You are on page 1of 38

R E G L A M E N T O

I N T E R N O

PRESBITERIO “JUAN CALVINO” Jurisdiccionado a la R.


Asamblea General de la Iglesia Nacional Presbiteriana de
México, registro constitutivo A.R. 126/93, y registro derivado
A.R. 126 : 35/94.
PRESENTACIÓN
El Presbiterio “JUAN CALVINO”, con registro derivado A.R. 126:35/94, es
parte integrante de la R. Asamblea General de la Iglesia Nacional Presbiteriana de
México, A..R. 126/93, cuya Misión y desempeño se describe y norma su labor
eclesial en los preceptos descritos en este Reglamento.
Las Iglesias, Congregaciones, Misiones y Personal Ministerial y Administrativo
jurisdiccionados a este Cuerpo Eclesiástico así como su distribución territorial se
enlistan en el Capítulo cuarto del presente Reglamento.
Este Reglamento es el resultado de los esfuerzos de dedicación y amor a la
obra de nuestro Dios, y su actualización permitirá regir las actividades de este cuerpo
colegiado de gobierno, tanto de sus miembros, como de sus autoridades y las
relaciones de éstas dentro del territorio en que se ubican las Iglesias y
Congregaciones a él jurisdiccionadas
En este trabajo se han plasmado las reformas realizadas al anterior
Reglamento publicado en el mes de octubre de 2002, mismas que se han elaborado
tomando en cuenta las necesidades de actualización en la sociedad, lo cual
permitirá tener un reglamento vigente y acorde a la realidad social de nuestra
Iglesia.
El actual reglamento interior cuenta con legitimación y solvencia moral que le
permite iniciar su legal vigencia, pues su antecedente lo constituye una Norma
Fundamental que permitió hacer las reformas necesarias para adecuar su carácter
jurídico al momento histórico-religioso, fortaleciendo con ello el documento tutelar de
nuestro Presbiterio.
Por todo ello esta actualización será de gran utilidad a todas nuestras iglesias,
cuyo trabajo es el sustento y crecimiento del reino de nuestro Dios en esta tierra,
pero siempre apegados a las normas jurídicas.

Directiva del H. Presbiterio Juan Calvino


Otoño 2010

2
CAPÍTULO PRIMERO
El Presbiterio, su objetivo, principios, postulados y facultades.
Artículo 1.- El Presbiterio tendrá como objetivo:
I.- Promover con todo interés y fidelidad los valores integrales del Reino de Dios y el
avance del evangelio dentro de su propia jurisdicción.
II.- Estimular y fortalecer el crecimiento integral (espiritual, moral, educativo, de
unidad, compañerismo, testimonio y servicio) de sus iglesias y congregaciones, oficiales,
estudiantes, ministros de música y liturgia, así como a sus pastores.
III.- Promover los valores y fundamentos de la fe reformada de acuerdo con los
principios bíblicos y teológicos que sostiene la tradición presbiteriana: “Iglesia Reformada
siempre reformándose”
IV.- Aconsejar, orientar y estimular a sus pastores, estudiantes e iglesias para el logro de
una superación permanente en el ejercicio de su ministerio y del cumplimiento de la misión de
la Iglesia.
V.- Preservar y difundir la proclamación, siembra y cultura del Evangelio en todas sus
modalidades y en todas las áreas de la vida humana y de la sociedad, buscando que la Iglesia
de Cristo, cumpla su misión profética, su visión moral y espiritual y su vocación diacónica
(de servicio) asumiendo comprometidamente su responsabilidad social ante la Nación.
VI.- Aconsejar y orientar a las iglesias y congregaciones de su campo para que
conozcan y apliquen adecuadamente las disposiciones legales consignadas en la Constitución
Política de los Estados Unidos Mexicanos, sus Leyes Derivadas y en particular con la Ley
General de Cultos y Asociaciones Religiosas, así como las disposiciones de la Constitución
General de la INPM.
VII.- Servir de enlace e interrelación entre sus iglesias y congregaciones y los cuerpos
superiores de gobierno, como son el Sínodo y la R. Asamblea General.
VIII.- Impulsar y sostener relaciones de cooperación con iglesias, instituciones,
movimientos ecuménicos, fundaciones, organismos religiosos, etc. que sean afines a la misión
y visión de nuestro ministerio presbiterial.
Artículo 2.- El presbiterio, con el fin de ALCANZAR SU objetivo, tendrá plenas facultades
para:

3
I.- Organizarse de acuerdo con los preceptos y principios que señala la Constitución de
la Iglesia Nacional Presbiteriana de México, A.R., dentro de un régimen de autonomía
administrativa y funcional.
II.- Convocar con toda eficacia, en tiempo y forma a sus miembros: pastores, pastoras,
ministros o ministras de música y liturgia, estudiantes, representantes de iglesias y
congregaciones, para que asistan y participen activamente en las reuniones oficiales y
fraternales que efectúe.
III.- PLANIFICAR la buena marcha de todo el campo presbiterial, y programar sus
proyectos y planes de trabajo y actividades que tiendan al desarrollo y crecimiento de sus
iglesias y congregaciones, conforme a los principios del evangelio, procurando en todo lo
posible, que dichos planes de trabajo no se contrapongan con los de las iglesias y
congregaciones, ASÍ COMO CON LOS DE LOS Tribunales superiores (Sínodos y Asamblea
General)
IV.- Desarrollar constantemente programas de promoción de la vocación ministerial en
sus iglesias y congregaciones con el fin de fortalecer vigorosamente el personal ministerial y
consecuentemente la mejor y más óptima atención pastoral y el crecimiento del pueblo
presbiteriano dentro de su jurisdicción.
V.- En consecuencia con lo anterior, el presbiterio hace uso de una de sus facultades
más propias a saber, realizar el proceso de selección, apoyo, asesoramiento, monitoreo y
acompañamiento, así como la resultante ordenación de los y las estudiantes, de la palabra y los
sacramentos o de música y liturgia, que hayan concluido su preparación académica en las
instalaciones teológicas, nacionales y extranjeras, reconocidas por nuestro Presbiterio1, y que
se hayan graduado debidamente con la Licenciatura en Teología o equivalente2. Para el efecto
de hacer cumplir la primera etapa de dicho proceso, denominada licenciamiento, y
posteriormente proceder a la ordenación, de acuerdo con lo estipulado por la Constitución y
Disciplina de la Iglesia Nacional Presbiteriana de México.

1
Seminario Teológico Presbiteriano de México, Facultad Latinoamericana de Teología Reformada
(CTM), Instituto Internacional de Estudios Superiores (IIES), UBL (Costa Rica), ISEAT (Bolivia), CTH
(Honduras), Seminario Richard Shaull (IPU-Brasil), ISEDET (Argentina), Otros seminarios vinculados
a AIPRAL, Princeton Seminary (EEUU), SEUT (España), etc.
2
Licenciatura en Letras Bíblicas, Maestría en Divinidades, Maestría en Ciencias Bíblicas, Doctorado
en Ministerios, Doctorado en Teología, etc.

4
VI.- Organizar y efectuar actividades bíblico-teológicas, pastorales, de evangelización,
educación cristiana, vida espiritual y eventos sociales y culturales, en atención
primordialmente al contexto y problemas nacionales y regionales, y a las condiciones del
desarrollo histórico de las iglesias en la sociedad desde el ámbito nacional, hasta
latinoamericano y global., así como su crecimiento numérico y espiritual
VII.- Otorgar, cuando fuere el caso, testimonios de reconocimiento por el desempeño
pastoral con la finalidad de estimular la tarea de los ministros del presbiterio y de los oficiales
de las Iglesias (Ancianos y Diáconos)
VIII.- Otorgar apoyo moral, económico e institucional, a estudiantes al ministerio de la
palabra y los sacramentos así como de música y liturgia; e incorporar a pastores al trabajo
pastoral, docente o administrativo, todo ello bajo los lineamientos teológicos emanados de la
Reforma Protestante y de la herencia reformada y presbiteriana, lo mismo que retirar apoyos
presbiteriales, cuando los casos así lo requieran.
IX.- Sostener moral, económica e institucionalmente a la Facultad Latinoamericana de
Teología Reformada (FLATER), como la institución teológica oficial del H. Presbiterio Juan
Calvino.
X. Organizar congregaciones en iglesias debidamente formadas, con sus respectivos
ancianos, ancianas, diáconos y diaconisas; y organizaciones de trabajo para la buena marcha
de las mismas.
XII.- Asociarse, afiliarse, vincularse o mantener relaciones fraternales y/o de trabajo
con organizaciones cristianas3 y de cooperación religiosa4 afines a la naturaleza, trabajo y
objetivos de este Presbiterio.
XIII.- Nombrar representantes y consejeros o consejeras ante:
a).- El Consejo Directivo del Seminario Teológico Presbiteriano de México
(Representantes: propietario y suplente serán las personas encargadas del Ministerio de
Educación el presbiterio).
b) El Ministerio de Educación de nuestro Presbiterio se hará cargo de la representación
académica oficial de la FLATER ante la Facultad Docente del Instituto Internacional de
Estudios Superiores – Comunidad Teológica de México (IIES-CTM); el Ministerio de

33
Comunidad Teológica de México, AIPRAL, CLAI, CMI, ACT Alianza, Etc.

5
Recursos en coordinación con la Tesorería del Presbiterio se encargarán de la representación
oficial ante el Consejo de Administración de dicha institución.
c)- La Unión Presbiterial de Sociedades Femeniles (Consejera/o).
d).- La Unión Presbiterial de Sociedades Juveniles de Esfuerzo Cristiano (Consejera/o).
e).- La Unión Presbiterial de Sociedades Intermedias de Esfuerzo Cristiano
(Consejera/o).
f).- La Unión Presbiterial de Sociedades Infantiles de Esfuerzo Cristiano
(Consejera/o).
g).- La Unión Presbiterial de Maestros de la Iglesia (Consejera/o).
h).- Ante cualquier otra Organización (Consejera/o).
XIV.- Nombrar los representantes legales y apoderados o apoderadas necesarios, para
el efecto de que lo represente y hagan todos los trámites necesarios ante todo tipo de
autoridades dentro de la República Mexicana.
XV.- Otorgar los poderes generales o especiales, y, en su caso revocar los que estime
pertinentes.
XVI.- EJERCER LA DISCIPLINA, como aconseja la Biblia y cuando el caso se presente,
tanto en su aspecto Administrativo como Judicial, conforme a los preceptos de las Sagradas
Escrituras y aplicando siempre el buen sentido e imparcialidad en cada caso.
XVII.- MANTENER y fomentar relaciones fraternales con otros organismos evangélicos y
reformados en particular, como la Sociedad Bíblica de México y las Editoriales cristianas.

CAPÍTULO SEGUNDO
Del nombre, lema y logotipo.
Artículo 3.- El nombre oficial de este cuerpo eclesiástico es el de PRESBITERIO “JUAN
CALVINO”. Fue constituido oficialmente el 10 de febrero de 1989, por el R. Primer Sínodo.
Lleva el nombre del reformador de origen francés que inició y propagó el protestantismo
reformado y presbiteriano en el siglo XVI. Es parte integral de la R. Asamblea General y
consecuentemente de la Iglesia Nacional Presbiteriana de México, .A. R., 126/93. Fue
registrado como Asociación Religiosa ante la Secretaría de Gobernación con el registro

4
Religiones por la Paz, entre otras.

6
derivado número 126:35/94. Está jurisdiccionado también al H. Sínodo Nacional del Distrito
Federal.
Artículo 4.- El lema oficial del Presbiterio “Juan Calvino” es: “JESUCRISTO ES EL
SEÑOR” consignado en la Epístola a los Filipenses 2, 11 b.
Toda correspondencia y demás documentos de la directiva deberán ser rubricados con este
lema; además deberá ser usado en todo documento que se entregue al Presbiterio por parte de
alguno de sus integrantes.
Artículo 5.- El logotipo del Presbiterio es la figura en busto de perfil, de derecha a izquierda
del reformador Juan Calvino. Será impreso en toda la papelería oficial con el membrete del
lado derecho y del lado izquierdo el escudo de la Iglesia Nacional Presbiteriana de México
A.R. circundado siempre por el lema nacional “La luz en las tinieblas resplandece”
(En Artículo transitorio de este Reglamento se convocará a un concurso literario musical
para la producción del Himno oficial del Presbiterio Juan Calvino)
CAPÍTULO TERCERO
Del domicilio oficial.
Artículo 6.- Este se ubica en las instalaciones de la Iglesia “Jesús de Nazareth”, sitio en la
calle de Galicia número 167, de la colonia Álamos, en la Ciudad de México, Distrito Federal,
Código Postal número 03400, teléfonos 55-30-39-57 y 55-19-21-00.
CAPÍTULO CUARTO
De su jurisdicción y campo eclesial.
Artículo 7.- El Presbiterio “Juan Calvino”, ubica su jurisdicción, particularmente dentro del
Distrito Federal, los Estados de México y de Morelos y lugares circunvecinos en los
municipios conurbados en las ubicaciones de las siguientes Iglesias locales, y sus
Congregaciones y Misiones, así como las Congregaciones Presbiteriales jurisdiccionadas
directamente al Presbiterio y que son:
IGLESIAS
1.-.- “BETHEL”
Calle 9, número 70, Colonia Olivar del Conde, Delegación Álvaro Obregón, México D.F.,
C.P., 01400 E-Mail de la Iglesia inpbethel@gmail.com
Referencia: A. I. Alejandro Álvarez Almaraz, suplente Sotero Méndez

7
2.- DIOS CON NOSOTROS,
Calle Uno, número 26, San Juan Tlalpizáhuac, Valle de Chalco, Estado de México, C.P.
056576 Pastor Pbro. Roberto Pérez Navarro, Tel 1314 2935
Referencia: A. I. Andrés Nuñez Hernández.

3.- “EL BUEN PASTOR”


Calle Prolongación de Zempoala número 30, Colonia Independencia, Delegación Benito
Juárez, México, D.F., C.P., 03630 , Tel: 55-32-18-08 E.Mail.
inp_elbuenpastor@live.com.mx
Referencia: A.I. Manuel Pérez Bañuelos.

4.- “EL DIVINO MAESTRO”


Calle Jalapa sin número, Colonia San Salvador Cuautenco, Milpa Alta, Distrito Federal.
México, D.F, tel:
Referencia: A.I. Jahaziel Contreras Vázquez

5.- “EL DIVINO MAESTRO”


Avenida Hidalgo número 41, Colonia Barrio de la Guadalupita, Delegación Xochimilco,
México, D.F., C.P., 16860, tel: 56-76-25-78 E-Mail. inpeldivinomaestro@gmail.com
Referencia: A.I. Sergio Keymole Pérez

6.- “EL DIVINO SALVADOR”


Calle Argentina número 29, esquina calle Venezuela, Colonia Centro, Delegación
Cuauhtémoc, México, D.F., C.P., 06020, Tel: 57-02-26-77. E-Mail. inp_eds@yahoo.com.mx
Referencia: : A.I. Richab Jiménez Mendoza Suplente: A.I. Rogelio Quiroga Calderón.
7.-“EL DIVINO REDENTOR”
Calle Morelos número 212, Colonia Centro, Texcoco, Estado de México. C.P. 56100
Tel: 01 59 5952 9903
Referencia: A.I. Agdiel García

8.- “EL SHADDAY”


Cuauthémoc No. 99, Col. del Carmen, Delegación Coyoacán, México, D.F.

8
Tel: 56 59 92 18
Referencia: A.I. Sergio Peñaloza Martínez

9.- “GETSEMANÍ”
Allende 139, Colonia del Carmen, Delegación Coyoacán, México, D.F., C.P. 04100
Tel: 55 54 81 61 E-Mail. inp_gethsemani@hotmail.com
Referencia: A.I. Daniel Rojas

10.- “JEÚS DE NAZARETH”


Calle Galicia número 167, Colonia Álamos, Delegación Benito Juárez, México, D.F., C.P.,
03400.- Tel: 55-30-39-57. E-Mail. inpjn@prodigy.net.mx
Referencia: A.I. Juan Manuel Maldonado.

11.- “JESÚS EL BUEN PASTOR”


Calle Carrillo Puerto número 83, Xonacatlán, Estado de México, C.P. 52060.
Tel. 01-71-92-86-14-21
Referencia: A.I Artemio González.

12.- “NAZARETH”
Avenida Canal de San Juan número 37, Colonia Agrícola Oriental, Delegación Iztacalco,
México, D.F., C.P., Tel. 57-57-85-27
Referencia: A. I. Mario Ojeda.

13.- “ESMIRNA”
Calle 44 No. 103, 5º. Fraccionamiento, Col. Flores Magón, Cuernavaca, Morelos, C.P.
62370Tel: 01 77 7316 8502
Referencia: A.I. Eleuterio Bacilio Pineda
Artículo 8.- Asimismo el Presbiterio “Juan Calvino” ejerce su jurisdicción sobre las siguientes

CONGREGACIONES
1.- “ANTIOQUIA”

9
Avenida Samuel Gompers número 37 y 39, Colonia Jacarandas, Delegación Iztapalapa,
México, D.F., C.P. 09280.
Referencia: A.I. Antonio Vera Soriano.

2.- “EL CORDERO DE DIOS”


Calle Boulevard Bosques de los Continentes número 207 A, Fraccionamiento Bosques de
Aragón, Estado de México, C.P. 57170, E-Mail cordero_dios@yahoo.com.mx
Referencia: Emmanuel Crespo Aguilar

3.- “EL DIVINO REDENTOR”


Calle 315 No. 459, Col. Nueva Atzacoalco, Deleg. Gustavo A. Madero, México, D.F., C.P.
07420
Referencia: Hno. Enrique Hernández

4.- “EL DIVINO REDENTOR”


Calle Guerrero s/n, B. Santa Catarina, Ecatzingo, Edo. de México
E-Mail. inp.ecatzingo@gmail.com
Referencia: Hno. Manuel Rivera Pérez

5.- “EBEN-EZER”
Calle 6 Lote 15, Mz. 232, Col. Niños Héroes, Valle de Chalco, Estado de México. Entre
poniente 12 y 13 E-Mail. inp.eben_ezer@hotmail.com
Referencia: Hno. Pablo Ruiz Contreras
Artículo 8.- Cada Iglesia local debe hacer el esfuerzo de generar nuevas congregaciones y
misiones y estos nuevos campos deberán ser reportados al presbiterio para su inclusión en el
listado anterior. Cada congregación deberá hacer el esfuerzo de constituirse en Iglesia lo antes
posible.
Artículo 9.- Los consistorios de las iglesias y las mesas directivas de las congregaciones y
misiones, deberán contar con sus respectivos libros de actas de las reuniones ordinarias y
extraordinarias de la Directiva y Congregacionales, así como sus libros de tesorería, y deberán
llevar un registro de miembros en plena comunión, de bautismos, matrimonios, defunciones.

10
Estos libros y documentos deberán estar autorizados por el Presbiterio, debiendo someterse a
revisión por lo menos una vez al año por el Ministerio de Recursos.
Checar e incluir si falta alguna

CAPÍTULO QUINTO
De las responsabilidades y privilegios de las Iglesias (consistorios) y congregaciones (sus
directivas).
Artículo 10.- Los consistorios de cada Iglesia y las mesas directivas de las congregaciones y
las misiones deben contar con sus respectivos libros de actas de sus reuniones oficiales,
ordinarias o extraordinarias, así como de las reuniones congregacionales, de la tesorería, de
registro de sus miembros en plena comunión, bautismos, matrimonios y defunciones, los
cuales deberán ser autorizados y revisados en su oportunidad, por el Presbiterio.
Artículo 11.- El consistorio de cada Iglesia, siendo la autoridad interna y el cuerpo de
planeación, coordinación, estímulo, monitoreo y evaluación para la ejecución de los trabajos
de la Iglesia, vigilará el buen orden, unidad y crecimiento espiritual y numérico de la Iglesia.
Para ello observará fielmente:
I.- QUE Los cultos regulares, tanto dominicales como de la semana, se celebren con
todo interés; orden, devoción, gozo y reverencia, de acuerdo con las normas bíblicas y con la
liturgia reformada.
II.- Que los miembros, adherentes, simpatizadores y amigos, asistan y participen
regularmente y con espíritu fraterno, en los cultos y actividades de la Iglesia.
III.- Que la Iglesia cumpla fielmente su misión integral y de responsabilidad social y
cívica en medio de la comunidad.
IV.- Que los miembros cooperen y cumplan con su entrega de los diezmos, ofrendas,
donativos, etc.
V.- Que la evangelización sea activa y efectiva, buscando abrir nuevos centros de
estudio bíblico, espacios de discipulado y de predicación o de misiones.
VI.- Impulsar trabajos diacónicos (de servicio y testimonio), tanto asistenciales como
de desarrollo, desde la Iglesia y dirigidos a la sociedad para su transformación profunda.

11
VII.- Que la Iglesia atienda con todo cuidado a las organizaciones y sociedades,
femeniles, niños, intermedios y jóvenes con el propósito de que trabajen como un solo cuerpo
con toda la Iglesia por el crecimiento espiritual y fructífero de la misma.
VIII.- Que la Iglesia cumpla con todas sus obligaciones, fiscales, y jurídicas y de todo
lo concerniente a la leyes del País, particularmente a lo que concierne a la propia Iglesia.
Artículo 12.- Cada consistorio estará presidido siempre por el Pastor titular de la Iglesia,
quien será el presidente del mismo. Si la Iglesia no tuviere pastor, POR DISPOSICIÓN Y
PROCEDIMIENTO CONSTITUCIONAL, el pastor oficiante, DESIGNADO estrictamente por
el Presbiterio, será el presidente del consistorio. En los casos donde haya co-pastor, el
Consistorio acordará la alternancia de ambos pastores para presidir las sesiones.
Artículo 13.- Ninguna sesión del Consistorio o Directiva de Congregación, tendrá carácter
oficial sin la presidencia del Pastor. Solo en casos excepcionales de fuerza mayor, el
Consistorio podrá ser presidido por un anciano habilitado por el Presbiterio, de preferencia el
de más experiencia en asuntos eclesiásticos, para presidir. (Art. Constitucional respectivo).
Artículo 14.- Para la ejecución de actividades, cada consistorio, nombrará los Ministerios
indicados en la Constitución de la Iglesia Nacional Presbiteriana de México, A.R. a saber:
1) Ministerio de Evangelización
2) Ministerio de Educación
3) Ministerio de Recursos
4) Ministerio de Relaciones
Cada Ministerio estará dirigido por un funcionario que asumirá el título de Ministro o
Ministra y un Secretario o Secretaria. Asimismo nombrará a los consejeros para las
organizaciones de la Iglesia.
Es deber de cada consistorio o mesa directiva de las congregaciones, cuidar en unión de
la Junta de Diáconos, el mantenimiento de los templos y demás instalaciones con que cuenten
las iglesias o congregaciones, las cuales deben estar en buenas condiciones de uso, tomando en
consideración los requisitos que para los edificios públicos establecen las leyes respectivas.
Artículo 15.- El Consistorio deberá nombrar, en tiempo y forma, sus representantes ante las
Reuniones Ordinarias y Extraordinarias del Presbiterio. Por otra parte, dada la importancia y
funcionalidad de los Diáconos, los consistorios podrán nombrar a uno de ellos, también como

12
integrante de la representación de la Iglesias ante el Presbiterio, con derecho a voz y voto, en
virtud de ser Oficiales plenos y ordenados constitucionalmente.
Artículo 16.- El Secretario del Consistorio deberá tener en orden el libro de actas y
presentarlo al Presbiterio para su revisión en la reunión ordinaria del mes de febrero
Además, deberá mantener en orden y al día los demás libros oficiales. El secretario del
consistorio, y el secretario de la Directiva en las congregaciones, deberán presentar al
Presbiterio, en la sesión de febrero, un informe anual por escrito de las actividades, planes y
avances de las Iglesias y Congregaciones, según el caso, su ejercicio consistorial y su atención
pastoral.
Artículo 17.- Es deber y responsabilidad estricta del tesorero de la Iglesia, ser el depositario
de los recursos financieros de la misma, los cuales deberán ser depositados en una cuenta
bancaria a elección del consistorio. Dicha cuenta deberá contar con dos firmas, incluyendo la
del tesorero. Además, este oficial deberá tener en orden y al día el libro de la tesorería y
presentarlo al Presbiterio en la misma reunión indicada en el inciso anterior. En cuanto a las
Congregaciones Consistoriales, cada Tesorero seguirá las mismas normas y se reportará
directamente a su Consistorio y en las Congregaciones Presbiterales, directamente al
Presbiterio. El Pastor, (por razón de su oficio) en todo caso supervisará los movimientos de
caja y financieros de la Iglesia y/o Congregación.
Artículo 18.- Además de las funciones administrativas ya descritas en los artículos anteriores,
es prioridad del Consistorio tornarse en un cuerpo pastoral de acompañamiento y contención
de la iglesia local. Es obligación de este cuerpo apoyar a las familias y a cada persona de la
iglesia en oración, devoción, visitación y todo lo que sea necesario para el desarrollo integral y
armónico de la feligresía y la iglesia como cuerpo comunitario de Cristo.
Artículo 19.- Es deber de la Junta de Diáconos mantener actualizado el inventario de todo el
mobiliario, así como revisar y mantener en orden las instalaciones del templo y casa pastoral,
edificio educacional, etc., así como colaborar con el Consistorio en el programa de
mayordomía y elaboración del presupuesto de la Iglesia y cooperar en todo aquello que
coadyuve al buen orden, unidad y funcionalidad de la misma. Igualmente es labor del
diaconado, recibir y conducir a los concurrentes al templo, a los lugares adecuados, así como
tratar a los hermanos con todo comedimiento y amor cristiano. También deben participar, los

13
Diáconos, cuando sea necesario, en aquellas actividades que fomenten la espiritualidad y la
proclamación de la Palabra de Dios.
Artículo 20.- Dada la importancia de servicio de este Ministerio neotestamentario
(diaconía) será privilegio y deber suyo, participar, cuando sea necesario, en aquellas
actividades que fomenten la espiritualidad- tales como dirigir la oración y tener parte en la
predicación, la evangelización y consejería para los hermanos con problemas materiales y
espirituales. Además será la junta de diaconía la que planificará, organizará, monitoreará y
estimulará las iniciativas de trabajo y compromiso social y de servicios que la iglesia tenga
con su comunidad.
(NOTA: La Constitución de la Iglesia Nacional Presbiteriana, como máximo instrumento
jurídico estipula con mayor amplitud las funciones y tareas, de los consistorios y juntas de
diáconos.)

CAPÍTULO SEXTO
De los pastores, pastoras, ministros y ministras de música; y su relación ministerial con las
Iglesias y Congregaciones.
Artículo 21.- El ejercicio pastoral de los ministros de la Palabra, los Sacramentos y de Culto,
de acuerdo con la Constitución y Disciplina de la Iglesia Nacional Presbiteriana de México se
desempeñará de alguna de las maneras siguientes:
I.- Pastores y Pastoras por llamamiento, electos por medio de una reunión
Congregacional. Estos ejercerán sus funciones por un periodo reglamentario de 5 años,
cumplidos los cuales podrán ser reelectos por un término que fluctuará entre uno y cinco años
como máximo, sancionado por el Consistorio y deberán ser instalados formalmente, para el
desempeño oficial de su ministerio.
II.- Pastores y Pastoras comisionados.- Son quienes ministran la Palabra y los
Sacramentos, asignados por el Presbiterio a una Iglesia local o Congregación para desempeñar
su ministerio por un periodo fluctuante de uno a tres años. También serán instalados
formalmente por el Presbiterio al través de uno de sus Comisionados, Ministros, o la Directiva
en Pleno o el Ministerio de Recursos. Podrán ser reasignados por el presbiterio para cumplir
solamente otro periodo regular de 3 años, a petición de la Iglesia o Congregación o porque el
Presbiterio considera necesaria su ratificación, en su asignación de personal en sus diversos

14
campos. NOTA Los Pastores por llamamiento o Comisionados, no podrán estar presentes en
las Reuniones del Consistorio o Directiva cuando el asunto a tratar los involucre directamente
en su relación pastoral con la Iglesia. O Congregación. El Presbiterio intervendrá en el
nombramiento del sustituto.
III.- Pastores y Pastoras oficiantes.- Se designa con este título a los Ministros o
Ministras con nombramiento del Presbiterio a aquellas Iglesias o Congregaciones que no
tienen pastor o pastora ordenado para oficiar los sacramentos, presidir las reuniones
congregacionales y otras actividades responsabilidades de los Pastores ordenados.
La duración de este ejercicio pastoral será de un año; y en caso de necesidad o a
petición de las iglesias el Presbiterio ratificará su nombramiento por un año más de manera
consecutiva. Serán instalados con la formalidad y seriedad del caso y las iglesias asumirán la
responsabilidad de otorgarles su simpatía, comprensión y respaldo económico apropiado,
toda vez que dichos pastores asumen ante el Presbiterio y las autoridades gubernamentales, la
responsiva pastoral.
IV.- PASTORES Y PASTORAS FRATERNALES.- Son aquellos Ministros y Ministras,
provenientes de otro Presbiterio o de otra Denominación o Iglesia Evangélica reconocida y
con afinidad teológica e identitaria con la Tradición Reformada de este H. Presbiterio Juan
Calvino Y QUE CONCURREN O ASISTEN a alguna de nuestras Iglesias y buscan la
amistad y buena relación con la Iglesia Presbiteriana en México, en particular con nuestro
Presbiterio, y además, dan pruebas de su preparación ministerial y su capacitación, podrán ser
reconocidos como tales.
V.- OBREROS LAICOS.- Son aquellos hermanos que habiéndose capacitado EN
AQUELLAS DISCIPLINAS PROPIAS DEL MINISTERIO, como Biblia, Teología,
Homilética etc. Y quieren servir a la Iglesia y no han sido ordenados, expresan su voluntad y
disposición de colaborar en el Ministerio de la Palabra, para lo cual están dispuestos a
sustentar las pruebas a que el Presbiterio los someta, cumplimentando la normatividad
Constitucional respectiva.
IV. Cambio de Pastores y Pastoras.- El Presbiterio y el Consistorio, previa reunión
congregacional, tienen la facultad de proponer el cambio o sustitución de un pastor, solo por
una causa justificada que afecte la obra y crecimiento de la iglesia.

15
Artículo 22.- Con el propósito de garantizar el bienestar de los ministros y de sus familias,
cuando éstos se retiren o jubilen o no puedan trabajar, por enfermedad o edad avanzada, el
Presbiterio de acuerdo con las Iglesias o Congregaciones, implementará, una pensión vitalicia
para el retiro, de acuerdo con la siguiente tabla: un 50% cubrirá la iglesia, 50% el
Presbiterio.
“En cuanto a la jubilación o Planes de Retiro de los Pastores, por Incapacidad o edad
avanzada, se organizarán a partir del Ministerio de Recursos, las siguientes acciones:
a) Institucionalizar el Proyecto Patriarca, cuya reglamentación y aplicación estará a
cargo del Ministerio mencionado.
b) Crear con alguna Institución financiera un fideicomiso del que se pueda otorgar, una
suma asegurada de retiro en vida, al Ministro o Ministra jubilado (si así lo desea) o a
sus beneficiarios, en caso de fallecimiento.

Artículo 23.- Es deber y privilegio de cada Iglesia organizada como tal, contar con los
servicios pastorales de un Ministro ordenado de planta, bien sea por llamamiento
congregacional o comisionado por el Presbiterio. Cada Iglesia deberá cubrir los sueldos u
honorarios de su pastor, cubriéndole cuando menos el sueldo mínimo presbiteral equivalente a
cinco salarios mínimos en el área del Distrito Federal, así como todas las prestaciones legales
para el mejor desarrollo y estimulo en el cumplimiento de su Ministerio.
Artículo 24.- Ministros y Ministras de Música.- Y/O Ministros y Ministras de Liturgia y
Adoración. Serán considerados así por nuestro presbiterio debido al llamamiento especial
que algunas personas han recibido de parte de Dios para ministrar a su pueblo al través de la
música, la liturgia y la adoración comunitaria y que han confirmado este llamamiento
irresistible de Dios por medio de dones especiales confirmadas con sus capacidades
especiales con que cada ministro o ministra debe caracterizarse. Según la instrucción bíblica
la liturgia, la música y el ministerio de la administración de la adoración comunitaria a Dios:
a). Celebra las maravillas de Dios (Salmo 136)
b). Sostiene la memoria histórica de la fe (Deuteronomio 26:1-11)
c). Confirma el llamado al pueblo de Dios a la integridad y a una vida ética (Jeremías
7:1-11)
d). Genera espacios para la libre expresión (Juan 4:19-24)

16
e). Promueve la renovación de la vida personal y comunitaria de la iglesia (Romanos
12:1-2)
f). Apoya el uso de la belleza estética en la adoración y estimula esperanza del pueblo
en su Dios (Apocalipsis 4-5)
y nuestra tradición reformada y las personas llamadas a este ministerio serán ordenadas por
este presbiterio para este oficio específico, por lo cual serán miembros del presbiterio y no de
las iglesias locales. Su carácter y responsabilidades serán:
a) Ser personas profesionales formadas específicamente para la música, liturgia, y
adoración en la iglesia; debidamente graduadas de alguna institución teológica
reconocida por este H. Presbiterio Juan Calvino
b) Planificaran, ejecutarán y evaluarán el trabajo litúrgico y musical de la iglesia a
la cual sirvan.
c) Tendrán a su cargo la educación de la iglesia en el campo musical en cuanto a
aspectos teológicos, bíblicos e históricos, esto a través de los programas de
educación de cada iglesia local. Por lo cual estará en responsabilidad de
organizar simposios, festivales, conciertos, y demás actividades de adoración, en
coordinación con el pastor y cuerpos de gobierno de la iglesia.
d) Orientará, seleccionará y creará los recursos litúrgicos, musicales y de adoración
en la iglesia donde ministre.
e) A nivel presbiterial, se organizarán en equipo de ministros y ministras de música,
liturgia y adoración para encabezar las tareas que correspondan al perfil de su
llamamiento, implementando iniciativas de formación y difusión de la tradición
musical y litúrgica de nuestra identidad cultural y teológica.
NOTA: Con esto el H. Presbiterio Juan Calvino se compromete en el estímulo del
reconocimiento que la Iglesia Presbiteriana le debe al trabajo de quienes han sido llamados y
llamadas por Dios para el ministerio musical y litúrgico de nuestras iglesias y que se han
formado para este servicio en nuestras instituciones teológicas por más de 30 años. Con ello
asumimos, además, el desafío de promover en nuestro campo presbiterial la retribución digna
al trabajo de dichos ministros y ministras.

17
Artículo 25.- En aquellos casos en que un pastor, pastora y/o ministro de música desee y tenga
planes de superación académica y se proponga realizar estudios de actualización y/o de
postgrado, deberá:
I.- Solicitar la aprobación del Presbiterio.
II.- Si es Pastor por llamamiento o comisionado por el Presbiterio, solicitará también el
permiso y apoyo del Consistorio.
III.- Presentar en forma clara al Presbiterio la distribución de los recursos económicos
Dejar bien clara su situación económica.
IV.- Al quedar la iglesia sin el Ministro, el Presbiterio nombrará un pastor oficiante
para atender los trabajos de la iglesia.
Artículo 26.- Cualquier Pastor, Pastora, Ministro o Ministra de música y Estudiante que desee
obtener su membrecía a este H. Presbiterio Juan Calvino, pasará por un proceso minucioso de
preselección que contenga mínimamente lo siguiente para poder ser considerado candidato o
candidata a recibirse en este cuerpo eclesiástico:
a) Presentar Carta Dimitoria del Presbiterio de origen
b) Verificación de la autenticidad del documento
c) Curriculum de su trabajo y formación pastoral y académica
d) Presentar examen de admisión al Presbiterio desde tres perspectivas: Teológica,
pastoral y administrativa.
e) Presentar examen de diagnóstico psicológico y socioeconómico.

CAPÍTULO SÉPTIMO
De las reuniones oficiales
Artículo 27.- Las reuniones oficiales del Presbiterio pueden ser: Ordinarias, con fecha
preestablecida y Extraordinarias, en las fechas determinadas por la necesidad de reunión por
los casos contingentes que se presenten. También existirán, en casos de convocatoria a
reuniones ordinarias o extraordinarias que no tengan el quórum correspondiente, reuniones
económicas.
Artículo 28.- Reuniones ordinarias.
El Presbiterio efectuará sus reuniones ordinarias tres veces al año de acuerdo al
siguiente calendario:
I.- La primera reunión ordinaria la celebrará el segundo sábado del mes de
febrero a las 10:00 horas y será considerada como reunión anual.

18
Esta sesión reviste su mayor importancia no solo por ser la reunión anual, sino
también por ser en ella la celebración del aniversario de la organización del presbiterio (10 de
febrero de 1989). En esta reunión, el Presbiterio en unión de todas sus iglesias, congregaciones
y las organizaciones, celebrarán el culto de su aniversario, el domingo siguiente en alguna de
las Iglesias o Congregaciones, para lo cual se invitarán a los coros o grupos musicales al culto
de unidad, fraternidad y acción de gracias del presbiterio, el que se celebrará a las 17:00 horas
II.- La segunda reunión ordinaria se efectuará el último sábado del mes de
junio, a las l0:00 horas.
III.- La tercera reunión Ordinaria del año, se celebrará el último sábado del
mes de octubre, a las 10:00 horas. Esta reunión se llevará a cabo en relación con el
aniversario de la reforma Protestante del siglo XVI. Para tal efecto al día siguiente
(domingo) el Presbiterio con todas sus iglesias y congregaciones, así como sus
organizaciones celebrará el Culto Especial de Acción de Gracias por la Reforma, en
alguno de los Templos del campo presbiteral a las 17:00 horas, al cual se invitará a
participar a los coros y grupos musicales, y concluido este magno culto la iglesia
anfitriona preparará una fraternal convivencia con todos los asistentes.
Las ofrendas que se levanten en los cultos de aniversario y de la reforma serán para el
Presbiterio. La directiva se encargará de programar las reuniones en las diferentes iglesias y
Congregaciones del campo presbiterial. Los costos del convivio se dividirán por partes
iguales, entre la Iglesia anfitriona y el Presbiterio.
Artículo 29.- Reuniones extraordinarias.
Serán aquéllas que por necesidades urgentes del Presbiterio, no se pueden esperar hasta
la celebración de la reunión ordinaria, en ellas sólo se tratarán aquéllos asuntos consignados en
la Convocatoria respectiva.
Artículo 30.- La convocatoria para las reuniones ordinarias y extraordinarias se deberá hacer
por lo menos con 15 días de anticipación a la fecha de realización. Y con el fin de ordenar y
hacer eficiente el trabajo de la reunión, la recepción de correspondencia tendrá como límite de
recepción 72 hrs. Antes de la hora convocada para el inicio de la Reunión de Presbiterio.
Artículo 31.- El Secretario del Presbiterio enviará las convocatorias por escrito, tomando en
cuenta el término anterior, y si fuere necesario además comunicará por vía telefónica, fax,
Internet, o correo electrónico dicha convocatoria.

19
Artículo 32.- Ambas reuniones pueden adquirir el carácter de judicial, cuando el o los casos a
tratar así lo ameriten.
Artículo 33.- Las iglesias, sus pastores, pastoras, ministros y ministras de música,
congregaciones, uniones (femenil, juvenil, intermedia e infantil de esfuerzo cristiano), no
deberán programar actividades personales ni oficiales en los días que sesione el presbiterio. De
igual modo se les requiere para que no celebren eventos o actividades que puedan interferir las
actividades del calendario del presbiterio, toda vez que este cuerpo busca promover y unir
fraternalmente a todas las iglesias y congregaciones.
Artículo 34.- En cada reunión de presbiterio, sea ordinaria o extraordinaria, se nombrará a
un secretario o secretaria de acuerdos, quien elaborará junto con la secretaría del presbiterio
las actas correspondientes las cuales serán enviadas a más tardar 15 días después de cada
reunión.
Artículo 35.- Además de las reuniones oficiales el presbiterio podrá celebrar reuniones de
carácter económico y/o fraternal.
I.- Aquellas reuniones de carácter ordinario o extraordinario que no puedan ser
establecidas formalmente por falta del quórum correspondiente se llevarán a cabo en calidad
de Reunión Económica, en ellas no se podrán tomar acuerdos formales, pero si se podrán
tratar todos los asuntos para los cuales se ha convocado al campo presbiterial y en su caso se
tomarán acuerdos provisionales hasta que estos sean oficializados en reunión ordinaria o
extraordinaria. Si en algún momento de la reunión económica existen las condiciones de
representación para completar el quórum debido del presbiterio, la reunión puede ser
establecida oficialmente como reunión ordinaria o extraordinaria según sea el caso.
II.- Reuniones fraternales para las celebraciones que se llevan a cabo con motivo de la
celebración de los siguientes aniversarios:
a).- Culto unido de Acción de Gracias por el aniversario de la organización del
Presbiterio, el cual se realiza el segundo domingo del mes de febrero de cada año.
b).- Culto unido de Acción de Gracias por el aniversario de la reforma del siglo XVI.
c).- Simposios, presentaciones de libros, Conciertos, Festivales etc.
III.- Reuniones fraternales de pastores y pastoras. Se llevan a cabo para realizar
consultas, coloquios, intercambio de relaciones humanas, estudio, vida espiritual (retiros) de
temas inherentes a sus funciones, etc.

20
IV.- Reuniones de carácter fraternal y social entre consistorios, juntas de diaconía,
organizaciones y miembros del Presbiterio, a cargo del Ministerio de Relaciones.
Artículo 36.- Es obligación de todos los asociados del presbiterio, ministros, ministras
ancianos y ancianas de iglesia representantes, estudiantes, obreros, obreras, misioneros,
misioneras y representantes de las congregaciones y uniones, asistir puntualmente a todas las
reuniones tanto ordinarias como extraordinarias convocadas por la directiva del Presbiterio.
Artículo 37.- En el caso de que alguien con membrecía, por causa justificada, no pueda asistir
a alguna de las reuniones oficiales, deberá avisar por escrito a la secretaría del Presbiterio, con
la debida anticipación para que sea justificada su ausencia.
Artículo 38.- Toda reunión del Presbiterio para ser declarada formalmente abierta, deberá
contar con el quórum oficial, que consiste en la presencia de la mitad más uno de los
asociados o miembros oficiales de este cuerpo.
Artículo 39.- Cuando la Secretaría del Presbiterio pase lista a los y las asociados o las y los
miembros presentes, le informará al presidente el número de asistentes, y si se reúne el
quórum legal, el presidente declarará oficialmente abierta la reunión.
Artículo 40.- En el caso de que no se reúna el quórum legal, la secretaría esperará una hora,
transcurrido este término a partir de la hora señalada en la convocatoria y si no se reúnen más
miembros, le dará cuenta al presidente, quien declarará el impedimento para realizarse la
reunión, y convocará a una nueva reunión.
Artículo 41.- Las reuniones del presbiterio se llevarán a cabo en los términos siguientes:
I.- Previo acto devocional.
II.- Comprobación de la asistencia y unificación del
Quórum.
III.- Aprobación o rectificación del orden del día.
IV.- Aprobación del acta levantada en la anterior
Sesión.
V.- Correspondencia.
VI.- Desahogo de los asuntos programados conforme al orden del día.
VII- Asuntos Generales.
VIII.- Clausura.

21
Artículo 42.- La Presidencia del Presbiterio es la facultada para la dirección y conducción de
las sesiones con la asistencia del secretario, quien da fe de las actuaciones, y las intervenciones
de los asistentes a las sesiones del Presbiterio, las cuales, se deben llevar a cabo con orden,
respeto, precisión, claridad y fluidez.
Artículo 43.- Las resoluciones y acuerdos que se tomen en las sesiones plenarias se
consideraran validas sólo con la votación de la mayoría del quórum establecido al inicio de la
sesión.
CAPÍTULO OCTAVO
De la directiva
Artículo 44.- El Presbiterio “Juan Calvino” tendrá una directiva integrada por:
I.- Presidencia
II.- Vicepresidencia
III.- Secretaría
IV.- Tesorería
Artículo 45.- La elección de estas oficialidades.
I.- Se hará por voto universal, secreto, personal y directo (escrutinio secreto).
II.- La elección de la mesa directiva se hará en la reunión ordinaria del mes de febrero,
rendirá protesta y tomará posesión en esa misma reunión. Será la presidencia saliente quien
tome la protesta y para el efecto, esa misma persona entregará el mallete para rubricar la
transmisión de poderes a la nueva directiva.
III.- La nueva presidencia dirigirá unas breves palabras al presbiterio estimulando a
todo el cuerpo eclesiástico a continuar la marcha y avance del presbiterio.
Artículo 46.- La elección de la Mesa Directiva será de cuatro años en forma alternada para
asegurar continuidad: dos oficiales cada dos años.
Artículo 47.- La función y atribuciones de la directiva son:
I.- Potestativa y ejecutiva de los acuerdos, disposiciones y recomendaciones tomadas
en reuniones del presbiterio para mantener el buen gobierno y autoridad eclesial en todo el
campo.
En el ínter de las reuniones, la directiva asume la responsabilidad para deliberar y tratar
asuntos que se presenten y acordar lo conducente y necesario cuando el asunto así lo requiera.

22
II.- Deberá desde el inicio de su gestión dar a conocer a todo el campo presbiterial una
Planificación Estratégica para cuatro años, con los respectivos Planes Operativos Anuales
acompañados de sus respectivos presupuestos financieros. La Mesa Directiva estará obligada a
realizar una evaluación a la mitad y al final del período de su gestión y dar a conocer el
resultado de las mismas al pleno del presbiterio.
III.- Deberá promover, coordinar y unificar el trabajo de los Ministerios del presbiterio
y las actividades de las iglesias y congregaciones.
IV.- Deberá aconsejar y orientar de la mejor manera posible, a las iglesias,
congregaciones, pastores y estudiantes del santo ministerio, para fortalecer su vocación, su
capacitación, compañerismo y unidad en todo el campo presbiterial.
Artículo 48.- La directiva hará durante su gestión, por lo menos una visita a las iglesias y
congregaciones del campo presbiterial, con el fin de conocer, supervisar y oír las necesidades
de ellas y dar respuesta y asesoramiento para la buena marcha de las mismas. Por esto y en
razón de la naturaleza de sus funciones, quien represente a la directiva en cualquier comisión
que le fuera encomendada en alguno de los campos del Presbiterio, contará con derecho al
pago de tres días de salario mínimo, así como la asignación de fondos por concepto de
viáticos. Esta asignación de viáticos deberá ser comprobable con documentación fiscal y
tendrá un tope máximo acordado por la tesorería y el Ministerio de Recursos del Presbiterio.
Artículo 49.- La Directiva en forma completa y los cuatro Ministerios se reunirá regularmente
cuando menos una vez al mes.
Artículo 50. Para el ejercicio de sus funciones la Mesa Directiva podrá contratar a una
persona que apoye el trabajo de oficina, este será un trabajo asalariado con todas las
prestaciones de ley, y la Mesa Directiva definirá las horas de trabajo que sean requeridas
para esta función. Los contratos de la persona empleada serán mensuales durante los
primeros 3 meses de trabajo, después de este tiempo se realizarán dos contratos de 6 meses al
término de los cuales se pueden signar contratos anuales.
Artículo 51.- De la Presidencia
I.- Será responsable de monitorear las gestiones efectuadas por la representación legal
ante toda clase de autoridades públicas o privadas, con facultades para pleitos y cobranzas y
actos de administración y dominio, de acuerdo a lo dispuesto por el artículo 2554 del Código

23
Civil para el Distrito Federal. O en su caso el numeral respectivo del Código que se encuentre
vigente en ese momento.
II.- Presidirá las reuniones y sesiones tanto ordinarias como extraordinarias del
Presbiterio reunido en pleno, así como las de la Mesa Directiva.
III.- Firmar el libro de actas y el libro de la tesorería del Presbiterio juntamente con el
secretario y el tesorero respectivamente, lo mismo que en todo documento oficial, al final y
del lado izquierdo de dichos documentos.
IV.- Asesorar y estimular a los diferentes Ministerios del presbiterio, con el objeto de que
desempeñen fiel y activamente sus funciones. En caso de incumplimiento de éstas, llamarle la
atención a quien corresponda y exhortarlo a su cumplimiento.
V.- Convocar a la directiva para las reuniones oficiales de la misma y ésta a su vez a las
iglesias y congregaciones a las reuniones del presbiterio.
VI.- Presentar por escrito, anualmente ante la reunión del presbiterio, un informe de las
actividades realizadas, los avances logrados en el campo durante su gestión, en la reunión del
mes de febrero.
VII.- En caso de que la presidencia quiera o necesite tomar parte en las discusiones
plenarias, pedirá permiso y cederá su lugar al vicepresidente, en ausencia de éste solicitará al
pleno del presbiterio se autorice a que lo sustituya en su cargo de dirección al Pastor, Pastora,
Anciano o Anciana de Iglesia de mayor edad.
VIII.- En general representará al Presbiterio en reuniones, celebraciones, aniversarios,
convenciones de iglesias, organismos eclesiales, etc.
IX.- Por la naturaleza de las responsabilidades y los gastos de representación la
Presidencia será una función rentada a manera de honorarios asimilados a salarios por la
cantidad que represente un salario mínimo en el Distrito Federal, además del derecho a
reintegro mensual de fondos por concepto de viáticos comprobables en razón exclusiva de sus
funciones y tareas encomendadas por el presbiterio o la directiva del mismo, dichos gastos
tendrán un tope máximo asignado por la tesorería en acuerdo con el Ministerio de Recursos
del Presbiterio.
Artículo 52.- De la Vicepresidencia, el titular de este puesto tendrá las siguientes facultades:

24
I.- Sustituir a la presidencia, a la secretaría o a la tesorería en los términos establecidos por
la Constitución de la Iglesia Nacional Presbiteriana de México, en casos de ausencia o
renuncia, con las atribuciones y obligaciones inherentes al cargo que esté sustituyendo.
II.- Desempeñar las comisiones y representaciones que la directiva le encomiende, así
como auxiliar en todo aquello que sea necesario a la directiva del presbiterio.
Artículo 53.- De la Secretaría.
I.- Realizará el manejo de la documentación oficial de la representación legal del
presbiterio, ante toda clase de autoridades, organizaciones, personas físicas y morales, con
facultades expresas para pleitos y cobranzas y actos de administración, en términos de lo
establecido por el artículo 2554, del Código Civil para el Distrito Federal, (o el relativo en
caso de reformas subsecuentes).
II.- Conservar en buen estado, en orden y al día el archivo del Presbiterio.
III.- En las reuniones del Presbiterio estará a su cargo el pase de lista de miembros
asistentes y certificación del quórum legal.
IV.- Llevar en orden los libros de actas de las sesiones plenarias del presbiterio, así como
de las sesiones de la directiva, asentando oportunamente las minutas o actas aprobadas, las que
deben ser rubricadas y firmadas.
V.- Llevar el libro de actas a las reuniones del presbiterio, para los casos en que resulte
necesaria alguna consulta, y para su revisión a las reuniones del sínodo.
VI.- Notificar oportunamente las convocatorias y acompañar los documentos relativos
para el desahogo del orden del día de las reuniones del presbiterio.
VII.- Publicar oportunamente y enviar todos los acuerdos tomados en cada sesión del
presbiterio, para su inmediata consulta, usando para ello papel oficial.
VIII.- Ejecutar oportunamente los acuerdos, resoluciones y recomendaciones tomadas
por el pleno del presbiterio o por la directiva.
IX.- Elaborar con los miembros de la directiva los informes, peticiones o
recomendaciones, tanto para el Presbiterio, como para el Sínodo y la Asamblea General, en los
cuales se señalarán los avances y logros alcanzados, así como los problemas y obstáculos
encontrados.
X.- Llevar en orden y al día el directorio de pastores, pastoras, ancianos y ancianas de
iglesia, diáconos, diaconisas, ministros y ministras de música y liturgia; iglesias,

25
congregaciones y organizaciones que integren el campo presbiteral, así como de los
estudiantes seminaristas, graduados y estudiantes con licenciamiento del presbiterio,
distribuyéndolo en el referido campo presbiteral.
XI.- Llevar a todas las reuniones ordinarias y extraordinarias del presbiterio, y de los
demás cuerpos superiores, los libros de gobierno, Constitución, Disciplina y Reglamento
Interior del Presbiterio, para su consulta y aplicación en su caso.
Artículo.- 54. De la Tesorería
I.- Llevar en orden y al día el libro de la tesorería.
II.- Vigilar que cada partida del presupuesto aprobado se aplique fielmente.
III.- Expedir los recibos correspondientes por todo ingreso a la tesorería del presbiterio,
los cuales deben estar debidamente membretados, foliados y firmados.
IV.- Estimular, en compañía del Ministerio de Recursos, por medio de cartas, circulares,
volantes o folletos a las iglesias y congregaciones organizadas y personas, para que aporten
con liberalidad y generosidad sus diezmos, ofrendas o donativos, con el fin de contribuir a los
gastos del presbiterio.
V.- Organizar congresos, talleres, consultas, etc., con las juntad diacónicas de las
iglesias y congregaciones, para capacitarlos y orientarlos en el mejor cumplimiento de sus
funciones y su apoyo efectivo al presupuesto del presbiterio.
VI.- Recoger los diezmos, las ofrendas y donativos de las iglesias y congregaciones, en
los cultos y actividades del presbiterio.
VII.- Hacer las compras y adquisiciones de equipo, mobiliario, papelería, etc., de
acuerdo con lo establecido en el presupuesto y disposiciones del presbiterio.
VIII.- Rendir informe general de las fianzas en cada reunión del presbiterio.
IX.- Por acuerdo del pleno del Presbiterio, se otorga poder general en términos del
artículo 2554 del Código Civil, para abrir, manejar y cancelar las cuentas de cheques de la
tesorería de dicho cuerpo de gobierno.
X. Asesorar a la Mesa Directiva, Ministerios, al Presbiterio, incluso a las iglesias, sobre
búsqueda de fondos para proyectos concretos, vínculos institucionales de carácter financiero,
rendición de cuentas y elaboración de informes financieros.

26
Artículo 55.- De acuerdo a lo dispuesto por la Constitución de la Iglesia Nacional
Presbiteriana de México, la mesa directiva de este Presbiterio será electa para un período de
cuatro años., de acuerdo al mecanismo señalado en el Artículo 40 de este reglamento.
CAPÍTULO NOVENO
De los integrantes y asociados del presbiterio.
Artículo 56.- Miembros oficiales.
I.- Son los ministros y ministras, ordenados, jurisdiccionados al Presbiterio que tienen
bajo su responsabilidad pastoral alguna iglesia o congregación del campo presbiterial o
desempeñan alguna comisión especial o un trabajo específico al cual está jurisdiccionado el
presbiterio o en alguna institución de servicio de la Iglesia (Seminarios, Casa Publicaciones El
Faro, etc.,). Los ministros y ministras, de la palabra y los sacramento o de la música y liturgia,
son miembros/as permanentes del presbiterio.
II.- Los estudiantes, seminaristas, bajo el cuidado del presbiterio.
III.- Los representantes de las congregaciones ante las sesiones del presbiterio.
IV.- También tienen membresía oficial, quienes sean representantes oficiales titulares
(o sus suplentes) que sean ancianos o ancianas de iglesia y en funciones dentro del consistorio.
Estos representantes deberán ser nombrados en sesión oficial del consistorio para que
representen a la iglesia en las reuniones del presbiterio. Su nombramiento será por un año y así
se les reconocerá en cada una de las reuniones del presbiterio, es decir en febrero, junio y
octubre de cada año, y en las reuniones extraordinarias que se pudieran efectuar en su año de
vigencia.
Artículo 57.- Los ministros, ministras, los ancianos y ancianas de iglesia representantes (el
titular o el suplente en su ausencia) tendrán voz y voto en las sesiones del presbiterio. Los
ancianos y ancianas tienen siempre en las reuniones oficiales del presbiterio, los mismos
derechos y privilegios que los ministros y ministras, así que pueden ser electos para cargos
directivos o funcionales en el presbiterio o cuando sean comisionados ante los cuerpos
superiores. Su relación oficial es ocasional, es decir, sólo en las reuniones del presbiterio.
Artículo 58.- Miembros no oficiales.
I.- Los ancianos y diáconos cuyas iglesias estén jurisdiccionadas al presbiterio. Pueden
asistir a las sesiones del presbiterio en calidad fraternal.

27
II.- Los ministros, misioneros y misioneras y obreros presbiteriales que pertenezcan a
otro presbiterio que tengan alguna relación fraternal y/o estén atendiendo algún campo o
comisión especial dentro del presbiterio.
Artículo 59.- Los ministros de culto principalmente, de acuerdo con la Ley de Asociaciones
Religiosas y Culto Público, asumirán la calidad de asociados del Presbiterio, además de ser
miembros permanentes del presbiterio. Este cuerpo puede incluir en su lista de asociados a
algunos ancianos y ancianas de iglesia.
Artículo 60.- Los Ministros de Culto, miembros del Presbiterio Juan Calvino son los
siguientes:

1.- Pbro. Hugo Gallardo Duarte


2.- Pbro. Roberto Pérez Navarro
3.- Pbro. Edwin Ignacio Herrera
4. - Pbro. Lucino Rubio Zuñiga
5.- Pbro. Eric Hernández Lara
6.- Pbro. David Abdiel Rodríguez Fuentes
7.- Pbro. Francisco Ruíz Mendoza
8.- Pbro. Felipe de Jesús Vera Palacios
9.- Pbro. Nahum Vicente Magaña
11.- Pbro. Alberto Arenas Mondragón
12.- Pbro. Ananies Laguna Coyoc
13.- Pbro. Rubén Montelongo
14.- Pbro. Jorge Sarabia Gomez
15.- Pbro. Leopoldo López Mistega
16.- Pbro. Abel Clemente Vázquez
17.- Pbro. Rubén Hernández Díaz
18.- Pbro. Silfrido Gordillo Borralles

28
Artículo 55.- Ancianos asociados:
1.- Alejandro Ánimas Almarás
2.- Manuel Pérez Bañuelos
3.- Andres Nuñez Hernández
4.- Sergio Keymilé Pérez
5.- Agdiel García
6.- Richab Jiménez Mendoza
7.- Segio Peñaloza Martínez
8.- Eleuterio Basilio Pineda
9.- Federico Hernández R.
10.- Pedro Salas Sánvhez
11.- Jahaziel Contreras Vázquez
12.- Mario García Ojeda
13.- J.J. Manuel Maldonado Chávez

Representantes de Congregaciones.
1.- Emmanuel Crespo
2.- Antonio Vera Soriano
3.- Manuel Rivera Pérez
4.- Pablo Ruiz
5.- Enrtique Hernández
CAPÍTULO DÉCIMO
De los representantes de iglesias y congregaciones ante el Presbiterio.
Artículo 62.- Es deber de todas las iglesias estar representadas oficialmente en todas las
sesiones del Presbiterio.
Para ese objeto:
I.- Cada consistorio deberá nombrar a un anciano de iglesia como su representante
(titular y suplente) y debe notificarlo por escrito extendiéndole una credencial (en papel
membreteado, con sello y firma del secretario del consistorio), la cual deberá ser entregada al
secretario del presbiterio con la debida anticipación a la reunión del presbiterio. Este

29
nombramiento tendrá vigencia de un año presbiterial. En el principio de la reunión deberá
acreditarse la presencia del representante al pase de lista e integración del quórum.
II.- A través de los representantes consistoriales será enviada toda correspondencia y
documentación oficial, así como del presbiterio al consistorio.
III.- En caso de ausencia del representante titular, ocupará su lugar su respectivo suplente.
IV.- Para notificar o cambiar de representante (titular o suplente) el secretario del
consistorio deberá ratificar el acuerdo aclaratorio al presbiterio a cerca del cambio.

Artículo 63.- Es deber de las congregaciones enviar a sus representantes fraternales a las
reuniones del presbiterio, preferentemente a los integrantes de sus mesas directivas, con el
objeto de recabar la información directa de los planes y actividades del presbiterio a realizarse
en el campo presbiterial y tomar parte activa en dichos planes y actividades. podrán dichos
representantes tener voz cuando fuese necesario.
Artículo 64.- Los ministros, misioneros, misioneras y obreros fraternales podrán asistir a las
reuniones del presbiterio, tanto a las ordinarias como a las extraordinarias.
Artículo 65.- Los miembros oficiales deberán estar presentes en todas las reuniones y
permanecer hasta la clausura de la reunión. No deberán ausentarse, excepto por causa de
fuerza mayor que requiera su retiro.
Artículo 66.- Los consistorios y directivas de las congregaciones deberán sufragar los gastos
de viaje, hospedaje y alimentación de sus representantes ante las reuniones del Presbiterio, así
como el Presbiterio sufragará los gastos de viaje, hospedaje y alimentación de sus
representantes ante las reuniones de Sínodo y R. Asamblea General.
Artículo 67.- Los representantes al regresar a sus iglesias y congregaciones deberán informar a
sus consistorios y directivas acerca de los asuntos principales tratados en las reuniones del
Presbiterio. Los representantes del Presbiterio deberán informar al mismo acerca de los
asuntos principales tratados en las reuniones de Sínodo y R. Asamblea.
Artículo 68.- Todos/as los/las miembros/as oficiales (sean Ancianos/as de Iglesia, pastores,
etc.), que asistan a las reuniones del presbiterio como representantes oficiales, deberán estar
dispuestos a aceptar algún nombramiento o cargo de parte del presbiterio, así como para
asumir responsabilidades para ser comisionados ante las reuniones del sínodo y de la
Asamblea General.

30
NOTA Para que una Iglesia, congregación o misión pueda ser recibida como parte del
presbiterio debe pasar por el siguiente escrutinio: Revisión de sus libros de actas, tesorería, y
miembros en plena comunión. Los cuales deberán ser firmados y sellados por Directiva del
Presbiterio a fin de no aceptar iglesias con irregularidades que nos causen problemas a
futuro. Incluir acta de reunión congregacional que avale su solicitud de incorporación, y no
sea solo la decisión del consistorio.

CAPÍTULO DÉCIMO PRIMERO


De Los Ministerios.
Artículo 69.- El Presbiterio “Juan Calvino” para el cumplimiento de sus objetivos, planes y
programas de trabajo cuenta con los siguientes ministerios:
1.- Ministerio de Evangelización
2.- Ministerio de Educación
3.- Ministerio de Recursos
4.- Ministerio de Relaciones.
Los titulares de estos Ministerios están facultados para reunirse como tales cuando menos
cada 3 meses, con el fin de revisar, estimular, ratificar o rectificar algunos de los aspectos de
su trabajo.
Artículo 70.- Los directivos de los Ministerios deberán asistir a las reuniones de la directiva
del presbiterio, cuando esto fuere necesario y que hayan sido convocados.
CAPÍTULO DÉCIMO SEGUNDO
De las organizaciones.
Artículo 71.- Para el desempeño de actividades y programas de trabajo en áreas específicas, el
presbiterio contará con las siguientes organizaciones:
I.- Unión de Sociedades Femeniles
II.- Unión de Sociedades Juveniles de Esfuerzo Cristiano
III.- Unión de Sociedades Intermedias de Esfuerzo
Cristiano.
IV.- Unión de Sociedades Infantiles de Esfuerzo Cristiano
V.- Alguna otra que el presbiterio considere necesaria organizar

31
Artículo 72.- Cada unión deberá contar con un consejero (y un suplente) quien será nombrado
por el presbiterio previa sugerencia de las Uniones y ejercerá sus funciones por dos años.
Artículo 73.- Las uniones deberán contar con sus respectivos libros de actas, tanto de sus
reuniones como de las reuniones de directivas, así como de sus tesorerías, los cuales
previamente deberán ser autorizados por el presbiterio, deberán demás, presentarlos para su
revisión en las reuniones ordinarias de este cuerpo en el mes de junio.
Artículo 74.-De igual modo las Uniones deberán contar con sus respectivos estatutos o
reglamentos, con el fin de mantener la buena organización y el buen entendimiento entre sus
respectivas sociedades y con el presbiterio. Las uniones serán asesoradas y supervisadas por
los Ministerios de Educación y Recursos.
Dichos reglamentos o estatutos deberán ser presentados para su aprobación respectiva
o rectificación necesaria.
Artículo 75.- Cada unión asimismo deberá elaborar sus planes de trabajo, así como un informe
anual por escrito acerca de sus actividades en relación con sus avances, logros de sus metas y
problemas u obstáculos enfrentados. Todo esto, por conducto de sus respectivas directivas, en
la reunión del presbiterio del mes de febrero.
Artículo 76.- Cada unión está facultada para celebrar sus convenciones, retiros, talleres, etc.,
de acuerdo a sus propios calendarios y reglamentos respectivos, siempre y cuando dichas
actividades no afecten la marcha normal de la agenda presbiterial, y en todo caso, se sugiere
integrar las agendas de cada organización al Plan Operativo Anual del Presbiterio.
Artículo 77.- El presbiterio y las uniones, deberán estar siempre en una estrecha relación y
comunicación, a efecto de mantener una solidaridad entre ellos.
CAPÍTULO DÉCIMO TERCERO
De los candidatos/as al ministerio de la Palabra y los Sacramentos o Música y Liturgia.
Artículo 78.- Cualquier aspirante a ingresar al seminario deberá:
I.- Tener membresía en plena comunión de alguna de las iglesias o congregaciones
jurisdiccionadas al presbiterio, con un mínimo de tres años como miembro de la iglesia y
haber participado activamente en las actividades de la iglesia.
II.- Haber concluido cuando menos sus estudios de educación media superior
(preparatoria, C.C.H. o vocacional). Es recomendable dentro de lo posible que haya concluido
alguna carrera universitaria.

32
III.- Haber demostrado vocación y capacidad para el ministerio cristiano al que postula.
IV.- Haber cumplido un mínimo de 18 años de edad.
V.- Haber renunciado previamente a los cargos oficiales que ocupe hasta ese momento,
como Anciano o Anciana de Iglesia, Diaconiza o Diácono.
Artículo 79.- Procedimientos del Caso.
Por lo que respecta al Consistorio en relación a recomendar a algún aspirarte para ingresar al
seminario deberá:
I.- Recibida la solicitud personal de la persona interesada, previa entrevista pastoral.
II.- Haber estado en observación en cuanto a su vocación, testimonio y actividad por lo
menos tres años después de haber hecho su profesión de fe o que haya sido recibido
membresía en la iglesia.
III.- Haber tenido por lo menos una entrevista formal con la persona interesada para su
auscultación de móviles y posteriormente acordar lo procedente para recomendarlo ante el
presbiterio.
IV.- Haber revisado toda su documentación, que esté en regla para recomendarlo al
presbiterio, y consecuentemente por oficio presentarlo y recomendarlo al presbiterio.
V.- Aceptar la forma establecida por la Constitución de la Iglesia Nacional
Presbiteriana de México para estos casos y hacerse responsable en cuanto al sostenimiento de
su propio estudiante.
Artículo 80.- Por su parte el aspirante después de haber logrado el apoyo del consistorio de su
iglesia, deberá realizar oportunamente los trámites siguientes:
I.- Presentar su solicitud por escrito al presbiterio, expresando sus deseos, motivos y
perspectivas como aspirante al Santo Ministerio.
II.- Presentarse a la reunión más cercana del presbiterio, en la cual se tratará su
solicitud.
III.- Conocer que el presbiterio después de leer su solicitud, turnará su caso al
Ministerio de Educación para tener con él una entrevista de motivos y propósitos y a la vez
para examinar toda su documentación y circunstancias como aspirante para realizar estudios
en el seminario.
IV.- Presentar junto con la solicitud los siguientes documentos:

33
1.- Carta de recomendación y apoyo consistorial, indicando en ella el apoyo moral y
económico.
2.- Certificado de estudios concluidos (copia)
3.- Acta de nacimiento (copia)
4.- Carta de exposición de motivos y un breve comentario sobre la Santa Biblia, la
Iglesia y el ministerio.
5.- Certificado de buena salud.
6.- Certificado de exploración sicológica
7.- Cuatro fotografías tamaño infantil.
Artículo 81.- Será competencia del presbiterio lo siguiente:
I.- Es competencia del Ministerio de Educación del Presbiterio dictaminar y en caso de
haber sido aceptado por este ministerio, el presbiterio emitirá su aprobación final y dará la
bienvenida y pondrá su nombre en la lista de estudiantes al santo ministerio.
II.- Una vez aprobado por el presbiterio. Este cuerpo oportunamente comunicará por
escrito en papel membreteado, sellado y firmado por el Secretario. En dicho escrito el
presbiterio expresará el apoyo moral y económico para el estudiante ante el Seminario
Teológico Presbiteriano de México, Facultad Latinoamericana de Teología Reformada o
alguna otra institución teológica reconocida. El presbiterio se reserva el derecho para el lugar
de estudio.
III.- El estudiante firmará una carta de compromiso ante el presbiterio, en la cual se
comprometerá a trabajar después de haber graduado, en el campo del presbiterio, al menos por
los mismos años en los que fue apoyado por el presbiterio.
Artículo 82.- Obligaciones de los estudiantes.
I.- Todo estudiante al santo ministerio, una vez aprobado y apoyado moral y
económicamente por el presbiterio quedará bajo el cuidado, dirección y autoridad del
presbiterio. En cuanto a su carácter de miembro de la iglesia, continuará perteneciendo a ella
durante el tiempo que realice sus estudios.
II.- Todo estudiante deberá rendir su informe de estudios y actividades pastorales en el
campo de trabajo que se le haya asignado por el presbiterio o por el seminario. Por separado el
seminario enviará las calificaciones al presbiterio.

34
III.- Al concluir sus estudios deberá notificar al presbiterio por escrito que se pone a la
disposición de este cuerpo y deberá empezar a hacer los trámites respectivos para el proceso
de licenciamiento y ordenación conforme lo estipula la constitución de la iglesia.
IV.- Como estudiante del seminario, recibirá la orientación y apoyo tanto del
Ministerio de Educación como del representante del presbiterio ante el Consejo del
Seminario.
V.- Ningún estudiante graduado deberá hacer compromisos de trabajo fuera del campo
del presbiterio, sin haber recibido previamente la anuencia de este cuerpo colegiado.
Artículo 83.- El presbiterio ayudará a sus estudiantes seminaristas en la compra de libros y
materiales de estudio que acuerde este cuerpo.
Artículo 84.- El Ministerio de Relaciones está facultado para asignar campo a los estudiantes,
tanto en los fines de semana, en tiempos de clases, en vacaciones y al terminar sus estudios.
Artículo 85.- Todos los estudiantes varones o mujeres que pertenezcan al presbiterio o no, que
trabajen en nuestras iglesias o congregaciones, como parte de su formación recibirán de las
mismas una gratificación generosa, semanal, quincenal o mensualmente como reconocimiento
a los servicios prestados.
Artículo 86.- Cuando algún o alguna de los estudiantes al santo ministerio de este cuerpo que
hayan cursado la licenciatura o estudios de postgrado, habiendo obtenido notas laudatorias en
el seminario o que hayan destacado en su trabajo pastoral en nuestro campo, será acreedor a
un estímulo en efectivo como premio.
Artículo 87.- El presbiterio apoyará también moral y económicamente a aquellos pastores que
deseen y puedan realizar estudios de postgrado en el seminario, de acuerdo con las
posibilidades económicas del presbiterio.
Artículo 88.- Es obligación de los estudiantes asistir a las reuniones del presbiterio.
CAPÍTULO DÉCIMO CUARTO
De los representantes y consejeros.
Artículo 89.- Las personas responsables del Ministerio de Educación del presbiterio asumirán
la representación del mismo ante el Consejo Directivo del Seminario Teológico Presbiteriano
de México y ante el Consejo Directivo del IIES-CTM (representando a la FLATER), tanto
propietario como suplente, así como ante otras entidades que considere oportuno hacerlo.

35
Artículo 90.- El presbiterio escogerá de entre su personal a aquellas personas que tengan
experiencia, gusto y capacidad para la consejería de las uniones femenil, juvenil, intermedia e
infantil.
Artículo 91.- Es obligación de representantes y consejerías asistir a las reuniones de los
organismos a los que fueron nombrados y consecuentemente rendir un informe al presbiterio
en la reunión del mes de febrero.
Artículo 92.- Las representaciones y consejerías serán asignadas en la reunión del presbiterio
del mes de febrero y rendirán protesta con los demás ministerios del presbiterio, su
nombramiento tendrá vigencia por dos años.
Artículo 93.- Deberán tomarse en cuenta para el nombramiento de consejerías y presidencias
de las uniones el que en lo posible no exista membresía a la misma iglesia y ni lazos de
relación familiar. Así mismo se espera que las uniones para el nombramiento de consejerías
sugieran de ser posible una terna para que el presbiterio nombre la persona más indicada.
CAPÍTULO DÉCIMO QUINTO
De las comisiones al Sínodo y a la R. Asamblea General.
Artículo 94.- La elección de los comisionados tanto para el Sínodo como para la Asamblea
General será en las reuniones plenarias de este presbiterio. Para tal efecto, se nombrarán, por
ahora, tanto ancianos de iglesia como ministros que por su experiencia, capacidad y
posibilidades de asistencia representen los intereses de este cuerpo, con el fin de que sostengan
los principios, criterios y acuerdos del mismo ante el Sínodo y Asamblea General, la comisión
de referencia deberá estar coordinada por uno de los delegados, todo esto deberá considerarse
en las reuniones del presbiterio.
Artículo 95.- El presbiterio, para la asistencia de sus comisionados sufragará los gastos de
viaje, alimentación y registro ante los cuerpos superiores.
Artículo 96.- Al concluir las reuniones de los cuerpos superiores, los comisionados en
conjunto rendirán un informe de su representación ante el presbiterio.
Artículo 97.- Todos los comisionados deberán reunirse las veces que sea necesario, antes de
las reuniones a las que asistirán como tales, para uniformar criterios y tomar la orientación del
caso y así cumplir con su representación y participación en las reuniones de los cuerpos
superiores.
CAPÍTULO DÉCIMO SEXTO

36
Del sostenimiento del Presbiterio.
Artículo 98.- Es privilegio y obligación de todas las iglesias y congregaciones jurisdiccionadas
a este cuerpo colegiado aportar el 10% (diezmos) del total de sus ingresos, los que deberán
entregar al presbiterio, sin que sea motivo para dejar de cubrir estas aportaciones el hecho de
que existan planes o trabajos de construcción en sus respectivos templos o instalaciones
anexas, casas pastorales o edificios educacionales, con el fin de que den fiel cumplimiento a la
Palabra de Dios.
Artículo 99.- Las uniones por su parte, buscarán las formas y procedimientos más adecuados
para apoyar económicamente al presbiterio para la buena marcha de este cuerpo de gobierno.
CAPÍTULO DÉCIMO SÉPTIMO
De las relaciones con otros cuerpos y organismos evangélicos.
Artículo 100.- El Presbiterio “Juan Calvino” mantendrá las mejores relaciones de los demás
presbiterios y sínodos que integran la Asamblea General de la Iglesia Nacional Presbiteriana
de México A- R. 126/93, así como con las organizaciones e instituciones de servicio de la
Iglesia. De igual modo con otros cuerpos eclesiales de la familia reformada en particular y de
la evangélica en general. Así mismo con organismos evangélicos y agencias de servicio como
la Sociedad Bíblica de México, A. C., organizaciones del movimiento ecuménico y/o de
cooperación interreligiosa todas ellas en consonancia con los valores cristianos reformados.
CAPÍTULO DÉCIMO OCTAVO
De las publicaciones.
Artículo 101.- El presbiterio tiene las siguientes facultades.
I.- Publicar bien sea un boletín informativo o una revista de carácter informativa,
educacional, teológica e inspiración para robustecer la buena relación con el campo y
estimular una óptima marcha en todos sus trabajos. Para ello podrá encomendar a alguno de
sus departamentos de trabajo o bien nombrar a un comité editorial para el logro de este
importante fin.
II.- De igual manera, el presbiterio apoyará la circulación de revistas y publicaciones
adecuadas para la nutrición Bíblica y Teológica de la reflexión en nuestras iglesias, ministros,
ministras y oficiales.
CAPÍTULO DÉCIMO NOVENO
De los representantes legales permanentes.

37
Artículo 102.- Para los efectos legales procedentes, se han nombrado como Representantes
Oficiales ante la Secretaría de Gobernación y otras Secretarías u Oficinas Gubernamentales a
representantes legales según documentos oficiales notariados.
Artículo 103.- Se nombra como Apoderado Legal al Tesorero en turno, con facultades para
realizar trámites administrativos, promueva los juicios necesarios en defensa de los inmuebles
y propiedades de la Asociación Religiosa de mérito, etc., y para otorgar poderes a terceros.
ARTÍCULOS TRANSITORIOS
Primero.- El presente reglamento entrará en vigor 15 días después de haber sido
aprobado por el acuerdo expreso del Presbiterio y publicado
Segundo : Una vez aprobado se difundirá entre las iglesias, congregaciones y misiones
que integren este cuerpo.
Tercero : Este reglamento podrá ser modificado o reformado después de cuatro años de
vigencia o cuando así lo determinen cuando menos las dos terceras partes de los miembros del
presbiterio que asistan a las reuniones en que se determine reformar este documento.
Cuarto.- De acuerdo a las disposiciones expresadas para la vigencia de ejercicio de la
mesa directiva y Ancianos representantes de las iglesias juridiccionadas, los cambios por
terminación de periodo y por sustitución de representantes, no controvierten lo señalado en el
presente reglamento en lo referente a los miembros y asociados.
Quinto.- Los ingresos de nuevos miembros y bajas de los actuales, se darán a conocer a
la Secretaria de Gobernación en los términos señalados por la Ley de Asociaciones Religiosas
y Culto Público.
Sexto.- Este reglamento deroga el anterior publicado a los veintiseis días del mes de
octubre del dos mil dos.

Lugar, fecha y datos oficiales de las autoridades presbiteriales.

38