You are on page 1of 4

Encabezado: NECESIDADES HUMANAS EN LA COMUNIDAD 1

Necesidades Humanas dentro de la Comunidad

Abraham Bruno

Seminario Wesley en Indiana Wesley University

MISS - 600: La Iglesia Misional

11 de febrero de 2018.

Nota de autor

Director del Seminario Bíblico Juan Wesley en Norte Carolina.

Este trabajo se presenta para entender el tema de las necesidades humanas dentro de la

comunidad, y lo que está haciendo la iglesia para satisfacerlas.

Puede comunicarse al (336) 448 9268 o al e-mail abrajambh@hotmail.com


NECESIDADES HUMANAS EN LA COMUNIDAD 2

Las encuestas realizadas las resumo en el siguiente cuadro:

NECESIDADES POSIBLES SOLUCIONES


Salud La población hispana carece de acceso a un
seguro de salud. A veces hay ferias de salud, y algunas
iglesias ofrecen ayuda básica. Los beneficios se acortan
cada año.
Educación Hay mucho analfabetismo en adultos. Se
requiere que los padres sean educados específicamente
para ayudar a sus hijos en sus problemas emocionales.
También añadir educarlos en finanzas. (Cruz, 2014)
Redes Sociales El peligro de caer en el abuso infantil y juvenil.
El aborto Educación sexual en las iglesias.
Situación legal – Inmigración Promover una amnistía.

Los encuestados concuerdan que las necesidades económicas y laborales no son

prioritarias. La mayoría tiene lo suficiente para comer y dónde vivir. A todo viajero con

necesidades fisiológicas se les satisface con diversos programas que incluyen: comida,

consejería, asistencia médica, alojamiento (Whitesel, 2010). También hay abundante ayuda

para sus necesidades de seguridad (p.2). Sobre las necesidades de amor y aceptación Whitesel

escribe: A veces las iglesias experimentan con diferentes tácticas de ministerio, buscando a

ver cuál funciona. Estos experimentos pueden traer resultados trágicos. La iglesia no debería

experimentar con los viajeros necesitados, usándolos como conejillos de india para hacer

experimentos de ministerio. (P. 4).

Lo anterior es muy cierto porque muchas veces se ha caído en el peligro de usar las

necesidades fisiológicas, de seguridad y aun de amor y aceptación para ganar a los latinos

para Cristo. Dicen: Hay comida si vienes a la iglesia, te ayudamos económicamente si

perteneces a nuestro grupo. A causa de esto, muchos pastores se han dedicado a “servir a las

mesas” y han descuidado la oración y el ministerio de la Palabra (Hechos 6.4).

Estrictamente hablando, un pastor no es un ministro de la iglesia aun cuando él sea

ordenado por ese cuerpo. No es un ministro de una congregación local, aun cuando un

concilio supervise su trabajo y pague su salario. Un pastor es, antes que nada, un
NECESIDADES HUMANAS EN LA COMUNIDAD 3

ministro del evangelio de Cristo, porque Jesús lo envía a enseñar y a predicar las

Buenas Nuevas (Mt. 28:19–20). El pastor, entonces, es un siervo de la Palabra de

Dios… él deberá dedicarse completamente a la tarea de proclamar las buenas noticias

del evangelio. Debe cuidarse de las atracciones que quieran desviarle de su ministerio

(Kistemaker, 2007).

Se debe evitar experimentar con la gente (p. 5). La iglesia debe abrazar tanto la

urgencia de satisfacer las necesidades como la preparación para hacerlo bien (p.5). Nuestra

labor es amar a la gente. Es responsabilidad del Espíritu Santo cambiarlas (p.8). La pregunta

del millón está dada: ¿Cómo sabemos si estamos siendo efectivos en nuestro ministerio?

Whitesel da cuatro pautas (pp. 8-10). Yo me quedo con las dos primeras pues creo que

nuetsro objetivo principal es que la iglesia madure emocional y espiritualmente. El resto

puede esperar. Hace pocas semanas la Junta de la Iglesia le llamó la atención al pastor por

dedicarse excesivamente al cuidado de las “mesas”. Un miembro le dijo en plena reunión:

“Pastor, está mal administrando la iglesia. Sus predicas no nos satisfacen, no nos llenan, son

insípidas. Pasa la mayor parte de su tiempo recogiendo comida para gente que ni siquiera

viene a la iglesia para agradecer. No le estamos pagando por eso”.

La verdad en mi entorno es que muchos latinos se aprovechan de los beneficios

materiales que ofrecen las iglesias. Cuando vas a sus casas encuentras que toda la familia

tiene celular último modelo. Tienen televisores en cada cuarto. Manejan autos de 8 cilindros.

Los víveres que se les da gratis, los venden. Así que la ayuda material que reciben de las

iglesias lo usan para comodidades tecnológicas. Por otro lado, muchos de ellos no saben

manejar sus finanzas y por ello no aportan a las iglesias, y siempre se están prestando. Si los

pastores no se preocupan porque los miembros sean emocionales y maduros espiritualmente

en primer lugar, el resto que se haga es pérdida de tiempo y esfuerzos diluidos.


NECESIDADES HUMANAS EN LA COMUNIDAD 4

Referencias

Cruz, I. (29 de abril de 2014). Los migrantes latinos en Estados Unidos: uno de cada tres son

vulnerables. Obtenido de El Financiero:

http://www.elfinanciero.com.mx/opinion/isabel-cruz/los-migrantes-latinos-en-

estados-unidos-uno-de-cada-tres-son-vulnerables

Kistemaker, S. J. (2007). Comentario al Nuevo Testamento: Hechos. Grand Rapids: Libros

Desafío.

Whitesel, B. (2010). Viajeros Sin Conocimiento de las Buenas Nuevas. En B. Whitesel,

Waypoints: Navigating Your Spiritual Journey. Nashville: Abigdon.