You are on page 1of 5

“Tsunamis”

En este video explicaremos lo que son los fenómenos geográficos, los tsunamis,
sus causas, consecuencias, el cinturón de fuego y aquellos tsunamis que han
impactado más a nuestro mundo, los sistemas de alerta y las indicaciones en
caso de tsunami.

Un fenómeno geográfico se produce cuando se originan cambios drásticos en


corto tiempo y de manera inesperada sobre la superficie terrestre, causando
alteraciones ambientales.

Por lo tanto, los tsunamis entran en los fenómenos geográficos físicos, ya que son
los cambios naturales ocasionados por la fuerza transformadora de la naturaleza.

Pero, ¿qué es un tsunami?

Un tsunami es una serie de olas procedentes del océano que envía grandes
oleadas de agua, que son causadas normalmente por grandes terremotos
submarinos en los bordes de la placa tectónica. Cuando el suelo del océano en
un borde de la placa se eleva o desciende de repente, desplaza el agua que hay
sobre él y la lanza en forma de olas ondulantes que se convertirán en un tsunami.
También pueden ser causados por deslizamientos de tierra subterráneos o
erupciones volcánicas.

La mayoría de los tsunamis, aproximadamente un 80%, se producen en el


Océano Pacífico, en el Cinturón de Fuego, un área geológicamente activa donde
los movimientos tectónicos hacen que los volcanes y terremotos sean habituales,
que está situado en las costas del océano Pacífico y que incluye a Chile,
Argentina, Bolivia, Perú, Ecuador, Colombia, Panamá, Costa Rica, Nicaragua, El
Salvador, Honduras, Guatemala, México, Estados Unidos, Canadá, luego dobla a
la altura de las islas Aleutianas y baja por las costas e islas de Rusia, Japón,
Taiwán, Filipinas, Indonesia, Papúa Nueva Guinea y Nueva Zelanda.

¿Cómo se forma un tsunami?

1.- Un sismo en el fondo del mar hace temblar la corteza terrestre.

2.- El temblor desplaza una masa de agua que asciende a la superficie.

3.- se forma una oscilación que se propaga bajo la superficie a gran velocidad. El
agua se retira de la orilla por un fenómeno de aspiración.

4.- Al acercarse a la costa, la onda forma olas gigantes.

Los tsunamis habitualmente se componen de una serie de olas, llamadas tren de


olas, por lo que su fuerza destructiva puede estar compuesta de olas sucesivas
que alcanzan la costa, como se puede ver en la animación del maremoto de
Japón 2011, realizada por el NOAA.

Los tsunamis más impactantes en la historia:

1.- El Terremoto y Tsunami del Océano Índico, 2004.

El mundo se sorprendió por el mortal tsunami que afectó a los países que rodean
el Océano Índico en el 2004.

El tsunami fue el más letal que jamás haya ocurrido, con una terrible cifra de
230.000 muertos, afectando a 14 países (el más afectado fue Indonesia, seguido
por Sri Lanka, India y Tailandia).

El masivo terremoto submarino tuvo una magnitud de 9,3, y provocó olas


mortales que llegaron a medir hasta 30 metros de altura. Los tsunamis inundaron
varias zonas costeras tan sólo 15 minutos más tarde y duró siete horas después
del sismo inicial. A pesar de tener horas para prepararse para el impacto de las
olas en algunos lugares, la falta de un sistema de alerta de tsunamis en el
Océano Índico llevó a que muchas zonas costeras densamente pobladas fueran
tomadas por sorpresa. Recaudo cerca de $ 14 mil millones de dólares en ayuda
humanitaria.

2.- El Terremoto y Tsunami de Tohoku, 2011.

Aunque todos los tsunamis son peligrosos, el tsunami que golpeó a Tohuku,
Japón, en el 2011, podría tener las peores consecuencias a largo plazo. El 11 de
marzo, se registraron olas de 10 metros de altura, después de un terremoto de
magnitud 9.0, aunque algunos informes dicen que las olas llegaron a medir hasta
40 metros de alturas, viajando casi 10 kilómetros tierra adentro.

Unos 125.000 edificios quedaron dañados o destruidos, la infraestructura del


transporte también fue golpeada duramente. Si bien, el alarmante número de
25.000 personas muertas o desaparecidas es suficientemente terrible, el tsunami
resultante también dañó la planta de energía nuclear de Fukushima, provocando
una crisis y un desastre en el nivel más alto de la escala internacional de Sucesos
Nucleares.

Todas las consecuencias de este desastre nuclear aún no están claras, pero la
radiación se ha detectado a más de 300 kilómetros desde la planta.
3.- El Terremoto y el Tsunami de Valdivia 1960.

En 1960, el mundo experimentó el terremoto más fuerte desde que comenzó a


registrar estos eventos. El 22 de mayo, el gran terremoto de Chile (magnitud 9,5)
comenzó en la costa sur del centro de Chile, causando una erupción volcánica y
un devastador tsunami. Olas de hasta 25 metros de altura azotó las áreas locales,
mientras que el tsunami se aceleró a toda velocidad a través del Pacífico, con la
primera ola golpeando en Hilo, Hawai alrededor de 15 horas después de que el
terremoto comenzó, matando a 61 personas. Siete horas más tarde, las olas
golpearon las costas de Japón, causando la muerte de 142 personas más. Se
estima que hasta 6.000 personas perdieron la vida debido al terremoto y el
tsunami.

4.- El Terremoto y Tsunami del Golfo Moro, 1976.

En las primeras horas del 16 de agosto de 1976, la pequeña isla de Mindanao en


Filipinas fue golpeada por un terremoto con una magnitud de al menos 7,9. El
terremoto causó un enorme tsunami que destruyó más de 433 metros desde la
costa, en donde los habitantes no estaban conscientes del peligro y de la
necesidad de escapar a tierras más altas. Miles de víctimas fueron absorbidas
hacia el mar.

En total, 5.000 personas perdieron la vida, con otros 2.200 desaparecidos, 9.500
heridos y más de 90.000 habitantes quedaron sin hogar. Ciudades y provincias de
toda la zona norte del Mar Célebes de Filipinas, quedaron devastadas por el
tsunami, con olas que llegaron a medir 5 metros de altura. Es considerado como
uno de los peores desastres naturales jamás ocurridos en dicho país.

5.- El Terremoto y el Tsunami de Papua Nueva Guinea, 1998.

No se esperaba que el terremoto de magnitud 7,0 que sacudió la costa norte de


Papua Nueva Guinea, el 17 de julio 1998, causara un tsunami tan devastador, sin
embargo, el terremoto provocó un gran derrumbe submarino, que a su vez
generó olas de hasta 15 metros de altura y un promedio de 10 metros de altura.
Cuando el tsunami golpeó la costa, causó al menos 2.183 muertes, más de 500
personas desaparecidas y unos 10.000 habitantes quedaron sin hogar.

Numerosos pueblos quedaron muy dañados, mientras que otros, como Arop y
Warapu, quedaron completamente destruidos.

Sistemas de alerta.

En México solo se encuentra un Sistema Nacional de Alerta de tsunamis (SINA).


¿Qué es un sistema de Alerta Sísmica?

Es un desarrollo tecnológico y de comunicación que tiene por objetivo notificar


sobre la ocurrencia de un sismo de gran magnitud y del arribo próximo de las
ondas sísmicas potencialmente destructivas a un centro urbano. Su principio de
operación se basa en la medición de temblores a través de una red de estaciones
de campo equipadas con instrumentos que registran movimientos del terreno
(usualmente acelerógrafos) y que tienen la posibilidad de detectar el inicio de un
sismo y valorar que se trata de uno de tamaño importante. Si la magnitud de
éste alcanza un cierto nivel prestablecido, se transmitirá una señal desde la
estación de campo hacia un centro de procesamiento de datos y, como resultado,
se emitirá una alerta para las poblaciones en riesgo.

Actualmente, el Sistema de Alerta Sísmica (SAS), operado por Centro de


Instrumentación y Registro Sísmico (CIRES) cubre la costa de Guerrero para
alertar a la ciudad de México y Toluca y así mantener su estabilidad.

El Sistema de Alerta Sísmica (SAS), sólo emite aviso de alerta cuando la energía
del sismo detectado por las estaciones de campo en Guerrero rebasa un umbral
de magnitud. Se cuenta con 12 estaciones con las que se realiza la emisión
automática de los avisos de alerta sísmica, que se difunden en el valle de México
y Toluca para anticipar la llegada del efecto del sismo en desarrollo.

El Sistema de Alerta Sísmica del estado de Oaxaca (SASO), cuenta 36 estaciones


sísmicas distribuidas en la costa, norte y centro del estado de Oaxaca. Su
objetivo es avisar a la estación en la capital del estado cuando la magnitud sea
mayor para así dar el aviso a la población.

El objetivo del Sistema Nacional de Alerta de Tsunamis consiste en operar un


sistema de detección, monitoreo y pronóstico que proporcione información
oportuna sobre la generación de tsunamis lejanos, regionales y locales que
puedan afectar las costas del territorio nacional y que permita evitar o reducir de
manera significativa la pérdida de vidas y bienes.

Indicaciones en caso de tsunami.

Si vive en la zona costera, infórmese si las autoridades tienen identificadas zonas


de inundación por tsunami.

• Revise si su casa se encuentra en una zona de inundación.

• Identifique las vías de evacuación, puntos de encuentro y las zonas sin riesgo
de inundación por tsunami.
• Guarde los documentos importantes en lugares altos o en contenedores
herméticos para evitar que se dañen.

• Defina y distinga muy claramente dónde están las llaves de la red de gas y
electricidad, por si existe la necesidad de cerrarlas en una evacuación.

Medidas de prevención de un tsunami

• Evacuar de forma inmediata. No intentar salvar tus pertenencias.

• Si recibe información oficial de alerta o alarma de tsunami u observa que se


recoge el mar, evacúe de inmediato.

• Mantenga la calma, evacuar a pie en el menor tiempo posible, hasta alcanzar la


zona libre de inundación por tsunami (30 metros de altura sobre el nivel del mar).

• Quedarse ahí hasta que las autoridades indiquen que es seguro regresar al
hogar. El arribo de las olas de un tsunami se puede prolongar hasta por 24 horas.

• Si no puede ir hacia un sector alto, sube a un piso superior o al techo de una


construcción sólida. Como último recurso, subirse a un árbol firme. Permanecer
ahí hasta que las autoridades le indiquen que es seguro volver.

• Alejarse de ríos.