You are on page 1of 12

TEMA 33 Métodos y técnicas de trabajo intelectual y su desarrollo en Primaria y en Secundaria:

principios generales y aplicación en áreas o ámbitos específicos.

INTRODUCCIÓN

Las técnicas de estudio son un conjunto de estrategias y recursos de


naturaleza cognitiva que surgieron en torno a los años 60, con el fin de
aumentar el rendimiento escolar de los alumnos, especialmente en lo referente
a la interiorización de los conocimientos y contenidos de las distintas materias
escolares. Distintas investigaciones vinieron a confirmar que el bajo
rendimiento escolar de algunos alumnos se debía en gran parte, no tanto a
factores de tipo metodológico o incluso de capacidad de dichos alumnos, sino
que éstos muchas veces no habían sido capaces de desarrollar buenos hábitos
de trabajo intelectual, de manera que el tiempo que empleaban para estudiar
las distintas materias escolares no era aprovechado al máximo.

Las técnicas de estudio parten del supuesto que la asimilación, interiorización y


memorización son capacidades que se pueden aumentar considerablemente
cuando las condiciones, tanto físicas (en- torno) como psíquicas (inherentes
al propio sujeto), que inciden sobre ellas, son óptimas. Por tanto, el trabajo
intelectual puede incrementarse notablemente si el alumno aprende a
rentabilizar dichas condiciones.

Existen en la actualidad, múltiples y diversas técnicas de estudio, todas ellas


encaminadas a desarrollar e incrementar cada uno de los procesos que
intervienen en el aprendizaje. Todas ellas tienen en común que el estudiar es
una forma precisa de aprender. Por tanto, todas ellas desarrollarán distintas
estrategias para favorecer el estudio y, por tanto, el aprendizaje; las técnicas de
estudio enfatizan y subrayan el papel tanto del estudio en sí, como del método
desarrollado. De todos estos aspectos trataremos de ocuparnos a lo largo
del tema.

1 Métodos y técnicas de trabajo intelectual y su desarrollo en Primaria y


en Secundaria: principios generales y aplicación en áreas o ámbitos
específicos.

Aclaración conceptual

1
TEMA 33 Métodos y técnicas de trabajo intelectual y su desarrollo en Primaria y en Secundaria:
principios generales y aplicación en áreas o ámbitos específicos.

En este ámbito que abordamos es necesario delimitar conceptualmente


algunos de los términos que muchas veces suelen confundirse o utilizarse de
manera inadecuada.

Aprendizaje y estrategias de aprendizaje

El aprendizaje

Tomando la definición conductista que ofrece Tarpy (1991) «el aprendizaje es


la adquisición de expectativas basadas en pautas de estímulos y efectos de las
respuestas, que permiten al animal actuar de un modo adaptativo». De acuerdo
con este autor, el aprendizaje permite anticipar hechos futuros, conlleva la
adquisición de expectativas para permitirnos afrontar la incertidumbre y actuar
adaptativamente en un mundo cambiante. Desde el estructuralismo cognitivo,
representado por autores como Piaget, Vygotsky y Ausubel, entre otros,
aprender es reestructurar las propias teorías o estructuras de conocimiento,
siendo la reestructuración el proceso por el que de una estructura más simple
surge otra más compleja (Pozo, 1994).

Las estrategias de aprendizaje

Aunque este término ya ha sido abordado en profundidad en temas anteriores,


podemos decir que las estrategias de aprendizaje son un plan que recoge una
serie de técnicas que el sujeto para hacer más eficaz y rápido su rendimiento.

El dominio de las estrategias de aprendizaje posibilita al alumno la planificación


y organización de sus propias actividades de aprendizaje.

Estas actividades o procedimientos que forman parte de las estrategias


constituyen, precisamente, lo que se ha denominado técnicas o hábitos de
estudio. Si bien el uso de una estrategia requiere el dominio de las técnicas que
la componen, una estrategia de aprendizaje no puede reducirse simplemente a
una serie de técnicas. Ésta es una de las principales críticas que han recibido
las técnicas de estudio, la de limitarse a ser un mero conjunto de actividades
aplicadas de manera mecánica, sin que el alumno requiera poner conciencia en
lo que está haciendo.

2
TEMA 33 Métodos y técnicas de trabajo intelectual y su desarrollo en Primaria y en Secundaria:
principios generales y aplicación en áreas o ámbitos específicos.

Se requiere, además, un cierto grado de metacognición o conocimiento sobre


el propio funcionamiento psicológico, en este caso sobre el propio
aprendizaje. La metacognición es necesaria para que el alumno sea capaz de
hacer un uso estratégico de sus habilidades.

Hay muchas clasificaciones de estrategias pero todas ellas vienen a coincidir


en la existencia de dos extremos que quedan resumidos por los enfoques
superficial y profundo, que se corresponderían a su vez con dos concepciones
clásicas en la Psicología del aprendizaje:

 Aprendizaje asociativo, basado en la repetición, externamente


definido y organizado.
 Aprendizaje constructivo, que busca un significado personal, basado
en la integración, la comparación y la relación conceptual jerárquica y
que tiene una orientación interna.

Estudio y técnicas de estudio

El estudio

El estudio es una «actitud personal, consciente y voluntaria que pone en


funcionamiento todas las capacidades intelectuales con el fin de comprender,
conocer, analizar, sintetizar y aplicar aquellos datos, técnicas, relaciones,
problemas, principios y teorías que ayudan al sujeto en su formación"(De la
Torre, 1976).

El estudio implica, por tanto, la intervención de la metacognición o conciencia


de los propios actos mentales y que Flavell (1976) define como «el
conocimiento concerniente a los procesos y productos cognitivos o a todo lo
relacionado con ellos (por ejemplo, saber que es más fácil reconocer que
recordar, detectar las propiedades de la información, identificar los datos
relevantes para el aprendizaje, etc.)».

3
TEMA 33 Métodos y técnicas de trabajo intelectual y su desarrollo en Primaria y en Secundaria:
principios generales y aplicación en áreas o ámbitos específicos.

Las técnicas de estudio

Las técnicas de estudio parten del hecho de que en la realización del trabajo de
tipo intelectual que se desarrolla durante el estudio de las materias escolares
intervienen una serie de técnicas, de estrategias cognitivas, instrumentos de
trabajo y de características personales (físicas y psíquicas), las cuales
aprendemos a utilizar de forma más o menos eficaz. Estas características son,
entre otras, la salud, la atención o la motivación.

Existen en la actualidad muchas propuestas metodológicas que intentan


aportar distintos enfoques y que van a considerar un conjunto de variables que
cobrarán mayor o menor importancia, dependiendo del modelo de aprendizaje
del cual se parte, aunque todas ellas suelen subrayar la importancia de:

 Unas condiciones fisiológicas y psíquicas (personalidad, emoción,


autoconcepto, motivación) propias del sujeto que estudia.
 Unos factores inherentes al estudio en sí mismo: ambientales,
temporales, personales.
 Unas determinadas técnicas de estudio.
 Un uso y manejo de materiales de apoyo.
 Unos factores de riesgo: dificultades de aprendizaje.

La importancia de un buen método de estudio está también impulsada por la


psicología cognitiva, que propone partir de las cuatro fases inherentes al
modelo del procesamiento de la información. Estas fases, según Arraz López,
son:

 Fase de recogida de la información: donde la lectura se convierte en la


técnica base de la actividad.
 Fase de elaboración o procesamiento de la información: la técnica del
subrayado cobra especial importancia, al igual que la capacidad de
extraer aprendizajes significativos, es decir, relacionar la información
extraída a partir de la lectura con los aprendizajes realizados
anteriormente.

4
TEMA 33 Métodos y técnicas de trabajo intelectual y su desarrollo en Primaria y en Secundaria:
principios generales y aplicación en áreas o ámbitos específicos.

 Fase de salida de la información: las técnicas más recomendables son el


esquema y el resumen, y cobran especial importancia las destrezas en
la expresión oral y escrita.
 Fase de almacenamiento de la información: la memoria y la capacidad
de análisis y síntesis se eligen como los recursos más importantes.

Estas variables, además, van a verse incrementadas o desestimadas a partir


de la etapa educativa en que se encuentre el alumno, del momento evolutivo
del mismo y del estilo de enseñanza que desarrolle el profesor en cada una de
las áreas de aprendizaje.

Críticas a las técnicas de estudio

Nisbet y Shucksmith apuntan algunos puntos débiles de las técnicas de


estudio:

 Carencia de base teórica y desconexión respecto a las aportaciones


recientes de la psicología cognitiva.
 Falta de evidencia empírica y de análisis crítico de sus presupuestos.
 Inadecuación respecto a las necesidades de los alumnos.
 Subordinación a las exigencias más perentorias del sistema escolar.
 Aplicación demasiado tardía.

Las insuficiencias teóricas y la descontextualización tanto del marco conceptual


como de las circunstancias concretas de quienes deben adquirirlas son dos de
las críticas que se han dirigido con razón a una habitual aplicación de las
técnicas de estudio.

Otro punto crítico se refiere a la simplificación o reduccionismo a que ha


conducido su divulgación, apoyado a veces en falsas oposiciones. La más
socorrida es la que enfrenta aprendizaje memorístico a aprendizaje
comprensivo, contenidos a procesos y destrezas, y que sacrifica los primeros a
los segundos. Sin embargo, como observa Wheeler (1967) no hay que perder
de vista que «la acción sin conocimientos puede no ser ni deseable ni eficaz» y
«el conocimiento sin acción es estéril».

5
TEMA 33 Métodos y técnicas de trabajo intelectual y su desarrollo en Primaria y en Secundaria:
principios generales y aplicación en áreas o ámbitos específicos.

2 El desarrollo de las técnicas de estudio en Primaria y Secundaria

Primaria

El desarrollo de las técnicas de estudio en la enseñanza primaria, tendrá como


característica general el enfoque globalizador que define a nivel metodológico,
a su vez, a toda la etapa. De esta manera, las técnicas de estudio se
desarrollan en contextos de aprendizaje que favorecen su funcionalidad, desde
todas las áreas curriculares y no sólo desde alguna de ellas.

Primer y segundo curso

Los dos primeros cursos de la Educación Primaria (6-8 años), las técnicas de
estudio, de acuerdo con las orientaciones y prescripciones del currículo, se van
a ir desarrollando con el fin de que todos los alumnos alcancen aquellas
estrategias cognitivas que les permitan:

 Una buena adquisición del lenguaje oral y escrito.


 Una buena iniciación a la comprensión lectora.
 Un uso y manejo de los materiales de aula, así como de distintas fuentes
de información.
 Una adquisición de las bases de las técnicas instrumentales:
o Esquema corporal.
o Referentes espacio-temporales básicos
o Procesos de análisis y síntesis.
o Memoria remota e inmediata.
o Organización del espacio gráfico.
o Construcción de frases escritas.
o Inicio de la redacción.
o Idea principal, ideas secundarias.
o Concentración de la atención en relación a la duración de la tarea.
o Uso y manejo de su propio material.

6
TEMA 33 Métodos y técnicas de trabajo intelectual y su desarrollo en Primaria y en Secundaria:
principios generales y aplicación en áreas o ámbitos específicos.

Tercer y cuarto curso

El desarrollo de las técnicas de estudio en este período tendrá como objetivos:

 Lograr una buena interiorización de las técnicas instrumentales: lecto-


escritura.
 Afianzar un buen hábito de trabajo individual con los siguientes
elementos:
- Períodos de atención cada vez más largos.
- Uso y manejo de material de consulta: atlas, enciclopedias, diccionarios,
calculadoras, ordenadores, etc.
- recesos de resolución de dudas.
 Iniciación en las técnicas de trabajo intelectual: observación, reflexión y
síntesis, tanto en grupo como individualmente.
 Iniciación en las técnicas de estudio propiamente dichas, que implican:
- Velocidad lectora.
- Lectura rápida.
- Técnicas de subrayado.
- Realización de esquemas.
- Realización de resúmenes.
- Manejo de ficheros.

Quinto y sexto curso

Los objetivos referidos a las técnicas de estudio para este periodo serán:

 Afianzar los objetivos propuestos en la etapa anterior.


 Desarrollar el empleo de estrategias e instrumentos de trabajo más
relacionados con cada materia de conocimiento. Por ejemplo: los
esquemas, los árboles genealógicos, las gráficas, los diagramas, etc.
 Afianzar los métodos de trabajo individual.
 Desarrollar las situaciones grupales de aprendizaje.
 Iniciarse en la comunicación en grupos grandes.

7
TEMA 33 Métodos y técnicas de trabajo intelectual y su desarrollo en Primaria y en Secundaria:
principios generales y aplicación en áreas o ámbitos específicos.

 Desarrollar el uso de las técnicas instrumentales, especialmente la


lectura en su dimensión más significativa.
 Respetar las opiniones ajenas.
 Participar activamente en los debates.
 Tomar conciencia de la forma en que se organizan los estudios y de la
efectividad de sus planes de trabajo.

Metodología

La metodología que se seguirá en cada una de las etapas partirá del currículo
prescriptivo, que propone:

 Conceder prioridad al trabajo práctico y mental.


 Utilizar frecuentemente las situaciones de aprendizaje grupal que
favorezcan los intercambios, la discusión y la reflexión sobre las
experiencias propias.
 Utilizar distintos ámbitos de experiencia de los alumnos, tanto escolares
como extraescolares, como fuente complementaria de la experiencia.

Secundaria

A lo largo de esta etapa, como característica principal, las técnicas de estudio


van a estar centradas en el perfeccionamiento del método de estudio, así como
en su adecuación a cada una de las materias específicas.

De las capacidades que el currículo propone para desarrollar durante esta


etapa educativa, se recoge:

 El uso de códigos y modos de representación diferentes.


 La formulación de hipótesis.
 La observación controlada.
 La elaboración de explicaciones y teorías más o menos estructuradas.
 La explicación y predicción de hechos.
 La interpretación y producción de mensajes.
 El desarrollo de hábitos creativos.

8
TEMA 33 Métodos y técnicas de trabajo intelectual y su desarrollo en Primaria y en Secundaria:
principios generales y aplicación en áreas o ámbitos específicos.

 La realización de esquemas.
 La realización de murales y pósters.
 La exposición y el coloquio.
 La documentación.
 La comprensión y valoración crítica de los instrumentos de trabajo.
 El manejo crítico de la información y el conocimiento de los medios que
la canalizan.
 La consolidación de las destrezas lingüísticas de comprensión y
expresión.
 La introducción a la reflexión sistemática y funcional sobre la propia
lengua.
 El fomento de la toma de soluciones ante situaciones nuevas.
 La aplicación de los conocimientos adquiridos a la solución de
situaciones prácticas.

Los principios generales y su aplicación en áreas o ámbitos específicos

Hemos visto en los dos apartados del tema tratados con anterioridad que
motivar y estimular para que los alumnos sean capaces de desarrollar buenas
técnicas y hábitos de estudio son objetivos que, planteados desde las
programaciones didácticas, van a mejorar los procesos de aprendizaje en
nuestros alumnos y, en definitiva, a incrementar la eficacia de nuestra acción
educativa.

De todo ello podremos extraer un conjunto de principios generales que, de


alguna manera, van a garantizar la eficacia de los mismos.

Principios generales

La introducción de las técnicas de estudio en el currículo ordinario ha de


realizarse desde las programaciones didácticas. Las técnicas de estudio, como
conjunto de hábitos que se han de adquirir englobados en el currículo, se
adecuarán a cada uno de los tres niveles de concreción propios del proceso
enseñanza-aprendizaje:

9
TEMA 33 Métodos y técnicas de trabajo intelectual y su desarrollo en Primaria y en Secundaria:
principios generales y aplicación en áreas o ámbitos específicos.

Los objetivos se reflejan de manera general en las programaciones didácticas y


se especificarán en las distintas áreas y ciclos. Por último, se incluirán en la
programación de aula, en la que cada profesor elabora las situaciones y
procesos de enseñanza-aprendizaje a partir de estas concreciones.

La metodología que se desarrollará será seleccionada, no tanto por los


modelos existentes, como en función de cómo el equipo de profesores en su
conjunto determine y configure los procesos de enseñanza-aprendizaje y de
cuáles son las estrategias cognitivas que más importancia adquieren dentro de
ellos.

Si las técnicas de estudio son susceptibles de englobarse dentro de cada uno


de los elementos curriculares básicos, será tarea del equipo de profesores del
centro el adecuarlas al qué, cómo y cuándo enseñar y evaluar.

 El qué enseñar se programará a partir del estilo de aprendizaje de los


alumnos.
 El cómo enseñar las técnicas de estudio se establecerá a partir de
criterios extraídos después del análisis minucioso acerca de cómo
esperamos que el alumno utilice tanto los soportes didácticos
disponibles en el centro, como los recursos materiales a su alcance.

Los criterios de evaluación, como cualquier otro elemento curricular, servirán


para mejorar los rendimientos del alumno en sus hábitos de estudio.

Es importante facilitar y asegurar que los alumnos puedan tener acceso a toda
una serie de materiales y recursos, especialmente si queremos lograr nuestro
objetivo: a una buena biblioteca, libros de consulta, revistas y artículos de
investigación, laboratorios, vídeos, enciclopedias, periódicos, museos,
excursiones y todos aquellos materiales que potencien un aprendizaje más
significativo y de acuerdo con sus propios intereses.

La organización del aula debe incluir aquel conjunto de materiales de distinto


tipo que aporten información sobre la realidad y permitan la realización de
experiencias varias.

10
TEMA 33 Métodos y técnicas de trabajo intelectual y su desarrollo en Primaria y en Secundaria:
principios generales y aplicación en áreas o ámbitos específicos.

Toda programación de técnicas de estudio, sea cual sea el nivel educativo al


que vaya destinada, partirá del nivel de adquisición de hábitos de estudio del
alumno, así como del dominio y grado de aprendizaje logrado respecto de
cada una de las tareas que llevan implícitas: rapidez y comprensión lectora,
riqueza de su área potencial de aprendizaje, destrezas en la realización de
esquemas, capacidad de síntesis y análisis.

Aplicación a áreas o ámbitos específicos

La aplicación de estos principios a ámbitos del conocimiento específico o áreas


de aprendizaje supone, desde un punto de vista organizativo, el siguiente modo
de funcionamiento:

 Las áreas de conocimiento del currículo estarán organizadas y


concretadas, para poder dar mejor respuesta tanto a las necesidades de
los alumnos como del profesorado. Esta organización supone un trabajo
de organización de los contenidos curriculares transversal, desde el
Primer curso de la Enseñanza Primaria hasta el último de la Secundaria.
Esto supone que todas las materias han de tener su propia
secuenciación. También se hace necesario que el profesorado analice
aquellas técnicas o estrategias cognitivas que cada contenido supone
para ser aprendido
 El tipo de técnicas de estudio que el grupo de profesores decida
proponer en sus programaciones didácticas ha de responder al modelo
de escuela y enseñanza que se pro- pone en el currículo prescriptivo.
 La introducción de las técnicas de estudio dentro de los elementos
curriculares básicos supone una serie de adecuaciones en cada uno de
los ámbitos de intervención educativa, desde:
- La contextualización de los objetivos.
- La metodología y las actividades.
- La evaluación.

Respecto a la relación que las técnicas de estudio tienen con cada una de las
materias de aprendizaje, el cuadro que recogemos a continuación es buen

11
TEMA 33 Métodos y técnicas de trabajo intelectual y su desarrollo en Primaria y en Secundaria:
principios generales y aplicación en áreas o ámbitos específicos.

resumen y a la vez modelo de análisis para seguir con cada tarea que se vea
relacionada con cualquiera de los ámbitos de aprendizaje susceptible de ser
incluida en las programaciones didácticas

CONCLUSIÓN

Una de las condiciones básicas para obtener un buen rendimiento


académico es adquirir y poner en práctica diferentes técnicas de estudio.
Para afianzar un método de estudio es necesario atender al desarrollo
evolutivo que se produce en cada una de las etapas educativas. Del mismo
modo es importante contar con una serie de condiciones a nivel físico y
psicológico que facilitan el estudio.

En el ámbito de la escuela, también se contempla la puesta en práctica de


estrategias en las programaciones didácticas y en las diferentes áreas
curriculares, así como en los planteamientos institucionales de la escuela.

BIBLIOGRAFÍA

Pérez, M. (1989): Enseñar a estudiar. Programación de técnicas de estudio en


Educación Básica y Enseñanzas Medias. Ed. Escuela Española.

Bernad, J.A. (1999): Estrategias de Aprendizaje. Madrid. Ed. Bruño.

Ayala, C.L. y Yuste, C. (2000): Progresint 31. Estrategias de regulación y


motivación para aprender. Nivel 4. ESO. Editorial CEPE. Madrid.

Monereo, C. Y Castelló,M. (19997): Las estrategias de aprendizaje. Cómo


incorporarlas a la práctica educativa. Barcelona. Ed. Edebé

12