se encuentran casadas entre sí.
14
Ambas publicaciones se encuentran solamente en idioma inglés.
leoNardo areNas obaNdo
GRADO DE CONOCIMIENTO Y ACTITUDES DE PERSONAS PRIVADAS DE LIBERTAD ANTE LA EPIDEMIA DEL VIH
95
Las prácticas sexuales declaradas por la personas privadas de libertad viviendo
con VIH tiene como preponderante las relaciones sexuales entre varones con un 67.6%,
seguido de personas de otro sexo con un 18.4% y con ambos sexos en un 14%. En
el caso de las internas, las prácticas sexuales con ambos sexos asciende a un 64.9%
mientras que solamente con el sexo opuesto es de un 35.1%. Respecto a la localización
geográfca de las personas privadas de libertad viviendo con VIH se concentran en la
Región Metropolitana de Santiago, seguido de la Región de Arica. Esto responde a la
concentración de población penal, pero también al miedo que generó la epidemia, en sus
inicios, en el ámbito penitenciario y la derivación que hicieron los Jefes de Unidades de
las PVVIH de regiones al Hospital Penal ubicado en el Centro de Detención Preventiva
Santiago Sur – ex Penitenciaria (Arenas y Sotelo, 2005).
2.6 Políticas de Prevención en VIH-SIDA.
Los esfuerzos en los primeros años de la epidemia del VIH estuvieron
concentrados en el conocimiento de la acción del virus y en la atención de dicha
enfermedad que afectaba a una población con determinadas prácticas sexuales, siendo
conocida como la “peste rosa” ya que los afectados en los primeros casos eran hombres
homosexuales. Con el correr de los años se produce el debate político-histórico en torno
a la oposición entre la defensa de la salud de la comunidad y la garantía de las libertades
individuales (Pecheny, en Kornblit, 2000), y se privilegia la reconciliación entre las
ideas de prevención colectiva y respeto de los derechos individuales. El Director de
ONUSIDA, Peter Piot, se refere a que la salud pública…”aparece cada vez más como
una nueva razón imperativa de proteger los derechos humanos…en el contexto del
VIH/SIDA, un ambiente en el cual los derechos humanos son tomados en cuenta reduce
la vulnerabilidad a la pandemia, permite a las personas afectadas por la infección o
por el sida vivir dignamente, sin sufrir discriminación y atenúa las consecuencias de la
infección por el virus en los individuos y la sociedad” (ONUSIDA, 2006).

La segunda discusión se dio en el ámbito de la respuesta
17
que era necesaria
para afrontar la epidemia oponiendo los enfoques “curativos” y los “preventivos”. El
enfoque curativo encara la epidemia tratando de responder a la infección y la enfermedad
en términos individuales, mientras que el enfoque “preventivo” intenta infuir sobre
los comportamientos (individuales y sociales) que permiten la propagación del virus
(Pecheny, p.420 en Kornblit, 2000). Los diversos gobiernos y entidades encargadas
de dar respuestas a la epidemia privilegiaron uno u otro enfoque, según los recursos
fnancieros asignados que hacían optar entre tratamientos o campañas de sensibilización,
más cuando esas campañas debían desarrollarse en ambientes restrictivos respecto
de los temas de conducta sexual, que es el cambio comportamental requerido para
disminuir las nuevas infecciones.
17
Se opta por referirse a la “Respuesta a la Epidemia”. en contraposición del lenguaje bélico de “Lucha contra el SIDA”
Rev. Estudios Criminológicos y Penitenciarios Año IX - Junio 2009
96
Los nuevos estudios y la incidencia política de la sociedad civil organizada
permitieron que la respuesta a la epidemia concentrara ambos enfoques y se entendiera
que los aspectos curativos y preventivos son inseparables. Así es como se ha avanzado
en la investigación de nuevos fármacos que han permitido una mejoría en la sobrevida de
las personas viviendo con VIH y la disminución de la mortalidad por SIDA, y, por otra
parte, a destinar recursos para la implementación de políticas de prevención orientadas
tanto a “población general” (hetero-bisexual), como a personas que se encuentren más
vulnerables.
En la actualidad podemos distinguir al menos dos orientaciones de las políticas
públicas de prevención enfocadas hacia la disminución de la epidemia del VIH. Ellas
son las “abstencionistas” y las de “gestión del riesgo”
18
. Las medidas abstencionistas
eran fuertemente apoyadas por la administración del gobierno de George Bush a través
del Plan de Emergencia del Presidente de los Estados Unidos de Norteamérica para el
Alivio del SIDA – (PEPFAR en inglés)
19
que promueve la Política del “ABC”
20
que
signifca: abstinencia – fdelidad mutua y condón. Y que privilegia el abstenerse de las
relaciones sexuales penetrativas, lo cual enfatizaba, también, el retraso en la iniciación
sexual; y ser fel, es decir, tener una sola pareja disminuyendo el número de parejas
ocasionales a lo largo de la vida sexual y/o afectiva de las personas, y por último el
uso de preservativo o condón de manera efcaz y correcta. Por su parte, la Política de
Prevención basada en la “Gestión del Riesgo” orienta su accionar a la disminución de los
riesgos y las consecuencias negativas para la salud, de conductas que son potencialmente
riesgosas, en el entendido de que las personas siguen practicando conductas riesgosas
a pesar del autocontrol y del manejo de información. Esta política supone sujetos
autónomos, capaces de tomar sus propias decisiones pues cuentan con las herramientas
de información y elementos técnicos preventivos a su alcance, por ejemplo, acceso a
preservativo. Dicha opción hace hincapié en el uso consistente y correcto del condón
como medida preventiva en las relaciones sexuales y en el intercambio de jeringas en
el caso de los usuarios de drogas inyectables.
Las investigaciones realizadas durante los últimos años han generado un amplio
acuerdo respecto de que el condón es una medida efectiva ante la posibilidad de adquirir
el VIH por relaciones sexuales
21
.
En Chile, la Comisión Nacional del SIDA – CONASIDA impulsa una Política
de Prevención (Ministerio de Salud de Chile, 2008) basada en los Principios Éticos en
donde se incluyen el derecho a la vida, respeto a los valores y creencias de las personas,
no discriminación y derecho a acceder a técnicas y recursos disponibles, científcamente
comprobados como efectivos, entre otros. Las Estrategias de Prevención se enmarcan en
la disminución de la transmisión del VIH/SIDA fortaleciendo la capacidad de gestionar el
18
También conocida como “Reducción de daños”.
19
The United States President’s Emergency Plan for AIDS Relief – PEPFAR Disponible en: www.pepfar.gov
20
ABC (en inglés): Abstinence, Be Faithful and Condom.
21
GOBIERNO DE CHILE. Ministerio de Salud. Comisión Nacional del SIDA. “Efectividad de las estrategias de prevención de la transmisión sexual del
VIH/SIDA basadas en la abstinencia, la pareja única y el condón”. Diciembre 2007.
leoNardo areNas obaNdo
GRADO DE CONOCIMIENTO Y ACTITUDES DE PERSONAS PRIVADAS DE LIBERTAD ANTE LA EPIDEMIA DEL VIH
97
riesgo de las personas y aportando en la disminución de su vulnerabilidad. Se denomina
la Gestión de Riesgo como “…el conjunto de fenómenos emocionales e intelectuales
involucrados en la toma de decisiones de las personas y en la implementación de
estrategias de autocuidado…”(p.5) mientras que la Vulnerabilidad es defnida como
la “…situación personal determinada por el insufciente o nulo control sobre el
propio riesgo de adquirir el VIH/SIDA…”
22
Dichos conceptos corresponden a niveles
diferentes, por cuanto el “…riesgo se refere a una probabilidad determinada por la
conducta individual, mientras que la vulnerabilidad está dada fundamentalmente por
la inequidad y desigualdad social...” (p.5)
Las estrategias se implementan a través de cuatro niveles de trabajo: individual,
grupal comunitario, masivo intersectorial e institucional (p.11-12). Es este último
nivel el que tiene relación directa con las personas privadas de libertad a través del
establecimiento de áreas de colaboración y coordinación para el logro de los objetivos
de CONASIDA con las instituciones del Estado, entre ellas Gendarmería de Chile.
Esta colaboración se plasma en la frma de un “Convenio Marco de Cooperación
entre Gendarmería de Chile y Ministerio de Salud para la prevención del VIH/SIDA y
atención de las personas que viven con el VIH/SIDA”
23
de 2002 y una posterior extensión
en 2007 que es suscrito por las Subsecretarias de Salud y Justicia en dependencias del
Centro de Detención Preventiva Santiago Sur. En él, las instituciones “…coinciden es que
indispensable procurar que los internos e internas en Establecimientos Penitenciarios
reciban la atención integral y los medios para prevenir la infección del VIH/SIDA,
además, proporcionar a los funcionarios de Gendarmería de Chile las herramientas
necesarias para la prevención de esta enfermedad…” (Ministerio de Salud y Ministerio
de Justicia de Chile, 2007) y declaran aunar esfuerzo para el desarrollo de un Programa
Nacional de Prevención y Atención del VIH/SIDA e ITS para el período 2007-2010.
Se disponen dos líneas de acción que incluyen la producción y difusión de
material informativo, capacitación de personal de Gendarmería en Prevención del
VIH/SIDA, formulación y ejecución de proyectos de prevención para las distintas
poblaciones objetivos y población vulnerable interna y la entrega de preservativos
para ser distribuidos entre el público objetivo. Las personas privadas de libertad se
encuentran entre las poblaciones más vulnerables a la epidemia junto a hombres que
tiene sexo con hombres, hombres bisexuales, transgéneros y población que ejerce el
comercio sexual.
2.7 A modo de síntesis.
Para disminuir las nuevas infecciones por VIH en la población general y
22
Ibid. Pág. 5
23
Una copia integra del Convenio Marco de Cooperación se encuentra en ARENAS, Leonardo; SOTELO, Krischna. “Seminario Situación de Salud Sexual
y Vulnerabilidad ante el VIH/SIDA en recintos penitenciarios de la Región Metropolitana”. AKI Diciembre 2005.
Rev. Estudios Criminológicos y Penitenciarios Año IX - Junio 2009
98
específca, se requiere que las personas adopten conductas seguras ante el riesgo, es
decir, que incorporen en su accionar las medidas preventivas propuestas como las más
aptas y que cuentan con evidencia. En lo que respecta al comportamiento sexual, que
es en Chile la principal vía de transmisión del VIH, se requiere incorporar prácticas de
sexo seguro en las relaciones sexuales: uso consistente y correcto del preservativo en
las relaciones penetrativas, sean vaginales o anales; no tener relaciones sexuales si no
se cuenta con la seguridad del estado serológico y mantener una pareja única sexual,
previo conocimiento de la situación serológica de ambas personas.
Esta decisión está infuida por el conocimiento de las formas de transmisión y
prevención del VIH/SIDA y aunque es sabido que la información constituye un factor
determinante para el cambio conductual de las personas, también sabemos que no es el
único factor y que es necesario trabajar sobre las vulnerabilidades en sus dimensiones
sociales, políticas, económicas y de género, y no solamente en la dimensión individual
como lo hemos referido en este trabajo.
3. RECOPILACIÓN DE DATOS FINALES.
3.1 Caracterización de la institución.
El instrumento fnal fue aplicado en el Complejo Penitenciario de Rancagua, un
establecimiento de alta seguridad y que al momento de la aplicación del cuestionario,
contaba con 1.306 personas privadas de libertad en calidad de condenados/as.
La población penal del establecimiento está segmentada según su “compromiso
delictual” y la clasifcación penitenciaria que realiza Gendarmería de Chile de acuerdo
a un instrumento determinado, denominado Ficha de Clasifcación.
La distribución de los módulos en el Complejo Penitenciario de Rancagua al
momento de la aplicación fue:
Número de Módulos Clasifcación  Cupos
1 Imputados 50
2 Máxima Seguridad 50
11-12-13-14 Imputados 50-50-50-50
31-32-33-34 Condenados Alta 3 200
41-42-43-44 Condenados Alta 1 200
45-46-47-48 Condenados Alta 2 200
51-53-52-54 Condenados Media 160
81-82 Mujeres 300
83-84 Condenados Media Mozos 160
85-86 Imputadas media 80-80
87 Mujeres con hijos Lactantes 20
93-94-95-96 Módulo Población Especial 6-6-6-6
Comunidad Terapéutica 25
Total 1749
Esta nomenclatura de módulos es como son conocidos estos mismos en el EP y 
no necesariamente responde a la clasifcación determinada en las BALI.
15
Número de Módulos Clasificación Cupos
1 Imputados 50
2 Máxima Seguridad 50
11-12-13-14 Imputados 50-50-50-50
31-32-33-34 Condenados Alta 3 200
41-42-43-44 Condenados Alta 1 200
45-46-47-48 Condenados Alta 2 200
51-53-52-54 Condenados Media 160
81-82 Mujeres 300
83-84 Condenados Media Mozos 160
85-86 Imputadas media 80-80
87 Mujeres con hijos
Lactantes
20
93-94-95-96 Módulo Población Especial 6-6-6-6
Comunidad Terapéutica 25
Total 1749

Esta nomenclatura de módulos es como son conocidos estos mismos en el
EP y no necesariamente responde a la clasificación determinada en las
BALI.

3.2 Definición de la muestra e inducción a profesionales del Área de Reinserción
Social.

En conversaciones sostenidas con el personal profesional del Servicio de Reinserción
Social del EP de Rancagua se optó por una muestra censal, correspondientes a la cantidad
de varones participantes de los diversos talleres que realiza anualmente el Subprograma de
Atención Social, del Operador de la Sociedad Concesionaria a través de sus Asistentes
Sociales y Psicólogas/os.

El impacto de estos talleres comprende el alcance de una población cercana a 120 varones,
por lo cual se estableció un cronograma de trabajo para hacer más operativa la recolección
de datos. Ello, debido a que muchos de los talleres son paralelos, por lo cual no se podría
efectuar en forma personal la aplicación de los cuestionarios.

En primer lugar, se calendarizó una Jornada de Inducción a los equipos profesionales, la
que se efectúo el día miércoles 19 de noviembre de 2008, obteniéndose de ellas/os el
compromiso de apoyar esta acción, así como el número de talleres y personas participantes
en los mismos, a fin de obtener el universo aproximado de personas que responderían el
cuestionario.

Asistieron a dicha inducción las/os siguientes profesionales del Operador Concesionario:
1 Jefa de Reinserción Social
4 Psicólogas/os
3 Asistentes Sociales
1 Técnico en Rehabilitación del consumo de drogas
leoNardo areNas obaNdo
GRADO DE CONOCIMIENTO Y ACTITUDES DE PERSONAS PRIVADAS DE LIBERTAD ANTE LA EPIDEMIA DEL VIH
99
3.2DefnicióndelamuestraeinducciónaprofesionalesdelÁreadeReinserción
Social.
En conversaciones sostenidas con el personal profesional del Servicio de
Reinserción Social del EP de Rancagua se optó por una muestra censal, correspondientes
a la cantidad de varones participantes de los diversos talleres que realiza anualmente el
Subprograma de Atención Social, del Operador de la Sociedad Concesionaria a través
de sus Asistentes Sociales y Psicólogas/os.
El impacto de estos talleres comprende el alcance de una población cercana a 120
varones, por lo cual se estableció un cronograma de trabajo para hacer más operativa
la recolección de datos. Ello, debido a que muchos de los talleres son paralelos, por lo
cual no se podría efectuar en forma personal la aplicación de los cuestionarios.
En primer lugar, se calendarizó una Jornada de Inducción a los equipos
profesionales, la que se efectúo el día miércoles 19 de noviembre de 2008, obteniéndose
de ellas/os el compromiso de apoyar esta acción, así como el número de talleres y
personas participantes en los mismos, a fn de obtener el universo aproximado de
personas que responderían el cuestionario.
Asistieron a dicha inducción las/os siguientes profesionales del Operador
Concesionario:
1 Jefa de Reinserción Social
4 Psicólogas/os
3 Asistentes Sociales
1 Técnico en Rehabilitación del consumo de drogas
3.3 APLICACIÓN DEL CUESTIONARIO.
Desde el día miércoles 19 noviembre al miércoles 26 de noviembre de 2008, se aplicó
el cuestionario en los siguientes talleres correspondiente a cada uno de los diversos
módulos.
Se dispone de tabla que comprende el número asignado en los sobres y la cantidad de
cuestionarios respondidos
24
.
Nº de
Sobre
Talleres Módulo/S C u e s t i o n a r i o s
Respondidos
1 Protección al recluso 46-47-48 9
2 Ejercicios Cognitivos Alta 1 8
3 Desarrollo Personal 45-46-48 10
4 Taller de Competencias
Prosociales
83-84 8
- 17 -
3.3 APLICACIÓN DEL CUESTIONARIO.

Desde el dia miercoles 19 noviembre al miercoles 26 de noviembre de 2008. se aplico el
cuestionario en los siguientes talleres correspondiente a cada uno de los diversos modulos.

Se dispone de tabla que comprende el numero asignado en los sobres y la cantidad de
cuestionarios respondidos.
24


NUMERO
DE SOBRE
TALLERES MÓDULO/S CUESTIONARIOS
RESPONDIDOS
1 Proteccion al recluso 46-47-48 9
2 Eiercicios Cognitivos Alta 1 8
3 Desarrollo Personal 45-46-48 10
4 Taller de Competencias
Prosociales
83-84 8
5 Sexualidad 92-93-94-96 6
6 Sexualidad 83 12
7 Sexualidad 83 7
8 Alta 1 41-44 8
9 Alta 3 33-34 10
10 Conductas Media 51-52-53-54 21
11 Alta 2 45-46-47-48 5
12 Comunidad
Terapeutica
23
13 Alta II 45-46-47-48 9
TOTAL 136

Una vez Iinalizada la aplicacion del cuestionario en un determinado taller. ellos se
ingresan en un sobre al cual se le adiunta una hoia que determina el taller y la cantidad de
personas que han respondido. En total se logran recabar 136 cuestionarios en doce sobres;
estan exceptuados los cuestionarios que Iueron aplicados en el proceso de pilotaie.

3.4 DESCRIPCIÓN DEL INSTRUMENTO
25
.

El cuestionario consta de tres grandes items. En el primero se solicitan datos personales que
permitan disponer de ciertas variables para el analisis mas proIundo. Debemos recordar que
en los temas de sexualidad y practicas sexuales. las preguntas son muy personales y no
siempre los entrevistados estan dispuestas a contestar con lo que realmente acontece. sino
que elaboran respuestas del tipo denominado 'deseabilidad social¨. Mas en el ambito
carcelario. en donde ciertas practicas. aunque no estan tipiIicadas en el reglamento. pueden
ser obieto de castigos. suspension de beneIicios. anotacion negativa. etc; lo que iria en
directo periuicio de optar a beneIicios de la persona privada de libertad.


24
En algunos de los sobres no Iiguro el Taller. sino el modulo.
25
Instrumento se incluye como Anexo 1
24
En algunos de los sobres no fguró el Taller, sino el módulo.

Rev. Estudios Criminológicos y Penitenciarios Año IX - Junio 2009
100
5 Sexualidad 92-93-94-96 6
6 Sexualidad 83 12
7 Sexualidad 83 7
8 Alta 1 41-44 8
9 Alta 3 33-34 10
10 Conductas Media 51-52-53-54 21
11 Alta 2 45-46-47-48 5
12 Comunidad Terapéutica 23
13 Alta II 45-46-47-48 9
TOTAL 136
Una vez fnalizada la aplicación del cuestionario en un determinado taller, ellos
se ingresan en un sobre al cual se le adjunta una hoja que determina el taller y la
cantidad de personas que han respondido. En total se logran recabar 136 cuestionarios
en doce sobres; están exceptuados los cuestionarios que fueron aplicados en el proceso
de pilotaje.
3.4 DESCRIPCIÓN DEL INSTRUMENTO
25
.

El cuestionario consta de tres grandes ítems. En el primero se solicitan datos
personales que permitan disponer de ciertas variables para el análisis más profundo.
Debemos recordar que en los temas de sexualidad y prácticas sexuales, las preguntas son
muy personales y no siempre los entrevistados están dispuestas a contestar con lo que
realmente acontece, sino que elaboran respuestas del tipo denominado “deseabilidad
social”. Mas en el ámbito carcelario, en donde ciertas prácticas, aunque no están
tipifcadas en el reglamento, pueden ser objeto de castigos, suspensión de benefcios,
anotación negativa, etc; lo que iría en directo perjuicio de optar a benefcios de la
persona privada de libertad.
El segundo, que mide la declaración de actitudes de las personas privadas de
libertad frente al VIH, fue construido usando el Modelo de una Escala Tipo Likert,
mientras que el tercero ítem, que mide principalmente conocimientos, las preguntas se
presentan con alternativas.
Por lo tanto, si bien el cuestionario es anónimo, consideramos las siguientes
variables: segmentación por compromiso delictual que está dado por su clasifcación y
destinación a determinados módulos, y el tramo etáreo.
Si bien no establecimos como hipótesis que las personas de mayor edad, y que
tienen un alto compromiso delictual, podrían conocer más del VIH producto de ingresos
al sistema penitenciario y su participación en talleres en otros recintos penitenciarios,
entendemos que es una situación que podemos confrontar con los datos recogidos.
25
Instrumento se incluye como Anexo 1

- 17 -
3.3 APLICACIÓN DEL CUESTIONARIO.

Desde el dia miercoles 19 noviembre al miercoles 26 de noviembre de 2008. se aplico el
cuestionario en los siguientes talleres correspondiente a cada uno de los diversos modulos.

Se dispone de tabla que comprende el numero asignado en los sobres y la cantidad de
cuestionarios respondidos.
24


NUMERO
DE SOBRE
TALLERES MÓDULO/S CUESTIONARIOS
RESPONDIDOS
1 Proteccion al recluso 46-47-48 9
2 Eiercicios Cognitivos Alta 1 8
3 Desarrollo Personal 45-46-48 10
4 Taller de Competencias
Prosociales
83-84 8
5 Sexualidad 92-93-94-96 6
6 Sexualidad 83 12
7 Sexualidad 83 7
8 Alta 1 41-44 8
9 Alta 3 33-34 10
10 Conductas Media 51-52-53-54 21
11 Alta 2 45-46-47-48 5
12 Comunidad
Terapeutica
23
13 Alta II 45-46-47-48 9
TOTAL 136

Una vez Iinalizada la aplicacion del cuestionario en un determinado taller. ellos se
ingresan en un sobre al cual se le adiunta una hoia que determina el taller y la cantidad de
personas que han respondido. En total se logran recabar 136 cuestionarios en doce sobres;
estan exceptuados los cuestionarios que Iueron aplicados en el proceso de pilotaie.

3.4 DESCRIPCIÓN DEL INSTRUMENTO
25
.

El cuestionario consta de tres grandes items. En el primero se solicitan datos personales que
permitan disponer de ciertas variables para el analisis mas proIundo. Debemos recordar que
en los temas de sexualidad y practicas sexuales. las preguntas son muy personales y no
siempre los entrevistados estan dispuestas a contestar con lo que realmente acontece. sino
que elaboran respuestas del tipo denominado 'deseabilidad social¨. Mas en el ambito
carcelario. en donde ciertas practicas. aunque no estan tipiIicadas en el reglamento. pueden
ser obieto de castigos. suspension de beneIicios. anotacion negativa. etc; lo que iria en
directo periuicio de optar a beneIicios de la persona privada de libertad.


24
En algunos de los sobres no Iiguro el Taller. sino el modulo.
25
Instrumento se incluye como Anexo 1
- 17 -
3.3 APLICACIÓN DEL CUESTIONARIO.

Desde el dia miercoles 19 noviembre al miercoles 26 de noviembre de 2008. se aplico el
cuestionario en los siguientes talleres correspondiente a cada uno de los diversos modulos.

Se dispone de tabla que comprende el numero asignado en los sobres y la cantidad de
cuestionarios respondidos.
24


NUMERO
DE SOBRE
TALLERES MÓDULO/S CUESTIONARIOS
RESPONDIDOS
1 Proteccion al recluso 46-47-48 9
2 Eiercicios Cognitivos Alta 1 8
3 Desarrollo Personal 45-46-48 10
4 Taller de Competencias
Prosociales
83-84 8
5 Sexualidad 92-93-94-96 6
6 Sexualidad 83 12
7 Sexualidad 83 7
8 Alta 1 41-44 8
9 Alta 3 33-34 10
10 Conductas Media 51-52-53-54 21
11 Alta 2 45-46-47-48 5
12 Comunidad
Terapeutica
23
13 Alta II 45-46-47-48 9
TOTAL 136

Una vez Iinalizada la aplicacion del cuestionario en un determinado taller. ellos se
ingresan en un sobre al cual se le adiunta una hoia que determina el taller y la cantidad de
personas que han respondido. En total se logran recabar 136 cuestionarios en doce sobres;
estan exceptuados los cuestionarios que Iueron aplicados en el proceso de pilotaie.

3.4 DESCRIPCIÓN DEL INSTRUMENTO
25
.

El cuestionario consta de tres grandes items. En el primero se solicitan datos personales que
permitan disponer de ciertas variables para el analisis mas proIundo. Debemos recordar que
en los temas de sexualidad y practicas sexuales. las preguntas son muy personales y no
siempre los entrevistados estan dispuestas a contestar con lo que realmente acontece. sino
que elaboran respuestas del tipo denominado 'deseabilidad social¨. Mas en el ambito
carcelario. en donde ciertas practicas. aunque no estan tipiIicadas en el reglamento. pueden
ser obieto de castigos. suspension de beneIicios. anotacion negativa. etc; lo que iria en
directo periuicio de optar a beneIicios de la persona privada de libertad.


24
En algunos de los sobres no Iiguro el Taller. sino el modulo.
25
Instrumento se incluye como Anexo 1
leoNardo areNas obaNdo
GRADO DE CONOCIMIENTO Y ACTITUDES DE PERSONAS PRIVADAS DE LIBERTAD ANTE LA EPIDEMIA DEL VIH
101
El ingreso de datos se hizo en el sistema SPSS 17.0 (Stadistical Package for the
Social Sciencies), programa estadístico informático muy usado en las ciencias sociales
y en las empresas de investigación de mercado, dedicadas a encuesta de opinión pública,
por ejemplo.
4. PRESENTACIÓN DE LOS RESULTADOS.

Los datos revelan que las personas participantes – objetos de la investigación están
dentro del grupo etáreo de jóvenes y adultos jóvenes, por cuanto la edad promedio es de
entre 32 años y la moda es de 25 años, que, de acuerdo a la información epidemiológica,
es la población que tiene mayor prevalencia de VIH. De ellos, un alto porcentaje, sobre
el 40%, ha participado en talleres de sexualidad, en donde, de acuerdo al Programa de
Intervención en Recintos Penitenciarios, se debería abordar la problemática del VIH-
SIDA.
Existe una alta proporción de personas que se declaran católicos, por lo cual
hay que adecuar las estrategias de prevención a dicha opción, o, por lo menos, indagar
respecto de las contradicciones que pueden existir entre lo que dice el magisterio de la
Iglesia Católica y lo que las personas efectivamente acatan, dado que esta iglesia se
opone al uso del condón.
Si bien la epidemia en Chile tiene una concentración entre quienes tienen
prácticas sexuales penetrativas de tendencia homo-bisexual, sólo la declaración de las
personas que están internadas en el “módulo especial para homosexuales” reconocen
prácticas sexuales únicamente con varones; esta declaración puede representar una
subestimación de dichas prácticas sexuales al interior de los recintos penitenciarios,
pues no se considera la categoría de Hombres que tienen Sexo con Hombres - HSH.
Un 56.4% de los entrevistado declara haber recurrido al condón en algún
momento de su vida, y sólo un 12.2% se ha negado a usarlo, en los dos últimos años,
cuando su pareja lo ha solicitado.
El uso del preservativo en la práctica sexual es más común de lo que revelan los
estudios citados, tanto en la Encuesta Nacional de Juventud (2007) como en la Estudio
Nacional sobre Comportamiento Sexual (2000); lo que puede interpretarse como
indicio de la incorporación de una práctica de uso del condón dado el grupo etáreo
participante, y que ha sido promovida por la estrategia comunicacional implementada
por el Ministerio de Salud, a través de las Campañas de Comunicación Social de
Prevención del SIDA.
Respecto del conocimiento y las actitudes manifestadas por los participantes se
obtienen pruebas referidas al alto conocimiento que tienen las personas acerca de las
formas de transmisión del virus (3.4; 3.5; 3.6). Estas tres preguntas obtienen porcentajes
Rev. Estudios Criminológicos y Penitenciarios Año IX - Junio 2009
102
sobre el 50% (53.8%; 87.1% y 71%, respectivamente), aunque en la primera afrmación
(3.4) el porcentaje de personas que “no sabe” es signifcativo, ascendiendo a un 23.5%,
lo que revela fallas en la entrega de información básica.
Un dato signifcativo se nos presenta si cruzamos la información del conocimiento
de la afrmación 3.4 con las personas que han participado en talleres, donde no se logra
detectar mayores diferencias en las respuestas correctas, aunque quienes estuvieron en
talleres de sexualidad tuvieron menos respuestas erróneas. Un 32% de las personas que
asistieron a los talleres de sexualidad se inclinó por respuestas erróneas o por la opción
“no sabe”, por lo cual se deben generar mecanismos de evaluación pertinentes para
conocer la efectividad de los talleres impartidos.
El otro ámbito indagado es la disposición a estar en forma cercana con una persona
viviendo con VIH para conocer el grado de rechazo o aceptación a dichas personas.
Esto se hizo a través de las afrmaciones 2.2 y 2.9 (la 3.11 funciona como verifcador
de la respuesta a la afrmación 2.9 y revela una diferencia de 7%). Aquí el instrumento
adoleció de sensibilidad (Marradi, Archenti y Piovani, 2007) para determinar si la
afrmación que las personas viviendo con VIH debían estar en módulos especiales se
debía a una situación de mejor cuidado de salud, por protección de la persona viviendo
con VIH ante un hecho de violencia, o es una predisposición a discriminar a dichas
personas.
Cuadro 1. Correspondiente a la pregunta 2.2
2.2 Podría compartir la celda con una persona infectada con el
VIHDOSDOS
Frecuencia Porcentaje
Porcentaje
Válido
Porcentaje
Acumulado
TA
26
37 27,2 28,7 28,7
DA 47 34,6 36,4 65,1
ED 13 9,6 10,1 75,2
TD 32 23,5 24,8 100,0
Total 129 94,9 100,0
26
TA: totalmente de acuerdo; DA: de acuerdo; ED: en desacuerdo; TD: totalmente en desacuerdo.

19
incorporación de una práctica de uso del condón dado el grupo etáreo participante, y que ha
sido promovida por la estrategia comunicacional implementada por el Ministerio de Salud,
a través de las Campañas de Comunicación Social de Prevención del SIDA.

Respecto del conocimiento y las actitudes manifestadas por los participantes se obtienen
pruebas referidas al alto conocimiento que tienen las personas acerca de las formas de
transmisión del virus (3.4; 3.5; 3.6). Estas tres preguntas obtienen porcentajes sobre el 50%
(53.8%; 87.1% y 71%, respectivamente), aunque en la primera afirmación (3.4) el
porcentaje de personas que “no sabe” es significativo, ascendiendo a un 23.5%, lo que
revela fallas en la entrega de información básica.

Un dato significativo se nos presenta si cruzamos la información del conocimiento de la
afirmación 3.4 con las personas que han participado en talleres, donde no se logra detectar
mayores diferencias en las respuestas correctas, aunque quienes estuvieron en talleres de
sexualidad tuvieron menos respuestas erróneas. Un 32% de las personas que asistieron a los
talleres de sexualidad se inclinó por respuestas erróneas o por la opción “no sabe”, por lo
cual se deben generar mecanismos de evaluación pertinentes para conocer la efectividad de
los talleres impartidos.

El otro ámbito indagado es la disposición a estar en forma cercana con una persona
viviendo con VIH para conocer el grado de rechazo o aceptación a dichas personas. Esto se
hizo a través de las afirmaciones 2.2 y 2.9 (la 3.11 funciona como verificador de la
respuesta a la afirmación 2.9 y revela una diferencia de 7%). Aquí el instrumento adoleció
de sensibilidad (Marradi, Archenti y Piovani, 2007) para determinar si la afirmación que las
personas viviendo con VIH debían estar en módulos especiales se debía a una situación de
mejor cuidado de salud, por protección de la persona viviendo con VIH ante un hecho de
violencia, o es una predisposición a discriminar a dichas personas.

Cuadro 1. Correspondiente a la pregunta 2.2



26
TA: Totalmente de acuerdo; DA: De acuerdo; ED: En desacuerdo; TD: Totalmente en desacuerdo.

2.2 Podría compartir la celda con una persona infectada con el
VIHDOSDOS

Frecuencia Porcentaje
Porcentaje
Válido
Porcentaje
Acumulado
TA
26
37 27,2 28,7 28,7
DA 47 34,6 36,4 65,1
ED 13 9,6 10,1 75,2
TD 32 23,5 24,8 100,0
Válido
Total 129 94,9 100,0

leoNardo areNas obaNdo
GRADO DE CONOCIMIENTO Y ACTITUDES DE PERSONAS PRIVADAS DE LIBERTAD ANTE LA EPIDEMIA DEL VIH
103
Cuadro 2. Correspondiente a la pregunta 2.9
2.9 Las personas infectadas con VIH deberían estar en un módulo
especial
Frecuencia Porcentaje
Porcentaje
Válido
Porcentaje
Acumulado
TA 46 33,8 35,4 35,4
DA 38 27,9 29,2 64,6
ED 27 19,9 20,8 85,4
TD 19 14,0 14,6 100,0
Total 130 95,6 100,0
Un ámbito también importante para la prevención tiene que ver con las ideas
erróneas que tienen las personas respecto del VIH. En las afrmaciones 2.5 y 2.6 se
pretende indagar por dichas ideas, y aunque es mayoritaria la posición de encontrar
incorrecta la afrmación, un 46.4% en la primera afrmación y un 41.5% en la segunda
cree que el amor puede ser una barrera a la adquisición del VIH. Al desagregar por
adscripción religiosa, los que se declaran evangélicos son un “núcleo duro” para la
labor preventiva, si es que ésta se centra en el uso del preservativo como estrategia
principal de la gestión del riesgo que deben incorporar las personas.
Para indagar respecto de los “grupos de riesgo”, en donde se incluyen a las
trabajadoras sexuales y/o “personas promiscuas”, por nombrar algunas, se realizaron
las afrmaciones en 2.4; 2.7; 2.11 y 3.2. Las afrmaciones referidas a la estigmatización
de los grupos o poblaciones adquieren un alto rechazo, lo que permite asegurar que
la información respecto del VIH ha sido aprehendida por las personas y que no se
estigmatiza a quienes viven con el virus, mientras que la afrmación 2.11 requiere
una mayor indagación, mayor sensibilidad. Acá la duda se establece en qué entienden
las personas por “pareja estable” y que la seguridad de la situación serológica
(seronegatividad) de cada persona es la que permite no usar condón en la relación
sexual.

El estudio elaborado por GNOUS (2006) para la VI Campaña de Comunicación
Social para la Prevención del SIDA refere que las personas dejan de usar preservativos
cuando creen que la relación es estable, sin sostener una previa conversación respecto
20
Cuadro 2. Correspondiente a la pregunta 2.9





















Un ámbito también importante para la prevención tiene que ver con las ideas erróneas que
tienen las personas respecto del VIH. En las afirmaciones 2.5 y 2.6 se pretende indagar por
dichas ideas, y aunque es mayoritaria la posición de encontrar incorrecta la afirmación, un
46.4% en la primera afirmación y un 41.5% en la segunda cree que el amor puede ser una
barrera a la adquisición del VIH. Al desagregar por adscripción religiosa, los que se
declaran evangélicos son un “núcleo duro” para la labor preventiva, si es que ésta se centra
en el uso del preservativo como estrategia principal de la gestión del riesgo que deben
incorporar las personas.

Para indagar respecto de los “grupos de riesgo”, en donde se incluyen a las trabajadoras
sexuales y/o “personas promiscuas”, por nombrar algunas, se realizaron las afirmaciones en
2.4; 2.7; 2.11 y 3.2. Las afirmaciones referidas a la estigmatizan de los grupos o
poblaciones adquieren un alto rechazo, lo que permite asegurar que la información respecto
del VIH ha sido aprehendida por las personas y que no se estigmatiza a quienes viven con
el virus, mientras que la afirmación 2.11 requiere una mayor indagación, mayor
sensibilidad. Acá la duda se establece en qué entienden las personas por “pareja estable” y
que la seguridad de la situación serológica (seronegatividad) de cada persona es la que
permite no usar condón en la relación sexual.

El estudio elaborado por GNOUS (2006) para la VI Campaña de Comunicación Social para
la Prevención del SIDA refiere que las personas dejan de usar preservativos cuando creen
que la relación es estable, sin sostener una previa conversación respecto de una
multiplicidad de parejas y cómo resolver la situación de una relación extra-pareja, ni
conocer el estado serológico de la otra persona.

2.9 Las personas infectadas con VIH deberían estar en un módulo
especial

Frecuencia Porcentaje
Porcentaj
e Válido
Porcentaje
Acumulado
TA 46 33,8 35,4 35,4
DA 38 27,9 29,2 64,6
ED 27 19,9 20,8 85,4
TD 19 14,0 14,6 100,0
Válido
Total 130 95,6 100,0
Rev. Estudios Criminológicos y Penitenciarios Año IX - Junio 2009
104
de una multiplicidad de parejas y cómo resolver la situación de una relación extra-
pareja, ni conocer el estado serológico de la otra persona.
Las afrmaciones 3.9 y 3.15 indagaron respecto de las inquietudes manifestadas
en forma permanente en los talleres de prevención. Uno de los mitos detectados se
refere a que el virus está en todas las personas, pero en algunas se activa, se desarrolla,
y la segunda es la ocurrencia del SIDA y su diferencia con el VIH. Las respuestas
incorrectas y “no sabe”, dadas para ambas afrmaciones son mayores que las correctas.
En ambas afrmaciones las respuestas erróneas y las que no saben se ubican sobre el
65% de las respuestas totales.
5. CONCLUSIONES DEL ESTUDIO.
El estudio suministra información para la elaboración de programas y planes de
prevención en población privada de libertad basada en evidencias. En primer lugar,
hay un conocimiento básico respecto de las formas de transmisión y de prevención del
VIH, aunque los talleres deben reforzar el conocimiento validado y despejar las dudas
y mitos entorno a la epidemia (“No todos tienen el virus en su cuerpo”).
La información que manejan los internos es del mismo tenor que la población
general, por lo cual inferimos que las Campañas de Comunicación Social de Prevención
del SIDA, spots radiales y televisivos han logrado entregar la información general
pertinente a la epidemia, aunque al parecer los mensajes no quedan tan claros para
todas las personas. Tal como lo expresamos en el párrafo anterior, hay mitos asociados
al VIH que es necesario despejar para una mejor gestión del riesgo.
Cabe consignar fnalmente la elaboración de campañas de prevención del VIH
específcas para la población penal. Este ámbito tiene particularidades defnidas,
más aún cuando se hace prevención de una infección de transmisión sexual en un
recinto en donde se supone que no existen relaciones sexuales, más que aquellas de
las visitas íntimas, por lo cual, estos temas son complejos de abordar en instancias en
donde la temática sexual es permanentemente reprimida. Debemos recordar que las
relaciones sexuales voluntarias entre personas privadas de libertad son sancionadas por
el Reglamento de Establecimientos Penitenciarios, no siendo una práctica castigada
obviamente en el medio libre.
Este estudio levanta varios desafíos acerca de las formas de abordar la prevención
en el ámbito penitenciario, y por eso es exploratoria. En primer lugar, se requiere una
mayor profundización en la investigación, para lo cual hay que tener en cuenta las
carencias de la población penal respecto de la comprensión lectora.
Algunos de los temas pendientes son el conocimiento de la Ley Nº 19.779 en
cuanto a la confdencialidad y voluntariedad del test, conocer si las PPL participantes
leoNardo areNas obaNdo
GRADO DE CONOCIMIENTO Y ACTITUDES DE PERSONAS PRIVADAS DE LIBERTAD ANTE LA EPIDEMIA DEL VIH
105
de la investigación se han sometido a un test de VIH y su percepción acerca del sistema
de salud penitenciario.
Otro punto importante a considerar es que una investigación a la población penal
requiere indagar en los conocimientos y actitudes declaradas de las/los profesionales
de las distintas áreas que imparten los talleres. También es relevante instalar mesas
técnicas de trabajo intersectoriales a fn de revisar los contenidos de los talleres para
saber qué tipo de antecedentes se entregan, así como la validez y pertinencia de los
conocimientos de los profesionales, y la información transmitida a las PPL.
Lo anterior cobra relevancia ya que no hay una preparación en la academia
respecto de estos temas o sobre sexualidad (Vidal y otras/os, 2007); y tampoco existe
capacitación desde el Programa de Control de SIDA en los recintos penitenciarios, ni
desde la Comisión Nacional del SIDA, con lo cual no hay uniformidad en los contenidos
que debe comprender un taller de prevención del VIH-SIDA en el medio penitenciario.
Esta situación al menos plantea el desafío de establecer una Guía Metodológica para el
abordaje de estos temas en dicho ámbito, que integre tanto las directrices del Estado en
esta materia así como los aportes de la sociedad civil organizada.
Por último es importante destacar y valorar la apertura de los profesionales del
área de Reinserción Social del EP de Rancagua, para discutir y refexionar respecto de
estos temas, y su interés permanente por formarse e interactuar con organizaciones de
la sociedad civil, a fn de que los contenidos de los talleres respondan a las necesidades
de las personas privadas de libertad.
Las consideraciones precedentes, pues, no hacen sino poner de manifesto la
amplia tarea que resta por desarrollar, un esfuerzo que, recogiendo toda la experiencia
internacional y nacional acumulada, permita a través de la articulación de iniciativas
público-privadas comprometer también la energía y creatividad de la comunidad en
general y del personal penitenciario en particular, sin olvidar la necesidad imperiosa de
incorporar activamente a los privados de libertad.
Precisamente esta investigación ha tenido lugar con el propósito de contribuir
a la elaboración de estrategias y a la defnición de contenidos susceptibles de ser
transmitidos a través de talleres formativos en la perspectiva de desarrollar acciones en
materia de sexualidad y prevención del VIH.
Rev. Estudios Criminológicos y Penitenciarios Año IX - Junio 2009
106
ANEXO 1. INSTRUMENTO DE RECOLECCIÓN DE INFORMACIÓN

ESTUDIO EXPLORATORIO SOBRE LAS CAMPAÑAS PREVENTIVAS SIDA /
VIH.
Queremos solicitarles responder algunas preguntas para un Estudio Exploratorio
sobre las Campañas de Prevención. Toda la información que nos brinden tiene carácter
de confdencial y anónima; por tal motivo no se solicita nombre, ni ningún antecedente
que permita su identifcación. Su participación es voluntaria y no tiene que responder
todas las preguntas, si no lo desea.
INFORMACIÓN GENERAL.
1. ¿Cuál es su edad? EDAD: ___ años.
2. ¿A cuántos años ha sido condenado? TIEMPO: ___ años
3. ¿Ha recibido talleres sobre sexualidad y VIH/SIDA
en este establecimiento penitenciario? SI____ NO____

4. ¿Usted tiene actualmente una relación de pareja
con alguna persona en la calle? SI____ NO____
5. ¿Usted profesa alguna religión? SI____ NO_____

En caso de respuesta afrmativa, decir cuál religión ________________
6. En términos de su actividad sexual, usted…
Sólo practica el sexo con hombres SI____ NO_____
Practica el sexo con hombres y ocasionalmente con mujeres SI____ NO_____
Practica el sexo tanto con hombres como con mujeres SI____ NO_____
Practica el sexo con mujeres y ocasionalmente con hombres SI____ NO_____
Sólo practica el sexo con mujeres SI____ NO_____
Ha tenido relaciones sexuales en la Unidad Penal SI____ NO_____
7. ¿Alguna vez ha usado condón en sus relaciones sexuales? SI____ NO____
8. ¿En los últimos dos años, ha intentado usar condón con una
persona que no quería usarlo? SI____ NO____
9. ¿En los dos últimos años, ha rechazado usar condón con una
persona que quería usarlo? SI____ NO____
10. ¿Usted hace uso de la visita intima con su pareja?. SI____ NO____
leoNardo areNas obaNdo
GRADO DE CONOCIMIENTO Y ACTITUDES DE PERSONAS PRIVADAS DE LIBERTAD ANTE LA EPIDEMIA DEL VIH
107
PARA QUIENES CONTESTARON AFIRMATIVAMENTE LA PREGUNTA 10.
11. Cuántas veces por mes tiene visitas íntimas?. _____ veces al mes.
12. Si viene su pareja a las visitas íntimas, ¿usan preservativos? SI____ NO____
2.- PARA CADA UNA DE LAS SIGUIENTES AFIRMACIONES INDIQUE SI
ESTÁ TOTALMENTE DE ACUERDO, DE ACUERDO, EN DESACUERDO O
TOTALMENTE EN DESACUERDO
Totalmente
de Acuerdo
De
Acuerdo
En
Desacuerdo
Totalmente
en
Desacuerdo
1
Dos personas con
VIH/SIDA que
tienen relaciones
entre ellas no
necesitan usar
condón

2
Podría compartir
la celda con una
persona infectada
con el VIH

3
Cuando se usa
condón no se
siente nada de
placer

4
La gente que se
infectó con VIH
es porque se lo
merece

5
Si hay amor de
por medio no es
necesario usar
condón

6
Pienso que
cuando una
persona le pide a
otra usar condón
es que no hay
confanza

- 25 -
PARA QUIENES CONTESTARON AFIRMATIVAMENTE LA PREGUNTA 10.

11. Cuantas veces por mes tiene visitas intimas?. veces al mes.

12. Si viene su pareia a las visitas intimas. ¿usan preservativos? SI NO


2.- PARA CADA UNA DE LAS SIGUIENTES AFIRMACIONES INDIQUE SI ESTÁ
TOTALMENTE DE ACUERDO, DE ACUERDO, EN DESACUERDO O
TOTALMENTE EN DESACUERDO

Totalmente
de
Acuerdo
De
Acuerdo
En
Desacuerdo
Totalmente
en
Desacuerdo
1
Dos personas con VIH/SIDA
que tienen relaciones entre
ellas no necesitan usar condón

2
Podría compartir la celda con
una persona infectada con el
VIH

3
Cuando se usa condón no se
siente nada de placer

4
La gente que se infectó con
VIH es porque se lo merece

5
Si hay amor de por medio no
es necesario usar condón

6
Pienso que cuando una
persona le pide a otra usar
condón es que no hay
confianza

7
Las mujeres que solicitan usar
condón son más fáciles

8
Creo que últimamente se ha
exagerado un poco los
peligros del SIDA

9
Las personas infectadas con
VIH deberían estar en un
módulo especial

10
Las relaciones sexuales son
más placenteras sin condón

11
Las personas que tienen
parejas estables no necesitan
usar condón en sus relaciones
sexuales.


Rev. Estudios Criminológicos y Penitenciarios Año IX - Junio 2009
108
7
Las mujeres que
solicitan usar
condón son más
fáciles

8
Creo que
últimamente se
ha exagerado un
poco los peligros
del SIDA

9
Las personas
infectadas con VIH
deberían estar
en un módulo
especial

Las relaciones
sexuales son más
placenteras sin
condón

Las personas
que tienen
parejas estables
no necesitan
usar condón en
sus relaciones
sexuales.

3.- PARA CADA UNA DE LAS SIGUIENTES AFIRMACIONES INDIQUE SI
SON CIERTAS, FALSAS O NO SABE.
CIERTO FALSO
NO
SABE
1
Es recomendado usar condones extra
fuertes para prevenir el VIH

2
El SIDA es una enfermedad de
prostitutas y homosexuales

3
El hombre puede tener relaciones
placenteras cuando usa condón

4
El VIH puede transmitirse por una
picadura de mosquitos

5
Una persona que se ve saludable
puede estar infectada con el VIH

3.- PARA CADA UNA DE LAS SIGUIENTES AFIRMACIONES INDIQUE SI
SON CIERTAS, FALSAS O NO SABE.
- 26 -
3.- PARA CADA UNA DE LAS SIGUIENTES AFIRMACIONES INDIQUE SI SON
CIERTAS, FALSAS O NO SABE.
CIERTO FALSO
NO
SABE
1
Es recomendado usar condones extra fuertes para
prevenir el VIH

2
El SIDA es una enfermedad de prostitutas y
homosexuales

3
El hombre puede tener relaciones placenteras
cuando usa condón

4
El VIH puede transmitirse por una picadura de
mosquitos

5
Una persona que se ve saludable puede estar
infectada con el VIH

6
El VIH puede transmitirse al usar el mismo servicio
sanitario de una persona infectada.

7
Le han explicado como usar correctamente el
condón.

8 El condón se puede volver a usar.
9
El VIH es un virus que todos tenemos y en que
algunas personas se activa

10
El VIH se puede transmitir por medio de la tos y
los estornudos de una persona infectada.

11
Las personas con VIH deben estar en módulos
aisladas en módulos especiales.

12
Quien penetra analmente sin condón no tiene
riesgo de infección con el VIH

13
El VIH se puede transmitir por medio del sudor o
de la saliva de una persona infectada.

14
El VIH se puede transmitir cuando se hacen
tatuajes con objetos no esterilizados.

15 El VIH y el SIDA ocurren el mismo tiempo
16
Una persona que se infecta con el VIH será para
toda la vida.


leoNardo areNas obaNdo
GRADO DE CONOCIMIENTO Y ACTITUDES DE PERSONAS PRIVADAS DE LIBERTAD ANTE LA EPIDEMIA DEL VIH
109
6
El VIH puede transmitirse al usar
el mismo servicio sanitario de una
persona infectada.

7
Le han explicado como usar
correctamente el condón.

8 El condón se puede volver a usar.
9
El VIH es un virus que todos tenemos y
en que algunas personas se activa

10
El VIH se puede transmitir por medio
de la tos y los estornudos de una
persona infectada.

11
Las personas con VIH deben estar
en módulos aisladas en módulos
especiales.

12
Quien penetra analmente sin condón
no tiene riesgo de infección con el VIH

13
El VIH se puede transmitir por medio
del sudor o de la saliva de una persona
infectada.

14
El VIH se puede transmitir cuando
se hacen tatuajes con objetos no
esterilizados.

15
El VIH y el SIDA ocurren el mismo
tiempo

16
Una persona que se infecta con el VIH
será para toda la vida.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS.
LIBROS Y DOCUMENTOS.
(1) ARENAS, Leonardo y SOTELO, Krischna: “Seminario Situación de Salud
Sexual y Vulnerabilidades ante el VIH-SIDA en los recintos penitenciarios de la
Región Metropolitana”. 1ra. Edición. Chile. AKI 2005. 106 p. (Incluye cd-rom)
(2) ARENAS, Leonardo; SOTELO, Krischna y BAHAMONDES, Eduardo. “Guía de
Indicadores para el Monitoreo del Programa de SIDA en recintos penitenciarios”.
Chile. 1ra. Edición. AKI. 2007. 43 p.
(3) CABALLERO BELLIDO, Ana Isabel y AGUIRRE MADRID, Federico. “Manual
de Formación en Derechos Humanos para Funcionarios de Gendarmería de
Chile” Chile. 1ra. Edición. Corporación CODEPU – Embajada Suiza 2007. 104
p.
(4) COYLE, Andrew. “La administración penitenciaria en el contexto de los derechos
humanos. Manual para el personal penitenciario”. Londres. 1ra. Edición.
International Centre for Prison Studies. 2002. 302 p.
(5) DAMMERT, Lucia y DÍAZ, Javiera. “Cárceles Privadas: ¿modelos de gestión
penitenciaria o inversión inmobiliaria?”. Santiago,. FLACSO; Observatorio Nº5,
2005, pág. 5
(6) GENDARMERÍA DE CHILE. “Cuenta Pública del Director Nacional de
Gendarmería”. 2007. Disponible en www.gendarmeria.cl (accedido el 10 de
mayo de 2008)
(7) GNOUS. “Evaluación de la VII Campaña de Comunicación Social Educativa
para la Prevención del VIH/SIDA” .Informe Final de Resultados. Santiago, abril de
2006. 64 p.
(8) GOBIERNO DE CHILE. Instituto Nacional de la Juventud. “Quinta Encuesta
Nacional de Juventud”. Santiago, INJUV – Observatorio de la Juventud. 2007
(Disponible en formato digital:
http://www.injuv.gob.cl/pdf/quintaencuestanacionaldejuventud.pdf)
(9) GOBIERNO DE CHILE. Ministerio de Justicia. Gendarmería de Chile. “Convenio
Marco Cooperación entre Gendarmería de Chile y Ministerio de Salud para la
prevención del VIH-SIDA y la atención a las personas que viven con el VIH.
Evaluación 2002-2005”. s/f
Rev. Estudios Criminológicos y Penitenciarios Año IX - Junio 2009
110
(10) GOBIERNO DE CHILE. Ministerio de Salud. Comisión Nacional del SIDA.
“Efectividad de las estrategias de prevención de la transmisión sexual del VIH/
SIDA basadas en la abstinencia, la pareja única y el condón”. Diciembre 2007.
59 p. (Incluye CD-ROM)
(11) GOBIERNO DE CHILE. Ministerio de Salud. Comisión Nacional del SIDA.
Área de Prevención. “Políticas y Estrategias de Prevención”. Disponible en
www.minsal.cl (accedido en 30 de junio de 2008)
(12) GOBIERNO DE CHILE. Ministerio de Salud. Departamento de Epidemiología.
“Evolución del VIH-SIDA Chile, 1986-2005”. Octubre 2006. Pág. 20 p.
(13) GOBIERNO DE CHILE. Ministerio de Salud. Departamento de Epidemiología.
“Evolución del VIH-SIDA Chile. 1987-2006”. Noviembre 2007. 18 p.
(14) GOBIERNO DE CHILE. Gendarmería de Chile. “II Encuentro Latinoamericano
sobre Salud Penitenciaria”. Presentación: “Situación y Estrategias de Control
de VIH-SIDA en las cárceles de Chile y participación del Ministerio de Salud”.
Noviembre 2007. (Presentación en power point)
(15) GOBIERNO DE CHILE. Programa de VIH/SIDA en el Sistema Penitenciario
Chileno. Presentación: “Situación de Chile” en la “Consulta regional sobre
SIDA en el Medio Carcelario” Sao Paulo, Brasil. 5 – 6 - 7 de Mayo de 2008.
(Presentación en power point)
(16) GOBIERNO DE LOS ESTADOS UNIDOS DE AMÉRICA. “The United States
President’s Emergency Plan for AIDS Relief – PEPFAR” (Disponible en: http://
www.pepfar.gov)
(17) HERNÁNDEZ SAMPIERI, Roberto; FERNÁNDEZ COLLADO, Carlos y
BAPTISTA LUCIO, Pilar. “Metodología de Investigación”. Tercera Edición.
México. Mc Graw Hill. 2003. 705 p.
(18) MARRADI, Alberto; ARCHENDI, Nélida y PIOVANI, Juan Ignacio.
“Metodología de las Ciencias Sociales”. Buenos Aires, Argentina. EMECÉ
2007.
(19) MINISTERIO DE SALUD DE ARGENTINA. MINISTERIO DE JUSTICIA
DE ARGENTINA Y OPS/OMS DE ARGENTINA. “Cárceles saludables.
Promoviendo la salud para todos”. Buenos Aires. 1ra. Edición. 2003. 124 p.
(20) MINISTERIO DE SALUD - MINISTERIO DE JUSTICIA. “Convenio Marco de
Cooperación entre Ministerio de Salud y Gendarmería de Chile”. Enero 2002.
6 p.
leoNardo areNas obaNdo
GRADO DE CONOCIMIENTO Y ACTITUDES DE PERSONAS PRIVADAS DE LIBERTAD ANTE LA EPIDEMIA DEL VIH
111
(21) MINISTERIO DE SALUD - MINISTERIO DE JUSTICIA. “Convenio Marco de
Cooperación entre Ministerio de Salud y Gendarmería de Chile”. Enero 2007.
6 p.
(22) NOEL RODRÍGUEZ, María. “Mujeres Madres en Prisión en América Central”.
Costa Rica. UNED – OACDH – ILANUD 2005. 78 p.
(23) OFICINA DE NACIONES UNIDAS CONTRA LA DROGA Y EL DELITO
(ONUDD); ORGANIZACIÓN MUNDIAL DE LA SALUD (OMS) y
PROGRAMA CONJUNTO DE LAS NACIONES UNIDAS SOBRE EL VIH–
SIDA (ONUSIDA). “VIH/SIDA: Prevención, Atención, Tratamiento y Apoyo
en el Medio Carcelario. Marco de acción para una respuesta nacional efcaz”.
Nueva York. 2007. 39 p.
(24) OFICINA DE NACIONES UNIDAS CONTRA LA DROGA Y EL DELITO
(ONUDD); ORGANIZACIÓN MUNDIAL DE LA SALUD (OMS) y
PROGRAMA CONJUNTO DE LAS NACIONES UNIDAS SOBRE EL
VIH–SIDA (ONUSIDA). “HIV and AIDS in places of detention. A toolkit for
policymakers, programme managers, prison offces and health care providers in
prison settings” Nueva York. 2008. 155 p. (Solo disponible en ingles)
(25) ORGANIZACIÓN MUNDIAL DE LA SALUD (OMS). “Directrices de la OMS
sobre la infección por VIH y el SIDA en las cárceles” Ginebra. 1ra. Edición. 1993
Pág. 16 p.
(26) ORGANIZACIÓN MUNDIAL DE LA SALUD. Ofcina Regional para Europa.
“El VIH en Establecimientos Penitenciarios”. Edición para América Latina. 1ra.
Edición. 2001. 300 p.
(27) ORGANISMO ANDINO DE SALUD – ONUSIDA – OPS. “Análisis de Situación
de VIH en la Subregión Andina 2003-2005”.
(28) PECHENY, Mario. “Los jóvenes, el VIH/SIDA y los Derechos Humanos” En:
KORNBLIT, Ana Lía et al: (“SIDA, entre el cuidado y el riesgo”) Editorial
Alianza. Buenos Aires. 2000. 480 p.
(29) PROGRAMA CONJUNTO DE LAS NACIONES UNIDAS SOBRE EL
VIH–SIDA (ONUSIDA). “Directrices internacionales sobre el VIH/SIDA y los
Derechos Humanos”. Versión Consolidada 2006.
(30) PROGRAMA CONJUNTO DE LAS NACIONES UNIDAS SOBRE EL VIH–
SIDA (ONUSIDA). “Las cárceles y el SIDA. Actualización Técnica” Colección
ONUSIDA de Prácticas Óptimas. Abril de 1997. 15 p.
Rev. Estudios Criminológicos y Penitenciarios Año IX - Junio 2009
112
(31) PROGRAMA CONJUNTO DE LAS NACIONES UNIDAS SOBRE EL VIH–
SIDA (ONUSIDA) y ORGANIZACIÓN MUNDIAL DE LA SALUD (OMS).
“Situación de la Epidemia del sida: Informe especial sobre la prevención del
VIH”. Nueva York. Diciembre 2007. 600 p.
(32) PROGRAMA CONJUNTO DE LAS NACIONES UNIDAS SOBRE EL VIH–
SIDA (ONUSIDA) y ORGANIZACIÓN MUNDIAL DE LA SALUD (OMS).
“Situación de la Epidemia Mundial del sida”. Nueva York. Agosto 2008. 362 p.
(33) UNIVERSITY OF LONDON. King´s Collage London. Centro Internacional de
Estudios Penitenciarios. “Informe anual de 2006”. Pág. 4. Disponible en
http://www.kcl.ac.uk/content/1/c6/03/08/86/Informeanualde2006.pdf (accedido en 01
de mayo de 2008)
(34) VERGARA CISTERNA, Luis. “Manual Penitenciario. Bases para el trabajo
carcelario y su transformación”. Chile. 1ra. Edición. GTZ – California Western
– ACCESO – Gobierno de Chile Ministerio de Justicia. Diciembre 2006. 274 p.
(35) VIDAL, Francisco y otros. “Sexualidad, género y VIH-SIDA. ¿Qué piensan los
futuros docentes chilenas/os” (Santiago. Chile. VIVO POSITIVO, 2007. 256 p.
LEYES
LEY Nº 19.779
DOCUMENTOS EN LÍNEA.
GENDARMERÍA DE CHILE. Discurso de Cuenta Pública 2007. Disponible en
http://www.gendarmeria.cl (accedido en 12 de diciembre de 2008)
GENDARMERÍA DE CHILE. Estadísticas de Población Penal. Disponible en
http://www.gendarmeria.cl (accedido en 12 de diciembre de 2008)
FOROSIDA. Portal de Noticias. Disponible en:
http://www.forosida.cl/modules.php?op=modload&name=News&fle=article&sid=72
7 (accedido en 29 de junio de 2008)
MINISTERIO DE JUSTICIA. Departamento de Concesiones. Disponible en: http://www.
concesiones.cl/index.php?Itemid=39&id=1067&option=com_content&task=view
(accedido en 16 de junio de 2008)
REAL ACADEMIA ESPAÑOLA. Diccionario de la lengua española. Vigésima segunda
edición. Disponible en Internet a través de la dirección: http://www.rae.es
REINCIDENCIA/S: CRÍTICA
METODOLÓGICA Y PROPUESTA DE
MEDICIÓN E INTERPRETACIÓN DESDE
EL SISTEMA PENAL CHILENO
REINCIDENCIA/S: CRÍTICA METODOLÓGICA Y
PROPUESTA DE MEDICIÓN E INTERPRETACIÓN
DESDE EL SISTEMA PENAL CHILENO
Andrés Aedo Henríquez
1
Antropólogo Social, Unicrim
Gendarmería de Chile

RESUMEN
El presente artículo tiene el objetivo de ofrecer una visión metodológica de la/s
reincidencia/s, ya que el nivel de confusión respecto del término, tanto jurídica como
metodológicamente, es equivalente a su uso intensivo por parte de los actores del
sistema político y de los medios de comunicación. Este estudio procura mostrar que la
reincidencia puede ser medida de varias formas, y que algunas de estas metodologías
tienen la capacidad de constituirse en fuente de información relevante para las
instituciones que manejan este concepto de manera técnica, porque que les sirve de
indicador primordial para su labor. En el caso de Gendarmería de Chile, si bien no es
el principal indicador, tiene directa relación con su quehacer, toda vez que estas cifras
hacen parte de los procesos normales de auto observación institucional. Las cifras
presentadas han sido extraídas de diferentes fuentes, incluyendo estudios realizados
por Gendarmería a través de distintas instancias. El énfasis es, entonces, metodológico,
presentando tasa por tasa, tratando de poder relevar los elementos de validez de su
interpretación y cálculo. La estandarización posible de las tasas de reincidencia, por
medio también de la crítica de investigaciones anteriores, representa el objetivo central
de este trabajo.
“Y se ve que detrás del llamado telón, que debe cubrir el interior, no hay nada que
ver, a menos que penetremos nosotros mismos tras él, tanto para ver, como para que
haya detrás algo que pueda ser visto”.
G.W.F. Hegel. Fenomenología del espíritu
“...todas las teorías nacen refutadas y mueren refutadas”
Imre Lakatos. La metodología de los programas de investigación científca
1
El autor es Antropólogo Social y © Magíster en Sociología de la Modernización de la Universidad de Chile. Se desempeña como profesor del Departamento
de Antropología de la Universidad de Chile.
115
Rev. Estudios Criminológicos y Penitenciarios Año IX - Junio 2009
116
1. INTRODUCCION
La reincidencia en Chile ha llegado a ser uno de los temas más debatidos, en
cuanto a su condición de agravante penal, en el conjunto de instituciones dedicadas al
estudio y a la generación de iniciativas de política criminal. Sin embargo, no hay un
acuerdo general, respecto de lo qué representa el concepto, cómo vamos a medirlo,
cuál es y será su nuevo peso penal y su actuación de indicador de gestión de la política
criminal o de reinserción social. Uno de los elementos interesantes y que respalda
esta afrmación es que los trabajos científcos sobre el proceso de reincidencia no
son muy numerosos, por lo mismo que no hay un estudio acabado del fenómeno, y
las políticas públicas han avanzado en base a percepciones derivadas de posiciones
político-electorales antes que de estudios empíricos. De esta manera, se van presentado
limitaciones teóricas, empíricas e interpretativas sobre el estudio de la reincidencia.
Una primera limitación teórica es el nivel de polisemia del concepto, el cual es tan
profundo que podemos nombrar una serie de conceptos asociados a este “signifcante
fotante” (Laclau, 1996), como reiteración, reencarcelamiento, reincidencia criminógena,
reincidencia empírica, reincidencia jurídica, reincidencia genérica, específca, propia e
impropia, sin que se haya fjado alguno de ellos como el indicador que empleará el
sistema de justicia, para poder cuantifcar el fenómeno.
Una segunda limitante teórica consiste en que cada uno de estos conceptos
presenta matices sobre el problema que se está tratando de abordar, donde se produce
una confrontación entre elementos propios del derecho y de las ciencias sociales;
por ejemplo, si se fja el problema en la socialización delictual por el internamiento
penal, el reencarcelamiento y la reincidencia legal son similares en sus efectos sobre la
subjetividad de los internos; más aún, si se fja desde un punto de vista jurídico resulta
un abismo. Una tercera limitación teórica es la nula consideración sobre los elementos
sociales que confuyen en el fenómeno delictivo y en la reincidencia, considerando a
ésta sólo como un elemento individual de falta de apego a las normas, desconociéndose
así casi un siglo de debate criminológico.
Las limitaciones empíricas y metodológicas están derivadas de las anteriores; por
ejemplo, no hay muchas investigaciones científcas sobre el proceso de reincidencia,
aun menos estudios de corte longitudinal que muestren su evolución y/o efectividad
de las políticas de control social o de las políticas de reinserción social en Chile.
Por lo tanto, es posible afrmar que comenzar a debatir es la primera exigencia; un
segundo paso es apoyar las opiniones sobre datos fables y un tercero la posibilidad
de saber efectivamente qué ocurre con los sujetos al salir del sistema penal y cuáles
son las condicionantes de su reingreso, y, si se me permite una última observación,
es necesario también generar y aplicar políticas, pero, claro, este es un modelo donde
existe un proceso científco. De esta manera, como un aporte a este proceso de debate,
pretendemos contribuir a propiciar una discusión sobre la reincidencia desde el sistema
aNdrés aedo HeNríquez
reiNCideNCia/s: CRÍTICA METODOLÓGICA Y PROPUESTA DE MEDICIÓN E INTERPRETACIÓN DESDE EL SISTEMA PENAL CHILENO
117
penal, pondremos los resultados de diferentes estudio de reincidencia realizados por
Gendarmería, y extraeremos las consecuencias que de ellos se desprenden para la
comprensión adecuada del fenómeno.
El problema conceptual de la reincidencia
El fenómeno de la inseguridad pública de los últimos 15 años ha vuelto los ojos
al sistema penal, después de una década de iniciativas que se centraron en el control
espacial-urbano de la actividad delictual, sobre la base de la teoría situacional del delito.
La cantidad de comunicaciones sociales sobre el sistema penal, como programas de
televisión y reportajes de periódicos, han tendido a multiplicarse en los últimos años,
abriendo un nuevo foco de emergencia de la inseguridad ciudadana. El sistema penal,
al interior del complejo de la inseguridad pública, se conectó con la preocupación del
control social por medio de la administración institucional de las penas. Este fenómeno
de relevancia internacional, donde todos los sistemas penales han tendido al aumento de
la población bajo su custodia, ha llevado a éste a cumplir nuevas funciones. El sistema
penal se encuentra hoy atrapado entre los sistemas de la seguridad y de la justicia,
donde el sistema de seguridad exige protección social, entendiendo esto como encierro,
mientras el sistema de justicia demanda condiciones para los internos en referencia a
los derechos humanos.
Ejemplos del primero son las discusiones sobre el uso de la detención preventiva;
ejemplo de la segunda exigencia es la propuesta de una ley de ejecución penal. Por lo
tanto, el sistema penal se encuentra en una nueva complejidad que va más allá de sus
funciones institucionales normales. En el caso de la reincidencia, sin aclarar aún el
contenido especifco del concepto, es donde ambas exigencias muestran no solamente
su presencia, sino también un entrelazamiento, ya que el problema se vuelve aún
más complejo. De esta forma, el trabajo intrapenitenciario con los internos deviene
elemento fundamental en la prevención de conductas delictivas posteriores a su egreso
del sistema penal.
La reincidencia es una de las nociones más utilizadas por el sistema político en
cuanto a sus comunicaciones sobre la seguridad ciudadana, aunque se sabe bastante
poco de cuáles son sus reales dimensiones e incidencias. La reincidencia, como mínimo,
remite a la repetición de una acción delictiva de una persona; un punto central respecto
a esta cuestión es que sólo es reincidencia en el momento en que el Estado tiene plena
certeza de que la acción desviada y penalizada por el derecho se ha realizado dos veces,
esto es, a) cuando se prueba el daño de un bien jurídico, y b) cuando se prueba el dolo
del victimario por medio de un procedimiento judicial. Este conjunto de elementos
sólo se cumple en el instante en que el victimario es penalizado, o sea, cuando se le
aplica una serie de castigos basados en la suspensión de algunos derechos alienables
a las personas jurídicas o naturales. De este modo, una persona es reincidente cuando,
Rev. Estudios Criminológicos y Penitenciarios Año IX - Junio 2009
118
habiendo sido penalizada por un delito, ella vuelve a cometer otra conducta desviada
tipifcada como delito. De esta forma tenemos que para confgurar la reincidencia
debe haber, a lo menos, dos acciones ilícitas comprobadas, separadas por un tiempo
delimitado y habiendo recibido los estímulos por parte del Estado, para no volver a
cometer ilícitos. Es posible, así, distinguir reincidencia de reiteración: la reiteración
es una suma de acciones delictivas, las que si bien están necesariamente separadas por
espacios temporales, entre medio de ese espacio temporal no existe un estimulo estatal
como cancelación de algunos derechos, para frenar las acciones delictivas.
Al mismo tiempo, es preciso distinguir reincidencia de reencarcelamiento: el
reencarcelamiento puede ser entendido como la situación en que una persona ha sido
ingresada dos o más veces al interior del sistema penitenciario, sin hacer referencia a su
estado procesal, o sea, puede haber sido condenada anteriormente y estar actualmente
imputada, o dos veces imputada. Sólo la situación procesal de dos o más condenas
ejecutoriadas se considera como reincidencia. Una cuestión relevante aquí, desde el
punto de vista de la socialización criminal o de la estigmatización social asociada a la
cárcel es la siguiente: el hecho de estar condenado a un año de cárcel o estar el mismo
tiempo en detención preventiva no debiera tener diferencias signifcativas, sobre todo
en las cárceles latinoamericanas, donde el problema de la sobrepoblación atenta contra
cualquier intento de segmentación interna efectiva. En el siguiente diagrama se pueden
observar bastante bien las consideraciones esquemáticas mínimas de la reincidencia,
es decir, una serie de nociones que nos permiten ordenar la discusión: la condena de
referencia, el tiempo de ventana y el reingreso por nueva condena.
Esquema 1
Reincidencia
Egreso
Condena de
referencia
Año 1 Año 2 Año 3 Registros en el
sistema
Categorización
Caso 1 1 registro No reincidente
Caso 2 Reingreso sin
condena
2 registros

No reincidente
Reencarcelado
Caso 3 Nueva condena
( c a u s a s
anteriores)
2 registros No reincidente
Caso 4 Nueva condena
Nuevos delitos
2 registros

Reincidente
Genérico
Causas distintas
Caso 5 Nueva condena
Nuevos delitos
Delitos similares
2 registros Reincidente
Especifco
Causas similares
Fuente: Elaboración propia

Este esquema expone, pues, situaciones típicas en el proceso de constitución de la
5

5



imputada. o dos veces imputada. Solo la situacion procesal de dos o mas condenas
eiecutoriadas se considera como reincidencia. Una cuestion relevante aqui. desde el
punto de vista de la socializacion criminal o de la estigmatizacion social asociada a la
carcel es la siguiente: el hecho de estar condenado a un año de carcel o estar el mismo
tiempo en detencion preventiva no debiera tener diIerencias signiIicativas. sobre todo en
las carceles latinoamericanas. donde el problema de la sobrepoblacion atenta contra
cualquier intento de segmentacion interna eIectiva. En el siguiente diagrama se pueden
observar bastante bien las consideraciones esquematicas minimas de la reincidencia. es
decir. una serie de nociones que nos permiten ordenar la discusion: la condena de
reIerencia. el tiempo de ventana y el reingreso por nueva condena.



Esquema 1
Reincidencia
Egreso

Condena de
reIerencia
Año 1 Año 2 Año 3 Registros en el
sistema
Categorizacion
Caso 1 1 registro No reincidente
Caso 2 Reingreso sin
condena
2 registros

No reincidente
Reencarcelado
Caso 3 Nueva condena
(causas
anteriores)
2 registros

No reincidente
Caso 4 Nueva condena
Nuevos delitos
2 registros

Reincidente
Generico
Causas distintas
Caso 5 Nueva condena
Nuevos delitos
Delitos
similares
2 registros

Reincidente
EspeciIico
Causas similares


: Elaboracion propia

Este esquema expone. pues. situaciones tipicas en el proceso de constitucion de la
reincidencia. El primer caso muestra a un no reincidente con solo un registro de egreso;
el segundo alude a un reencarcelado tipico. o sea. una persona con dos registros al
interior del sistemas. pero solo uno de ellos es una causa eiecutoriada. tratandose aqui
de un no reincidente; el tercer caso corresponde a una persona con dos registros. pero al
momento de egresar de una causa comienzan a correr nuevas condenas derivadas de
causas anteriores no cerradas. en este caso es un 'no reincidente¨ en terminos de las
ciencias sociales. pero si reincidente para el sistema iuridico. El caso cuatro nos ilustra
respecto de un reincidente tipico por cumplimiento. donde las dos causas estan
Esquema 1
Fuente: Elaboración propia
5

5



imputada. o dos veces imputada. Solo la situacion procesal de dos o mas condenas
eiecutoriadas se considera como reincidencia. Una cuestion relevante aqui. desde el
punto de vista de la socializacion criminal o de la estigmatizacion social asociada a la
carcel es la siguiente: el hecho de estar condenado a un año de carcel o estar el mismo
tiempo en detencion preventiva no debiera tener diIerencias signiIicativas. sobre todo en
las carceles latinoamericanas. donde el problema de la sobrepoblacion atenta contra
cualquier intento de segmentacion interna eIectiva. En el siguiente diagrama se pueden
observar bastante bien las consideraciones esquematicas minimas de la reincidencia. es
decir. una serie de nociones que nos permiten ordenar la discusion: la condena de
reIerencia. el tiempo de ventana y el reingreso por nueva condena.



Esquema 1
Reincidencia
Egreso

Condena de
reIerencia
Año 1 Año 2 Año 3 Registros en el
sistema
Categorizacion
Caso 1 1 registro No reincidente
Caso 2 Reingreso sin
condena
2 registros

No reincidente
Reencarcelado
Caso 3 Nueva condena
(causas
anteriores)
2 registros

No reincidente
Caso 4 Nueva condena
Nuevos delitos
2 registros

Reincidente
Generico
Causas distintas
Caso 5 Nueva condena
Nuevos delitos
Delitos
similares
2 registros

Reincidente
EspeciIico
Causas similares


: Elaboracion propia

Este esquema expone. pues. situaciones tipicas en el proceso de constitucion de la
reincidencia. El primer caso muestra a un no reincidente con solo un registro de egreso;
el segundo alude a un reencarcelado tipico. o sea. una persona con dos registros al
interior del sistemas. pero solo uno de ellos es una causa eiecutoriada. tratandose aqui
de un no reincidente; el tercer caso corresponde a una persona con dos registros. pero al
momento de egresar de una causa comienzan a correr nuevas condenas derivadas de
causas anteriores no cerradas. en este caso es un 'no reincidente¨ en terminos de las
ciencias sociales. pero si reincidente para el sistema iuridico. El caso cuatro nos ilustra
respecto de un reincidente tipico por cumplimiento. donde las dos causas estan
Categorización
No reincidente
No reincidente
Reencarcelado
No reincidente
Reincidente
Genérico
Causas distintas
Reincidente
Específco
Causas similares
Registros en el
sistema
1 registro
2 registros
2 registros
2 registros
2 registros
Año 3
Nueva condena
Nuevos delitos
Delitos
similares
Año 2
Reingreso sin
condena
Nueva condena
Nuevos delitos
Año 1
Nueva condena
(causas
anteriores)
Egreso
Condena de
referencia
Caso 1
Caso 2
Caso 3
Caso 4
Caso 5
Esquema 1
Reincidencia
aNdrés aedo HeNríquez
reiNCideNCia/s: CRÍTICA METODOLÓGICA Y PROPUESTA DE MEDICIÓN E INTERPRETACIÓN DESDE EL SISTEMA PENAL CHILENO
119
reincidencia. El primer caso muestra a un no reincidente con sólo un registro de egreso;
el segundo alude a un reencarcelado típico, o sea, una persona con dos registros al
interior del sistemas, pero sólo uno de ellos es una causa ejecutoriada, tratándose aquí
de un no reincidente; el tercer caso corresponde a una persona con dos registros, pero
al momento de egresar de una causa comienzan a correr nuevas condenas derivadas
de causas anteriores no cerradas, en este caso es un “no reincidente” en términos de
las ciencias sociales, pero sí reincidente para el sistema jurídico. El caso cuatro nos
ilustra respecto de un reincidente típico por cumplimiento, donde las dos causas están
ejecutoriadas, separadas por un tiempo de ventana, aunque la diferencia con el caso
cinco es que en el caso cuatro los delitos son de distinta especie.
De esta modo, entonces, podemos abordar la noción de reincidencia desde la
perspectiva de las ciencias sociales, dando cuenta del conjunto de acciones que deben
realizarse para que se considere reincidente a un interno y por qué. Así, la reincidencia
queda entendida desde la óptica de las ciencias sociales como la condición de haber sido
condenado por una causa cuando existe otra condena anterior ejecutoriada. Obsérvese
que no se trata simplemente de dos delitos, sino de dos causas de ingreso asociadas a
uno o a varios delitos, las que están en estado de ejecutoriadas.
Experiencia de medición de la reincidencia en el sistema penal chileno
Como antecedente se tiene un estudio realizado en 1999 por la Unidad de
Investigaciones Criminológicas, de Gendarmería de Chile, en que el universo lo
constituyó la población de condenados egresados durante el primer semestre de 1993,
atendida por Genchi, aplicando en el conteo de casos el concepto de reincidencia legal,
que defnió como reincidentes “a quienes han sido condenados más de una vez por los
tribunales de justicia”. También existe otro trabajo anterior referido a la experiencia
desarrollada sólo con medidas alternativas a la reclusión. A continuación se muestra
una reseña del resultado de ambos estudios.
Tabla 1: Estudio de Reincidencia para el Medio Libre. 1996
1º Estudio (1996):
Medida 1
er
Universo
egresados
Muestra egresados Error muestral Tasa
reincidencia
Libertad Vigilada del Adulto 1990 78 42 11% 166%
1991 121 114 2% 131%
1992 141 89 6% 67%
Total 340 245 3% 114%
Reclusión Nocturna 1990 469 192 6% 198%
Remisión Condicional de la
Pena
1990 4167 235 6% 98%
Fuente: Estudio reincidencia (2005-2006). Unicrim
6

6



eiecutoriadas. separadas por un tiempo de ventana. aunque la diIerencia con el caso
cinco es que en el caso cuatro los delitos son de distinta especie.

De esta modo. entonces. podemos abordar la nocion de reincidencia desde la
perspectiva de las ciencias sociales. dando cuenta del coniunto de acciones que deben
realizarse para que se considere reincidente a un interno y por que. Asi. la reincidencia
queda entendida desde la optica de las ciencias sociales como la condicion de haber sido
condenado por una causa cuando existe otra condena anterior eiecutoriada. Observese
que no se trata simplemente de dos delitos. sino de dos causas de ingreso asociadas a
uno o a varios delitos. las que estan en estado de eiecutoriadas.

Experiencia de medicion de la reincidencia en el sistema penal chileno

Como antecedente se tiene un estudio realizado en 1999 por la Unidad de
Investigaciones Criminologicas. de Gendarmeria de Chile. en que el universo lo
constituyo la poblacion de condenados egresados durante el primer semestre de 1993.
atendida por Genchi. aplicando en el conteo de casos el concepto de reincidencia legal.
que deIinio como reincidentes 'a quienes han sido condenados mas de una vez por los
tribunales de iusticia¨. Tambien existe otro trabaio anterior reIerido a la experiencia
desarrollada solo con medidas alternativas a la reclusion. A continuacion se muestra
una reseña del resultado de ambos estudios.
Tabla 1: Estudio de Reincidencia para el Medio Libre. 1996
1º Estudio (1996):


Medida 1
er

cuatrimestr
e de egreso
Universo
egresados
Muestra egresados Error muestral Tasa
reincidencia
Libertad Vigilada del Adulto 1990 78 42 11° 166°

1991 121 114 2° 131°

1992 141 89 6° 67°
Total

340 245 3° 114°
Reclusion Nocturna 1990 469 192 6° 198°
Remision Condicional de la
Pena
1990 4167 235 6° 98°
Fuente: Estudio reincidencia (2005-2006). Unicrim

El estudio de 1996 trabaio sobre el sistema de tratamiento en el Medio Libre. tomando
muestras representativas de cada una de las medidas de tratamiento. Se constato un
Fuente: Estudio reincidencia (2005-2006). Unicrim
Rev. Estudios Criminológicos y Penitenciarios Año IX - Junio 2009
120

El estudio de 1996 trabajó sobre el sistema de tratamiento en el Medio Libre,
tomando muestras representativas de cada una de las medidas de tratamiento. Se constató
un 16,6% de reincidencia en la Libertad Vigilada del Adulto, un 19,8% de reincidencia
para la Reclusión Nocturna y un 9,8% para la Remisión Condicional de la pena. Uno de
los problemas de esta investigación es que toma el año de egreso a 1990, pero no hay
claridad en el año en que mide la reincidencia, en tanto “nueva condena”, por lo cual
no logra medir la tasa según períodos de ventana temporal. Además, sólo considera
muestras del primer cuatrimestre de egreso, por lo que se producen alteraciones en la
medición anual, ya que no es posible asumir el total de egresados del año. Estos dos
elementos resultarán centrales en los posteriores estudios.
Tabla 2: Estudio de Reincidencia. 1999
2º Estudio (1999):
Sistema o Medida 1
er
semestre
de egreso
Universo
egresados
Muestra
egresados
Error
muestral
Tasa
reincidencia
Privativo de Libertad
(Intramuros)
1993 1972 380 5% 474%
Libertad Vigilada del Adulto 1993 226 168 5% 161%
Reclusión Nocturna 1993 488 232 4% 203%
Remisión Condicional de la
Pena
1993 4164 545 4% 64%
Fuente: Estudio reincidencia (2005-2006). Unicrim

El segundo estudio corresponde a la medición realizada en 1999, otra vez
trabajado con muestras y tomando casi seis años de ventana, entre la toma del año de
referencia y los años de reingreso con condena. Este elemento es que el que explica
el alto porcentaje de reincidencia, lo que, como vemos, marca, para una muestra de
380 casos, un 47,4% de personas que ya registraban una condena. Un elemento que
explica esta alza es el efecto de “tasa acumulada” que se produce cuando se mide
la reincidencia, con tantos años de ventana. Esto signifca que, al tomar un año de
referencia frente a un año de reingreso o un espacio de tiempo variable entre condenas,
se produce una acumulación de casos durante ese tiempo que registran dos condenas,
resultando estos elementos la base para construir la tasa, ya que sólo es el número de
casos reingresados frente a un N total de egresados. Así, curiosamente, se toma un tipo
de tasa temporal acotada, que no es capaz de determinar los “ritmos de crecimiento”,
principal condición de cualquier estudio de tendencia o que asuma al tiempo como
elemento central.
El problema de los ritmos de crecimiento resulta relevante, porque una cuestión
elemental es que a medida que se avanza en los años pueden volver a reingresar los
seleccionados de la muestra, haciendo que la tasa aumente hasta un cierto límite, que
tampoco se puede determinar. Una forma de no caer en este error metódico es tomar al
total de reingresados con condena sobre el total de egresados del período, sin fjar un
7

7



16.6° de reincidencia en la Libertad Vigilada del Adulto. un 19.8° de reincidencia
para la Reclusion Nocturna y un 9.8° para la Remision Condicional de la pena. Uno de
los problemas de esta investigacion es que toma el año de egreso a 1990. pero no hay
claridad en el año en que mide la reincidencia. en tanto 'nueva condena¨. por lo cual no
logra medir la tasa segun periodos de ventana temporal. Ademas. solo considera
muestras del primer cuatrimestre de egreso. por lo que se producen alteraciones en la
medicion anual. ya que no es posible asumir el total de egresados del año. Estos dos
elementos resultaran centrales en los posteriores estudios.

Tabla 2: Estudio de Reincidencia. 1999
2º Estudio (1999):


Sistema o Medida 1
er
semestre
de egreso
Universo
egresados
Muestra egresados Error muestral Tasa
reincidencia
Privativo de Libertad
(Intramuros)
1993 1972 380 5° 474°
Libertad Vigilada del Adulto 1993 226 168 5° 161°
Reclusion Nocturna 1993 488 232 4° 203°
Remision Condicional de la
Pena
1993 4164 545 4° 64°
Fuente: Estudio reincidencia (2005-2006). Unicrim

El segundo estudio corresponde a la medicion realizada en 1999. otra vez trabaiado con
muestras y tomando casi seis años de ventana. entre la toma del año de reIerencia y los
años de reingreso con condena. Este elemento es que el que explica el alto porcentaie de
reincidencia. lo que. como vemos. marca. para una muestra de 380 casos. un 47.4° de
personas que ya registraban una condena. Un elemento que explica esta alza es el eIecto
de 'tasa acumulada¨ que se produce cuando se mide la reincidencia. con tantos años de
ventana. Esto signiIica que. al tomar un año de reIerencia Irente a un año de reingreso o
un espacio de tiempo variable entre condenas. se produce una acumulacion de casos
durante ese tiempo que registran dos condenas. resultando estos elementos la base para
construir la tasa. ya que solo es el numero de casos reingresados Irente a un N total de
egresados. Asi. curiosamente. se toma un tipo de tasa temporal acotada. que no es capaz
de determinar los 'ritmos de crecimiento¨. principal condicion de cualquier estudio de
tendencia o que asuma al tiempo como elemento central.

El problema de los ritmos de crecimiento resulta relevante. porque una cuestion
elemental es que a medida que se avanza en los años pueden volver a reingresar los
seleccionados de la muestra. haciendo que la tasa aumente hasta un cierto limite. que
Fuente: Estudio reincidencia (2005-2006). Unicrim
aNdrés aedo HeNríquez
reiNCideNCia/s: CRÍTICA METODOLÓGICA Y PROPUESTA DE MEDICIÓN E INTERPRETACIÓN DESDE EL SISTEMA PENAL CHILENO
121
año como base de la ventana. Esta tasa es la que se puede denominar “tasa general de
reincidencia”; esta tasa general de reincidencia establece el total de egresados durante
un periodo frente al total de reingresado del mismo periodo, sin tomar como referencia
al año en tanto unidad descriptiva ni al tiempo como evolución, sino como un referente
de un espacio temporal como período. Un elemento importante de esta tasa general
es que se puede posteriormente nominalizar el período de ventana, y determinar qué
tipo de composición tiene la población penal en un año o periodo y cuál es el año o
período que aporta mayor cantidad de reincidentes a la tasa general. De esta forma, un
año específco se vuelve objeto de investigación, como, por ejemplo, el que haya sido
un período de entrada en vigencia de una ley específca, mientras que en el otro modelo
esto no es posible de realizar.
En el estudio realizado en el año 2005 se aprecian algunos ajustes al interior del
cálculo de la tasa de reincidencia, incorporando algunas de las críticas esbozadas, aunque
no de manera explícita. En el siguiente gráfco, que corresponde a la investigación de
2005, vemos como se pierde la idea de tasa general de reincidencia, y se procede por
medio de otro tipo de cálculo, el que presenta una serie de problemas metodológicos
insalvables hasta ahora, porque no se fjan los universos de cálculo.
Vemos en el gráfco que 2001 registra el porcentaje más alto de reincidencia,
lo que implica que este año es el que contribuye con mayor cantidad de egresados/
reingresados durante el período de estudio, calculado sobre el total de egresados frente
a los reingresados. Este elemento, nótese, no corresponde a la tasa de reincidencia
del año 2001, sino sólo a la participación del año en cuestión dentro del total de
egresados/ reingresados, lo que genera una distorsión en las cifras, ya que si los estudios
anteriores sufren de “tasa acumulada”, éste nos impide saber la tasa de general de
reincidencia, pues oculta la tasa general acumulada del periodo y solamente presenta
las participaciones de ciertos años durante el periodo. De hecho, al sumarse nos da una
cifra de 65,74% de reincidencia general acumulada, lo cual demuestra que se calculó
sobre el total de egresados/reingresados y no sobre los reincidentes específcamente.
Un modo de subsanar esto es calcular la tasa de reincidencia acumulada del periodo, y
luego comparar los años que más aportan a esta tasa dentro de un nuevo universo que
serían los reincidentes detectados, como ya se esbozó anteriormente.
Grafco1:Tasadereincidenciaintramuros.2006
Fuente: Estudio reincidencia (2005-2006). Unicrim

En las tablas que se presentan a continuación es posible apreciar que el fenómeno
9

9



luego comparar los años que mas aportan a esta tasa dentro de un nuevo universo que
serian los reincidentes detectados. como ya se esbozo anteriormente.




Grafico 1: Tasa de reincidencia intramuros. 2006

Fuente: Estudio reincidencia (2005-2006). Unicrim

En las tablas que se presentan a continuacion es posible apreciar que el Ienomeno se
sigue repitiendo: no sabemos la tasa general del periodo y no se conoce la aportacion de
los años sobre el universo de reincidentes. Este tipo de metodologia debe ser criticado
con el obietivo de obtener meiores observaciones sobre las tasas de reincidencia. Y debe
completarse con mediciones que trabaien en base a otro tipo de metodologias. que no
sea el recuento de casos en espacios temporales discretos. sin saber las reIerencias y los
universos contemplados.

Tabla 3: Tasa de reincidencia por sexo. 2006
Tasa de reincidencia segun sexo
por año de egreso
2000 2001 2002 2003 2003
Hombres
16,67% 18,46% 8,65% 16,44% 15,06%
Muieres
5,26% 24,33% 15,60% 12,39% 7,77%
Total
5,53% 24,11% 15,32% 12,58% 8,20%
Fuente: Estudio reincidencia (2005-2006). Unicrim

Los ritmos de crecimiento de la reincidencia

La tabla precedente revela que es posible calcular la tasa de reincidencia por medio de
encuestas y expone los resultados de una realizada entre suietos de entre 18 y 30 años.
Rev. Estudios Criminológicos y Penitenciarios Año IX - Junio 2009
122
se sigue repitiendo: no sabemos la tasa general del periodo y no se conoce la aportación
de los años sobre el universo de reincidentes. Este tipo de metodología debe ser criticado
con el objetivo de obtener mejores observaciones sobre las tasas de reincidencia. Y
debe completarse con mediciones que trabajen en base a otro tipo de metodologías, que
no sea el recuento de casos en espacios temporales discretos, sin saber las referencias y
los universos contemplados.
Tabla3:Tasadereincidenciaporsexo.2006
Tasadereincidenciasegúnsexo
por año de egreso
2000 2001 2002 2003 2003
Hombres
16,67% 18,46% 8,65% 16,44% 15,06%
Mujeres
5,26% 24,33% 15,60% 12,39% 7,77%
Total
5,53% 24,11% 15,32% 12,58% 8,20%
Fuente: Estudio reincidencia (2005-2006). Unicrim
Los ritmos de crecimiento de la reincidencia
La tabla precedente revela que es posible calcular la tasa de reincidencia por
medio de encuestas y expone los resultados de una realizada entre sujetos de entre
18 y 30 años, con muestras representativas de grupos quinquenales de edad, o sea,
grupos defnidos de entre 15-19, 20-24 y 25-29 años. Realizada durante 2006, la
encuesta incluyó una pregunta precisa: ¿Esta es su primera condena?, interrogante
que, al responderse en negativo, permite construir la variable reincidencia cuando la
recodifcamos.
También se preguntó sobre el ingreso en la última condena y el egreso anterior en
la penúltima condena, considerando así un lapso que permite dar cuenta de un período
que no hace referencia a años en tanto nominalidad de los años, sino a un espacio
temporal entre condenas. Como vemos, la tasa durante un período de nueve años como
máximo y 0 años como mínimo, por efecto de la edad de los entrevistados, nos da una
tasa general acumulada del 31,96%; en esta cifra se aprecia el efecto de tasa acumulada
que habíamos anticipado.
Tabla 4: Tasa de reincidencia acumulada y evolución de crecimiento de la tasa
Tasa de reincidencia acumulada y evolución de crecimiento de la tasa
09,38 9,38
1 20,31 10,93
2 24,57 4,26
3 26,42 1,85
4 29,7 3,27
5 30,8 1,13
6 31,39 0,57
7 31,68 0,29
8 31,82 0,14
9 31,96 0,14
Fuente: Elaboración propia desde Encuesta 2006 Unicrim
10

1



con muestras representativas de grupos quinquenales de edad. o sea. grupos deIinidos
de entre 15-19. 20-24 y 25-29 años. Realizada durante 2006. la encuesta incluyo una
pregunta precisa: ¿Esta es su primera condena?. interrogante que. al responderse en
negativo. permite construir la variable reincidencia cuando la recodiIicamos.

Tambien se pregunto sobre el ingreso en la ultima condena y el egreso anterior en la
penultima condena. considerando asi un lapso que permite dar cuenta de un periodo que
no hace reIerencia a años en tanto nominalidad de los años. sino a un espacio temporal
entre condenas. Como vemos. la tasa durante un periodo de nueve años como maximo y
0 años como minimo. por eIecto de la edad de los entrevistados. nos da una tasa general
acumulada del 31.96°; en esta ciIra se aprecia el eIecto de tasa acumulada que
habiamos anticipado.

Tabla 4: Tasa de reincidencia acumulada y evolución de crecimiento de la tasa
Tasa de reincidencia acumulada y evolucion de crecimiento de la tasa
09.38 9.38
1 20.31 10.93
2 24.57 4.26
3 26.42 1.85
4 29.7 3.27
5 30.8 1.13
6 31.39 0.57
7 31.68 0.29
8 31.82 0.14
9 31.96 0.14

Fuente: Elaboracion propia desde Encuesta 2006 Unicrim

Calcular la variacion interanual de la tasa acumulada permite mostrar que los ritmos de
crecimiento son absolutamente disimiles; de esta manera. el maximo de crecimiento de
una tasa acumulada de reincidencia se alcanza a los dos años de egreso. y luego el
crecimiento se detiene sistematicamente. aunque la tasa de reincidencia sigue
aumentando. En esta tabla es observable que hay cierta Iragilidad en las acciones de los
suietos al momento de egresar; asi. mientras mas cercano esta el egreso la probabilidad
de reincidir se hace mas alta. y. al reves. mientras existe mayor distancia la probabilidad
decrece proIundamente. De esta Iorma. podemos constatar que entre los tres primeros
años hay un 25° de probabilidad de reincidencia para los grupos mas iovenes. aquellos
de entre los 15 y 29 años. descendiendo abruptamente una vez superado el tercer año de
egreso. Un elemento sensible de la reincidencia al parecer resulta ser la edad de
iniciacion en las actividades delictivas y la edad al momento del ingreso.
En las tablas que se presentan a continuación es posible apreciar que el fenómeno se
aNdrés aedo HeNríquez
reiNCideNCia/s: CRÍTICA METODOLÓGICA Y PROPUESTA DE MEDICIÓN E INTERPRETACIÓN DESDE EL SISTEMA PENAL CHILENO
123
Calcular la variación interanual de la tasa acumulada permite mostrar que los
ritmos de crecimiento son absolutamente disímiles; de esta manera, el máximo de
crecimiento de una tasa acumulada de reincidencia se alcanza a los dos años de egreso,
y luego el crecimiento se detiene sistemáticamente, aunque la tasa de reincidencia sigue
aumentando. En esta tabla es observable que hay cierta fragilidad en las acciones de los
sujetos al momento de egresar; así, mientras más cercano está el egreso la probabilidad
de reincidir se hace más alta, y, al revés, mientras existe mayor distancia la probabilidad
decrece profundamente. De esta forma, podemos constatar que entre los tres primeros
años hay un 25% de probabilidad de reincidencia para los grupos más jóvenes, aquellos
de entre los 15 y 29 años, descendiendo abruptamente una vez superado el tercer año
de egreso. Un elemento sensible de la reincidencia al parecer resulta ser la edad de
iniciación en las actividades delictivas y la edad al momento del ingreso.
El siguiente gráfco ofrece diferencias de medias. El grupo más joven, de entre 15-
19 años, informa que son las personas que permanecen menos tiempo en el medio
libre post-condena de referencia, y que este tiempo va aumentando en la medida de
que subimos en los rangos de edad, siendo de este modo signifcativo el modelo. Este
elemento no deja de ser preocupante a la luz de la nueva ley de responsabilidad juvenil,
ya que muestra que en la medida de que las personas son más jóvenes al ingreso, sus
probabilidades de reingreso se hacen más altas; ello genera un efecto en cadena, pues
provocará que sean parte del grupo que persistirá en sus actividades delictivas y con eso
persistirán también sus riesgos de volver a la cárcel, con penas más largas.

Grafco2:Tiempotranscurridoenelmediolibredepoblaciónreincidentepor
estrato etario
Fuente: Elaboración propia desde Encuesta 2006 Unicrim

Esta condición hace pensar en cierto remanente de población que se va quedando
al interior del sistema penitenciario o que entra y sale del mismo, generando efectos
11

1



1 5 - 1 9 2 0 - 2 4 2 5 - 2 9
G R U P O S E T A R E O S
0 , 5
1
1 , 5
2
2 , 5
9
5
%
C
I
P
E
R
D
U
R
A
C
I
O
N
M
E
D
I
O
L
I
B
R
E

El siguiente graIico oIrece diIerencias de medias. El grupo mas ioven. de entre 15-19
años. inIorma que son las personas que permanecen menos tiempo en el medio libre
post-condena de reIerencia. y que este tiempo va aumentando en la medida de que
subimos en los rangos de edad. siendo de este modo signiIicativo el modelo. Este
elemento no deia de ser preocupante a la luz de la nueva ley de responsabilidad iuvenil.
ya que muestra que en la medida de que las personas son mas iovenes al ingreso. sus
probabilidades de reingreso se hacen mas altas; ello genera un eIecto en cadena. pues
provocara que sean parte del grupo que persistira en sus actividades delictivas y con eso
persistiran tambien sus riesgos de volver a la carcel. con penas mas largas.

Grafico 2: Tiempo transcurrido en el medio libre de población reincidente por
estrato etario




Fuente: Elaboracion propia desde Encuesta 2006 Unicrim

Esta condicion hace pensar en cierto remanente de poblacion que se va quedando al
interior del sistema penitenciario o que entra y sale del mismo. generando eIectos sobre
el trabaio de reinsersion social y sobre la socializacion intrapenitenciaria. En estos
remanentes de poblacion es donde la reincidencia marca con Iuerza el indice de
compromiso delictual; son estos grupos los considerados dentro de un 'ciclo penal¨ en
que la carcel se enlaza con los modos de vida. al punto de hacer que los nucleos
Iamiliares se adapten al proceso de entrada y salida del sistema. y nuevos miembros de
las Iamilias ingresen a el. Un indicador de ello deriva de la pregunta por los miembros
Fuente: Elaboración propia desde Encuesta 2006 Unicrim
Rev. Estudios Criminológicos y Penitenciarios Año IX - Junio 2009
124
sobre el trabajo de reinsersión social y sobre la socialización intrapenitenciaria. En
estos remanentes de población es donde la reincidencia marca con fuerza el índice de
compromiso delictual; son estos grupos los considerados dentro de un “ciclo penal”
en que la cárcel se enlaza con los modos de vida, al punto de hacer que los núcleos
familiares se adapten al proceso de entrada y salida del sistema, y nuevos miembros de
las familias ingresen a él. Un indicador de ello deriva de la pregunta por los miembros
del núcleo familiar respecto de si están o han estado al interior del sistema penal, la cual
dio como resultado un 40%, al momento en que se interrogó a las mujeres al interior
del sistema durante el año 2005
2
. Por lo tanto, podemos ver la relación del sistema
penal con los grupos familiares de algunos condenados, quienes tienden a enlazarse
sistemáticamente con el mundo penitenciario.
Una propuesta de modelo de medición de reincidencia
El siguiente esquema puede contribuir a lograr una solución a la serie de
interrogantes planteados en los estudios anteriores: a) la tasa general de reincidencia,
b) los períodos de medición y pesos relativos de cada año nominal en el período,
c) los efectos de tasa acumulada, y d) los ritmos de evolución de la reincidencia.
Se trata, entonces, de componentes centrales de la idea de reincidencia en términos
metodológicos, que se abren para mostrar las distinciones que podemos hacer con
ellos. Estos cuatros indicadores de reincidencia, que se desprenden de la critica de los
estudios anteriores, constituyen, pues, una base para elaborar un modelo que incorpore
a todos los indicadores posibles de construir.
De esta manera es posible proponer un modelo integrado de medición de la
reincidencia, aunque es este punto debemos volver sobre nuestros conceptos esbozados
al principio, pero esta vez delimitados: a) causa de referencia (condenado/no condenado),
b) causa de reingreso (condenado/ no condenado), c) ventana de tiempo, y d) años
nominales.
Si simbolizamos por medio de la letra T al tiempo, ella nos puede delimitar, entre
T1 y T2, el período temporal en tanto años de ventana, e, igualmente, al nominalizarse
en años discretos, nos mostrará el año de referencia considerado para la medición. En
el momento en que se decida proceder al cálculo de la tasa de reincidencia, se deben
incorporar las diferentes tasas, que por medio del modelo resultan: la tasa general de
reincidencia de un período en tanto tasa general acumulada, donde se toma todo el
universo de egresados sin referencia a un año nominal, sino a un período entre años
frente a todos los reingresados con condena. Distinto resulta la “tasa acumulada de
reincidencia” con años de ventana establecidos desde el años de referencia, donde se
toma como universo a todos los egresados de un año frente a todos los condenados de los
años siguientes, dependiendo del período de ventana que se estime conveniente medir.
2
Ver mi articulo, La reproducción social de la cárcel: unidad domestica, ciclo penal y cuestión social. Revista de Estudios Criminológicos y Penitenciarios. N° 9.
2006.
aNdrés aedo HeNríquez
reiNCideNCia/s: CRÍTICA METODOLÓGICA Y PROPUESTA DE MEDICIÓN E INTERPRETACIÓN DESDE EL SISTEMA PENAL CHILENO
125
En referencia a los cuadrantes de abajo, hace posible asimismo calcular los aportes de
los años nominales, en tanto ritmos de crecimiento de las participaciones de los años
respecto a la tasa general de reincidencia y a la tasa de reincidencia considerando año
de referencia.
Esquema 2: Modelo integrado de medición de reincidencia
Tiempo de egreso
Años T-4 T-3 T-2 T-1 T
Periodo
temporal 0 0 0 0 0Tasa acumulada general





1 2 3 4Tasa acumulada 4 años de ventana
1 2 3Tasa acumulada 3 años de ventana
1 2Tasa acumulada 2 años de ventana
1Tasa anual
Tasa
anual
Tasa
anual 1
Tasa
anual 2
Tasa
anual 3
Tasa
anual 4 Ritmo de crecimiento general
Descomposición del ritmo por año
Fuente: Elaboración propia

Creemos, en consecuencia, que es posible calcular la tasa de reincidencia lo más
limpia posible, contemplando los efectos de la tasa acumulada general o tasas con
referencia temporal vacía, toda vez que incorporaremos estos efectos en la metodología
de cálculo. Por consiguiente, se puede proceder al cálculo de las tasas generales de
reincidencia, a la tasa acumulada con año de referencia y a las tasas de participación
anual en ambas, la tasa de crecimiento anual de la reincidencia en tanto ritmo de
crecimiento en períodos temporales abstractos. Así, podremos dar cuenta del total de
los reincidentes frente al total de los ingresados en un período, pudiendo observar con
gran detalle la composición de la población penal y la prevalencia de la reincidencia en
el sistema.
Ahora bien, ¿cuál es la tasa de reincidencia, si hay tantas y que pueden arribar a
resultados tan distintos? Sería incongruente establecer una a través de un promedio de
las tasas, cuando, por el contrario, el punto central es que las tasas de reincidencia se
deben utilizar en varios niveles distintos, donde podemos distinguir el metodológico
y el interpretativo. Ejemplo del primero son las ya nombradas: tasa general del
período, tasa de crecimiento del período, tasa de participación de un año nominal en
el período, tasa de reincidencia imputable a un año nominal, tasa de crecimiento de
reincidencia. Existe, pues, una batería de indicadores, que pueden resultar útiles para
elaborar subproductos, como la tasa de reincidencia de las personas afectadas por un
programa específco, donde la plasticidad de los indicadores nos puede hacer avanzar
hacia estudios cuasi experimentales. Consideramos que la complejidad que caracteriza
a la tasa de reincidencia se explica en la medida de que ella adopta distintas formas, con
13

1



los años siguientes. dependiendo del periodo de ventana que se estime conveniente
medir. En reIerencia a los cuadrantes de abaio. hace posible asimismo calcular los
aportes de los años nominales. en tanto ritmos de crecimiento de las participaciones de
los años respecto a la tasa general de reincidencia y a la tasa de reincidencia
considerando año de reIerencia.

Esquema 2: Modelo integrado de medición de reincidencia
Tiempo de egreso
Años T-4 T-3 T-2 T-1 T
Periodo temporal 0 0 0 0 0Tasa acumulada general





1 2 3 4Tasa acumulada 4 años de ventana
1 2 3Tasa acumulada 3 años de ventana
1 2Tasa acumulada 2 años de ventana
1Tasa anual
Tasa anual
Tasa anual
1
Tasa anual
2
Tasa anual
3
Tasa anual
4 Ritmo de crecimiento general
Descomposicion del ritmo por año
Fuente: Elaboracion propia

Creemos. en consecuencia. que es posible calcular la tasa de reincidencia lo mas limpia
posible. contemplando los eIectos de la tasa acumulada general o tasas con reIerencia
temporal vacia. toda vez que incorporaremos estos eIectos en la metodologia de calculo.
Por consiguiente. se puede proceder al calculo de las tasas generales de reincidencia. a
la tasa acumulada con año de reIerencia y a las tasas de participacion anual en ambas. la
tasa de crecimiento anual de la reincidencia en tanto ritmo de crecimiento en periodos
temporales abstractos. Asi. podremos dar cuenta del total de los reincidentes Irente al
total de los ingresados en un periodo. pudiendo observar con gran detalle la
composicion de la poblacion penal y la prevalencia de la reincidencia en el sistema.

Ahora bien. ¿cual es la tasa de reincidencia. si hay tantas y que pueden arribar a
resultados tan distintos? Seria incongruente establecer una a traves de un promedio de
las tasas. cuando. por el contrario. el punto central es que las tasas de reincidencia se
deben utilizar en varios niveles distintos. donde podemos distinguir el metodologico y el
interpretativo. Eiemplo del primero son las ya nombradas: tasa general del periodo. tasa
de crecimiento del periodo. tasa de participacion de un año nominal en el periodo. tasa
de reincidencia imputable a un año nominal. tasa de crecimiento de reincidencia. Existe.
Esquema 2: Modelo integrado de medición de reincidencia
Tiempo de Egreso
Años
Período temporal
T-4
0
T-3
0
1
T-2
0
2
1
T-1
0
3
2
1
T
0
4
3
2
1
Tasa acumulada general
Tasa acumulada 4 años de ventana
Tasa acumulada 3 años de ventana
Tasa acumulada 2 años de ventana
Tasa anual
Ritmo de crecimiento general
Descomposición del ritmo por año
Tasa anual
Tasa anual
1
Tasa anual
2
Tasa anual
3
Tasa anual
4
Fuente: Elaboración propia
Rev. Estudios Criminológicos y Penitenciarios Año IX - Junio 2009
126
lo que la fjación de esta polisemia debe realizarse por medio del nivel interpretativo de
los variados indicadores existentes. El punto principal radica, entonces, no sólo en el
tratamiento de los datos, sino también en cómo ellos se incorporan al sistema penal y al
de justicia, cuestión que se aborda en el último subtítulo de este estudio.
Propuesta de modo de evaluación de la reincidencia
Como hemos advertido, abordamos ahora al último elemento de discusión.
No hemos quitado variación al concepto, no obstante lo hemos delimitado un poco
más, aunque aquello que se ganó en teoría, elaborando una distinción, se perdió en
metodología. La misma distinción generó nuevas variantes de sí misma, pero aquí ya
no hay polisemia, sino complejidad. La tarea pasa ahora por reducir esta complejidad,
por medio de una nueva selección. Aquí, sólo la interpretación de los indicadores de
reincidencia puede darnos salidas para nuestro nuevo problema. Esto no resulta fácil,
porque las preguntas se pueden multiplicar. Si bien el sistema penal tiene como misión
resocializar, y por lo tanto evitar la prevalencia de la reincidencia en la composición de
la población penal, no resulta del todo sencillo conocer cuáles son las cifras relevantes
para el sistema penal y para el resto de los sistemas punitivos y de protección penal.
Las preguntas pueden formularse de la siguiente manera: ¿Hasta dónde puede y debe
hacerse cargo el sistema penitenciario de las condiciones de sus egresados? ¿En qué
momento terminan las responsabilidades del sistema estatal? ¿Cuándo comienzan a
funcionar las dinámicas sociales de los mercados de trabajo y de otros sistemas? ¿Las
condiciones de los egresados dependen solamente de ellos o hay una zona mixta de
trabajo pendiente con los penados? ¿Las posibles altas tasas de reincidencia son una
muestra del fracaso de la política punitiva nacional?
Una buena forma de trabajar este punto es la distinción entre agencia y estructura
y los modos en que esta distinción genera temporalidad (Archer, 1995). Podemos decir
que el sistema de justicia trabaja con el “fetichismo de la estructura” y el sistema de
seguridad con el “fetichismo de la agencia”, donde el primero destaca las condiciones
de vulnerabilidad social preinstitucional de los penados, y el segundo las condiciones
de resiliencia moral frente a la vulnerabilidad social pre y post institucional.
En el primer caso se cancelará o eludirá las condiciones del agente, mientras
el segundo hará otro tanto con la estructura; esto quiere decir que se apuesta a los
impactos que tenga la política de justicia frente a los agentes, con la esperanza de que
no vuelvan a cometer delitos con una condición de responsabilidad estatal permanente;
la segunda dejará completamente la responsabilidad a los agentes como actores
racionales que calculan la utilidad de su propia trayectoria de vida, teniendo sentido la
condición asistencialista en la primera y la respuesta punitiva en la segunda. Ambos
modos de comprensión del fenómeno delictivo y del encarcelamiento penal tienen el
vicio de contraer el problema social de la delincuencia a las estructuras o a los agentes,
cayendo ambas en paradojas incontrolables, ya que se llenan de conclusiones que no les
aNdrés aedo HeNríquez
reiNCideNCia/s: CRÍTICA METODOLÓGICA Y PROPUESTA DE MEDICIÓN E INTERPRETACIÓN DESDE EL SISTEMA PENAL CHILENO
127
permiten distinguir a tiempo y con el tiempo. En el primer caso, como ya advertimos,
la responsabilidad es total en el tiempo, y en el segundo simplemente no hay tiempo de
responsabilidad, porque es un problema de decisiones personales.

Para la teoría que estamos haciendo alusión, la estructura siempre es primero,
aunque a pesar de las condiciones teóricas del origen la estructura es siempre anterior
y la agencia posterior. Esto implica que debe haber un balance entre las condiciones
estructurales del agente y las condiciones agenciales de la estructura, en la producción
de tiempo en el medio libre. Estos elementos permiten establecer límites temporales
donde se espera que la estructura institucional vaya generando impacto en los agentes,
y que luego esos impactos logren generar modifcaciones de los agentes en los modos de
inserción en la estructura. Esto implica lo siguiente: es central modifcar las posiciones
de los agentes en la estructura social, esto es, por ejemplo, las condiciones de inserción
laboral de las personas. Las capacitaciones pertinentes son absolutamente relevantes,
para que las personas puedan modifcar su inserción en la estructura, es decir, modifcar
las habilidades, competencias y conocimientos, para que el ciclo que los llevó al
sistema penal no se reproduzca. Junto a ello es preciso que los agentes puedan -al estar
modifcadas sus propiedades, como modos de intercambio con el sistema económico-
construir una inserción laboral con mayores retornos monetarios.
La pregunta siguiente es: ¿cuanto tiempo implica esto? El tiempo de ventana
necesario entre las condenas de referencia y la condena de reingreso, que es también
tiempo de ventana en el medio libre. Si consideramos tres años como el punto en que
se alcanza el máximo de probabilidad de reingreso, para luego caer abruptamente en
porcentajes menores, ese mismo tiempo de ventana es que él debe ser incorporado por
parte del sistema de justicia, con el propósito de modifcar las condiciones estructurales
de la inserción. El supuesto es aquí que los agentes ya disponen de nuevas propiedades
con las cuales mejorar su inserción. Este elemento genera las siguientes distinciones: la
responsabilidad del sistema penal llega hasta el límite de tres años, y luego comienza
la responsabilidad agencial. Esto hace que varíen los modos en que el sistema se auto-
observa por medio de la medición de la reincidencia, sin caer en la trampa estructural,
y sin caer tampoco en la trampa agencial, dándole tiempo a cada una para que puedan
interactuar, generando cambios en el agente frente a la estructura. Todo esto, claro, trae
aparejado el problema del trabajo de preparación para el egreso y post-penitenciario, el
cual debe ser concebido con el objetivo de evitar la reincidencia, no sólo en base a la ya
nombrada resiliencia moral, sino en un plano de cambio de las capacidades agenciales
de intercambio con los sistemas con los que intercambia prestaciones; además, es
indispensable sumar esfuerzos institucionales entre lo intra y lo extra penitenciario.
A partir del modelo de medición, lo que proponemos, en todo caso, es un
modo de interpretación de ingreso de datos al interior del sistema. De esta forma, la
variación más profunda estará radicada en los códigos con que se leerán las cifras de
reincidencia. Por ejemplo, en un modelo tipo dicotómico (código binario), se puede
Rev. Estudios Criminológicos y Penitenciarios Año IX - Junio 2009
128
entender la reincidencia como un suceso A y la no reincidencia como un suceso B,
donde A es fracaso y B éxito. Sin embargo, si proponemos el tiempo como elemento
de variación de los modos de responsabilidad, la interpretación también cambia. Así,
podemos decir -y queda bastante claro en el esquema posterior- que el suceso A
sólo puede ser considerado en un limite de tres años, por lo que si tiene ocurrencia
más allá de ese período, si bien es reincidente, la interpretación es distinta, ya que se
considera un elemento propio del agente, por lo tanto constituye éxito. En cambio, si la
reincidencia ocurre como suceso antes del periodo mencionado, debe ser incorporado
como fracaso.
Esquema 3. Modelo de interpretación de la reincidencia para el sistema penal
Reincidencia
Egreso
1° registro
causa
Año 1 Año 2 Año 3 Año 4 Condicion Evaluación
Caso 1 No reincidente Éxito
Caso 2 Reingreso sin
condena
No reincidente
Reencarcelado
Fracaso
Caso 3 Causa
anterior
Nueva
condena
No reincidente Éxito
Caso 4 Nueva
condena
Nuevos
delitos
Reincidente
Responsabilidad
estructural
Fracaso
Caso 5 Nueva
condena
Nuevos
delitos
Reincidente
Responsabilidad
agencial
Éxito
Fuente: Elaboración propia
Este modo de pautar la incorporación de cifras mediante un código facilitará
identifcar el impacto del sistema carcelario, pudiendo, a posteriori, simplifcar los
estudios y disponer de un indicador duro sobre el modo en que el sistema penal y sus
políticas tienen efectos sobre los internos. Pero, por sobre todo, ofrece la ventaja de
poder construir un modo de interpretación sistémica propio de las cifras de los estudios,
dando cuenta de la posibilidad de tomar una forma dentro del sistema de justicia, que
pueda transmitir comunicaciones al resto de los sistemas sociales, y no caer en la
constante recepción de políticas, estudios y visiones novedosas, sin tener la posibilidad
de incorporarlos de manera efciente y efcaz a un sistema ya estructurado.
No hay para qué pensar que vamos a inventar la pólvora todas las veces.
17

1





Esquema 3. Modelo de interpretación de la reincidencia para el sistema penal
Reincidencia
Egreso

1° registro
causa
Año 1 Año 2 Año 3 Año 4 Condicion Evaluacion
Caso 1

No reincidente Exito
Caso 2

Reingreso sin
condena

No reincidente
Reencarcelado
Fracaso
Caso 3 Causa
anterior
Nueva
condena


No reincidente Exito
Caso 4 Nueva
condena
Nuevos
delitos


Reincidente
Responsabilidad
estructural
Fracaso
Caso 5

Nueva
condena
Nuevos
delitos

Reincidente
Responsabilidad agencial
Exito
Fuente: Elaboracion propia

Este modo de pautar la incorporacion de ciIras mediante un codigo Iacilitara identiIicar
el impacto del sistema carcelario. pudiendo. a posteriori. simpliIicar los estudios y
disponer de un indicador duro sobre el modo en que el sistema penal y sus politicas
tienen eIectos sobre los internos. Pero. por sobre todo. oIrece la ventaia de poder
construir un modo de interpretacion sistemica propio de las ciIras de los estudios. dando
cuenta de la posibilidad de tomar una Iorma dentro del sistema de iusticia. que pueda
transmitir comunicaciones al resto de los sistemas sociales. y no caer en la constante
recepcion de politicas. estudios y visiones novedosas. sin tener la posibilidad de
incorporarlos de manera eIiciente y eIicaz a un sistema ya estructurado.
No hay para que pensar que vamos a inventar la polvora todas las veces.





BIBLIOGRAFIA

1. Alessandro Baratta. 'Criminologia critica v critica del derecho penal`. Siglo XXI.
Mexico. 1990.
Reincidencia
Egreso
1
o
registro
causa
Caso 1
Caso 2
Caso 3
Caso 4
Caso 5
Año 1 Año 2 Año 3 Año 4
Causa
anterior
Nueva
condena
Reingreso sin
condena
Nueva
condena
Nuevos
delitos
Nueva
condena
Nuevos
delitos
Condición Evaluación
No reincidente Éxito
No reincidente
Reencarcelado
Fracaso
No reincidente Éxito
Reincidente
Responsabilidad
estructural
Fracaso
Reincidente
Responsabilidad agencial
Éxito
Esquema 3. Modelo de interpretación de la reincidencia para el sistema penal
Fuente: Elaboración Propia
aNdrés aedo HeNríquez
reiNCideNCia/s: CRÍTICA METODOLÓGICA Y PROPUESTA DE MEDICIÓN E INTERPRETACIÓN DESDE EL SISTEMA PENAL CHILENO
129
BIBLIOGRAFÍA
(1) Alessandro Baratta. “Criminología critica y critica del derecho penal”. Siglo
XXI. México. 1990.
(2) Andrés Aedo Henríquez. “La reproducción social de la cárcel: unidad domestica,
ciclo penal y cuestión socia”l. Revista de Estudios Criminológicos y Penitenciarios.
N° 9. 2006.
(3) Elena Larrauri. “La herencia de la criminología critica”. Siglo XXI. España.
1992
(4) Erik Olin Wright. “The Politics of Punishment: A Critical Analysis of Prisons
in America”. New York: Harper and Row and Harper Colophon Books, 1973.
http://www.ssc.wisc.edu/~wright
(5) Ernesto Laclau. “Emancipación y Diferencia”. Ariel Buenos Aires. 1996
(6) Felipe Pardinas. “Metodología y técnicas de investigación en ciencias sociales”.
Siglo XXI. México. 1991
(7) Gendarmería de Chile. “ComplejoPenitenciario de Punta Arenas: estudio
cualitativo exploratorio del cambio de recinto penal de Punta Arenas”. Documento
interno. Gendarmería de Chile. 2005
(8) Gendarmería de Chile. “Estudio de tasas de reincidencia delictiva de la población
penal que cumple condena en los sistemas cerrado y semiabierto”. Documento
interno. 2005. Chile.
(9) Imre Lakatos. “La metodología de los programas de investigación científca”.
Alianza. España. 1983
(10) Investigadores Unicrim. “Tasas de reincidencia de condenados egresados del
sistema penitenciario”. Cuaderno N° 2 Unicrim. Chile. 2000
(11) Löic Wacquant. “Las cárceles de la miseria”. Manantial. Argentina. 2000.
(12) Margaret Archer. “Realist Social Theory: the Morphogenetic Approach”.
Cambridge University Press. UK. 1995.
(13) Niklas Luhmann. “Complejidad y modernidad: de la unidad a la diferencia”.
Trotta. Madrid. 1998.
(14) Roberto Hernández Sampieri, Carlos Fernández Collado y Pilar Baptista Lucio.
“Metodología de la Investigación”. Mc Graw Hill. México. 2003
(15) Zygmunt Bauman. “En busca de espacio público”. FCE. Argentina. 1999.
Rev. Estudios Criminológicos y Penitenciarios Año IX - Junio 2009
130