You are on page 1of 2

Vivencia de Democracia

Todos anhelamos la democracia como estado de vida para encaminar la sociedad,
pero muy pocos caemos en la cuenta de que esta modalidad de convivencia
reclama la responsabilidad de todos los ciudadanos.

Esto significa que el pueblo es soberano, es quién tiene fundamentalmente la
autoridad principal para gobernar y administrar políticamente un país y establecer
los mecanismos para hacerlo.

Además, podemos pensar la democracia como forma de vida, permitiendo nuestro
desarrollo como ciudadanos, gozando de derechos y ejerciendo nuestras
obligaciones.

Nuestro rol, de esta manera, no queda reducido solamente al momento de votar,
sino que además nos compromete en nuestra vida cotidiana y con el contexto que
nos rodea. En este sentido la democracia también es una forma de convivencia. Ser
democráticos significa saber y estar dispuestos a tomar decisiones colectivas con
el objetivo del bien común; donde las decisiones son el resultado de los acuerdos,
y las diferencias y los conflictos se tratan por medio del diálogo.

La palabra democracia, es una de las más usadas en el mundo de hoy. Toda una
forma para aprender a vivir mejor, aprender en democracia y para la democracia.
Es un término de la antigua Grecia que debe su conformación a los vocablos
“demos”, que quiere decir “pueblo” y de “kratós”, que significaría poder o gobierno,
donde el pueblo ejerce su soberanía, cuyo origen es anterior a la era Cristiana.

Por lo tanto, hoy la usamos para significar el gobierno del pueblo, que directa o
indirectamente debe hacer nuestra voluntad al gobernar. En cuanto a diálogo, muy
necesario, podemos decir que denota una forma de expresión, que puede ser oral
o escrita, en donde se intercambian ideas fundamentales, con las cuales se podrá
arribar para solución de nuestros problemas. Para el diálogo se necesita madurez
para trabajar juntos, con respeto, e involucrados para trabajar en la comunidad. El
trabajo democrático, es donde la política en su accionar atiende lo que debe atender
y sin claudicar hasta dar con la solución buscada. Para el vocablo “consenso”
diríamos que es el arribo a un acuerdo o a la aceptación de algo en una negociación
en el sentido de no negación de lo que se piensa, pero si para salir de una situación,
que lleva al entendimiento entre las partes, sin estar totalmente de acuerdo, que es
acatado para satisfacer las necesidades de todos. Allí las políticas distintas, pero
que seguro buscan un mismo fin, deberán atender desde ese consenso, lo
económico y social, que van de la mano, con el respeto y la dignidad por lo que se

y dejan actuar. en busca de soluciones a través del diálogo fecundo y constructivo. educación para aprender a vivir la democracia. Esta forma le otorga poder a la minoría y es posible llegar a soluciones que parecen imposibles. De aquí que el inicial gran pasó histórico fue dado por la Revolución Neolítica. En cambio. allí se define un acuerdo. sin dejar de lado las nuestras. siempre buscando el bien común. y vivir ese mundo mejor que seguro es posible. Es escuchar a las minorías y no obligar a decisiones por mayoría. es un camino hacia la democracia. deber y derecho de la naturaleza humana. en cuanto humana. Es ceder un poco en bien de todos. Están en la raíz de la democracia. como tendencia. Lleva a satisfacer las necesidades de todos en decisiones que aumentan las probabilidades de llegar a soluciones creativas o talvez más justas sin forzar ideas. Así es frecuente tomarla. entre todos y para todos. La historia humana. Si consideráramos la democracia como una invención coyuntural o como un mero contrato sin mayor fundamento que el interés particular de los contratantes. podemos otear su amplio horizonte. buscaremos sus orígenes en los de la misma historia humana. . Por qué hacer más difícil algo que se puede solucionar con un dialogo respetuoso y positivo. su análisis histórico sólo se remontaría al punto temporal reciente desde el que se cree inventada. se demuestra la solidaridad en ambas partes. una forma de vida más democrática y de alto grado de sabiduría humana. partiendo de la revolución francesa y norteamericana. todos nuestros derechos de la mano de los deberes. hacia el poder del pueblo. con el surgimiento de los primeros pueblos. con la más justa idea de confraternidad. con el precedente aislado y lejano de la Grecia clásica. convivir para estar en paz y para la paz de todos. siempre perfectible. Aprender a vivir en sociedad responsablemente. con justicia y trabajo en soluciones verdaderas. es aprender a vivir para la democracia plenamente. Contemplando los remotos orígenes de la democracia. que la democracia nos de la escuela necesaria para conseguirlo. al descubrir un valor mayor y una entraña más humana a la democracia. hay deberes a concretar para ganar nuestros derechos. los constituyentes básicos y protagonistas de la democracia.hace y como se hace.