You are on page 1of 10

Orientaciones Técnicas

Modalidad: Reinserción y Fortalecimiento Familiar


(PRF)

ANEXO 6

ORIENTACIONES TECNICAS

LÍNEA DE ACCIÓN: PROGRAMAS.

MODALIDAD: REINSERCIÓN Y FORTALECIMIENTO FAMILIAR


(PRF)

Junio 2010

Departamento de Protección de Derechos


Servicio Nacional de Menores 1
Orientaciones Técnicas
Modalidad: Reinserción y Fortalecimiento Familiar
(PRF)

INDICE

I. PRESENTACIÓN..................................................................................................................... 3
II. OBJETIVOS ............................................................................................................................ 3
2.1 Objetivo General .............................................................................................................. 3
2.2 Objetivos Específicos........................................................................................................... 3
2.3 Resultados Esperados ........................................................................................................ 4
III. ORIENTACIONES TÉCNICAS ESPECÍFICAS ........................................................................... 4
3.1 Sujeto de Atención................................................................................................................ 4
3.2 Vía de ingreso ........................................................................................................................ 4
3.3 Cobertura y focalización territorial ..................................................................................... 4
3.5 Criterios metodológicos orientadores de la intervención familiar ................................. 5
Los proyectos debe enmarcar su acción en los principios definidos por la Convención
de los Derechos del Niño............................................................................................................ 5
3.9. Orientaciones generales sobre las fases a considerar en la intervención: .................. 6
IV. SOBRE EL EQUIPO DE TRABAJO ........................................................................................... 8
4.1 Criterios generales ................................................................................................................. 8
4.2 Composición .......................................................................................................................... 8
V. SOBRE EL PRESUPUESTO ........................................................................................................ 9
VI. SOBRE LOS RECURSOS MATERIALES ..................................................................................... 9
6.1 Respecto del inmueble de funcionamiento ..................................................................... 9
6.2 Respecto del equipamiento ................................................................................................ 9

Departamento de Protección de Derechos


Servicio Nacional de Menores 2
Orientaciones Técnicas
Modalidad: Reinserción y Fortalecimiento Familiar
(PRF)

I. PRESENTACIÓN.

Los programas de reinserción familiar se definen en la Ley Nº 20.032 como “aquellos


destinados a afianzar la capacidad de los padres o de quienes puedan asumir
responsablemente el cuidado personal del niño, niña o adolescente que se encuentre en
un centro residencial para ejercer directamente dicho cuidado, propiciando su pronto
egreso y su reinserción familiar”.

Los principios normativos y valóricos que sustentan a los presentes proyectos derivan de lo
establecido en la “Convención de los derechos del niño “en sus artículos Nº 5 y 18 respecto
de “…que el niño, para el pleno y armonioso desarrollo de su personalidad, debe crecer en
el seno de la familia…”…que la familia, como grupo fundamental de la sociedad y medio
natural para el crecimiento y el bienestar de todos sus miembros, y en particular de los
niños, debe recibir la protección y asistencia necesarias para poder asumir plenamente sus
responsabilidades dentro de la comunidad”, como también de que “los Estados Partes
pondrán el máximo empeño en garantizar el reconocimiento del principio de que ambos
padres tienen obligaciones comunes en lo que respecta a la crianza y el desarrollo del
niño. Incumbirá a los padres o, en su caso, a los representantes legales la responsabilidad
primordial de la crianza y el desarrollo del niño”.

Los programas de fortalecimiento y reinserción familiar fueron licitados como oferta


específica vinculada a la línea de acción centros residenciales, durante el año 2007. Por
tanto el presente año 2010, cumplen su primer período de convenios, definidos en su
primera licitación, a tres (3) años plazo.

Las presentes orientaciones constituyen el marco orientador bajo el cual los programas
prorrogados deben formular su matriz lógica de funcionamiento para el nuevo período, y
se basan en el monitoreo y sistematización realizado durante el tiempo de ejecución del
programa, como también del conocimiento de la experiencia práctica de los proyectos
vinculados.

II. OBJETIVOS

2.1 Objetivo General

Asegurar la reinserción familiar y socio-comunitaria de los niños, niñas y adolescentes que


permanecen en centros residenciales, a través de procesos de fortalecimiento familiar que
resguarden la efectiva protección de sus derechos, especialmente el derecho a vivir en
familia.

2.2 Objetivos Específicos

1. Evaluar la calidad del vínculo, las competencias parentales y las condiciones para la
reinserción en la familia biológica.
2. Evaluar otras alternativas de vida en familia cuando la familia biológica muestra
indicadores de inhabilidad parental/marental.
Departamento de Protección de Derechos
Servicio Nacional de Menores 3
Orientaciones Técnicas
Modalidad: Reinserción y Fortalecimiento Familiar
(PRF)

3. Fortalecer las competencias parentales/marentales para la reinserción en familia y/o la


mantención de los vínculos familiares o afectivos.
4. Realizar coordinaciones con redes de apoyo social y comunitario, a fin de mejorar la
calidad de vida de las familias participantes y favorecer su capacidad de autogestión.

2.3 Resultados Esperados

Los resultados esperados se evaluarán periódicamente a través de la supervisión como


también a través de procesos de evaluación anual y auto-evaluación institucional, a partir
de lo cual se emitirán los informes correspondientes con los logros del proyecto.

1. 100% de familias biológicas, cuentan con evaluación de la calidad del vínculo, de


competencias parentales y condiciones para la reinserción.
2.- 100% de los niños, niñas y adolescentes ingresados cuyas familias biológicas han sido
evaluadas con incompetencias parentales severas y crónicas, cuentan con planificación
alternativa que asegure el respeto a la vida en familia.
3.- 100% de las familias de egreso desarrollan habilidades parentales orientadas a las
funciones de protección y cuidado.
4.- 100 % de las familias acceden a las redes de servicios básicos y/o comunitarios
presentes en el medio local y desarrollan capacidades de autogestión, como
consecuencia de la intervención del proyecto.

III. ORIENTACIONES TÉCNICAS ESPECÍFICAS

3.1 Sujeto de Atención

Niños, niñas y adolescentes vulnerados en sus derechos que se encuentran en una


residencia y sus familias o quienes asuman el rol protector para el proceso de reinserción
familiar.

3.2 Vía de ingreso

Los 100% de los niños, niñas, adolescentes y familias a atender deben encontrarse en una
residencia de protección para mayores1 y/o para la discapacidad, por una medida de
protección de un Tribunal competente.2

3.3 Cobertura y focalización territorial

La determinación de la focalización de estos programas estará a cargo de la Dirección


Regional correspondiente.

1 Este modelo de intervención excluye los sujetos de atención de las residencias especializadas y de diagnóstico.
2 Tanto el ingreso como los avances, o el egreso deberán informarse al Tribunal competente, responsabilidad
radicada en el equipo técnico de la residencia con los insumos proporcionados por el programa de reinserción
familiar.

Departamento de Protección de Derechos


Servicio Nacional de Menores 4
Orientaciones Técnicas
Modalidad: Reinserción y Fortalecimiento Familiar
(PRF)

Se sugiere la vinculación de estos programas con una o dos residencias. La experiencia


práctica de los PRF ha mostrado obstaculizado res al coordinarse con un número mayor a
dos residencias, debido a las dificultades de desplazamiento de los equipos técnicos.

3.5 Criterios metodológicos orientadores de la intervención familiar

Los proyectos debe enmarcar su acción en los principios definidos por la Convención de los
Derechos del Niño.
Como parte de ello se relevan para efecto de estas orientaciones, el enfoque inclusivo de
necesidades especiales, el enfoque intercultural, el enfoque de género. La práctica
cotidiana de los proyectos debe asegurar el respeto a las particulares demandas del sujeto
de atención, a sus necesidades del desarrollo, a preservar su identidad y sus derechos
culturales y lingüísticos, a visibilizar los estereotipos y/o sesgos de género que pudiesen
impedir el acceso igualitario a los bienes sociales.

Por otra parte debe propiciarse activamente la realización y compromiso de otros actores y
sectores a través de acciones intersectoriales que contribuyan desde sus competencias a
los apoyos, materiales, afectivos y sociales necesarios.

Los procesos planificados en la intervención de cada caso deben también enmarcarse en


el concepto de calidad o de mejora continua del hacer. Implica un trabajo reflexivo y
auto-crítico, en permanente innovación estratégica que asegure una planificación que
resguarde la calidad de los contenidos y acciones entregados.

Algunos criterios para la coordinación:


 Todos los niños, niñas y adolescentes ingresados al centro residencial requieren de
intervención tendiente a la reinserción en una familia. De no contarse con el
número suficiente de plazas en el PRF para el ingreso de la totalidad de los
usuarios/as el centro residencial debe responsabilizarse por las acciones que
resguarden el derecho a vivir en familia.
 Los casos que presentan susceptibilidad de adopción, y por ende egreso con una
familia adoptiva, serán de responsabilidad del equipo residencial, lo mismo respecto
de aquellos que se encuentran en etapa de seguimiento (esta labor queda a cargo
de la residencia que intervino con el caso) o prontos a egresar por alguna razón,
tampoco cuando el caso está siendo trabajado por un programa especializado de
modo de evitar la sobre intervención de los equipos.

Se espera que los equipos estipulen y definan en un documento todos los acuerdos
respecto del trabajo a realizar con las familias y los niños, niñas y adolescentes que se
encuentran en protección residencial, quedando elaborada una planificación preliminar
que puede ser nutrida y retroalimentada durante el proceso.

En relación al trabajo familiar, sus enfoques pueden provenir de una variedad de marcos
teóricos. Los mas utilizados en intervención familiar son el enfoque psicosocial, el
relacional/sistémico, el enfoque ecológico.

Departamento de Protección de Derechos


Servicio Nacional de Menores 5
Orientaciones Técnicas
Modalidad: Reinserción y Fortalecimiento Familiar
(PRF)

3.9. Orientaciones generales sobre las fases a considerar en la intervención:

En estos proyectos se pueden considerar alrededor de cinco (5) momentos en el proceso


de intervención, los que se presentan por separado sólo con fines descriptivos, ya que en la
práctica se superponen y se retroalimentan (o surgen otros momentos tan relevantes como
estos):

1. La recopilación de antecedentes existentes en la propia residencia

2. La evaluación y/o profundización del diagnóstico. Es relevante trabajar desde las


fortalezas del grupo familiar, evaluando los vínculos de apego, potencialidades,
discursos y actitudes facilitadoras de la re-unificación familiar. Particularmente,
integrar la opinión de los niños, y niñas.

En este momento se inicia con la evaluación de las competencias parentales,


dinámicas y recursos con que cuenta la familia. El propósito aquí es definir con la
mayor rapidez y eficiencia posible una planificación acerca de las líneas de
intervención familiar a seguir en cada uno de los casos, seleccionando y
ponderando las mejores alternativas de reinserción ya sea con su familia biológica,
extensa o sustituta.

3. El Diseño de un plan de intervención en cada caso, incluye los ámbitos referidos al


niño, niña o adolescente, su familia (o adultos responsables) y comunidad.
Estos proyectos deben inscribirse en el PII formulado por el centro residencial de
manera que las acciones de fortalecimiento y reinserción familiar muestren
coherencia con el plan del caso y no sean diferenciados. De manifiesta relevancia
es la co-construcción del PII donde además de ambos proyectos deben participar
activamente el niño o niña y su familia.

4. Desarrollo del plan de intervención. Esto implicará llevar a cabo y reevaluar


permanentemente la planificación realizada. Es de máxima importancia la estrecha
coordinación que se deberá mantener con el equipo de la residencia, con el fin de
desarrollar acciones mutuas que contribuyan al éxito del Plan de Intervención. Se
llevará registro actualizado del estado de avance y resultados del PII.

Se llevará registro actualizado de las actividades esenciales desarrolladas y del


estado de avance del proceso de intervención familiar. Se estima imprescindible
sostener reuniones regulares para estudio y re-orientación de estrategias de los
casos en proceso, aparte de las necesidades o contingencias que la situación de
cada caso pudiera requerir.

5. Egreso y seguimiento del caso para evaluar la efectividad de las medidas


adoptadas. Esta etapa involucra la concreción de la decisión de reinsertar
definitivamente al niño, niña o adolescente en su familia (o con el o la persona
responsable de su cuidado) y/o en su comunidad, en conformidad al cumplimiento
eficaz del proceso de intervención.

Departamento de Protección de Derechos


Servicio Nacional de Menores 6
Orientaciones Técnicas
Modalidad: Reinserción y Fortalecimiento Familiar
(PRF)

Al llegar a este momento se han contemplado sucesivos acercamientos y estadías


entre adultos y niños/as, apoyados por el equipo del programa. Estas visitas, salidas
o estadías cada vez más estrechas han culminado con la decisión de alcanzar la
reinserción plena del niño/a. Es este el momento de la superación efectiva de los
efectos de la vulneración de derechos de que ha sido objeto, para avanzar
sostenidamente en el proceso de reinserción, una vez constatada la efectividad de
las acciones que han operado en tal sentido.

Exigirán también acciones seguimiento y la evaluación sistemática de los casos para


constatar la efectividad de las medidas adoptadas, las que darán cuenta de haber
revertido los déficit principales de la incompetencia parental reconocidos en la
evaluación inicial de la intervención, y haber realizado una constatación empírica,
idealmente con instrumentos de post – test, donde se pueda comparar las
habilidades desarrolladas por los adultos, situación que sustenta la presencia de
condiciones favorables para la reinserción del niño, niña y adolescente en la familia.

El seguimiento debe contemplar una planificación especialmente diseñada para


este efecto por un período no menor de tres (3) meses ni mayor de seis (6) previo al
momento del egreso definitivo. De evaluarse la necesidad de mayor apoyo a las
familias se podrá considerar la derivación a un proyecto PIB o programa de
intervención breve, aportando con la información disponible.

Los indicadores3 de logro para concretar esta etapa son como mínimo los siguientes:

a) Presencia de calidez emocional en las interacciones entre los adultos


responsables y sus niños/as o adolescentes.
a. Presencia de prácticas de socialización basadas en el buen trato por las
figuras adultas responsables, hacia el niño, niña o adolescente.
b. Presencia de condiciones materiales básicas.
c. Presencia de conductas responsables por parte de la familia para responder
a las necesidades básicas, de salud, educación y recreación de sus niños/as
o adolescentes.
d. Presencia de conductas pro-activas de los adultos pertenecientes al grupo
familiar para auto gestionar los apoyos necesarios de la red.

La decisión final de egreso será consensuada entre ambos equipos y responderá a


la co-responsabilidad de los mismos, dentro del ámbito de competencias y
responsabilidades concordado.

En atención a que los niños/as son atendidos en las residencias de protección, mediante
una orden del Tribunal competente, los programas deberán mantener y entregar la
información al equipo residencial quienes tienen la responsabilidad de informar a dicho
Tribunal, respecto de la intervención familiar que se está llevando a cabo el equipo PRF.
Esto incluirá reportes de avances y resultados que finalmente avalen la solicitud de egreso
de la residencia en que el niño, niña se encuentra.

3 Estos indicadores están basados en el Manual de Evaluación y Fortalecimiento de Competencias Parentales


desarrollado por la Universidad de Concepción, Facultad de Ciencias Sociales y Sename, año 2004
Departamento de Protección de Derechos
Servicio Nacional de Menores 7
Orientaciones Técnicas
Modalidad: Reinserción y Fortalecimiento Familiar
(PRF)

El tiempo de permanencia en el programa de fortalecimiento familiar, puede ser variable


en cada uno de los casos dado que los ritmos en la intervención familiar pueden estar
cruzados por múltiples variables y circunstancias, teniendo en consideración lo anterior, se
estima razonable un tiempo de intervención no superior a los (18) diez y ocho meses de
duración, incluidos el seguimiento y el egreso definitivo por parte del Tribunal. Este plazo se
puede extender cuando exista justificación técnica, y un pronóstico acotado de
reinserción familiar. Se espera que esta situación sea justificada y conocida por la
supervisión técnica de Sename.

IV. SOBRE EL EQUIPO DE TRABAJO

4.1 Criterios generales

Dado el carácter especializado que requiere la intervención con familias, más aún los
niños/as o adolescentes que se encuentran separados de su entorno y se aspira a restaurar
una situación grave de vulneración, es preciso contar con un equipo de profesionales con
formación y experiencia en el ámbito familiar y comunitario.

Es indispensable que este personal sea seleccionado en un proceso que permita asegurar
su idoneidad, exigiendo que las personas designadas para un cargo presenten su
certificado de título profesional o técnico según corresponda, sus antecedentes al día, y
acrediten logros curriculares en trabajo con familia. Además, deben demostrar salud
compatible con el cargo, y un perfil de competencias que develen a los menos un manejo
óptimo de las relaciones interpersonales, de la capacidad para trabajar en forma
cooperativa y manejo empático de niños, niñas y familias.

Importante resulta considerar que el perfil antes señalado será ponderado al momento de
la adjudicación de la propuesta y posteriormente constatado en curriculums análogos en
caso de modificarse la configuración del equipo ejecutor.

4.2 Composición

El equipo profesional podrá estar conformado por un/a director/a de proyecto profesional
de las ciencias sociales, profesionales psicólogas/os, asistentes sociales, educadores con
formación en familia, terapeutas u orientadores familiares titulados en universidades
públicas o privadas.

Se podrá contar además con horas de jornadas atribuibles a personal de soporte, según
sea el funcionamiento propuesto por el programa, compartiendo espacios físicos con una
residencia, instalado en oficinas institucionales o propias del equipo externo ejecutor.

Las horas profesionales deberán ser acordes a la cobertura de atención planteada, siendo
la proporción mínima de profesionales del área social y socio-familiar de uno por cada 20
a 25 niños/as máximo y estar contratadas/os en jornada completa.

El número de familias a cargo de cada profesional y técnico de apoyo puede ser


equivalente o no al Nº de niños, niñas o adolescentes (considerando que una familia
ingresada al programa puede contener dos o más hermanos/as al interior de la residencia).

Departamento de Protección de Derechos


Servicio Nacional de Menores 8
Orientaciones Técnicas
Modalidad: Reinserción y Fortalecimiento Familiar
(PRF)
V. SOBRE EL PRESUPUESTO

Los programas de reinserción familiar subvencionados por Sename, se pagarán por sistema
combinado, es decir, por niño, niña y adolescente atendido a todo evento y un adicional
por cada uno/a reinsertado favorablemente a un grupo familiar estable.

Los recursos deben calcularse sobre la base asignada al programa de reinserción familiar,
que asciende a 3 USS mensual, más el factor de zona.

Adicionalmente se pagará 10 USS4 por niño, niña favorablemente egresado5. Dicha suma
adicional no se incrementará por la aplicación de criterio alguno.

Valor Base Criterio a aplicar


3 USS mensual Zona

VI. SOBRE LOS RECURSOS MATERIALES

6.1 Respecto del inmueble de funcionamiento

Para su funcionamiento del programa de reinserción familiar deberá contar a lo menos con
las siguientes condiciones mínimas:

 Facilidad de acceso en términos de movilización y ubicación, favorable a los centros a


los cuales prestará servicio.
 Contar con una oficina de Dirección.
 Oficinas en número suficiente para desarrollar el trabajo, que permita atención
personalizada y con respeto a la privacidad de las personas.
 Sala de recepción y espera,
 Servicios higiénicos para público, y para el personal.
 Dependencias en buenas condiciones de salubridad, seguridad, ventilación,
iluminación, calefacción y equipamiento.

6.2 Respecto del equipamiento

Se requerirá como mínimo, un computador con las siguientes condiciones: procesador


Pentium IV 2.8 MGS, o equivalentes, disco duro no inferior a 20 GB, memoria mínimo 512 MB
RAM u otro, unidades de disco de 3 ½ pulgada de alta densidad y unidades lecto- grabador
(opciones de multimedia son necesarias por las características del software actual),
impresora, tarjeta fax-modem, conexión con Internet que permita correo electrónico. Sistema
operativo Windows 2000 o superior, programas Office 2000 con Access incluido. Navegador
Internet Explorer 6.0 o superior. Un ADSL mínima de 512.

4 Unidad de Subvención Sename, reajustable anualmente según IPC.


5 El monto es el equivalente a 10 $ USS, este monto se paga una sola vez cuando se ha conseguido el egreso
favorable es decir, cuando el niño/a ha egresado exitosamente de la residencia y no ha reingresado a otro
proyecto de igual o mayor complejidad al cabo de 6 meses.

Departamento de Protección de Derechos


Servicio Nacional de Menores 9
Orientaciones Técnicas
Modalidad: Reinserción y Fortalecimiento Familiar
(PRF)
Teléfono, fax y correo electrónico institucional disponible a lo menos para la coordinación
del programa, el cual deberá ser informado a la Dirección Regional correspondiente.

Estos requerimientos están directamente relacionados con el cumplimiento de los registros


SENAINFO, los cuales deben permanecer actualizados.

Los estándares mínimos en materia de higiene y seguridad a considerar implican


adecuarse a normativa vigente con relación a: saneamiento básico (servicios higiénicos,
servicios de alimentación), seguridad (vías de circulación, vías de escape, señalización);
servicios básicos (instalaciones sanitarias, eléctricas y de gas, sistemas de detección de
humo y combate de incendios, extintores, red húmeda y seca cuando corresponda.

Departamento de Protección de Derechos


Servicio Nacional de Menores 10