You are on page 1of 5

CELEBRACIÓN DE LA PALABRA

ANTÍFONA DE ENTRADA

M: Digno es el Cordero degollado de recibir el poder, la riqueza, la sabiduría, la fuerza y el


honor. A Él la gloria y el poder por los siglos de los siglos.
T: Amén.

RITO INICIAL

M: En el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo


T: Amén
M: Hermanos, bendigamos a nuestro Señor Jesucristo, que nos amó hasta entregarse por
nosotros y ahora vive y reina por los siglos de los siglos.
T: Amén.
M: Bendito y alabado sea el Santísimo Sacramento del altar
T: Sea por siempre bendito y alabado Jesús Sacramentado.

RITO PENITENCIAL

M: Queridos hermanos, reconozcamos nuestros pecado a fin de prepararnos debidamente


para participar en esta sagrada celebración.

(Se hace un breve silencio)

T: Yo confieso, ante Dios Todopoderoso y ante ustedes hermanos, que he pecado mucho de
pensamiento, palabra, obra y omisión: por mi culta, por mi culpa, por mi gran culpa. Por eso ruego
a Santa María siempre virgen, a los Ángeles, a los Santos y a ustedes hermanos, que intercedan
por mí ante Dios, nuestro Señor. Amén.
M: Dios Todopoderoso tenga misericordia de nosotros, perdone nuestro pecados y nos
lleve a la vida Eterna.
T: Amén.

ORACIÓN COLECTA

M: Oremos. Dios Todopoderoso y Eterno, que quisiste fundar todas las cosas en tu Hijo
muy amado, Rey del Universo; haz que toda criatura, librada de la esclavitud, sirva a tu
majestad y te alabe eternamente. Por Jesucristo nuestro Señor.
T: Amén.

LITURGIA DE LA PALABRA

1ª Lectura
Salmo

M: Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san………


T: Gloria a ti, Señor

(Se lee el Evangelio)


M: Palabra del Señor
T: Gloria a ti, Señor Jesús

(Se puede dejar un momentito de silencio)

ORACIÓN DE LOS FIELES

M: Amados hermanos: todos unidos, los que nos alimentamos con el mismo pan, bajado
del cielo, imploremos a Cristo. A cada intensión respondemos: “Escuchanos, Señor”
 Por la Iglesia, para que ofreciendo a Jesús, la Víctima sin mancha, en el sacrificio de la
Eucaristía se ofrezca también a sí misma. Oremos.
 Para que todos los hijos de la Iglesia participemos frecuentemente en el Santo Sacrificio de
la Misa y recibamos el Cuerpo y la Sangre de Cristo con hambre y sed de perfección
cristiana. Oremos.
 Para que esta comunión nos identifique más con Cristo y aprendamos a amar más a
nuestros hermanos. Oremos.
 Por nuestros gobernantes, para que bajo su dirección tengamos una vida feliz y pacífica.
Oremos.
 Por la paz en el mundo, por la prosperidad de la Santa Iglesia y por la unión de todos los
seres humanos. Oremos.
 Por la conservación de la naturaleza, por la abundancia de las cosechas y por el progreso
del mundo. Oremos.

(Se pueden agregar más intenciones personales)

 Por nuestros familiares y amigos que han muerto en la esperanza de la resurrección, para
que Dios les conceda el reposo Eterno (leer difuntos). Oremos.

M: Dios nuestro, que nos has revelado que la plenitud de tu ley se fundamenta en el amor;
escucha las oraciones de tu pueblo y concédenos vivir siempre de acuerdo a las
exigencias del Evangelio y ser así para los hermanos signo de reconciliación y de paz. Por
Jesucristo, nuestro Señor.
T: Amén.

COMUNIÓN

(El ministro despliega en corporal, trae desde el sagrario al Santísimo Sacramento cantando
“Alabado sea el Santísimo Sacramento del altar” y lo coloca sobre el altar; entonces junto a los
fieles lo adora con la siguiente aclamación)
M: Este es el Sacramento de nuestra fe
T: Anunciamos tu muerte, proclamamos tu resurrección, ven Señor Jesús.

M: Fieles a los preceptos del Señor y siguiendo sus divinas enseñanzas nos atrevemos a
decir: Padre nuestro… (Rezan todos el Padre Nuestro)

M: Hermanos, como verdaderos hijos de Dios, y por lo tanto hermanos en Jesucristo,


démonos fraternalmente la paz (Saludo de la paz)

(El ministro hace una genuflexión, toma la hostia y elevándola un poco, se dirige a la asamblea
con las siguientes palabras)
M: Este es el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo. Felices los invitados al
banquete celestial.
T: Señor, no soy digno de que entres en mi casa, pero una palabra tuya bastará para sanarme.

M: El Señor nos bendiga, nos libre de todo mal, y nos lleva a la vida Eterna.
T: Amén.

(El ministro comulga primero, luego reparte la comunión a la asamblea. Al finalizar, guarda el
Santísimo Sacramento en el sagrario, lo saluda haciendo una genuflexión y se purifica las manos.
Es oportuno guardar silencio un momento.)

T: Jesucristo, Señor de la historia, te necesitamos. Nos sentimos heridos y agobiados.


Precisamos tu alivio y fortaleza. Queremos ser nación, una nación cuya identidad sea la pasión
por la verdad y el compromiso por el bien común. Danos la valentía de la libertad de los hijos de
Dios para amar a todos sin excluir a nadie, privilegiando a los pobres y perdonando a los que nos
ofenden, aborreciendo el odio y construyendo la paz. Concédenos la sabiduría del diálogo y la
alegría de la esperanza que no defrauda. Tú nos convocas. Aquí estamos, Señor, cercanos a
María, que desde Luján nos dice: ¡Argentina! ¡Canta y camina! Jesucristo, Señor de la historia, te
necesitamos. Amén.

M: Oremos. Señor, que en este admirable sacramento nos dejaste el memorial de tu


Pasión, concédenos venerar de tal manera los sagrados misterios de tu Cuerpo y de tu
Sangre, que podamos experimentar siempre en nosotros los frutos de tu redención. Tú que
vives y reinas por los siglos de los siglos.
T: Amén.

INVOCACIÓN PARA PEDIR LA BENDICIÓN DE DIOS.

M: Que nos bendiga y nos custodio el Señor omnipotente y misericordioso. El Padre, el


Hijo y el Espíritu Santo.
T: Amén.

M: Hermanos, de esta manera concluimos esta Celebración de la Palabra.


T: Demos gracias a Dios.

M: Nos consagramos a María: Bendita sea tu pureza…


GUIA PARA LA VISITA A LOS ENFERMOS

a) Saludo Inicial
En el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

b) Rito Penitencial
Reconozcamos nuestros pecados para recibir a Jesús. Pésame, Dios mío, me arrepiento de
todo corazón de haberte ofendido. Pésame por el infierno que merecí, por el cielo que perdí. Pero
mucho más me pesa porque pecando ofendí a un Dios tan bueno y tan grande como vos. Antes
querría haber muerto que haberte ofendido. Y propongo firmemente no pecar más, y evitar todo
ocasión próxima de pecado. Amén.

c) Liturgia de la Palabra
(Se puede leer el Evangelio del día o cualquier otra lectura bíblica que parezca oportuna)

d) Oración de los fieles y Padre nuestro


(Si se cree oportuno se pueden hacer algunas preces – Por el Papa, por la Iglesia, por las
familias, etc.-)
Rezamos como hermanos la oración que Jesús nos enseñó: Padre Nuestro…

e) Comunión
(El ministro abre la teca, y con la hostia elevada dice)
M: Este es el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo. Felices los invitados al
banquete celestial.
R: Señor, no soy digno de que entres en mi casa, pero una palabra tuya bastará para sanarme.

M: El cuerpo de Cristo
R: Amén.

(Después de la comunión se puede hacer alguna oración de acción de gracias)

f) Oración final
Rezamos a la Virgen: Dios te Salve, María…
ELEMENTOS PARA LA CELEBRACIÓN

Estos elementos
se colocan así
para la MISA