You are on page 1of 8

GUIÓN TEATRAL

El altar de Don Carmelo

Personajes (conforme van apareciendo en escena)

 Mamá
 Rodolfito
 “Arti”
 Doña Concha
 La nieta Carmela
 La amiga Graciela
 Don Carmelo
 Carmelo joven
 El amigo Juan
 La novia de Juan, Lupita
 Concepción (Doña Concha de joven)

Escena 1

*Rodolfito, de 15 años, se prepara para ir a pedir dulces el día de Halloween con


sus amigos. Rodolfito ya está disfrazado, le pide permiso a su mamá y ésta se lo
niega, al menos que lo acompañe su hermano de 17 años, Artemio.*

(La mamá está sentada en la cocina chismeando en el Facebook; vestida toda


“fodonga”)

Mamá Jijo, ya está regrandote el hijo de mi comadre Tencha, y muy bonito. Le


comentaré la foto del Feis: “Que huapo está tu hijo comadre, que le distes para
que esté tan cachetón jijiji ay me saluda a mi compadre Arnulfo”. (Ligera pausa) Si
supiera los cuernotes que le pone con Doña Tere la de los tamales. (Tono
burlesco).

(Entra a la cocina su hijo de 15 años, Rodolfito, disfrazado para Halloween)

Rodolfito ’Má, ¿me puedo ir con mis cuates a pedir dulce o truco?

Mamá Ay mijo, ya sabes que esas cosas son del diablo.

Rodolfito  ¡Siempre sales con lo mismo! No pasa nada. Ándale, déjame ir.
Mamá A ver, bájale, ¡no me hables así que soy tu madre! A mí me respetas, yo
te llevé en mi vientre durante nueve meses. (Haciendo pucheros, melancólica) y
dime, ¿con quién vas a ir?

Rodolfito Pues con el “Rober”, el “Chino”, el “Victoriano” y el Alexander.

Mamá Ay no mi’jito, puro malandrín. (Con tono de preocupación) No, no, no, tú
no vas a ir a ningún lado.

Rodolfito Ándale má, ¡déjame ir! ¡Ándale, ándale! (hace berrinche)

Mamá  ¡Ya cállate! (agarra el matamoscas que tenía en la mesa y amenaza con
pegarle)

Rodolfito  ¡Ya jefa! Ya no digo nada. Chale. (Tono decepcionado)

(Entra el hijo de 17 años, Artemio, con celular en mano, con la cara pintada)

Artemio  ¡A ver, a ver! ¿Me podrían decir que tanto alboroto traen aquí? (con
tono fresa… es fresa xD) bueno, equis. Mami chula, preciosa, hermosa… me
prestas el carro para ir a una Halloween Costume, Drinks, Snacks, Boys and Girls
Party con mis amigos.

Mamá  ¿A qué? Ay estos niños y su inglish. No, Artem, no te lo presto… (Ligera


pausa) Es más, ni tenemos.

Artemio Ay no, ya le dije que no me gusta que me digan Artem… prefiero que
me digan Arti! (tono gay) ¿por qué me tocó ser el más jodido de mis cuates?
Bueno, ya me voy, chao.

Mamá  ¿A dónde crees que vas? Ni recogistes tu cuarto. Tú no vas a ningún


lado… Ah, ya sé, acompañarás a tu hermano a pedir truco o dulces, o como sea
que se diga.

Arti y Rodolfito No! No iré a ningún lado con este naco.

Mamá  ¡Ni modo! O lo acompañas o te quito ese celular hasta que no arregles tu
cuarto.

Arti No pues mejor lo acompaño. Ándale, vámonos, escuincle pulguiento este (le
da una naca – con cariño- e.e)

Mamá Ay no, que cosas con estos niños, mejor me voy a echar una pestañita un
rato antes de que llegue mi viejo y me vea toda fodonga.
Escena 2

*Arti y Rodolfito llegan a pedir dulce o truco con la vecina, Doña Concha viuda de
Rosas.*

Arti Por tu culpa no me dejaron ir a la fiesta, we. (Sigue siendo fresa)

Rodolfito Cállate, que no creas que a mí me gusta pasar tiempo contigo, “Artem”.
(Con tono de burla)

Arti  ¡Ya te dije que no me digas así! Dime Arti, por favors. (Con tono de gay)

Rodolfito Bueno, será el sereno, ya hay que llegar aquí con Doña Concha viuda
de Rosas.

(Tocan la puerta de la casa de Doña Concha) ¿Qué feo que se halla muerto Don
Carmelo hace unas semanas, no?

(Doña Concha aparece detrás de ellos con una escoba en mano; ellos no se dan
cuenta de esto)

Arti Sí, Don Carmelo Rosas. ¿Crees que tenga dulces la vieja?

Concha  ¡Vieja su abuela! (amenazando con golpear a los muchachos)

Arti  ¡Ay Yisus! ¡Me asustó! (tono gay) ¡Tranquis, Doña Conchis!

Rodolfito  ¡Dulce o truco! (grita exaltadamente extendiendo su bolsa para dulces)

Concha ¡A qué muchachitos y sus cosas del demonio! ¿Qué es eso de dulce o
truco? ¿Saben lo que se hacía en mis tiempos para conmemorar estas fechas?

Arti  ¡Ir al Jurassic Park y subirse a los dinosaurios para pasar un gran día en
familia! (con tono burlesco y riéndose)

Concha  ¡Escuincle malcriado! (Doña Concha amenaza con pegarle de nuevo


con las escoba) a ver, ¡pásense a la casa para mostrarles lo que se hacía en mis
tiempos!

(Salen los tres de escena)

Escena 3

*En la casa de Doña Concha, Arti y Rodolfito conocen los secretos de los altares
de muertos*.

(Entran y se acercan al altar de muertos)


Concha  ¿Cómo me está quedando muchachos? (con tono de orgullo y alegría)

Arti  ¡Órale! ¡Esto está padriuris, Doña Concha! Pero… ¿qué es?

Rodolfito  ¡Qué bruto! Queda claro que es… que es… pues estem, como se
llama esta cosa… (Se pasa la mano por la cara, el cabello) que es… que es… (Se
queda inmóvil, solo mueve los ojos) ¿Qué es, Doña Concha?

Concha  ¡¿Cómo que no saben!? Ash, es un altar de muertos.

Arti  (grita asustado y brinca como niñita) Aaaaaaah! D: ¡¿hay un muerto aquí!?

Concha Que ignorante eres mi’jito, cada vez salen peor estos chamaquitos. Mira,
esto funciona como un portal para que mi viejo chulo, Don José Alfredo de Jesús
Carmelo Rosas apodado “El Rifle”, me visite en esta noche.

Rodolfito A ver, ¿e-entonces es co-co-como un portal de fa-fa-fantasmas? (con


miedo)

Concha Prefiero decirle alma, mi’jito, pero así es, para eso es. Así mi viejo y yo
podremos pasar una noche juntos como en los viejos tiempos. (Con tono
melancólico)

Arti  ¡Aparte de bruja, golosa! (exclama Arti al público)

Concha  (lo agarra a escobazos) ¡ay escuincle del demonio! Bueno, les
explicaré. Los altares tienen distintos niveles.

Arti Ves Rodolfis, hasta en esto hay niveles. Pero éste está del uno, Doña
Concha, está bien chido.

Rodolfito Se refiere a niveles de altura, o sea como escalones, tarado.

(En eso entra la nieta de Doña Concha con su amiga)

Nieta  ¡Hola, abue! Vi la puerta abierta y me pasé. Mire, le presento a mi amiga


Graciela.

Concha Mucho gusto mi’jita, mira, ellos son los hijos de Doña Cuca, la costurera.
Les estoy explicando que es un altar.

Nieta Ah que bien, abuela. Hola, yo soy Carmelita.

Arti  ¡Órale, te llamas igual que el viejo éste!

Concha  ¡Ey, más respeto por mi viejito chulo!


Arti  ¡Ash, equis! A ver, continúe.

Concha Miren, el primer nivel digamos que sirve como un portal para que llegue
mi viejito. Le puse un vasito de agua para que no tenga sed cuando llegue.

(En eso entra un viejito a escena. Es Don Carmelo, se dirige al público; los demás
se congelan)

Carmelo Hola. No se preocupen, nadie de ellos me puede ver. No le digan a mi


viejita que la vine a visitar esta noche, por favor. Bueno, yo estaré aquí atrás
observando. Con permiso. (Sonriente se sitúa al lado de su viejita)

(Se reanuda lo de los demás personajes)

Rodolfito Wow, ¿y el segundo nivel, Doña Concha? ¿Por qué hay un rosario
ahí?

Concha Bueno, eso es para preparar a las almas del purgatorio para su viaje al
Cielo.

(Entran a escena unas almas; una de ellas con un cartel que dice “Al Cielo” y que
apunta al lado contrario al del que entraron; salen de escena)

Nieta Miren, en el tercer nivel están mis juguetes de cuando era niña. Estos son
para las almas de los niños del purgatorio.

(Entran en escena niños jugando con pelotas, yoyo, etc.; salen)

Concha En el cuarto nivel le coloqué jabón, agua y una toalla a mi viejito. Por si
llega cansado de su viaje.

Carmelo(al público) mi viejita sí que me conocía (melancólico)

Arti Oiga, Doña Concha. ¿Por qué en el quinto nivel están unos cigarros y una
Coca-Cola?

Concha A ver Carmelita, explícales a los muchachos en lo que voy a ver la olla
de los frijoles. Se me olvidó que los dejé en la lumbre. Ándale. Con permiso.

NietaBueno, a lo que recuerdo, cuando yo era niña, a mi abuelo le gustaba


sentarse afuera de la casa a fumar un cigarro y después se tomaba una Coca bien
fría.

Carmelo Ay que bonitos recuerdos (sigue melancólico)


Nieta En el sexto nivel… En el sexto nivel no recuerdo que iba… Al parecer no
ha terminado el altar mi abuelita. Es que ya está viejita y pues se le olvidan las
cosas.

Amiga Bueno, en mi casa tenemos un altar, y a lo que mi mamá dice, en este


nivel van fotografías del fallecido y algunos objetos personales.

Concha Así es, mi’jita. Ya vine. Por ahí están las fotos, Carmelita. ¿Podrías
colocarlas? Ya no alcanzo a esta edad.

Nieta  ¡Ah sí! Aquí están sus fotos, abuela. Creo que ésta es de recién que se
conocieron. (La coloca en el altar) Oiga, abuelita, en esta foto se ve muy joven mi
abuelo. ¿De cuándo es?

Concha  ¡Ay hija! (suspira) Es del día en que conocí a tu abuelo.

(Todos se congelan menos Don Carmelo; entra en escena una versión más joven
de Don Carmelo y va con un amigo)

Carmelo Joven Oye Juan, en verdad, mejor tú ve solo con Lupita, no quiero
hacer mal tercio.

Juan Tranquilo, Carmelo, Lupita dijo que invitó a una amiga suya para que
platiquen. Dice que es muy buena persona.

Carmelo Joven La verdad no sé. Me da pena.

(En eso entran dos muchachas. Son Lupita y su amiga, Concepción)

Lupita Hola, cariño, hola, Carmelo. Mira, Carmelo, te presento a mi amiga


Concepción. Creo que en verdad se la llevarían muy bien juntos. Deberían
platicar.

Concepción Hola Carmelo, mucho gusto. (Tímida)

Carmelo joven Ho-hola, Concepción. El gusto es mío.

(Se saludan de mano y se miran fijamente, sintiendo una conexión con tan solo
ese roce de sus manos; se congelan, mirándose a los ojos con una sonrisa
ambos)

Carmelo Ay qué bonito fue ese día, un 28 de marzo de 1960. ¿Quién dice que
no existe el amor a primera vista?.. Y sigue igual de bella mi Conchita (voltea a ver
a Doña Concha)
(Salen de escena Juan, Carmelo Joven, Lupita y Concepción; se coloca Don
Carmelo al lado de Doña Concha; se descongelan)

Arti ¡Qué padre, Doña Concha!

ConchaAsí es, Artem. Diga, Arti. No me vayas a armar uno de tus panchos
ahorita. Bueno, ahora pasamos al último nivel. Aquí se colocan flores de
Cempasúchil.

Rodolfito Jesús le ayude.

Concha  ¡Oh! Pues si no estornudé, chamaco. Así se llama la flor. Sólo que
ahorita no tengo, se me olvidó comprárselas a mi viejito. Ay no, esta enfermedad.
Bueno, ¿qué les pareció, mi’jitos?

Arti  ¡La neta está del uno, Doña Concha!

Rodolfito Sí, espero podamos hacer uno en la casa para el abuelo Francisco.

Amiga Pues aún es tiempo, si quieren Graciela y yo les ayudamos a hacer el


suyo.

Nieta Claro, amiga. Abuela, ahorita vengo, iré a ayudarles, ¿sí?

Concha Sí, mi’ja, no te apures, yo iré a descansar en mi silla, ya estoy muy


cansada. Me duelen los juanetes.

Arti Muchas gracias por enseñarnos todo sobre los altares, Doña Concha.
Estuvo padriurix. (Entusiasmado)

Rodolfito Sí, muchas gracias. Bueno, nos vamos. (Se retiran Arti y Graciela
platicando; se dirige Rodolfito a la nieta, todo coqueto) oye, y tú, ¿cómo decías
que te llamas? (voz de galán)

(Doña Concha observa esta conversación antes de sentarse)

Amiga  (se sonroja; tímida dice) yo me llamo Carmela. (Se tapa los ojos con el
cabello) gusto en conocerte.

Rodolfito El gusto es mío. (Tremendón el mushasho)

(Se retiran de escena platicando; Doña Concha se sienta)

Doña Concha  (suspira) Ah que jóvenes de estos días. No se hacen las cosas
como en mis tiempos, pero igual todos llegan a sentir ese cosquilleo en todo el
cuerpo. Ese cosquilleo llamado amor. (Cierra los ojos)
(Don Carmelo se acerca a ella)

Carmelo  (suspira) Ay mi Conchita, sigues siendo la mujer romántica que conocí


hace muchos años. Muy pronto nos veremos, cariño. Que descanses. (Le da un
beso en la frente; se dirige al público) gracias por quedarse a conocer un poco de
mi historia. Que pasen linda noche, y recuerden conmemorar la vida de sus seres
queridos que ya se adelantaron. Nosotros estamos bien, y nos sentimos mucho
mejor cuando no nos olvidan. Buena noche. (Se retira del escenario)

FIN