You are on page 1of 9

Axioma

A veces se compara a los axiomas con semillas, porque de ellas surge toda la
teoría de la cual son axiomas.
Un axioma es una proposición asumida dentro de un cuerpo teórico sobre la cual
descansan otros razonamientos y proposiciones deducidas de esas premisas.
Introducido originalmente por los matemáticos griegos del período helenístico,
el axioma se consideraba como una proposición «evidente» y que se aceptaba sin
requerir demostración previa. Posteriormente, en un sistema hipotético-
deductivo, un axioma era toda proposición no deducida de otras, sino que
constituye una regla general de pensamiento lógico (por oposición a
los postulados).1 Así en lógica y matemáticas, un axioma es sólo una premisa que
se asume, con independencia de que sea o no evidente, y que se usa para
demostrar otras proposiciones. Actualmente se busca qué consecuencias lógicas
comportan un conjunto de axiomas, y de hecho en algunos casos se opta por
introducir un axioma o bien su contrario, viendo que ninguna de las dos parece
una proposición evidente. Así, si tradicionalmente los axiomas se elegían de entre
«afirmaciones evidentes», con el objetivo de deducir el resto de proposiciones, en
la moderna teoría de modelos un axioma es sólo una asunción, y en modo alguno
se considera que la verdad o falsedad de los axiomas dependa del sentido intuitivo
que se le pueda atribuir, o se recurre a que puedan ser autoevidentes.
En lógica un postulado es una proposición no necesariamente evidente:
una fórmula bien formada (planteada) de un lenguaje formal utilizada en
una deducción para llegar a una conclusión.
En matemática se distinguen dos tipos de proposiciones: axiomas lógicos y
postulados.
AXIOMA EN EL DICCIONARIO FILOSOFICO
(Griego ἀξίωμα: proposición admitida.) Tesis (proposición) que en la
estructuración de una teoría científica se toma como inicial e indemostrable en la
teoría dada; de ella (o de un conjunto de proposiciones del mismo carácter) se
infieren todas las demás proposiciones de la teoría aplicando reglas de deducción
fijadas de antemano. Desde la Antigüedad clásica hasta mediados del siglo XIX, los
axiomas eran considerados como proposiciones que resultaban evidentes por
intuición o que eran apriorísticamente verdaderas, con la particularidad de que no
se tomaba en consideración el hecho de estar condicionadas por la actividad
práctica y cognoscitiva multisecular del hombre. Lenin escribió que la actividad
práctica del hombre tuvo que conducir miles y miles de veces la conciencia del
individuo a repetir distintas figuras lógicas para que tales figuras pudieran alcanzar
el significado de axiomas. La concepción moderna de método axiomático no postula
la evidencia apriorística del axioma. Los axiomas han de cumplir sólo un requisito:
de ellos, y sólo de ellos, han de deducirse todas las demás proposiciones de la teoría
dada. El problema relativo al carácter verdadero de los axiomas elegidos de este
modo se resuelve hallando las interpretaciones (Interpretación y modelo) del
sistema de que se trate: si tales interpretaciones se dan o, por lo menos, son
admisibles en principio, hay que considerar los axiomas como verdaderos
(compárese Postulado).
Diccionario filosófico · 1965:34-35
Qué es Axioma:
Los axiomas son verdades incuestionables universalmente válidas y evidentes,
que se utilizan a menudo como principios en la construcción de una teoría o como
base para una argumentación.
La palabra axioma deriva del sustantivo griego αξιωμα, que significa 'lo que parece
justo' o 'lo que se considera evidente, sin necesidad de demostración'. El término
viene del verbo griego αξιοειν (axioein), que significa 'valorar', que a su vez
procede de αξιος (axios): 'valioso', 'válido' o 'digno'.

Entre los filósofos griegos antiguos, un axioma era lo que parecía verdadero sin
necesidad de prueba alguna. En muchos contextos, axioma es sinónimo de
postulado, ley o principio.

Un sistema axiomático es el conjunto de axiomas que definen una determinada


teoría y que constituyen las verdades más simples de las cuales se demuestran los
nuevos resultados de esa teoría.

Los sistemas axiomáticos tienen un papel importante en las ciencias exactas,


sobre todo en matemáticas y en física, y los resultados demostrados en múltiples
teorías de estas ciencias generalmente se llaman teoremas o leyes.
Entre las diversas axiomáticas de la matemática y de la física ganaron notoriedad
los principios de Euclides en Geometría clásica, los axiomas de Peano en
Aritmética, las leyes de Newton en Mecánica clásica y los postulados de
Einstein en la Teoría de la relatividad.

Existen sistemas axiomáticos en muchas otras ciencias. Por ejemplo, en Teoría de


la comunicación, Paul Watzlawick y sus colegas presentaron los axiomas de la
comunicación, que definen los efectos conductuales de la comunicación humana.

Etimología
La palabra axioma proviene del sustantivo griego αξιωμα, que significa «lo que
parece justo» o, que se le considera evidente, sin necesidad de demostración. El
término viene del verbo griego αξιοειν (axioein), que significa «valorar», que a su
vez procede de αξιος (axios): «valioso» o «digno». Entre los filósofos griegos
antiguos, un axioma era lo que parecía verdadero sin necesidad de prueba alguna.

Legado helénico
Uno de los grandes frutos de los matemáticos griegos fue la reducción de asertos
matemáticos y teoremas, en forma racional y coherente, a una pequeña cantidad
de postulados o axiomas muy simples, los bien conocidos axiomas de la
geometría, o bien las reglas de la aritmética, que presiden relaciones entre unos
pocos objetos básicos, tales como los números enteros y los puntos geométricos.
Los objetos matemáticos se generaron como abstracciones o idealizaciones de la
realidad física. Los axiomas, ya sea aceptados como "evidentes" desde un punto
de vista filosófico o bien meramente como abrumadoramente plausibles, se
aceptan sin demostración; sobre ellos se ha erigido la cristalizada estructura de
las matemáticas.2

Lógica
Artículo principal: Lógica proposicional
La lógica del axioma es partir de una premisa calificada de verdadera por sí misma
(el axioma), y de ésta inferir otras proposiciones por medio del método deductivo,
de lo cual se obtienen conclusiones coherentes con el axioma. A partir de los
axiomas, y de reglas de inferencia, han de deducirse todas las demás
proposiciones de una teoría dada.
Axioma lógico
Los axiomas son ciertas fórmulas en un lenguaje formal que son universalmente
válidas, esto es fórmulas satisfechas por cualquier estructura y por cualquier
función variable. En términos coloquiales son enunciados verdaderos en cualquier
mundo posible, bajo cualquier interpretación posible, con cualquier asignación de
valores. Comúnmente se toma como axioma un conjunto mínimo
de tautologías suficientes para probar una teoría.
Ejemplo 1
En cálculo proposicional es común tomar como axiomas lógicos todas las fórmulas
siguientes:

1. donde , y pueden ser cualquier fórmula en el lenguaje.


Cada uno de estos patrones es un esquema de axiomas, una regla para generar un
número infinito de axiomas. Por ejemplo si p, q, y r son variables proposicionales,
entonces y son instancias del esquema 1 y por lo tanto son axiomas.
Puede probarse que, con solamente estos tres esquemas de axiomas y la regla de
inferencia modus ponens, todas las tautologías del cálculo proposicional son
demostrables. También se puede probar que ningún par de estos esquemas es
suficiente para demostrar todas las tautologías utilizando modus ponens. Este
conjunto de esquemas axiomáticos también se utiliza en el cálculo de predicados,
pero son necesarios más axiomas lógicos.
Ejemplo 2
Sea un lenguaje de primer orden. Para cada variable la fórmula es
universalmente válida.
Esto significa que, para cualquier símbolo variable , la fórmula puede
considerarse axioma. Para no incurrir en vaguedad o en una serie infinita de
«nociones primitivas», primero se necesita una idea de lo que se desea expresar
mediante , o definir un uso puramente formal y sintáctico del símbolo . De hecho
sucede esto en Lógica matemática.
Otro ejemplo interesante es el de «instanciación universal» mediante
el cuantificador universal. Para una fórmula en un lenguaje de primer orden , una
variable y un término sustituible por en , la fórmula es válida
universalmente.
En términos informales este ejemplo permite afirmar que si se sabe que cierta
propiedad se cumple para toda y que si es un objeto particular en la estructura,

se estaría en capacidad de afirmar .


De nuevo se afirma que la fórmula es válida. Esto es, se debe ser capaz de aportar
una prueba de este hecho, o -mejor expresado- una metaprueba. En efecto, estos
ejemplos son metateoremas de la teoría de lógica matemática, ya que la
referencia es meramente al concepto demostrativo en sí. Además se puede
extender a una generalización existencial utilizando el cuantificador existencial.
Esquema axiomático. Para una fórmula en un lenguaje de primer orden , una
variable y un término sustituible por en , la es universalmente válida.

Matemáticas
En matemáticas para que una afirmación sea considerada válida debe o bien estar
contenida dentro de una base de afirmaciones de partida, los denominados
axiomas, o debe poder demostrarse a partir de los mismos. Los axiomas son por
tanto los pilares fundamentales de toda rama de las matemáticas, y a partir de
ellos, mediante las demostraciones matemáticas, se deduce la veracidad de
cualquier afirmación.
Los axiomas serán, por tanto, afirmaciones que se aceptan como verdaderas y
que su veracidad no puede ser demostrada a partir de otros axiomas. Un axioma
no se caracteriza por si resulta una afirmación trivial o intuitiva, siendo el axioma
de elección un ejemplo de un axioma que no resulta trivial.
El otro tipo de afirmaciones a las que se hace referencia son los teoremas. Estas
afirmaciones deben ser demostradas usando los axiomas u otros teoremas ya
demostrados. Una consecuencia inmediata de un teorema se llamará corolario.
Muchas partes de la matemática están axiomatizadas, lo que significa que existe
un conjunto de axiomas de los cuales es posible deducir todas las verdades de esa
parte de la matemática. Por ejemplo, de los axiomas de Peano es posible deducir
todas las verdades de la aritmética (y por extensión, de otras partes de la
matemática).
El formalismo surgido como consecuencia de la crisis fundacional de principios
del siglo XX dio lugar al llamado programa de Hilbert. Dicho programa abogaba
por la formalización de diferentes ramas de las matemáticas mediante un conjunto
de axiomas explícitos, en general formulados en lenguajes formales de primer
orden. Eso significa que junto con los axiomas lógicos ordinarios de una teoría de
primer orden se introducían símbolos extralógicos (para constantes, funciones y
predicados) y ciertos axiomas matemáticos que usaban dichos signos que
restringían su comportamiento. Cada teoría matemática necesita un conjunto
diferente de signos extralógicos, por ejemplo la aritmética de primer orden
requiere la función «siguiente» y una constante que designe al primer de los
números naturales (a partir de esos dos signos nuevos una constante y una
función, son definibles la suma, la multiplicación, la relación de orden «menor o
igual» y todas las nociones necesarias para la aritmética).
El programa de Hilbert hizo concebir la posibilidad de unas matemáticas en que la
propia consistencia de axiomas escogidos fuera verificable de manera
relativamente simple. Sin embargo, el teorema de incompletitud de Gödel y otros
resultados mostraron la inviabilidad del programa de Hilbert para los fines con los
que fue propuesto.

Limitaciones de los sistemas axiomáticos


A mediados del siglo XX, Kurt Gödel demostró sus famosos teoremas de
incompletitud. Estos teoremas mostraban que, aunque un sistema de axiomas
recursivos estuvieran bien definidos y fueran consistentes, los sistemas
axiomáticos con esos sistemas de axiomas adolecen de limitaciones graves. Es
importante notar aquí la restricción de que el sistema de axiomas
sea recursivamente enumerable, es decir, que el conjunto de axiomas forme un
conjunto recursivamente enumerable dada una codificación o gödelización de los
mismos. Esa condición técnica se requiere ya que si el conjunto de axiomas no es
recursivo entonces la teoría ni siquiera será decidible.
Con esa restricción Gödel demostró, que si la teoría admite un modelo de cierta
complejidad siempre hay una proposición P verdadera pero no demostrable.
Gödel prueba que en cualquier sistema formal que incluya aritmética puede
generarse una proposición P mediante la cual se afirme que este enunciado no es
demostrable.

Teorema
Un teorema es una proposición que afirma una verdad demostrable.
En matemáticas, es toda proposición que partiendo de un supuesto (hipótesis),
afirma una racionabilidad (tesis) no evidente por sí misma.1
También puede decirse que un teorema es una fórmula bien formada que puede
ser demostrada dentro de un sistema formal, partiendo de axiomas u otros
teoremas. Demostrar teoremas es un asunto central en la lógica matemática. Los
teoremas también pueden ser expresados en lenguaje natural formalizado.
Los teoremas generalmente poseen un número de premisas que deben ser
enumeradas o aclaradas de antemano. La conclusión del teorema es una
afirmación lógica o matemática que es verdadera bajo las condiciones dadas. El
contenido informativo del teorema es la relación que existe entre las hipótesis y
la tesis o la conclusión.
Se llama corolario a una afirmación lógica que es consecuencia inmediata de un
teorema, pudiendo ser demostrada usando las propiedades del teorema de
referencia.
Un teorema requiere de un marco lógico; este marco consistirá en un conjunto de
axiomas (sistema axiomático) y un proceso de inferencia, el cual permite derivar
teoremas a partir de los axiomas y teoremas que han sido derivados pero no son
axiomas.
En lógica proposicional y de primer orden, cualquier afirmación demostrada se
denomina teorema. Más concretamente en lógica se llama demostración a una
secuencia finita de fórmulas bien formadas (fórmulas lógicas bien formadas)
F1,Fn, tales que cada Fi es o bien un axioma o bien un teorema que se sigue de dos
fórmulas anteriores Fj y Fk (tales que j<i y k<i) mediante una regla de deducción.
Dada una demostración como la anterior si el elemento final Fn no es un axioma
entonces es un teorema. Resumiendo lo anterior puede decirse formalmente, un
teorema es una fórmula bien formada, que no es un axioma, y que puede ser el
elemento final de alguna demostración, es decir, un teorema es una fórmula bien
formada para la cual existe una demostración.

Teoremas intervinculados
Siendo p y q dos proposiciones se obtienen los siguientes teoremas,
intercambiando la hipótesis con la conclusión y luego considerando las
negaciones de las proposiciones originales.
Teorema directo
p⇒q
Teorema recíproco q ⇒ p
Teorema inverso ¬p ⇒ ¬q
Teorema contrarrecíproco ¬q ⇒ ¬p3

Terminología en Matemáticas
En matemática una afirmación debe ser interesante o importante dentro de la
comunidad matemática para ser considerada un teorema. Las afirmaciones menos
importantes se denominan:

Lema: una afirmación que forma parte de un teorema más amplio. Algunas veces,
los lemas adquieren tanta importancia que se vuelven teoremas, como el lema de
Gauss y el lema de Zorn, por ejemplo. Estos, por sí mismos, son teoremas, aunque,
por razones históricas, la palabra lema permanece en su nombre.
Corolario: una afirmación que sigue inmediatamente a un teorema. Una
proposición A es un corolario de una proposición o teorema B si A puede ser
deducida sencillamente de B.
Proposición: una afirmación o resultado no asociado a ningún teorema en
particular.Muchos expertos usan proposición como sinónimo de teorema.
Conjetura o hipótesis, un enunciado matemático que se supone verdadero, aún no
demostrado . Como ejemplos, de larga data: la conjetura de Goldbach o la
hipótesis de Riemann.
Teoremas dentro de otras ciencias
Con frecuencia en física o economía algunas afirmaciones importantes que
pueden ser deducidas o justificadas a partir de otras afirmaciones o hipótesis
básicas se llaman comúnmente teoremas. Sin embargo, frecuentemente las áreas
de conocimiento donde aparecen esas afirmaciones con frecuencia no han sido
formalizadas adecuadamente en forma de sistema lógico por lo que estrictamente
debería usarse con cautela el término teorema para referirse a esas afirmaciones
demostrables o deducibles de supuestos «más básicos».

DEFINICON DE TEOREMA

Derivada del latín theorema, la palabra teorema consiste en una proposición que

puede ser demostrada de manera lógica a partir de un axioma o de otros teoremas

que fueron demostrados con anticipación. Este proceso de demostración se lleva

a cabo mediante ciertas reglas de inferencia.

El teorema, por lo tanto, puede ser descripto como una afirmación de importancia.

Existen otras de menor rango, como ocurre con el lema (que pertenece a un

teorema más largo), el corolario(que sigue de manera inmediata al teorema) o

la proposición (un resultado que no se encuentra asociado a ningún teorema en

específico).

Cabe destacar que, hasta que la afirmación no logra ser demostrada, se la define

como hipótesis o conjetura. De hecho, muchas veces toma muchos años, e incluso

décadas o más, dar con una comprobación convincente. En algunos casos,

cuando se trata de teoremas que describen situaciones imposibles de resolver sin

ayuda de la informática, dada su complejidad o que cubre un gran número de

combinaciones, las respuestas suelen ser muy cuestionadas, ya que se debe

confiar en un ordenador.
Uno de los teoremas más conocidos es el denominado Teorema de Tales, el cual

señala que, al marcar en un triángulo una línea que sea paralela a alguno de sus

lados, se da origen a un par de triángulos semejantes (es decir, dos figuras con

ángulos idénticos y lados proporcionales).

Otro teorema muy popular es el de Pitágoras, que indica que el cuadrado de la

hipotenusa (es decir, el lado de más longitud y que se opone al ángulo recto), en

un triángulo rectángulo, es idéntico a la suma de los cuadrados de los catetos (o

sea, el par de lados menores del triángulo rectángulo). Sus aplicaciones son

innumerables, tanto en el campo de las matemáticas como en la vida cotidiana.

De hecho, es uno de los teoremas más fáciles de utilizar y que puede resolver

muchos problemas sin necesidad de conocimientos técnicos o avanzados.

Realizar mediciones sobre superficies rectas, como ser pisos o paredes, es

mucho más sencillo que extender un metro desde un punto hasta otro trazando

una línea oblicua en el aire, especialmente si la distancia es tal que requiere de

varios pasos.

Supongamos que necesitamos conocer la

distancia entre el techo de un cobertizo y un punto en una pared que se encuentra

opuesta a él, para colocar un toldo. Una opción es extender el metro de un

extremo al otro, lo cual no resultaría muy cómodo; la otra, es medir los dos catetos

(el tramo existente entre ambas paredes y la diferencia en altura entre el techo y
el punto de la otra pared) y aplicar el teorema de Pitágoras, para obtener el

número exacto en cuestión de segundos.

Lejos del terreno popular, el teorema de cuatro colores establece que cualquier

mapa geográfico con regiones limítrofes puede ser pintado utilizando tan sólo

cuatro tonalidades diferentes, de manera tal que ningún par de zonas compartan

el mismo color. Este descubrimiento estuvo a cargo de un estudiante de

matemática y botánica llamado Francis Guthrie en el año 1852, y su veracidad fue

comprobada más de 100 años después, de la mano de dos científicos: Kenneth

Appel y Wolfgang Haken. A pesar de no ser de público conocimiento, este teorema

ha sido estudiado innumerables veces, y el hecho de requerir de un ordenador

para analizar su precisión ha sido motivo de controversias.

Por otra parte, “Teorema” es el nombre de una revista española especializada

en filosofía que fue fundada por el profesor Manuel Garridoen 1971. La publicación

se editó de manera ininterrumpida hasta 1986, y después volvió a editarse a partir

de 1996. En la actualidad, “Teorema”tiene una tirada cuatrimestral y, cada año,

presenta un suplemento titulado “Limbo”.